Está en la página 1de 6

Había una vez en un reino llamado la eterna primavera, vivía una hermosa joven

llamada Bela, tenía muchos bienes, dinero, era increíblemente rica, su belleza tenia a
más de uno embrujado, pero ella sabía que realmente no la amaban por lo que era si
no por lo que ella tenía y así conseguir sus riquezas, estatus y bienestar, pero a pesar
de todo lo que poseía Bela no era feliz.
Ella era una persona de carácter fuerte, nada le gustaba, nada la hacía sentir bien, era
tanta su insensibilidad que en todo el reino de la eterna primavera se rumoraba que
nunca se casaría, por mucho dinero que tuviera, no había príncipe que soportara tanto
desprecio y su actitud arrogante.
La princesa, todos los días salía en su carruaje al jardín botánico para disfrutar de los
hermosos paisajes que allí había, caminaba descalza sobre el césped y su nana siempre
la cuidaba con mucho esmero por órdenes del rey musafa, pues ella era huérfana su
madre había muerto por causa de un hechizo de la bruja Morgan, esta toda su vida
había vivido enamoada del padre de Bela y aspiraba que al morir la reina Leticia, ella
ocuparía ese lugar y que el corazón del rey seria únicamente de ella, pero con lo que
ella no contaba es que Bela se volvió la razón de ser de su vida, vivía para ella, veía a
través de sus ojos porque decía que cada paso de su hija era un recuerdo de su madre
el cual amo con toda su alma.
Morgan tenia su castillo en el pueblito paisa, desde allí podía ver todos los
acontecimientos que pasaban en el castillo real y alimentaba día tras día un odio brutal
contra Bela porque le había arrebatado el amor de su vida y no soportaba la hermosura
de bela y quería alcanzar su belleza
un dia llevada por su odio y amor enfermizo decidio convocar a todas las brujas de
aquella ciudad para y hacer un echizo tan grande y fuerte contra Bela que nadie pudiera
salvarla, pero no sabia que hacer ni como hacerlo pues no se consideraba tan poderosa
para los planes que ella quería, asi pues que llego de Manrique la bruja Blair poderosa
en plagas, alis, de Boston preparaba los mejores bebedizos de la región, salem la mas
temida y mejor de todas era la autoridad de las brujas en todo el reino, ella vivía en el
salvador porque se creaia la salvadora de todas las brujas cuando estaban en
problemas, asi estas cuatro mujeres decidieron planear un plan Maquiavelo en contra
de la princesa.
Decidieron que bela, nunca seria feliz, que viviaria tan triste que todo lo que ella tocara
se volveria gris, que jamas conocería el amor y que su pueblo no la amaría ni la
aceptarían como reina, esto explicaba el carácter de la princesa.
Lo único que bela tenia era su fiel amigo Ares, su perro y su mejor compañía, con el
pasaba oras en las orillas del rio medellin, viendo correr el agua y como y como aquellas
ranitas eran mas felices que ellas y que ya habían encontrado el tan anhelado amor.
Pero a pesar de todo su padre seguía amándola como el primer dia que la tuvo en sus
brazos, su amor crecia dia tras dia, tanto que no sabia que hacer para ver ver feliz a su
hermosa pero amargada hija.
El rey preocupado por la soledad de su hija decide hacer una fiesta e invita al
gobernador, al alcalde Federico, sus hijos y la esposa con el fin de que su princesa
pudiera fijarse en uno de los hijos de tan honorable alcalde, pero fui inútil porque los
hijos de Federico se pelearon en plena comida por quien de ellos se quedaría con la
princesa, lo cual molesto en gran manera a bela y muy enojada se retiro a su habitación,
el rey sentía que una vez mas había fallado el plan, pero esto lo motivaba cada vez mas
a planear algo mejor cada dia y no descansaría hasta ver a su hija feliz.
Con todo esto bela esperaba que algún dia alguien pudiera amarla, nadie se acercaba
al castillo y mucho menos intentaban ver a la princesa, ya que los pocos osados que lo
