Está en la página 1de 26

“AÑO DE LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN E

IMPUNIDAD”
INSTITUTO DE EDUCACIÓN SUPERIOR TECNOLÓGICO
PRIVADO “ISTEPSA”

ADMINISTRACIÓN DE NEGOCIOS INTERNACIONALES

TEMA

DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS


DEL NIÑO, MUJER Y ADULTO MAYOR

DOCENTE : KLEMBER INCA ALLCCAHUAMAN

CURSO : ECONOMÍA Y SOCIEDAD

CICLO : III

ESTUDIANTES :
 RUIZ ALLCCA KAREN ROSMERY
 QUISPE VARGAS RICHARD SINDER

ANDAHUAYLAS
- 2019-
PRESENTACIÓN

El agradecimiento a Dios quien nos ilumina día a día, a


mis padres por ser los principales motores en mi vida y
al INSTITUTO SUPERIOR TECNOLÓGICO
PRIVADO “ISTEPSA” por formarnos
profesionalmente. Así también al docente del curso
quien nos enseña y nos da a conocer nuevas cosas y nos
corrige de nuestros errores.

2
DEDICATORIA
Dedico este trabajo a mis padres por brindarme su
apoyo incondicional, ya que son ellos nuestros
mejores apoyos para seguir adelante día a día.

A mi docente del curso quien comparte sus


conocimientos y que cada día nos da a conocer
cosas nuevas sobre temas que él tiene amplio
conocimiento.

3
AGRADECIMIENTO
Agradecemos a nuestro misericordioso y creador padre
celestial por la oportunidad que se nos ha dado el de estudiar
en una institución superior cristiana y por la compañía
constante.

4
ÍNDICE
PRESENTACIÓN ......................................................................................................... 2
DEDICATORIA ............................................................................................................. 3
AGRADECIMIENTO ..................................................................................................... 4
I. INTRODUCCIÓN: .................................................................................................. 6
II. DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS DEL NIÑO ................................................ 7
2.1. DEFINICIÓN: .................................................................................................. 7
2.2. LA HISTORIA DE LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO . 7
2.3. ARTÍCULOS DE LA DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS DEL NIÑO ......... 8
III. DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS DE LA MUJER .................................... 11
3.1. DEFINICIÓN: ................................................................................................ 11
3.2. VALOR DE LA DECLARACIÓN.................................................................... 14
3.3. DERECHOS DE LA MUJER Y EQUIDAD DE GÉNERO .............................. 15
3.4. ONU MUJERES ........................................................................................... 16
3.5. EN EL PERÚ ................................................................................................ 16
IV. DECLARACION DE LOS DERECHOS DEL ADULTO MAYOR ....................... 19
4.1. PREÁMBULO ............................................................................................... 19
4.2. ARTÍCULOS: ................................................................................................ 20
V. COMPLEMENTOS FINALES:.............................................................................. 24
5.1. CONCLUSIONES: ........................................................................................ 24
VI. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS: ................................................................ 25
6.1. INFOGRAFÍAS: ............................................................................................ 25
VII. ANEXOS: ......................................................................................................... 26

5
I. INTRODUCCIÓN:
La Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) es un documento
declarativo adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su
Resolución 217 A (III), el 10 de diciembre de 1948 en París; en esta se recogen
en sus 30 artículos los derechos humanos considerados básicos, a partir de la
carta de San Francisco (26 de junio de 1945).

La unión de esta declaración y los Pactos Internacionales de Derechos Humanos


y sus protocolos comprende lo que se ha denominado la Carta Internacional de
Derechos Humanos. Mientras que la Declaración constituye, generalmente, un
documento orientativo, los Pactos son tratados internacionales que obligan a los
Estados firmantes a cumplirlos.

En numerosas convenciones, declaraciones y resoluciones internacionales de


derechos humanos se han reiterado los principios básicos de derechos humanos
enunciados por primera vez en la Declaración Universal de Derechos Humanos,
como su universalidad, interdependencia e indivisibilidad, la igualdad y la no
discriminación, y el hecho de que los derechos humanos vienen acompañados
de derechos y obligaciones por parte de los responsables y los titulares de estos.
En la actualidad, todos los Estados miembros de las Naciones Unidas han
ratificado al menos uno de los nueve tratados internacionales básicos de
derechos humanos, y el 80 % de ellos ha ratificado al menos cuatro de ellos, lo
que constituye una expresión concreta de la universalidad de la DUDH y del
conjunto de los derechos humanos internacionales.

