Está en la página 1de 22

Bodas de sangre

Datos del autor:

Nació el 5 de junio de 1898, en Granada (España).Era hijo de un hacendado y


una maestra.De salud enfermiza y mal estudiante, se graduó en la Universidad
de Granada, como abogado. Estudió música (piano) y más tarde se inclinó por
la poesía. Fue el poeta de mayor influencia y popularidad de la literatura
española del siglo xx. En general, su obra, que puede agruparse en farsas,
comedias, tragedias y dramas, se inscribe en el dramatismo y el realismo
político, inspirado en temas como el amor, la esterilidad, la infancia y la muerte.
Falleció fusilado el 19 de agosto de 1936.en Granada, víctima de la Guerra
Civil española.

Otras Obras del autor:


Impresiones y Paisajes (1920)
Libro de poemas (1921); La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón
(1923); Canciones (1927), Primer romancero gitano (1928);
Sonetos del amor oscuro (1936)
El maleficio de la mariposa (1921)
Mariana Pineda (1927)
La zapatera prodigiosa (1930)
Retablillo de Don Cristóbal (1930)
El público (1930)
Así que pasen cinco años (1931)
Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín (1933)
Bodas de sangre (1933)
Yerma (1934)
Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores (1935)
La casa de Bernarda Alba (1936)
La fuerza de la sangre (inacabada) (1936)
Argumento de Bodas de Sangre:

Esta obra es un clásico del teatro español, en ella, Federico García Lorca nos
muestra, de manera muy especial, una verdadera tragedia. La historia es una
mezcla de prosa y poesía, por eso el lenguaje es muy poético y está lleno de
símbolos como la luna la navaja, el caballo, etc. En ella cuenta la trágica
historia de una mujer, que justo al momento de casarse decide escapar con un
antiguo amor.
El novio es hijo de una dominante viuda, que abnegada ha criado sola al niño,
pues ha perdido a su esposo y a un hijo asesinados. Él, al crecer, se ha
convertido en un gran hombre, serio, trabajador y muy responsable. Cuida de
sus tierras y de su madre. Con el tiempo se ha enamorado de una bella y
solitaria chica que vive con su ambicioso padre en un apartado lugar. La joven
es pedida en matrimonio y se hacen los arreglos para hacer la boda el mismo
día en que cumplirá los 22 años. Al saber esta noticia Leonardo, antiguo
enamorado de la muchacha, se da cuenta que aún la ama, comienza como
loco a obsesionarse, hasta que despechado, habla con ella, le echa en cara su
dolor y le reprocha, a pesar de estar ya casado con otra, que ella se vaya
también a casar. La novia queda angustiada. Llega el día de la boda y al estar
todos celebrando. La novia parte y motiva a Leonardo a huir juntos. Cuando el
novio se entera, enceguecido de rabia y celos los persigue. Entonces la muerte
pide ayuda a la luna para que los ilumine y puedan hallar a los enamorados. La
luna colabora, llena de luz el bosque y el novio los encuentra, y ambos
hombres luchan y se matan. Finalmente mientras la madre llora al lado del
cuerpo de su hij

una mujer que huye con su amante, el día de su matrimonio. A partir de este
hecho García Lorca nos muestra el amor, la pasión y el dolor a través de dos
mujeres, sumergidas en el mundo campesino, marcado fuertemente por la
sangre y la tierra.

Bajo la dirección de Andrés Céspedes, el montaje respeta el texto original,


centrando el peso de la puesta en escena en la poesía y los diálogos escritos
por García Lorca, con una propuesta corporal y musical que complementan la
fuerza dramática del texto.

Como en otras obras de García Lorca, en Bodas de Sangre los personajes


femeninos son el eje del relato, los que, en este montaje, destacan no sólo por
su rol en la historia, sino por la representación de las actrices. La novia,
personificada por Trinidad González, es una mujer contenida, obligada a
reprimir un deseo, sumergida en un mundo de hombres.
Ella encarna la fuerza arrolladora de la pasión, una pasión que según el autor,
va más allá de la voluntad de los personajes, y los arrastra inevitablemente,
hasta desencadenar la tragedia: ¡Cuando las cosas llegan a los centros, no hay
quien las arranque! Paralelamente, la madre, interpretada por Margarita Barón,
encarna el amor, el dolor y la venganza, sentimientos que la agobian y
persiguen a lo largo de su vida, y que corren por su sangre y la de su familia.

La fatalidad es uno de los elementos centrales de la obra, que se deja entrever


en los cantos que componen cada cuadro propuesto por el autor. De esta
manera, boleros, flamenco, las "nanas" o canciones infantiles propias del
mundo rural y tonadas chilenas acompañan la acción a lo largo de toda la obra,
anunciando la tragedia. Sin embargo, a pesar de que la música es uno de los
pilares expresivos utilizados en la propuesta de Céspedes, muchos de los
textos y poesías de García Lorca pasan desapercibidos, en medio de la
musicalización, perdiendo su potencia.

Personajes
Principales

- El Novio: Hombre ingenuo, pero a su vez, sumamente apasionado. No está


dispuesto a que le quiten a quien ama, a su novia, y en esta misma pasión
encuentra la muerte.

- La Novia: Mujer impulsiva, apasionada e indecisa. Dice ser arrastrada por una
fuerza superior, para escaparse con Leonardo, o para que no la tachen de
impura.

-Leonardo: Apasionado, vigoroso, profundamente enamorado de la chica que


no lo conviene. No se avergonzó en abandonar a su mujer ni a su hijo para
escaparse con la Novia. Está casado con la prima de la novia, lo que de cierta
forma le priva y a su vez aumenta su deseo. Es el antagonista de la obra.

- La madre: La madre del novio aparece durante toda la obra, y entrega


información necesaria para la comprensión de la misma. Es una mujer
luchadora de carácter fuerte y apegada a la tierra. Es una enemiga del uso de
armas ya que por causa de estas perdió a su otro hijo y a su difunto esposo en
una riña.

Secundarios

- La mujer: Es la esposa de Leonardo. Entiende perfectamente el afán de su


esposo por su prima, por lo que trata de evitarlo como puede. Sin embargo,
evidentemente, no lo consigue.

