Está en la página 1de 152

ALMAS ÍNDIGO

El nuevo ser humano


KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

ALMAS ÍNDIGO
El nuevo ser humano

¿Eres un alma índigo y no lo sabes?

¿Tus niños lo son?

EDITORIAL DUNKEN
Buenos Aires
2004
Davidson, Ritama
Almas índigo: El nuevo ser humano /
Ritama Davidson y Kabir Jaffe.
1° ed. Buenos Aires, Dunken, 2004
152 p. 23x16 cm.
ISBN 987-02-0930-0
1. Psicología I. Jaffe, Kabir. II. Título
CDD 150

Traducción: Verity Anna Sleigh - Mirta Llena Alarcón

Impreso por Editorial Dunken


Ayacucho 357 (C1025AAG) - Capital Federal
Tel/fax: 4954-7700 / 4954-7300
E-mail: info@dunken.com.ar
Página web: www.dunken.com.ar

Hecho el depósito que prevé la ley 11. 723


Impreso en la Argentina
© 2004 Ritama Davidson - Kabir Jaffe
ISBN 987-02-0930-0
Dedicatoria

A todas ustedes, almas refinadas y visionarias,


apoyando su coraje de venir a esta Tierra para ayudar
a hacer de ella un planeta más luminoso.
El material de estas charlas fue desarrollado por Kabir Jaffe y Ritama
Davidson.

Kabir dio estas charlas en Francfort, Alemania en el verano de 2003.


PREFACIO

Una nueva clase de persona está encarnando ahora; es casi “un


próximo paso” en el progreso de la humanidad. Cargan energías,
paradigmas, formas de pensar y sentimientos diferentes. El nombre
“almas índigo” viene de la percepción de los clarividentes que pueden
ver el aura. Ellos observan que en estas nuevas almas, el color índigo
es prominente.
El índigo es el color del tercer ojo. Estas nuevas almas tienen una
gran actividad en su tercer ojo.
En nuestro trabajo, liderando seminarios de autodesarrollo alrede-
dor del mundo, nos encontramos con miles de almas índigo adultos.
Pero muy pocos saben que son almas índigo. Y la mayoría está, en
consecuencia, luchando, porque son diferentes.
Frecuentemente se sienten solos, separados y no comprendidos.
Tienen una profundidad de pensamiento y sentimiento que es diferente
a aquellos que los rodean.
Son más sensibles de lo habitual, de manera tal que cosas que no
molestan a otros, a ellos los perturban más fácilmente.
Ellos cargan con nuevas esperanzas, visiones y aspiraciones que
los hacen anhelar “algo más”.
Lo que los hace sentir limitados, y a menudo abusados, es aquello
que se considera “normal” en el mundo.
Si algo de lo antedicho te habla a ti, entonces, seguramente, eres
un alma índigo.
Este libro es para ayudarte a entender más claramente quién eres,
qué estás cargando dentro de ti y qué estás llamado a hacer con ello.
LÍNEA DE TIEMPO DE LAS ALMAS ÍNDIGO

Las almas índigo son parte del próximo paso evolutivo. Éste es el
resultado de una nueva era astrológica que está comenzando, la era de
Acuario. Una era se extiende aproximadamente por dos mil años.
Al final del período de una era hay un tiempo de coincidencia,
cuando la era anterior (Piscis) y la nueva era (Acuario) se encuentran
presentes al mismo tiempo. Estamos en ese período ahora. Esto trae
desafíos y oportunidades excepcionales.
La primera ola de llegada de las almas índigo se denomina “rompe-
hielos”. Comenzaron a llegar a mediados del año 1700. Trajeron las
primeras etapas de las nuevas energías. Marcaron el comienzo de la
revolución industrial, la electricidad, el gran movimiento del pensa-
miento científico y los nuevos ideales de libertad. Estas almas, a menu-
do, tienen muchas dificultades, ya que la cultura en la que han encarna-
do está cristalizada y afianzada en patrones del pasado.
Sus energías, ideas y formas de ser están enfrentadas con estos
patrones.
Los índigos que están encarnando últimamente, llegan a una cultura
en transición (el período actual, desde los años ’60). Hay muchos cam-
bios; lo nuevo está empezando a mostrarse, pero lo viejo sigue aún
presente. Es un tiempo de revolución cultural. Continúan aún muchos
desafíos para ti como alma índigo, porque eres “diferente”.
Tu vida interior tiene que ver con “lo nuevo”, pero la capa exterior
de tu personalidad y sus pensamientos y sentimientos correspondientes
han sido esculpidos por tus padres, escuela y sociedad, que cargan
mucha de la vieja energía. De manera que eres un alma índigo, en una
personalidad pisciana. Esto te crea una lucha interior, ya que lo viejo y
lo nuevo están presentes en ti simultáneamente.
12 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Estás aquí para construir algo nuevo. Cargas energías y paradigmas