6
II. DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS DEL NIÑO

2.1. DEFINICIÓN:

Todos los derechos de los niños están recogidos en un tratado


internacional que obliga a los gobiernos a cumplirlos: la Convención sobre
los Derechos del Niño (CDN). Es el tratado más ratificado de la
historia y los 195 Estados que la han ratificado tienen que rendir cuentas
sobre su cumplimiento al Comité de los Derechos del Niño.

Los 54 artículos que componen la Convención recogen los derechos


económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños. Su
aplicación es obligación de los gobiernos, pero también define las
obligaciones y responsabilidades de otros agentes como los padres,
profesores, profesionales de la salud, investigadores y los propios niños y
niñas.

El Comité de los Derechos del Niño está formado por 18 expertos en


derechos de la infancia procedentes de países y ordenamientos jurídicos
diferentes.

La Convención sobre los Derechos del Niño tiene 3 protocolos que la


complementan:

 El protocolo relativo a la venta de niños y la prostitución infantil.

 El protocolo relativo a la participación de los niños en conflictos


armados.

 El protocolo relativo a un procedimiento de comunicaciones para


presentar denuncias ante el Comité de los Derechos del Niño.

2.2. LA HISTORIA DE LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS


DEL NIÑO

En 1959, Naciones Unidas aprobó una Declaración de los Derechos del


Niño que incluía 10 principios. Pero no era suficiente para proteger los
derechos de la infancia porque, legalmente, esta Declaración no tenía
carácter obligatorio. Por eso en 1978, el Gobierno de Polonia presentó a

7
las Naciones Unidas la versión provisional de una Convención sobre los
Derechos del Niño.

Tras 10 años de negociaciones con gobiernos de todo el mundo, líderes


religiosos, ONG y otras instituciones, se logró aprobar el texto final de
la Convención sobre los Derechos del Niño el 20 de noviembre de
1989, cuyo cumplimiento sería obligatorio para todos los países que la
ratificasen.

La Convención sobre los Derechos del Niño se convirtió en ley en 1990,


después de ser firmada y aceptada por 20 países, entre ellos España.
Hoy, la Convención ya ha sido aceptada por todos los países del mundo
excepto Estados Unidos.

El 20 noviembre se celebra en todo el mundo el Día Universal del


Niño, que cada año recuerda la aprobación de la Convención sobre los
Derechos del Niño, el 20 de noviembre de 1989.

2.3. ARTÍCULOS DE LA DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS


DEL NIÑO

La Declaración de los Derechos del


Niño aprobada el 20 de
noviembre de 1959 de manera
unánime por todos los 78 Estados
miembros que componían entonces
la Organización de Naciones Unidas.1

Está basada a su vez en la Declaración de Ginebra sobre los Derechos


del Niño, de 1924, y recoge 10 principios. Tras esta declaración, en 1989
se firmó la Convención sobre los Derechos del Niño, con 54 artículos.
Aparte de la extensión, las principales diferencias entre ambas es que el
cumplimiento de una convención es obligatorio y, por otra parte, la de
1989 cambia el enfoque considerando a las niñas y niños como sujetos
de protección y no sólo como objetos de la misma.

8
Esta declaración reconoce al niño y la niña como «ser humano capaz de
desarrollarse física, mental, social, moral y espiritualmente con libertad y
dignidad».

Tiene el objetivo de orientar a los países en que se cumplan sus derechos.


La Convención funciona como una guía para los Estados, las familias y
todos los demás adultos que los rodean. De alguna forma, sirve para
comprometer a los países en la promoción de sus derechos, identificando
aquellos en los que hay que poner especial atención para luego trabajar y
mejorar.

Sus 10 artículos hacen referencia a los siguientes derechos.

Principio 1

El niño disfrutará de todos los derechos enunciados en esta Declaración.


Estos derechos serán reconocidos a todos los niños sin excepción alguna
ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma,
religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social,
posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño o
de su familia.

