Está en la página 1de 13

IEML “A Dios Sea La Gloria”

Manual para Taller


de Bautismo
En los PGA

Pilar de Liderazgo IEML “A Dios Sea La Gloria”


2015
AGRADECIMIENTO

Agradecemos a Dios por su palabra, a Jesucristo por ser el ejemplo a

seguir y a su Espíritu Santo por guiarnos en la elaboración de este maravilloso

y sencillo trabajo, sobre los pasos que nos conduce hacia el bautismo en

agua, de acuerdo con los artículos de religión establecidos en el libro de

disciplina de la Iglesia Metodista Libre “A Dios sea la gloria”.

Así mismo, agradecemos a todos los hermanos que en su momento


por amor a Dios y al prójimo, colaboraron trabajando con verdadera
dedicación para dar forma a la recopilación de la valiosa información
expuesta en este pequeño manual.

Agradecemos al pilar de liderazgo, por el apoyo prestado para


terminar de armar con éxito la tarea de escribir este manual que facilita a los
miembros de nuestra iglesia, adquirir conocimiento acerca del bautismo y
el propósito de Dios a través del mismo.

Para todos, muchas gracias y que Dios les bendiga rica y


abundantemente.

ii
CONTENIDO

AGRADECIMIENTO .............................................................................................................................. ii
INTRODUCCIÓN ................................................................................................................................... 4
BAUTISMO: .......................................................................................................................................... 5
SACRAMENTO: .................................................................................................................................... 5
¿QUÉ SIMBOLIZA EL BAUTISMO? ........................................................................................................ 6
¿CÓMO DEBE MINISTRARSE EL BAUTISMO? ...................................................................................... 6
Métodos: ......................................................................................................................................... 6
¿PARA QUÉ NOS BAUTIZAMOS? ......................................................................................................... 7
¿POR QUÉ DEBEMOS BAUTIZARNOS?................................................................................................. 7
EN QUE CONDICIONES DEBE ESTAR LA PERSONA PARA EL BAUTISMO CRISTIANO? ....................... 8
¿SE REQUIERE CLASES BAUSTISMALES?.............................................................................................. 9
LO QUE CREEMOS ACERCA DEL BAUTISMO ...................................................................................... 9
CONCLUSIÓN ..................................................................................................................................... 11
BIBLIOGRAFÍA .................................................................................................................................... 13

iii
INTRODUCCIÓN

El siguiente manual tiene como propósito conocer sobre el significado


del bautismo como sacramento instituido por nuestro Señor Jesucristo,
basado en las Santas Escrituras y como principio distintivo de la Doctrina
Metodista Libre, sustentado en el Libro de Disciplina.

Para facilitar su comprensión se definirá los términos: sacramento y


bautismo, daremos respuesta con fundamentación bíblica y de acuerdo al
libro de disciplina a preguntas como: ¿Qué simboliza el bautismo?, ¿Por qué
nos bautizamos?, ¿Cuáles son las condiciones para el bautismo cristiano?,
¿Cómo debe ministrarse el bautismo cristiano?, ¿Se requiere clases
bautismales? y por último aclararemos, ¿Para qué no sirve el bautismo?

Para la elaboración del presente manual se revisó y consultó las


distintas fuentes de información que sustentan nuestros principios
teológicos y doctrinales.

4
BAUTISMO:

Bautismo y bautizarse;
autizarse; significan acción de sumergir, zambullirse dentro del
agua. Jesús es nuestro ejemplo a seguir tal co
como
mo lo refiere el evangelio de
San Mateo. 3: 16-17:
“YY Jesús luego de ser bautizado, subió del agua; y he aquí
los cielos le fueron abiertos; y vio al Espíritu de Dios que
descendía como paloma y vení venía sobre Él.l. Y hubo una voz
de los cielos que decía: Este es mi hijo amado, en quien
tengo complacencia
complacencia”.

El bautismo es un sacramento instituido por Cristo. Mateo: 28:19 Por


tanto id y haced discípulos a todas las naciones
naciones, bautizándolos en el nombre
del padre del hijo y del Espíritu Santo.

SACRAMENTO:

Sacramento quierere decir “una señal de algo “ es como una sombra que
muestra como es el cuerpo pero, no es el cuerpo en sí.
El siguiente gráfico representa el sacramento del bautismo

5
¿QUÉ SIMBOLIZA EL BAUTISMO?

