Está en la página 1de 3

Países desarrollados y subdesarrollados

El mundo se divide entre países desarrollados y países subdesarrollados o


en vías de desarrollo, cuya división es muy utilizada en política y economía, la
cual ha pasado a ser una expresión común en los periódicos y otros medios de
comunicación.

En 1949, fue el presidente Truman, de los Estados Unidos, quien pronunció


un importante discurso donde hizo famosa la palabra desarrollo. Él estaba
explicando los planes para reconstruir el mundo después de los desastres de la
Segunda Guerra Mundial y dijo que la mayor parte del planeta estaba
subdesarrollado y que el desarrollo era la meta a la que debían aspirar todos
los países. La manera de alcanzarlo era lograr una mayor producción de
bienes de consumo y un mayor grado de civilización. Entonces ¿cuáles son
los países desarrollados actualmente?

El desarrollo de un país se mide con el índice de desarrollo humano (IDH),


un indicador elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el
Desarrollo (PNUD) basado en la esperanza de vida, la educación y la renta per
capita de cada país. En función de este índice, el PNUD elabora un ranking
con todos los países (participantes) ordenados por su desarrollo.

Según el último informe sobre Desarrollo Humano realizado por el PNUD


en el año 2014, los cinco países más desarrollados del mundo son: Noruega,
Australia, Suiza, Países bajos y los Estados Unidos.

A aquellos países que no pertenecen a este último grupo (un 80% de la


población mundial) se les llama, quizá eufemísticamente, países en vías de
desarrollo, países subdesarrollados, y países del segundo o tercer mundo.

El término tercer mundo fue acuñado por el economista francés Alfred


Sauvy en 1952, haciendo un paralelismo con el término francés tercer estado,
para designar a los países que no pertenecían a ninguno de los dos bloques que
estaban enfrentados en la Guerra Fría, el bloque occidental (Estados Unidos,
Europa Occidental, Japón, Canadá, Australia y sus aliados) y el bloque
comunista (Unión Soviética, Europa Oriental, China). Actualmente, el término
se utiliza, de manera poco precisa, para referirse a los países "en vías de
desarrollo", en contraste a los países desarrollados; en este último sentido
actual, el término es utilizado a veces para referirse en bloque a todos los
países no desarrollados, y a veces, para referirse sólo a los que registran los
peores índices de desarrollo humano y económico, tales como: República
Democrática del Congo, Níger, Burundi, Mozambique y Haití. Pero ¿Qué
hace a un país subdesarrollo o en vía de desarrollo?

Un país subdesarrollado es aquel suele tener problemas con su deuda


externa, problemas que llevan a crisis de deuda en las que interviene el Fondo
Monetario Internacional con sus "condicionalidades". Esa deuda ha sido
generada por mala gestión interna, pero también por presiones externas que
van desde el exceso de liquidez en bancos extranjeros a la generación de
dependencia política planificada (el libro de John Perkins, Confesiones de un
sicario económico). Las presiones para las "condicionalidades" vienen de
fuera (con apoyo interno, claro).

Un país subdesarrollado, sometido a dichas "condicionalidades", tiene que


reducir su gasto público, mejorar su balanza comercial (exportar más,
importar menos) y contener la inflación. Los efectos sociales de dichas
políticas son devastadores. Esta deuda internacional en muchos países pobres
es hoy en día tan enorme que deben dedicar gran parte de los rendimientos de
su economía a pagar simplemente los intereses de lo que deben.

Actualmente El Banco Mundial y la ONU (Organización de las Naciones


Unidas) promueven la ODM (Objetivos del desarrollo del milenio) que tiene
como objetivos: Erradicar la pobreza extrema y el hambre, Lograr la
enseñanza primaria universal, Promover la igualdad de género y el
empoderamiento de la mujer, Reducir la mortalidad infantil, Mejorar la salud
materna, Combatir el SIDA (VIH), la malaria (producida por el “mosquito
Anopheles”) y otrasenfermedades, Garantizar la sostenibilidad del medio
ambiente y Fomentar una alianza mundial para el desarrollo

Somos la primera generación que puede erradicar la pobreza. Existen


medios suficientes, tecnologías, desarrollo y capacidad para ello. Los
Objetivos de Desarrollo del Milenio son viables desde el punto de vista
técnico y económico, tan sólo exige voluntad política por parte de los Estados.
Pues nunca antes en la historia de la humanidad se tuvo la oportunidad que
tenemos en este momento para lograr que la pobreza pase a la historia, igual
que se logró abolir la esclavitud .Pero la pregunta es ¿QUÉ FALTA PARA
LOGRARLO? Falta VOLUNTAD POLÍTICA. Los gobiernos no responden
al movimiento popular que ya se ha manifestado en varias ocasiones. Existen
importantes movimientos populares como la del 07%, que consiste en que si
los países desarrollados destinaran tan sólo el 0,7% de sus economías se
lograría erradicar la pobreza.

Si estas diferencias no se empiezan a solucionar, cada vez se producirá un


aumento de estas mismas, dando lugar a más pobreza, más hambre, más
analfabetismo, etc. En definitiva, el valor de vida de estas personas será cada
vez mucho menor comparado con el de los países desarrollados.

Concluyendo, todos los gobiernos deberían preocuparse por temas de este


tipo, ya que la especie humana es una especie avanzada comparada con el
resto de especies del planeta y somos capaces de mover muchas cosas y
generar grandes cambios, como todos los nuevos progresos tecnológicos
generados en los últimos años. Si somos capaces de crear bombas, armas para
defendernos, etc. También debemos estar capacitados para ayudar a los más
necesitados, pues son seres de nuestra misma especie, que deben tener los
mimos derechos y libertades.