Principio 2

El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades


y servicios, dispensado todo ello por la ley y por otros medios, para que
pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en
forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad.
Al promulgar leyes con este fin, la consideración fundamental a que se
atenderá será el interés superior del niño.

Principio 3

El niño tiene derecho desde su nacimiento a un nombre y a una


nacionalidad.

Principio 4

El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá


derecho a crecer y desarrollarse en buena salud; con este fin deberán

9
proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales, incluso
atención prenatal y postnatal. El niño tendrá derecho a disfrutar de
alimentación, vivienda, recreo y servicios médicos adecuados.

Principio 5

El niño física o mentalmente impedido o que sufra algún impedimento


social debe recibir el tratamiento, la educación y el cuidado especiales que
requiere su caso particular.

Principio 6

El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita


amor y comprensión. Siempre que sea posible, deberá crecer al amparo
y bajo la responsabilidad de sus padres y, en todo caso, en un ambiente
de afecto y de seguridad moral y material; salvo circunstancias
excepcionales, no deberá separarse al niño de corta edad de su madre.
La sociedad y las autoridades públicas tendrán la obligación de cuidar
especialmente a los niños sin familia o que carezcan de medios
adecuados de subsistencia. Para el mantenimiento de los hijos de familias
numerosas conviene conceder subsidios estatales o de otra índole.

Principio 7

El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria


por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que
favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de
oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido
de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la
sociedad. El interés superior del niño debe ser el principio rector de
quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación; dicha
responsabilidad incumbe, en primer término, a sus padres. El niño debe
disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deben estar
orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las
autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho.

10
Principio 8

El niño debe, en todas las circunstancias, figurar entre los primeros que
reciban protección y socorro.

Principio 9

El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y


explotación. No será objeto de ningún tipo de trata. No deberá permitirse
al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; en ningún caso se
le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno
que pueda perjudicar su salud o su educación o impedir su desarrollo
físico, mental o moral.

Principio 10

El niño debe ser protegido contra las prácticas que puedan fomentar la
discriminación racial, religiosa o de cualquier otra índole. Debe ser
educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los
pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia de que debe
consagrar sus energías y aptitudes al servicio de sus semejantes. y así
como se lo respeta, debe respetar a sus mismos.

III. DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS DE LA MUJER

3.1. DEFINICIÓN:

La Declaración de los Derechos de la Mujer y de la


Ciudadana (en francés Déclaration des Droits de la Femme et de la
Citoyenne) es un texto redactado en 1791 por Olympe de Gouges12
parafraseando la Declaración de Derechos del Hombre y del
Ciudadano del 26 de agosto de 1789, el texto fundamental de
la Revolución francesa. Es uno de los primeros documentos históricos que
propone la emancipación femenina en el sentido de la igualdad de
derechos o la equiparación jurídica y legal de las mujeres en relación con
los varones.3

11
La evolución del concepto de los derechos humanos del siglo XVI y
extendido por los pensadores sociales del XVII y los ilustrados del XVIII,
con las primeras revoluciones liberales fue recogido en textos normativos:
la Declaración de Derechos de Virginia, en el contexto de
la Independencia de Estados Unidos (1776), y la Declaración de los
Derechos del Hombre y del Ciudadano, en la revolución francesa (1789).
En ninguno de estos documentos se consideró a las mujeres.

Artículos

1. La mujer nace libre y permanece igual al hombre en derechos.

2. El objetivo de toda asociación política es la conservación de los


derechos naturales e imprescriptibles de la Mujer y del Hombre;
estos derechos son la libertad, la propiedad, la seguridad y, sobre
todo, la resistencia a la opresión.

3. El principio de toda soberanía reside esencialmente en la Nación


que no es más que la reunión de la Mujer y el Hombre: ningún
cuerpo, ningún individuo, puede ejercer autoridad que no emane
de ellos.

4. La libertad y la justicia consisten en devolver todo lo que pertenece


a los otros; así, el ejercicio de los derechos naturales de la mujer
solo tiene por límites la tiranía perpetua que el hombre le opone;
estos límites deben ser corregidos por las leyes de la naturaleza y
de la razón.

