Está en la página 1de 5

UNIVERSIDAD COOPERATIVA DE COLOMBIA

FACULTAD DE PSICOLOGÍA

CASO CLINICO GREG

ESTUDIANTES
KAREN NATALIA CAMPOS GUIO
LUISA FERNANDA GIL OVALLE
SHEILYN SHEYEN MENDOZA DUARTE
LUISA FERNANDA MOREA FLÓREZ

CURSO
4B

BOGOTÁ D.C
MARZO 2019
CASO DEL ÚLTIMO HIPPIE.

1. Descripción general del paciente

Greg F. es un paciente de veinticinco años, nació en Queens en la década de los


cincuenta, era un joven con talento para escribir canciones. En 1968 decidió abandonar
la universidad, y dejar a sus padres, su hogar, y se fue a vivir a Village, donde se unió a
la cultura de la droga del East Village, con la intención de buscar la libertad interior o
una conciencia superior como muchos otros.
En 1969 decidió dejar de tomar acido y encontró que la exaltación religiosa,
reemplazaba su éxtasis. Durante el segundo año con los Krishna, Greg aquejaba que
cada día veía más borroso; por petición de los padres, el templo accedió a que se
marchara de allí para ser ingresado en el hospital, examinado y trasladado a
neurocirugía.
Las exploraciones cerebrales revelaron un enorme tumor en la línea media que destruía
la glándula pituitaria, el quiasma óptico y zonas adyacente, extendiéndose por ambos
lados hacia los lóbulos frontales y alcanzando además los lóbulos temporales y el
diencéfalo. En cirugía encontraron un tumor benigno, clasificado como meningioma.
El daño cerebral a causa de este tumor repercutió en su dificultad para recordar, aunque
los cirujanos pudieron extirparlo casi completamente, no pudieron reparar el daño ya
causado. Greg no se encontraba sólo ciego, sino gravemente incapacitado neurológica y
mentalmente, presenta un grado extremo de desorientación y confusión, dificultad para
recordar sucesos relevantes; su inexpresividad e indiferencia tenían orígenes múltiples,
hubo aumento de peso y perdida de vello en el cuerpo, perdió la facultad de observar
atenta e inteligentemente (lentitud en la actividad mental) y del mismo modo su nivel de
agresividad disminuyó por lo que se explica su anormal sumisión y placidez.
La memoria de este paciente se interrumpía en los años sesenta, estaba atrapado y no
podía avanzar, a partir de allí queda encajado en su pasado, que él toma, ve y siente
como su presente; sin embargo, tenía una respuesta favorable a la música, lo conmovía
hondamente, era capaz de aprender cancioncillas con facilidad y si era estimulado por
sonidos (especialmente música) a su alrededor, Greg “volvía en sí”, “despertaba” de una
manera asombrosa.

2. Realice un cuadro comparativo en donde identifique los factores del sujeto y los
factores de la lesión.
Factores del Sujeto Factores de la lesión

 Le gustaba la música Rock en especial  Visión borrosa y en aumento.


Grateful Dead.  Constantemente sonreía.
 Mantenía el cabello largo.  Cefaleas
 Creció en la década de los 50  En algunas situaciones se sumía en una
 Nació en un hogar de Queens especie de aturdimiento.
 Era un muchacho atractivo y talentoso  Incapacidad neurológica y mental.
para escribir canciones.  Hacia comentarios inadecuados y
 Se interesó por la cultura de droga de mostraba pocas emociones profundas de
East Village. ningún tipo.
 Le gustaba drogarse al asistir a un  Desorientación.
concierto.  Perdida de interés por lo que sucedía a su
 Era buen estudiante. alrededor.
 Enérgico y tenaz a la hora de ejecutar sus  Negaba su condición.
planes de actuación.  Incapacidad para registrar nuevas
experiencias.
 Amnesia retrógrada y anterógrada.
 Imberbe infantil en sus gestos
 Carecía de Espontaneidad

3. Análisis de la etiología del daño cerebral (Qué tipo de estructuras comprometió y la


función de estas)

Este tumor benigno o meningioma ubicado en la línea media destruyó la glándula


pituitaria y el quiasma óptico (cruce de fibras mediales de los nervios ópticos, ubicado
en la fosa cerebral anterior, delante de la silla turca) del cerebro del paciente; se extendió
hacia ambos lados de los lóbulos frontales, en la parte ventral alcanzaba los lóbulos
temporales junto con el diencéfalo o cerebro anterior.

