Está en la página 1de 40

BALÍSTICA DE EFECTOS Y STOPPING POWER

El término Stopping Power a la mayoría de los tiradores les suena a algo lindo para
conocer pero muy complicado de entender. Prefieren saber que tal o cual calibre con
una determinada punta anda bien para una determinada actividad y punto. Es que
mucha gente no siente necesidad de saber más allá de eso, y me parece bien que así
sea.

En cambio, otros tiradores y obviamente los especialistas en áreas de competencia,


como los peritos, forenses, personal de seguridad, y otros necesitan tener conceptos
claros para desarrollar sus actividades. Es por eso que deben ponerle más atención a
este tema.

Cuando comencé a repasar la bibliografía para realizar esta nota redescubrí no solo lo
intrincado del tema, sino que desde que el hombre es tal, ha tratado de medir los
efectos que produce cualquier proyectil animado por el mismo, ósea que la balística de
efectos es tan vieja como el primer lanzamiento de una piedra efectuado por el ser
humano. El otro punto que reafirme es que a pesar de que esta necesidad tenga
semejante antigüedad, la ciencia aún no ha podido establecer en forma determinante
un procedimiento o método que nos indique que tal o cual punta se comportaran de
determinada manera, en determinadas condiciones.

Y el problema principal para lograr esto se debe a que la cantidad de variables que se
pueden producir desde que un tirador empuña un arma para dispararla hasta que el
proyectil agota su energía y se detuvo son tantas que, sería imposible con los
conocimientos actuales predecir con exactitud lo que pasara.

Haciendo un poco de historia y tomando como punto de partida el desarrollo de los


primeros sistemas de armas de fuego, la necesidad del ser humano de conocer los
resultados de su disparo lo llevo a idear métodos y artefactos, los que brindaron
diversos resultados, desde absolutamente incorrectos hasta más o menos
aproximados.

Lo primero que se tomó en cuenta para conocer la potencia de un sistema de armas era
la sensación que producía sobre el usuario de la misma. O sea que si el arma tenia
gran retroceso y la combustión de la pólvora provocaba gran estampido y quemaba
mucho propelente fuera del cañon, se pensaba que la potencia de ese arma era alta.
Obviamente, tal sensación es totalmente subjetiva, y lo que para un tirador puede ser
un cañonazo, para otro puede no serlo. Sin embargo aún hoy en día muchos tiradores
creen que estas características en un disparo son el producto de altas prestaciones. El
siguiente concepto que se tomó en cuenta fue la capacidad de penetración que tenía un
proyectil en un medio determinado, usándose tablas de madera de pino.

Tampoco este método era preciso, porque con la tecnología de la época no se podía
determinar la homogeneidad de los materiales empleados. Tiempo después se trató de
llegar a determinar la energía de un proyectil con cálculos matemáticos. Pero aún no se
tenía bien en claro el concepto que representa la resistencia de la atmósfera a los
cuerpos en movimiento, por lo tanto los valores obtenidos no reflejaban la realidad.
Recién hacia el año 1740 se logra construir un artefacto que daba una idea más o
menos exacta de la energía de un proyectil en un determinado punto.

Se lo denominó Péndulo Balístico, y consistía en una especie de plato unido a su


soporte, el cual podía oscilar, y en el extremo opuesto tenía una escala. Al recibir el
impacto sobre el plato, el soporte oscilaba sobre su eje marcando sobre la escala un
valor. A mayor valor marcado, mayor la energía del proyectil. A grandes rasgos no se
produjeron inventos que superaran al péndulo hasta bien entrado el siglo XX, donde la
electrónica unida a las matemáticas, brindaron los medios necesarios para obtener una
idea precisa de la energía de un objeto en vuelo.

Ahora bien, ¿qué significa el término Stopping Power?

La traducción literal del inglés es Poder de Detención, y una definición más acertada, es
la capacidad que tiene un determinado cartucho de producir la incapacitación de un
cuerpo vivo de un solo disparo.

¿Porque se ponía y se pone tanto empeño en conocer la energía de un proyectil y que


tiene que ver esto con el stopping power? Desde siempre se intuyó, y con el tiempo se
corroboro que la energía de un proyectil es uno de los factores determinantes para que
este posea stopping power. Esto quiere decir que a mayor cantidad de energía
contenida por el objeto en vuelo, esta será mayor para poder entregarla sobre el blanco.
Por lo tanto, es menester conocer este valor para poder discernir si dicha energía es
suficiente para producir el trabajo buscado.

La energía de un proyectil en un determinado punto de su trayectoria puede conocerse


si conocemos la velocidad del mismo en ese momento. Mediante un cálculo
matemático, y conociendo el peso del mismo la ecuación para determinar la energía
es:
E= V2 / 450240 x P

Dónde:

 E es energía
 V es velocidad
 P es el peso de la punta expresado en grains
 Este valor esta expresado en libras / pie

Ahora bien, si esta fórmula le pareció demasiado, le sugiero que no siga con la lectura
porque lo que viene es más complicado aún. ¿Porque digo esto? Porque el solo hecho
de que un proyectil tenga mucha energía no significa que la entregara enteramente
sobre el blanco.

Aquí empiezan a jugar parámetros como:


 Forma del proyectil
 Material que lo constituye
 Capacidad o incapacidad de expandirse
 Características particulares del blanco alcanzado
Y por otro lado, el blanco al que va destinado nuestro disparo posee sus características
propias que lo hacen distintivo y que por ellas reaccionara de manera única, en relación
con otro blanco.

 Contextura física
 Lugar de impacto
 Estado físico
 Estado anímico
 En el caso del ser humano; esta sobrio, ebrio, drogado

Pero aún pueden darse otras condiciones externas, como ser medios por donde el
proyectil deba volar que alteren sus propiedades y trayectorias, así como también las
características propias al momento del disparo.

 Rebotes que producen deformación y modifican su vuelo


 El proyectil debe atravesar árboles, arbustos, agua
 En el caso de enfrentamientos humanos, el atravesar vidrios o partes integrantes
de una casa o un rodado

Como el diseño de un proyectil que pueda sortear exitosamente todas estas variables
que se pueden producir y algunas más que no he nombrado es imposible, lo que se ha
hecho es producir diferentes variantes de proyectil y experimentar cuál de ellos se
comporta mejor al sortear algunos de los problemas que se les puede presentar y al
mismo tiempo conserve un stopping power adecuado para el fin utilizado.

Las situaciones y entornos donde pueden ser usadas las armas de fuego, o bien
respetar leyes y tratados existentes, donde muchas veces no se permite el uso de
ciertos proyectiles muchos más convenientes que otros, también son un elemento a
tener en cuenta para usar la punta que mejor se adapte, por ejemplo; no es lo mismo un
conflicto bélico entre dos ejércitos convencionales que un enfrentamiento policial en un
medio urbano. No es lo mismo una partida de caza de animales herbívoros de mediano
porte que una cacería de búfalos o de animales mayores.

No es lo mismo tirar sobre un ciervo a 150 metros en terreno despejado que hacerlo
sobre un elefante que está metido en la espesura en África. Es por ello que, sin olvidar
que antes de que la punta impacte y haga su trabajo sobre el blanco, debe tener la
mejor balística tanto interna como externa posible, para cada situación particular
debemos adoptar la punta que mejor balística terminal nos ofrezca, ósea encontrar el
compromiso que más nos beneficie entre estos parámetros.

En general el estudio de la balística terminal de los proyectiles se realiza sobre


situaciones ideales. La experimentación científica evita ciertos acontecimientos que
pueden producirse en la práctica y obtiene resultados aproximados a la realidad.
Tratare de explicar algunos de ellos de la manera más amena posible:

Comisión Thompson-Lagarde

A principios del siglo XX, estos dos hombres fueron comisionados por el gobierno de los
Estados Unidos para determinar que calibre de arma corta sería el ideal para dotar a
sus fuerzas armadas.

Lo que estos hombres hicieron fue utilizar los calibres más conocidos en ese momento,
desde el 9 Parabellum, el .45 Long Colt hasta el .45 ACP con puntas de 200 grains,
disparándolos sobre el ganado que se encontraba en el matarife de la ciudad de
Chicago y midiendo el tiempo que tardaban los animales en desplomarse. También se
estudió la incidencia de los disparos que producía sobre el cuerpo humano, utilizando
cadáveres. Se disparó sobre vísceras macizas y sobre huesos, midiendo la oscilación
de los cuerpos y los daños que los impactos producían. Se usaron las puntas conocidas
hasta ese momento: Round nose, Semiwadcutter, Full Metal Jacket.

Este "Moderno método científico" determinó que los calibres .45 eran los que mejor
stopping power tenían, especialmente el .45 Long Colt. Como la idea de los militares
era adoptar una pistola semiautomática y el Long Colt es una calibre neto de revolver
se resolvió dotar al .45 ACP de una punta más pesada y adoptarlo como el calibre de
dotación, aunque para que esto suceda todavía pasarían unos años más.

Estudios del Departamento de Justicia de los EE.UU

Hacia 1975, este departamento encargó a un grupo de profesionales en la materia que


determinara las características que debía poseer un proyectil para generar un buen
stopping power sobre un cuerpo humano.

Básicamente, la conclusión a la que llegaron estos estudios es que lo más importante


para que un proyectil tenga buen poder de detención, es que este sea capaz de
producir una herida con una gran cavidad temporaria.

La cavidad temporaria se produce en el momento en que el proyectil ingresa al cuerpo y


se genera a medida que este es perforado por el mismo. Los tejidos son violentamente
desalojados del lugar que ocupan debido a las fuerzas de choque que se generan en la
porción anterior de la punta y se transmiten a este en forma radial, producto de la
energía que este contiene. Al dejar estos de estar sometidos a las fuerzas del proyectil,
por la propiedad elástica de los tejidos, estos tienden a recuperar su posición inicial,
pero debido a la lesión producida, solo puede hacerlo en forma parcial, quedando como
resultado lo que se denomina cavidad permanente.

