Está en la página 1de 2

FABRICACION DE ALEACIONES DE ALUMINIO

Procesos de obtención

Históricamente para la obtención de una aleación se mezclan los diversos elementos llevándolos a
temperaturas tales que sus componentes se fundan y dejando luego solidificar la solución líquida
formando una estructura granular cristalina apreciable a simple vista o con el microscopio óptico

La pulvimetalurgia desarrollada más recientemente, ha alcanzado gran importancia en la


preparación de aleaciones con características especiales. En este proceso, se preparan las
aleaciones mezclando los materiales secos en polvo, prensándolos a alta presión y calentándolos
después a temperaturas justo por debajo de sus puntos de fusión. El resultado es una aleación
sólida y homogénea. Los productos hechos en serie pueden prepararse por esta técnica
abaratando mucho su costo.

Otra técnica de aleación es la implantación de ion, que ha sido adaptada de los procesos utilizados
para fabricar chips de ordenadores o computadoras. Sobre los metales colocados en una cámara
de vacío, se disparan haces de iones de carbono, nitrógeno y otros elementos para producir una
capa de aleación fina y resistente sobre la superficie del metal. Bombardeando titanio con
nitrógeno, por ejemplo, se puede producir una aleación idónea para los implantes de prótesis

Las aleaciones se pueden clasificar en dos grandes grupos: aleaciones ferrosas y aleaciones no
ferrosas. Así pues:

1. Aleaciones ferrosas

. Base de la aleación : Fe

. Componentes secundarios: metales (por ejemplo: Mn, Ni, V, Cr, Co) No metales (por
ejemplo: C, P, Si, S)

2. Aleaciones no ferrosas

. Base de la aleación: Cu

Se emplean ampliamente en la industria debido a que presentan alta conductividad térmica y


eléctrica. Los ejemplos más significativos son:

El latón es una aleación de cobre en la que el cinc es un constituyente importante, el bronce es


una aleación de cobre que contiene estaño o algún otro elemento como fósforo o aluminio como
constituyente esencial.
· Base de la aleación: Al

Se utilizan en la fabricación de pomos. Dado que son aleaciones livianas pueden utilizarse en

construcción aeronáutica (duraluminio:95,5% Al, 3% Cu, 1% Mn, 0,5% Mg) y en fabricación de

barcos (hidronalio: 90% Al, 10% Mg) siendo además muy resistentes a la corrosión del agua de

mar.

Procesos de fusión

Los componentes se calientan en un horno a una temperatura superior a las de fusión, se logra
una mezcla homogénea y posteriormente se reduce la temperatura hasta que solidifican de
nuevo.

Electrólisis

Si el electrolito contiene en disolución cationes de los elementos que queremos alear, con el paso
de una corriente eléctrica dichos iones se depositarán sobre el cátodo.

Compresión

Mediante un proceso similar a la sinterización, se mezclan los materiales en forma de polvo o


virutas, se aumenta la presión y se calienta la mezcla hasta temperaturas inferiores a la de fusión.

Implantación de iones

El metal, colocado en una cámara de vacío, se disparan haces de iones de carbono, nitrógeno y
otros elementos para producir una capa de aleación fina y resistente sobre la superficie del metal.