Está en la página 1de 22

“AÑO DE LA LUCHA

CONTRA LA
CORRUPCIÓN Y LA
IMPUNIDAD”

FACULTAD DE
CIENCIAS DE
LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE ENFERMERÍA

TEMA: “LA BASURA ELECTRONICA Y SUS EFECTOS


EN LA CIUDAD DE CUSCO”

ASIGNATURA : SEMINARIO DE TALLER DE COMUNICACION

DOCENTE : LIC. SALAS MEDINA FREDY


INTEGRANTES : MILENI GUERRA PALOMINO
LOPEZ GALDOS ANA ZAERAY
VALERIA NURIA MOLAEES FLORES
GINA GRABRIELA RIOZEWSKY FERRO
ESTIP FRANKLIN HUILLCA JUAREZ
EINA NALDI OLINDA RAMOS PARI
SEMESTRE : 2019 - 1

CUSCO – PERÚ
2019
PRESENTACION

Señor docente:

Tengo el agrado de dirigirme ante Ud. y presentar la monografía sobre:


“LA BASURA ELECTRONICA Y SUS EFECTOS EN LA CIUDAD DE
CUSCO”, la basura electrónica es un componente creciente de la basura
municipal, pues las personas cambian cada día con mayor frecuencia sus
celulares, computadoras, televisiones, equipos de audio, impresoras,
entre otros.

Las fuentes bibliográficas del presente trabajo monográfico fueron


adquiridos de revistas especializadas y de la red informática

Atentamente.

Las Alumnas
INTRODUCCION

El progreso de la tecnología en todo el mundo ha traído grandes

beneficios a la humanidad, sin embargo no todos son avances y ventajas.

El número de aparatos en desuso crece día con día de forma

espectacular, ya que se vuelven obsoletos al avanzar la tecnología de

manera tan acelerada y se convierten en un gran problema ecológico y de

salud pública.

En esta tesis se plantea el problema ambiental que tarde o temprano

originarán los desechos de aparatos electrónicos. El trabajo se inicia con

una breve descripción de la problemática ambiental que se relaciona con

los desechos sólidos municipales; desechos más conocidos como basura.

En la descripción de este conflicto ecológico se hace hincapié en la etapa

principal que se refiere a la disposición final por medio de los rellenos

sanitarios, ya que en estos lugares se acentúa el grado de contaminación

debido a la presencia, entre otras cosas, a los componentes tóxicos que

tienen los aparatos electrónicos.

Posteriormente se describen los aparatos electrónicos más utilizados por

los ciudadanos y se presentan datos de tipo estadístico que se obtuvieron

al aplicar una encuesta. Para aclarar el efecto nocivo de los aparatos, se

describen las propiedades tóxicas de los principales elementos químicos

contenidos en mayor o menor cantidad de estos aparatos.


Aclarado el problema ambiental, en la siguiente parte del trabajo, se hace

un análisis de las posibles alternativas de solución, que de acuerdo al

desarrollo cuantifico y técnico de nuestros días, se pueden aplicar.

Finalmente se hace un análisis integral en la que se incluyen los factores

técnicos y sociales que inciden en el problema. El resultado de este

análisis se presenta en la parte final, como alternativas de

aprovechamiento.

Los aparatos eléctricos y electrónicos son dispositivos que para funcionar

necesitan corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinados a

ser utilizados con una tensión nominal no superior a 1 volt en corriente

alterna y 1.5 volts en corriente continua, y los aparatos necesarios para

generar, transmitir y medir tales corrientes y campos.


RESUMEN
La generación de desechos electrónicos es un proceso que se incrementa

a nivel mundial, provocando grandes problemas ecológicos. La rápida

obsolescencia de los equipos electrónicos causada por el acelerado

desarrollo de la tecnología, hace que se desechen los residuos

electrónicos a un ritmo cada vez mayor.

Esta basura es particularmente peligrosa porque muchos de los

dispositivos contienen entre sus partes metales, sumamente tóxicos para

la salud y, lo que es más grave, la mayoría de las veces se mezcla con la

basura corriente. Las municipalidades no han podido intervenir en el

reciclaje de los residuos electrónicos, por no contar con las ordenanzas

que garanticen esta actividad. La creación de una empresa recicladora

representará beneficios sociales en tanto constituye fuente de generación

de empleo y servirá, además, como mecanismo para el reciclaje de esta

basura electrónica.