5. Las leyes de la naturaleza y de la razón prohíben todas las


acciones perjudiciales para la Sociedad: todo lo que no esté
prohibido por estas leyes, prudentes y divinas, no puede ser
impedido y nadie puede ser obligado a hacer lo que ellas no
ordenan.

6. La ley debe ser la expresión de la voluntad general; todas las


Ciudadanas y Ciudadanos deben participar en su formación
personalmente o por medio de sus representantes. Debe ser la
misma para todos; todas las ciudadanas y todos los ciudadanos,

12
por ser iguales a sus ojos, deben ser igualmente admisibles a todas
las dignidades, puestos y empleos públicos, según sus
capacidades y sin más distinción que la de sus virtudes y sus
talentos.

7. Ninguna mujer se halla eximida de ser acusada, detenida y


encarcelada en los casos determinados por la Ley. Las mujeres
obedecen como los hombres a esta Ley rigurosa.

8. La Ley solo debe establecer penas estrictas y evidentemente


necesarias y nadie puede ser castigado más que en virtud de una
Ley establecida y promulgada anteriormente al delito y legalmente
aplicada a las mujeres.

9. Sobre toda mujer que haya sido declarada culpable caerá todo el
rigor de la Ley.

10. Nadie debe ser molestado por sus opiniones incluso


fundamentales; si la mujer tiene el derecho de subir al cadalso,
debe tener también igualmente el de subir a la Tribuna con tal que
sus manifestaciones no alteren el orden público establecido por la
Ley.

11. La libre comunicación de los pensamientos y de las opiniones es


uno de los derechos más preciosos de la mujer, puesto que esta
libertad asegura la legitimidad de los padres con relación a los hijos.
Toda ciudadana puede, pues, decir libremente, soy madre de un
hijo que os pertenece, sin que un prejuicio bárbaro la fuerce a
disimular la verdad; con la salvedad de responder por el abuso de
esta libertad en los casos determinados por la Ley.

12. La garantía de los derechos de la mujer y de la ciudadana implica


una utilidad mayor; esta garantía debe ser instituida para ventaja
de todos y no para utilidad particular de aquellas a quienes es
confiada.

13. Para el mantenimiento de la fuerza pública y para los gastos de


administración, las contribuciones de la mujer y del hombre son las

13
mismas; ella participa en todas las prestaciones personales, en
todas las tareas penosas, por lo tanto, debe participar en la
distribución de los puestos, empleos, cargos, dignidades y otras
actividades.

14. Las Ciudadanas y Ciudadanos tienen el derecho de comprobar, por


sí mismos o por medio de sus representantes, la necesidad de la
contribución pública. Las Ciudadanas únicamente pueden
aprobarla si se admite un reparto igual, no solo en la fortuna sino
también en la administración pública, y si determinan la cuota, la
base tributaria, la recaudación y la duración del impuesto.

15. La masa de las mujeres, agrupada con la de los hombres para la


contribución, tiene el derecho de pedir cuentas de su
administración a todo agente público.

16. Toda sociedad en la que la garantía de los derechos no esté


asegurada, ni la separación de los poderes determinada, no tiene
constitución; la constitución es nula si la mayoría de los individuos
que componen la Nación no ha cooperado en su redacción.

17. Las propiedades pertenecen a todos los sexos reunidos o


separados; son, para cada uno, un derecho inviolable y sagrado;
nadie puede ser privado de ella como verdadero patrimonio de la
naturaleza a no ser que la necesidad pública, legalmente
constatada, lo exija de manera evidente y bajo la condición de una
justa y previa indemnización.

3.2. VALOR DE LA DECLARACIÓN

La Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana constituye por


sí misma un alegato en favor de las reivindicaciones femeninas y una
proclama auténtica de la universalización de los derechos humanos.

Su autora denunciaba que la revolución olvidaba a las mujeres en su


proyecto de igualdad y libertad. Defendía que la «mujer nace libre y debe
permanecer igual al hombre en derechos» y que «la Ley debe ser la
expresión de la voluntad general; todas las Ciudadanas y los Ciudadanos

14
deben contribuir, personalmente o por medio de sus representantes, a su
formación».