De esto se deduce que a mayor energía, mayor será la cavidad temporaria que este
generara. Si observamos la fórmula de energía arriba colocada, veremos que la
velocidad del proyectil es el ítem más importante para aumentarla.
Pero el problema que se presenta es que en armas cortas la generación de una
velocidad tal que por sí sola pueda producir una cavidad temporaria ideal, insumiría el
diseño de un arma poco practica de utilizar, por las presiones que debería soportar para
entregar la fuerza necesaria que envíe a una velocidad mucho mayor a una
determinada punta. Se han hecho estudios con munición dotadas con una punta de
mínimo peso animada de gran velocidad, pero el inconveniente de estas es que pierden
con gran rapidez su velocidad (y por ende su energía) y son proclives a no tener una
buena capacidad de penetración, con lo que se dificultaría el poder afectar órganos
vitales.
En armas largas, y teniendo en cuenta el poder de detención necesario para detener a
un humano, no animales mayores, este método puede ser alcanzado con relativa
facilidad. Prueba de ello lo constituye los pequeños calibres animados de altas
velocidades como los reglamentarios de las dos mayores potencias militares del
planeta; me refiero al 5.56 x 45 mm norteamericano y al 5.45 x 39 mm ruso. A las
altísimas velocidades de sus puntas, estas suman una gran velocidad de rotación sobre
su eje y un diseño que las desestabiliza al impactar. Esto hace que al producirse el
impacto, la punta se voltee y pierda su trayectoria inicial, provocando heridas
gravísimas en humanos.

Momento

El solo hecho de considerar a la energía cinética como la mejor cualidad para tener
buen poder de detención no se condice con los resultados prácticos. Esto hizo que los
usuarios buscaran la forma de relacionar a la energía de un proyectil de una manera
que no dependiera tanto de la velocidad del mismo, dándole similar importancia al peso
de la punta. En realidad el Momento de un proyectil no determina la energía que este
posee en vuelo, sino que el valor obtenido expresa la resistencia necesaria para
frenarlo. Aquí las puntas más pesadas empiezan a jugar con mayor importancia ya que
se encuentran dentro de la ecuación en una misma situación con respecto a la
velocidad.

 M= p x v

Dónde:

 M es momento
 P es peso de punta
 V es velocidad

En realidad se debe usar el valor de la masa de la punta y no su peso ( no es lo


mismo), pero a los efectos de no entrar en complicadas formulas, la misma esta
simplificada.

Nock Out de Taylor

Por lo expresado anteriormente, sería sencillo reducir el problema del stopping power al
simple hecho de dotar a una punta de la mayor velocidad posible, y de esa manera
aumentara la energía cinética de la misma. Pero la práctica muestra resultados
diferentes.

Como ejemplo de esto consideremos lo siguiente: Si tomamos una aguja y la Llevamos


hacia delante (ó sea que la animamos de un movimiento, entregándole una
determinada energía cinética) hasta que esta impacte contra el pecho de una persona,
lo más probable es que la misma se introduzca en los tejidos de esta, ósea perfore la
piel. La energía de la aguja fue consumida en penetrar el cuerpo impactado, ya que su
forma permite que la energía se disipe de esa manera.
Ahora, simplemente extendemos el dedo índice y lo animamos de un movimiento tal
que la energía cinética sea similar a la que tenía la aguja. Al impactar sobre el mismo
sitio de un cuerpo, lo que sucederá es que nuestro dedo producirá empuje en lugar de
penetración, ó sea que la forma en que se entregó la misma cantidad de energía es
diferente.

John Taylor, cazador inglés en la época dorada africana, basándose en su experiencia


de campo, noto estas cualidades entre calibres finos y gruesos. Es por eso que
tomando como base la fórmula de momento, agrego otra variable a la misma, el
diámetro del proyectil.

 Ko = M x D

Dónde:

 Ko es Knock Out de Taylor


 M es momento
 D es el diámetro de punta

Esta fórmula permite comparar calibres de diferentes diámetros, y el valor que se


obtenga, si bien solo es informativo y no representa la certeza de un buen poder de
detención, engloba más variables que intervienen al momento del impacto, ligándola
más con la realidad que con la pura teoría.

Estudios de Veral Smith

Hasta ahora he descrito dos posiciones que muestra en un caso a la energía como
principal generador de poder de detención, y la otra en la que se le da una similar
importancia a la punta. El motivo por el cual menciono estos estudios se debe a que en
ellos se verá otra variable, además de las anteriores y que tiene que ver con la forma de
la punta.

El señor Smith está ligado al mundo de las armas, pero no como un cazador o experto
tirador o estudioso de la balística de laboratorio, sino que es un fabricante de moldes
para puntas de plomo e insumos de recarga que tengan que ver con ellas.

En parte al igual que Taylor, el no trata de averiguar qué características debe tener un
proyectil para poseer stopping power, sino que parte de la premisa sobre cuál es el tipo
de herida necesaria para producir el derribo del blanco en el menor tiempo posible
.

Excluyendo las heridas que se producen en el sistema nervioso central y las heridas
producidas por enfermedades, Smith dice que la causa de una muerte rápida por arma
de fuego es debida a la hemorragia que produce de la herida, lo que genera durante un
muy breve instante un pico muy alto en la presión arterial para luego ir descendiendo a
niveles en los que no es posible mantener el riego sanguíneo en el cuerpo con la
consiguiente muerte de los tejidos.

Da importancia a la cavidad temporal que produce el paso del proyectil porque es la


que genera transmisión de energía hacia otras partes del cuerpo en forma de ondas y
dice que la cavidad permanente si bien es importante no debe ser grande, ya que a
mayor tejido afectado mayor es la liberación por parte del cuerpo de agentes
coagulantes, que detendrían la hemorragia.

Para lograr este tipo de herida, Smith plantea que la forma de la punta debe poseer una
superficie frontal lo más extensa posible, de esa manera la resistencia del cuerpo
impactado al ingreso de la punta será mayor y esta podrá entregar más energía sobre
el mismo, produciendo mayor cavidad temporal. También relaciona el peso de la misma
con el diámetro frontal que esta tenga. Una punta con un diámetro frontal abundante
deberá tener buen peso para que la penetración sea correcta, y se pueda afectar a
órganos vitales.

Estudios de Marshall y Sanow

Evan P. Marshall fue oficial de las fuerzas del orden en su país de origen, los Estados
Unidos, sirviendo en la Sección de Homicidios de la policía de Detroit, y junto a Edwin
Sanow recopilaron y estudiaron a mediados de la década del 80, los datos
correspondientes a enfrentamientos producidos con armas de fuego, tanto entre civiles
como fuerzas del orden. Detalladamente, se abocaron a la tarea de establecer para
cada caso en particular, los ángulos de impacto, las condiciones externas en que se
produjo, el estado físico y anímico de las personas involucradas, los grados de
destrucción de los tejidos en las personas fallecidas.

A partir de tener una idea acabada de lo sucedido en un enfrentamiento en particular,


Marshall experimentó con los mismos medios usados en dicho suceso sobre gelatina
balística comúnmente utilizada para pruebas de laboratorio.

En base a este estudio, confecciono una tabla donde coloco los calibres desde el mayor
poder de detención al menor, distinguiendo también entre diferentes tipos de puntas.
Tiempo más tarde continuo utilizando el mismo sistema para nuevos desarrollos en
cartuchería de arma corta. En este estudio fueron descartados los casos en que se
necesitó más de un disparo para detener al blanco, y solo fueron analizados los casos
en que el impacto se produjo en el torso de la persona, sin tener consideración de otros
en extremidades o cabeza.

En sus libros, Marshall no dice que tal calibre es mejor que otro, sino que la tabla
confeccionada se refiere a hechos pasados, no futuros. El no afirma que es lo que
sucederá si se produce un x caso en particular, solo informa que es lo que pasó en la
mayoría de los casos similares por él estudiados. En base a esta información, uno
podrá tener una idea de si tal o cual calibre es mejor que otro en su poder de detención.
Si bien el menciona valores, los mismos son porcentajes de incapacitación, los que
pueden ser mayores o menores según las condiciones.

Test de Estrasburgo

Hacia principios del año 1991, un grupo de médicos, expertos en balística y expertos en
electrónica realizaron un estudio en el cual fueron utilizados 611 ejemplares machos de
cabras de los Alpes Franceses con pesos similares a los de un humano promedio.
Estos animales fueron seleccionados por poseer una cavidad torácica de similares
dimensiones al del hombre. Cada animal fue previamente examinado para descartar a
los que poseían alguna dolencia o malformación, utilizando solo aquellos en perfectas
condiciones físicas. Los animales seleccionados fueron conectados a máquinas que
monitoreaban sus signos vitales al momento de recibir el disparo, prestando especial
atención en las señales dadas por su sistema nervioso y circulatorio.

Se usaron los calibres más comunes de arma corta y una gran variedad de puntas,
desde los modelos indeformables, hasta los prefragmentados. Solo se tuvieron en
cuenta los disparos que fueron recibidos por los pulmones, descartando aquellos en los
que se impactó otro órgano o huesos.

El objetivo de este estudio, era el de poder medir el tiempo que estos animales
tardaban en desmoronarse al recibir el disparo, estableciendo un índice que ellos
llamaron "Tiempo promedio de incapacitación", ya que cada punta fue disparada en
cinco oportunidades sobre los animales.

Resumiendo, los resultados preliminares indican que las puntas que mejor se
comportaron fueron las puntas relativamente livianas que estaban diseñadas para
fragmentarse, animadas de altas velocidades (para un arma corta). Le siguieron en
efectividad las clásicas puntas deformables, como las puntas blandas, huecas y por
último se ubicaron las puntas round no se con envuelta completa de latón o plomo.