Reciclar los residuos eléctricos y electrónicos no sólo permitiría reutilizar

la mayor parte del aparato viejo y asegurar el correcto tratamiento de las

sustancias tóxicas que de otra forma podrían contaminar el medio

ambiente, sino que reduciría la actividad extractora de minerales.


INDICE

PRESENTACION............................................................................................................2

INTRODUCCION.............................................................................................................3

RESUMEN.......................................................................................................................5

TEMA:...............................................................................................................................1

Tratamiento de RAEE en Cusco..................................................................................2

SECTOR PÚBLICO, PRINCIPAL EMISOR DE RAEE...............................................3

UN GRAN RETO PARA EL CUSCO.............................................................................4

¿POR QUÉ RECICLAR LOS RAEE? LA MUNICIPALIDAD DEL CUSCO


COMPARTE ALGUNAS RAZONES:............................................................................4

PROBLEMATICA AMBIENTAL......................................................................................6

¿DÓNDE TERMINA LA BASURA ELECTRÓNICA?................................................10

CONCLUSIONES..........................................................................................................14

BIBLIOGRAFIA..............................................................................................................15
TEMA:
LA BASURA ELECTRONICA Y SUS EFECTOS
EN LA CIUDAD DE CUSCO

En la ciudad se generan

al menos 134 toneladas

diarias de basura, de esta

cantidad el 5.4%

comprende residuos

sólidos peligrosos, entre

los cuales estarían los desechos eléctricos y electrónicos.

En un mundo altamente tecnologizado, en el que cada uno de nosotros al

menos tiene un celular, computador, laptop o cualquier dispositivo

electrónico, ¿se ha puesto a pensar qué hará con ellos cuando cumplan

su vida útil? Según información del Ministerio del Ambiente, más de 100

mil toneladas de residuos eléctricos y electrónicos se generan

anualmente en el Perú; las cuales, en su mayoría, no son clasificadas de

forma adecuada.

Aunque en el caso de Cusco no exista un diagnóstico preliminar de este

tipo de residuos, dentro del Plan de Desarrollo Urbano al 2013, se detalla

que aparatos como “grandes electrodomésticos, pequeños

electrodomésticos, equipos de informática y telecomunicaciones, aparatos

electrónicos de consumo, aparatos de alumbrado, herramientas eléctricas

y electrónicas, juguetes o equipos deportivos y de tiempo libre, aparatos

médicos, instrumentos de vigilancia y control, máquinas expendedoras,

1
entre otros, son arrojados con el resto de la basura domiciliaria, siendo

vertidas en basureros, ya sean a cielo abierto o a rellenos sanitarios”.

Los artículos anteriormente en mención, que han quedado en desuso,

componen una parte de lo que se conoce como basura electrónica. De

acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional de la Plata, la emisión

incontrolada de estos residuos es altamente contaminante. “Los metales y

demás elementos que poseen estos Residuos de Aparatos Eléctricos y

Electrónicos (conocidos como RAEE) son tóxicos y perjudican al medio

ambiente y, por ende, a la salud de todos los seres humanos”.

Tratamiento de RAEE en Cusco

Según información del Servicio de Limpieza Pública (Selip) de la

Municipalidad del Cusco, en la ciudad se generan al menos 134 toneladas

diarias de basura, de esta cantidad el 5.4% comprende residuos sólidos

peligrosos, entre los cuales estarían los desechos eléctricos y

electrónicos.

Liseth Contreras, Jefa del Área de Educación Ambiental de la comuna

provincial, señaló que actualmente 20% de la población del distrito de

Cusco es parte de programas de segregación en la fuente, dentro de los

cuales se realiza un trabajo de clasificación de los residuos sólidos; pero,

dentro de esto, los RAEE no tienen una clasificación específica, por lo

cual se entremezclan con algún otro tipo de desecho.

2
La experta recalcó que en la ciudad no existen centros autorizados de

tratamiento de este tipo de desechos, por lo cual, al iniciarse campañas

de acopio, los elementos tendrían que ser trasladados a Lima.