Reclamaba un trato igualitario hacia las mujeres en todos los ámbitos de


la vida tanto públicos como privados: derecho al voto y a
la propiedad privada, poder participar en la educación y en el ejército, y
ejercer cargos públicos llegando incluso a pedir la igualdad de poder en
la familia y en la Iglesia. Solo algunos de los derechos fueron aceptados,
pero eso fue unos cuantos años después.

El planteamiento feminista no era compartido por los varones que dirigían


la revolución, ni siquiera los más radicales. Olympe de Gouges fue
acusada de traición a la revolución por oponerse a la pena de muerte
contra el rey Luis XVI.

3.3. DERECHOS DE LA MUJER Y EQUIDAD DE GÉNERO

Fotos: UNESCO (Joven empresaria florista), FAO, UNFPA y PMA en el


Perú.

La promoción de la igualdad entre los hombres y las mujeres es


fundamental en la labor de las Naciones Unidas. La igualdad de género
no sólo es un objetivo en sí misma, sino que también se reconoce como
un medio esencial para alcanzar todos los demás objetivos de desarrollo.
Las iniciativas encaminadas a superar la pobreza y reducir el hambre en
el mundo giran cada vez más en torno al papel central de la mujer en el
desarrollo económico y social.

Las Naciones Unidas respaldan activamente el empoderamiento de la


mujer y el disfrute de sus derechos humanos mediante la adopción de

15
normas y políticas generales y a través de sus actividades de asistencia
para el desarrollo.

En julio del 2010 la Asamblea General de la ONU votó unánimemente por


la creación de una nueva entidad para la igualdad de género y
empoderamiento de la mujer, que tendrá el nombre “ONU Mujeres”.

A nivel internacional, la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la


Mujer (CSW), que depende del Consejo Económico y Social, se encarga
de examinar los progresos realizados hacia la igualdad de la mujer en todo
el mundo y formula recomendaciones para promover sus derechos en los
planos político, económico, social y educativo, además de intentar
resolver los problemas relacionados con los derechos de la mujer que
requieren atención inmediata. También redacta tratados y otros
instrumentos.

3.4. ONU MUJERES

En julio del 2010 la Asamblea General de la ONU votó unánimemente por


la creación de una nueva entidad para la igualdad de género y
empoderamiento de la mujer, que tendrá el nombre “ONU Mujeres”. Esta
nueva entidad fusiona y refuerza las cuatro agencias de género existentes
hasta ahora en el marco de las Naciones Unidas (OSAGI, DAW,
INSTRAW y UNIFEM) y estará operativa en 2011.

3.5. EN EL PERÚ

Además de para ONU Mujeres, la mujer es fundamental para la labor de


todas las organizaciones del Sistema ONU en el Perú. Gran parte del
mandato del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) se
refiere a la salud y a los derechos reproductivos de las mujeres. Así, busca
contribuir a la consolidación de mecanismos institucionales nacionales y
prácticas socioculturales que promuevan y protejan los derechos de las
mujeres y las niñas y fomenten la equidad y la igualdad entre los géneros.

Por su parte, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)


en el Perú da énfasis en la educación de la niña, como un enfoque

16
transversal en todas las acciones que realiza para garantizar la inclusión
y mejorar la calidad educativa. A nivel nacional planifica y coordina
acciones con el Ministerio de Educación y redes interinstitucionales; a
nivel regional y local coordina con las Direcciones Regionales de
Educación, Unidades de Gestión Educativa Local, instituciones de
formación docente, autoridades locales y padres de familia.

Asimismo, la mujer es también fundamental para el trabajo del Programa


Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA), ya que la
experiencia ha demostrado que los alimentos en manos de las mujeres
tienen más probabilidades de llegar a quienes más lo necesitan en sus
familias. Sin embargo, muchas madres saben poco sobre nutrición para
aprovechar al máximo los alimentos. Estudios demuestran que madres
que han recibido educación tienen hijas e hijos más saludables.