También se determinó que entre dos puntas del tipo FMJ o plomo desnudo de similar
construcción, las que poseían mayor diámetro lograron mejores resultados. Los picos
en la presión arterial y el desorden producido en el sistema nervioso coincidían con el
momento en que la cavidad temporaria de la herida era mayor. Sin embargo se
determinó que la diferencia de tiempos entre la producción de la cavidad temporaria y el
establecimiento de la cavidad permanente eran mínimos.

Mi opinión acerca de este estudio, repito que es solo lo que yo pienso, es que el mismo
sirve como referencia para determinar el mejor calibre en cuanto a poder de detención
se refiere. ¿Por qué ? ... En primer lugar, por más parecido anatómico que tengan estas
cabras con nosotros, no son humanos. Nunca podrán reaccionar exactamente como un
hombre, no tienen sensaciones que afecten su físico, no se drogan o toman alcohol, no
se encuentran excitadas por la adrenalina que produce verse en un enfrentamiento, no
usan chalecos antibalas ni ropa para vestirse y no se tratan de defender como lo haría
un humano que está recibiendo una agresión.

Por otro lado, este estudio se realizó en condiciones ideales. Solo se tuvo en cuenta los
disparos limpios a los pulmones, se disparó siempre a una misma distancia, sin
obstáculos en medio con el blanco de frente. En un escenario real, creo que las
condiciones serian diferentes.

Al tratar de explicar los diferentes métodos usados para estudiar balística de efectos y
stopping power, he tratado de diferenciar dos tendencias; una en la que predomina la
velocidad de la punta, sin darle tanta importancia al proyectil; y otra en la que
predomina el peso y la forma de la punta, independientemente de la velocidad.
¿Cuál de las dos tendencias es mejor?

Cada uno tiene su parecer y las razones por las cuales lo sostiene. Ninguna de las dos
tendencias es incorrecta y aquí entran en juego el parecer de cada persona.
Alguna vez leí que alguien expresaba su posición sobre la mejor punta para defensa
como la "teoría del ladrillazo". Refiriéndose a dos calibres muy comunes en el país:

"El calibre rápido y finito es como un canto rodado; donde pega lastima y deja un
profundo agujero. El calibre grueso y lento es como un ladrillo. Donde pega voltea y
duerme".

Salvando las distancias con lo que puede llegar a ser la ciencia, me parece bastante
acertada esta manera de expresar la diferencia entre calibre pequeño y veloz y calibre
grueso y lento.

Personalmente, yo adhiero a la tendencia de una punta con buen peso y forma


adecuada, antes que a la velocidad. Creo que en este tema donde las variables son la
regla, los únicos parámetros que podemos controlar son la forma y el peso de las
puntas junto a la velocidad, que si bien es moderada, también es suficiente para el
trabajo requerido. Una punta de arma corta diseñada para expandir bien puede no
hacerlo al impactar, comportándose como un proyectil blindado, o bien puede estallar
sin penetrar lo suficiente y estas son situaciones que no podemos controlar los
tiradores.

En cambio una punta de gran diámetro y buen peso, no tiene necesidad de expandir
porque ya está "expandida" antes de dar en el blanco, y su peso no brinda buenas
probabilidades de penetración.

En la antigüedad, por el hecho de usarse pólvora negra, la única manera de aumentar


la energía era disponiendo de cámaras de combustión mayores, para albergar más
propelente. La manera de lograr esto era aumentando el diámetro del caño y por lo
tanto, el de la punta, la que al ser mayor incrementaba su peso. Las velocidades de
estas puntas eran bajas, rondando los 1300 pies por segundo en el caso de un arma
larga. Pero la superficie frontal de estas puntas era tal que brindaba una superlativa
superficie de contacto con el blanco, entregando mucha energía sobre el mismo, y con
la suficiente penetración debida a su peso.

Ejemplo de esto son los viejos Paradox en calibres 10, 8, 4 y mayores. Una idea de
diámetro de estos monstruos la da, el hecho que el calibre 8 es de casi 1 pulgada de
diámetro. Otro ejemplo, mucho más moderno, es el diseño de armas no letales
antidisturbios, que emplean sólidas bolas de material sintético que rondan los 35
milímetros de calibre, las que no tienen poder de penetración, pero que propinan un
golpe tal sobre el blanco que lo desestabiliza.

Conclusión

Ninguno de los métodos descriptos en esta nota demuestran en forma definitiva que es
lo que sucederá en un futuro enfrentamiento. No es un error del que escribe no haber
incluido uno en esta nota, sino que dicho método no existe. Lamentablemente, la
ciencias exactas no son capaces de manejar tantas variables como las que se pueden
dar en situaciones de defensa.

Los que forman parte de esta nota, son solo algunos de los más conocidos y pueden
aplicarse para determinados casos específicos, algunos nos acercaran a la realidad en
situaciones de caza de animales peligrosos, otros lo harán para situaciones de caza de
animales medianos, y otros estarán orientados a situaciones de defensa personal
humana.

De lo que no tengo dudas es que por más que cacemos ciervos con un 460 Weatherby,
si colocamos nuestro tiro en el rabo, es probable que la efectividad del mismo sea nula,
comparado con un tiro de 308 Winchester en la paleta. De forma similar, en defensa
propia no sirve de nada pegar un tiro de 44 Magnum en el dedo gordo del pie, en lugar
de colocar un tiro de 22 LR en la cabeza. Ó sea que en materia de Stopping Power,
ninguna fórmula ni ningún estudio científico reemplazaran a un disparo correctamente
ubicado.
BALÍSTICA INTERIOR - 1° PARTE
Esta disciplina estudia los fenómenos que se desarrollan en el ánima del cañón desde
que se enciende el fulminante hasta que el proyectil abandona la boca, incluyendo
presiones internas, torques y otros efectos resultantes mientras el proyectil es forzado a
lo largo del ánima, y los efectos sobre ésta (erosión, abrasión, accidentes, etc.).
Comprende también los estudios para la construcción del tubo cañón (interna y
externamente, particularmente recámara, garganta y ánima en sí), la forma de la vaina,
el tipo y peso de la carga, el tipo de fulminante, etc.

A continuación se desarrollaran los conceptos principales de ésta materia:

Encendido: efecto de iniciar la combustión de la carga impulsiva de un arma de fuego;


en cartuchos metálicos modernos, proceso en el cual la carga del fulminante es
aplastada y detonada por la aguja percutora y la llama resultante enciende la pólvora.
En éste punto es importante considerar la forma, dimensiones internas y densidad de
carga, ya que una combinación errónea de dichos elementos se traduce en anomalías
en el encendido.

Anomalías en el encendido
 Encendido errático: fallas aleatorias de encendido que se presentan en disparos
sucesivos; pueden obedecer a varias causas: excesivo espacio de acerrojamiento
(headspace), falla o mala colocación del fulminante, aguja percutora, muelle real, en
revólveres juego longitudinal del tambor (endplay), etc.

 Encendido excesivo: se produce cuando se utiliza un fulminante muy potente


para el cartucho; en este caso, el encendido de la pólvora es demasiado rápido,
provocando presiones excesivas y erráticas, que ponen en peligro la seguridad y
afectan la precisión.

 Encendido pobre: cuando la potencia del fulminante no es adecuada para


provocar el encendido instantáneo de toda la carga impulsiva; puede deberse a un
fulminante en mal estado, de material muy duro, o un muelle real débil. Las
consecuencias son presiones aleatorias en el ánima o retardos de fuego.

 Encendido prematuro: autoencendido no deseado de un cartucho debido a


recalentamiento de la recámara (cañón). Puede suceder fácilmente en armas
automáticas livianas en las que, después de ráfagas prolongadas, el cañón adquiere
una elevada temperatura. Si en tales condiciones, se interrumpe el fuego y queda un
cartucho en la recámara, es factible que en muy poco tiempo se produzca su
encendido espontáneo. Por esta razón, la mayoría de las armas automáticas livianas
tienen acción con cerrojo abierto. Algunas con capacidad de fuego selectivo,
disparan con cerrojo cerrado en fuego simple y cerrojo abierto en fuego automático.
(FG-42)

PÓLVORAS.
Los explosivos son sustancias susceptibles de quemarse vertiginosamente, originando
en tal descomposición una gran cantidad de gases a elevada temperatura, los que
producen presión con el objeto de obtener el efecto deseado (en nuestro caso, el
desplazamiento del proyectil).
Tipos de combustión de una carga impulsiva: toda pólvora cuya combustión culmina
antes que el proyectil inicie su movimiento, se denomina pólvora instantánea. Si la
combustión termina después que el proyectil ha comenzado su desplazamiento del
ánima, se dice que es una pólvora lenta. Esta última es de combustión incompleta,
cuando dicha combustión no finalizó todavía en el momento que el proyectil abandona
la boca del cañón.

Se dice que es combustión estricta, cuando tal combustión se agota en el instante en


que el proyectil sale del cañón.

Ritmos de quemado (burning rate): se trata de un índice establecido en forma


arbitraria que indica la rapidez con que un determinado propelente se transforma en
gas. Esta velocidad está controlada por la composición química, el tamaño, la forma de
los granos de polvora y la presión a la que se verán sometidos. Por ejemplo la pólvora
IMR 5010 es "muy lenta" y la Bullseye es "más rápida".

PRESIÓN

Presión en el ánima: la que ejercen los gases de la combustión contra las paredes del
ánima, la culata y la base del proyectil durante el recorrido de éste por el ánima. La
presión en el ánima tiene dos valores importantes: la presión máxima y la presión
residual; se debe agregar la forma de la curva (relaciones presión-tiempo), cuya integral
es el trabajo de los gases contra el proyectil. Lógicamente, para una misma arma y
cartucho, la presionen ánima dependerá del peso de la carga y las características de la
pólvora, del asentamiento de la bala en la vaina, del tipo de fulminante utilizado, del
desgaste del ánima y de posibles variantes en la bala. En laboratorio, la presión en el
ánima se mide disparando un cartucho en un cañón de prueba o pesado.. Hay dos
grandes métodos generales para medir esta presión: el que mide solamente la presión
máxima (crusher), y el que permite determinar la forma de la curva (trasductor
balístico).
La presión en el ánima se representa por una curva que muestra la evolución de la
presión de los gases desde que se inicia la combustión y durante el recorrido del
proyectil en el ánima. Permite observar las condiciones y características de la
combustión de la carga de pólvora. Tienen diferentes formas según la pólvora sea
progresiva o degresiva.