de una nueva etapa, de una nueva humanidad y civilización.
Escuchas un llamado y un propósito: crear un cambio. Eres un
constructor y un ser que manifiesta lo nuevo.
Una gran parte de la creación de lo nuevo ocurre dentro de tu
propia conciencia, y seguirá ocurriendo en la medida en que trabajes
con los patrones de lo viejo en ti y te transformes en el nuevo ser
humano en todos los niveles de tu psiquis.
El material de este libro te ayudará.
¿ERES UN ALMA ÍNDIGO?

Algunas de las características:


9 Tienen gran inteligencia, aunque pueden no expresarlo “normal-
mente”; por ejemplo, en la escuela.
9 Son creativos y disfrutan haciendo cosas.
9 Necesitan entender –siempre preguntan por qué–, especialmente
cuando se les pide que hagan algo.
9 Pueden tener dificultades en la escuela con el control, aprendizajes
repetitivos, etcétera.
9 A menudo, son rebeldes y resisten a la autoridad, aunque pueden no
animarse a expresarlo.
9 Pueden haber sentido depresión existencial, desesperación e impo-
tencia –pueden sufrir preguntándose: “¿Por qué estoy aquí?”–.
9 Tienen dificultades con lo mundano, con trabajos sin importancia y
especialmente con estructuras de autoridad jerárquica.
9 Prefieren esfuerzos de cooperación, posiciones de liderazgo o tra-
bajar solos.
9 Sienten una profunda empatía con los demás, pero en general, no
toleran la estupidez.
9 Pueden ser extremadamente sensibles emocionalmente, pueden llorar
por cualquier cosa (sin tapar sus emociones). O pueden ser lo opues-
to, no mostrar la emoción (taparla totalmente).
9 Pueden tener problemas con la ira.
9 Pueden tener problemas con los sistemas que consideran obsoletos
o ineficaces, por ejemplo: sistemas políticos, educativos, médicos y
legales.
9 Son ajenos o están enojados con la política –sienten que su voz no
es tenida en cuenta y que el resultado realmente no importa–.
14 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

9 Sienten frustración o rechazan el “sueño tradicional”: carrera profe-


sional, casamiento, hijos, casita con jardín, etcétera.
9 Se enojan al sentir que no tienen derechos; sienten miedo o enojo
por lo que en una época representó el control, a través de la leyen-
da: “El hermano mayor te está observando” .
9 Sienten un deseo profundo de hacer algo para cambiar y mejorar el
mundo. Pueden sentirse frustrados no sabiendo cómo hacerlo o
tratando de encauzar sus caminos.
9 Tienen intereses psíquicos o espirituales desde niños.
9 Tuvieron pocos o ningún modelo índigo.
9 Poseen una fuerte intuición.
9 Tienen un patrón de conducta o estilo mental variados: síntoma de
déficit de atención. Pueden tener dificultades en focalizar su aten-
ción en tareas asignadas, y pueden saltar de un tema a otro mientras
conversan.
9 Pueden haber tenido experiencias psíquicas como premoniciones,
visiones de ángeles o fantasmas, experiencias fuera del cuerpo,
escuchar voces.
9 Pueden interferir con su energía eléctricamente en los equipos elec-
trónicos. Por ejemplo: relojes que no funcionan, equipos eléctricos
que funcionan mal, producción de apagones. Ellos mismos pueden
sentirse perturbados por radiaciones eléctricas. Pueden, también,
ser adictos a las vibraciones eléctricas (computadoras, televisión,
teléfonos celulares)
9 Son muy expresivos e inventivos sexualmente, o bien rechazan la
sexualidad por aburrimiento, o para lograr una conexión espiritual
más elevada. Pueden explorar formas alternativas de sexualidad.
9 Buscan el sentido de su vida y una comprensión del mundo. Pueden
buscarlo a través de la religión o la espiritualidad, grupos espiritua-
les, libros y grupos de autoayuda.

