Está en la página 1de 16

Teoría de supercuerdas

Representación visual de unavariedad de Calabi-Yau. Se postula que las dimensiones extras


de la teoría de supercuerdas tienen esta forma.

La teoría de supercuerdas es un esquema teórico para explicar todas


las partículas y fuerzas fundamentales de la naturaleza en una sola teoría, que modela las
partículas y campos físicos como vibraciones de delgadas cuerdas supersimétricas, las
cuales se mueven en un espacio-tiempo de más de 4 dimensiones.

Una de las motivaciones esgrimidas por los teóricos de las supercuerdas es que el esquema
es una de las mejores teorías candidatas para formular una teoría cuántica de la gravedad.
La teoría de las supercuerdas es una taquigrafía de la teoría supersimétrica de cuerdas
porque, a diferencia de la teoría de cuerdas bosónica, ésta es la versión de la teoría de
cuerdas que, mediante la supersimetría, incorpora a los fermiones.

La teoría de las supercuerdas comprende cinco teorías o formulaciones alternativas de


teorías de cuerdas combinadas, en la que se han introducido requerimientos de
supersimetría. El nombre de teoría de cuerdas se usa actualmente como sinónimo, ya que
todas las teorías de cuerdas ampliamente estudiadas son, de hecho, teorías de supercuerdas.

La idea fundamental es que en realidad son cuerdas que vibran en resonancia a


una frecuencia de la longitud de Planck y en donde el gravitón sería una cuerda de espín 2 y
masa nula.

Recientemente se ha podido probar que varias de estas formulaciones son equivalentes y


tras todas ellas podría existir una teoría unificada o teoría del todo. Las cinco teorías
existentes no serían más que casos límites particulares de esta teoría unificada, denominada
provisionalmente como Teoría M. Esta teoría M intenta explicar a la vez todas
las partículas subatómicas existentes y unificar las cuatro fuerzas fundamentales de la

1
naturaleza. Define el universo formado por multitud de cuerdas vibrantes, ya que es una
versión de la teoría de cuerdas que incorpora fermiones y la supersimetría.

El principal problema de la física actual es poder incorporar la fuerza de la gravedad tal y


como la explica la teoría de la relatividad general al resto de las fuerzas físicas ya
unificadas. La teoría de las supercuerdas sería un método de unificación de dichas teorías.
La teoría está lejos de estar acabada y perfilada, ya que hay muchísimas variables sin
definir, por lo que existen varias versiones de la misma.
Antecedentes
El problema de fondo en la física teórica es armonizar la teoría de la relatividad general,
donde se describen la gravitación y las estructuras a gran escala
(estrellas, galaxias, cúmulos), con la mecánica cuántica, donde se describen las otras tres
fuerzas fundamentales que actúan a nivel atómico.

El desarrollo de la teoría cuántica de campos de una fuerza invariable resulta en infinitas (y


útiles) probabilidades. Los físicos han desarrollado técnicas matemáticas
de renormalización para eliminar esos infinitos de tres de las cuatro fuerzas fundamentales -
electromagnetismo, nuclear fuerte y nuclear débil- pero no de la gravedad. El desarrollo de
la teoría cuántica de la gravedad debe, por lo tanto, venir de diferente manera que de los
usados para las otras fuerzas.

La idea básica es que los constituyentes fundamentales de la realidad son cuerdas de una
longitud de Planck (cercano a 10−35 m) que vibran a frecuencias de resonancia. Cada cuerda
en teoría tiene una única resonancia, o armonía. Diferentes armonías determinan diferentes
fuerzas fundamentales. La tensión en la cuerda es del orden de las fuerzas de Planck (1044
N). El gravitón (nombre propuesto para la partícula que lleve la fuerza gravitacional), por
ejemplo, es predicha por la teoría que sea una cuerda con amplitud cero. Otra idea clave de
la teoría es que no pueden ser detectadas diferencias mensurables entre cuerdas que
recapitulan sobre dimensiones pequeñas en sí mismas y muchas que se mueven en grandes
dimensiones (p.e. que afectan a una dimensión de tamaño R iguales a una de tamaño 1/R).
Las singularidades son evitadas porque las consecuencias observables del "gran colapso"
nunca alcanzan el tamaño cero. De hecho puede el universo comenzar un pequeño "gran
colapso" de procesos, la teoría de cuerdas dice que el universo nunca puede ser más
pequeño que el tamaño de una cuerda, a ese punto podría comenzar a expandirse.
El problema de las dimensiones