habían hecho, habían perdido en el intento por conquistarla.
A pesar de la mala suerte de la princesa un dia decide caminar con su perro por todo
junin encontrándose con la gran sorpresa que su perro había encontrado el amor una
perrita muy linda de ojos grandes y peludas, esta sale corriendo y ares de tras, la
princesa corre tras ellos llegando a un lugar jamas imaginado, era un lugar mágico,
parecía un reino perdido dentro de la ciudad el cual ella nunca había explorado, habían
animales de todo tipo, las flores expedían sus aromas como tal perfume de sándalo y
jazmin, pero pasaba algo increíble los animales se acercaban a ella sin ningún temor y
esto enternecio el corazón de la princesa, estando allì sin darse cuenta la observaba
detenidamente la señora leona con su esposo el león el rey de ese lugar llamado
santafe.
La señora leona se compadece de la tristeza que ve en el corazón de bela porlo que
decide acercarse a ella pero bela cuando la ve sale corriendo y se esconde tras un arbol,
ella le dice no tengas miedo, quiero ayudarte! Conozco tu vida y la de tu padre musafa,
se que Morgan junto con otras brujas te hicieron un hechizo para nunca conozcas el
amor. Bela preocupada sale de su escondite y abraza a la señora osa y llora
amargamente. La osa le dice te voy a ayudar, yo soy tu ada madrina y no estas aquí por
casualidad, todo tiene su ta conozcas el amor. Bela preocupada sale de su escondite y
abraza a la señora osa y llora amargamente. La osa le dice te voy a ayudar, yo soy tu
ada madrina y no estas aquí por casualidad, todo tiene su tiempo y tu hora de ser feliz
ya ha llegado y el sufrimiento de tu padre esta apunto de terminar, pero tu debes ser
muy obediente a todo lo que te mande.
Al terminar de hablar la señora osa, un viento fuerte y frio recorrio todo el lugar, bela
cerro sus ojos a todo aquello tan extraño y que no entendia, pero cuando los abrió se
encontró con una hermosa mujer su ada madrina que su madre había enviado para
socorrer a su pequeña y adorada hija.
El ada madrina le dijo: ve y publica que te casaras con alguien que te lleve el regalo mas
valioso, tierno y sincero a la vez, a ella esto le parecio una locura pero su ada madrina
incistio tanto que la convencio a pesar de su mal genio.
Al llegar al castillo le conto a su padre lo sucedido este se lleno de tanta alegría porque
podría funcionar y asi romper el hechizo de Morgan, lo cual empezaron a preparar el
plan.
El castillo se lleno de flores y regalos de todos los tipos y colores, cartas de amor
incomparables y de poetas enamorados, logro sacar una sonrisa a la princesa una carta
que decía “ No puedo existir sin ti, Me has absorbido. Tengo una sensación en el
momento actual como si me disolviese. Seria exquisitamente desgraciado sin la
esperanza de verte pronto” esto motivo aun mas al rey al seguir con el plan porque su
bella hija había olvidado que era reir,
Y entre todos aquellos regalos magnificos, descubrió una piedrecilla, insignificante de
color marron, del aspecto y desagradable a los ojos de la princesa. Pero justamente eso
llamo su atencion porque quien se atrevería a semejante burla, por lo cual su padre
ordeno que se llevara a quien había hecho esto, a pesar de ello, bela sentía gran
curiosidad pero mostro estar muy disgustada, cuando apareció un joven opuesto, alto
de espalda ancha y dijo fui yo señor, esa piedra representa lo mas valioso que hos
pueda regalar. Princesa es mi corazón y también mi piedra es sincera porque aun mi
corazón no es vuestro y es duro y firme como esa roca, solo cuando se llene de amor
se hablandara y será mas tierno como ningún otro con la seguridad de tu amor.
El joven se marcho con pasos firmes y seguros, dejando a la princesa encantada,
sorprendida y con una sensación en su pecho que jamas había sentido por alguien, el
rey sorprendido por ver el estado en que estaba su hija se maravillo.