Presión máxima: valor máxima instantáneo dela presión en el ánima generada por los
gases de la combustión de la pólvora. Además del valor en sí, importa la relación
tiempo, es decir, en que momento se produce. En armas largas, la presión máxima
puede oscilar normalmente entre los 3.000 y los 4.000 kg/cm2, estando la mayoría en
los 3.500 kg/cm2 (5,56x45, 3.500; 7,62x51, 3.500, 30-06, 3.500; 7,92x33, 3.000; .
303,3.000; 7,65x54, 4.000). Para armas cortas, los valores son menores (9x17,1.500.
9x19, 3.000; .38 SW, 1.800: .38 SPL, 1.500; .357, 2.500; 7,65 Browning, 1.800).

Un cartucho de fogueo para arma larga genera aproximadamente 1.000kg/cm2.

Presión residual: la presión remanente en el ánima cuando el proyectil abandona la


boca; es de importancia y se aplica en el diseño de armas semiautomáticas, porque
debe tener un valor máximo seguro para permitir la apertura del cerrojo; influye
asimismo en el retroceso del arma. También presión en la boca.

Métodos para medir la presión


 Crusher/crusher gage: uno de los sistemas para medir la presión en el ánima,
utilizado desde fines del siglo pasado; consiste en un cilindro pequeño (de tamaño
normalmente dentro del cm) de cobre (Koper crusher) para presiones altas, o de
plomo (lead crusher) para presiones bajas, de dimensiones conocidas, que se utiliza
en pruebas de laboratorio y con cañones especiales (v. Pressure barrel). El cañón
está perforado a la altura de la recámara, coincidente con una perforación que deber
tener la vaina, para que los gases actúen sobre el crusher. Sometido a la presión del
disparo y de acuerdo con su aplastamiento, cotejada con tablas, se puede determinar
solamente el valor dela presión máxima a que fue sometido; este valor no es
absolutamente preciso, porque las tablas están confeccionadas midiendo
deformaciones a presiones estáticas, y además la imprecisión aumenta en las
presiones muy altas, cuando el crusher está en sus límites de compresión. Esta
presión se expresa en CUP (Koper units of pressure) o LUP (lead units of pressure),
llamadas también psi crusher, unidades que reemplazan a las clásicas kg/cm2 o
lb/pulg2, sin que exista una relación directa con éstas. Su mayor utilidad es como
valor de comparación con una carga conocido, segura. El crusher está siendo
reemplazado por el transductor balístico.

 Transductor balístico (ballistic transducer): uno de los instrumentos modernos


para medir presiones en el ánima; los más comunes son el cristal piezoeléctrico y el
de tensión.. En el primero se utiliza la propiedad de los cristales de cuarzo de emitir
una corriente eléctrica de valor proporcional al de la presión a la que son sometidos;
en este sistema el cañón de prueba está perforado para permitir que la cabeza del
sensor apoye contra la vaina, y los gases actúan sobre el cristal a través de un pistón
por la deformación de la vaina. En el de tensión, se arrollan alrededor del cañón dos
bobinas de alambre, las que sufren la dilatación del mismo; esta dilatación hace
variar el diámetro de los alambres y por lo tanto la resistencia a la corriente
generada, o la variación en la corriente, son llevados a un osciloscopio que las
registra en función del tiempo o sea del recorrido del proyectil en el ánima. El
osciloscopio puede estar asociado a una máquina fotográfica o mantener la imagen
por un tiempo prolongado, y aún superponerse los registros de varios disparos para
realizar comparaciones.

Relación de expansión: La proporción que existe entre la capacidad de la recamara


más el cañón (en grains de agua) versus la capacidad de la recamara (en grains de
agua).

Densidad de carga: La proporción de la carga de polvora versus la capacidad de la


recamara. Esta información se utiliza para establecer las mejores cargas a efectos de
obtener encendidos estables sin igniciones erraticas.

Largo del cañón: En balística interior, éste concepto es diferente que el que se usa
generalmente, ya que se refiere a la distancia que hay desde la boca del cañón hasta la
base de la bala colocada en el cuello de la vaina.
Tiempo de encendido: lapso desde el impacto de la aguja percutora contra el
fulminante hasta que hay suficiente presión para que el proyectil abandone la vaina.
Tiempo de percusión: tiempo que transcurre desde que se libera el martillo / percutor
hasta que la aguja golpea al fulminante. Es menor en las acciones con recámara
cerrada, donde solamente el martillo / percutor deben moverse; mayor en las de
recámara abierta, en las que el cerrojo debe desplazarse y atacar un cartucho antes de
producir el disparo. Es deseable el menor tiempo a fin de reducir las posibles
variaciones de puntería; en algunos fusiles de caza con acción a manivela, la demora
puede ser de solo 0,002 segundos; en los fusiles militares standard de repetición, la
menor demora la tenía el Gew 98 alemán, con 0,005 segundos; en los
semiautomáticos, parece ser el Garand Ml con 0,0022 seg. Para fusiles de tiro al blanco
se comercializan mecanismos que permiten mejorar estos valores (speed actino, speed
lock), en los que se trabaja reduciendo el recorrido de la aguja percutora o
incrementando su peso, un muelle real más potente, una menor caída del martillo,
disparadores remontables, etc.

Tiempo de fuego: lapso transcurrido desde la liberación del fiador hasta la llegada del
proyectil a la boca del cañón. Es la suma del tiempo de percusión (lock time), del tiempo
de encendido (ignition time) y del tiempo de ánima (barrel time). Es un indicador de la
máxima cadencia de fuego que puede obtenerse en un arma monotubo; en fusiles
militares es de alrededor de 4 milisegundos.

Tiempo de ánima: tiempo que transcurre desde que el proyectil comienza a moverse
en la vaina hasta que llega ala boca del cañón, en un fusil Springfield M1903, calibre .
30-06, con una bala de 9,7 gramos (150 grains) y una VI de 823 mps (2.700 pps) se ha
medido un tiempo de 0,0098 segs., o sea casi un milésimo de segundo.

Autoencendido (Cook off): Éste fenómeno se debe al recalentamiento de la recámara,


así como el cañón y produce la deflagración o detonación de la munición antes que se
realice el tiro. Se da normalmente en armas automáticas y morteros.

Estampido de boca: ruido violento producido por el disparo, debido a la perturbación


atmosférica (onda de choque) en la boca del cañón después de la salida del proyectil,
resultante de la expansión de los gases de la pólvora en el aire.

Llama de boca: gases producto de la combustión: monóxido y dióxido de carbono,


hidrógeno, metano, carbón libre, etc. que liberados del ánima a alta temperatura entran
en violenta combustión con el oxígeno del aire, con la consiguiente producción de
llamas. Asimismo por los granos de pólvora que siguen quemando. También fogonazo.

Salto del proyectil (bullet jump): recorrido del proyectil en la garganta del ánima,
desde la vaina hasta tomar el estriado; esta distancia es un fracción de la longitud de la
garganta. Se ha comprobado que el salto o vuelo libre contribuye a disminuir la presión
máxima en el ánima sin afectar la precisión. Para una misma arma y cartucho, depende
la forma de la cabeza y profundidad de sentamiento de la bala.

Vibración del cañón (barrel vibration, barrel whip): vibración ocasionada en el


disparo, que se puede descomponer en: (1) la producida por el saldo del proyectil,
desde la vaina hasta tomar el rayado, y su posterior recorrido por el ánima, incluido el
efecto del torque, y (2) el efecto látigo, al abandonar la boca. Esta vibración puede
afectar seriamente la precisión en tubos muy livianos o con una marcada disminución
de su diámetro externo desde la culata hacia la boca, Es de sentido aleatorio y depende
de la rigidez de la montura de la acción en la caja.

Torque:
 Mec: fuerza que produce rotación.

 En armas de fuego, reacción del cañón a la rotación del proyectil durante su


recorrido por el estriado, que tiende a hacer girar el arma en sentido contrario. Es
notoriamente sensible en armas de mano de gran potencia, como así también
algunos fusiles con cañones muy livianos y altas VI.

Retroceso: efecto mecánico, impulso y movimiento hacia atrás de un arma de fuego


como consecuencia del disparo. Balísticamente se considera y determina como un
vector coincidente con el eje del cañón. Básica y principalmente es una relación de
masas arma-proyectil, y son tres las causas del retroceso:

 Reacción por la aceleración del proyectil desde reposo hasta la velocidad en la


boca; es llamado el retroceso inicial, y en general para su cálculo no se consideran ni
la fricción del proyectil en el ánima ni el peso (inercia) de la columna de aire en el
ánima por delante del proyectil; ocasionalmente y en armas de mano muy potentes,
se considera un efecto de la fricción, el torque.

 Reacción por la aceleración de la masa de la carga impulsiva (vena gaseosa)


dentro del cañón, a una velocidad que para el cálculo se considera como la mitad de
la velocidad en la boca del proyectil.

 Reacción por la salida de los gases detrás del proyectil, que actúa sobre el arma
de manera similar a un motor cohete. Para un mismo cartucho y bala, cuanto mayor
sea el peso del arma, y si ésta tienen freno de boca, menor será el retroceso; si el
arma está bien firme apoyada contra el hombro, parte del peso del tirador se
considera agregado al peso del arma. No confundir retroceso con culatazo, que es el
efecto que siente el tirador. El retroceso origina el salto de boca. Balísticamente, el
retroceso es una energía cinética y se mide en Kgm o pié-libras. Dicha energía de
retroceso se puede medir con un aparato especial llamado dinamómetro
(dynamometer) o coloquialmente cuna (recoil cradle).

