Está en la página 1de 30

CUADRO HEMATICO.

¿Qué es? El cuadro hemático es un examen de laboratorio que se ordena con


frecuencia. Es un conjunto de exámenes que sirven para medir algunas de las
diferentes partes de la sangre. La sangre está compuesta por los eritrocitos
(glóbulos rojos), los leucocitos (glóbulos blancos), las plaquetas y el plasma. La
parte principal de Los glóbulos rojos es la hemoglobina. La hemoglobina
contiene oxígeno y hierro. Los glóbulos rojos llevan la hemoglobina a las
células del cuerpo y eliminan los desechos como el dióxido de carbono. Los
glóbulos blancos son los encargados de combatir las infecciones. Existen
distintas clases de glóbulos blancos. Las cantidades de cada clase de glóbulos
blancos ayudan a que los médicos decidan el tratamiento de las infecciones.
Las plaquetas, el plasma y otras proteínas en la sangre ayudan a coagular su
sangre cuando usted se corta o lesiona.

¿Por qué lo necesito? El cuadro hemático se hace, generalmente, cuando a


usted le hacen un chequeo médico. También se hace para conocer su estado
de salud antes de una cirugía. El cuadro hemático sirve para saber porque su
piel se ve más pálida de lo normal. También sirve para conocer el motivo de su
debilidad y su cansancio. Otra razón para ordenar este examen, puede ser
porque usted presenta fiebre, dolor, hinchazón, o moretones.

¿Cómo debo prepararme para el examen? No es necesario hacer algo


especial antes de que le hagan su cuadro hemático. Este examen de sangre
puede hacerse antes o después de comer y a cualquier hora del día.

¿Cómo se recolecta la muestra de sangre?


 Un paramédico le colocará una banda elástica y ancha (torniquete)
alrededor de su brazo y la apretará. Su piel será limpiada con alcohol.
Una pequeña aguja unida a un tubo de ensayo especial, será colocada
en una vena de su brazo o de su mano. El tubo hace succión para
extraer la sangre hacia él. Cuando el tubo se llena, se retiran la banda
de caucho, la aguja y el tubo de ensayo. El paramédico presionará con
un algodón el sitio en el que estuvo la aguja. Es posible que le pidan que
presione el algodón en el sitio por unos minutos para detener la sangre.
Le pueden colocar esparadrapo sobre el algodón para sostenerlo en su
brazo.
 Si el examen es en un niño, algunas veces, para sacarle la sangre le
hacen un pinchazo en la yema del dedo. El dedo gordo del pie o el talón,
también pueden ser usados para extraer la sangre de un bebé. A usted
pueden pedirle que sostenga el algodón en el sitio durante unos minutos
para detener la sangre.

¿Qué debo hacer después del examen? A los 20 o 30 minutos de haber


pasado la extracción de la sangre, usted podrá retirar el esparadrapo y el
algodón de su brazo. Llame a su médico para conocer el resultado del examen.
Los números normales en el resultado son distintos para los hombres, las
mujeres y los niños. Su médico le explicará lo que el resultado del examen
significa para usted. Siga las instrucciones de su médico.
Acuerdos sobre su cuidado: Usted tiene el derecho de participar en la
planificación de sus cuidados. Para ayudar en esta planificación; usted debe
informarse acerca de sus exámenes de laboratorio. De esta manera, usted y
sus médicos pueden hablar acerca de sus opciones y decidir el cuidado que se
usará durante su tratamiento. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su
tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no
es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Consulte con
su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico
para saber si es seguro y efectivo para usted.

CUADRO HEMATICO Y PARCIAL DE ORINA.


El cuadro hemático y el parcial de orina son dos de los exámenes de
laboratorio más comunes que se realizan para el enfoque diagnóstico de
algunas enfermedades, el análisis adecuado de estos, puede ayudar a
identificar muchas de las patologías que frecuentemente se presentan en las
personas que asisten la consulta médica. Por lo tanto, es de gran importancia
nombrar algunos de los hallazgos que se pueden encontrar tras la realización e
interpretación de los resultados de estos exámenes.

Cuadro Hemático: El cuadro hemático poco a poco se ha venido convirtiendo


en una prueba de detección básica y constituye uno de los paraclínicos que se
solicitan con más frecuencia dentro de la práctica médica. Los datos que
pueden ser reportados por esta prueba, constituyen información diagnostica
muy valiosa sobre el sistema hematológico. Consta de una serie de pruebas
que determinan el número, variedad, porcentaje, concentración y calidad de las
células sanguíneas.

1. Cuenta Leucocitaria (WBC): Valor normal: 4.500 y 11.500 células


por mm³ (o microlitro) de sangre, variable según las condiciones fisiológicas
(embarazo, stress, deporte, edad, etc.) y patológicas (infección, cáncer,
inmunosupresión, aplasia, etc.). Los glóbulos blancos o leucocitos se dividen
en dos líneas celulares los granulocitos o leucocitos polimorfonucleares y los
agranulocitos o leucocitos mononucleares. En el grupo de los granulocitos
encontramos los neutrófilos, los basófilos y los eosinófilos. Los agranulocitos
incluyen los linfocitos y monocitos.

Los dos trastornos existentes de estas células sanguíneas son:


Leucocitosis: (cuenta mayor de 10000/μl 103/mm3/ μl): Suele deberse al
aumento de un solo tipo de glóbulo blanco. Sin embargo, cuando es
consecuencia del aumento de todas las células de la línea blanca podemos
sospechar hemoconcentración en el paciente. Se produce leucocitosis en las
infecciones agudas en las que el número de leucocitos depende de la
intensidad de la infección, la resistencia del paciente, su edad y la eficiencia y
reserva de la medula ósea.

Leucopenia: (cuenta por debajo de 4000/mm3 o 4 X103 /mm3): Se


presenta en infecciones virales y bacterianas, hiperesplenismo, depresión de la
medula ósea por fármacos, neutropenia inmunológica, y enfermedades
ocupativas de la medula ósea (infecciones micóticas o metástasis).
1.1. Neutrófilos: Valor normal: 55 a 70 % de la cuenta leucocitaria
normal, 2.500 y 7.500 células por mm³
Estas células son el tipo de leucocitos más numeroso e importantes en la
reacción inflamatoria del organismo. Constituyen la principal defensa contra la
invasión microbiana a través del proceso llamado fagocitosis.

Los dos trastornos existentes de estas células sanguíneas son:


Neutrofilia: (>8000/mm3 o >70%): Se presenta en infección bacteriana
generalizada aguda, inflamación, intoxicaciones, y algunas enfermedades
virales por rickettsias.

Neutropenia: (< 1.800/mm3 o <40%): Se presenta en infecciones


bacterianas agudas, infecciones virales, infecciones por rickettsias, algunas
enfermedades parasitarias y hepatopatía.

1.2. Eosinófilos: Valor normal: 0 a 3% de la cuenta leucocitaria total, 50 a 250


mm3
Los eosinófilos fagocitan los complejos antígeno-anticuerpo y se activan
durante las últimas fases de la inflamación, son los encargados de responder
ante patologías alérgicas y parasitarias.

Los dos trastornos existentes de estas células sanguíneas son:


Eosinofilia (>5% o >500 mm3): Se produce en los casos de fiebre del
heno, alergias, asma, enfermedades crónicas de la piel (psoriasis, pénfigo),
algunas infecciones (clamydia, parásitos), enfermedades autoinmunes, o en
respuesta a drogas.

Eosinopenia: (reducción de la cantidad de eosinófilos circulantes bajo


50/mm3): Las principales alteraciones vinculadas con este desorden son:
infecciones bacterianas agudas con gran desviación a la izquierda, fiebre
tifoidea.

1.3. Basófilos: Valor normal: 0 a 1% de la cuenta total leucocitaria o 25 a 100


mm3
Estas células son consideradas como fagocitos y contienen heparina, histamina
y serotonina.

Los dos trastornos existentes de estas células sanguíneas son:


Basofilia (conteo mayor de 100/mm3): Se asocia comúnmente a leucemia
granulocítica, metaplasia mieloide, linfoma de Hodgkin. Menos
frecuentemente se asocia a inflamación, post-esplenectomía, infecciones
(TBC, sarampión, influenza).

Basopenia (conteo menor a 20/mm3): Se asocia a la fase aguda de las


infecciones, reacciones al stress, tratamiento prolongado con corticoides,
ausencia hereditaria de basófilos, fiebre reumática en niños.

1.4. Monocitos: Valor normal: 3 a 7% de la cuenta leucocitaria total o de 100 a


600/mm3.
Son las células con mayor tamaño en la sangre normal y constituyen la
segunda línea de defensa del organismo contra la infección.

Los dos trastornos existentes de estas células sanguíneas son:


Monocitosis (>800/mm3): Se presenta en infecciones bacterianas, TBC y
endocarditis bacteriana subaguda, sífilis, artritis reumatoide, VIH, LES y
púrpura trombocitopenica.

Reducción en la cuenta de monocitos (menos de 100/mm3): Se da con


aplicación de tratamientos con prednisona, artritis reumatoide y VIH.

1.5. Linfocitos: Valor normal: 25 a 40% de la cuenta leucocitaria total o de


1000 a 4000/mm3.
Constituyen la fuente de inmunoglobulinas séricas y de la respuesta
inmunológica celular y tienen gran importancia en las reacciones
inmunológicas.

Los dos trastornos existentes de estas células sanguíneas son:


Linfocitosis (>4000/mm3 en adultos, mayores de 7200/mm3 en niños, y
9000/mm3 en recién nacidos): Se presenta en la linfocitosis infecciosa
(principalmente virales: EBV, CMV, infecciones tracto respiratorio superior,
hepatitis viral, paperas, sarampión, toxoplasmosis; principalmente en niños),
mononucleosis infecciosa, TBC, brucelosis y tos ferina.