2
Aunque el universo físico observable tiene tres dimensiones espaciales y una dimensión
temporal, nada prohíbe a una teoría describir un universo con más de cuatro dimensiones,
especialmente si existe un mecanismo de "inobservabilidad aparente" de las dimensiones
adicionales. Ése es el caso de las teorías de cuerdas y la teoría de supercuerdas que postulan
dimensiones adicionales compactificadas y que sólo serían observables en fenómenos
físicos que involucran altísimas energías. En el caso de la teoría de supercuerdas, la
consistencia de la propia teoría requiere un espacio-tiempo de 10 ó 26 dimensiones. El
conflicto entre la observación y la teoría se resuelve compactando las dimensiones que no
se pueden observar en el rango de energías habituales. De hecho, la teoría de supercuerdas
no es la primera teoría física que propone dimensiones espaciales extra; a principios del
siglo XX se propuso una teoría geométrica del campo electromagnético y gravitatorio
conocida como teoría de Kaluza-Klein que postulaba un espacio-tiempo de 5 dimensiones.
Posteriormente la idea de Kaluza y Klein se usó para postular la teoría de la supergravedad
de 11 dimensiones que también utiliza la supersimetría.

La mente humana tiene dificultad visualizando dimensiones mayores porque solo es posible
moverse en 3 dimensiones espaciales. Una manera de tratar con esta limitación es no
intentando visualizar dimensiones mayores del todo sino simplemente pensando, al
momento de realizar ecuaciones que describan un fenómeno, que se deben realizar más
ecuaciones de las acostumbradas. Esto abre las interrogantes de que estos 'números extra'
pueden ser investigados directamente en cualquier experimento (donde se mostrarían
resultados en 1, 2, 2+1 dimensiones a científicos humanos). Así, a su vez, aparece la
pregunta de si este tipo de modelos que se investigan en este modelado abstracto (y
aparatos experimentales potencialmente imposibles) puedan ser considerados 'científicos'.
Las formas de seis dimensiones de Calabi-Yau pueden contar con dimensiones adicionales
por la teoría de supercuerdas.

Una teoría que la generaliza es la teoría de branas, en donde las cuerdas son sustituidas por
constituyentes elementales de tipo "membrana", de ahí su nombre. La existencia de 10
dimensiones es matemáticamente necesaria para evitar la presencia de incongruencias
matemáticas en su enunciado.
Cantidad de teorías de supercuerdas
Los físicos teóricos fueron perturbados por la existencia de cinco diferentes teorías de
cuerdas. Esto aconteció bajo la denominada segunda revolución de supercuerdas en los
años 1990 donde fueron postuladas las 5 teorías de cuerdas, siendo diferentes casos límite
de una única teoría: la teoría M.

3
Teoría de Cuerdas
Dimensiones
Tipos Detalles
Espaciales
Solo bosones, no fermiones, significa solo fuerzas, no materia,
Bosónica 26 con cuerdas abiertas y cerradas; mayor defecto: una partícula con
masa imaginaria llamada taquión.
Supersimetría entre fuerza y materia, con cuerdas abiertas y
I 10
cerradas, libre de taquiones, grupo de simetría SO(32).
Supersimetría entre fuerza y materia, solo con cuerdas cerradas,
IIA 10 libre de taquiones, fermiones sin masa que giran a ambas
direcciones.
Supersimetría entre fuerza y materia, solo con cuerdas cerradas,
IIB 10 libre de taquiones. fermiones sin masa que giran en una sola
dirección.
Supersimetría entre fuerza y materia, solo con cuerdas cerradas,
HO 10 libre de taquiones, heterótica, difieren entre cuerdas de
movimiento derecho e izquierdo, grupo de simetría es SO(32).
Supersimetría entre fuerza y materia, solo con cuerdas cerradas,
HE 10 libre de taquiones, heterótica, difieren entre cuerdas de
movimiento derecho e izquierdo, grupo de simetría E8×E8.

Las cinco teorías de supercuerdas consistentes son:

 La teoría de cuerdas Tipo I tiene una supersimetría en sentido diez-dimensional (16


supercargas). Esta teoría es especial en el sentido de que está basada en una
orientación abierta y cerrada, mientras el resto se basan en cuerdas con orientaciones
cerradas.