Hubo una vez una princesa increíblemente rica, bella y sabia. Cansada

de pretendientes falsos que se acercaban a ella para conseguir

sus riquezas, hizo publicar que se casaría con quien le llevase el regalo

más valioso, tierno y sincero a la vez. El palacio se llenó de flores y

regalos de todos los tipos y colores, de cartas de amor incomparables y

de poetas enamorados. Y entre todos aquellos regalos magníficos,

descubrió una piedra; una simple y sucia piedra. Intrigada, hizo llamar

a quien se la había regalado. A pesar de su curiosidad, mostró estar

muy ofendida cuando apareció el joven, y este se explicó diciendo:


- Esa piedra representa lo más valioso que os puedo regalar,

princesa: es mi corazón. Y también es sincera, porque aún no es

vuestro y es duro como una piedra. Sólo cuando se llene de amor se

ablandará y será más tierno que ningún otro.

El joven se marchó tranquilamente, dejando a la princesa sorprendida y

atrapada. Quedó tan enamorada que llevaba consigo la piedra a todas

partes, y durante meses llenó al joven de regalos y atenciones,

pero su corazón seguía siendo duro como la piedra en sus manos.

Desanimada, terminó por arrojar la piedra al fuego; al momento vio

cómo se deshacía la arena, y de aquella piedra tosca surgía una

bella figura de oro. Entonces comprendió que ella misma tendría que

ser como el fuego, y transformar cuanto tocaba separando lo inútil de lo

importante.

Durante los meses siguientes, la princesa se propuso cambiar en el

reino, y como con la piedra, dedicó su vida, su sabiduría y sus

riquezas a separar lo inútil de lo importante. Acabó con el lujo, las

joyas y los excesos, y las gentes del país tuvieron comida y libros.

Cuantos trataban con la princesa salían encantados por su carácter y

cercanía, y su sola prensencia transmitía tal calor humano y

pasión por cuanto hacía, que comenzaron a llamarla cariñosamente

"La princesa de fuego".

Y como con la piedra, su fuego deshizo la dura corteza del corazón del

joven, que tal y como había prometido, resultó ser tan tierno y justo que

hizo feliz a la princesa hasta el fin de sus días


Pedro Pablo Sacristán
¡Vamos a trabajar el cuento, ahora que aún está fresco!
Un minuto para pensar...
¿Qué crees que es lo que le gustó a la princesa del joven del cuento?

Este dice al principio que su corazón aún no pertenece a la princesa

¿crees que tenía algún motivo para quererla? ¿Por qué crees que

termina queriéndola? ¿Se te ocurre alguna forma de conseguir que los

demás te quieran más?

Una buena conversación


A cualquier niño le encanta oír hablar a sus padres sobre su historia de

amor. Aprovecha este cuento para contarle a tu hijo cómo os conocísteis

y qué es lo que más os gustó de cada uno. Aprovecha para explicarle

que los más importante no es el principio, sino todo lo que sigue

después.

¿Y si pasamos a la acción?
Una de las mejores formas de desarrollar una afectividad sana es

aprender a admirar la bondad y las buenas personas. Para

reforzar este hábito os invito a crear un álbum de Princesas y

Príncipes de Fuego. La idea es ir llenándolo con fotografías de

personas dignas de admirar por su bondad, junto con unas líneas

que expliquen el motivo. Cuanto menos famosos y más cercanos,

mejor.
El encantamiento que pesaba sobre la princesa desapareció y ya podía salir del castillo cuando
gustase. No sería nunca más la princesa encantada y podría contraer matrimonio con el caballero,
algo que ambos hicieron de inmediato, para vivir felices por el resto de sus vidas.