Linfopenia: (<1000/mm3 en adultos, 2500/mm3 en niños): Quimio y


radioterapia, VIH, TBC. Recuentos celulares bajo 500/mm3 significan que el
paciente se encuentra muy susceptible a infecciones, especialmente virales,
por lo que se debe proteger de éstas.

2. Cuenta Eritrocitaria: En la evaluación de esta serie se considera el conteo


de glóbulos rojos o eritrocitos, el hematocrito (HTO, porcentaje de la sangre
que corresponde a glóbulos rojos), concentración total de hemoglobina (HGB,
es la proteína dentro del eritrocito que trasporta el oxígeno por la sangre), e
índices de los glóbulos rojos como el volumen corpuscular medio (MCV,
tamaño globular promedio), concentración de hemoglobina corpuscular media
(MCHC, concentración promedio de hemoglobina de los eritrocitos), y
distribución por tamaño de los glóbulos rojos (RDW, dispersión en los tamaños
de los eritrocitos).

Los valores normales para las variables estudiadas son los siguientes:
Sexo Número Hematocrito Hemoglobina
Eritrocitos
Hombres 4.2-5.4 x 106/mm3 42-52 % 14-17 g/dl
6 3
Mujeres 3.6-5.0 x 10 /mm 36-48 % 12—16 g/dl

MCV: 82-98 fl. MCHC: 31-37 g/dl. MCH: 26-34


pg/célula. RDW: 11.5-14.5.
Tanto el número de eritrocitos, como el HTO son parámetros que evalúan la
cantidad de glóbulos rojos en la sangre. La reducción de estos valores, pueden
interpretarse bajo una condición llamada anemia, que puede ser originada por
disminución de la hematopoyesis medular, destrucción celular, pérdidas
directas o indirectas por dilución sanguínea. Pueden presentarse también
en algunas enfermedades como: LES, fiebre reumática y endocarditis
subaguda, cirrosis, y reacción hemolítica. Por el contrario, el aumento de estos
valores puede interpretarse bajo una condición llamada policitemia o
poliglobulia. Puede estar causada por un aumento en la producción medular en
forma primaria (Policitemia vera), secundaria a enfermedades sistémicas
(enfermedades pulmonares, enfermedad cardiovascular y renal), o en forma
indirecta (deshidratación, hipo ventilación). Un HTO mayor a 60% se asocia a
eritrocitocis, deshidratación intensa y hemoconcentración.

A través de la concentración de la hemoglobina podemos evaluar si los


eritrocitos pueden cumplir su función: llevar oxígeno a la periferia del
organismo, actividad llevada a cabo por la hemoglobina del glóbulo rojo. La
disminución de HGB se puede observar en anemias primarias, embarazo,
enfermedades renales, enfermedades autoinmunes, problemas de
alimentación. Los niveles altos de hemoglobina pueden estar en cardiopatías,
deshidratación, enfermedades pulmonares crónicas, estancias en lugares de
mucha altitud.

3. Cuenta Plaquetaria: Valores normales: 150.000 a 400.000/mm3


La actividad de las plaquetas es necesaria para la coagulación de la sangre,
integridad vascular, vasoconstricción, su adherencia y agregación son
indispensables para la formación del tapón hemostático que ocluye las roturas
de los vasos pequeños.

Exceso de plaquetas o trombocitosis: Ocurre en cáncer, esplenectomía,


traumatismo, artritis reumatoide, infecciones agudas, pancreatitis y TBC.

Reducción de las plaquetas o trombocitopenia (<140.000/mm3): Esta


condición se observa en alteraciones congénitas; por disminución de la
producción como en las infecciones virales y el sarampión. Se genera
también por aumento de la destrucción, donde dentro de las causas no
inmunes se encuentra la sepsis, y las prótesis intravasculares; y dentro de
las inmunes, las primarias: Púrpura Trombocitopénico Idiopático, y
secundarias a infecciones virales, bacterianas y drogas.

4. Velocidad de sedimentación globular (VSG): Valor normal: 15 mm/hr en


hombres y 20 mm/hr en mujeres.

Esta prueba se basa en los procesos inflamatorios y necróticos que causan


alteraciones en las proteínas plasmáticas, resultando en la agregación de los
glóbulos rojos, lo que los hace más pesados, por lo que precipitan en el tubo de
ensayo. Mientras más rápido se agrupen, mayor será la VSG. Hay elevación de
la VSG en todas las enfermedades del tejido conectivo, infecciones,
inflamaciones y destrucción celular. Se encuentra muy elevada (mayor a 100
mm/hr) en mieloma, linfomas, y cáncer metastático. Generalmente la elevación
persiste durante el período de convalecencia, demorando en normalizarse más
tiempo que la leucocitosis o la fiebre.

PARCIAL DE ORINA: Es el análisis de la orina puede dividirse en tres etapas:


 Análisis físico: Color, Aspecto, Olor
 Análisis Químico: Densidad, pH, glucosa, proteínas, sangre, cuerpos
ce tónicos, urobilinógeno, bilirrubina y nitritos.
 Análisis microscópico: Cilindros, eritrocitos, leucocitos, células
epiteliales, cristales, bacterias, hongos y filamentos de moco.

ANÁLISIS FÍSICO.
 Color: En condiciones normales el color de la orina va de amarillo hasta
ámbar. En un individuo sano la intensidad varía de acuerdo al grado de
concentración de la muestra. En las enfermedades infecciosas son de
importancia las coloraciones amarillo - naranja, presente en orina muy
concentrada, indicativa de deshidratación o fiebre; la coloración azul –
verdosa es indicativa de infección por Pseudomonas. En la hepatitis la
coloración puede ser amarillo-naranja o amarillo- verdosa.
 Aspecto: El aspecto de la orina recién evacuada es transparente y/o
limpia, la aparición de una ligera turbidez suele ser normal en primera
eyección de la mañana, debido a la alta concentración de sales que
pueden precipitar y formar cristales. La presencia de ligera turbidez
homogénea o marcada indica algún proceso patológico de base. Un
aspecto turbio puede deberse a presencia aumentada de cristales por
deshidratación o fiebre, bacterias por infección, eliminación de medios
de contraste radiográfico, leucocitos, etc.
 Olor: La orina recién emitida tiene un olor característico, no
desagradable, generado por metabolitos intermedios de carácter ácido y
volátil. El olor a amoniaco se presenta en pacientes con infección
urinaria debido a la degradación de urea a amonio.

ANÁLISIS QUÍMICO.
PARÁMETRO ORINA ALTERACIÓN EJEMPLOS DE ENTIDADES
NORMAL DONDE SE PRESENTA LA
ALTERACIÓN
DENSIDAD 1015-1025 BAJA Diabetes insípida, alteración
en la hormona antidiurética,
sobre hidratación, uso de
diuréticos, aumento en la
eliminación urinaria.
ALTA Diabetes mellitus,
Deshidratación por vomito o
diarrea.
FIJA Fija baja <1010, daño renal
grave.
pH 5-8 ACIDEZ Acidosis metabólica, diabetes
mellitas y bacterias acidó
genas.
ALCALINIDAD Alcalosis metabólica,
medicamentos, infección
bacteriana por proteus.
PROTEÍNAS No PROTEINURIA Sind. Nefrótico y en forma
detectable ocasional en infecciones altas
del tracto urinario, fiebre,
exposición al
frío, stress emocional,
ejercicio intenso.
GLUCOSA No GLUCOSURIA Diabetes mellitus y embarazo.
detectable
CUERPOS CE No CETONURIA Diabetes mellitus y ayuno
TÓNICOS detectable prolongado
BILIRRUBINA No BILIRRUBINA Hepatitis crónica y aguda,
detectable mononucleosis infecciosa y
septicemia. Obstrucción de
vías biliares.
UROBILINO- <o= INCREMENTO Anemias hemolíticas y
GENO 0.2mg/dl hemorragias internas.
AUSENCIA Obstrucción del colédoco
HEMOGLOBINA No HEMATURIA Glomerulonefritis aguda o
detectable crónica, cálculos renales e
infecciones del tracto urinario.
NITRITOS Negativo POSITIVO Infección urinaria por E. Coli,
Klebsiella, Proteus,
Enterobacter, Citrobacter y
Salmonella.

ANÁLISIS MICROSCÓPICO: El análisis microscópico se realiza con el


sedimento urinario obtenido por centrifugación. Informa las células por campo,
cilindros por preparación, y bacterias, levaduras, cristales y moco por cruces (+:
leve, ++: moderado, +++: aumentado, ++++: muy aumentado).

1. Células
 Eritrocitos: Valor normal: < 2-3 por campo en mujeres y ocasionales en
hombres. El recuento aumentado de esta forma celular puede ser
indicativo de glomerulonefritis aguda o crónica, cálculos renales
(intermitente) e infecciones del tracto urinario.
 Leucocitos: Valor normal: < 3 por campo en mujeres y < 2 por campo
en hombres. La presencia aumentada de leucocitos en la orina es muy
indicativo de infección urinaria.
 Células epiteliales escamosas y de pelvis renal: Valor normal: < 3 por
campo y ocasionales respectivamente. Su presencia reviste gran
importancia si se observan en gran cantidad. Se correlacionan con la
presencia de bacterias.
 Células epiteliales renales: Valor normal: Ocasionales. 1-2 células por
campo indica un proceso de daño activo a nivel de los túbulos renales.
 Bacterias: Una muestra recolectada y conservada en forma óptima no
debe presentar bacterias, si las hay son indicativas de infección, y se
deben estudiar por coloración de Gram y cultivo para confirmación del
microorganismo. Normalmente menos de 1000 bacterias/ml en un
espécimen no centrifugado están presentes en la orina. En
preparaciones en húmedo de espécimen centrifugado son solo
detectables si su número es mayor de 10.000/ml.
 Levaduras: Una muestra recolectada y conservada en forma óptima no
debe presentar levaduras, si se presentan sugieren contaminación
vaginal o infección, por ejemplo, la presencia de Cándida. Es común
encontrarlas en infecciones urinarias en pacientes con diabetes, que
consumen anticonceptivos, o terapia intensiva de antibióticos o
inmunosupresores.
 Parásitos: La presencia de parásitos en la orina suele presentarse por
contaminación fecal. Es posible observar también, Trichomonas
vaginalis por contaminación vaginal. En pacientes con esquistosomiasis
en muy pocas ocasiones es posible detectar los huevos característicos
del parasito.