(Tomado de Wendy Chapman)


PERSONALIDADES PISCIANAS
EN LAS ALMAS ÍNDIGO

Diagrama 1
El alma pisciana empieza a encarnar alrededor del año 0 d. C.
Durante los últimos dos mil años ha formado el tipo de personalidad
pisciana y ha construido una cultura pisciana.
Las energías piscianas forman la base de la estructura social, creen-
cias, religión, gobierno, símbolos y mitos de hoy en día.
Durante el período de dos mil años de una era, estas energías se
cristalizan y se arraigan. Cuando empiezan a encarnar los índigos,
llegan a un entorno pisciano, establecido desde hace dos mil años. El
alma índigo llega a una familia y se educa en un sistema escolar y
religioso que es aún pisciano. Estas influencias le dan forma a la
estructura de personalidad exterior del alma índigo, aun cuando en su
conciencia interior siguen siendo índigos.

Diagrama 2
Existe una discrepancia entre el alma índigo interna y la personali-
dad pisciana externa. En cierta medida, la personalidad pisciana no
permite que exprese fácilmente sus pensamientos y sentimientos inter-
nos. Y no hay mucho apoyo desde afuera para sostener y vivir lo
nuevo. En este estado se encuentran muchos índigos en el día de hoy.

Diagrama 3
Gradualmente, las energías índigo están cambiando la cultura y
“el entorno energético” del momento. El resultado será una nueva
cultura que carga estas frecuencias energéticas y construye su sistema
de creencias, instituciones, símbolos y espiritualidad. Ésta es la tarea
de las almas índigo: crear el nuevo paso evolutivo y construir con él
una nueva civilización, una nueva humanidad.
CAPÍTULO I

LA NATURALEZA DE LAS ALMAS ÍNDIGO

La naturaleza de las almas índigo


En estos momentos nacen grandes cantidades de almas índigo.
Existe una diferencia fundamental en la estructura interna de tu pen-
sar, sentir y también en las energías que sostienes como índigo. Están
naciendo en países de todo el mundo, en todos los estratos sociales,
todas las razas y todas las nacionalidades.
Estas diferencias promueven una enorme esperanza y posibilidad
para este mundo y para nuestro futuro, porque ustedes poseen un alto
sentido de valores, sensibilidad y respeto por la vida, y un sentido de
interconexión que hace que le digan “sí” a la vida, honrándola y apo-
yándola. A medida que tú, como parte del grupo de almas, logras un
mayor impacto y una mayor efectividad sobre este mundo, sus estruc-
turas y sus instituciones, creas y produces movimientos y cambios
estructurales en la civilización y en la sociedad.

Libertad
Entre las cualidades básicas de un índigo se encuentran la libertad,
la visión, la sensibilidad, el sentido de pertenencia y la grandeza de
corazón. Observemos estas cualidades una por una, empezando por la
libertad.
Posiblemente, una de las cualidades más esenciales de estas almas
sea la libertad. Tienes contacto con una voz interior –un ritmo inte-
rior–. Y obviamente, por esta misma razón, se hace difícil escuchar lo
que te mandan a hacer, o “debes” hacer. Tienes un fuerte sentido de ti
mismo, y de quién eres. Existe una fuerte compulsión a “escuchar
hacia adentro esa voz interior, ese ritmo interior”. Por esta razón tú
20 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