Para el ingeniero Raúl Roca Pinto, especialista del Ministerio del

Ambiente, en lugares que no cuentan con planes de tratamiento de

residuos, como el caso del Cusco, se realizan procesos informales.

“Existen personas que por extraer los componentes aplican mecanismos

inadecuados, rompiendo partes de los equipos, quemando cables; lo cual

genera sustancias contaminantes que pueden afectar al ambiente y a la

población”.

SECTOR PÚBLICO, PRINCIPAL EMISOR DE RAEE

La abogada Soledad Díaz Guevara, profesional de la Superintendencia de

Bienes Estatales, señaló que al menos el 30% de los equipos eléctricos y

electrónicos del sector público se dan de baja o se destinan como

donaciones, cada año. Si se considera la gran cantidad de equipo con el

que cuenta este sector en todo el país, se estimaría que es el principal

emisor (de forma acumulada) de este tipo de residuos.

La profesional destaca que uno de los mecanismos para evitar la

acumulación de desechos de este tipo, es explotar todos los usos

posibles de los equipos, a través de las donaciones o transferencias, en

caso de que tengan un periodo de vida útil.

3
Para llevar a cabo con eficiencia los procesos de control de bienes

estatales útiles o inútiles, la abogada señala que a nivel regional, la SBN,

exige una remisión de información de inventarios patrimoniales. En el

caso de Cusco, la mayoría de entidades cumplen con la exigencia; no

obstante, la mayoría no llega a dar de baja a los equipos, según indica la

experta, por falta de conocimiento de las normas.

De acuerdo con Liseth Contreras de la Municipalidad del Cusco, los

procesos largos y tediosos hacen que las entidades públicas mantengan

sus equipos antiguos u obsoletos.

UN GRAN RETO PARA EL CUSCO

Ahora la Municipalidad Provincial tiene la tarea de implementar un plan de

manejo de RAEE, según lo establece el artículo 9 del REGLAMENTO

NACIONAL PARA LA GESTIÓN Y MANEJO DE LOS RESIDUOS DE

APARATOS ELÉCTRICOS Y ELECTRÓNICOS.

¿POR QUÉ RECICLAR LOS RAEE? LA MUNICIPALIDAD DEL CUSCO


COMPARTE ALGUNAS RAZONES:

• Son un flujo de residuos en continuo y un elevado crecimiento.

 Pueden contener materiales potencialmente peligrosos (plomo,

mercurio, cromo, hexavalente, etc.) que, en caso de depositarse

fuera de control, pueden contaminar el entorno.

4
• Están fabricados con materiales valiosos (oro, plata, silicio, cobre,

etc.)que son cada vez más escasos y cuya obtención genera un

alto impacto ambiental.

• El reciclaje de los equipos evita la sobreacumulación de residuos

en los vertederos y esto se traduce en una notable reducción de la

contaminación de los suelos

Los residuos electrónicos están formados por ordenadores, teléfonos

móviles, consolas de videojuegos y otros componentes electrónicos

desechados por sus usuarios originales. Mientras que no hay una

definición generalmente aceptada para los residuos electrónicos, en la

mayoría de los casos estos consisten en dispositivos electrónicos que

fueron utilizados para la informática, las telecomunicaciones, el ocio en

las casas y los negocios y que ahora se consideran obsoletos, rotos o

irreparables. A pesar de su clasificación común como residuos, los

residuos informáticos suelen ser muy reutilizables, ya que por ejemplo,

muchos ordenadores y componentes completamente funcionales se

desechan durante mejoras. Por lo tanto, normalmente se pueden

aprovechar ya sea de forma total o parcial dichos residuos, ya sea

restaurándolos, o extrayendo partes o componentes del mismo. La

facilidad para reciclarlos compensa claramente la alta toxicidad de este

tipo de residuos.

5
PROBLEMATICA AMBIENTAL

El progreso de la tecnología en todo el mundo ha traído grandes

beneficios a la humanidad, sin embargo no todos son avances y ventajas.