2. Cilindros: Los cilindros son el resultado de la gelificación de una


mucoproteina renal específica, inmunológicamente identificada como proteína
de Tamm-Horsfall.
 Hialinos: Su presencia es ocasional en la orina normal. Pueden
aparecer después del ejercicio físico intenso, y en grandes cantidades
pueden indicar compromiso renal.
 Epiteliales: Generalmente no deben ser detectables en la orina, sin
embargo, su presencia es indicativa de inflamación renal.
 Granulosos: Se pueden formar por degeneración de cilindros epiteliales
o por incorporación de elementos proteicos. Su presencia implica
procesos patológicos crónicos.
 Hemáticos: Generalmente no deben ser detectables en la orina, sin
embargo, su presencia indica glomerulonefritis o cálculos renales.
 Leucocitarios: Son indicativos de infección urinaria activa.
 Céreos: Son indicativos de proceso renales crónicos y diálisis.

3. Cristales: Los cristales se generan por precipitación de sales (efecto de la


concentración de la orina) y su presentación puede ser asintomático. Si están
asociados a la formación de cálculos, la presentación clínica acompañara a la
obstrucción total o parcial del flujo urinario.
 Uratos: pH acido. En estados febriles e infecciones agudas.
 Ácido úrico: En orinas recién emitidas, y en altas cantidades tras
cálculos urinarios
 Fosfatos triples y amorfos: En altas cantidades en infecciones
crónicas y procesos degenerativos.
 Colesterol: Nefritis, infecciones graves del tracto urinario,
hipercolesterolemia.
 Tirosina: Enfermedad hepática grave.

CREATININA.
Es un examen que mide el nivel de creatinina en la sangre y se hace para ver
qué tan bien funcionan los riñones. La creatinina también se puede medir con
un examen de orina.
Forma en que se realiza el examen: Se necesita una muestra de sangre.
Preparación para el examen: El médico puede solicitarle que deje de tomar
temporalmente ciertos medicamentos que puedan afectar el examen, entre
ellos:
 Aminoglucósidos (por ejemplo, gentamicina)
 Cimetidina
 Fármacos quimioterapéuticos de metales pesados (por ejemplo,
cisplatino)
 Fármacos nefrotóxicos como cefalosporinas (por ejemplo, cefalexina)
 Antinflamatorios no esteroides (AINES)
 Trimetoprim

Lo que se siente durante el examen: Cuando se introduce la aguja para


extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado; otras sólo
sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber
algo de sensación pulsátil o un hematoma leve, los cuales pronto desaparecen.

Razones por las que se realiza el examen: La creatinina es un subproducto


químico de la creatina. La creatina es un químico producido por el cuerpo y que
se utiliza para proporcionarle energía principalmente a los músculos.

Este examen se realiza para ver qué tan bien funcionan los riñones. La
creatinina es eliminada del cuerpo completamente por estos órganos. Si la
función renal es anormal, los niveles de creatinina se incrementan en la sangre,
debido a que se elimina menos creatinina a través de la orina.

Los niveles de creatinina también varían de acuerdo con la talla y la masa


muscular de una persona.

Valores normales: Un resultado normal es de 0.7 a 1.3 mg/dL para los


hombres y de 0.6 a 1.1 mg/dL para las mujeres.

Las mujeres generalmente tienen niveles de creatinina más bajos que los
hombres, debido a que ellas normalmente tienen menor masa muscular.

Los ejemplos de arriba son mediciones comunes para los resultados de estos
exámenes. Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre
diferentes laboratorios. Algunos laboratorios utilizan diferentes mediciones o
analizan muestras diferentes. Hable con el médico acerca del significado de los
resultados específicos de su examen.

Significado de los resultados anormales: Los niveles superiores a lo normal


pueden deberse a:
 Obstrucción de las vías urinarias.
 Problemas renales, como insuficiencia o daño en el riñón, infección o
reducción del flujo de sangre.
 Pérdida de líquido corporal (deshidratación).
 Problemas musculares, como descomposición de las fibras musculares
(rabdomiólisis).
 Problemas durante el embarazo, como convulsiones, eclampsia o
hipertensión arterial causada por el embarazo (preeclampsia).

Los niveles inferiores a lo normal pueden deberse a:


 Afecciones que comprometen y los nervios que los controlan (miastenia
grave).
 Problemas musculares, pérdida muscular avanzada (distrofia muscular).

Existen muchas otras afecciones para las cuales se puede ordenar el examen,
como hipertensión arterial, diabetes o sobredosis de medicamentos. El médico
le comentará más al respecto, de ser necesario.

Riesgos: Extraer una muestra de sangre implica muy poco riesgo. Las venas y
las arterias varían en tamaño de un paciente a otro y de un lado del cuerpo a
otro, razón por la cual extraer sangre de algunas personas puede ser más difícil
que de otras.

Otros riesgos asociados con la extracción de sangre son leves, pero pueden
ser:
 Sangrado excesivo
 Desmayo o sensación de mareo
 Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
 Infección (un riesgo leve en cualquier momento que se presente ruptura
de la piel)

Nombres alternativos: Creatinina en suero.

2º CREATININA: Estructura química de la creatinina.

La creatinina es un compuesto orgánico generado a partir de la degradación de


la creatina (que es un nutriente útil para los músculos). Se trata de un producto
de desecho del metabolismo normal de los músculos que habitualmente
produce el cuerpo en una tasa muy constante (dependiendo de la masa de los
músculos), y que normalmente filtran los riñones excretándola en la orina. La
medición de la creatinina es el modo más simple de monitorizar la correcta
función de los riñones.

Uso en diagnóstico: Medir la creatinina del suero es una prueba simple y es el


indicador más común de la función renal. Un aumento en los niveles de
creatinina de la sangre solamente es observada cuando hay un marcado daño
en las nefronas (RC). Por lo tanto, esta prueba no es conveniente para detectar
estados tempranos de enfermedad del riñón. Una mejor valoración de la
función del riñón la da la prueba de aclaramiento de creatinina. La separación
de creatinina puede ser calculada con precisión usando la concentración de la
creatinina del suero y alguna o todas las variables siguientes: sexo, edad, peso,
y raza según lo sugerido por la National Diabetes Association con una
recolección de orina de menos de 24 horas. Algunos laboratorios calcularán el
ClCr si está escrito en la forma de solicitud de la patología; y, la edad, el sexo,
y el peso necesarios son incluidas en la información del paciente.

Interpretación: En los Estados Unidos, los niveles de creatinina son


típicamente expresados en mg/dL, mientras que en Canadá y Europa puede
ser usado μmol/litro [μM]. 1 mg/dL de creatinina son 88.4 μmol/l.
El típico rango de referencia para las mujeres es estimado de 0,6 a 1,1 mg/dL
(cerca de 45 a 90 μmol/l), para los hombres es de 0,8 a 1,3 mg/dL (60 a 110
μmol/l). La concentración de creatinina en la circulación sanguínea depende de
la masa muscular además de la función renal. Por ello, mientras una
concentración de 2,0 mg/dL (150 μmol/l) de creatinina en el suero puede indicar
una función normal del riñón en un fisioculturista masculino, una creatinina del
suero de 0,7 mg/dl (60 μmol/l) puede indicar una enfermedad renal en una
mujer anciana. Más importante que un nivel absoluto de creatinina es la
tendencia de los niveles de la creatinina en un cierto plazo. Un nivel creciente
de creatinina indica daño del riñón, mientras que un nivel de creatinina que
declina indica una mejora de la función del riñón.

GLICEMIA.
Habitualmente, cuando se desea descartar una diabetes, el especialista
tratante solicita un examen de glicemia, el que consiste en una toma de sangre,
generalmente matinal. En algunos casos, cuando los resultados están en el
límite o hay elementos de alta sospecha también es necesario realizar una
curva de tolerancia a la glucosa o sobrecarga.

El doctor Sergio Majlis, jefe de la Unidad de Endocrinología de Clínica


Alemana, explica de qué se tratan exactamente estos estudios, quiénes deben
efectuárselos y qué medidas se tienen que tomar en forma previa.

¿En qué consiste el examen de glicemia?: Se trata de una muestra de


sangre matinal. La mayoría de las veces se realiza junto con exámenes de
rutina posterior al periodo de ayuno nocturno, de por lo menos ocho horas.

¿Con qué frecuencia se debe realizar este estudio?: Se recomienda desde


los 45 años de edad. Lo ideal es efectuarlo cada tres años si no existen
factores de riesgo.
Sin embargo, es necesario realizar este estudio a menor edad cuando existe un
índice de masa corporal mayor que 25kg/m2, historia familiar de diabetes,
inactividad física, previa intolerancia a la glucosa, hipertensión, HDL<35 o
Triglicéridos>250, enfermedades vasculares, ovario poliquístico, o en presencia
de síntomas sospechosos.

