Está en la página 1de 5

Herman: Quisiera invitarles queridos amigos a abrir sus Biblias en la primera

epístola de Pedro capitulo 2, versos 11 en adelante, voy a estar leyendo esta


escritura dice: Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os
abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma, manteniendo
buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran
de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación,
al considerar vuestras buenas obras. Por causa del Señor someteos a toda
institución humana, ya sea al rey, como a superior, ya a los gobernadores,
como por él enviados para castigo de los malhechores y alabanza de los que
hacen bien. Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis
callar la ignorancia de los hombres insensatos; como libres, pero no como los
que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de
Dios. Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey.
Criados, estad sujetos con todo respeto a vuestros amos; no solamente a los
buenos y afables, sino también a los difíciles de soportar. Porque esto merece
aprobación, si alguno a causa de la conciencia delante de Dios, sufre molestias
padeciendo injustamente. Pues ¿qué gloria es, si pecando sois abofeteados, y
lo soportáis? Mas si haciendo lo bueno sufrís, y lo soportáis, esto ciertamente
es aprobado delante de Dios. Pues para esto fuisteis llamados; porque también
Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;
el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca; quien cuando le
maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino
encomendaba la causa al que juzga justamente; quien llevó él mismo nuestros
pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a
los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados. Porque
vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y
Obispo de vuestras almas.
Saben que leí una anécdota acerca de aquellos primeros días de la revolución
rusa, después de la abdicación del Saar. Una mujer mayor un día salió y
empezó a caminar por la calles de la cuidad, pero por el medio de la calle, y
entonces vino la policía y dijo , mire señora que usted no puede caminar
porque la calle es para los carros, para los caballos, para los coches, y para
eso están las veredas, para caminar los senderos para los peatones, pero ella
les contesto a la autoridad, voy a caminar donde yo quiera, ahora tenemos
libertad.

1Pe 2:11 Queridos amigos, ya que son «extranjeros y residentes temporales», les
advierto que se alejen de los deseos mundanos, que luchan contra el alma.
1Pe 2:12 Procuren llevar una vida ejemplar entre sus vecinos no creyentes. Así, por más
que ellos los acusen de actuar mal, verán que ustedes tienen una conducta
honorable y le darán honra a Dios cuando él juzgue al mundo.*
1Pe 2:13 Por amor al Señor, respeten a toda autoridad humana, ya sea el rey como jefe
de Estado
1Pe 2:14 o a los funcionarios que él ha nombrado. Pues a ellos el rey los ha mandando a
que castiguen a aquellos que hacen el mal y a que honren a los que hacen el bien.
1Pe 2:15 La voluntad de Dios es que la vida honorable de ustedes calle a la gente
ignorante que los acusa sin fundamento alguno.
1Pe 2:16 Pues ustedes son libres pero, a la vez, son esclavos de Dios, así que no usen su
libertad como una excusa para hacer el mal.
1Pe 2:17 Respeten a todos y amen a sus hermanos en Cristo.* Teman a Dios y respeten
al rey.
1Pe 2:18 Ustedes, los que son esclavos, deben aceptar la autoridad de sus amos con
todo respeto.* Hagan lo que ellos les ordenan, no sólo si son bondadosos y
razonables, sino también si son crueles.
1Pe 2:19 Pues Dios se complace en ustedes cuando hacen lo que saben que es correcto y
sufren con paciencia cuando reciben un trato injusto.
1Pe 2:20 Es obvio que no hay mérito en ser paciente si a uno lo golpean por haber
actuado mal. Pero, si sufren por hacer el bien y lo soportan con paciencia, Dios se
agrada de ustedes.
1Pe 2:21 Pues Dios los llamó a hacer lo bueno, aunque eso signifique que tengan que
sufrir, tal como Cristo sufrió* por ustedes. Él es su ejemplo, y deben seguir sus
pasos.
1Pe 2:22 Él nunca pecó y jamás engañó a nadie.*
1Pe 2:23 No respondía cuando lo insultaban ni amenazaba con vengarse cuando sufría.
Dejaba su causa en manos de Dios, quien siempre juzga con justicia.
1Pe 2:24 Él mismo cargó nuestros pecados sobre su cuerpo en la cruz, para que
nosotros podamos estar muertos al pecado y vivir para lo que es recto. Por sus
heridas, son sanados.
1Pe 2:25 Antes eran como ovejas que andaban descarriadas. Pero ahora han
vuelto a su Pastor, al Guardián de sus almas.

Mis queridos amigos cuando insistimos en hacer lo que nos plazca, no


portamos con la misma necedad de esta mujer anciana, porque la libertad, no
consiste en hacer lo que uno quiera, mas bien es cuestión de hacer lo que se
debe, y este es un gran problema en todos nosotros, en toda la humanidad, voy
a volver a repetir esta frase, la libertad, no consiste en hacer lo que uno quiera,
mas bien es cuestión de hacer lo que se debe, nosotros debemos ajustar
nuestra vida.