El número de aparatos en desuso crece día con día de forma

espectacular, ya que se vuelven obsoletos al avanzar la tecnología de

manera tan acelerada y se convierten en una “papa caliente” tóxica, de la

cual ni las autoridades ni las empresas privadas se quieren

hacer cargo. Además de que poco consumidores piensan en lo

que harán con sus aparatos viejos cuando los reemplazan por uno de la

nueva generación.

Esto se ha convertido en la punta del iceberg de la basura electrónica,

donde se contemplan las computadoras, celulares, electrodomésticos,

aparatos electrónicos, entre otros. Este tipo de deshechos contiene una

amplia gama de producto tóxico en potencialmente contaminantes. Los

materiales básicos de los que están elaborados, muchos de estos

modelos son de policloruro de vinilo (PVC), polietilen tereftalato (PET),

vidrio, arsénico, cobre, cadmio, litio, níquel, mercurio y zinc; que al

depositarse en los rellenos sanitarios sin un previo reciclaje, va a parar

directamente al subsuelo.

Incinerar la basura electrónica también plantearía nuevos problemas,

pues la combustión de las sustancias de las que están elaboradas no

haría más que liberarlas a la atmósfera. De hecho, en los países

industrializados los incineradores son una de las más grandes fuentes de


6
contaminación de dioxinas y furanos, que son sustancias

extremadamente tóxicas que se generan en la combustión de PVC,

material muy común en las computadoras.

La cantidad de productos electrónicos desechados alrededor del mundo

se ha disparado durante los años recientes: cada año se generan entre 20

y 50 millones de toneladas de residuos de este tipo alrededor del mundo.

Más del 5 por ciento de toda la basura sólida municipal en el mundo es

electrónica, lo que equivale a casi la misma cantidad de basura que se

genera por plásticos utilizados en el embalaje, aunque mucho más

peligrosa. Este problema no es exclusivo de los países desarrollados:

Asia desecha aproximadamente 12 millones de toneladas de productos

electrónicos cada año.

El gran problema de los desechos electrónicos es el riesgo ambiental. Los

motivos de preocupación que se han identificado aquí en México son

comparables a los de otras partes del mundo. Se trata sin duda de un

problema global, ya que existe una cantidad cada vez mayor de estos

residuos y en nuestro país no se cuenta con la infraestructura apropiada

para su manejo ambientalmente adecuado.

Actualmente, la basura electrónica es un componente creciente de la

basura municipal, pues las personas cambian cada día con mayor

frecuencia sus celulares, computadoras, televisiones, equipos de audio,

impresoras, entre otros. En los próximos cinco años, se estima que los

países en desarrollo triplicaran su producción de este tipo de desechos.

En algunas zonas marginadas de la Ciudad de México, aún se queman


7
cables electrónicos para extraer el cobre que contiene y poder venderlo.

La combustión de estos cables contienen cloruro de polivinilo y sustancias

que otorgan aislamiento térmico, provocan gases y cenizas con altas

proporciones de dioxinas y furanos; dos contaminantes asociados

principalmente al cáncer. El reciclaje podía ser una solución pero el

mercado de componentes electrónicos reciclados en nuestro país, por el

momento es bastante pobre. Otro ejemplo de contaminación son los

teléfonos celulares, aunque estos aparatos son pequeños su impacto

ambiental parece mínimo. Pero el aumento en su uso es tan enorme que

las consecuencias sobre el ambiente son causa de alarma, ya que al

desecharse los retardantes utilizados en los componentes plásticos de

estos aparatos, pueden contaminar también el suelo y los mantos

freáticos. El manto freático es un cuerpo de agua de infiltración en el

subsuelo que se encuentra ubicado a poca profundidad, generalmente a

unos pocos metros de la superficie. Depósitos de agua subterránea que

se filtran a través de la capa permeable de la corteza terrestre, y que está

limitado por capas impermeables de rocas.

El problema hay que afrontarlo y resolverlo desde su fuente

manufacturera, y en el último de los casos se podrían donar los aparatos

que todavía estén en condiciones, a colegios, asilos, orfanatos,

comunidades indígenas, etc.; y los que no funcionen se canalicen a

escuelas e institutos de electrónica y computación. De no tomar las

medidas adecuadas, las consecuencias se verán reflejadas en la

8
contaminación del suelo, agua y aire, y por consiguiente en la salud de los

ciudadanos.

