Está en la página 1de 3

La irrupción del pensamientó hebraicó

El sincretismo alejandrino
La difusión de la cultura griega en la época helenística se da después de la desaparición de Grecia en medio del paisaje
político. El tiempo posterior se caracteriza por una alta actividad de fusión entre el pensamiento griego y oriental
(hebreos); la vida intelectual se desarrolló en Alejandría, basada en el crecimiento, no desde la demostración científica
con hecho, pero por teorías fantásticas y cultos. Profunda obsesión por las cualidades del alma y su paradero post-
mortem.

Reprobación por el positivismo.

Filón y la tradición judía


Filón surge en el medio de Alejandría y se caracterizaba por su comunión entre el pensamiento griego y la tradición
hebraica. Sus intenciones se dirigían a la superación del pensamiento griego, con el descubrimiento de elementos
constitutivos del hombre (hebraico) y su figura como vehículo de consciencia supra natural y de Dios personal y
trascendente sumado a pensamientos pitagóricos y platónicos.

Dios: inmaterial, fuera del espacio y del tiempo, ajeno, eterno, inmutable, creador y conservador, una postura casi
deísta. Su intercesión se debe intermediarios, fuerzas abstractas o divinidades subalternas. El mundo está sometido a
relaciones numéricas, influencias astronómicas.

El alma y el mundo exterior


Ser humano: Corpóreo/ Terrestre y soplo divino de la voluntad e inteligencia (logos).

Todo lo existente manifiesta un poder tejido por la autoconservación de la vida, el alma es común a todas las criaturas y
se transmite por generaciones en el semen, el ser humano es superior a los demás. Toma en cuenta la influencia de la
afectividad sobre el juicio, así como los sentidos son elementos de conocimiento pero con la sensibilidad independiente
a la inteligencia.

La vida espiritual
El espíritu es puro y los sentidos impuros, pueden arruinar al alma ya que esta se encuentra aprisionada y debe de pagar
un costo para regresar a Dios. La inteligencia puede ser engañosa a los sentidos, pero desde el pensamiento dicho
palabra es la luz de la vida, su manifestación es divina y cercana a Dios: interés en la mitopoética referente a la
espiritualidad divina, más que por la demostración objetiva de los hechos.

El cambio de perspectiva
La actitud psicológica se orienta al idealismo espiritual (la fe apasionada), previendo así una psicología cristiana basada
en el alma y su unión con Dios. Filón no discute desde el pensamiento por la razón, confirma (tradición escolástica).

La cumbre del Neóplatónismó: Plótinó


Plotino y su tiempo
Se caracteriza por su retorno al pensamiento platónico y la escuela pitagórica, alejado de la tradición hebraica distante
del misticimos y ocultismo mediterráneo. Busca romper los límites del “yo” individual y evadirse de este recurso.
El alma universal
Retoma la noción del cuerpo como tumba (tradición órfica y platónica), reintegrarse a su fuente depende de ella y su
purificación, así como retoma ciertos pensamientos animistas del alma (organizadora) comprendiendo el complejo
espiritual como Uno, Inteligencia y Alma Universal.

El dominio de la psicología
Las cualidades de la vida humana como el razonamiento, memoria y sensibilidad responden a hechos propios del
descenso, el “yo” o la personalidad se diluyen en su estado superior.

La inmaterialidad del alma y el “pneuma”


Todo lo material es corruptible y divisible, el alma es un elemento cohesionador que mantiene la unidad. No cree en el
pneuma más que como un intermediario tomado por el alma: une cuerpo y alma. El alma toma al cuerpo como una
fuerza toma su instrumento.

El organismo y las sensaciones


El deseo es una simple inclinación que depende del estado corporal, hay un instinto natural de por medio para la
conservación del cuerpo, el deseo penetra hasta el alma.

EL fenómeno otorga un resultado orgánico (corporal) agradable o doloroso, dependiente a la unidad del cuerpo y alma
sensitiva. El aparato sensorial es un puente entre el alma y el exterior.