La Luna: Aparece en la escena del bosque, la más poética de la obra, como un


leñador joven, con la cara blanca. La luna también juega un rol como "ayudante
de la muerte", pues, a través de la iluminación que ésta otorga (elemento
teatral que es enfatizado varias veces por las acotaciones de la obra, en las
que se menciona la intensa luz azulada que se debe proyectar cuando el
personaje aparece), interviene en el final trágico de los dos hombres.

La Muerte: También aparece en el bosque como una mendiga, descalza y


totalmente cubierta por tenues paños verdeoscuros. Este personaje no figura
en el reparto. Acompaña al Novio en busca de Leonardo y la Novia. Llega al
funeral de Leonardo y el Novio.

"El padre de la novia": El padre de la novia es un hombre anciano y quiere


mucho a su hija tanto como la conoce. Él sabe que ella piensa en Leonardo y
no en su novio, pero quiere juntar los patrimonios de ambas familias y tener
nietos que trabajen las tierras.

Símbolos

El caballo: Comúnmente simboliza virilidad, masculinidad. Probablemente la


mención más significativa de este símbolo se encuentra en la nana que cantan
La Suegra y La Mujer en el segundo cuadro del primer acto. En este, mediante
el uso del caballo, se crea una ironía trágica que augura el desenlace fatal de la
obra.

Luna: La luna es un elemento recurrente en la obra de García Lorca,


simbolizando en la mayoría de las veces la muerte, ejemplo de esto es el
Romance de la Luna, Luna el cual figura dentro del afamado Romancero
Gitano. En Bodas de sangre vuelve a otorgar este significado trágico, pero aquí
la luna no solo está asociada con la muerte, sino que se vincula directamente
con la violencia y el correr de sangre que esta implica.

El Cuchillo: Muerte y amenaza.

La Mendiga: Simboliza la muerte.

La corona de azahar: Simboliza la pureza de la mujer.

Primera edición en libro


Debido al gran éxito de su puesta en escena, esta fue la única obra de teatro
de Federico García Lorca publicada en formato de libro en vida del autor:
Bodas de sangre. Tragedia en tres actos y siete cuadros. Madrid: revista Cruz y
Raya – Editorial El Árbol, 1935 (en el colofón lleva fecha de 1936). Edición en
4º menor (23 cm.), cubierta con solapas. 125 pgs. + 1 h. Primera edición
limitada a 1100 ejemplares.

Bodas de sangre: resumen del argumento

Sucesión de hechos de una de las obras más importantes de Lorca


Resumen

La tragedia Bodas de sangre (1931) es una de las obras de teatro más


célebres de Federico García Lorca, quien se inspiró en el crímen de Níjar de
1928. Toma lugar en esa misma época en la Andalucía rural.
Argumento:

La obra comienza con una conversación entre el novio y su madre, en la que


planean pedirle la mano de su novia. Cuando el novio está a punto de salir a la
viña, le pide una navaja a su madre, pero ella no se la quiere dar porque dice
que las navajas pueden matar y recuerda la muerte violenta de su esposo y
otro hijo.

Después de salir el hijo, la madre se queda hablando con la vecina sobre la


novia, a quien aún no ha conocido. La vecina le cuenta que la señorita había
tenido un noviazgo con Leonardo Félix*, hijo de la familia responsable por la
muerte de su esposo e hijo. Esta información la inquieta mucho, pero ocurrió
años atrás y desde ese entonces Leonardo se ha casado y tiene un hijo.

En la próxima escena, la suegra de Leonardo y su mujer están cantándole una


nana a su hijo que presagia la tragedia que está por ocurrir:

Duérmete, rosal,
que el caballo se pone a llorar.
Las patas heridas,
Las crines heladas,
dentro de los ojos
un puñal de plata.
Bajaba al río.
¡Ay, cómo bajaban!
La sangre corría
Más fuerte que el agua.

Mientras que la suegra va a acostar al niño, llega Leonardo y le dice a su mujer


que ha tenido que ponerle nuevas herraduras al caballo varias veces porque
últimamente siempre se le caen. La mujer sugiere que es porque usa el caballo
demasiado, pero él lo niega. También le cuenta que algunas vecinas lo vieron
en los secanos el día anterior y que ella no creía que podía ser él, pero el
caballo había llegado muy sudado.

Leonardo dice que no fue él. Entra la suegra, y le pregunta quién está dando
tanta carrera al caballo porque está tendido en el suelo con los ojos
desorbitados. Leonardo le contesta que estuvo con los medidores de trigo.

Llega a la casa de Leonardo una muchacha que vio al novio y a su madre


comprando cosas para la novia, pero Leonardo le contesta bruscamente que
no les importa saber qué le han comprado y que la novia es "de cuidado".

Entonces la suegra le recuerda que tuvo un noviazgo con ella, y su mujer


comienza a llorar.

En la próxima escena, el novio y su madre viajan diez leguas para pedir la


mano de la novia, quien vive sola en los secanos con su padre. El padre les da
su bendición y cuando la madre del novio le pregunta a la novia si sabe lo que
es casarse, ella le contesta que sí y que está segura de su decisión.

Tras la visita, la criada se muere por ver los regalos, pero la novia no muestra
ningún interés en abrirlos, por lo que la criada le dice: "parece como si no
tuvieras ganas de casarte", y en seguida le cuenta que vio a Leonardo en su
caballo fuera de su ventana a las 3 de la mañana. Al principio la novia no se lo
cree, pero esa noche aparece de nuevo fuera de su ventana.

El día antes de la boda, la criada está peinando a la novia y hablándole del


casamiento, pero la novia se muestra molesta y tira su corona de azahar al
suelo. Luego dice que quiere a su novio pero que casarse es un gran paso.

Esa mañana, Leonardo es el primer invitado en llegar y le pregunta a la novia:


"¿Quién he sido yo para ti?". También le pregunta por el azahar, símbolo de la
pureza. La novia le pide que se vaya y le dice: "No puedo oírte. No puedo oír tu
voz. Es como si me bebiera una botella de anís y me durmiera en una colcha
de rosas. Y me arrastra, y sé que me ahogo, pero voy detrás".

La criada trata de interrumpir la conversación, pero Leonardo le asegura que


ésta será la última vez que hablan, porque a pesar de su atracción mutua,
Leonardo aún no tiene pensado interponerse entre los novios, de ahí que le
dice a la novia: "Yo me casé. Cásate tú ahora".

A la madre del novio no le agrada que Leonardo y su mujer vengan a la boda,


pero el padre de la novia le dice que los Félix son familia y es un día para
perdonar, a lo que la madre responde: "Me aguanto, pero no perdono".

