Está en la página 1de 2

Ensayo: Juan Salvador Gaviota

Ser libre es entender que somos perfectos y la clave está en nosotros


mismos. La vida te enseña muchas cosas y entre ellas esta que para saber
quién eres realmente, primero debes conocer tu interior, tu instinto, y
escuchar al corazón y entender que el camino a nuestros sueños no es más
que una competencia contra nosotros mismos, a mejorarnos cada día más.
La libertad (propia voluntad) es un concepto abstracto y no tiene ningún
sentido práctico, lo ideal es buscar algo más significativo lo cual es la
liberación (acción de poner en libertad). Muchas veces el miedo a lo
desconocido y la presión que ejerce la sociedad son limitantes y obstáculos
grandes en el camino hacia nuestros sueños, pero decir la verdad de lo que
se siente es la consecuencia de una mente liberada de prejuicios sociales y
liberada de imposiciones normalistas.
Al seguir nuestros propios instintos emprendemos el camino hacia la
verdadera sabiduría, ya que, por medio de la experiencia, de la aventura, del
adentramiento a lo desconocido se crean conocimientos. El instinto es parte
fundamental en el camino a entender que somos natamente perfectos.
La razón es la facultad para pensar, razonar e inferir. El uso de la razón al
momento de tomar una decisión del corazón debe tener un equilibrio, una
armonía perfecta entre lógica y sentimientos. Para comprender que la
perfección y la liberación yacen en nosotros mismos debemos amar y
entender lo que hacemos día a día.
Se nace completo, y una persona solo puede tener un complemento, por lo
tanto está mal expresar “me completas”. Ser libre es consecuencia de
entender que estamos completos. La idea de sentir que se necesita de algo o
alguien para sentirse completo es una limitación y un obstáculo para llegar a
la liberación, lo cual en otras palabras es; la felicidad (estado de ánimo de la
persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que sea o por
disfrutar de algo bueno).
Es muy clara la percepción de Juan Salvador Gaviota, al representar la unión
perfecta entre el espíritu y el cuerpo, él integra todas sus energías para
mostrar el arte de volar y seguidamente descubrir lo que es ser libre. Y que
librarse de algo es sentir capaz de hacer cualquier cosa que quiera, que
permitir que nuestro instinto guie nuestras acciones es una manera de
obtener conocimiento y experiencias. Que no es posible encontrar la paz
interior, es decir, la liberación, si no se actúa con el corazón. Y que las
personas que se niegan al cambio y a nuevas experiencias solo están
asustadas de lo desconocido, es decir, de lo que no entienden.