 La teoría de cuerdas Tipo II tiene dos supersimetrías en sentido de 10 dimensiones (32


supercargas). Hay de hecho dos tipos de cuerdas Tipo II llamadas tipo IIA y IIB.
Difieren principalmente en el hecho que la teoría IIA es no quiral (conservando la
paridad), mientras que la teoría IIB es quiral (violando la paridad).

 La teoría de la cuerda heterótica está basada en un peculiar híbrido de una supercuerda


de tipo I y una cuerda bosónica. Hay 2 tipos de cuerdas heteróticas que difieren en su
diez-dimensional grupo de gauge: la cuerda heterótica E8×E8 y la SO(32). (el nombre
heterótico SO(32) es un poco inexacta en el SO(32) del Grupo de Lie, las teorías son un
cociente deSpin(32)/Z2 que no es equivalente a SO(32).)

4
Las teorías quirales de gauge pueden ser inconsistentes en sus anomalías. Esto ocurre
cuando un bucle del Diagrama de Feynman causa un rompimiento de la mecánica cuántica
de la simetría de gauge. Anulando anomalías se limita a las posibles teorías de cuerdas.

Integrando relatividad general con mecánica cuántica


La relatividad general normalmente se refiere a situaciones que envuelven objetos masivos
grandes en lejanas regiones del espacio-tiempo donde la mecánica cuántica se reserva para
escenarios a escala atómica (regiones pequeñas de espacio-tiempo). Las dos son muy
difícilmente usadas juntas, y el caso más común en donde se combina su estudio son
losagujeros negros. Teniendo "picos de densidad" o máximo cantidades de materia posible
en el espacio, y un área muy pequeña, las dos deben ser usadas en sincronía para predecir
condiciones en ciertos lugares; aun cuando son usados juntos, las ecuaciones se
desmoronan y brindan respuestas imposibles, tales como distancias imaginarias y menos de
una dimensión.

El mayor problema con su congruencia es que, a dimensiones menores a las de Planck, la


relatividad general predice una certeza, una superficie fluida, mientras que la mecánica
cuántica predice una probabilidad, una superficie deformada; que no son compatibles. La
teoría de supercuerdas resuelve este requerimiento, remplazando la idea clásica de
partículas puntuales con bucles. Esos bucles tendrían un diámetro promedio de una longitud
de Planck, con variaciones extremadamente pequeñas, que ignora completamente las
predicciones de la mecánica cuántica a dimensiones menores a las de Planck, y que para su
estudio no toma en cuenta esas longitudes.
Falsacionismo y teoría de supercuerdas

5
La Teoría de cuerdas o la Teoría M podrían no ser falsables, según algunos
críticos.1 2 3 4 ¿Habría que revisar el concepto de qué se considera científico o habría que
desechar el falsacionismo propuesto por Popper como requisito para que una teoría pueda
ser considerada científica? Si así fuera, ¿cómo sería posible delimitar con objetividad qué
es ciencia y qué pseudociencia?.

Muchos científicos han declarado su preocupación de que la Teoría de cuerdas no


sea falsable y que además, carezca de poder predictivo, y como tal, y siguiendo las tesis
del filósofo de la ciencia Karl Popper, la Teoría de cuerdas sería equivalente a una
seudociencia.5 6 7 8 9 10

Tal y como se entiende en la actualidad, tiene un número gigantesco de posibles


soluciones.11
El filósofo de la ciencia Mario Bunge ha manifestado recientemente:

 La consistencia, la sofisticación y la belleza nunca son suficientes en la


investigación científica.
 La Teoría de cuerdas es sospechosa (de pseudociencia). Parece científica
porque aborda un problema abierto que es a la vez importante y difícil, el de
construir una teoría cuántica de la gravitación. Pero la teoría postula que el
espacio físico tiene seis o siete dimensiones, en lugar de tres, simplemente
para asegurarse consistencia matemática. Puesto que estas dimensiones extra
son inobservables, y puesto que la teoría se ha resistido a la confirmación
experimental durante más de tres décadas, parece ciencia ficción, o al menos,
ciencia fallida.
 La física de partículas está inflada con sofisticadas teorías matemáticas que
postulan la existencia de entidades extrañas que no interactúan de forma
apreciable, o para nada en absoluto, con la materia ordinaria, y como
consecuencia, quedan a salvo al ser indetectables. Puesto que estas teorías se
encuentran en discrepancia con el conjunto de la Física, y violan el
requerimiento de falsacionismo, pueden calificarse de pseudocientíficas,
incluso aunque lleven pululando un cuarto de siglo y se sigan publicando en
las revistas científicas más prestigiosas.