eres, en muchos sentidos, un “espíritu rebelde”. No es que seas activa-


mente rebelde por el solo hecho de ser rebelde, sino que no quieres
hacer cosas que limitan tu vida. Ves claramente cuando te controlan,
limitan o presionan desde afuera, y luchas en contra.
Es interesante observar tu lucha. Puede presentarse como una re-
belión externa afirmando el “no”. A menudo se presenta de manera
más sutil –un “no” interior, aunque por fuera digas que “sí”. El primer
tipo, los que dicen que “no” rotundamente, quedan a veces atrapados
en el plexo solar, y pueden gastar una gran cantidad de energía luchan-
do por sus “derechos”, sus límites, o lo que sea. La lección aquí es
aprender la flexibilidad, aprendiendo a colocarse de vez en cuando a
un lado, buscando un acuerdo o término medio. Desde una visión
energética es preciso activar el chakra del corazón en relación con el
mundo exterior, y de esta forma suavizar el plexo solar. Esto no es
fácil, ya que una gran parte de tu ser se identifica con tomar posturas
“en contra” de alguna cosa o “a favor” de otra.
El segundo tipo de persona, la del “no” por dentro y el “sí” por
fuera, tiene un desafío fundamentalmente diferente. Éstas son la gran
mayoría de las almas índigo, y son, básicamente, personas con gran
suavidad. No están polarizadas en el plexo solar, donde se encuentran
los grupos de almas anteriormente mencionados que componen la ma-
yoría de la humanidad de hoy (el guerrero, el luchador, el competidor),
sino que están polarizadas en el corazón. De manera que son más
respetuosas, más suaves, no quieren el conflicto y buscarán muchas
maneras de evitarlo. Pero esto también acarrea un desafío fundamental
–al evitar el conflicto terminamos haciendo cosas con las cuales no
estamos de acuerdo, ni nos sentimos cómodos–. De manera que se
produce dentro de nosotros una división –una división entre lo que
decimos y hacemos del lado de afuera, y lo que pensamos y sentimos
del lado de adentro–.
Ésta es una de las grandes áreas de desafío para las almas índigo.
La sociedad de hoy sigue estructurada y construida a partir de los
últimos dos mil años, la pasada era de Piscis. Esta era ha sido cons-
truida en muchos sentidos sobre máscaras que esconden lo interior, y
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 21

roles basados en el poder y la jerarquía. Tienes que llevarte bien con la


gente; tienes que satisfacer tus necesidades básicas de seguridad, amor
y comunicación. Y como resultado, muchas almas índigo terminan
jugando roles o usando máscaras, tan necesarias para sobrevivir en
esta sociedad. Pero estas máscaras nunca encajan del todo bien. Los
roles causan demasiada limitación. Algunas almas índigo reconocen
que deben tomar esta postura, al mismo tiempo que siguen en contacto
con el yo esencial dentro de sí. Pero, en este proceso, muchas almas
índigo, debido a su necesidad de pertenecer y de ser aceptadas, han
perdido contacto con su realidad. Se han adaptado, pero ahora existe
una división y la esencia se ha retrotraído. Como resultado, vivimos en
una crisis permanente de identidad. Jugamos el rol, pero nunca nos
sentimos totalmente cómodos con él, o bien podemos funcionar bien
en el rol (porque nos trae brillo y creatividad), pero de algún modo
nunca nos sentimos realmente nutridos por él. Algunos usarán el rol
por necesidad, pero por debajo, ese espíritu rebelde que busca libertad,
lucharán y lo sabotearán sutilmente. De manera que se transforma en
un gran tema para las almas índigo: “Cómo sabotear los roles de las
situaciones en las cuales se encuentran”, porque de alguna manera
estos roles juegan en contra de su espíritu o en contra de su vida. Por
esta razón, muchas almas índigo están luchando con su rol exterior, su
éxito exterior y sus logros exteriores. Luchan por no poder jugar el rol,
o por no encontrar un rol que quieran jugar. ¿O será que están jugando
roles, con los que al mismo tiempo luchan y sabotean?
Entonces, una de las enseñanzas mayores para las almas índigo es
entender el significado correcto de libertad e individualidad. Existen
diferentes niveles:
Está la libertad “en contra de” o rebelión “en contra de”. Por
ejemplo, puedo estar en contra de una sociedad represora, o puedo
estar en contra del control autoritario.
Éste es el primer nivel.
El siguiente nivel es diferente: en vez de libertad “en contra de” es
libertad “para”.
22 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Esta postura tiene que ver con, ¿“qué tiene valor para ti?”. En vez
de pararte en contra de algo, puedes crear algo nuevo, crear algo que
tenga valor para ti. Encuentra tu visión.

