Está en la página 1de 4

USAC

Universidad de San Carlos de Guatemala

Curso: Problemas Ecológicos.

Catedrático: Horacio Martínez

Tarea: Ensayo sobre el documental “Una Verdad Incómoda”.

Alumno: Isaac Ernesto Martínez Ramírez.

Carnet: 201480013.
Introducción:
La problemática constituida por el cambio climático, sus causas y consecuencias directas e
indirectas, forman el eje entorno al cual gira el documental titulado “Una Verdad Incómoda”
realizado por Albert Al Gore (Ex-candidato a la Presidencia de los Estados Unidos durante
las elecciones presidenciales del año 2000, así como también ganador del Premio Nobel de
la Paz en 2007 –por su actividad en favor de la concientización sobre los peligros del cambio
climático-). La forma de abordar en el documental, la problemática antes mencionada es
diversa, ya que se suceden tanto escenas cómicas como dramáticas y trágicas, por lo cual el
documental resulta entretenido y cumple con la función de brindar información vital sobre
los efectos negativos del cambio climático, sin que esta se convierta en una pesada carga
intelectual.

Argumentación:
El documental habla básicamente del cambio climático, y en él se expone además de las
consecuencias y efectos producidos por este, los prejuicios sostenidos por personas
destacadas (en política y economía) sobre las consecuencias inmediatas y a largo plazo que
puede traer así como las causas que están detrás de estos cambios bruscos en las temperaturas
(generalmente le atribuyen estos cambios a mecanismos naturales de la Tierra misma- es
decir, sin intervención antropogénica-). Ante este lamentable estado de desconocimiento, Al
Gore nos dice que “la parte más vulnerable de nuestro sistema ecológico es la atmósfera” y
que su vulnerabilidad proviene de su extrema delgadez, y que debido a esta delgadez de la
atmósfera, los seres humanos pueden cambiar su composición. Luego Al Gore brinda una
explicación sobre el origen del calentamiento global, que podríamos resumir (modificando
mínimamente sus palabras) de esta manera: La radiación del Sol llega en forma de ondas de
luz a la Tierra, parte de esta radiación es absorbida y calienta la Tierra, mientras otra parte
sale al espacio en forma de radiación infrarroja, pero una parte de esta radiación infrarroja es
atrapada y retenida por una capa de la atmosfera (lo cual contribuye bajo el ciclo natural, a
mantener una temperatura constante y apta para la vida) pero como resultado de la
contaminación ambiental (especialmente por los gases de efecto invernadero, tales como el
dióxido de carbono y el dióxido de azufre) la atmósfera se torna más gruesa y sucede los
mismo con la capa que retiene la radiación infrarroja lo cual ocasiona que más de esta
radiación quede atrapada (calentando la atmósfera a nivel global). Sigue luego unos detalles
de la vida universitario de Al Gore y de la influencia que tuvo Roger Revell (uno de los
primeros científicos en proponer la medición del dióxido de carbono en la atmósfera –y que
fue también su profesor en la universidad-) sobre su formación intelectual, al estudiar este
científico (con ayuda de Charles Keeling) los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera,
se dio cuenta de un patrón (tras varios años de estudio y medición) que se venía sucediendo
(el aumento al correr de los años de las emisiones de dióxido de carbono) y que señalaba un
horizonte bastante peligroso sino se realizaban cambios que tendieran a mitigarlo; mostrando
a su vez las conexiones entre los cambios ocurridos en la civilización moderna y el patrón
antes mencionado (Al Gore se centra después en una interrogante que le hizo a su maestro,
sobre porque descendía y ascendía –con mayor rapidez- ese patrón cada año). Siguen luego
impactantes imágenes sobre el proceso de derretimiento de los glaciares ubicados en las
cordilleras montañosas.
Sobre las posibilidades de que el calentamiento global actual sea un fenómeno cíclico (como
afirman algunos escépticos) se demuestra que esta conclusión no es cierta (en base a estudios
científicos realizado en la Antártida – se meten taladros saca núcleos sobre el espeso hielo y
se le recolecta y estudia, y en virtud a las burbujas de la atmosfera atrapadas en el hielo se
logra medir el dióxido de carbono que había en la atmosfera el año en que cayó la nieve, y
de este modo se contribuye a determinar la temperatura de hasta centenas de miles de años-
). El calentamiento global también produce que los océanos se calienten, y a mayor calor en
ellos, tormentas y huracanes más poderosos y destructivos. En cuanto a las grandes masas de
hielo ubicadas en el norte y en el sur, también se están derritiendo por el efecto del
calentamiento de los Océanos Ártico y Antártico respectivamente (si todo el hielo de la
Antártida se derritiera, el nivel del mar aumentaría en seis metros, y algo similar ocurriría si
el hielo de Groenlandia se derritiera, lo cual significaría que muchas de las actuales ciudades
costeras dejarían de existir). Además de que el calentamiento global es a su vez el detonante
de una abundancia de plagas que cumplen un papel negativo para diversos ecosistemas (al
verse contrarrestados los factores naturales que causaban su eliminación o al introducirse
especies invasivas que afectan de sobremanera el equilibrio de los ecosistemas –al tener las
especies nativas que competir ante otras que poseen características biológicas que les brindan
mayor capacidad para adaptarse al medio) y para la salud de los seres humanos (un ejemplo
pueden ser los mosquitos, que ante la desaparición del clima templado o frío en varias
ciudades localizadas a mediana o gran altitud, avanzan sobre ellas al destruirse las barreras
naturales que les tapaban su avance –en este caso el clima frío-).