Mario Bunge, 2006.12

6
La crítica principal de que es objeto la Teoría de cuerdas es de que sea, fundamentalmente,
imposible de falsear, debido a su naturaleza intrínseca: tiene la suficiente flexibilidad
matemática como para que sus parámetros se puedan moldear para encajar con cualquier
tipo de realidad observada.1 2

Para ilustrar la confusa situación que domina este campo de investigación, baste citar el
reciente escándalo Bogdanov, dos hermanos que consiguieron publicar en prestigiosas
revistas científicas teorías absurdas y carentes de sentido. El físico alemán Max
Niedermaier concluyó que se trataba de pseudociencia, escrita con una densa jerga técnica,
para evitar el sistema de revisión por pares de la física teórica. Según el físico-
matemático John Baez, su trabajo "es una mezcolanza de frases aparentemente plausibles
que contienen las palabras técnicas correctas en el orden aproximadamente correcto. Pero
no hay lógica ni cohesión en lo que escriben." Según el físico Peter Woit en la prestigiosa
revista Nature: "El trabajo de los Bogdanoff resulta significativamente más incoherente que
cualquier otra cosa publicada. Pero el creciente bajo nivel de coherencia en todo el campo
les permitió pensar que habían hecho algo sensato y publicarlo."13

Notas

1. ↑ a b Smolin, Lee. Mariner Books, 2007. The trouble with Physics. ISBN 0-618-
91868-X
2. ↑ a b Woit, Peter. Basic Books, 2007. Not even wrong. ISBN 0-465-09276-4
3. ↑ Sheldon Glashow & Paul Ginsparg, "Desperately Seeking Superstrings", Physics
Today, mayo de 1986, p.7.
4. ↑ Howard Georgi, en The New Physics,ed. Paul Davies, Cambridge University
Press, Cambridge, 1989, p. 446
5. ↑ Peter Woit's Not Even Wrong weblog
6. ↑ P. Woit (Columbia University) String theory: An Evaluation,Feb 2001, e-Print:
physics/0102051
7. ↑ P. Woit, Is String Theory Testable? INFN Rome March 2007
8. ↑ Lee Smolin's The Trouble With Physics webpage
9. ↑ The Trouble With String Theory.
10. ↑ The Great String debate. Wisecracks fly when Brian Greene and Lawrence Krauss
tangle over string theory.
11. ↑ S. Kachru, R. Kallosh, A. Linde and S. P. Trivedi, de Sitter Vacua in String
Theory, Phys.Rev.D68:046005,2003

7
12. ↑ Mario Bunge. Skeptical Inquirer, July/Aug, 2006.
13. ↑ John Baez. The Bogdanoff Affair.

Teoría M
En física, la Teoría-M (a veces denominada Teoría-U) es la proposición de una
“Teoría universal” que unifique las cinco teorías de las Supercuerdas. Basada en los
trabajos de varios científicos teóricos (incluidos: Chris Hull, Paul Townsend, Ashoke
Sen, Michael Duff y John H. Schwarz), Edward Witten, del “Institute for Advanced
Study”, sugirió la existencia de las Supercuerdas en una conferencia en la USC en
1995, usando a la Teoría-M para explicar un número de dualidades previamente
observadas, dando el chispazo para una nueva investigación de la teoría de las cuerdas
llamada segunda revolución de supercuerdas.

En esta teoría se identifican 11 dimensiones, donde la supergravedad interactúa entre


membranas (o branas) de 2 a 5 dimensiones. Esto evidenciaría la existencia de
infinitos Universos paralelos, algunos de los cuales serían como el nuestro con
mayores o menores diferencias, y otros que serían impensables con 4 ó 5 dimensiones.
Esto explicaría la debilidad de la gravedad, pues la partícula del gravitón sería la única
que podría pasar por todas las membranas, perdiendo su fuerza.

