Está en la página 1de 3

GEO – 414 Geomorfología 2018

TEMA 1

INTRODUCCIÓN A LA GEOMORFOLOGÍA

La Geomorfología es la ciencia que estudia las formas de la Tierra. Se


institucionalizó a finales del siglo XIX y principios del XX y sus haberes se asientan
en el saber acumulado por las demás ciencias de la Tierra que se sistematizaron a
partir de la actitud ilustrada respecto de la naturaleza y sus complejas consecuencias
en nuestra cultura.

Pero la Tierra es amplia, diversa y desigualmente conocida, lo cual plantea


problemas a los científicos por la gran variedad y aparente dispersión de hechos y
procesos, por su dependencia de múltiples factores y por la dificultad de encontrar en
su generalidad las leyes que los rigen.

Estos hechos y procesos pueden ser microscópicos y aparecer aislados, pero las
formas del relieve sólo pueden entenderse de modo global como pertenecientes a la
totalidad del planeta e integradas en la totalidad de la naturaleza donde participan de
múltiples relaciones. Conocer las causas es explicar las geoformas, pues la
geomorfología tiene que dar cuenta de la génesis del relieve y tipificar sus
geoformas: explicar fuerzas y procesos y clasificar resultados.

La geomorfología se especializa en el aspecto estructural (arquitectura geológica) y


climática (interés por el modelado), se direcciona hacia una ciencia que atiende
múltiples factores e inserta del estudio del relieve al conjunto de relaciones naturales
que explica globalmente la geografía física.

En relación con la geología, climatología, hidrología y biogeografía, la geomorfología


tiene que contar prioritariamente con el factor geológico que explica la disposición de
los materiales. Las estructuras derivadas de la tectónica y de la litología configuran
frecuentemente los volúmenes del relieve de un modo más o menos directo.

El clima introduce modalidades en la erosión y en el tipo de formaciones vegetales,


de modo que la morfogénesis adquiere características propias en cada zona
climática. La elaboración de geoformas también depende de los paleoclimas que se
han sucedido en un determinado lugar.

De las condiciones climáticas, biogeográficas, topográficas y litológicas, depende la


eficacia erosiva de los cursos de agua y de otros modos de escorrentía. Aquí habrá
que considerar el conjunto de la red hidrográfica.

La cobertura vegetal introduce un tapiz protector en la interfase atmósfera-litósfera,


razón por la cual la biogeografía da claves importantes en el análisis de las
geoformas y de los procesos que las modelan. Pero esta cobertura no depende sólo
del clima y del sustrato rocoso, sino también de la acción antrópica.

Ing. Oscar D. Almendras Alarcón Página 1


GEO – 414 Geomorfología 2018

HISTORIA DE LA GEOMORFOLOGÍA

Herodoto (485-425 a.C.), da gran importancia al hecho que “los ríos pueden
transportar y depositar el material y que anualmente estos pueden cambiar su curso
y deposición del material”. Posteriormente indujo que los terremotos fueron los
responsables de la separación de las montañas. Dedujo que en algún tiempo el mar
debía haberse extendido sobre el bajo Egipto, anticipando el concepto de nivel del
mar.

Aristóteles (384-322 a.C.), divulgó la “teoría del origen de los manantiales de agua”,
que se componían en parte de aguas pluviales percoladas, de la condensación del
aire penetrado en la Tierra y de vapores condensados del interior de al Tierra.
También relacionó estrechamente en base al origen los terremotos y los volcanes.

Estrabón (54 a. C.-25 d.C.), planteo dos aspectos importantes: por la forma infirió
que el Vesubio tenía origen volcánico, y fue el primero en mencionar que el
hundimiento muy típico en áreas de calizas. También estudio los delta, que son
deposición de los ríos en el mar diferente al abanico que se deposita al interior de
continente.