El PMA también entrega raciones de alimentos a las familias que envían


a sus hijas a la escuela.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo promueve la


equidad de género a través de la transversalización de la perspectiva de
género. La estrategia corporativa de la organización está diseñada con el
fin de integrar en todos sus ámbitos de trabajo el empoderamiento de las
mujeres y la equidad. La estrategia llama a que esta tarea sea trabajo de
todos y no únicamente responsabilidad de algunos especialistas y se
apoya en tres pilares:

 Generación de capacidad – tanto a nivel de país como a nivel


interno – para integrar los desafíos en materia de igualdad de
género en todas las áreas temáticas como también en los marcos
de cooperación con los países.

 Provisión de servicios de asesoramiento sobre políticas que


promueven la equidad de género y el empoderamiento de las
mujeres; y

 Apoyo a intervenciones específicas que benefician a las mujeres y


extienden modelos innovadores como aquellos desarrollados y

17
probados por el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para
la Mujer (UNIFEM).

Por ello ONU Mujeres, coordina y promueve la labor del Sistema de la


ONU en materia de fomento de la igualdad de género a través del trabajo
compartido con las otras agencias de cooperación ONU MUJERES en
espacios como, el Grupo Temático Interagencial de Género, la Mesa de
Genero de la Cooperación Internacional, el Grupo de Comunicaciones de
Naciones Unidas.

18
IV. DECLARACION DE LOS DERECHOS DEL ADULTO
MAYOR

4.1. PREÁMBULO

Considerando que el mundo actual está viviendo una revolución


demográfica que se traduce en una disminución universal de las tasas de
natalidad y mortalidad y en un aumento cada vez más acelerado del
número de adultos mayores de sesenta años.

Considerando por otra parte que el envejecimiento global tendrá hondas


repercusiones en la relación entre productividad económica y gasto social
y que afectará no sólo al grupo de personas de edad sino también a las
generaciones más jóvenes y al equilibrio social en su conjunto.

Considerando que por efecto de los fenómenos de la urbanización, la


industrialización y la transición del predominio de la familia nuclear
bigeneracional, hoy en día los adultos mayores se encuentran menos
protegidos e integrados familiarmente que en épocas pasadas.

Considerando que las Naciones Unidas han realizado esfuerzos para


sensibilizar a los pueblos y gobiernos del mundo sobre la importancia del
problema de los derechos de los adultos mayores desde la Asamblea
Mundial de Viena sobre el envejecimiento en 1982, pasando por el Plan
de Acción Internacional adoptado por la Asamblea General los cuatro
exámenes y evaluaciones realizadas entre 1985 y 1996 las
recomendaciones de la Conferencia de El Cairo sobre Población y
Desarrollo en 1994, y las iniciativas tomadas durante el Año Internacional
de la Personas de Edad (1999).

Considerando que, no obstante dichas iniciativas, todavía no existe una


sensibilidad universal suficiente para encarar con pleno éxito el reto de la
revolución demográfica, constatándose incluso cierto grado de regresión
en los esfuerzos de algunos países entre 1992 y 1996.

Considerando que los adultos mayores sin duda continúa sufriendo


discriminaciones etaria, siendo considerados en muchos casos crecientes

19
para una inversión social que no tendrá condiciones de revertirse a la
sociedad.

Considerando, por último, que el adulto mayor es amparado cómo ser


humano igual en derechos a todos las demás integrantes de la sociedad,
por la Declaración universal de los derechos Humanos ( Art. 25 numeral
1), el Plan de acción Internacional de Viena sobre Envejecimiento, la
Resolución de las Naciones Unidas Nº 40/30 de 29/11/85, la Resolución
de la Asamblea General de las Naciones Unidas Nº 44/77 de 8/12/89, y la
Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo en su informe
Final ( Doc A/CONF 17713 de 18/10/94 ).

Se proclama la presente Declaración de los Derechos del Adulto Mayor


como ideal común por el cual todos los pueblos y estados deben orientar
sus esfuerzos dirigidos a lograr que lo importante y creciente porción de
la población global constituida por personas de edad pueda disfrutar en el
futuro de los derechos del bienestar y del reconocimiento social que le
corresponden, no sólo por sus servicios pasados, sino también por lo que
todavía están en capacidad y disposición de prestar.

4.2. ARTÍCULOS:

Artículo 1° .- Los derechos de los adultos mayores se inscriben en la


estructura general de los derechos humanos, y deben ser respetados
como tales en su integridad.