¿Qué significa que esté alterado?: Si la glicemia en ayunas tiene un valor


mayor que 126 mg/dL es necesario repetir el examen al día siguiente, y en
caso de persistir en ese rango, estamos frente a una diabetes.
Si los valores de glicemia en muestra aislada, a cualquier hora del día son
mayores que 200, acompañado o no de síntomas, el diagnóstico de diabetes
ya está establecido. Por lo tanto, no se requiere efectuar una curva de
tolerancia a la glucosa.

¿De qué se trata la curva de tolerancia a la glucosa?: En este examen,


complementario al anterior, el paciente recibe una carga de 75 grs. de hidratos
de carbono. De esta forma, se determinan los niveles de glicemia a tiempos
prefijados habitualmente basales, 60 y 120 minutos. Si los valores de la curva
son mayores que 200 se trata de diabetes.

¿Qué puede sentir el paciente si los valores son altos?: Los síntomas van
desde sed, hambre, aumento de volumen urinario, baja de peso con ingesta
conservada, dolores musculares y calambres con visión borrosa e infecciones
de curso prolongado, entre otros.

¿Necesita de preparación previa?: En general, una dieta libre de hidratos de


carbono, es decir, sin restricción de éstos, de al menos tres días previos al
examen, y evitar situaciones de estrés e infecciones, alza febril, patologías u
hospitalizaciones recientes.
Asimismo, no se debe fumar durante la prueba y hay que permanecer en
reposo.

¿Quiénes deben realizarse la curva de tolerancia?


Sus indicaciones son muy variadas y difíciles de enumerar, ya que el riesgo de
diabetes aumenta con la edad, con el incremento del peso, la vida sedentaria y
su prevalencia es mayor aun en algunos grupos étnicos y en familias con
historia de diabetes y/o en presencia de hipertensión/dislipidemia, (aumento de
grasas en la sangre), por encima de sus valores normales, entre otros.

A grandes rasgos, arriesgándome a omitir algunos casos, diría que se


recomienda realizar este examen en situación de intolerancia a la glucosa en
ayunas (glicemias basal > 99 y <126) y/o post prandial (>126 y <200 mg/dL)
para descartar una diabetes.

Estos grupos, principalmente, el de intolerancia a la glucosa post prandial,


denominado pre-diabético, representan un riesgo cardiovascular adicional en
comparación con la población general, por lo cual es importante su
identificación.

Se debe evaluar riesgo por presencia de diabetes en los progenitores.


Asimismo, es necesario realizar estos exámenes cuando existe alguna
patología cardiovascular con glicemias basales ocasionalmente elevadas.

Asimismo, este estudio está asociado a la determinación de insulina en caso de


sospecha de hiperinsulinismo.

También es recomendable realizar este examen en pacientes con ovario


poliquístico o acantosis (trastorno cutáneo) al examen clínico o frente a
antecedentes previos de diabetes, sospecha de diabetes gestacional o
con antecedente de hijos macrosómicos (cuando pesan más de cuatro kilos)
en embarazos anteriores.
¿El resultado es reversible?: Es reversible en la medida que se modifiquen
las situaciones que condujeron a este trastorno metabólico, es decir, un obeso
que reduce su peso e incrementa su actividad física puede modificar en forma
drástica su laboratorio.

El uso de esteroides en dosis farmacológicas y su reducción también conlleva


la corrección de una glicemia elevada.

2ºGLICEMIA.
Nombre del análisis: Glicemia

Nombres alternos: Glucosa en sangre

Nombres coloquiales: "Azúcar", "Azúcar en la sangre"

Tipo de muestra: Suero sanguíneo

Ayuno: para la glicemia en ayunas se requieren al menos 8 horas de ayuno.


No se recomienda realizar el análisis luego de un ayuno de más de 16 horas.

Sección: Química Clínica

Este análisis mide la cantidad de un azúcar llamado glucosa en la sangre. La


glucosa proviene principalmente de los carbohidratos contenidos en los
alimentos, por ejemplo azúcar de mesa, frutas, lácteos, frescos y jugos, dulces,
harinas (panes, pasta, tortillas, etc.) y cereales. La glucosa es la
principal fuente de energía para el organismo.

Normalmente, luego de ingerir alimentos, la glucosa en sangre tiene un


aumento moderado. Con la ayuda de la insulina del cuerpo, la glucosa ingresa
en las células del organismo para que éstas puedan aprovecharla.

Sin embargo, puede suceder que la glucosa se mantenga en la sangre en vez


de ingresar en las células de modo que los niveles de glucosa en sangre son
continuamente altos. A esto se le llama diabetes.

Así, la principal función del análisis de glucosa en sangre


(llamado glicemia simplemente) es evaluar la posibilidad de una diabetes en el
paciente. Dado que la diabetes es una enfermedad incurable e irreversible que
con lleva el riesgo de enfermedades importantes en órganos como el corazón,
los riñones y los ojos, la glicemia se usa de modo preventivo.

La medición de glucosa en sangre es un examen de rutina que busca detectar


y monitorear personas en la población con riesgo de desarrollar diabetes.
Muchas de las personas en riesgo de sufrir diabetes se encuentran en una fase
llamada de modo sencillo prediabetes. En la prediabetes los resultados de la
glicemia están por encima de lo normal pero no lo suficiente como para
diagnosticar una diabetes. Una persona prediabética tiene un riesgo
considerable de volverse diabética si no se somete a un cambio de estilo de
vida que incluya al menos dieta, ejercicio y pérdida de peso.

RECUERDE: la prediabetes no tiene síntomas, sólo se puede diagnosticar


mediante la glicemia.

Y RECUERDE TAMBIÉN: la prediabetes puede ser reversible, la diabetes no lo


es.

La medición de la glicemia puede hacerse de diferentes maneras:

1) Glucosa en ayunas: se realiza luego de un ayuno de al menos 8 horas.

2) Glucosa 2 horas postprandial: mide la glucosa 2 horas después de una


comida (generalmente el desayuno).

3) Pruebas de tolerancia a la glucosa: el principio es similar al de la glucosa


2 horas postprandial, o sea, ver la respuesta del organismo frente a una ingesta
de carbohidratos. Sólo que en este caso la cantidad de carbohidratos que
consume el paciente es más controlado. Las pruebas de tolerancia tienen
básicamente dos modalidades:
 Curvas de tolerancia: al paciente se le toma una glucosa en ayunas.
Luego, el paciente ingiere el líquido con glucosa. Posteriormente se
hacen tomas de glucosa 1 hora, 2 horas, etc. hasta 5 horas después de
tomar el líquido. El número de tomas queda determinado por el médico o
por los protocolos del laboratorio clínico.
 Glucosa post-carga: Se administra el líquido con glucosa y se toma una
única glucosa a cierta hora determinada.

El examen ma típico de esta modalidad es la glucosa 1 hora postcarga 50


gramos. Este examen se solicita para las mujeres con un embarazo entre las
24 y 28 semanas para valorar la posibilidad de una diabetes gestacional (tipo
de diabetes, generalmente temporal, que se desarrolla durante el embarazo).
La diabetes gestacional puede tener considerables consecuencias en la salud
del niño y su madre.

4) Glucosa al azar: normalmente los niveles de glucosa varían poco a lo largo


del día. Una glucosa al azar (o sea tomada en cualquier momento del día)
puede detectar variaciones anormales de la glucosa que podrían indicar algún
problema en el manejo de la glucosa en el organismo diferente a la diabetes.

COLESTEROL.
El colesterol es una sustancia suave y cerosa que se encuentra en todas las
partes del cuerpo. Su cuerpo necesita un poco de ésta para funcionar
adecuadamente. Pero la presencia de demasiado colesterol puede taponar las
arterias y llevar a que se presente cardiopatía.
Algún colesterol se considera "bueno" y otro se considera "malo." Se pueden
hacer diferentes exámenes de sangre para medir individualmente cada tipo de
colesterol.
Colesterol total: Un examen de colesterol total mide todos los tipos de
colesterol en su sangre. Los resultados de este examen le indican al médico si
su colesterol está demasiado alto.
 El mejor: inferior a 200
 Intermedio alto: 200 a 239
 Alto: 240 y superior

Si sus niveles de colesterol total están altos, el médico necesitará saber cuáles
son sus niveles de colesterol LDL y HDL antes de decidir si necesita
tratamiento.
Conocer los niveles de colesterol LDL y HDL también le servirá al médico como
guía para escoger el mejor fármaco para usted.

Colesterol LDL (malo): LDL corresponde a lipoproteína de baja densidad.


Algunas veces también se denomina colesterol "malo". Las lipoproteínas están
hechas de grasa y proteína. Ellas transportan colesterol, triglicéridos y otras
grasas, llamadas lípidos, en la sangre a diversas partes del cuerpo. El
colesterol LDL puede taponar sus arterias.

Su nivel de colesterol LDL es lo que los médicos vigilan con mayor cuidado y
es necesario que usted lo tenga bajo. Demasiado colesterol LDL, comúnmente
llamado "colesterol malo", está relacionado la enfermedad cardiovascular. Si
llega a estar demasiado alto, usted necesitará tratamiento.

Un nivel de LDL saludable es el que encaje en el rango óptimo o cercano.

Óptimo: menos de 100 mg/dL (menos de 70 mg/dL para personas con un


antecedente de cardiopatía o aquéllas en muy alto riesgo)
 Cercano al óptimo: 100 - 129 mg/dL
 Intermedio alto: 130 - 159 mg/dL
 Alto: 160 - 189 mg/dL
 Muy alto: 190 mg/dL y superior

Colesterol HDL (bueno): HDL corresponde a lipoproteína de alta densidad.


Algunas veces también se denomina colesterol "bueno". Las lipoproteínas
están hechas de grasa y proteína. Ellas transportan colesterol, triglicéridos y
otras grasas, llamadas lípidos, en la sangre desde otras partes del cuerpo
hasta el hígado.