Culatazo (kick, felt/apparent recoil): efecto físico y psicológico que siente el tirador
como consecuencia del retroceso del arma al producirse el disparo. Depende de la
potencia del arma, pero también en medida apreciable de la forma y firmeza con que se
la sostiene, influyendo el peso y conformación del tirador, que tenga cantonera de
goma, etc. Para una misma arma, los efectos del culatazo varían de un tirador a otro.
Para armas muy potentes reviste importancia la posición de tiro, siendo la de pie la que
más amortiguación asegura, y la costado la más peligrosa, coloquialmente, patada; es
común que se utilice simplemente el término "retroceso" por culatazo.

Salto de boca (jump, muzzle jump/climb): levantamiento de la boca del cañón de un


arma de fuego por el retroceso del disparo. Es debido a la cupla por diferente altura
entre el eje del ánima y el punto de apoyo en el tirador (hombro para armas largas,
mano para cortas, que generalmente está por debajo de aquel.. Sobre el salto influyen
diferentes formas de la caja7marco y de sostener / empuñar el arma; para disminuir sus
efectos se colocan compensadores y aún se practican aberturas en la parte superior del
cañón, cerca de la boca, para crear un efecto de reacción opuesto a la cupla. El salto
de boca se produce principalmente después que el proyectil ha abandonado el cañón y
no afecta significativamente la puntería de ese disparo, pero si provoca demoras en
volver a apuntar. Debe tenerse en cuenta que parte del movimiento se produce cuando
el proyectil está todavía en el ánima y que ese efecto y la vibración del cañón (v.) se
suman algebraicamente.
BALISTICA:

Su estudio se divide en tres partes fundamentales:

 BALISTICA INTERIOR.
 BALISTICA EXTERIOR.
 BALISTICA EFECTOS.

1- BALISTICA INTERIOR: Corresponde a todo lo relativo al mecanismo de carga y


disparo del arma hasta que el proyectil abandona la boca del cañón.

2- BALISTICA EXTERIOR: Corresponde desde que el proyectil abandona la boca del


cañón, hasta que llega al punto del impacto, en consideración de la gravedad,
resistencia del aire, y eventualmente obstáculos que se opongan.

3- BALISTICA DE EFECTOS: Que produce el proyectil sobre el plano de impacto


(soporte) teniendo en cuenta las desviaciones, tales como trayectorias secundarias o
accidentales.

BALÍSTICA EXTERIOR

ELEMENTOS QUE INCIDEN O ALTERAN LA TRAYECTORIA


Como se dijo, la balística exterior es la rama de la balística que estudia el
comportamiento del proyectil desde que abandona la boca del cañón hasta que llega al
punto de impacto. Para su comprensión, deberemos conocer algunas nociones de
Cinemática (movimiento de los cuerpos) y de Dinámica (las causas que lo producen). A
continuación se darán algunas definiciones básicas:

ESPACIO: Es la longitud del trayecto que estamos tratando. La unidad de medida,


será la que adoptemos de acuerdo al sistema elegido (cm., mts., km., etc.).

TIEMPO: Es el lapso de tiempo que dura el fenómeno que estamos estudiando. La


unidad normalmente es el segundo, pero puede utilizarse otro (minuto, hora, etc.).

VELOCIDAD: Es el espacio recorrido en la unidad de tiempo.

ACELERACION: Es el aumento de velocidad en la unidad de tiempo.

DESACELERACION: Es la pérdida de velocidad en la unidad de tiempo.

ACELERACION DE LA GRAVEDAD: Así se denomina al incremento de velocidad que


produce a un cuerpo cualquiera, la fuerza de atracción terrestre. Su valor para nuestra
ciudad es de 9,8 m/seg.2 Esto quiere significar que un cuerpo cualquiera dejado caer
libremente desde cualquier altura, sin la resistencia del aire, aumentará su velocidad, a
razón de 9,8 m/seg. En cada segundo. O sea, que, partiendo de velocidad 0 (cero), al
primer segundo, el cuerpo tendrá una velocidad de 9,8 m/s. ; al segundo, la velocidad
será de 19,6 m/s. ; al tercer segundo, la velocidad será de 29,4 m/s. y así
sucesivamente, hasta que se detenga; ya sea por haber arribado al suelo o por acción
de otra fuerza.
MOVIMIENTO:
Cuando observamos que los puntos de un cuerpo cambian de lugar a medida que
transcurre el tiempo, decimos que el cuerpo está en movimiento. Existen básicamente
cuatro tipos de movimientos de acuerdo a la variación o no de la velocidad:

Movimiento Uniforme: En este movimiento, la velocidad es CONSTANTE, a todo lo


largo de la trayectoria.

Movimiento Uniformemente Acelerado: En este movimiento la aceleración es


constante; o sea, que la velocidad aumenta en valores constantes.

Movimiento Uniformemente Desacelerado: En este movimiento, la aceleración toma


valores negativos, siendo esta constante; o sea, que la velocidad disminuye en valores
constantes.

Movimiento Variado: En este movimiento, la velocidad es variada y la aceleración o


desaceleración también es variada. En este tipo de movimiento, existen fuerzas
externas no constantes que modifican el mismo.

MOVIMIENTO DE ROTACION: Este tipo de movimiento, no es de traslación, en el


sentido que "no recorre" un trayecto, sino que es un movimiento de giro sobre sí mismo
de un cuerpo. Cuanto mayor sea la "velocidad de giro" de un cuerpo, cuyo eje de
rotación tenderá a mantener su "orientación", produciéndose un efecto giroscópico
como si fuera un "trompo". El mayor o menor valor de este efecto dependerá de la
masa del cuerpo y de la velocidad de rotación del mismo.

DINAMICA:
La dinámica, se propone al estudio del movimiento en base a las causas que los
producen.

Principios de la dinámica:

NEWTON estableció tres principios:

1) Principio de INERCIA.
2) Principio de MASA.
3) Principio de ACCION Y REACCION.

Principio de Inercia: Todo cuerpo persevera en el estado de reposo o de movimiento


rectilíneo y uniforme en que se encuentra, a menos que alguna fuerza actúe sobre él y
lo obligue a cambiar de estado.

Principio de Masa: Todo cuerpo, sometido a la acción de una fuerza, recibe una
aceleración proporcional a su intensidad y de la misma dirección y sentido. La fuerza
PESO de un cuerpo, es la resultante de la atracción terrestre sobre la MASA de ese
cuerpo, y se calcula con la siguiente fórmula:

M: masa del cuerpo.


M= P/g.

P: peso del cuerpo.


G: aceleración de la gravedad.

También podemos escribir:

M= F/a

M: masa
F: fuerza
a: aceleración

Principio de Acción y Reacción:

Cuando un cuerpo ejerce una fuerza sobre otro, éste ejerce sobre el primero una fuerza
igual y contraria que se llama reacción.-

RESISTENCIA DEL AIRE:


El aire, ofrece a los cuerpos que se desplazan en él, una resistencia al movimiento
que se traduce en una fuerza que se opone al avance del proyectil, dicha fuerza le va
mermando velocidad, provocándole un movimiento desacelerado variado; ya que el
valor de la fuerza RESISTENCIA, varía con la velocidad, y a medida que ésta
disminuye, va variando el valor de la fuerza RESISTENCIA (disminuye), provocando
una desaceleración no constante.

Existen dos formas de resistencia que influyen independientemente sobre el proyectil


en vuelo:

1) Resistencia de ROZAMIENTO

2) Resistencia de PRESION

2-

3- -

Resistencia de Rozamiento:

Es la resistencia que ofrece el aire al chocar contra una superficie sólida y depende de
la viscosidad del aire que "roza" la superficie expuesta del proyectil.-
AIRE

Resistencia de Presión:

Es la resistencia que ofrece el aire cuando detrás del cuerpo se forman


TURBULENCIAS, lo que hace desequilibrar las presiones que se producen en la parte
delantera por la incidencia del aire (inercia de las moléculas en movimiento), la presión
menor que se produce detrás del proyectil.-

Cuando nos aproximamos a la velocidad del sonido, las fuerzas de resistencia se


complican, ya que se van produciendo delante del proyectil ondas de choque que
forman una verdadera 'barrera" que se denominabarrera del sonido (aproximadamente
340 m/seg. ó 1223 Km./hora). El valor de la resistencia aumenta en ese momento, a
valores muy altos, ya que en la fórmula de resistencia, el factor velocidad, pasa de un
exponente cuadrático a uno cúbico. También se denomina a la velocidad del sonido
"MATCH", indicándose a continuación, el número 1 si la velocidad es el sonido, 2 si es
el doble y, así sucesivamente con sus correspondientes decimales.-

Efecto Magnus:

Este efecto es el que se produce en el proyectil que avanza girando sobre sí mismo y
al recibir una corriente de aire lateral, por rozamiento se produce sobre la parte
superior o inferior, según el sentido de rotación y el lateral del que provenga el viento;
formándose como un "colchón" que hace subir o bajar el proyectil, independientemente
del corrimiento lateral del mismo (deriva). -

colchón

AIRE AIRE

colchón

EFECTO MAGNUS

DESCENDENTE

EFECTO MAGNUS

ASCENDENTE

Densidad Seccional:

Se denomina densidad seccional de un proyectil, al cociente resultante del peso del


proyectil por el área seccional del mismo. A mayor densidad seccional mayor alcance y
energía remanente.-
DS= P/s
donde: DS = Densidad Seccional

P = Peso del proyectil

s = Superficie del área seccional

Coeficiente de Forma:

Es un número índice que se utiliza en balística para distintos cálculos, cuyo valor será
mayor cuando la forma de la punta del proyectil ofrezca mayor resistencia y el valor
unidad, corresponde a la esfera.-

Coeficiente Balístico:

Es un número índice cuyo mayor o menor valor, nos dará la capacidad del proyectil
para obtener trayectorias tensas. Se obtiene dividiendo la densidad Seccional, por el
Coeficiente de Forma.

