Está en la página 1de 5

INTRODUCCIÓN

(Mallar, 1978), la lechuga de la familia de las Compuestas, es originaria de la costa sur y


sur este del mar Mediterráneo. Los egipcios comenzaron a cultivar 2 400 años antes de
esta Era y se supone que la utilizaron para extraer aceite de las semillas.
(Casseres, 1980), manifiesta que la lechuga es bastante antigua; data del año 4 500 A.C.,
mientras que en Egipto ya se conocía bien a 500 A.C. Se originó probablemente en Asia
Menor.
La lechuga (Lactuca sativaL.) es una hortaliza que se produce en todas las regiones bajo
diferentes condiciones climáticas, ocupa a nivel mundial un lugar preferente, siendo en
algunos países un importante componente de las dietas por su alto valor nutritivo, además
de constituir en un margen de notables ingresos para el sector agrícola (Royal Sluis,
1994).
La precocidad del cultivo para alcanzar mayores precios en el mercado puede imponer
también variaciones importantes sobre el abono natural. Por otra parte las investigaciones
han demostrado que, en suelos ricos, no es necesario utilizar tanto abono como en suelos
pobres para alcanzar altas producciones, así como en estos suelos se obtienen mayores
rendimientos que en los suelos pobres, aunque, en estos, se utilicen grandes dosis de
abono (Domínguez, 1978).
La lechuga es una de las hortalizas más utilizadas para la preparación de ensaladas,
algunas variedades se cultivan también para la obtención de Lactucarium, que se utiliza
como calmante y somnífero. La influencia de la lechuga en el organismo humano es
beneficiosa y posee propiedades refrescante; así mismo, el jugo es usada en algunos
productos de perfumería (Bernard, 1967).
Importancia

(García, 1976), sostiene que los romanos atribuían a la lechuga un poder somnífero,
utilizándose como calmante especialmente para los niños. La preponderancia de la
lechuga en el organismo humano es beneficiosa para los enfermos de gota. Manifiesta
que el extracto de la lechuga entra en la composición de algunos productos de perfumería.
(Almeida, 1946), manifiesta que la lechuga es rica en vitaminas del grupo A, B y C;
contiene también 2,9 g de carbohidratos, 1,2 g de proteínas, 0,043 g de calcio y 0,0001 g
de hierro. Debido a su gran principio para restaurar los nervios gastados y alimentar
órganos respiratorios.

Clasificación taxonómica
(Mallar, 1978), indica que la clasificación de la lechuga es la siguiente:

Reino: vegetal
División: Spermatophyta
Clase: Dicotiledónea
Orden: Sinandrales
Familia: Compositaceae
Género: Lactucae
Especie: Sativa
Nombre científico: Lactuca sativa L.
Nombre vulgar: Lechuga

Sinonimia científica
Sus sinonimias son las siguientes: Lactuca capitata, Lactuca crispa, Lactuca palmata, Lactuca
sativa subsp. capitata, Lactuca sativa subsp. crispa, Lactuca sativa subsp. romana y Lactuca
scariola var. sativa.

Sinonimia vulgar

Descripción botánica
(Parson, 1987), sostiene que la lechuga es una planta hortiola que se cultiva desde muy
antiguo. De la especie silvestre (Lactuca virosa) se han obtenido numerosas variedades
que permiten su cultivo a lo largo de todo el año.

Variedades

Lechugas de las variedades Lollo rosso y Hoja de roble, ésta en la parte inferior
derecha.

Entre las variedades de lechuga destacan:

1. Beluga: de cogollos apretados y densos, semejantes a la col; carece casi por


completo de sabor, pero goza de amplio uso por su crujiente textura y la
facilidad para cortarla finamente. Es la variedad más habitual en las regiones
donde no se da naturalmente la lechuga, puesto que puede cultivarse en tanques
hidropónicos;
2. Romana (también llamada Oreja de mulo): de cogollo largo, con hojas
aproximadamente lanceoladas, menos gruesas que las iceberg pero gruesas y
crujientes. Se la conoce en España como oreja de mulo;
3. Francesa o Trocadero: de cogollo redondo, hojas finas y textura mantecosa;
tiene un sabor delicado pero intenso. Se la conoce también como Boston;
4. Batavia: similar a la francesa, de cogollo suelto, hojas rizadas y textura
mantecosa;

También:

 Tudela o Baby,
 Mantecosa o Butterhead,
 Iceberg o Crujiente,
 Lollo Rossa,
 Red Salad Bowl,
 Cracarelle.

Cultivo y usos
La lechuga soporta peor las temperaturas elevadas que las bajas. Como temperatura
máxima tendría los 30 °C y como mínima puede soportar hasta –6 °C. No es bueno que
la temperatura del suelo baje de 6-8 °C. Exige que haya diferencia de temperaturas entre
el día y la noche. Cuando soporta temperaturas bajas durante algún tiempo, sus hojas
toman una coloración rojiza que se puede confundir con alguna carencia.