Artículo 2° .- El Adulto Mayor tiene el derecho de ser tratado como


ciudadano digno y autónomo no sólo por sus méritos pasados sino
también por los aportes que aún puede hacer al bienestar de la sociedad.
Debe garantizarse un trato digno y no discriminatorio del adulto mayor, sin
que en ello infieran consideraciones relacionadas con su edad, género,
raza, nacionalidad o credo.

Artículo 3° .- El Adulto Mayor tiene el derecho a recibir el apoyo familiar y


social necesario para garantizarle una vida saludable, segura, útil y
agradable.

20
Artículo 4°.- El Adulto Mayor tiene derecho de integración y la
comunicación intergeneracional a la vez que intra-generacional, y debe
disfrutar de amplias posibilidades de participación en la vida social,
cultural, económica y política de su comunidad y país. Es un derecho del
Adulto Mayor el que la sociedad y el Estado le brinden las oportunidades
necesarias para que pueda continuar el desarrollo de su potencial y
colocarlo al servicio de la comunidad.

Artículo 5° .- El Adulto Mayor tiene derecho al acceso a los servicios de


salud, a través de una atención médico-asistencial integral y permanente
y que aliente la atención a la salud en el ámbito familiar.

Artículo 6° .- El Adulto Mayor tiene derecho a que las autoridades


nacionales, las sociedades civiles y la comunidad internacional alienten
los estudios y las investigaciones en el ámbito de la gerontología e
intercambien información sobre esa materia.

Artículo 7° .- El Adulto Mayor tiene derecho a una alimentación sana,


suficiente y adecuada a las condiciones de su edad, y por ello deben
alentarse y difundirse los estudios y los conocimientos nutricionales
correspondientes.

Artículo 8° .- El Adulto Mayor tiene derecho a vivir en una sociedad


sensibilizada con respecto a sus problemas, sus méritos y sus
potencialidades. Tanto en los diversos medios nacionales como a nivel
internacional debe propiciarse un vasto esfuerzo para educar a todas las
personas dentro de un espíritu de comprensión y tolerancia
intergeneracional.

Artículo 9° .- El Adulto Mayor tiene derecho a facilidades y descuentos en


tarifas para los transportes y las actividades de educación, cultura y
recreación.

Artículo 10° .- El Adulto Mayor tiene derecho a vivir en una sociedad


sensibilizada con respecto a sus problemas, sus méritos y sus
potencialidades. Tanto los diversos medios nacionales como a nivel
internacional debe proporcionarse un vasto esfuerzo para educar a todas

21
las personas dentro de un espíritu de comprensión y tolerancia e inter-
generacional.

Articulo 11º - El Adulto mayor tiene derecho al acceso a programas de


educación y capitación que le permitan seguir siendo productivo y ganar
ingresos si él lo desea y su salud lo permite.

Articulo 12 - El Adulto Mayor tiene derecho a escoger dentro del marco de


los diversos ordenamiento jurídicos nacionales de las normas de
jubilación y de pensión entre aquellas que le ofrezcan diversas opciones
con respecto a la edad de retiro y conlleve la posibilidad de seguir total o
parcialmente activo más allá de la edad mínima de retiro.

Articulo 13 - El Adulto Mayor tiene derecho a ser tenido en cuenta como


fuente de experiencia y de conocimientos útiles para el conjunto de la
sociedad. Debe aprovecharse su potencialidad como instructor o asesor
en aprendizaje y desarrollo de oficios, profesiones, artes y ciencias.

Articulo 14 - El Adulto Mayor tiene derecho a la integración


multigeneracional. En la medida de lo posible debe evitarse toda
segregación de las personas de edad en espacios reservados o su
exclusión de actividades sociales. Debe ser propiciada a todos los niveles
de formación de grupos multi-etarios.

Articulo 15 – El Adulto Mayor tiene derecho a la más plena protección de


su seguridad física y su integridad moral contra todo tipo de violencia de
ofensas, de discriminación y de extorsión. Cada Estado dispondrá las
medidas necesarias de protección para que estos derechos se realicen
efectivamente, basados en el principio de fácil acceso a los órganos
administrativos y judiciales correspondientes.