Los novios se casan, pero en medio de la celebración, la novia le dice a su


nuevo marido que necesita descansar por un rato. Sin embargo, poco después
descubren que ha huido con Leonardo. El novio sale a caballo en busca de la
pareja.

La próxima escena toma lugar en un bosque, un marcado contraste con las


tierras áridas de la novia. Unos leñadores están hablando de la huida de la
pareja, cuando aparece la luna personificada y dice:

No quiero sombras. Mis rayos


han de entrar en todas partes,
y haya en los troncos oscuros
un rumor de claridades,
para que esta noche tengan
mis mejillas dulce sangre,
y los juncos agrupados
en los anchos pies del aire
¿Quién se oculta? ¡Afuera digo!
¡No! ¡No podrán escaparse!
Yo haré lucir al caballo
una fiebre de diamante.
También llega una mendiga que representa la muerte y dice: "Abren los cofres,
y los blancos hilos / aguardan por el suelo de la alcoba / cuerpos pesados con
el cuello herido".

La luna planea iluminar la escena para que el novio descubra a la pareja y la


mendiga pueda acabar con ellos. Aparecen en la escena la novia y Leonardo, y
ella le dice que si él quiere llevarla con él, va a tener que ser a la fuerza, pero
entonces él le recuerda que fue ella quien bajó primero las escaleras, le puso
brindas nuevas al caballo y le calzó las espuelas para que se escapasen
juntos.

La novia decide quedarse con Leonardo y ambos afirman que sólo la muerte
los podrá separar. Finalmente, el novio los encuentra y se escuchan unos
gritos, pero las muertes del novio y de Leonardo toman lugar fuera de la
escena. Al final, entra la mendiga, se pone de espaldas y abre su manto como
un pájaro con alas inmensas.

En la próxima escena, una niña y unas muchachas están hablando de la boda,


cuando llegan la mujer y la suegra de Leonardo, quien le dice a su nuera:
"Sobre la cama / pon una cruz de ceniza / donde estuvo su almohada". Luego
aparece la mendiga en la puerta de la casa y las muchachas le preguntan si
viene del camino del arroyo. Ella les contesta que sí y que vio a dos hombres
muertos.

Al final de la obra, la vecina está en la casa de la madre del novio, y llega la


novia cubierta en sangre. La madre la golpea, y la novia le dice que ha venido a
que la maten y explica lo ocurrido: "Yo era una mujer quemada, llena de llagas
por dentro y por fuera, y tu hijo era un poquito de agua de la que yo esperaba
hijos, tierra, salud; pero el otro era un río oscuro, lleno de ramas, que acercaba
a mí el rumor de sus juncos y su cantar entre dientes".

También le jura que aún es una mujer honrada, pero la madre le contesta que
no le importa su honradez ni que quiera morirse, porque su hijo está muerto. La
obra termina con una especie de adoración al cuchillo que recitan la madre y la
novia.

*Leonardo es el único personaje con nombre propio en la obra.


BODAS DE SANGRE
Resumen

Autor: Federico García Lorca, poeta y dramaturgo; 1898-1936.

Otras obras: Romancero gitano, Poema del cante fondo; Llanto por Ignacio
Sánchez Mejías; Seis poemas gallegos, Poeta en Nueva York, etc.(poesía);
Mariana Pineda, La, zapatera prodigiosa, Doña Rosita la soltera, Yerma, La
casa de Bernarda Alba, etc.(teatro).

Género y corriente: Tragedia, generación del 27.

Estructura: Está dividida en tres actos y siete cuadros.


Sinopsis: Es la mañana de una boda. Leonardo es el primero en llegar a la
casa de la novia y habla con ella, recordándole el pasado. Con este diálogo nos
enteramos de que Leonardo y la joven se han amado antes, pero luego aquél
se casó con otra mujer, prima de ella; sin embargo, en ambos ha quedado
latente la primera pasión y él sigue asediándola con su deseo. La novia, llena
de orgullo y despecho, ha aceptado un matrimonio que le significa liberación,
pero no siente amor por el que será su esposo.

El ambiente está cargado de funestos presentimientos a través de los


recuerdos de la madre, mujer fuerte, posesiva, inflexible, que abomina y
maldice por igual navajas, pistolas, escopetas, cuchillos y azadas, porque ella,
luego de haber perdido en riñas a su marido y a un hijo, se dedica por entero al
vástago sobreviviente —el novio—, muchacho honrado y trabajador, único que
cuida de la viña familiar.

Cuando los invitados están reunidos, todos parten para la iglesia del pueblo.
Luego de la ceremonia nupcial y de regreso en la casa, la recién casada y su
antiguo pretendiente huyen a caballo. El novio persigue a la pareja fugitiva.

Cae la noche. La luna, desde arriba, contempla la huida y la persecución. Se


producen el encuentro y el duelo entre los dos hombres, en el que ambos
mueren.

En el último acto, en casa de la madre, mientras la novia manifiesta con


vehemencia su inevitable amor por Leonardo, pero también su inocencia y
honradez, la madre del novio llora amargamente a su hijo.

Al final de la obra, entre el llanto de las vecinas, que cumplen igual función que
el coro en la antigua tragedia griega, madre y novia recitan alternativamente
estrofas llenas de dramatismo y gran belleza lírica, donde se duelen del destino
de las mujeres, encadenadas a la violencia que preside la vida de los hombres,
en constante espera angustiosa de la muerte que, en cualquier momento y en
un instante, los abate.

“( ... )

con un cuchillo,

con un cuchillito

que apenas cabe en la mano, pero que penetra fino

por las carnes asombradas,

y que se para en el sitio

donde tiembla enmarañada

la oscura raíz del grito."


He aquí la esencia de este drama: la muerte por riñas y querellas de orgullo
ofendido, que arrebata esposos o hijos a las mujeres, segándolos en plena vida
y dejándolas en una eterna soledad.

Para la construcción de esta tragedia, García Lorca combinó las eternas


fuerzas elementales que rigen la condición humana: amor, pasión, odio, honor,
venganza, muerte. El resultado es un drama total. El lenguaje que emplea el
autor es sumamente poético porque es el suyo un teatro lírico, donde abundan
elementos simbólicos y estetizantes, como la luna y la mendiga,
comparaciones e imágenes que materializan y ahondan el dramatismo, así
como sentimientos vitales, instintivos, que sustentan la esencia de sus
personajes.