Las almas índigo son visionarias


La palabra “visión” es posiblemente una de las notas que resuenan
más profundamente dentro de las almas índigo. Las almas índigo sien-
ten en lo más profundo de su ser que traen algo “nuevo”, algo que
sienten; es una manera “mejor”, una manera que afirma la vida. Estos
altos ideales disparan en ustedes un proceso de comparación. Cuando
observan a la sociedad con sus instituciones, sus organizaciones y su
forma de relacionarse son claramente conscientes de las limitaciones y
las restricciones de estos modelos. Es bueno que lo observen, pues de
esta manera evitan quedarse atrapados o entrampados dentro de las
ilusiones colectivas. Pero el mayor desafío no consiste simplemente en
ver las limitaciones: éstas son obvias; el desafío consiste en ver el
próximo gran paso y las posibilidades que existen y actuar, crear,
comunicar y expresarlo. Se nos desafía de tantas maneras a seguir
nuestro corazón, a seguir nuestra visión y espíritu, a pesar de la adver-
sidad. Y cuando avanzamos con nuestra visión y expresamos lo que
vemos, nos reprimen de tantas maneras. Te pueden decir cosas tales
como “deja de soñar”, “baja a la realidad”, “pon tus pies en la tierra”,
“vive en el mundo real“, “no seas tan infantil”; tantos, tantos mensajes
negativos son comunicados verbal o no verbalmente acerca de tu vi-
sión. A veces recibimos apoyo y resonancia, pero la mayoría de las
veces no los recibimos.
En un sentido, tú eres un “agente de cambio”. Estás aquí para
empezar algo “nuevo”, para vivir e incorporarlo en tu propia vida y en
tu propia forma de ser. Y estás aquí para expresarlo a los demás, de
manera respetuosa. Para esto se necesita coraje .
Siempre han estado encarnando almas brillantes, almas visiona-
rias. Aunque la mayoría de las almas índigo están entrando ahora, en
cierto sentido, una pequeña cantidad ha estado encarnando siempre. Y
en épocas pasadas, éstas son la que han sido quemadas en la hoguera,
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 23

o perseguidas por las inquisiciones. De manera que en la memoria


colectiva de la raza existen miedos muy profundos dentro de cada uno
de ustedes relacionados con la “nueva visión”. El miedo a la persecu-
ción yace en lo profundo de sus células. Éste es uno de los mayores
miedos a superar. En el pasado, su visión y su verdad han puesto en
peligro sus vidas, y ahora su sistema de autoprotección se siente pro-
fundamente amenazado por ambas. Y eso que nosotros vivimos
ahora, en Occidente, en la sociedades más abiertas y liberales que
jamás hayan existido. En el pasado una mujer sabia, que trabajaba con
hierbas, energía y sanación, hubiera sido quemada en la hoguera por
bruja. Ahora esa misma mujer pega avisos en comercios de productos
dietéticos. Vivimos en una era diferente, en un tiempo diferente. En
este momento existen una libertad y una permisividad realmente mara-
villosas. De manera que nuestras limitaciones y nuestros miedos están
basados más en la memoria de la raza que en nuestra realidad de
ahora. Con esto no niego que aún sean considerados inadaptados o
raros por muchos de los que los rodean. De manera que, aunque pueda
provocar que los rechacen, no los entiendan, los ridiculicen o los
separen, no existe amenaza de vida, y esto lo pueden manejar.
Y más allá de “manejarlo”, es el desafío y responsabilidad de
ustedes transformarse en constructores de su visión. En primer lugar
es sumamente importante honrar estas semillas de lo “nuevo” que han
vislumbrado dentro de ustedes. Pueden discernir nuevas formas; nue-
vas formas de comunicación, nuevas formas de trabajo, nuevas carre-
ras y nuevas formas de ganar dinero, nuevos roles entre hombres y
mujeres, una nueva relación con el dinero, nuevas comprensiones res-
pecto del poder, nuevas formas de sociedad, y tanto más. No eres un
soñador con la cabeza en las nubes. Mantienes un reconocimiento de
algo sostenido en tu mundo interior como “impronta” de toda una
nueva forma de ser.