Conclusiones:
El desarrollo de la actividad industrial basada en la producción y consumo crecientes de
combustibles fósiles es el principal factor que ha desencadenado el calentamiento global
actual, por lo tanto para el estudio de este último es necesario no solo considerarlo como un
problema ecológico sino también histórico ya que concierne a nosotros los seres humanos
buscarle una solución (pues también han sido factores antropogénicos los que lo han hecho
nacer), sino queremos que catástrofes naturales lleguen a abatirnos como especie (en el
escenario más pesimista posible) o que alcancen a matar a millones de seres humanos
(escenario igualmente pesimista pero que refiere a una diferencia cuantitativa –ya que
implica menos muertes- y cualitativa –debido a que no significa la extinción completa de la
humanidad- con respecto al anterior). Cabe también interrogarse sobre el papel que
desempeñan las corporaciones transnacionales del petróleo –y de otros combustibles fósiles-
en la defensa de sus intereses económicos, especialmente porque el uso de energías
alternativas iría en contra de sus ganancias, e igualmente no podemos obviar que en la
sociedad capitalista es en la que se ha puesto a la naturaleza en peligro (recordando también
los problemas ecológicos sufridos en la URSS, como el desecamiento del Mar Aral a causa
de su sobreexplotación para la industria agrícola) por guiarse únicamente por el incentivo
del lucro y la ganancia fácil en el menor espacio de tiempo posible, sin tomar en cuenta las
consecuencias nefastas que pueden desprenderse de una sobreexplotación irracional de los
recursos naturales renovables y no renovables. Bajo la egida del lucro privado en la sociedad
capitalista, se talan bosques y selvas para convertir la tierra en pastizales (que alimentan al
ganado de los terratenientes) o en inmensos campos de monocultivo de caña de azúcar, o
simplemente para que alguna empresa privada pueda conseguir maderas preciosas con las
cuales obtener ganancias. No se trata tampoco de que el hombre no haga uso de los más
diversos recursos naturales sino que planifique racionalmente su explotación y que desarrolle
nuevas tecnologías que permitan evitar su sobreexplotación y despilfarro, así como procure
inventar y desarrollar tecnologías que no contaminen el medio ambiente.