Usted necesita que su colesterol HDL esté alto. Los estudios tanto de hombres
como de mujeres han mostrado que cuanto más alto sea su HDL, más bajo
será su riesgo de arteriopatía coronaria. Ésta es la razón por la cual al
colesterol HDL algunas veces se le llama colesterol "bueno".

Un nivel de HDL saludable debe ser como sigue:


 Hombres: por encima de 40 mg/dL
 Mujeres: por encima de 50 mg/dL

Un HDL de 60 mg/dL o superior ayuda a proteger contra una cardiopatía. El


ejercicio ayuda a elevar su colesterol HDL.
Colesterol VLDL: VLDL corresponde a lipoproteína de muy baja densidad.
Hay tres tipos mayores de lipoproteínas. El colesterol VLDL contiene la
cantidad más alta de triglicéridos y se considera un tipo de colesterol malo,
debido a que ayuda al colesterol a acumularse en las paredes de las arterias.
Un nivel de colesterol VLDL normal está entre 5 y 40 mg/dL.

Consideraciones: Algunas veces, sus niveles de colesterol pueden estar tan


bajos que el médico no le pedirá cambiar su dieta ni tomar algún medicamento.
Cuando sus niveles están altos, el médico debe considerar otros factores antes
de decidir si sus niveles de colesterol son una preocupación y necesitan
tratamiento.

Nombres Alternativos: Resultados del examen de colesterol; Resultados del


examen de colesterol LDL; Resultados del examen de colesterol VLDL;
Resultados del examen de colesterol HDL

2ºCOLESTEROL: El colesterol es una sustancia cerosa de tipo graso. Existen


distintos tipos de colesterol, incluidos los siguientes:
 Colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL)
 Colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL)

Los análisis de colesterol miden los niveles de colesterol en la sangre. Pueden


medir la cantidad de colesterol HDL, colesterol LDL y el nivel total de colesterol.
El médico puede utilizar un análisis llamado “lipidograma”, con el que se miden
los niveles de colesterol y de triglicéridos. Los triglicéridos son un tipo de grasa
o lípido que se encuentra en la sangre.

Motivos para realizar la prueba: Este análisis se realiza para medir los
niveles de colesterol en la sangre. Los niveles anormales de colesterol se
asocian a un mayor riesgo de formación de placa en los vasos sanguíneos.
Esta formación de placa puede tener como resultado ataques al
corazón o accidentes cerebrovasculares. El médico utiliza estos resultados
para calcular su riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Por ejemplo:
 Los niveles elevados de LDL aumentan el riesgo de padecer
enfermedades cardíacas.
 Los niveles bajos de HDL aumentan el riesgo de padecer enfermedades
cardíacas.

Posibles complicaciones: No se conocen complicaciones importantes


asociadas con esta prueba.

¿Qué esperar?
Antes de la prueba: Las medidas que debe tomar antes del análisis dependen
de cuál se realice. Por ejemplo:
 Lipidograma en ayunas: debe dejar de comer o beber entre 9 y 12 horas
antes del análisis. En ese lapso, puede tomar agua.
 Análisis de colesterol total y de colesterol total con medición de HDL: no
es necesario ayunar.
Descripción de la prueba: Se le solicitará que se siente. Le limpiarán un área
de la parte interna del codo con un paño antiséptico. Le colocarán una banda
grande alrededor del brazo. Luego se insertará la aguja en una vena. La sangre
que pase por la aguja se recogerá en un tubo. Le quitarán la banda del brazo.
Una vez extraída la cantidad necesaria de sangre, se retirará la aguja. Se
colocará una gasa sobre el área de la extracción para ayudar a detener la
hemorragia. También es posible que le coloquen una venda en la zona de la
extracción. El procedimiento dura entre 5 y 10 minutos.

Después de la prueba: Después de tomarse la muestra de sangre, es posible


que deba quedarse sentado entre 10 y 15 minutos. Si siente mareos, quizá
deba permanecer sentado más tiempo. Una vez que se sienta mejor podrá
retirarse. Después de la extracción de sangre, puede experimentar dolor,
hinchazón, moretones y hemorragia.

¿Cuánto durará?: Unos cuantos minutos.

¿Dolerá?: Puede doler ligeramente cuando se inserta la aguja.

Resultados: Hable con su médico acerca de los resultados del análisis. Es


posible que el médico recomiende más pruebas, según los resultados que haya
obtenido.

Llame a su médico: Llame a su médico si se presenta alguna de las


siguientes situaciones:
 Experimenta aumento del enrojecimiento, el dolor o la secreción del área
donde se realizó el análisis de sangre.
 Tiene moretones o hinchazón importantes. En caso de emergencia,
solicite asistencia médica de inmediato.

ELECTROCARDIOGRAMA.
Un electrocardiograma (ECG) es un examen que registra la actividad eléctrica
del corazón.

Forma en que se realiza el examen: A usted se le pide acostarse. El médico


limpiará varias áreas en los brazos, las piernas y el tórax y luego fijará
pequeños parches llamados electrodos en estas áreas. Puede ser necesario
rasurar o cogerse algo de cabello de manera que los electrodos se peguen a la
piel. El número de parches empleados puede variar.

Los parches se conectan por medio de cables a una máquina que convierte las
señales eléctricas provenientes del corazón en líneas onduladas, las cuales a
menudo se imprimen en papel. Los resultados del examen son revisados por el
médico.

Por lo regular, es necesario que permanezca quieto durante el procedimiento.


El médico también le puede pedir que contenga la respiración por unos cuantos
segundos a medida que se esté haciendo el examen. Cualquier movimiento,
incluyendo temblores musculares como tiritar, puede alterar los resultados, así
que es importante estar relajado y relativamente caliente durante un registro del
ECG.

Algunas veces, este examen se lleva a cabo mientras uno realiza ejercicios o
está bajo un estrés mínimo con el fin de monitorear cambios en el corazón.
Este tipo de ECG a menudo se denomina prueba de esfuerzo.

Preparación para el examen: Asegúrese de que el médico sepa acerca de


todos los medicamentos que usted está tomando, dado que algunos pueden
interferir con los resultados del examen.
Hacer ejercicio o tomar agua fría inmediatamente antes del ECG puede causar
resultados falsos.

Lo que se siente durante el examen: Un electrocardiograma es indoloro. No


se envía ningún tipo de electricidad a través del cuerpo. Los electrodos pueden
sentirse fríos cuando se aplican por primera. En casos raros, algunas personas
pueden desarrollar una erupción o irritación en el sitio en donde se colocaron
los parches.

Razones por las que se realiza el examen: Un ECG se emplea para medir:
 Cualquier daño al corazón
 Qué tan rápido está palpitando el corazón y si lo está haciendo
normalmente
 Los efectos de fármacos o dispositivos utilizados para controlar el
corazón (como un marcapasos)
 El tamaño y la posición de las cámaras del corazón

Un ECG generalmente es el primer examen que se hace para determinar si


una persona tiene cardiopatía. El médico lo puede ordenar si:
 Usted presenta dolor torácico o palpitaciones.
 Está programado para una cirugía.
 Ha tenido problemas cardíacos en el pasado.
 Tiene un fuerte antecedente de cardiopatía en la familia.

No hay ninguna razón para que las personas saludables se hagan


electrocardiogramas anualmente.

Valores normales
 Frecuencia cardíaca: 60 a 100 latidos por minuto
 Ritmo cardíaco: constante y uniforme

Significado de los resultados anormales: Los resultados anormales de un


ECG pueden ser un signo de:
 Ritmos cardíacos anormales (arritmias)
 Daño o cambios en el miocardio
 Cambios en la cantidad de sodio o potasio en la sangre
 Anomalía cardíaca congénita
 Agrandamiento del corazón
 Líquido o hinchazón en el saco alrededor del corazón
 Inflamación del corazón (miocarditis)
 Un ataque cardíaco pasado o presente
 Riego sanguíneo insuficiente a las arterias del corazón

Algunos problemas cardíacos que pueden llevar a cambios en un ECG


abarcan:
 Aleteo/fibrilación auricular
 Insuficiencia cardíaca
 Taquicardia auricular multifocal
 Taquicardia paroxística supraventricular
 Síndrome del seno enfermo
 Síndrome de Wolff-Parkinson-White

Riesgos: No existen riesgos. No se emite ninguna electricidad a través del


cuerpo, de manera que no existe riesgo deshock.

Consideraciones: La precisión del electrocardiograma depende de la afección


que se esté evaluando. Un problema cardíaco no siempre aparece en el ECG y
algunas afecciones cardíacas nunca producen ningún cambio específico en
éste.

Nombres alternativos: EKG; ECG (electrocardiografía)

2ºELECTROCARDIOGRAMA: El electrocardiograma (ECG o EKG) es una


prueba que registra la actividad eléctrica del corazón. Se trata de una
representación gráfica de la contracción cardíaca para la que se emplean
pequeños discos metálicos (electrodos) que captan, amplifican y registran
sobre un papel milimetrado las señales del latido del corazón.

El ECG ofrece dos tipos de información: el impulso del corazón, el tiempo de


transmisión de este impulso y sus posibles irregularidades, así como la forma
que permite deducir si hay alteraciones en el músculo cardíaco y sus
cavidades.