A comienzos de los años 1990, se demostró que las varias teorías de las Supercuerdas
estaban relacionadas por dualidades, que permitían a los físicos relacionar la
descripción de un objeto en una teoría de Supercuerda para eventualmente describir un
objeto diferente de otra teoría. Estas relaciones implican que cada una de las teorías de
Supercuerdas es un diferente aspecto de una sola teoría, propuesta por Witten, y
llamada “Teoría-M”

La Teoría-M no está completa; sin embargo, puede aplicarse a muchas situaciones. La


teoría del electromagnetismo también se encontraba en el mismo estado a mediados
del siglo XIX; había teorías separadas para el magnetismo y la electricidad y, aunque
eran conocidas por estar relacionadas, la relación exacta no se clarificó hasta
que James Clerk Maxwell publicó sus ecuaciones en su trabajo de 1864, Una Teoría
Dinámica del Campo Electromagnético. Witten había sugerido que una fórmula
general de la teoría-M probablemente requeriría del desarrollo de un nuevo lenguaje
matemático. Algunos científicos han cuestionado los éxitos tangibles de la Teoría-M
dado su estado incompleto y su poder limitado de predicción incluso después de años
de intensas investigaciones.

8
Introducción

Se creía antes de 1995 que había cinco teorías de supercuerda consistentes, que son
llamadas respectivamente: Teoría de cuerda Tipo I, Teoría de cuerda Tipo IIA, Teoría
de cuerda Tipo IIB, Teoría Heterótica SO (32) (cuerda HO), y la Teoría Heterótica
E8×E8 (cuerda HE).

Como sugieren sus nombres, algunas de estas teorías de cuerdas están relacionadas
entre sí. En 1990, los teóricos descubrieron que algunas de estas relaciones eran tan
fuertes que se podían usar como su identificación. La Teoría de cuerda Tipo IIA y la
de Tipo IIB están conectadas por dualidad-T; esto significa que esencialmente la
descripción de la Teoría de cuerda Tipo IIA de un círculo de radio R es exactamente el
mismo en la descripción del IIB de círculo de radio 1/R, que son distancias medidas en
unidades de distancia de Planck.

Este es un resultado muy profundo. Primero, es un resultado intrínsecamente


mecánico-cuántico: la identificación no es verdaderamente clásica. Segundo, porque
podemos construir un espacio al unir círculos en varias formas, se puede notar que
cualquier espacio descrito por la Teoría de cuerda IIA también puede ser vista como
un espacio diferente al descrito por la Teoría IIB. Esto significa que podemos
identificar la Teoría IIA con la Teoría IIB: cualquier objeto que puede ser descrito por
la Teoría IIA tiene una descripción equivalente, aunque aparentemente diferente, en
términos de la Teoría IIB. Esto sugiere que tanto la Teoría IIA como la Teoría IIB, son
aspectos de una misma teoría.
Características de la teoría M

La teoría M contiene mucho más que cuerdas. Contiene tanto objetos de mayor como
menor dimensionalidad. Estos objetos son llamados P-branas* donde p denota su
dimensionalidad (así, 1-brana podría ser una cuerda y 2-brana una membrana) o D-
branas (si son cuerdas abiertas). Objetos de mayores dimensiones siempre estuvieron
presentes en la teoría de las cuerdas pero nunca pudieron ser estudiados antes de la
Segunda Revolución de las Supercuerdas debido a su naturaleza no-perturbativa.
Incluso se ha sugerido que el Big bang fue producido por la colisión de dos de estas
membranas, brotando nuestro Universo.

9
Nota: La Teoría-M , concibe una organización de esferas/membranas sin fin pero con
un orden subyacente. Para esta hipótesis, orden holográfico, definirá entre otros, el
dinamismo y/o relaciones dentro del sistema.-