La humedad relativa conveniente es del 60 al 80 %, aunque en determinados momentos


agradece menos del 60 %. El principal problema que presenta en invernadero es el
exceso de humedad ambiental, por lo que se recomienda cultivarla en el exterior,
siempre que las condiciones climatológicas lo permitan.

Prefiere suelos ligeros, arenoso-limosos y con buen drenaje. El pH óptimo se sitúa entre
6,7 y 7,4. Vegeta bien en suelos humíferos, pero si son excesivamente ácidos será
necesario encalar.

En ningún caso admite la sequía, aunque es conveniente que la costra del suelo esté seca
para evitar en todo lo posible la aparición de podredumbres de cuello.

Los mejores sistemas de riego son por goteo (cuando se cultiva en invernadero) y las
cintas de exudación (cuando el cultivo se realiza en el exterior). Existen también otros
sistemas, como el riego por gravedad y por aspersión, pero están en recesión.

Esta planta es muy exigente en potasio y al consumir más potasio va a absorber más
magnesio, por lo que es necesario equilibrar esta posible carencia al abonar el cultivo.2
También es muy exigente en molibdeno durante la primera etapa del desarrollo.

Enfermedades
Algunas de las enfermedades que son comunes a los miembros del género Lactuca son
las siguientes:

 Antracnosis (Marssonina panattoniana)


 Botritis (Botrytis cinerea)
 Mildiu (Bremia lactucae)
 Esclerotinia (Sclerotinia sclerotiorum)
 Septoriosis (Septoria lactucae)
 Virus del mosaico de la lechuga
 Virus del bronceado del tomate (TSWV del inglés Tomato Spotted Wilt Virus)

Plagas

 Trips (Frankliniella occidentalis)

Se trata de una de las plagas que causa mayor daño al cultivo, pues es transmisora del
virus del bronceado del tomate (TSWV). La importancia de estos daños directos
(ocasionados por las picaduras y las hendiduras de puestas) depende del nivel
poblacional del insecto (aumentando desde mediada la primavera hasta bien entrado el
otoño).

Normalmente el principal daño que ocasiona no es el directo sino el indirecto


transmitiendo el virus. La presencia de este virus en las plantas empieza por provocar
grandes necrosis foliares, y rápidamente éstas acaban muriendo.

 Minadores (Liriomyza trifolii y Liriomyza huidobrensis)

Forman galerías en las hojas y si el ataque de la plaga es muy fuerte la planta queda
debilitada.

 Mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum').

Produce una melaza que deteriora las hojas, dando lugar a un debilitamiento general de
la planta.

 Pulgones (Myzus persicae, Macrosiphum solani y Narsonovia ribisnigri)

Se trata de una plaga sistemática, siendo su incidencia variable según las condiciones
climáticas. El ataque suele ocurrir cuando el cultivo está próximo a la recolección.
Aunque si la planta es joven, y el ataque es considerable, puede arrasar el cultivo,
además de ser entrada de alguna virosis que lo haga inviable. Los pulgones colonizan
las plantas desde las hojas exteriores y avanzando hasta el interior, excepto la especie
Narsonovia ribisnigri, cuya difusión es centrífuga, es decir, su colonización comienza
en las hojas interiores, multiplicándose progresivamente y trasladándose después a las
partes exteriores.

IMPORTANCIA
Valor nutricional
La lechuga e sun alimento rico en vitamina K ya que 100 g. de esta verdura contienen
113 ug. De vitamina K. La lechuga se encuentra entre los alimentos bajos en calorías ya
que 100 g. de este alimento contienen tan solo 19,60 Kcal.
Entre las propiedades nutricionales de la lechuga cabe destacar que tiene los siguientes
nutrientes: 1 mg. De hierro, 1,37 g. de proteínas, 34,70 mg. De calcio, 1,50 g. de fibra,
220 mg. De potasio, 3 mg. De yodo, 0,23 mg. De Zinc, 1,40 g. de carbohidratos, 8,70 mg.
De magnesio, 3 mg. De sodio, 187 hg. De vitamina A, 0,006 mg. De vitmina B1, 0,07
mg. De vitamina B2, 0,80 mg. De vitamina B3, 0,11 hg. De vitamina B5, 0,06 mg. De
vitamina B6, 1,90 ug. De vitamina B7, 33,60 ug. De vitamina B9, 0 ug. De vitamina B12,
13 mg. De vitamina C, 0 ug. De vitamina D, 0,60 mg. De vitamina E, 28 mg. De fosforo,
0 mg. De colesterol, 0,60 g. de grasa. 1,36 g. de azúcar y 13 mg. De purinas. El elevado
contenido de vitamina K es esta hortaliza hace que tomar el extracto de lechuga hace que
sea beneficioso para una correcta coagulación de la sangre además de ayudar al
metabolismo de los huesos.