Esta prueba diagnóstica además es útil para:


 estudiar la regularidad de los latidos.
 conocer el efecto que ciertos medicamentos tienen sobre la velocidad de
transmisión del impulso o sobre la contracción.
 saber el tamaño de las cámaras o la variación en el grosor de las
paredes.
 detectar posible daño al corazón (angina de pecho, infarto).
 comprobar el funcionamiento de los dispositivos reguladores de la
actividad cardíaca, tanto anatómicos como artificiales (marcapasos)

¿Cómo se realiza un electrocardiograma?: Las células del corazón están en


constante actividad, provocando un flujo constante de iones (sustancias con
una pequeña carga de sodio, potasio, cloro y calcio) entre el interior y exterior
de las células. Las diferencias de carga producidas por este flujo, se convierten
en pequeñas corrientes eléctricas que crean en las células del corazón, que es
lo que provoca la contracción y relajación del ciclo cardíaco.
Cuando late el corazón, se produce el ciclo cardíaco (en inglés): las aurículas y
ventrículos del corazón se contraen (sístole) y se relajan (diástole). Cuando las
aurículas se contraen, empujan la sangre hacia los ventrículos que en ese
momento están en reposo. A esta fase le corresponde un movimiento inverso:
los ventrículos se contraen y se vacían y las aurículas se relajan y se llenan de
sangre.
A cada una de estas fases, le corresponde diferentes señales que se registran
en el electrocardiograma.
En el gráfico se recogen las diferentes ondas eléctricas cardíacas, que se
corresponden con el paso de la corriente eléctrica por diferentes zonas del
corazón.

¿En qué consiste un ECG?: Es necesario que te quites las joyas y adornos
metálicos ya que pueden intervenir con los electrodos. En el
electrocardiograma convencional se colocan diez electrodos (seis en el pecho y
uno en cada extremidad), que ayudan a hacer una lectura de la actividad
eléctrica del corazón.

Preparación para el electrocardiograma: No requiere ninguna preparación


especial. Pero se aconseja no realizar ejercicios físicos intensos, ni subir
escaleras de forma apresurada debido a que podrían aumentar la frecuencia
cardíaca, lo que alteraría los resultados de la prueba. Tampoco es
recomendable fumar ni beber café media hora antes de someterse al
electrocardiograma.

¿Qué ocurre durante la prueba?: Deberás tumbarte en una camilla, donde te


colocarán electrodos en tobillos, muñecas y pecho. Es posible que antes te
limpien la zona con alcohol para eliminar el sudor para facilitar que la adhesión
de los parches en los que se colocarán los electrodos.
Es importante que te relajes y te mantengas inmóvil y en silencio durante la
prueba, que durará unos cinco minutos.

Valores normales: Frecuencia cardíaca: 60 a 80 latidos por minuto.


Ritmo cardíaco: constante y uniforme.

¿Para qué sirve un electrocardiograma?: El electrocardiograma o ECG se


utiliza para evaluar la actividad eléctrica del corazón y detectar posibles
alteraciones cardíacas.
 Muestra la frecuencia cardíaca.
 Permite diagnosticar lesiones del miocardio.
 Distinguir un pequeño infarto.
 Detectar arritmias.
 Otras alteraciones de la actividad eléctrica del corazón.
 Valorar causas de insuficiencia cardíaca.
 Triaje: cuando en urgencias médicas hay sospecha de problemas
cardíacos la práctica del ECG sugiere normalidad o la necesidad de
seguir estudiando al paciente. Un ECG diferente a la normalidad no
implica que haya una enfermedad cardíaca.
Riesgos del electrocardiograma: No existen riesgos. No dan cargas
eléctricas a través del cuerpo, de manera que no existe riesgo de shock.

Interpretación de un electrocardiograma: Un electrocardiograma o ECG


representa la corriente eléctrica a través del corazón durante un latido:
Onda P: es la primera deflexión cuando la onda eléctrica activa las aurículas
en el electrocardiograma se aprecia un pequeño pico. Indica que la corriente
eléctrica pasa por las aurículas.
Intervalo PR: el impulso viaja a través del nódulo AV. De aurícula a ventrículo.
Picos QRS: registra la contracción de los ventrículos. Equivale a la sístole.
Onda T: indica la relajación ventricular, cuando las células cardíacas vuelven al
estado previo de reposo.
Intervalo QT: es el tiempo que ha empleado el corazón en contraerse y
relajarse.

RAYOS X.
 En qué consiste la placa de rayos X del tórax (radiografía de tórax)
 Algunos de los usos comunes del procedimiento
 Forma en que debo prepararme
 La forma en que se ve el equipo
 De qué manera funciona el procedimiento
 Cómo se realiza
 Qué experimentaré durante y después del procedimiento
 Quién interpreta los resultados y cómo los obtengo
 Cuáles son los beneficios y los riesgos
 Cuáles son las limitaciones de la radiografía de tórax

En qué consiste la placa de rayos X del tórax (radiografía de tórax): La


radiografía de tórax es el examen de diagnóstico por rayos X más comúnmente
realizado. Una radiografía de tórax genera imágenes del corazón,
los pulmones, las vías respiratorias, los vasos sanguíneos y los huesos de la
columna y el tórax.
Un rayos X (radiografía) es un examen médico no invasivo que ayuda a los
médicos a diagnosticar y tratar las condiciones médicas. La toma de imágenes
con rayos X supone la exposición de una parte del cuerpo a una pequeña dosis
de radiación ionizante para producir imágenes del interior del cuerpo. Los rayos
X son la forma más antigua y de uso más frecuente para producir imágenes
médicas.

Algunos de los usos comunes del procedimiento: La radiografía de tórax se


realiza para evaluar los pulmones, el corazón y la pared torácica.
Una radiografía de tórax es generalmente el primer examen de imágenes
utilizado para ayudar a diagnosticar síntomas tales como:
 falta de aliento
 tos fuerte o persistente
 lesión o dolor en el pecho
 fiebre
Los médicos utilizan el examen para ayudar a diagnosticar o controlar el
tratamiento de condiciones tales como:
 neumonía
 insuficiencia cardíaca u otros problemas cardíacos
 enfisema
 cáncer de pulmón
 colocación de líneas y tubos
 acumulación de líquido o aire alrededor de los pulmones
 otras enfermedades clínicas.

Forma en que debo prepararme: Una radiografía de tórax no requiere una


preparación especial.
Se le puede solicitar que se quite toda o parte de su vestimenta y que utilice
una bata durante el examen. También se le puede solicitar que se quite joyas,
dentaduras removibles, lentes y cualquier objeto de metal o vestimenta que
pueda interferir con las imágenes de rayos X.
Las mujeres siempre deben informar a su médico y al tecnólogo de rayos X si
existe la posibilidad de embarazo. Muchos exámenes por imágenes no se
realizan durante el embarazo ya que la radiación puede ser peligrosa para el
feto. En caso de que sea necesario el examen de rayos X, se tomarán
precauciones para minimizar la exposición del bebé a la radiación.

La forma en que se ve el equipo: El equipo generalmente utilizado para la


radiografía de tórax consiste en un aparato con la forma de una caja, montado
en la pared, que contiene la película de rayos X o una placa especial que
registra digitalmente la imagen y un tubo generador de rayos X, que por lo
general se coloca a seis pies de distancia.
El equipo también puede encontrarse con el tubo de rayos X suspendido sobre
la mesa en la que se recuesta el paciente. Un cajón bajo la mesa sostiene la
película de rayos X o la placa de registro digital.
Una máquina portátil de rayos X es un aparato compacto que puede llevarse
hasta la persona en la ama del hospital o a la sala de emergencias. El tubo de
rayos X está conectado a un brazo flexible que se extiende sobre la persona,
mientras que un portador de película de rayos X o la placa de registro de
imágenes se ubica por debajo de la persona.

De qué manera funciona el procedimiento: Los rayos X son una forma de


radiación, como la luz o las ondas de radio. Los rayos X pasan a través de la
mayoría de los objetos, incluso el cuerpo. Una vez que se encuentra
cuidadosamente dirigida a la parte del cuerpo a examinar, una máquina de
rayos X genera una pequeña cantidad de radiación que atraviesa el cuerpo,
produciendo una imagen en película fotográfica o en detector especial.
Los rayos X son absorbidos por diferentes partes del cuerpo en variables
grados. Los huesos absorben gran parte de la radiación mientras que los
tejidos blandos, como los músculos, la grasa y los órganos, permiten que más
de los rayos X pasen a través de ellos. En consecuencia, los huesos aparecen
blancos en los rayos X, mientras que los tejidos blandos se muestran en
matices de gris y el aire aparece en negro.
En una radiografía de tórax, las costillas y la columna absorberán gran parte de
la radiación y se visualizarán en blanco o gris claro en la imagen. El tejido
pulmonar absorbe poca radiación y aparecerá en negro en la imagen.
Hasta muy recientemente, las imágenes de rayos X se han mantenido como
copia impresa en película (muy similar a un negativo fotográfico). Hoy en día, la
mayoría de las imágenes son archivos digitales que se almacenan
electrónicamente. Estas imágenes almacenadas son de fácil acceso y a
menudo se comparan con las imágenes actuales de rayos X para el
diagnóstico y la administración de enfermedades.

Cómo se realiza: Por lo general, se toman dos imágenes del tórax, una de la
espalda y otra del lateral del cuerpo mientras el paciente permanece de pie
frente a la placa de registro de imágenes. El tecnólogo, una persona
especialmente capacitada para realizar exámenes de radiología, colocará al
paciente con las manos en las caderas y el pecho presionado contra la placa
de imagen. Para la segunda imagen, el lateral del paciente se encuentra
apoyado sobre la placa de imagen con los brazos elevados.
Los pacientes que no puedan permanecer de pie podrán recostarse en una
mesa para radiografía de tórax.
Usted debe permanecer inmóvil y se le puede solicitar que contenga la
respiración por unos segundos mientras se toma la imagen de rayos X para
reducir la posibilidad de que ésta resulte borrosa. El tecnólogo se dirigirá detrás
de una pared o hacia la sala contigua para activar la máquina de rayos X.
Al completar el examen, se le solicitará a usted que espere hasta que el
tecnólogo determine que se hayan obtenido todas las imágenes necesarias.
El examen de radiografía de tórax por lo general se realiza en 15 minutos.
Se pueden solicitar imágenes adicionales dentro de horas, días o meses para
evaluar cualquier cambio en el tórax.