Bibliografía

 Michael J. Duff, The Theory Formerly Known as Strings, Scientific American,


February 1998, online at The University of Michigan.
 John Gribbin, The Search for Superstrings, Symmetry, and the Theory of
Everything, ISBN 0-316-32975-4 , Little, Brown & Company, 1ST BACK B
Edition, August 2000, specifically pages 177-180.
 Brian Greene, The Elegant Universe: Superstrings, Hidden Dimensions, and the
Quest for the Ultimate Theory, ISBN 0-393-04688-5 , W.W. Norton & Company,
February 1999 [existe una edición española, El universo elegante, Ed. Critica,
Drakontos, ISBN 84-8432-781-7, 2006].
 Banks, T., W. Fischer, S. H. Shenker, L. Suskind (1996). M Theory As A Matrix
Model: A Conjecture
 B. de Wit, J. Hoppe, H. Nicolai, "On The Quantum Mechanics Of
Supermembranes". Nucl.Phys. B305:545 (1988).
 Duff, Michael J., M-Theory (the Theory Formerly Known as Strings), International
Journal of Modern Physics A, 11 (1996) 5623-5642, online at Cornell
University's arXiv ePrint server[1].
 Gribbin, John. The Search for Superstrings, Symmetry, and the Theory of
Everything, ISBN 0-316-32975-4, Little, Brown & Company, 1ST BACK B
Edition, August 2000, specifically pages 177-180.
 Greene, Brian. The Elegant Universe: Superstrings, Hidden Dimensions, and the
Quest for the Ultimate Theory, ISBN 0-393-04688-5, W.W. Norton & Company,
February 1999
 Kaku, Michio (December 2004). Parallel Worlds: A Journey Through Creation,
Higher Dimensions, and the Future of the Cosmos. Doubleday. ISBN 0-385-
50986-3, 448.
 Taubes, Gary. "String theorists find a Rosetta Stone." Science, v. 285, July 23,
1999: 512-515, 517. Q1.S35
 Witten, Edward. Magic, Mystery and Matrix, Notices of the AMS, October 1998,
1124-1129

10
 Duff, Michael J. [2], "The Theory Formerly Known As Strings". Scientific
American, February 1998, pages 64-69.
Brana
Las branas son objetos en la teoría M y su vástago, cosmología de branas. En teoría M, las
p-branas (el nombre deriva de membrana) son objetos de dimensionalidad espacial p (por
ejemplo, una cuerda es una 1-brana). En cosmología de branas, el término "brana" se utiliza
para referirse a los objetos similares al universo cuadridimensional que se mueven en un
"bulk" (sustrato) de mayor dimensión.
Descripción

Las membranas existen, según la teoría de cuerdas, en la undécima dimensión, en realidad


son infinitas; se dice que cada membrana corresponde a un universo, por ejemplo a nuestro
universo le corresponde una membrana y las otras membranas serían universos paralelos.
Según algunos físicos el universo es una membrana esférica, los bordes de las membranas
forman ondulaciones las cuales están en constante movimiento, se dice que estas
membranas se mueven con "forma de olas" en esta dimensión(11ª). Esta dimensión es
sumamente delgada e infinitamente larga, estas membranas están en movimiento como las
olas en el mar, es decir, las membranas serían burbujas en olas de mar que al chocar inician
el big bang; es decir, el big bang es un fenómeno que ocurre una y otra vez.

En el marco de la teoría de cuerdas, la membrana (M) es un conjunto de dimensiones


presente, ampliando sus límites.

La membrana y la materia oscura.

Se ha llegado a explicar la causa del "Big Bang" por el choque de dos membranas, así sería
la explosión producida la causa del nacimiento y expansión del universo.

La materia y la energía sólo puede transmitirse a través de las cuatro primeras dimensiones,
excepto la gravedad que puede difundirse en las once. La materia de una puede alterar
el espaciotiempo de otra paralela. De hecho, fenómenos similares fueron los que indujeron
la teoría.

11
Las membranas podrían estar separadas por distancias pequeñísimas unas de otras, incluso,
según resultados experimentales, a millonésimas de milímetro. Gracias a este hecho se
intentaría explicar por qué la gravedad parece menos fuerte de lo que en realidad es.

Las formas más postuladas son la de membranas planas y paralelas entre sí y la de silla de
montar.

Si las membranas son planas y paralelas, la gravedad quedaría encajonada entre ambas,
fluctuando entre una y la otra, pero siempre manteniéndose constante. Por el contrario, si
las membranas adoptaran la forma de silla de montar, irían perdiendo paulatinamente
energía y, por tanto, materia, hasta desaparecer sumido en la difusión por las once
dimensiones.
P-brana
En física teórica, las P-branas o branas son términos de la teoría de supercuerdas usada
para referirse a estructuras tipo membrana de una a once dimensiones que se presentan en
ecuaciones de esta teoría marcadamente matemática.