CB = DS/CF
donde: CB = Coeficiente balístico

DS = Densidad Seccional

CF = Coeficiente de Forma

VELOCIDAD INICIAL:

Es la que presenta el proyectil en la boca del cañón (Vo), resultando ésta la mayor
velocidad desarrollada por éste, en virtud de resultar el lugar donde cesa el efecto de
los gases.-

ENERGIA CINETICA:

Es la energía que presenta todo cuerpo en movimiento. Resulta proporcional a la masa


y a la velocidad del proyectil: -

donde: Ec = energía cinética

Ec = ½ m . V2 m = masa del proyectil

V = velocidad

ANGULO DE DISPARO
Otro elemento a tener en cuenta en la trayectoria del proyectil es el ángulo de disparo
respecto de la horizontal, elemento que influirá en forma directa en el alcance del
proyectil.-

Dada que la trayectoria del proyectil resulta parabólica, mientras mayor sea el ángulo
de disparo, mayor será el alcance del mismo, hasta llegar a los 45 grados donde el
alcance será mayor.

Si despreciamos la resistencia del aire, un proyectil lanzado formando ángulo describe


una parábola. La velocidad del proyectil (v) tiene una componente vertical (vV) y otra
horizontal (vH); la componente horizontal no cambia en ningún momento, mientras que
la vertical, la única afectada por la gravedad, cambia de forma continua.

Iniciado su movimiento ascendente el proyectil llegará a una altura máxima, cenit de la


trayectoria, luego iniciará un movimiento descendente hasta llegar al suelo, o que otra
fuerza igual o superior lo detenga.-

El cálculo de la distancia máxima recorrida por un proyectil en el vacío para un ángulo


de disparo de 45º, es:

X = (VELOCIDAD INICIAL )2

10

Para ángulos distintos a cero será:

X = V2 sen /g

donde:
X= recorrido horizontal del proyectil horizontal del proyectil

V= pérdida de la velocidad

= ángulo de proyección.

g= atracción de la gravedad

Si se desea calcular la parábola en el vacío para ángulo distinto a 45º:

Y = X . tg  – g . (X² . ½) . Vo2 . Cos2 

donde:

X= recorrido horizontal del proyectil horizontal del proyectil

= ángulo de proyección

g= atracción de la gravedad

Vo= Velocidad inicial

Como se ha visto oportunamente, la resistencia aerodinámica es un factor muy


importante y que no se toma en cuenta en la fórmula planteada. De experiencias
prácticas pudo determinarse que en proyectiles pesados de armas portátiles lanzados
a baja velocidad en el aire, tienen un alcance de entre el 15 y el 20% del máximo
teórico. En cuanto a proyectiles de menor masa y alta velocidad alcanzan en el
aire solo entre 4 a 10% del máximo teórico:

Tabla demostrativa:

CALIBRE PESO VEL.INICIAL ALCANCE ALCANCE


EN EL EN EL

PROYECTIL PROYECTIL (m/seg) VACIO AIRE (mts.)


(mts.)

.22 2,56 g 343,5 11.799 1350

.380 A.C.P. 6,08 g. 291 8468 980

.45 A.C.P. 14,98 g 246 6052 1476


.30-30 7,11 g. 591 34928 1980

.50 46 g. 852 72590 6547


Browning

Alcances máximos en el aire, para diversos calibres de uso frecuente, expresados en


metros, son los siguientes:

.22 Largo = 1755

.38 especial = 1620

.357 Magnum = 2115

9 mm Parabellum = 1710

.44 Magnum = 2250

DISPARO HORIZONTAL (PARALELO AL SUELO)

Como se indicó en el estudio de la trayectoria parabólica, en un movimiento


compuesto cada uno de los movimientos componentes puede estudiarse como si se
produjeran independientemente uno del otro.

d = Vo . t h = ½ a . t 2

Donde:

d – Distancia

Vo – Velocidad inicial
t – Tiempo

h – Altura del cañón respecto del suelo

a – Aceleración de la gravedad 9,8 m/ s2

Esta fórmula no tiene en cuenta la resistencia aerodinámica (en el vacío). En función


de experiencias realizadas se estima que el alcance real resulta aproximadamente
entre 50 y 70% del teórico.-

Si en cambio deseamos realizar el cálculo de la parábola será:

Y = h – (g. ½ . Vo2 ) X2

donde:

Y = altura del proyectil respecto del piso en cualquier momento dado

h= altura de la boca del cañón respecto del piso

g= fuerza de atracción de la gravedad

Vo= velocidad inicial

X= recorrido horizontal del proyectil

BALÍSTICA DE EFECTOS

TEORIAS ACTUALES:
HERIDAS DE PROYECTIL

MECANISMO:

El pasaje de un proyectil a través del blanco desarrolla cambios de presión de 3 tipos.-

Por un lado, "ondas de choque" o pulso agudo de alta presión, que se inicia al chocar
contra el blanco para recorrerlo a la velocidad del sonido en el agua (1463 m/s). Debido
a que el medio tisural no es homogéneo, tales ondas se dispersan y reflejan en
distintas superficies, especialmente toda vez que la impedancia acústica del medio
reflector (I=D x V siendo I la impedancia, D la densidad del medio y V la velocidad de la
onda de presión) sea menor que la del medio menor que la del medio por el que
avanza el proyectil.-
En segundo lugar se han evidenciado grandes presiones por delante y hacia los flancos
del proyectil que avanza, para, finalmente, registrarse presiones negativas en el
momento en que los tejidos, animados de la energía transmitida, se desplazan
radialmente al recorrido del móvil.-

Todos estos cambios de presión han sido estudiados analizando el comportamiento de


proyectiles en el agua o en geles de densidad similar a los tejidos (gelatina al 20%) sea
mediante visualización directa de ciertas ondas gracias a la espectro fotografía, sea
registrándolas por medio de cristales piezo eléctricos colocados en la masa del blanco
a diferentes distancias de la trayectoria.-

La balística subacuática es muy similar a la tisural ya que las fuerzas que actúan
dependen de la velocidad del proyectil y de la densidad del medio, más bien que de su
viscosidad. Por otra parte los tejidos animales son muy ricos en agua, llegando a
contener hasta un 80% de este fluido.- Disparando pequeñas esferas de acero a
diferentes velocidades en tanques de agua, se observa la formación de una cavidad
alargada, cónica con vértice hacia la base del proyectil, que luego se hace esférica
pulsando varias veces antes de finalizar como una burbuja gaseosa. Dicha cavidad se
alarga primero en el sentido en el sentido del proyectil, después se expande
radialmente y luego se encoge. Rítmicamente estos cambios se suceden hasta 7 u 8
veces, luego de lo cual la cavidad se desintegra. En verdad los fenómenos son más
complejos, pero no entraremos en mayores detalles ya que para nuestro propósito
alcanza con lo expuesto.-

Cuando un proyectil atraviesa una masa de tejidos queda una cavidad permanente
tuneliforme cuyo volumen depende del diámetro del proyectil, de su velocidad y energía
cinética y de la contextura de los tejidos alcanzados.-

Esta cavidad o túnel constituye el trayecto propiamente dicho y se designa "cavidad


permanente". Ella tiene, en general, un diámetro inferior al del proyectil debido a la
elasticidad tisural, aunque él se subordina a la velocidad y a la contextura del tejido.
Para tejidos relativamente elásticos es una cavidad fusiforme (en forma de uso) y su
tallado se debe a la acción compresiva del proyectil, que dilacera, contusiona, magulla
y arrastra el medio que se opone a su paso, induciendo una pérdida de sustancia tanto
mayor cuanto mayor sea la energía cinética liberada y menor la cohesión del medio.-

La liberación energética comunicada a los tejidos los pone en movimiento


rechazándolos radialmente hasta una distancia más o menos grande, de lo que resulta
la formación de una "cavidad transitoria" muchas veces superior a la permanente, que
alcanza su máxima dimensión en un milisegundo persistiendo apenas unos
milisegundos.-

Como se comprende, la formación de estas cavidades resulta en violentas


disrupciones, dilaceraciones, desgarros, elongaciones y rupturas de los tejidos
interesados fuera del paso directo del proyectil. Los tejidos sufren severas alteraciones
celulares. Los capilares, arteriolas y vénulas se desgarran y los nervios son estirados o
desgarrados por estiramiento. A su vez los huesos pueden experimentar fracturas no
directamente causadas por la acción del proyectil.-
Se ha podido establecer que los efectos de los proyectiles dependen en su gran
mayoría de la energía liberada en el impacto y comunicada a los tejidos alcanzados.-

En los materiales desprovistos de elasticidad (jabón) el trayecto traduce la suma de los


distintos fenómenos, es decir, representa el conjunto a la cavidad permanente y la
temporaria. Estos materiales son de contextura homogénea, por lo que el trayecto es
un túnel cónico o fusiforme de paredes lisas que en el primer caso aumenta de
diámetro hacia la salida; por lo que el túnel es de diámetro tanto mayor cuanto mayor
es la velocidad del proyectil y menor la cohesión del medio.-

Impactando el mismo material con proyectiles deformables, el túnel cobra otro aspecto
que puede considerarse característico. A medida que la deformación se cumple a partir
del Orificio de Entrada, el proyectil se ensancha y la cavidad lo hace a su vez
adoptando una forma ovoidea de volumen tanto mayor cuando mayor sea el diámetro
para una misma energía cinética.-

Usando proyectiles expansivos cuyo extremo anterior se ensancha y fragmenta en la


travesía, se observa además otro carácter del trayecto que es típico de este tipo de
agentes. Los fragmentos desprendidos del proyectil son puestos a su vez en moción
(movimiento) radial y a la vez longitudinalmente en el sentido de la progresión;
convirtiéndose en proyectiles secundarios que labran trayectos accesorios en la masa
del blanco.-