El versículo 16 dice que tenemos que vivir como libres pero no como pretexto
para hacer lo malo, y en el versículo 17 dice que cuatro cosas que nosotros
tenemos que ajustar en nuestra vida, y a todos nosotros nos cabe en alguna
manera esto, primeramente dice, honrar a todos los hombres. Creo que
nosotros una gran falta de respeto en este tiempo que nos toca vivir. Tenemos
necesidad de mostrar respeto hacia los demás el apóstol dice, honrar a todos.
En este tiempo muchas persones, o la mayoría de las personas ya muestras
respeto, ya ni siquiera desde la cuna, los niños del jardín de escuela, de los
colegios, liceos, de la enseñanza secundaria y mas aun ya ni entre la pareja,
entre el matrimonio hay respeto, sin embargo la Biblia nos habla, nos ordena
de respetar, respetar a los demás, porque ellos todas las personas, llevan la
imagen de su creador, si nosotros no respetamos a las personas a nuestro
prójimo, entonces ni siquiera estamos mostrando respeto por nuestro creador.
Dice también que tenemos que amar a los hermanos, amar a la hermandad.
Saber que muchas hermandades, muchas comunidades cristianas, donde
somos hermanos en Cristo surgen tantos problemas, tantas divisiones, debido
a esos problemas de falta de amor. Todos los problemas sociales tendrían
solución, se solucionarían, cambiarían las circunstancias de las
congregaciones, de las colectividades si nosotros nos amaramos. Jesucristo
dijo: En esto conocerán que sois todos mis discípulos si tuviereis amor los unos
con los otros, en tercer lugar, el tercer aspecto que tenemos que ajustar en
nuestra vida, es temer a Dios. El temor del Señor dice la Biblia es el principio
de la sabiduría, donde no hay temor de Dios, entonces hay gente necia, gente
ignorante, ¿Qué queres ser tu a la luz de la Palabra de Dios, un sabio o un
necio? Son dos opciones no hay mas, no hay algo intermedio, parece dura esta
palabra, pero la Palabra de Dios dice el temor de Dios es el principio de la
sabiduría, tu puedes optar por andar en la sabiduría. La cuarta área que
tenesmo que ajustar en nuestra vida, es honrar al rey. En este tiempo que se
habla de tanta libertad y se confunde libertad con libertinaje, la mayoría de
nosotros decimos cualquier cosa de los gobernantes y criticamos y no
respetamos par nada el gobierno que Dios a permitido que este en nuestro país
y en todos los países, tenemos que respetar, porque las autoridades son
puestas por Dios y dice el apóstol, pera castigar a lo que hacen mal y para
alabanza de los que hacen bien. Una de las demostraciones mas poderosas y
convincentes que puede ofrecer el cristiano de que tiene vida nueva, es la
capacidad de soportar, los males y las injusticias pacientemente los versículos
19 y 20 habla acerca de esto, tenemos que soportar pacientemente, eso es una
evidencia de cuando nosotros decimos tener vida nueva, porque tenemos a
Jesucristo, es lo que hizo él cuando anduvo en la tierra al someterse a la
crucifixión y a la muerte por nosotros. Esto es lo que debemos hacer como
seguidores, dice el apóstol que dejo sus pisadas, para que nosotros andemos
en sus pisadas. Cuan fácil nosotros podemos abrir la Biblia y contemplar, leer,
imaginarnos de todas las actitudes de nuestro Señor Jesucristo, de su
mansedumbre, de su entereza al afirmar su rostro a Jerusalén, sabiendo que
allí le esperaba el sacrificio, la muerte; pero que difícil es ir pisando en sus
pisadas. La paciencia ante el castigo inmerecido es una forma de testificar de
Cristo. Saben que muchas historias hay de casos así, por ejemplo, de un
soldado cristiano que sufría en su compañía allí, en el campo de batalla en el
cuartel donde estaba porque sus compañeros no creyentes, porque siempre
que tenían el día libre o el tempo libre querían llevarlo a disfrutar, a beber, a
andar con mujeres y el no, el quería mantener su integridad cristiana y se
burlaban duramente sobre el. Pero su perseverancia, su firmeza en Jesucristo
logro que el peor de sus compañeros entregara su vida a Jesucristo. A mi me
ocurrió algo similar cuando yo entre a trabajar a una metalúrgica, hace muchas
años, todos mis compañeros sabían que yo era pastor, todos mis compañeros
usaron las palabras mas feas, las palabras mas soeces y me hacían llorar de
disgusto, de tristeza de la forma que ellos se dirigían a mi, entonces el patrón
me decía, dígale usted lo mismo, ¿Cómo voy a decir yo lo mismo?, yo tengo
que mostrar a Cristo. A Cristo pacientemente, me costo lagrimas, me costo
dolor, pero saben que eso dio resultado, porque como decía el salmista, los
que siembran con regocijo segaran, ira andando y llorando el que lleva la
preciosa semilla, mas volverá con regocijo trayendo sus gavillas. Saben mis
queridos amigos, gane como a 8 de mis compañeros, la mayoría de mis
compañeros de la metalúrgica entregaron sus vidas a Jesucristo y eso es algo
muy satisfactorio para uno. El modo de sufrir de un cristiano injustamente, sin
vengarse, sin defenderse es un reflejo de la expiación, del sacrificio vicario de
nuestro Señor Jesucristo, murió por ti y murió por mi. ¿Tu le has dado gracias
al Señor?, no solamente en palabras sino con tu vida entregada, le estas
diciendo gracias Señor por hacer sufrido por mi y quiero ajustar mi vida a los
normas que tu has puesto. No uses una pretendida libertad, como pretexto
para hacer lo malo, si no por el contrario para vivir conforme al plan de Dios.
Que Dios te bendiga.
40 preguntas: Examina tu relación con Dios
Categorías: Destacados, Inspiracional // Publicado 13/06/2017 a las 04:00 AM