Se basaba originalmente en conclusiones sobre cuerdas unidimensionales. Para mediados


de los años 90 llegó a ser evidente que las teorías de cuerdas se podían ampliar también
hasta incluir objetos no 1-dimensionales llamados p-branas. El nombre "p-brana" viene de
una generalización de la "membrana de dos dimensiones" a los p-branas p-dimensionales.
Las cuerdas se pueden pensar como 1-branas. Las teorías de P-branas pueden contener
varios componentes fundamentales por ejemplo objetos puntuales (0-branas), membranas
de dos dimensiones (2-branas), objetos tridimensionales (3-branas), y objetos de otras
dimensiones hasta ocho o nueve. la teoría M parece contener membranas de hasta 5-branas.
D-brana
En física teórica, las D-branas son una clase especial de P-branas, nombradas en honor
del matemático Johann Dirichlet por el físico Joseph Polchinski. Las condiciones de
contorno de Dirichlet se han utilizado desde hace mucho en el estudio de líquidos y de
la teoría del potencial, donde implican especificar una cierta cantidad a lo largo de toda una
frontera. En la dinámica de fluidos, la fijación de una condición de límite de Dirichlet podía
significar asignar una velocidad del fluido conocida a todos los puntos en una superficie; al
estudiar electrostática, se puede establecer condiciones límite de Dirichlet por la fijación de
los valores conocidos del voltaje en localizaciones particulares, como las superficies de los
conductores. En cualquier caso, las localizaciones en las cuales se especifican los valores se
llaman una D-brana. Estas construcciones adquieren importancia especial en teoría de
cuerdas, porque las cuerdas abiertas deben tener sus puntos finales unidas a D-branas.

12
Las D-branas se clasifican típicamente por su dimensión, que es indicada por un número
escrito después de la D. Una D0-brana es un solo punto, una D1-brana es una línea, una
D2-brana es un plano, y una D25-brana llena el espacio hiperdimensional considerado en la
teoría de la cuerda bosónica.

D-branas en teoría de cuerdas

Fondo teórico
La mayoría de las versiones de la teoría de cuerdas implican dos tipos de cuerda: cuerdas
abiertas con puntos finales desligados y cuerdas cerradas que forman lazos cerrados.
Explorando las consecuencias de la acción Nambu-Goto, queda claro que la energía puede
fluir a lo largo de una cuerda, deslizándose hasta el punto final y desapareciendo. Esto
plantea un problema: la conservación de la energía establece que la energía no debe
desaparecer del sistema. Por lo tanto, una teoría consistente de cuerdas debe incluir lugares
en los cuales la energía pueda fluir cuando deja una cuerda; estos objetos se llaman D-
branas. Cualquier versión de la teoría de cuerdas que permite cuerdas abiertas debe
incorporar necesariamente D-branas, y todas las cuerdas abiertas debe tener sus puntos
finales unidos a estas branas. Para un teórico de cuerdas, las D-branas son objetos
físicos tan "reales" como las cuerdas y no sólo entes matemáticos que reflejan un valor.

Se espera que todas las partículas elementales sean estados vibratorios de las cuerdas
cuánticas, y es natural preguntarse si las D-branas están hechas de alguna modo con las
cuerdas mismas. En un sentido, esto resulta ser verdad: entre el espectro de las partículas
que las vibraciones de la cuerda permiten, encontramos un tipo conocido como taquión, que
tiene algunas propiedades raras, como masa imaginaria. Las D-branas se pueden imaginar
como colecciones grandes de taquiones coherentes, de un modo parecido a los fotones de
un rayo láser.

Las cuerdas que están restringidas a D-branas se pueden estudiar por medio de una teoría
cuántica de campos de 2 dimensiones renormalizable.
Cosmología de Mundo de Branas
Esto tiene implicaciones en la cosmología, porque la teoría de cuerdas implica que el
universo tienen más dimensiones que lo esperado (26 para las teorías de cuerdas
bosónicas y 10 para las teorías de supercuerdas) tenemos que encontrar una razón por la
cual las dimensiones adicionales no son evidentes. Una posibilidad sería que el universo
visible es una D-brana muy grande que se extiende sobre tres dimensiones espaciales. Los