El bautismo es un símbolo del nuevo pacto de gracia como la


circuncisión fue el símbolo del antiguo pacto. Art. 124 Libro de disciplina
2011.

¿CÓMO DEBE MINISTRARSE EL BAUTISMO?

El Bautismo debe ministrarse en el nombre del Padre, del Hijo y del


Espíritu Santo (Mateo: 28:19)

Métodos:
a. inmersión Mateo 3:16.
b. aspersión (salpicando)
c. afusión (derramamiento del agua sobre la cabeza)
Aunque los dos últimos métodos no aparecen en la biblia, un
impedimento físico llámese parálisis parcial o total, postración, y cualquier
condición que pudiera poner en riesgo la salud al realizar una inmersión en
agua, no debe ser impedimento para que la persona sea bautizada, si
hiciéramos eso estaríamos condicionando el bautizo lo cual no es bíblico y
estaríamos interponiéndonos entre Dios y su propósito para esa persona, por
lo tanto no hacemos doctrina cerrada en cuanto al método de bautismo
empleado, de hecho el Art. 800 del capítulo 8 de nuestro Libro de Disciplina
referente al rito del bautismo indica al ministro: Concédase a todo candidato
adulto, así como a los padres o tutores de niños que van a ser bautizados, el
derecho de escoger entre aspersión, afusión, o inmersión.

6
¿PARA QUÉ NOS BAUTIZAMOS?

Para dar testimonio de la identificación del creyente con cristo.


Para dar testimonio de la identificación del creyente con la iglesia. La
identificación con Cristo es al mismo tiempo la identificación con la
iglesia. La muerte y resurrección con Cristo, no solo se refiere a la unión
personal con Jesucristo, sino también a la Unidad con su cuerpo
compuesto por muchos miembros. Porque así, como el cuerpo es uno
y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo
muchos son un solo cuerpo, así también Cristo. Porque por un solo
Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo. ( 1corintios 12:12-13)

¿POR QUÉ DEBEMOS BAUTIZARNOS?

Por obediencia a Cristo. (Mateo 28:19) “Por tanto id y haced


discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre,
del Hijo, y del Espíritu Santo”
Porque es una señal de lo que ocurre en el corazón. (Marcos 16:16)
“El que creyere y fuere bautizado, será salvo, más el que no creyere
será condenado”
Porque seguimos el ejemplo de Jesucristo. (Mateo 3:13) “Entonces
Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él”

Porque simboliza morir para el mundo y resucitar a una nueva vida.


Al salir del agua está manifestando que ya no vivo yo, más vive Cristo
en mí, y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del hijo de Dios,
7
el cual me amó y se entregó así mismo por mí. según (Gálatas 2:20)

Por ser una práctica establecida en la iglesia primitiva. (Hechos 2:41)


“Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se
añadieron aquel día como tres mil personas “

EN QUE CONDICIONES DEBE ESTAR LA PERSONA PARA EL


BAUTISMO CRISTIANO?

En el pasaje de Felipe y el eunuco Etíope ejemplifica de manera


perfecta lo que se necesita para ser bautizado. (Hechos 8:26-39)
Por tanto una persona que decide bautizarse debe:
Creer en Cristo como Señor y salvador:
Una persona es salva cuando acepta a Cristo en su corazón. (Marcos
16:16). El bautismo en agua es consecuencia de la salvación, cuando el
nuevo nacimiento despierta en nosotros el deseo de obedecer a las
órdenes de Jesucristo. El bautismo en agua es paralelo a la salvación,
es el paso lógico a la salvación.

Haber experimentado el arrepentimiento verdadero:


Arrepentirse es cambiar de vida, reconocer el pecado y apartarse. La
persona que debe bautizarse debe mostrar frutos de cambio en su
vida. (Hechos 2:38-39)

Haber experimentado el nuevo nacimiento en Cristo. (Juan 3:5)

8
Por otro lado, La Iglesia Metodista Libre no discrimina la edad para
el bautizo tal como lo establece en el libro de Disciplina 2011 capitulo
1 Art126:

“…El bautismo es un símbolo del nuevo pacto de gracia


como la circuncisión fue el símbolo del antiguo pacto, y
como los infantes son reconocidos como incluidos en la
expiación, ellos pueden ser bautizados mediante la petición
de los padres o tutores que prometan darles la necesaria
enseñanza cristiana. Se les requerirá confirmar el voto por sí
mismos antes de ser aceptados como miembros de la
iglesia…”

¿SE REQUIERE CLASES BAUSTISMALES?


