Está en la página 1de 6

COMERCIO Y MEDIO AMBIENTE

1.- Conceptos:

 Medio Ambiente: Sistema formado por elementos naturales y artificiales


que están interrelacionados y que son modificados por la acción humana.
Se trata del entorno que condiciona la forma de vida de la sociedad y que
incluye valores naturales, sociales y culturales que existan en un lugar y
momento determinado.
Los seres vivos, el suelo, el agua, el aire, los objetos físicos fabricados
por el hombre y los elementos simbólicos como las tradiciones componen
el medio ambiente.
La conservación es imprescindible para la vida sostenible de las
generaciones actuales y venideras.
En conclusión, el medio ambiente incluye factores físicos (como el clima
y la geología) biológicas (la población humana, la flora, la fauna, el agua)
y socioeconómicos (la actividad laboral, la urbanización y los conflictos
sociales).
 Comercio: Se refiere a la transformación que se llevo a cabo con el
objeto de comprar o vender un producto.

El comercio en otras palabras es una actividad social y económica que


implica la adquisición y el traspaso de mercancías.

2.- Tendencias actuales del Comercio y el Medio Ambiente:

 Globalización: La globalización es un proceso económico político, social,


empresarial y cultural a escala mundial que consiste en la creciente
comunicación e interdependencia entre los países del mundo uniendo sus
marcadas sociedades y culturas a través de una serie de
transformaciones que le dan el carácter de global.
La globalización es uno de los factores más relevantes de los problemas
ambientales como son la generación de residuos, las emisiones de gases
de efecto invernadero y los contaminantes, los cuales crecen a medida
que la actividad económica aumenta.
Otro aspecto importante y que afecta directamente la gestión del Medio
Ambiente es el importante aumento de la competitividad como
consecuencia de la globalización al enfrentarse a mayores niveles de
exigencia, en numerosas ocasiones las empresas y organizaciones
reducen sus estándares ambientales para poder reducir sus costos de
producción. Por esta razón muchas multinacionales sitúan a las fábricas
en países donde la mano de obra es mas barata y la legislación ambiental
es menos exigente.
Además, la globalización conlleva al incremento del consumismo
injustificado generando una sobre explotación de recursos para poder
cubrir la demanda que se genera.
 Inequidad: A pesar del constante crecimiento de la actividad económica
mundial, vivimos en un mundo desigual e inequitativo donde la
distribución de riquezas se realiza en partes totalmente disparejas, tanto
que el 0.7 % de la población mundial tiene el 41 % de la riqueza mundial
mientras que el otro 68.7 % de la población tienen un total del 3 % de la
riqueza mundial.
 Cambios en el medio Ambiente: En los últimos 50 años el mundo ha
sido testigo de un enorme cambio en el medio ambiente. Las emisiones
globales de dióxido de carbono se han cuadruplicado y las emisiones de
nitrógenos provenientes de automóviles y fertilizantes esta transformando
nuestros océanos y lagos en lugares desprovistos de vida.
La cuarta parte de las poblaciones de peces del mundo están agotadas y
otro 44 % es objeto de prácticas pesqueras que ponen al borde su
resistencia biológica.
De continuar esta tendencia, en unos 30 años dos tercios del mundo vivirá
con estrés por falta de agua; cada día mueren 25000 personas debido a
enfermedades causadas por la mala gestión de las aguas. La cuarta parte
de las especies de mamíferos del mundo esta seriamente amenazada de
extinción.
Este daño al Medio Ambiente ha sido provocado al menos en parte por el
crecimiento de la población mundial.
3.- Vínculos entre Medio Ambiente y Comercio:

El Comercio esta estrechamente relacionado con el Medio Ambiente


debido a que el Medio Ambiente es la fuente de todos los insumos básicos
como la energía necesaria para procesarlos. El Medio Ambiente recibe
también los desechos producidos por la actividad económica.

Por su parte el comercio internacional constituye el motor de los cambios


en el medio ambiente y al mismo tiempo el comercio se ve presionado por
las exigencias del mercado que genera un descuido en el aspecto
ambiental.

En otro nivel el medio ambiente y el comercio internacional están regidos


por dos ramas distintas del derecho internacional.

El derecho internacional representado por estructuras tales como la


organización mundial del comercio y los tratados regionales de comercio.

El derecho ambiental expresado en los distintos acuerdos ambientales


regionales y multilaterales y en la normativa nacional o subnacional.

4.- Principios de los Regímenes de Medio Ambiente:

La estructura de los regímenes internacionales del medio ambiente debe


reflejar la estructura del problema del que se ocupan los seis principios
claves:

 Prevención; Se refiere a las acciones e iniciativas que buscan


evitar el daño antes de que se produzca.
 Precaución; Establece que la falta de evidencia científica no
justifica la inacción para prevenir o mitigar el daño en el ambiente.
 Subsidiaridad; Se refiere a que las leyes establecidas a nivel
internacional deben adaptarse a las condiciones propias del
ambiente regional.
 Responsabilidad Común; Los regímenes ambientales requieren
la participación de muchos países y aunque no tengan a
disposición los mismos recursos se reconoce que los países tienen
una responsabilidad común a los daños causados y también deben
tener una participación común en la solución al problema.
 Apertura; Se basa en la transparencia y participación de la
ciudadanía en el establecimiento de políticas.
 El que contamina paga; Significa que el que contamina debe
costear todas las medidas necesarias para cumplir con las medidas
y normativas en materia de medio ambiente.