13
objetos materiales, conformados de cuerdas abiertas, están ligados a la D-brana, y no
pueden moverse "transversalmente" para explorar el universo fuera de la brana. Este
panorama se llama una Cosmología de branas. La fuerza de la gravedad no se debe a las
cuerdas abiertas; los gravitones que llevan las fuerzas gravitacionales son estados
vibratorios de cuerdas cerradas. Ya que las cuerdas cerradas no tienen porque estar unidas
a D-branas, los efectos gravitacionales podrían depender de las dimensiones adicionales
perpendiculares a la brana.
Agujeros negros
Otro uso importante de D-branas ha sido el estudio de los agujeros negros. La teoría de D-
branas permite asignar los estados cuánticos de los agujeros negros.
Variedad de Calabi-Yau

Sección bidimensional proyectada en 3D de una variedad de Calabi-Yau de dimensión 6


embebida en CP4

En matemáticas, una variedad de Calabi-Yau es una variedad de Kähler compacta con


una primera clase de Chern nula.

El matemático Eugenio Calabi conjeturó en 1957 que tales variedades admiten


una métrica con curvatura de Ricci nula (una en cada clase de Kähler), es decir sería una
variedad "plana". Esta conjetura fue probada por Shing-Tung Yau en 1977 y devino
el teorema de Yau. Por lo tanto, una variedad de Calabi-Yau se puede también definir como
variedad Ricci-plana compacta de Kähler.

Es también posible definir una variedad de Calabi-Yau como variedad con


una holonomía SU(n). Otra condición equivalente es que la variedad admite una (n, 0)-
forma holomórfica global nunca nula.

14
Ejemplos

En una dimensión compleja, los únicos ejemplos son familia de toros. Obsérvese que la
métrica Ricci-plana en el toro es realmente una métrica plana, de modo que la holonomía es
el grupo trivial que es isomorfo a SU(1).

En dos dimensiones complejas, el toro T4 y las variedades K3 proveen los únicos ejemplos.
T4 se excluye a veces de la clasificación de ser un Calabi-Yau, pues su holonomía (otra vez
el grupo trivial) es un subgrupo propio de SU(2), en vez de ser isomorfo a SU(2). Por otra
parte, el grupo holonomía de K3 es el SU(2) pleno, así que puede correctamente ser
llamado un Calabi-Yau en 2 dimensiones.

En tres dimensiones complejas, la clasificación de los Calabi-Yau posibles es un problema


abierto. Un ejemplo de Calabi-Yau 3 dimensional es el quíntico en CP4.
Aplicaciones

Los variedades de Calabi-Yau son importantes en la teoría de supercuerdas. En los modelos


de supercuerdas más convencionales, diez dimensiones conjeturales en la teoría de
cuerdas se suponen devenir las cuatro de las cuales estamos enterados, llevando una cierta
clase de fibrado con dimensión seis de la fibra. La compactificación en variedades de
Calabi-Yau es importante porque deja algo de la supersimetría original intacta. Más
exactamente, la compactificación en un Calabi-Yau de tres dimensiones (la dimensión real
es 6) deja un cuarto de la supersimetría original intacta. Las variedades de Calabi-Yau (en
honor a Eugenio Calabi de la Universidad de Pensilvania y Shing-Tung yau de Harvard ,
ambos matemáticos) se presentan de miles de formas diferentes. Están relacionadas con la
teoría de supercuerdas ofreciendo las representaciones matemáticas de las posibles
dimensiones "espaciales" adicionales a las tres macroscópicas que percibimos y que se
encuentran arrolladas en distancias semejantes a la de Plank (distancias inimaginables con
la tecnología actual y posiblemente para siempre). Las formas típicas de las variedades
Calabi-Yau contienen unos agujeros en forma de rosquilla, los cuales pueden contener en si
mismo varias dimensiones adicionales (agujeros multidimensionales).Estos agujeros juegan
un papel importantísimo en el estado oscilatorio de energía mínima de las partículas
elementales (teóricamente cuerdas). Actualmente los físicos teóricos, defensores de la
teoría de cuerdas, dedican todos sus esfuerzos a comprender la variedad de Calabi-Yau que
se desprende de las complicadísimas matemáticas a las que conduce la teoría.Se cree que
una vez conocida la variedad de Calabi-Yau se comprenderán los estados de vibración de
esos estados de energía llamadas cuerdas y con ello resolver preguntas como: ¿Por qué

15
existen en la naturaleza tres familias distintas de partículas elementales y por qué éstas
presentan las características que muestran los experimentos (masa,espín,carga eléctrica)?

16