Lorca, Bodas de Sangre - Personajes

Bodas de Sangre - Personajes


La madre | El padre | La mujer | La suegra y la vecina | La criada | Leonardo | La novia | Los leñadores | La
luna | La mendiga | Las muchachas

:. Bodas de Sangre: Edición digital en nuestra biblioteca virtual:personajes | acto I | II | III

Caracterización de los personajes

El tema principal de Bodas de Sangre es la dicotomía entre el amor y la muerte. Lorca


quiere salvar el instinto elemental del convencionalismo social y la tradición, aún sabiendo
que el intento está abocado al fracaso, ya que esta fuerza instintiva que tiende a la unión
natural/irracional/básica, contiene en sí misma los principios de destrucción: el despecho, la
agresividad, etc.

Los personajes adquieren valor de acuerdo a su función en esta lucha en la que se


encuentran todos los elementos del universo (Apolinio y Dionisio). El hecho de que todos
aparezcan con sus nombres genéricos, a excepción de Leonardo, encaja con la intención de
Lorca de dotarles de un carácter universal: personajes prototípicos.

Se distinguen tres tipos fundamentales de personajes:

 apolinios: defensores de la sociedad convencional represora


 dionisíacos: personajes instintivos, irracionales (la novia, Leonardo, la luna, la mendiga)
 personajes corales
La madre
 prototipo de mujer salvaguarda de las tradiciones primitivas, arcaicas, atávicas de la tribu
 posee un ancestral código del honor
 Lorca la identifica con la fuerza telúrica y primigenia de la vida
 para la madre, la boda tiene un sentido renovador, es parte del proceso de fecundación
 la amenaza de exterminio que pesa sobre ella la impulsa en su anhelo de vida nueva
 la sangre de sus hijos es sustancia divina por ser fuente generadora de vida, por lo tanto es
sangre sagrada para ella
 simbólicamente la madre es voz oracular, vaticina el destino que intenta evitar
El padre
 personaje análogo (aunque más materialista)
 este hombre entiende la boda como una transacción comercial entre las dos familias, no
tiene en cuenta los sentimientos
 ve la unión sexual de dos seres con fines reproductivos y proseguimiento de su casta

La mujer (de Leonardo)


 es una mujer resignada
 mantenedora del convencionalismo social, la tradición y el matrimonio
 consiente la infidelidad por mantener su estatus social
 no está satisfecha sentimentalmente
La suegra y la vecina
 objetivan los temores de los demás personajes desde un distanciamiento crítico y popular
 defensoras de la tradición
La criada
 posee la sabiduría de la elemental existencia que ordena la naturaleza de los hombres
Leonardo
 al igual que el héroe trágico rompe con el esquema de un comportamiento tradicional e
inicia una violenta fuga hacia otro mundo para satisfacer su deseo de encontrarle sentido a
su destino individual
 desde el principio está determinado por una extraña culpabilidad de origen
 personaje configurado desde el pasado, es presentado como “el malo” de la historia desde
que comienza la obra
 (acto 1º, cuadro2º) ya ha iniciado simbólicamente su peregrinaje, su alejamiento de la casa
 él y la novia deciden seguir juntos hasta la muerte, alcanzan el amor que ha sido objeto de la
aventura
 la pareja ha violado las normas sagradas (el matrimonio) y son perseguidos y castigados
 en la aventura muere el héroe, la novia regresa con el mensaje pero no podrá reintegrarse en
el grupo social al que pertenece
 Leonardo simboliza el sueño de un ideal de relación humana integral
 es el único personaje que tiene hijos frente a ala novia, ha cumplido su ciclo vital

La novia
 contrae matrimonio por convencionalismo y tradición
 tras la muerte de Leonardo permanece defensora del acto heroico
 confiesa y defiende las razones de su proceder
 al sentirse humillada por la madre apela a su honradez en la que encuentra la fuerza para
conservar la autoridad moral que necesita en su defensa
 la honra intacta es la que aporta la dimensión redentora y da sentido al sacrificio que ella
experimenta como un martirio
 la novia por tanto representa la rebeldía posible de la mujer dentro de la sociedad del
momento
Los leñadores
 presagian la muerte y lo trágico
 son personajes corales
 suplican a la luna para evitar el sacrificio
 están caracterizados por una acción propia que simbólicamente representa la misma función
interruptora de la vida (talar árboles) que cumple la luna
 son considerados compañeros míticos de Dios
 constituyen una colectividad mítica en un típico rito de exaltación a un dios de las religiones
agrarias en el que el propio Dios acaba encarnándose en el director del coro
La luna
 símbolo del acoso existencial de muerte
 decide el fin de los fugitivos
 su luz penetra las oscuridades y forja el cuchillo de la muerte
 dispone el sacrificio
 exige sangre humana
La mendiga
 coincide con la luna en su propósito de procurar la muerte
 ella augura la visión de muerte centrada en la imagen de la alcoba con los cofres abiertos en
espera de los cuerpos muertos inmolados por las navajas y envueltos en los blancos hilos
 se transforma en mensajera de la tragedia
 se erige en juez de actos de los hombres
Las muchachas (dos muchachas y una niña)
1. se identifican con las tres Parcas (divinidades del destino, Moiras griegas)
2. son hilanderas que limitan a su antojo la vida de los hombres
3. cada una preside un paso de la vida: el nacimiento, el matrimonio y la muerte
4. regulan la duración de la vida con la ayuda de un hilo (una lo hila, otra lo enrolla y otra lo
corta)
5. hilo rojo => muerte

Escuela literaria
La generación del 27
Después de la primera guerra mundial (1914-1919) surge una nueva
generación denominada “del 27”, gracias a que el grupo de poetas decidió
conmemorar el centenario de la muerte de Góngora, para así rescatarlo del
poco aprecio que por él sentían los críticos del siglo XIX.
Además durante este año se publicaron varios libros de estos poetas, que los
dieron a conocer y fueron definitivos en su obra general; las revistas poéticas
apoyadas por el grupo, alcanzaron gran popularidad.
Fueron muchos lo poetas que surgieron en estos años, pero se destacan
especialmente: Pedro Salinas, Vicente Aleixandre, Jorge Guillén, Federico
García Lorca, Rafael Alberti, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Luis Cernuda y
Manuel Altolaguirre; además participaron varias mujeres, entre ellas están;
María Teresa León, Ernestina de Champurcín, Concha Méndez y Carmen
Conde.
Las características de las obras de la generación del 27 se pueden resumir de
la siguiente manera:

Enlace con la tradición literaria española:


Por una parte, se inspiraron en Jorge Manrique, Gracilaso, Lope de Vega,
Quevedo y, fundamentalmente en Góngora; por otra parte, asumieron la
herencia de los poetas inmediatamente anteriores a ellos, como lo son;
Bécquer, Rubén Darío, Unamuno y los hermanos machado. Además,
recuperaron la tradición folclórica a través de la lírica popular y los romances.

