Está en la página 1de 1

almacenan hasta que es posible la transmisión.

Esta tecnología permite


enrutar los mensajes de correo electrónico a un servidor y mantenerlos
ahí hasta que se reenvíen al siguiente servidor o a un buzón personal.
Existen tres tipos de sistemas de correo electrónico que se utilizan
ampliamente en la actualidad: POP, IMAP y correo basado en la Web. El
post office protocolo (POP) almacena temporalmente los mensajes
nuevos en nuestro buzón o en un servidor de correo electrónico.
Cuando nos conectamos a nuestro ISP y solicitamos nuestro correo,
este se descarga y almacena en nuestra computadora.

El Internet messaging access protocol (IMAP) es similar al POP, con la


diferencia de que tenemos la opción de descargar nuestro correo o
dejarlo en el servidor. El correo basado en la Web mantiene nuestro
correo en un sitio Web en lugar de transferirlo a nuestra computadora.

Correo basado en la Web - 169


Antes de utilizar este servicio necesitamos obtener una cuenta con
nuestro proveedor de correo electrónico basado en la Web. Para
obtener una cuenta basta con que nos conectemos al sitio Web del
proveedor e introduzcamos la información necesaria para obtener una
dirección de correo electrónico, un nombre de usuario y una
contraseña. Con estos identificadores podemos conectarnos al sitio
Web desde cualquier computadora que tenga acceso a Internet; en el
Web podremos escribir, leer, responder y borrar nuestros mensajes de
correo electrónico. Como la mayoría de los proveedores de e-mail tipo
hotmail asignan una cantidad limitada de espacio a cada cuenta, es
importante borrar los mensajes cuando ya no los necesitemos. No
conviene que dejemos llenar nuestro buzón, porque el sistema
regresara los nuevos mensajes a quienes nos los enviaron.

POP e IMAP - 169