Por con siguiente, se comprometieron las estructuras del lado interno o medio de los dos
lóbulos temporales (en particular el hipocampo y su corteza adyacente) áreas cruciales
en la formación de los recuerdos. El buen humor desataba el síndrome orbito frontal,
además de la pérdida de regulación afectiva, no presentaba una integración de
información interna ni exteroceptiva.

En la región rostral o anterior del cerebro se desencadena la desinhibición (liberación de


algo animal o infantil, lo que lo convierte al paciente en esclavo de sus caprichos e
impulsos inmediatos), la apatía, indolencia, lentitud de la actividad mental, cambios
definitivos en la personalidad, perdida del autocontrol, dificultad para concentrarse y la
sensación.
El diencéfalo, otra de las áreas afectadas, se conforma de cuatro estructuras importantes
para el buen funcionamiento del cerebro. En este caso se vio principalmente afectado el
hipotálamo y el tálamo; el primero es responsable del mantenimiento de variables
fisiológicas a un nivel equilibrado, a continuación, se mencionarán aquellas que se
vieron afectadas en el paciente:

 Controla la secreción de hormonas sexuales.


 Regula conductas motivacionales (hambre, sed, conducta sexual, etc.).
 Controla ritmos circadianos (sueño-vigilia).
 Coordina e integra todas las respuestas físicas (autonómicas, hormonales y esqueleto
motores) cuando hay cambios emocionales.
 produce la expresión física de la emoción.

4. ¿Cuáles fueron las secuelas físicas y psicológicas del daño cerebral?

Entre las secuelas fisiológicas encontramos las extremidades débiles y espásticas, sobre
todo en el lado izquierdo y las piernas. Era incapaz de sostenerse en pie por sí solo, sus
ojos mostraban una atrofia óptica completa (ceguera total). El aumento de peso latente y
calvicie.

Las secuelas psicológicas contienen inexpresividad, amnesia inmediata (incapacidad de


recordar una lista de palabras) no tenía noción de lo siguiente y carecía de esa ávida y
ansiosa tensión de la anticipación y de la intención. Su lenguaje era incoherente. Incapaz
de retener o concebir una identidad en el tiempo. Pérdida de la memoria episódica, sin
embargo, su memoria sistémica no había sido dañada. Su capacidad para adquirir
información sobre hechos y sucesos nuevos quedaba aniquilada. El paciente indica una
disminución de la agresividad y la seguridad regidas por las hormonas, de aquí su
anormal sumisión y placidez.

Sus funciones básicas tales como, sueño, apetito y libido, estaban en un nivel muy bajo,
no tenía o expresaba un deseo sexual; no pensaba en comer, ni expresaba deseo en
hacerlo a menos de que le llevaran la comida, parecía existir solo en el presente, solo en
respuesta a la inmediatez de los estímulos a su alrededor. Presentaba inactividad mental.

Adicional tenía síntomas del síndrome de dependencia ambiental, elementos infantiles


primitivos y traviesos, perdida de su propia identidad, nunca se encontraba de mal
humor y cuando los demás lo estimulaban él se mantenía alegre y eufórico. A causa de
algunos síntomas y signos ya mencionados en relación con la memoria se concluye que
la lesión generó una amnesia psicógena.
Referencias:

 Bear, M.F.; Connors, B.W. i Paradiso, M.A. (1998). Neurociencia: explorando el


cerebro. Barcelona: Masson-William & Wilkins España.
 Diamond, M.C.; Scheibel, A.B. i Elson, L.M. (1996). El cerebro humano. Libro de
trabajo. Barcelona: Ariel.
 Guyton, A.C. (1994) Anatomía y fisiología del sistema nervioso. Neurociencia
básica. Madrid: Editorial Médica Panamericana.
 Nelson, R.J. (1996) Psico endocrinología. Las bases hormonales de la conducta.
Barcelona: Ariel.
 Netter, F.M. (1987) Sistema Nervioso, Anatomía y Fisiología. A Colección Ciba de
Ilustraciones Médicas (volumen 1) Barcelona: Salvat.
 Nolte, J. (1994) El cerebro humano: introducción a la anatomía funcional. Madrid:
Mosby-Doyma.