Actitud vanguardista:
Durante los años veinte tendieron técnicamente a una poesía intelectual,
despojada de sentimentalismos, es decir, “deshumanizada” -en sentido de
Ortega y Gasset-; emplearon tanto el verso libre como los sistemas métricos
tradicionales, y establecieron la imagen y la metáfora como pilares del poema.

Compromiso político:
En la década de los treinta, con la crisis del esteticismo vanguardista y la
situación política, se volcaron hacia temas humanos y sociales, llegando
incluso a crear una poesía “impura”, de carácter ideológico.
Actitud pesimista:
En los años cuarenta, tras haber vivido la guerra civil española y la Segunda
Guerra Mundial, expresaron poéticamente la angustia y el desarraigo del
hombre contemporáneo. Sin embargo, superaron el dolor provocado por los
horrores de la guerra y por el exilio para encontrar el equilibrio en temas
humanos universales.

Marco Histórico
El siglo XX, en su primera mitad, fue testigo de cambios en aspectos políticos,
ideológicos, económicos y sociales que afectaron el orden mundial: combates
entre liberalismo, socialismo y fascismo; los dos conflictos bélicos mundiales. A
lo anterior se suman periodos de crecimiento o de crisis económica,
confrontaciones civiles y resistencias coloniales.

La primera guerra mundial: El origen de esta guerra fue principalmente


gracias a las viejas rivalidades entre lo países poderosos de Europa, y el
asesinato del heredero de la corona Austro-Húngara en 1914, que sirvió de
pretexto para que estallara la guerra en Europa.
La segunda guerra mundial: En esta ocasión, se enfrentaron las potencias
del eje (Alemania, Italia y Japón) y los aliados (Francia, Gran Bretaña, Estados
Unidos, China y Rusia, entre otros). Dos décadas después de terminada la
Primera Guerra mundial, Alemania dio comienzo a otra aún mas terrible, en la
cual se tienes como causas; la crisis financiera de 1929 y sus consecuencias
en la economía mundial; el fracaso de la Sociedad de las Naciones como
promotora de la paz en el mundo, el desconocimiento por parte de Alemania
del Tratado de Versalles, la crisis de las democracias liberales y su
enfrentamiento con las ideologías totalitaristas de Hitler con el Nazismo y
Mussolini con el Fascismo.

La guerra civil española: Como durante la republica española, de 1931 a


1936, no fue posible sentar las bases de un sistema político democrático, ni dar
solución al retraso económico del país ni a la situación de miseria que aquejaba
a la mayor parte de la población, e presenta como consecuencia un conflicto
civil entre 1936 y 1939 que comprendió antagonismos ideológicos entre la
izquierda y la derecha españolas, la intervención de países extranjeros,
violencia generalizada e implantación de la dictadura franquista.

El autor y su obra
La finalidad o intención del autor es dejar en la conciencia de cada lector; las
vueltas que puede dar la vida. Esta obra es todo un misterio, ya que hasta el
final, no se sabe por qué el nombre “Bodas de Sangre”; suceden hechos de
importancia que no se pueden entender sin haber leído el final,
específicamente cuando se escapan Leonardo y la novia para que luego en
una lucha contra el novio mueran los dos (Leonardo y el novio).
Es una obra de drama total, con personajes que dan a esta un énfasis mayor
para que así pueda ser comprendida y a la vez más entretenida.
En ella se pueden apreciar diferentes temas. Entre ellos encontramos a la
muerte, la vida, la avaricia, el amor, el materialismo, el destino, el temor, el
engaño.
Con todo esto el autor, García Lorca, le da a la obra una expectación de gran
interés, y con numerosos elementos nos muestra las cosas que suceden
comúnmente en la vida, pero que a veces las pasamos por alto.

