Está en la página 1de 4

Pastoral de Adultos.

Ministerios a cargo:

Hombres de Valor

Director: Jesman Ramos

Mujeres Virtuosas.

Directora: Noreidi de Ramos

Familia.

Directores: Omar Castro y María Eloísa de Castro

Adoración

Directores: Pedro Almeida y Yohana de Almeida

Sonido y Multimedia

Directora: Virginia Malpica

Protocolo:

Director: Argenis Sánchez

Ancianos:

Intercesión.
Propuesta de la Pastoral de Adultos para la constitución del Ministerio de Familia.

¿Qué es un ministerio?

Ministerio= Servicio

“Ministerio es personas cubriendo las necesidades de otras personas. El ministerio cristiano son
cristianos cubriendo las necesidades de otras personas en el nombre de Cristo y por la gracia de Su
Espíritu. Y el ministerio efectivo es aquel que es energizado, no por la necesidad institucional, sino
por los impulsos del amor y por un deseo de servir al Señor al servir a otros.” Phillip Lancaster.

La Familia como centro de un ministerio.

Dios ha diseñado la familia como la principal arena para llevar adelante las funciones más
importantes de la gente en esta vida. El hogar es el centro de enseñanza donde aprendemos los
buenos hábitos de conducta, orden, aseo, alimentación, respeto, responsabilidad, entre otros. Es
también el centro de adoración donde los padres reúnen a la familia diariamente para orar, cantar
alabanzas y leer la Palabra de Dios. El hogar es la principal institución donde los padres, esposo y
esposa, entrenan a sus hijos para una vida de servicio a Dios a través de la preparación en las
habilidades académicas, espirituales, económicas y de la vida en general. El hogar es el centro de
cuidado afectivo, emocional y de la salud y de la beneficencia cuando las familias cuidan a los
enfermos y a los que son económicamente dependientes de entre sus miembros.

La iglesia está constituida por familias con múltiples necesidades. La salud de una iglesia depende
la salud de sus familias. Una iglesia será saludable y estable en la medida que lo sean sus familias.
Por tanto, conscientes de la necesidad que tienen los niños de instrucción, los padres de
responder con sana enseñanza, todos los miembros de la familia de establecer relaciones
saludables en el seno de la misma, es por ello que surge la necesidad de que iglesia, como
institución, se aboque a brindar la adecuada atención en esta área a través de : Talleres para
padres, consejería matrimonial y de familia, Cursos de preparación prematrimonial, Talleres de
economía familiar, actividades de integración familiar, entre otros.

La iglesia debe ayudar a cada familia a llevar cabo desde el seno del hogar los ministerios clave que
el Señor nos llama cumplir: El evangelismo, el discipulado, la enseñanza, el cuidado espiritual que
los padres deben brindar a sus hijos y la ayuda a los necesitados.

Considerando las múltiples las necesidades que justifican la creación de un Ministerio de Familia
en la iglesia, procedemos a sugerir la constitución de dicho Ministerio como parte de la estructura
organizativa de la iglesia, tomando en cuenta los siguientes aspectos:

Perfil del Liderazgo del Ministerio de Familia

1. Debe ser un matrimonio consolidado de reconocido testimonio cristianol.


2. Debe tener una vida de consagración a Dios.
3. Con una sólida formación bíblica e involucrado con el aprendizaje de la Palabra de Dios de
manera continua.
4. Estar bautizado en agua para arrepentimiento.
5. Preferiblemente con formación en el área de consejería bíblica familiar.
6. Que valore y ame a las familias y que sea sensible a las necesidades específicas de las
mismas.
7. Que asista de forma regular y apoye las actividades de la iglesia y participe en grupos
discipulado y mentoría.
8. Con capacidad para enseñar, exhortar y comunicar con amor las verdades acerca del
orden de Dios para la familia.
9. Disposición a fomentar la unidad. Habilidad para formar y trabajar en equipo, e integrar a
otros fieles, a personas calificadas, para ayudarles a atender las necesidades de las
familias.
10. Humilde a la hora de recibir sugerencias en cuanto al desarrollo y progreso de su trabajo.
11. Dispuesto a sujetarse a las autoridades de la iglesia.

Funciones.

1. Planificar el trabajo del ministerio de acuerdo a la visión de la iglesia, tomando en cuenta


los ejes estratégicos y procurando la interdependencia y colaboración con los demás
ministerios.
2. Elaborar planes y promover estrategias de atención a la familia según sus necesidades
sociales, donde se tome en cuenta: matrimonios, niños, adolescentes, jóvenes adultos,
ancianos, usando un enfoque integral, sin menoscabo del tratamiento y atención
individual que se requiera.
3. Seleccionar, supervisar y coordinar el trabajo del equipo que labora y contribuye en los
programas de atención a las necesidades de las familias.
4. Promover y facilitar el crecimiento espiritual y capacitación académica de su equipo
ministerial.
5. Facilitar la creación de ambientes de aprendizaje y actividades que coadyuven al fomento
de relaciones saludables en la familia, entendiendo que éstas son vitales para hacer el
trabajo de la iglesia en equipo.
6. Ayudar y capacitar a los padres en la tarea de discipulado, como una actividad de relación
con Dios y en la enseñanza, como modelado, para que los hijos sirvan a Dios, amen y
obedezcan Su Palabra y estén rodeados por la verdad de Dios en todos sus caminos (Deut.
6: 6-9) y su camino esté marcado por el éxito(Josué 1:8). El discipulado y enseñanza más
efectiva es aquella que se hace en la familia con aquellos en su círculo natural de
relaciones.
7. Ofrecer sesiones de consejería matrimonial, cursos y talleres prematrimoniales y
orientación familiar para ayudar a solventar o mejorar situaciones de dificultad y/o
prevenir situaciones de riesgos (maltrato infantil, violencia intrafamiliar, drogas, intento
de suicidio, desviaciones sexuales, entre otros) que enfrenten las familias.
8. Velar para que las nuevas familias que llegan a nuestra congregación sean impactadas por
el espíritu de amabilidad en toda nuestra forma de tratar y asegurar su incorporación a
los programas de atención familiar que ofrece la iglesia.
9. Realizar talleres de formación para padres.
10. Usar las redes sociales y medios de comunicación como instrumentos para promocionar
eventos dirigidos a la familia, que incluyan: arte, deporte, salud, recreación, esparcimiento
y espiritualidad. Así como, difundir mensajes dirigidos a alcanzar familias para Dios y
transmitir valores cristianos con el fin de cosechar familias sanas, estables y exitosas.

También podría gustarte