Citan cifras de la Universidad Tecnológica de México (UTM) que a fines de

2006 circularon en el país 20 millones de teléfonos celulares. En el 2010

se estima que habrá 10 millones de computadoras, a lo que habrá que

sumar más de 40 millones de equipos de video, televisores, DVD‟s,

filmadoras y cámaras digitales, y unos 15 millones de equipos de audio.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Ecología resalta que de

1960 a 2003 se liberaron en el país aproximadamente 635 mil toneladas

de pilas, las cuales produjeron cerca de 190 mil toneladas de sustancias

tóxicas. Estas cifras no tomaron en cuenta las pilas "piratas" y las que ya

incluyen muchos aparatos y relojes.

Las proyecciones de ventas de los fabricantes basadas en la imparable

actualización tecnológica, hablan de al menos cinco millones de equipos

informáticos obsoletos en los próximos cinco años. "Ese dato lleva a

establecer con precisión que las 1,250 toneladas de residuos electrónicos

estimadas en el 2004, pasaron a ser 13,450 en el 2005. En el 2006 los

desechos electrónicos representan el 11% de los residuos comunes y en

el 2007 será del 22%. Y de no mediar un manejo sustentable, todos los

desechos terminarán en tiraderos que no fueron pensados ni están

preparados para manejar los residuos de aparatos eléctricos y

electrónicos como plomo, fósforo, cadmio, níquel y plásticos bromados".

9
La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT)

considera electrónicos a los televisores, computadoras, baterías y

monitores descartados por tener compuestos de plomo, cadmio, cromo,

bromo, níquel. Es por eso que estos aparatos no deben ir con el resto de

la basura común. Para reciclarlos o exportarlos, la SEMARNAT requiere

un permiso especial que evalúe el impacto ambiental de esas operaciones

y cumplir con tratados internacionales como la Convención de Basilea

para el movimiento de residuos electrónicos. Considera que los desechos

electrónicos son residuos electrónicos y deben ser recogidos y tratados

por operadores registrados en organismos ambientales provinciales o

nacionales. Pero el país no cuenta con una legislación específica.

¿DÓNDE TERMINA LA BASURA ELECTRÓNICA?

Mucha mercancía electrónica vieja se empolva en los almacenes en

espera de ser reutilizada, reciclada o confinada. La Agencia para la

Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) calcula que 75 por

ciento de las computadoras que se vendieron en ese país terminan

almacenadas en cocheras y armarios cuando dejan de ser útiles. Cuando

finalmente se tiran, se van a confinamientos, incineradores y, más

recientemente, a Asia.

Basureros: De acuerdo con la EPA, en el año 2000, más de 4.6 millones

de toneladas de basura electrónica terminaron en confinamientos de

10
Estados Unidos. Después de cierto tiempo, las sustancias tóxicas

contenidas en productos electrónicos comienzan a lixiviar a la tierra y

posteriormente a la atmósfera, afectando a comunidades cercanas y el

ambiente. En muchos países europeos se han desarrollado leyes para

evitar que los desechos electrónicos sean vertidos en confinamientos

debido a su contenido peligroso. De cualquier manera, esta práctica

prevalece en muchos países. En Hong Kong por ejemplo, se estima que

hasta 20 por ciento de las computadoras obsoletas van a los tiraderos.

Incineración. La incineración de productos electrónicos libera metales

pesados como plomo, cadmio y mercurio al aire y a la tierra, a través de

sus cenizas. El mercurio emitido a la atmósfera se puede bioacumular en

la cadena alimenticia, particularmente en el pescado –la mayor ruta de

exposición para las personas. Si los productos contienen plástico PVC, se

emitirán además dioxinas y furanos clorados. Igualmente, si los

retardantes de flama bromados se queman, generarán dioxinas y furanos

bromados.