El hecho de ser cristianos no nos hace perfectos ni libres de problemas. Al igual que
cualquier otro ser humano, los cristianos pasamos por momentos buenos y malos. No
obstante, lo que hace la diferencia entre alguien que tiene a Jesús como su salvador, del
que no lo tiene, es que los cristianos podemos disfrutar de la esperanza y paz que sólo
Dios puede dar.

Conocer a Dios de manera personal y darle el primer lugar en nuestra vida debe mostrarse
en nuestro comportamiento, autoestima, carácter, relaciones con la familia,
compañeros, amigos y demás personas. Lamentaciones 3:40 (NVI) dice: “Hagamos un
examen de conciencia y volvamos al camino del Señor.” Cada cristiano debe estar en
constante evaluación de su relación con Dios y con los demás, para que pueda corregir
sus malas acciones y pedir perdón a Dios.

Éstas son algunas preguntas que te ayudarán a darte cuenta si realmente estás reflejando
el carácter de Jesús y si es que Él es el Señor de tu vida:

1. ¿Le he entregado a Dios todas las áreas de mi vida?

2. ¿Quién ocupa el primer lugar en mis pensamientos?

3. ¿Realmente Dios es el dios de mi vida?

4. ¿En qué forma reflejo el mensaje de Dios?

5. ¿Adoro a Dios en todo momento?

6. ¿Busco a Dios solo cuando tengo problemas o está presente en cada momento de mi

vida?

7. ¿Alguna vez me he avergonzado de ser cristiano y/o he negado a Dios?

8. ¿Hay algún pecado que me niego a dejar?

9. ¿Pongo excusas para mis pecados?

10. ¿Soy obediente a Dios, incluso cuando me es difícil?

11. ¿Oro con sinceridad, humildad, y fe?

12. ¿Leo la Biblia porque quiero aprender de Dios o por obligación?

13. ¿Leo la Biblia con un corazón dispuesto?

14. ¿Cuál es mi motivación para asistir a la iglesia?

15. ¿Estoy conforme con mi apariencia física?

16. ¿Soy alguien que critica y causa división o alguien que fomenta la unidad?

17. ¿Pongo al chisme como una excusa para ayudar a otros?

18. ¿Perdono a otros así como Dios lo hizo conmigo?

19. ¿Guardo resentimiento o rencor hacia otros?


20. ¿Las demás personas saben que soy cristiano?

21. ¿Soy de ejemplo para otros?

22. ¿Qué dicen otros de mí? ¿Tengo un buen testimonio?

23. ¿Mi lenguaje refleja amor?

24. ¿Me regocijo en mi trabajo, estudios, o en la labor que realizo?

25. ¿Soy obediente y respetuoso con mis padres, tutores o alguna otra figura de

autoridad?

26. ¿De qué manera cuido mi pureza sexual?

27. Cuando tengo problemas, ¿mi primer recurso es acudir a Dios o a los hombres?

28. ¿Estoy acostumbrado a mentir? ¿Por qué me es tan difícil decir la verdad?

29. ¿Soy compasivo y paciente con otros?

30. ¿Le he entregado mi carácter a Dios?

31. ¿Soy humilde?

32. ¿Agradezco a Dios en todo momento?

33. ¿Veo a los demás cristianos como a mis hermanos o como competencia?

34. ¿Estoy predicando con mi ejemplo?

35. ¿Doy un buen testimonio en mi familia?

36. ¿En mi trabajo me conocen por mi carácter intachable?

37. ¿Todo lo que hago es como para Dios?

38. ¿Soy justo en mis acciones?

39. Hasta este momento, ¿mi vida ha reflejado el carácter de Jesús?

40. Si mi relación personal con Dios no ha sido la mejor ¿cuán dispuesto estoy de

entregarle mi corazón, mente y pensamientos?

https://www.youtube.com/watch?v=hyY1AdQ5C_o