Introducción
Aquí vuela tan alto el genio creador de García Lorca que la magnificencia de su
tragedia tiene alma, sentimiento, advocación por la tierra española. Hasta la
mismísima muerte adquiere en este drama una vuelta a los orígenes
ancestrales y una entrada a lo tutelar de la tierra madre.
Se analizarán diferentes aspectos y temáticas de Lorca teniendo en cuenta lo
anteriormente dicho, mostrando el clima de pasión contenida que se encierra
potencialmente tras la aparente calma de un pueblo campesino. Donde los
personajes presentan un agudo sentimiento de honra y la imposibilidad de
comunicarse engendrando tragedias que escapan a su control.
Desarrollo
Marco referencial
 Geográfico: un pueblo de labradores de Andalucía.
 Histórico: su época se vuelve imprecisa ya que debido a la tradición de
la campiña Española las costumbres y hábitos de sus habitantes se han
mantenido imperturbables.
 Social: personajes del ámbito campesino, aunque de distinta posición
económica.
 Espiritual: clima de violencia y de pasión, reprimida pero no olvidada.
Título
Resume el modo trágico y violento en que concluyen las bodas entre los
jóvenes novios, sin embargo, la palabra sangre reune otras
connotaciones: buena, casta pasión, venganza.
Género
Dramático (tragedia, las situaciones desembocan en una catástrofe
sangrienta). El autor ha cuidado los distintos aspectos de la
representación teatral: indicaciones escénicas, escenografía, vestimenta
y actitud de los personajes.
Organización del contenido
La obra se ajusta al esquema de las tragedias griegas clásicas
coincidiendo en este caso su estructura con la división interna en tres
actos:
I.Presentación del conflicto y de los hilos de la acción dramática.
II.Desarrollo y alcance del clímax de la tragedia.
III.Conclusión. Resolución irreversible del conflicto.
Temas
El principal es la muerte joven; es decir, la ruptura violenta y prematura
del ciclo vital natural: nacimiento- procreación- muerte.
Subtemas
 La venganza
 La honra
 La pasión
 El odio
 La fatalidad
 El dolor materno ante la pérdida de los hijos
 La soledad de la mujer sin hombre
 La murmuración y los comentarios solapados inevitables en la
vida de una aldea.
 El machismo presentado a través de la actitud de Leonardo
 La austeridad de la vida campesina y de su férrea devoción a las
costumbres ancestrales
 El papel de la mujer dentro de la estructura mental campesina:
sujeción a un solo hombre, la maternidad como hecho de la
valoración suprema, la virginidad como condición previa
indispensable para el matrimonio, actitud digna y fortalecida frente
al sufrimiento.
Las mujeres
Las mujeres en la vida real, fueron estimadas y defendidas por Federico García
Lorca. Un hombre sorprendentemente feminista, en el sentido de tomar
conciencia y evidenciar las distintas opresiones que padecían las mujeres de
todas las clases sociales.
Los personajes femeninos resultan simultáneamente victimarios y víctimas del
fundamentalismo impregnado de misógina, heredado en buena medida de la
iglesia católica oficial.
Aún en esas mujeres de ese tiempo, criadas a la sombra del prejuicio la
represión e incluso la denigración, Federico García Lorca supo advertir su
potencial y desplegarlo en su obra teatral, acaso identificándose con su
sensibilidad, con la marginación que sufría. Cuando se le preguntó por qué
había escrito tantas obras sobre personajes femeninos, respondió: “porque las
mujeres son más pasionales, racionalizan menos, son más humanas…”
Lorca utiliza estas figuras femeninas tanto para pasar información histórica
acerca de sus protagonistas, como para dar cuenta y opinión sobre sus
conductas.
En Bodas de Sangre, es una vecina la que hecha sombras sobre la madre de
la novia, sobre la propia novia y su relación adolescente con Leonardo.
Además, en esta obra de teatro va a aparecer una madre con peso propio,
sostenedora de reglas patriarcales. Instintivamente, sospecha de la novia; hay
un dato que pasa una vecina: la madre de la chica no quería a su marido. La
madre del novio, guardiana del lugar que corresponde a la mujer, aconseja a su
hijo: “que ella sienta que tú eres el macho, así lo aprendí de tu padre”. Una vez
consumada la tragedia, la madre manda a la esposa de Leonardo a envejecer y
a llorar.
“(Aparece la Novia. Trae las manos caídas en actitud modesta y la cabeza
baja)
“Madre: Con tu mujer procura estar cariñoso, y si la notas infatuada o arisca,
hazle una caricia que le produzca un poco de daño, un abrazo fuerte, un
mordisco y luego un beso suave. Que ella no pueda disgustarse, pero que
sienta que tú eres el macho, el amo, el que manda. Así aprendí de tu padre. Y
como no lo tienes, tengo que ser yo la que te enseñe estas fortalezas”
Personajes
Ninguno de los personajes de la tragedia se identifica con nombre propio, con
excepción de Leonardo; esto muestra sus caracteres casi prototipitos.
Principal:
La madre.
Es fuerte, honrada, decidida, dominante. Su dolor y su odio provienen de la
muerte temprana y violenta de sus hijos y su marido; nunca se lamenta de su
propia vejez y vive con naturalidad y alegría la posibilidad de su muerte
próxima, ya que considera haber cumplido su ciclo: ha vivido, procreado y
llegado a vieja en la plenitud de sus fuerzas. La relación de este personaje con
la idea de Madre-Tierra, es evidente; y el ambiente campesino en que se
desarrolla la tragedia contribuye a afianzar esta relación.
Secundarios:
 La Novia: tiene alrededor de 22 años y es muy hermosa. Reune todas
las cualidades femeninas de acuerdo con las pautas del medio: es
modosa, trabajadora, amasa su pan y cose sus faldas; acostumbrada a
la soledad, vive con su padre a diez leguas de la casa más cercana.
 El Novio: buen labrador, trabaja las tierras de su madre y quiere
entrañablemente a su prometida. Simple; confiado e ingenuo se ve
fatalmente envuelto en el desenlace trágico.
 Leonardo: excelente jinete, también joven y fuerte de pasiones
impetuosas, actúa con arrebato.
 El Padre: ya anciano, se muestra compasivo y amante con su única hija
tratando de suplir la ausencia de su esposa muerta hace años.
 La Mujer de Leonardo: es prima de la Novia; tiene un hijo pequeño y
sufre con dignidad los arranques de su marido.
 La Muerte: se la presenta como una mendiga que busca la complicidad
de la Luna para lograr sus objetivos.
 La Luna: aparece encarnada en un leñador de cara blanca. Esta idea de
representar físicamente a la luna como un leñador puede vincularse con
el tema principal de la tragedia: el leñador, por su oficio, es aquel que
cierra el ciclo vital. Que destruye la obra de la naturaleza. La oscuridad
protegía a los amantes y a la luna, al iluminar el terreno a pedido de la
Muerte, permite que los dos hombres se encuentren y se maten. El
leñador, como figura macabra, corta de golpe la simiente, la vida.