5.- Ventajas del Comercio en el Medio Ambiente:


 Mejora de la distribución de recursos: Los mercados abiertos permiten la
mejora en la distribución de recursos de tal manera que los bienes se
produzcan donde sea más eficiente hacerlo ecológicamente (y
económicamente); incluso si se envían a mercados distantes.
 Crecimiento económico: Un mayor comercio internacional puede
estimular el crecimiento económico, el desarrollo y el bienestar social;
contribuyendo así a una mayor capacidad para utilizar el medio
ambiente de manera más eficaz
 Inversión: La apertura comercial y la inversión pueden dar a un país el
incentivo para adoptar y mejorar el acceso a nuevas tecnologías
ecológicas.
 Acuerdos y Normas: La introducción de cargos o impuestos por
contaminar garantiza el éxito de reducir los niveles de contaminación.

6.- Desventajas del comercio en el medio ambiente:

 Emisiones de gases efecto invernadero: Las actividades productivas, de


transporte y comercialización utilizan en su mayoría combustibles fosiles,
que generan la emisión de gases de efecto invernadero como el dióxido
de carbono el monóxido de carbono y dióxido de azufre entre otros.
 Consumismo: El ser humano necesita consumir para su subsistencia,
pero la tendencia del consumismo actual está relacionado con un
consumo excesivo y masivo no solo para la satisfacción de las
necesidades básicas si no por impulso, comodidad y materialidad. Lo cual
genera el uso irresponsable de recursos y la generación de residuos
contaminantes.
 Riesgos trascendentales para los países: El comercio exige a los países
en vías de desarrollo que exploten desmedidamente recursos para su
subsistencia.
 Recursos Energéticos: El comercio necesita de recursos energéticas
como los combustibles fósiles para los procesos de transformación y
transporte de mercancías en distintos países.
 Mercado Libre: El mercado está compuesto en su mayoría por empresas
con fines de lucro, las cuales buscan obtener beneficios económicos
descuidando los aspectos ambientales con el fin de reducir sus costos y
generar más ganancias.

7.- Certificaciones ambientales para las empresas:

Actualmente existen diversas certificaciones que


obtienen las empresas comerciales y productivas
para garantizar su nivel de calidad, sin embargo,
dentro de estas certificaciones de calidad, existen
algunas relacionadas con la responsabilidad social
asi como con la gestión de medio ambiente.

Debido a que el medio ambiente es un pilar


fundamental en el desarrollo sostenible es importante conocer en el ámbito
económico que certificaciones y sellos pueden expresar que nuestra empresa es
amigable con el medio ambiente y con la sociedad.

Dentro de las Certificaciones Internacionales ISO, se tiene:

ISO 14000: Conjunto de normas sobre la gestión ambiental. Establecen la


manera en que se desarrolla un sistema de gestión ambiental efectivo
basándose en el equilibrio entre el mantenimiento de la rentabilidad y la
reducción de los impactos del medio ambiente.

Por otro lado existen certificaciones a nivel nacional que cada país a
desarrollado como una estrategia para promover el consumo responsable y dotar
de información al consumidor final.
Esta estrategia ha surgido en diferentes países de latino america y el mundo ante
la tendencia de consumo masivo injustificado de las sociedades. Cada sello
puede ser creado para un sector del comercio especifico del país. Es asi como
existen sellos a los productos agrícolas Al turismo sostenible, a la energía
eficiente entre otros.

Consumo responsable: La acción de consumir implica la adquisición de bienes y


servicios a fin de satisfacer las necesidades básicas propias de la condición
humana: alimiento vivienda, vestimenta entre otras. Es una acción primordial e
ineludible del ser humano, es decir todos necesitamos consumir para subsistir.

Sin embargo en la actualidad, el acto de


consumir tiene una importancia mayor a
la mera satisfacción de necesidades
básicas, se trata de un consumo
impulsado por el deseo y la materialidad
mas que por la necesidad. Esto genera
que este modelo de consumo no sea
sostenible en el largo plazo en lo social, económico y ecológico, por lo cual
resulta necesario un mayor compromiso y concientización de la realidad.

Por tanto surge un nuevo modelo de consumo, el consumo responsable, el cual


se centra en valores éticos y conciencia de los aspectos negativos del
consumismo excesivo, donde el consumidor reconoce su libertad y autonomía y
como miembros de una sociedad no busca únicamente sus intereses
individuales si no también el bienestar de los otros, trasladando las
preocupaciones del consumidor a temas medioambientales y sociales.