En la Biblia no encontramos un mandato ni ejemplo de un curso
preparatorio para el bautismo. Es evidente que la enseñanza está en la
predicación del evangelio, de tal manera que los que creían eran bautizados
sin demora. (Hechos 2:40-41; 8:36 y 16:30-34). La biblia enseña que
debemos crecer en el conocimiento de la palabra de Dios y por tal motivo
procuramos ser buenos discípulos.

LO QUE CREEMOS ACERCA DEL BAUTISMO

Creemos que la sangre de Cristo limpia al hombre de todo pecado


(1Juan 1:7; Apocalipsis 1:5). Pero; no creemos que el bautismo
lava, limpia y borra los pecados.
Creemos necesario haber creído de corazón para ser bautizado,
pero; no creemos en el bautizo sin una conversión. Simón el mago,
fue bautizado sobre la profesión de su fe, aunque no era convertido.
En este caso, el bautismo no le sirvió de nada, pues no había creído de

9
corazón. Él pensó que bautizándose sus pecados iban a ser lavados,
pero el apóstol se encarga de desengañarlo (Hechos 8:22-23)
Creemos que nos bautizamos porque somos salvos, pero; no para
ser salvos (Gálatas 2:16-21) El que creyere y fuere bautizado, será
salvo, más el que no creyere será condenado”. Observamos que en la
segunda parte del texto el Señor no menciona el bautismo para nada.
Creemos que el bautizo no da salvación, pero; pone en riesgo
nuestra salvación, por no obedecer la palabra de Dios.

10
CONCLUSIÓN

Con lo antes expuesto, concluimos que la biblia como nuestra regla de


fe y conducta nos enseña que el bautismo fue instituido por Jesucristo
para ser cumplido por todo creyente que se arrepiente de corazón y decide
vivir una nueva vida para Cristo. Los metodistas libres consideran el
bautismo como un sacramento fundamentado en la doctrina Wesleyana y
establecido como artículo de religión en el Libro de Disciplina.

El bautismo es un símbolo del nuevo pacto de gracia como la


circuncisión fue el símbolo del antiguo pacto, y se ministra en el nombre del
Padre del Hijo y del Espíritu Santo a través de métodos como inmersión el
más aplicado y el de afusión y aspersión empleados en caso de enfermedad o
discapacidad motora el cual impida sumergirse en el agua. Nos bautizamos
para dar testimonio de la identificación del creyente con Cristo y con la
iglesia.

Hemos conocido además, que debemos bautizarnos por obediencia a


Cristo, por ser una señal de lo que ocurre en el corazón, porque seguimos el
ejemplo de Jesucristo, Porque simboliza morir para el mundo y resucitar a
una nueva vida, por ser una práctica establecida en la iglesia primitiva.

Aclaramos que la condición para ser bautizado es necesario: Creer en


Cristo como Señor y salvador, haber experimentado el arrepentimiento
verdadero y el nuevo nacimiento en Cristo. La edad no es un impedimento

11
para bautizarse; en casos de menores, con el consentimiento de los padres
pueden optar por el voto bautismal y Se les requerirá confirmar el voto por sí
mismos antes de ser aceptados como miembros de la iglesia.

Por último, no creemos que el bautismo lava, limpia y borra los


pecados. No creemos en el bautizo sin una conversión. Creemos que nos
bautizamos porque somos salvos, pero; no para ser salvos, y creemos que
el bautizo no da salvación, pero; pone en riesgo nuestra salvación, por no
obedecer la palabra de Dios.

12
BIBLIOGRAFÍA

Connor J. (1.989). Doctrina Wesleyana Aclarada. Indiana: EE.UU.:


Publicaciones Fe y Santidad.

Iglesia Metodista Libre. (2011). Libro de Disciplina. Estados Unidos de


América: by Free Methodist Publishing House Indianapolis, IN

Reina , C. de . y Valera, C. de (1960). Santa Biblia . Colombia: Sociedades


Bíblicas Unidas.

13