Los personajes de Bodas de sangre se organizan en dos grandes bloques


contra balanceados: La Madre, la Novia y la Mujer representan la femineidad,
mientras que el Padre, el Novio y Leonardo encarnan lo masculino. Esto no es
una simple división entre figuras masculinas y femeninas, sino que simbolizan,
dentro del ciclo vital, los elementos básicos para la procreación.
También Lorca vive como necesaria una revitalización del teatro nacional.
Considera que una manera de lograrlo es retornar a las fuentes: El Siglo de
Oro, que había despertado una adhesión tan entusiasta en las clases
populares.
De los clásicos españoles, toma muchos de sus temas y personajes: el
campesino, que se había transformado en el teatro realista del siglo XIX, en un
ser pintoresco y superficial. El campesino lorquiano, se inspira en el retrato, a la
vez profundo y estilizado, que realiza Lope de Vega (1562-1635), en obras
como “El caballero de “Olmedo” o “Fuenteovejuna”. Es un personaje
profundamente relacionado con las labores de la tierra, de acciones simples y
directas, pero con lenguaje que abunda en imágenes poéticas, surgidas de la
vinculación con aquella. Por ejemplo:
Madre:-Es que quisiera que ni a la viva ni a la muerta las conociera nadie. Que
fueran como dos cardos, que ninguna persona los nombra y pinchan si llega el
momento.”
Otro tema propio del teatro del siglo de oro es el honor, el cual aparece con
fuerza en “Bodas de Sangre”. Lo enuncia la Madre, cuando va a pedir la mano
de la novia para su hijo:
Madre:- “Mi hijo es hermoso. No ha conocido mujer. La honra más limpia que
una sábana puesta al sol.”
Aspectos temáticos (semiótica)
Una de las características fundamentales del estilo de Lorca es la constante,
variada y fecunda de comparaciones, metáforas y símbolos de hondo
contenido poético.
La mayoría de las comparaciones se realizan con elementos de tipo vegetal en
el acto II,
Durante las bodas, la Madre pregunta al Novio:
Madre:-¿Y tu mujer?
Novio:-Descansa un poco. ¡Mal día para las novias!
Madre:-¿Mal día? El único bueno. Para mi fue como una herencia. Es la
rotulación de la tierra, la plantación de árboles nuevos.
Las metáforas surgen a cada paso entrelazándose en algunos casos para
constituir una estructura metafórica mayor. A manera de ejemplo se consigna
aquí uno de los alcances poéticos que Lorca confiere a la luna, jugando con su
color plateado:
¡Tengo frío! Mis cenizas
De somnolientos metales,
Buscan la cresta del fuego
Por los montes y las calles.
Pero lleva la nieve sobre su espalda de jaspe,
Y me anega, dura y fría
El agua de los estanques.

“Concepción semiológica” Fernando del Toro


Bajo el concepto de productividad, el texto es percibido como algo dinámico
infinito, como reproductor de la lengua. Pero esta infinitud tiene un carácter
finito-contingente, debido a la doble naturaleza del texto, la oposición entre
feno-texto (fenómeno verbal –o escrito-tal como se presenta en la estructura de
un enunciado concreto) y geno-texto (se encarga de las operaciones lógicas
inherentes a la formación del sujeto de la enunciación)
El geno-texto forma las infinitas posibilidades de textualizacion y el feno-texto
es una de esas textualizaciones.
Intertexto: es la parte social o intersocial de la cultura y opera como un factor
acumulativo. Está relacionado a la noción de ideologema (se manifiesta en los
enunciados que asimila y los cuales remiten a otras practicas textuales o a
otros textos)
Según Dallenbach hay:
 Intertextualidad general: relaciones intertextuales entre textos de
distintos autores.
 Intertextualidad limitada: relaciones intertextuales entre los textos de un
mismo autor.
 Intertextualidad interna: relación de un texto consigo mismo.
 Autotextualidad: es una intertextualidad interna.
 Intertextualidad histórica i ínter textos históricos ficcionalizados.
 Intertextualidad literaria o ficticios vueltos a recodificar.
 Intertextualidad social y cultural: televisión, noticias, periódicos.
Un ejemplo de intertextualidad social y cultural se puede observar en esta nana
española:
“…nana, niño, nana del
Caballero grande que no
Quiso el agua…”

Además, se puede evidenciar la intertextualidad mayor, origen de “Bodas de


Sangre”
Lorca lee en un artículo policial que le ofrece la historia seminal de “Bodas de
Sangre”, obra estrenada el 9 de marzo de 1933. La noticia documenta un
trágico casamiento en los campos de Níjara; ésta se basa en la muerte de dos
pretendientes de una novia en su noche de bodas; al autor le llamó la atención
esta historia por su gran similitud con la tragedia clásica: la sociedad y el orden
establecido por ella. De esta crónica, descartara ciertos elementos y elegirá
otros, en función de lograr un mayor clima dramático y de plasmar su propia
simbología
(no puedo publicar la imagen, no sé por qué, ténganme
paciencia)
Otro de los elementos más evidentes de la Intertextualidad, entendida como
dialogo de textos, es la cita. Las citas son, la presencia de un texto en otro
texto. La palabra proviene del latín citare, que significa “llamar, convocar, poner
en movimiento”. Cuando se citan palabras de otro (en forma exacta o
parcialmente modificada, de modo consciente o inconsciente), no hace sino
repetirlas, y así las hace presentes; pero esto se produce de una manera
distinta ya que se reiteran de manera fragmentaria y en un nuevo contexto. Por
lo tanto, la palabra citada pone en movimiento nuevos sentidos y despierta en
el lector resonancias de otros contextos, que puede reforzar o contradecir.
En “Bodas de Sangre” la cita mantiene una identidad con el texto citado: ambos
se emplean en circunstancias similares con algunas variantes; pero expresan
un mismo sentido y emparientan así la obra con la tradición nacional que el
autor voluntariamente convoca.
Por otra parte, el símbolo es un representante cuyo carácter representativo
consiste precisamente en que es una regla que determinará su interpretante.
En el teatro, el símbolo es interpretado, en cambio el icono y el índice son tan
solo reconocidos. Estos tres signos constituyen, la forma de semiósis que
caracteriza esencialmente el teatro.
Con el propósito de analizar las formas de simbolizar en el espectáculo teatral,
se establecerá una distinción entre símbolos visuales y símbolos verbales.
Los símbolos visuales son esencialmente los principales en una obra de teatro,
en cambio los símbolos verbales representan una función secundaria. El
símbolo verbal se constituye por el empleo del lenguaje, el cual por la
reiteración de ciertos enunciados comunica o más bien connota un sentido que
trasciende un nivel meramente denotativo.
En “Bodas de Sangre” todo el lenguaje es altamente metafórico, lo cual obliga
al espectador a buscar la connotación oculta.
A continuación se presentaran diversos símbolos de los cuales algunos tendrán
un significado meramente tradicional.
 Azahar: es un símbolo tradicional de la pureza y de la boda:

“Criada- El azahar te lo voy a poner desde aquí, hasta aquí, de modo que la
corona luzca sobre el peina (le prueba el ramo de azahar).
Novia (se mira al espejo)- Trae (coge el azahar y lo mira y deja caer la cabeza
abatida)
Criada-¿Qué es esto?
Novia- Déjame
Criada-No son horas de ponerse triste (animosa) Trae el azahar (la novia tira el
azahar). ¡Niña! ¿Qué castigo pides tirando al cielo la corona? ¡Levanta esa
frente! ¿Es que no te quieres casar? Dilo. Todavía te puedes arrepentir. (se
levanta)
 Caballo: suele estar relacionado con el instinto y con la muerte. También
representa la potencia masculina.
 Colores:
-Amarillo: Vejez, desengaño, amargura.
-Azul: inocencia, ilusión, esperanza. También es el color hombre,
contrapuesto al rosa que identifica a la mujer.
-Blanco: pena, tristeza, pureza. Es también el color de Andalucía
-Negro: muerte
-Rojo: pasión, símbolo de la sangre derramada, amor
-Verde: frustración, esterilidad y muerte
 Cuchillo: con la navaja y el puñal, el cuchillo es un instrumento de
sacrificio. Se relacionan desde temprano en la poesía de Lorca con una
muerte “de frente”, trágicamente hermosa, y que no se puede evitar.
“Mendiga- Ilumina el chaleco y aparta los botones,
que después las navajas ya saben el camino”
“Madre
Vecinas: con un cuchillo
con un cuchillito,
En un día señalado, entre las dos y las tres,
se mataron los dos hombres del amor.
Con un cuchillo,
con un cuchillito
que apenas cabe en la mano.
pero que penetra fino
por las carnes asombradas
y que se para en el sitio
donde tiembla enmarañada
la oscura raíz del grito.
Madre- (Entre dientes y buscándola) La navaja, la navaja… Malditas sean
todas y el bribón que la inventó.
Novio-Vamos a otro asunto.
Madre-Y las escopetas, y las pistolas, y el cuchillo mas pequeño, y hasta las
azadas y los bieldos de la era.
Novio- Bueno.
Madre- Todo lo que puede cortar el cuerpo de un hombre. Un hombre hermoso,
con su flor en la boca, que sale a las viñas o va a sus olivos propios, porque
son de él, heredados…
Novio- (Bajando la cabeza) calle usted
Madre- …y ese hombre no vuelve. O si vuelve es para ponerle una palma
encima o un plato de sal gorda para que no se hinche. No sé como te atreves a
llevar una navaja en tu cuerpo, ni como yo te dejo a la serpiente dentro del
arcón.
Madre- Cien años que yo viviera no hablaría de otra cosa. Primero, tu padre,
que me olía a clavel y lo disfrute tres años escasos, luego tu hermano ¿y es
justo y puede ser una cosa pequeña como una pistola o una navaja pueda
acabar con un hombre, que es un toro? No callaría nunca. Pasan los meses y
la desesperación me pica en los ojos y hasta en las puntas del pelo”.
*Plantas:
 Adelfa: simboliza amargura y mal humor
 Naranja: tiene, de acuerdo con la tradición popular, connotación
amorosa

*Flores:
- Clavel: representa la pasión del hombre.
- Rosa: simboliza a la mujer, y el carácter efímero de su
juventud y belleza
*Luna: divinidad del firmamento que exige sacrificios y se encarna,
generalmente, en figuras femeninas. No es la muerte misma, sino su
mensajera.
*Metales: la plata, el bronce y el estaño son símbolos de la muerte.
“Leñador1-¡Hay, luna sola! ¡Luna de las verdes hojas!
Leñador2- Plata en la cara de la novia”
“Luna-La luna deja un cuchillo abandonado en el aire, que siendo acecho de
plomo quiere ser dolor de sangre…”
*Río: se identifica con el impulso sexual.
“Criada (Arreglando en une mesa copas y bandejas)
-Giraba,
giraba la rueda
y el agua pasaba.
Porque llega la boda,
que se aparten las ramas
y la luna se adorne
por su blanca baranda”
*La sangre: tiene varios significados: p, casta, reproducción sexual,
sexualidad, fin de la virginidad.
“Leñador2- El cuerpo de ella era para él y el cuerpo de él para ella
Leñador3- Los buscan y los mataran
Leñador1- Pero ya habrán mezclado sus sangres y serán como dos cantaros
vacíos, como dos arroyos secos”
“Leñador1- Se estaban engañando uno a otro y al fin la sangre pudo más
Leñador3- ¡La sangre!
Leñador1- Hay que seguir el camino de la sangre
Leñador2- Pero sangre que ve la luz se la bebe la tierra
Leñador1- ¿y que? Vale más ser muerto desangrado que vivo con ella podrida”

Criada-Por que el novio es un palomo


con todo el pecho de brasa
y espera el campo el rumor
de la sangre derramada…”
*serpiente: deseo prohibido o incestuoso.
*Tierra: tiene varios simbolismos. Es el monstruo que necesita de los sacrificios
humanos, y se identifica con la mujer en tanto simboliza la riqueza y el principio
de la vida.
*Toro. Símbolo de Andalucía, rodeado de poder y belleza. Es un animal
mágico y grandioso. Representa también la fuerza del barón, su virilidad y
belleza.

Este dialogo expresa diversos símbolos esenciales para la literatura del autor:
“Madre- Cien años que yo viviera, no hablaría de otra cosa. Primero tu padre
que me olía a clavel y lo disfruté tres años escasos. Luego, tu hermano ¿Y es
justo y puede ser que una cosa pequeña como una pistola o una navaja puede
acabar con un hombre que es un toro?...”
Conclusión
A lo largo de la lectura se ha ido tejiendo una red de referencias, coincidencias
y relaciones. ¿Acaso un texto, cuyo origen latino textum significa “tejido”, no es
otra cosa que una red?. No se trata de un todo lineal, con un principio y un fin,
sino de una multiplicidad de significaciones que, como una red, tiene múltiples
hilos. Por eso, la lectura se convierte, para el lector, en una búsqueda de
sentidos.
Lorca imagina la vida de los campesinos andaluces, seleccionando de las
muchas imágenes recogidas y de las experiencias vividas, aquellas que mejor
expresan la esencia del lugar, para luego transformarlas en escenario y
personaje de sus obras.
En esta obra teatral se presenta en todo su notable virtuosismo de escritura y
tema, que lleva a sus parlamentos y a sus escenas las realidades vivas y
legendarias de su tierra.
En sus lecturas publicas o privadas de este texto teatral o en su exitoso estreno
(Compañía de Lola Membrives) en Buenos Aires, su obra dejó esa expresiva y
motivadora comunicación escénica y arrebatador contagio de humanos
sentimientos.
Tema y lenguaje “donde la belleza y el horror, lo inefable y lo repugnante vivan
y se entrechoquen en medio de la más candente alegría”