GRAFICA DE EFECTOS
PODER DE DETENCION RELATIVO (STOPPING POWER)

Los proyectiles diseñados para su utilización en la caza, difieren fundamentalmente en


que su finalidad es lograr la muerte instantánea de la presa, mientras que los militares
tienen la finalidad de herir, para producir la baja como combatiente", lo que además
acarrea que otros combatientes dejen de hacerlo para atender al compañero herido
(una forma de "fuera de combate"). -

Para lograr lo mencionado y que el proyectil posea, además, cualidades de trayectorias


tendidas para poder efectuar tiros largos, manteniendo su poder letal al impacto, se
recurrió a diversos artilugios de diseño de puntas, con la finalidad de que, pese a
poseer elevados coeficientes balísticos, al arribar al blanco, los proyectiles tengan
capacidad de "frenarse" y, así, ceder la energía cinética que transportan; dentro de la
presa y sin atravesarla, y que la misma (energía cinética) se produzca en los planos
profundos del animal para así poder afectar a los órganos mayores y provocar la
muerte; y que no ocurra superficialmente logrando así, únicamente, herir al animal, el
que podría huir aunque desangrándose y, muriendo a veces, a distancias apreciables
de donde se le efectuó el disparo. Para lograr lo expuesto, es que los proyectiles de
caza poseen puntas deformables, las que al penetrar en el animal, aumentan el área de
la sección frontal del mismo, aumentando el diámetro del túnel y por ende el daño
tisular (perteneciente o relativo a los tejidos) es mayor.-

Policiales y de Defensa:

Nos referimos en este punto, exclusivamente a los proyectiles disparados por armas
cortas, ya que, si bien se utilizan escopetas con cartuchos con "postas" y pistolas
ametralladoras; dichas armas poseen la capacidad de causar impactos múltiples.
Muchos han sido los calibres utilizados con esta finalidad, tanto en revólveres como en
pistolas con distinta suerte.-

En el trono de las armas cortas, de mayor efectividad se hallan los "Magnum", de


indiscutible poder de detención a veces tanto acrecentado en películas y series
televisivas- pero pese a ello, su supremacía en cuanto a su capacidad de poner "fuera
de acción al oponente" es inobjetable. La finalidad precisamente es ésta, que el
proyectil tenga capacidad de causar un daño tal, que el herido -al menos en forma
momentánea- no pueda repeler la agresión, aunque esto no signifique necesariamente,
causarle la muerte. Por ello se considera necesario que posea un calibre de los
denominados "grandes o gruesos" o normalmente no inferiores al 9 mm ó .38, los que
deberán estar animados de la velocidad suficiente para provocar los efectos dinámicos
necesarios para tener suficiente poder de detención.-

Teorías de Efectividad:

Existen dos grandes corrientes de pensamiento sobre la efectividad del proyectil. Una,
apoya a los proyectiles de gran calibre y peso y, la otra, a los proyectiles de calibres
pequeños y poca masa, pero animados de muy alta velocidad.-

Aquí es donde debe hacerse una acotación general, sobre la efectividad de los
proyectiles; ya que la misma dependerá en el caso de los seres humanos, del físico de
quien recibe el impacto, su estado emotivo, y muy esencialmente de las zonas
afectadas, si se trata de zonas motoras, neurológicas, vísceras, pulmones u órganos
vitales como el corazón, etc. Un mismo proyectil (tipo) que impacte en una zona
muscular no tendrá el mismo efecto que si impacta en zona visceral, o si interesa
estructuras óseas.-

PODER DE DETENCION DE PROYECTILES DE ARMAS CORTAS

Los conceptos de “stopping power”y “relative stopping power” aparecen en todos los
tratados de balística terminal. El combate con arma corta es, por su naturaleza, rápido.
Un proyectil “eficaz” decide un encuentro de este tipo.

Dentro de la problemática de la balística terminal, o de efectos, uno de los temas que


más ha preocupado, y sobre el que más se ha discutido (y se sigue discutiendo), es el
poder de detención de proyectiles de armas cortas. El tema ha sido preocupante para
los técnicos en balística, pero, sobre todo, para los “usuarios” ya que un combate con
armas cortas se desarrolla siempre, debido al alcance eficaz de las mismas, a
distancias próximas entre los adversarios y las situaciones conflictivas planteadas
deben resolverse en tiempos mínimos.

Primeramente se planteó el problema de definir el concepto “detención” para pasar


inmediatamente al de cómo calcular por medio de magnitudes físicas la capacidad o
poder de detención de los proyectiles de armas cortas y, de esta forma, dar una
expresión numérica de la ponderación.

Existen diversas definiciones, todas más o menos acertadas, que vienen a expresar el
“efecto de detención” como la disminución, llegando hasta la anulación, de la capacidad
de acción del adversario. La anulación de la “voluntad de acción” no es un efecto de
detención propiamente dicho, sino que es más bien un efecto disuasorio.
Es un error identificar el grado máximo de detención con el hecho de causar la muerte
al oponente. Pertenece ya al clasicismo del tema el hecho de los musulmanes filipinos
en la guerra contra los norteamericanos a principios de siglo, que morían por impactos
de proyectil pero después de haber eliminado a su objetivo. En tales casos, una simple
pérdida transitoria del conocimiento habría supuesto realmente una detención de grado
máximo.

CRITERIOS CUANTIFICADORES DEL PODER DE DETENCIÓN

Los esfuerzos por medir el efecto de detención por medio de magnitudes físicas
ponderables es muy antiguo; a finales de siglo y comienzos del actual se hicieron
estudios en los cuales se describía, sólo cualitativamente, los efectos de un proyectil.
Es, no obstante, tres décadas después cuando aparecen las primeras fórmulas que
tuvieron difusión mundial y representaron criterios cuantificadores que condujeron a
una clasificación de los proyectiles de la época en orden a su poder de detención.

CRITERIO BASADO EN LA ENERGIA CINETICA

En 1927, el americano Hatcher y el francés Josserend desarrollaron una fórmula que


expresaba el poder de detención de un proyectil en función de la “energía cinética de
traslación” que llevaba el proyectil en el momento del impacto en el blanco.

STP (Stopping Power) = Energía cinética x Sección del proyectil x Factor de forma =

= 1,121 ½ m/9800 × V2 ×  × D2/4 .F

en donde:

m = masa del proyectil en gramos

v = velocidad en m/s

D = diámetro del proyectil en cm

F = factor de forma dependiente de proyectil

El número 1,121 es el factor de conversión de estas unidades europeas a unidades


americanas.

La fórmula que conoció mayor difusión fue también debida a Hatcher, publicada en
1935, y que se basaba en la “cantidad de movimiento” que llevaba el proyectil en el
momento del impacto.

RSP (Relative Stopping Power) = Cantidad de movimiento x Sección del proyectil x


factor de forma =
= 0,0181 m × v ×  × D2/4 × F

en donde m, v, D y F tienen para cada proyectil los mismos valores que para el “STP” y
vienen expresados en las mismas unidades; 0,0181 es el factor de conversión a
unidades americanas.

FACTOR DE FORMA

Hatcher determinó los siguientes factores de forma:

Bala blindada punta redonda: 0,9

Bala de plomo punta redonda: 1,0

Bala de plomo punta achatada: 1,05

Wadcutter/ semi Wadcutter: 1,2

Con el fin de hacer aplicable el factor de forma a una gama mas amplia de proyectiles,
diferentes técnicos balísticos completan la tabla de Hatcher con los siguientes factores:

Semiblindada punta blanda: 1,2

Semiblindada punta hueca: 1,35

Semiblindada punta hueca altamente expansiva: 1,65

TABLA DE “STP” Y DE “RSP”

La tabla siguiente ha sido elaborada según las fórmulas anteriores en base a datos de
catálogo de un mismo fabricante; las velocidades indicadas en la tabla son, según
datos del fabricante, iniciales y corresponden a disparos hechos con armas de longitud
de cañón indicadas, por tanto, es lógico que aparezcan desviaciones con respecto a
valores de poder de detención “STP” o “RSP” calculados con valores de la velocidad
medidos a la distancia de disparo. De todas formas, la tabla se expone (sólo para
alguno de los cartuchos y proyectiles más usuales) únicamente como resumen
comparativo de estos dos criterios sobre el poder de detención.

CALIBRE TIPO PESO FACTOR VEL. LONG. Ec STP CANT.MOV. RSP

BALA FORMA m/s CAÑON Kgm Kg. m/s


gms. cm

.45 B 14,9 0,9 259 12,7 51 52,8 3,86 64,5


A.C.P.

.45 BPH 12 1,35 304 12,7 56,5 87,8 3,64 91,4


A.C.P.