Articulo 16 – El Adulto Mayor tiene derecho a que se establezca un


mecanismo protector a nivel internacional para la tutela, fiscalización y
protección de sus derechos a escala mundial.

Articulo 17 – La condición de Adulto Mayor será un factor a tener en


cuenta en los procesos civiles o penales en que se vea involucrado.

22
Articulo 18 – El Adulto Mayor tiene derecho de disfrutar del trato solidario
y deferente establecido en los artículos anteriores, aunque no se
encuentre en su propio país. Como principio general, los beneficios que la
legislación nacional otorgue a las personas mayores de su propia
nacionalidad, deben ser extendidas en forma igual a las personas
mayores de nacionalidad extranjera, legalmente residenciadas.

Articulo 19 – El Adulto Mayor tiene derecho a disfrutar del apoyo y del


auxilio de su familia, y particularmente de sus descendientes directos.

Articulo 20 – El Estado es el responsable directo de garantizar el respecto


a los derechos generales enunciados, los cuales engloban a todos los
demás derechos particulares, tanto de la comunidad como de los adultos
mayores en particular.

23
V. COMPLEMENTOS FINALES:

5.1. CONCLUSIONES:

 En 1924, la Sociedad de Naciones (SDN) aprobó la Declaración de


Ginebra, un documento que pasó a ser histórico, ya que por primera
vez reconocía y afirmaba la existencia de derechos específicos de los
niños, así como la responsabilidad de los adultos hacia ellos.
 Las Naciones Unidas (ONU) se fundaron una vez terminada la
Segunda Guerra Mundial. Después de la aprobación de la Declaración
Universal de los Derechos Humanos en 1948, la mejora en el ámbito
de los derechos, reveló ciertas deficiencias en la Declaración de
Ginebra, propiciando así la modificación de dicho texto.
 Las madres, las hijas, las hermanas, representantes de la Nación,
solicitan ser constituidas en Asamblea nacional. Considerando que la
ignorancia, el olvido o el desprecio de los derechos de la mujer son las
únicas causas de las desgracias públicas y de la corrupción de los
gobiernos, han decidido exponer en una solemne declaración los
derechos naturales, inalienables y sagrados de la mujer, con el fin de
que esta declaración, presente continuadamente en la mente de todo
el cuerpo social, les recuerde sin cesar sus derechos y deberes; con
el fin de que los actos de poder de las mujeres y los actos de poder de
los hombres puedan ser comprados en cualquier momento con el
objetivo de toda institución política, y sean más respetados; con el fin
de que las reclamaciones de las ciudadanas, basadas en lo sucesivo
sobre principios sencillos e incontrovertibles, tiendan siempre hacia el
mantenimiento de la Constitución, de las buenas costumbres y de la
felicidad de todos.
 Se considera esencial que los derechos humanos sean protegidos por
un régimen de Derecho, que ampare a las personas ante la tiranía y la
opresión. Asimismo, promueve que los pueblos y las naciones se
esfuercen en la implementación de medidas progresivas de carácter
nacional e internacional, que faciliten su reconocimiento y aplicación
efectiva.

24
VI. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

6.1. INFOGRAFÍAS:

 https://es.wikipedia.org/wiki/Declaraci%C3%B3n_de_los_Derechos_de_la_
Mujer_y_de_la_Ciudadana
 http://feministasconstitucional.org/portfolio-items/sobre-la-declaracion-de-
los-derechos-de-la-mujer-y-de-la-ciudadana/
 https://es.wikipedia.org/wiki/Declaraci%C3%B3n_de_los_Derechos_del_Ni
%C3%B1o
 https://www.humanium.org/es/declaracion-1959/
 https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/2018/12/las-mujeres-y-la-
declaracion-universal-de-derechos-humanos/
 https://www.un.org/swaa2002/coverage/parlamentoS.htm
 https://www.cepal.org/celade/noticias/documentosdetrabajo/8/51618/Derech
os_PMayores_M2.pdf
 http://onu.org.pe/temas/derechos-de-la-mujer-y-equidad-de-genero/

25
VII. ANEXOS:
Declaración Universal de los Derechos Humanos

26