Qué experimentaré durante y después del procedimiento: El examen de


radiografía de tórax en sí no es un procedimiento doloroso.
Usted puede experimentar incomodidad por la baja temperatura en la sala de
examen y por el frío de la placa de registro. Las personas que sufren
de artritis o lesiones en la pared torácica, los hombros o los brazos pueden
sentir incomodidad al tratar de mantenerse inmóviles durante el examen. El
tecnólogo lo asistirá a encontrar la posición más cómoda posible que
igualmente garantice la buena calidad de la imagen de diagnóstico.

Quién interpreta los resultados y cómo los obtengo: Un radiólogo, un


médico específicamente capacitado para supervisar e interpretar los exámenes
de radiología, analizará las imágenes y enviará un informe firmado a su médico
remitente o de atención primaria, quien compartirá con usted los resultados.
Los resultados de una radiografía de tórax pueden estar disponibles de manera
casi inmediata para la revisión por parte del médico.
Podría ser necesario llevar a cabo algunos exámenes de seguimiento, y su
doctor le explicará la razón por la cual se necesita otro examen. Algunas veces
se realiza un examen de seguimiento porque un descubrimiento sospechoso o
cuestionable necesita clarificación con vistas adicionales o con una técnica de
toma de imágenes especial. Un examen de seguimiento puede ser necesario
para que cualquier cambio en una anormalidad conocida pueda ser
monitoreado a lo largo del tiempo. Los exámenes de seguimiento, a veces, son
la mejor forma de ver si el tratamiento está funcionando, o si una anormalidad
es estable a lo largo del tiempo.

Cuáles son los beneficios y los riesgos.


Beneficios:
 No queda radiación en el cuerpo de un paciente luego de realizar el
examen de rayos X.
 Los rayos X por lo general no tienen efectos secundarios en el rango de
diagnóstico típico para este examen.
 El equipo de rayos X es relativamente económico y se encuentra
ampliamente disponible en las salas de emergencia, los consultorios
médicos, los centros de atención médica ambulatoria, asilos y otras
instituciones, lo que lo hace conveniente tanto para los pacientes como
para los médicos.
 Teniendo en cuenta la rapidez y facilidad que brindan las imágenes de
rayos X, es de especial utilidad en los casos de diagnóstico y tratamiento
de emergencia.

Riesgos:
 Siempre existe una leve probabilidad de tener cáncer como
consecuencia de la exposición a la radiación. Sin embargo, el beneficio
de un diagnóstico exacto es ampliamente mayor que el riesgo.
 La radiografía de tórax es uno de los exámenes médicos con menor
exposición a radiación actualmente utilizado. La dosis efectiva de
radiación para este procedimiento es de alrededor de 0,1 mSv, que es
aproximadamente la misma que una persona promedio recibe de
radiación de fondo en 10 días. Ver la página de Seguridad para obtener
mayor información sobre la dosis de radiación.
 Las mujeres siempre deberán informar a su médico o al tecnólogo de
rayos X si existe la posibilidad de embarazo. Ver la página de
Seguridad para obtener mayor información sobre el embarazo y los
rayos X.

Sobre la minimización de la exposición a la radiación: Se debe tener


especial cuidado durante los exámenes de rayos X en utilizar la mínima dosis
posible de radiación y a la vez generar las mejores imágenes para la
evaluación. Las organizaciones nacionales e internacionales de protección de
la radiología revisan y actualizan constantemente las normas técnicas
utilizadas por los profesionales en radiología.
Los sistemas modernos de rayos X tienen haces de rayos X muy controlados y
métodos de control de filtración para minimizar la desviación (dispersión) de la
radiación. Esto garantiza que aquellas partes del cuerpo de las que no se
toman imágenes reciban la mínima exposición posible a la radiación.

Cuáles son las limitaciones de la radiografía de tórax: La radiografía de


tórax es un examen de mucha utilidad, pero cuenta con limitaciones. Como
algunas condiciones del tórax no pueden detectarse en una imagen de rayos X
de tórax convencional, este examen no puede necesariamente descartar todos
los problemas torácicos. Por ejemplo, un cáncer de tamaño pequeño puede no
aparecer en una radiografía de tórax. Un coágulo de sangre en los pulmones,
enfermedad que se denomina embolia pulmonar, no puede verse en una
radiografía de tórax.
Pueden requerirse estudios de imágenes adicionales para clarificar los
resultados de una radiografía de tórax o para buscar anormalidades no visibles
en la radiografía de tórax.

2ºRAYOS X: La denominación rayos X designa a una radiación


electromagnética, invisible, capaz de atravesar cuerpos opacos y de imprimir
las películas fotográficas. Los actuales sistemas digitales permiten la obtención
y visualización de la imagen radiográfica directamente en una computadora
(ordenador) sin necesidad de imprimirla. La longitud de onda está entre 10 a
0,01 nanómetros, correspondiendo a frecuencias en el rango de 30 a
30000 PHz (de 50 a 5000 veces la frecuencia de la luz visible).

Definición: Los rayos X son una radiación electromagnética de la misma


naturaleza que las ondas de radio, las ondas de microondas, los rayos
infrarrojos, la luz visible, los rayos ultravioleta y los rayos gamma. La diferencia
fundamental con los rayos gamma es su origen: los rayos gamma son
radiaciones de origen nuclear que se producen por la desexcitación de un
nucleón de un nivel excitado a otro de menor energía y en la desintegración de
isótopos radiactivos, mientras que los rayos X surgen de fenómenos
extranucleares, a nivel de la órbita electrónica, fundamentalmente producidos
por desaceleración de electrones. La energía de los rayos X en general se
encuentra entre la radiación ultravioleta y los rayos gamma producidos
naturalmente. Los rayos X son una radiación ionizante porque al interactuar
con la materia produce la ionización de los átomos de la misma, es decir,
origina partículas con carga (iones).

Descubrimiento: La historia de los rayos X comienza con los experimentos del


científico británico William Crookes, que investigó en el siglo XIX las partes de
las mujeres #$!@! y efectos de ciertos gases al aplicarles descargas de
energía. Estos experimentos se desarrollaban en un tubo vacío, y electrodos
para generar corrientes de alto voltaje. Él lo llamó tubo de Crookes. Este tubo,
al estar cerca de placas fotográficas, generaba en las mismas algunas
imágenes borrosas. Pese al descubrimiento, Nikola Tesla, en 1887, comenzó
a estudiar este efecto creado por medio de los tubos de Crookes. Una de las
consecuencias de su investigación fue advertir a la comunidad científica el
peligro para los organismos biológicos que supone la exposición a estas
radiaciones.
El físico Wilhelm Conrad Röntgen descubrió los rayos X en 1895, mientras
experimentaba con los tubos de Hittorff-Crookes y la bobina de
Ruhmkorff para investigar la fluorescencia violeta que producían los rayos
catódicos. Tras cubrir el tubo con un cartón negro para eliminar la luz visible,
observó un débil resplandor amarillo-verdoso proveniente de una pantalla con
una capa de platino-cianuro de bario, que desaparecía al apagar el tubo.
Determinó que los rayos creaban una radiación muy penetrante, pero invisible,
que atravesaba grandes espesores de papel e incluso metales poco densos.
Usó placas fotográficas, para demostrar que los objetos eran más o menos
transparentes a los rayos X dependiendo de su espesor y realizó la primera
radiografía humana, usando la mano de su mujer. Los llamó "rayos incógnita",
o "rayos X" porque no sabía qué eran, solo que eran generados por los rayos
catódicos al chocar contra ciertos materiales. Pese a los descubrimientos
posteriores sobre la naturaleza del fenómeno, se decidió que conservaran ese
nombre.1 En Europa Central y Europa del Este, los rayos se llaman rayos
Röntgen (en alemán: Röntgenstrahlen).
La noticia del descubrimiento de los rayos X se divulgó con mucha rapidez en
el mundo. Röntgen fue objeto de múltiples reconocimientos: el
emperador Guillermo II de Alemania le concedió la Orden de la Corona y fue
premiado con la medalla Rumford de la Real Sociedad de Londres en 1896,
con la medalla Barnard de la Universidad de Columbia y con el premio Nobel
de Física en 1901.

Producción de rayos X: Los rayos X se pueden observar cuando un haz de


electrones muy energéticos (del orden de 1 keV) se desaceleran al chocar con
un blanco metálico. Según la mecánica clásica, una carga acelerada emite
radiación electromagnética, de este modo, el choque produce un espectro
continuo de rayos X a partir de cierta longitud de onda mínima dependiente de
la energía de los electrones. Este tipo de radiación se
denomina Bremsstrahlung, o ‘radiación de frenado’. Además, los átomos del
material metálico emiten también rayos X monocromáticos, lo que se conoce
como línea de emisión característica del material. Otra fuente de rayos X es
la radiación sincrotrón emitida en aceleradores de partículas.
Para la producción de rayos X en laboratorios, hospitales, etc. se usan
los tubos de rayos X, que pueden ser de dos clases: tubos con filamento o
tubos con gas. El tubo con filamento es un tubo de vidrio al vacío en el cual se
encuentran dos electrodos en sus extremos. El cátodo es un filamento de
tungsteno y el ánodo es un bloque de metal con una línea característica de
emisión de la energía deseada. Los electrones generados en el cátodo son
enfocados hacia un punto en el blanco (que por lo general posee una
inclinación de 45°) y los rayos X son generados como producto de la colisión.
El total de la radiación que se consigue equivale al 1% de la energía emitida; el
resto son electrones y energía térmica, por lo cual el ánodo debe estar
refrigerado para evitar el sobrecalentamiento de la estructura. A veces, el
ánodo se monta sobre un motor rotatorio; al girar continuamente el
calentamiento se reparte por toda la superficie del ánodo y se puede operar a
mayor potencia. En este caso el dispositivo se conoce como «ánodo
rotatorio».2 Finalmente, el tubo de rayos X posee una ventana transparente a
los rayos X, elaborada en berilio, aluminio o mica.