Reutilización: Reutilizar es una de las formas más inteligentes de

disminuir los desechos, significa volver a usar una cosa sin alterar

químicamente su forma dándole un nuevo uso. Aunque la reutilización

podría ser una vía para incrementar la vida útil del producto,

desafortunadamente muchos productos viejos son exportados a los

países en desarrollo con el argumento de que se destinarán a la

reutilización y pronto se vuelven obsoletos, aumentando la carga de

11
basura electrónica de estos países, donde es muy poco probable que

existan instalaciones para ocuparse de este tipo de residuos electrónicos.

Cuando la “reutilización” consiste en exportación de materiales de poca

vida útil de países ricos a países pobres, puede entenderse, en algunos

casos, como una manera de infringir la Convención de Basilea y en otros,

como una forma de los países de evadir la responsabilidad de hacerse

cargo de sus propios residuos.

Reciclaje: Aunque el reciclaje puede ser una buena manera de reutilizar

las materias primas de un producto, los tóxicos en la basura electrónica

pueden dañar potencialmente a los trabajadores de los campos de

reciclaje, al igual que a las comunidades vecinas y el ambiente. En países

desarrollados, el reciclaje de electrónicos se realiza en plantas

construidas específicamente para ello y bajo condiciones más o menos

controladas. Por ejemplo, en algunos estados de la Unión Europea los

plásticos de basura electrónica no son reciclados para evitar la emisión a

la atmósfera de furanos bromados y dioxinas. Sin embargo, en los países

en desarrollo, el reciclaje se hace a mano y frecuentemente por niños, en

tiraderos de chatarra electrónica.

Exportación: La basura electrónica es comúnmente exportada por los

países desarrollados hacia los no desarrollados, infringiendo así la

Convención de Basilea, sobre el movimiento transfronterizo de residuos

electrónicos. Inspecciones hechas en 18 puertos europeos en 2005

evidenciaron que cerca de 47 por ciento de las exportaciones de

12
desechos eran ilegales. Sólo en Reino Unido, 23 mil toneladas métricas

de basura electrónica sin declarar o del “mercado gris”, fueron

embarcadas ilegalmente en 2003 cuando se dirigían a países como

Korea, Taiwán, Singapur, Indonesia, Tailandia, Vietnam, Malasia, India,

África y China. En Estados Unidos se calcula que entre 50 y 80 por ciento

de la basura recolectada para reciclaje está siendo exportada de la misma

manera. Esta práctica es legal en Estados Unidos debido a que no han

ratificado la Convención de Basilea. Para evitar este comercio, China

continental prohibió la importación de basura electrónica en 2000.

CONCLUSIONES

13
Los vertederos electrónicos pese a que son de gran utilidad para el

avance tecnológico, son un grave problema para la humanidad cuando ya

no funcionan, puesto que a pesar de ocupar gran espacio contiene

sustancias contaminantes tales como el bismuto y los denominados

metales pesados como el arsénico, el cadmio, el cromo, el mercurio, el

plomo y el selenio.

Uno de los contaminantes más nocivos para el suelo y los seres humanos

es el Plomo (Pb). El cual constituye un grave problema para su

eliminación ya que, por ejemplo: “cada monitor de computadora o pantalla

de televisor contiene entre 2 y 8 libras de plomo”. Ese plomo lo

absorbemos cuando esa pantalla va a un tiradero en el campo, en el

suelo, a lo largo de los años se desintegra y, cuando llueve, pasa a los

mantos freáticos. Eventualmente, a largo plazo, tomaremos agua de ahí,

entonces nos llegará el plomo al organismo.

El método más usado para determinar la cantidad de Plomo en los seres

humanos se hace un examen de sangre. Con poca frecuencia se puede

medir en los dientes o en los huesos mediante radiografía Se puede medir

la cantidad total de plomo en la sangre para determinar si ha ocurrido

exposición al plomo.

BIBLIOGRAFIA

14
Medina Martin. Ocho mitos sobre el reciclaje informal en América Latina.
Revista del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Agosto. 2013.

Plataforma Regional de Residuos Electrónicos en Latinoamérica y el


Caribe (Relac), Estadísticas. Plataforma Regional de Residuos
Electrónicos en Latinoamérica y el Caribe (Relac), 2012.

Reporte Anual de Estadísticas sobre Tecnologías de la Información y


Comunicaciones (TIC's). 2011. Quito. Instituto Nacional de Estadísticas y
Censos. 2011.

15