La imaginación, la memoria, la conciencia


La imaginación resulta de sensaciones e interviene en las actividades del alma en su diálogo consigo mismo, la memoria
es producto del autoconocimiento del alma y su necesidad de renacer en la inteligibilidad (más que una sensación, es la
consciencia en extensión).

La inspiración de Plotino
Busca elaborar un sistema coherente en virtud de la razón, pero no exclusiva a la devoción de la ciencia si no al contacto
con el Uno. “(…) unn paso hacia una interioridad más exigente, que tiende a establecer la primacía de los actos
espirituales sobre todas las esencias objetivas)

La psicólógía cristiana
La nueva intuición del mundo
Se generaron elementos que incitaban a la purificación, redención y salvación, así como otras prácticas mágicas, sin
embargo había un fervor por la buena nueva, la llegada del Reino de Dios, el anuncio del fin de los tiempos, o sea una
conversión radical. El racionalismo se posiciona bajo el idealismo religioso, el despertar de la subjetividad humana a
pesar de las luchas sociales preexistentes; el cristianismo emerge como sistema basada en la vida, la muerte y la
resurrección de Cristo a pesar de las contradicciones helenísticas y hebreas.

San Pablo
Trata el alma desde la redención cristiana, basada en la vida eterna, victoria sobre el pecado, la Gracia y la vida-obra de
Jesucristo. Sus preceptos se basaban en la ley de la nueva fe: adquisición de la sabiduría de Dios desde el camino
espiritual, donde se encuentran los misterios de la sabiduría y la ciencia, algo similar a logos de Filón. La unión con
Dios es el renacer del espíritu humano, libre de las perdiciones del cuerpo, el espíritu es la instancia más alta que
permite el acercamiento a Dios. Una conducta de hombre rescatado en busca de iluminación por medio del ímpetu
amoroso.
La psicología de los apologistas
La psicología se estudiaba de mano con las prácticas teológicas, es inseparable de la religión. Esto justifica las creencias
sobre el origen y destino del alma, desechando las nociones antiguas de esta como una manifestación cósmica que
proyecta si no como un alma individual libre y responsable, en la posibilidad de ser premiada o castigada.

Tertuliano
Se basa en el alma de las la Revelación cristiana, refutando el gnosticismo y creencias platónicas. Busca combatir las
nociones del alma de filósofos paganos, percibe al razonamiento como un acto en contra de la pureza, ya que el
conocimiento debe de suceder a la creencia. Se apega a la doctrina cristiana sobre el juicio del alma y niega las ideas
platónicas de su cualidad eterna, sin embargo propone su sede en el corazón y es transmitida por el semen de Adán a
todos los seres, es activa durante el sueño en su libertad transitoria. Aguardan en los infierno hasta su resurrección en
los cuerpos.

Clemente de Alejandría
El alma es una unidad de origen doble pues es racional (celestial) e irracional (terrenal) inseparable del semen, la
descendencia, y es regida en el cuerpo por el alma racional (emparentada con la razón divina y la verdad absoluta).Por
esto el hombre es capaz de elevarse a Dios desde la purificación por medio de la vida moral.

La voluntad (capacidad de discriminación=) da dirección al comportamiento, he ahí su libertad. Pero cuando no se tiene
conocimiento, es la fe el sustituto y acercamiento a pureza divina.

Orígenes
Defendió ardientemente la nueva fe, defiendo la razón desde su razón mítica dándole al cristianismo un impulso
importante. A veces habla del alma como principio de vida inseparable de la sangre, otras como una razón incorpórea y
eterna distinta al cuerpo; la antropogénesis se da a raíz del verbo de Dios en espíritus libres (ángeles), encarcelados con
oportunidad (humanos) y perdidos (demonios). El alma comienza con el cuerpo y el alma espiritual es un agregado
exterior, que para liberarse ha de elevarse por la dialéctica, el conocimiento sensible de verdades intelectuales y
morales tomando como base el libre albedrío.

El hombre puede persuadirse de aquello propio a los sentidos e imaginación con la posibilidad de decidir. Admira la
noción de moral socrática.

Pneuma es el sostén material del alma, pero puede ser sostenida por Dios sin soporte material.