Esquema de un tubo de rayos X:


El tubo con gas se encuentra a una presión de aproximadamente 0.01 mmHg y
es controlada mediante una válvula; posee un cátodo de aluminio cóncavo, el
cual permite enfocar los electrones y un ánodo. Las partículas ionizadas de
nitrógeno y oxígeno, presentes en el tubo, son atraídas hacia el cátodo y
ánodo. Los iones positivos son atraídos hacia el cátodo e inyectan electrones a
este. Posteriormente los electrones son acelerados hacia el ánodo (que
contiene al blanco) a altas energías para luego producir rayos X. El mecanismo
de refrigeración y la ventana son los mismos que se encuentran en el tubo con
filamento.

Detectores de rayos X: Existen varios sistemas de detección para rayos X. EL


primer detector usado para este propósito fue la película fotográfica,
preparadas con una emulsión apropiada para la longitud de onda de los rayos
X. La sensibilidad de la película es determinada por el coeficiente de absorción
másico y es restringida a un rango de líneas espectrales. La desventaja que
presentan estas películas es un margen dinámico muy limitado y el largo
tiempo y manipulaciones que se necesitan para revelarlas, por lo que han caído
en desuso.

En las últimas décadas del siglo XX se empezaron a desarrollar nuevos


detectores bidimensionales capaces de generar directamente una imagen
digitalizada. Entre estos se cuentan las «placas de imagen» (image plates),
recubiertas de un material fosforescente, donde los electrones incrementan su
energía al absorber los rayos X difractados y son atrapados en este nivel
en centros de color. Los electrones liberan la energía al iluminarse la placa
con luz láser, emitiendo luz con intensidad proporcional a la de los rayos X
incidentes en la placa. Estos detectores son un orden de magnitudes más
sensibles que la película fotográfica y poseen un margen dinámico superior en
varios órdenes de magnitud. Otro tipo de detector bidimensional digital muy
utilizado consiste en una placa fosforescente acoplada a una cámara CCD.3 En
los años 2000 se empezaron a utilizar fotodiodos alineados formando una
placa, denominados PAD (Pixel Array Detectors).4

Otros detectores comúnmente usados para la detección de rayos X son los


dispositivos de ionización, que miden la cantidad de ionización producto de la
interacción con rayos X con las moléculas de un gas. En una cámara de
ionización, los iones negativos son atraídos hacia el ánodo y los iones positivos
hacia el cátodo, generando corriente en un circuito externo. La relación entre la
cantidad de corriente producida y la intensidad de la radiación son
proporcionales, así que se puede realizar una estimación de la cantidad de
fotones de rayos X por unidad de tiempo. Los contadores que utilizan este
principio son el contador Geiger, el contador proporcional y el detector de
centelleo. Estos detectores se diferencian entre ellos por el modo de
amplificación de la señal y la sensibilidad del detector.

Espectros.
Espectro continuo: El tubo de rayos X está conformado por dos electrodos
(cátodo y ánodo), una fuente de electrones (cátodo caliente) y un blanco. Los
electrones se aceleran mediante una diferencia de potencial entre el cátodo y el
ánodo. La radiación es producida justo en la zona de impacto de los electrones
y se emite en todas direcciones.
La energía adquirida por los electrones va a estar determinada por el voltaje
aplicado entre los dos electrodos. Como la velocidad del electrón puede
alcanzar velocidades de hasta (1/3) c debemos considerar efectos relativistas,
de tal manera que,

Los diferentes electrones no chocan con el blanco de igual manera, así que
este puede ceder su energía en una o en varias colisiones, produciendo un
espectro continuo.
La energía del fotón emitido, por conservación de la energía y tomando los
postulados de Planck es:

Donde K y K’ es la energía del electrón antes y después de la colisión


respectivamente.
El punto de corte con el eje x de la gráfica de espectro continuo, es la longitud
mínima que alcanza un fotón al ser acelerado a un voltaje determinado. Esto se
puede explicar desde el punto de vista de que los electrones chocan y entregan
toda su energía. La longitud de onda mínima está dada por:

La energía total emitida por segundo, es proporcional al área bajo la curva del
espectro continuo, del número atómico (Z) del blanco y el número de electrones
por segundo (i). Así la intensidad está dada por:

Donde A es la constante de proporcionalidad y m una constante alrededor de 2.

Espectro característico: Cuando los electrones que son acelerados en el tubo


de rayos X poseen cierta energía crítica, pueden pasar cerca de una subcapa
interna de los átomos que componen el blanco. Debido a la energía que recibe
el electrón, este puede escapar del átomo, dejando al átomo en un estado
supremamente excitado. Eventualmente, el átomo regresará a su estado de
equilibrio emitiendo un conjunto de fotones de alta frecuencia, que
corresponden al espectro de líneas de rayos X. Éste indiscutiblemente va a
depender de la composición del material en el cual incide el haz de rayos X,
para el molibdeno, la gráfica del espectro continuo muestra dos picos
correspondientes a la serie K del espectro de líneas, estas están superpuestas
con el espectro continuo.

La intensidad de cualquier línea depende de la diferencia del voltaje aplicado


(V) y el voltaje necesario para la excitación (V’) a la correspondiente línea, y
está dada por:

Donde n y B son constantes, e i es el número de electrones por unidad de


tiempo.

Para la difracción de rayos X, la serie K del material es la que usualmente se


utiliza. Debido a que los experimentos usando esta técnica requieren luz
monocromática, los electrones que son acelerados en el tubo de rayos X deben
poseer energías por encima de 30 keV. Esto permite que el ancho de la línea K
utilizada sea muy angosto (del orden de 0.001 Å). La relación entre la longitud
de cualquier línea en particular y el número atómico del átomo está dada por
la Ley de Moseley.

Interacción de los rayos X con la materia: Cuando los rayos X interactúan


con la materia, estos pueden ser en parte absorbidos y en parte transmitidos.
Esta característica es aprovechada en medicina al realizar radiografías.
La absorción de rayos X va a depender de la distancia que estos atraviesan y
de su intensidad. Está dada por:

Donde es característico del material e independiente del estado


físico. es el coeficiente lineal de absorción y la densidad del material.
Si un material está compuesto de diferentes elementos, el coeficiente de
absorción másico es aditivo, de tal manera que:

Donde significa la fracción del elemento constituyente.

Riesgos para la salud: La manera en la que la radiación afecta a la salud


depende del tamaño de la dosis de esta. La exposición a las dosis bajas de
rayos X a las que el ser humano se expone diariamente no es perjudicial. En
cambio, sí se sabe que la exposición a cantidades masivas puede producir
daños graves. Por lo tanto, es aconsejable no exponerse a más radiación
ionizante que la necesaria.

La exposición a cantidades altas de rayos X puede producir efectos tales


como quemaduras en la piel, caída del cabello, defectos de nacimiento, cáncer,
retraso mental y la muerte. La dosis determina si un efecto se manifiesta y con
qué severidad. La manifestación de efectos como quemaduras de la piel, caída
del cabello, esterilidad, náuseas y cataratas, requiere que se exponga a una
dosis mínima (la dosis umbral). Si se aumenta la dosis por encima de la dosis
umbral el efecto es más grave. En grupos de personas expuestas a dosis bajas
de radiación se ha observado un aumento de la presión psicológica. También
se ha documentado alteración de las facultades mentales (síndrome del
sistema nervioso central) en personas expuestas a miles de rads de radiación
ionizante.

Aplicaciones.
Médicas: Desde que Röntgen descubrió que los rayos X permiten
captar estructuras óseas, se ha desarrollado la tecnología necesaria para su
uso en medicina. La radiología es la especialidad médica que emplea
la radiografía como ayuda en el diagnóstico médico, en la práctica, el uso más
extendido de los rayos X.

Los rayos X son especialmente útiles en la detección


de enfermedades del esqueleto, aunque también se utilizan para diagnosticar
enfermedades de los tejidos blandos, como la neumonía, cáncer de
pulmón, edema pulmonar, abscesos.
En otros casos, el uso de rayos X tiene más limitaciones, como por ejemplo en
la observación del cerebro o los músculos. Las alternativas en estos casos
incluyen la tomografía axial computarizada, la resonancia magnética nuclear o
los ultrasonidos.
Los rayos X también se usan en procedimientos en tiempo real, tales como
la angiografía, o en estudios de contraste.

Otras: Los rayos X pueden ser utilizados para explorar la estructura de la


materia cristalina mediante experimentos de difracción de rayos X por ser
su longitud de onda similar a la distancia entre los átomos de la red cristalina.
La difracción de rayos X es una de las herramientas más útiles en el campo
de la cristalografía.

También puede utilizarse para determinar defectos en componentes técnicos,


como tuberías, turbinas, motores, paredes, vigas, y en general casi cualquier
elemento estructural. Aprovechando la característica de absorción/transmisión
de los Rayos X, si aplicamos una fuente de Rayos X a uno de estos elementos,
y este es completamente perfecto, el patrón de absorción/transmisión, será el
mismo a lo largo de todo el componente, pero si tenemos defectos, tales como
poros, pérdidas de espesor, fisuras (no suelen ser fácilmente detectables),
inclusiones de material tendremos un patrón desigual.

Esta posibilidad permite tratar con todo tipo de materiales, incluso con
compuestos, remitiéndonos a las fórmulas que tratan el coeficiente de
absorción másico. La única limitación reside en la densidad del material a
examinar. Para materiales más densos que el plomo no vamos a tener
transmisión.