.45 COLT PTC 16,5 1,05 262 14 57,7 69,8 4,32 84,2

.44 Mg. SEMI 15,6 1,25 448 16,5 159,7 184,4 6,99 130,2

.44 SPL P 15,9 1 230 16,5 42,9 47,4 3,67 64,9

.357 Mg. P 10,2 1 430 21,3 96,2 69,6 4,38 51,1

.357 Mg. SBPH 8,1 1,65 442 21,3 80,7 96,4 3,58 68,9

.357 Mg. B 10,2 0,9 430 21,3 96,2 62,7 4,38 46,1

.38 SPL. P 10,2 1 261 15,2 35,4 29,1 2,66 35,3

.38 SPL. SBPH 8,1 1,65 312 15,2 40,2 54,3 2,53 55,1

.38 SPL. B 10,2 0,9 261 15,2 35,4 26,1 2,66 31,7

.38 SPL. WADC. 10,2 1,25 260 15,2 35,1 35,9 2,65 43,8

9 X 19 B 7,5 0,9 347 10,2 46 29,5 2,6 26,9

9 X19 BPH 6,5 1,35 404 10,2 54,1 52,1 2,62 40,7

9 X 17 B 6,1 0,9 291 10,2 26,3 16,9 1,77 18,4

.32 P 6,4 1 215 10,2 15 8,7 1,37 13


LARGO

.32 P 5,5 1 207 7,6 12 7 1,14 10,7


CORTO
.32 ACP B 4,6 0,9 276 10,2 17,8 8,3 1,27 9,5

.25 ACP B 3,2 0,9 247 6 9,9 3,2 0,79 4

.22 Mg. SBPH 2,6 1,35 451 16,5 26,9 10 1,17 7

.22 Mg. B 2,6 0,9 451 16,5 26,9 6,7 1,17 4,6

.22 LR COBRE 2,6 0,9 323 15,2 13,83 3,46 0,84 3,31

.22 LR P 2,6 1 290 15,2 11,1 3,1 0,75 3,3

.22 P 1,9 1 269 15,2 6,7 1,8 0,5 2,2


CORTO

B – Blindada

BPH – Blindada punta hueca

PTC – Plomo troncocónica

SEMI WADC – Semi wadcutter

SEPH – Semi blindado punta hueca

WADC – Wadcutter

P - Plomo

OBSERVACIONES SOBRE AMBOS CRITERIOS

La fórmula basada en la cantidad de movimiento (“RSP”), en términos muy generales,


adjudica mayor poder de detención a mayor peso y calibre, mientras la fórmula basada en
la energía cinética (“STP”), también en términos generales, concede un mayor poder de
detención a un mayor valor de esta magnitud física.

Ambas fórmulas son muy sensibles a las variaciones que sufren los valores de velocidad
y peso de un fabricante a otro, distancia de disparo, longitud del cañón y tipo de arma,
etc., por tanto, los resultados expuestos no pueden tomarse de forma absoluta; la gran
variedad de cartuchos y proyectiles que hay actualmente para los calibre más usuales
requiere que las fórmulas se apliquen según datos obtenidos para cada caso y en
circunstancias concretas.
EFECTOS SOBRE SUPERFICIES

Fundamentalmente son:

1- Orificio de Entrada (OE) y Orificio de Salida (OS). Efecto

perforante.-

2- Orificio de Entrada sin Orificio de Salida.

3- Roce.-

4- Rebote.-

1 O.E. O.S.

2 O.E.

3 ROCE

4 REBOTE

El efecto de "rebote" y consiguiente desviación de la trayectoria, en espejos de agua o


superficies relativamente vulnerables (chapas de poco espesor como carrocería de
automóviles), dependerá del ángulo de incidencia. Cuando más agudo sea el ángulo  ,
mayor será la posibilidad del rebote.-


EL ESTAMPIDO

El estampido característico de un arma de fuego, está motivado fundamentalmente por las


siguientes causas:
1.
La onda de choque producida por el proyectil cuando abandona el arma a
velocidades supersónicas (estampido de proyectil).-
2.
El aire que precede al proyectil, comprimido por éste, al salir bruscamente al
exterior, resultando relativamente tenue.-
3.
Lo gases a muy alta temperatura que, procedentes de la combustión de la pólvora,
también abandonan el arma a velocidades muy altas (estampido de boca).-

El estampido de proyectil puede inducir a cometer errores en la apreciación de la


distancia y, en especial, de la dirección desde donde se tira; esta última sólo puede ser
apreciada por el estampido de boca. En combate se demostró que al recibir fuego
enemigo, se oye primeramente el estampido de boca, generalmente seco, y luego el
estampido del proyectil, generalmente sordo. El intervalo que existe entre uno y otro es
tanto mayor cuanto más próximo se esté en la dirección del tiro.-

SUPRESORES

El silenciador es un dispositivo, también llamado a veces supresor sónico, con el cual se


pretende reducir al máximo el ruido delator que produce el disparo de las armas de
fuego. Sin embargo a veces, un silenciador no se considera como un supresor sónico:
este último, aunque no con mucho rigor semántico, únicamente pretende aminorar el
ruido del disparo con un mecanismo aplicado a las armas cuando disparas cartuchos
supersónicos; con el silenciador se puede lograr, aquí sí, la supresión casi absoluta de
tal ruido, con el tratamiento que afecta al cartucho y al arma que lo dispara.

El estampido de proyectil se elimina al reducir la carga propulsora y, si fuera


conveniente, aumentar el peso del proyectil, para que la velocidad inicial sea menor de
330 m/s, es decir obteniendo un cartucho subsónico.

Las otras dos causas motivadoras del estampido requieren, para reducirlo
suficientemente, el tratamiento correcto con un ingenio que pueda acoplarse al arma o
venga, por diseño, incorporado en ella (esta última fórmula es, con mucho, la más
eficaz).

En cuanto al aire que precede al proyectil y que normalmente es comprimido por él hasta
que sale estruendosamente el exterior, con el silenciador resulta conducido, por la
presión del proyectil en movimiento, a una cámara de expansión que forma parte de tal
dispositivo y que amortigua el estampido.

Por fin, los gases de la pólvora que empujan el proyectil y son la causa principal del
estampido; para enfriarlo y para reducir su velocidad, se les obliga a pasar por una serie
de conductor, deflectores y diafragmas elásticos con lo que, en buena parte, se resuelve
el problema.

CHALECOS ANTIBALA

Los mal llamados chaleco antibala, realmente solo son efectivos para detener proyectiles
de arma corta. Los que utilizan los ejércitos son chalecos anti fragmentos, que protegen
a los soldados de la metralla o de un disparo de fusil realizado a mucha distancia, ya que
no detendrían un tiro directo de arma larga. No obstante, estos chalecos pueden
reforzarse añadiéndoles paneles protectores supletorios, pero entonces solo se utilizan
en puestos de combate estáticos (puestos de guardia, etc.) pues, impiden la movilidad
de la persona que los usa.-

En los chalecos antibala modernos, hay que diferenciar entre el panel balístico que
cumple la función de proteger el cuerpo contra la penetración del proyectil en el mismo y
el panel ó paquete anti-trauma, que reduce o elimina el impacto en el cuerpo por la
deformación del panel balístico. Estos combinados, mas la funda exterior conforman el
denominado paquete balístico.-

Protección Balística:

En panel balístico tiene como objetivo detener al proyectil y prevenir así la penetración
del mismo en el cuerpo. La evolución de materiales para el panel balístico pasó por
poliamidas lineales (Nylon), fibras textiles sintéticas, fibras de poliéster, fibras poliuretano
y algunos materiales más. Los materiales que se usan hoy, principalmente son las fibras
aramidas que se destacan por sus propiedades mecánicas y dinámicas, su reducida
expansión y conductividad térmica y su excelente resistencia a la abrasión, al calor e
inercia química. Materiales como el Kevlar de Dupont es el más usado en paneles
balísticos. Cinco a diez veces más fuertes que el acero (a igual peso) ofrecen unas
ventajas considerables en peso y flexibilidad (son estructuras flexibles de fibras tejidas
ordenadas en capas superpuestas o de masas de fibras afieltradas de grosor
determinado) lo que los convierte en materiales de protección y confort.

Formas de trabajo de los paneles de fibras aramidas:

Como consecuencia del impacto y la penetración del proyectil los hilos se estiran y
absorben la energía del proyectil y la disipan lateralmente ( a través de la hebra fibrosa
que rodea la zona del impacto) y también en la dirección de avance del proyectil.

Paquete antitrauma:
El segundo factor importante, aparte de la protección contra la penetración del proyectil,
en el diseño y en la confección de chalecos antibala es la magnitud y el perfil de
deformación de la parte posterior o del respaldo de la defensa balística (del chaleco).
Esta deformación naturalmente depende del calibre, del peso y de la velocidad y del tipo
de proyectil y puede producir lesiones y heridas. Pueden producirse traumatismos,
particularmente severos cuando corresponden a la región hepática, la fosa ilíaca,
columna, etc.

“Trauma” se llama a la deformación máxima de la parte posterior de una defensa


balística, y se mide por su profundidad (igual a la longitud de la deformación en la
dirección del impacto). El
panel balístico en sí puede controlar parte del trauma dependiendo del espesor del
mismo, la densidad de las fibras. Otra solución sería incorporar paquetes antitrauma
suplementarios de laminados o almohadillas aramídicas o placas de cerámicas o de
acero, que cubren parte o la totalidad del dorso o respaldo de los paneles balísticos. Las
desventajas de estos paquetes están en un aumento del peso del chaleco y en una
reducción de la flexibilidad del mismo. Por ello, una solución consiste en una pluralidad
(dependiendo del nivel de protección que se requiere) de láminas o capas de un sustrato
o matriz de fibras tejidas o afieltrados que sirven de soporte de micro esferas huecas de
muy baja densidad distribuidas al azar en dicha matriz.-

1. Panel anti-trauma
2. Panel balístico
3. Funda exterior

TABLA COMPARATIVA

CON Y SIN AN
NIVELES DE PROTECCIÓN

NIVEL DE PROTECCION

MA 01 0101.03

RENAR NIJ

RB0 I

RB1 II-A

RB2 II

RB3 III-A

RB4 III

RB5 IV

RBE Prot.especial

PROTECCIÓN POR NIVEL

RB0 RB1

.22 LR 2,6 g 320 m/s RB0 +

.38 SPL 10,2 259 m/s .357 Magnum 381


g m/s

.25 9 mm 332
m/s

.32 .45 ACP 14,9 255


g m/s

.38 SPL +P 10,5 260


g m/s

RB2 RB3
RB0 + RB1 RB0 + RB1 +
RB2

.357 Mag SP 10,2 425 m/s 9 mm FMJ 8g 426


g m/s

9 mm FMJ 8g 358 m/s .44 Mag SWC 15,55 426


g m/s

LESIONES (PANEL BALISTICO SOLO)

0 A 10 mm de trauma contusiones

10 a 20 mm. de trauma contusiones y fractura, lesión visceral

20 a 30 mm de trauma fracturas y lesiones viscerales directas

más de 30 mm. de trauma lesiones viscerales (más de un órgano)