Séneca (20 a.C.-65 d.C.), reconoció el carácter local de los terremotos y volcanes
como efecto de la lucha interna de los vientos subterráneos, además mencionó que
los ríos dan lugar a la formación de los valles.

Avicena (980-1037), mencionaba que el origen de las montañas tenía dos orígenes:
primero, que por efecto de las deformaciones internas (elevaciones) da lugar a la
formación de montañas y segundo: y que por efectos de erosión dan lugar a la
formación de montañas.

Leonardo da Vinci (1452-1519), pionero del pensamiento geológico moderno.


Reconoció que los valles eran trabajados por ríos y que éstos acarreaban materiales
desde una parte y eran depositadas en otra.

Nicolas Steno (1638-1687), dinamarqués que vivió en Italia, reconoció que todas las
formas de relieve o modelado de la superficie terrestre en gran parte se deben a la
acción de los ríos.

Georges Louis Bufón (1707-1788), francés, sugirió que la edad de la Tierra no era de
unos miles de años, que los seis días de la creación bíblica no eran en el sentido
común de las palabra.

James Hutton (1726-1797), mayor exponente de la escuela plutónica, menciona su


concepto más importante: “El presente es la llave del pasado”, llamado Principio del
Uniformismo o Uniformitarismo, sostenía que el granito era de origen ígneo, en
contraposición a la escuela de Werner o Neptunistas, quienes sostenían que el
granito era un precipitado químico.” Hutton que junto a John Playfair (1748-1819) y
Carlos Lyell (1749-1875) fueron los máximos exponentes de la escuela plutónica.

Ing. Oscar D. Almendras Alarcón Página 2


GEO – 414 Geomorfología 2018

William M. Davis (1850-1934), el mayor exponente de la geomorfología, a parte de


los conceptos que él definió, introdujo el método genético de la descripción de las
formas del terreno o el “ciclo geomórfico”, cuyo análisis más sencillo incluye el
concepto de que en la evolución de los paisajes con secuencia sistemática de formas
de relieve y el reconocimiento de estados de desarrollo, las secuencias de juventud,
madurez y vejez o senectud.

BIBLIOGRAFÍA

 Alhfeld F. (1969). Geografía física de Bolivia. Ed. Los Amigos del Libro. La Paz.
Bolivia.
 Argollo Bautista J. (2008). Cuaternario de Bolivia y Regiones vecinas. Museo
Provincial de Ciencias Naturales Florentino Ameghino.
 Derrau M. (1966). Geomorfología. Ed Ariel Buenos Aires, Argentina.
 Drobovolny, Ernest (1962). Geología del Valle de La Paz.
 Gutiérrez Elorza, M. (2008). Geomorfología. Pearson Educación, S.A. Madrid.
920 pp.
 Miranda A. V. & Quisbert M. (199). Mapa de Provincias Fisiográficas de Bolivia.
Memoria Explicativa. Servicio Geológico de Bolivia - BGR. La Paz, Bolivia.
 Proyecto Multinacional Andino (2007): Geociencias para las Comunidades
Andinas. Movimientos en Masa en la Región Andina: Una guía para la evaluación
de amenazas. Servicio Nacional de Geología y Minería, Publicación Geológica
Multinacional, No. 4, 432 pp.
 Servicio Nacional de Geología y Minería (2017): Mapa geomorfológico de Bolivia.
Escala 1:1.000.000.
 Thornbury W. D. (1966). Principios de Geomorfología. 2da. Ed. Trad. por Turner
M. J.C. Editorial Kapeluz Buenos Aires, Argentina.
 Vargas C. E. (1992). La fotografía aérea y su aplicación a estudios geológicos y
geomorfológicos. Principios de percepción remota. Tomos I y II. Ed. UMSA-
ORSTOM La Paz, Bolivia.
 Vargas C. E. (1986). Mapa geomorfológico de Bolivia. Escala 1:1.000.000
preparado en base a imágenes de satélite. Inédito.

Ing. Oscar D. Almendras Alarcón Página 3