Sostienes una impronta de lo nuevo


Es como si fueras una semilla con una impronta genética del tipo
de planta o árbol en que te transformarás. Lo que sientes en tu con-
24 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

ciencia interior es muy real. Posiblemente sea, de alguna manera, una


de la fuerzas más poderosas de tu vida. Un ejemplo de esto sería:
imagínate abandonando tus sueños y viviendo una vida pequeña, tradi-
cional y conservadora, –¡no puedes hacerlo!–. Ésa es la fuerza de lo
“nuevo”, la fuerza de tu “visión” que te llama. Tú eres un visionario.
Cuanto más puedas “escuchar” tu visión, confiar en tu visión, darle
espacio en tus sentimientos y en tus pensamientos, darle espacio en tus
acciones, relaciones y comunicaciones, ¡más colaboras en que evolu-
cione el mundo! Tal vez a ti no te parezca demasiado importante, pero
imagina cuando mil, cien mil, un millón de personas tengan la misma
visión y cada una empiece a construir y crearla: estarían creando una
cadena energética y conectando a muchas, pero muchas personas. Es-
tarías construyendo nuevas “formas de pensamiento” dentro de la di-
mensión de los pensamientos que circundan el planeta. Estarías crean-
do nuevas vibraciones energéticas y emocionales dentro del mundo
energético que circunda el planeta. Eres un constructor, y junto con
otros estás literalmente construyendo, en primer lugar, una nueva fre-
cuencia, nuevos paradigmas y estructuras energéticas internas. Luego
esas estructuras y esas formas se manifestarán externamente.

El “sentido intuitivo de la verdad”


Otra área de primerísima importancia para ustedes es lo que lla-
maría el “sentido intuitivo de la verdad”. Intuyes el sentido más pro-
fundo o central de las cosas. Por ejemplo, una persona te saluda con
un hola muy amable y sonriente, pero tu intuición te dice que la
persona se ha colocado una máscara, pues dentro de sí hay mucho
dolor. Te das cuenta de que otra persona que parece muy generosa,
detrás de la máscara es manipuladora o tramposa. Tienes un profundo
“sentido de la verdad”. Tienes lo que yo llamaría “amor por la ver-
dad”. La verdad suena limpia y pura, y la sientes en tu cuerpo, y tu
alma se regocija.
Tu desafío es vivir en un mundo de mentiras. Vives en una socie-
dad basada en apariencias, no en la verdad. Hemos sido criados para
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 25

comportarnos de cierta manera, mostrar cierta cara, y como resultado


de esto muchos de nosotros tenemos que reprimir nuestro “sentido de
la verdad”, debemos reprimir nuestros propios sentimientos. Si nos
sentimos incómodos por algo que está sucediendo, debemos sonreír y
hacer de cuenta que todo está bien. La mayor pérdida, es que muchos
de nosotros nos “desconectamos” de nuestro “sentido de la verdad” en
el nivel consciente. Y esto significa que quedamos atrapados en cómo
“debemos” comportarnos, en la forma en que nos han enseñado a
comportarnos, o bien, queremos ver la bondad en el otro, creer en el
otro. De manera que, por ambas razones, nos colocamos anteojeras.
No queremos ver cosas incómodas. Y el desafío es: ver que existe
tanto la luz como la oscuridad. Que un ser humano tiene un amplio
espectro de energías dentro de sí, que van desde dimensiones brillan-
tes y maravillosamente espirituales a energías muy oscuras, densas y
temibles. La mayoría de nosotros ha aprendido a “no ver” lo oscuro,
pero existe, opera y afecta. De manera que una gran parte del desafío
es abrir el “tercer ojo” para ver la verdad de lo que existe en todo
momento, y tener la valentía de ver la verdad. Esto significa ver tam-
bién la verdad dentro de ti, porque tampoco queremos ver nuestra
oscuridad. Y muchos de nosotros tememos a la luz dentro de nosotros:
tenemos miedo de nuestra inteligencia, de nuestra fuerza, de nuestra
visión, de nuestro amor, de nuestra espiritualidad. Entonces, para abrir
la brecha de la percepción, para ver todos los niveles del espectro,
debemos animarnos a ver la verdad.
El primer paso es “ver” la verdad, el segundo es “hablar y vivir” la
verdad. Las almas índigo están estableciendo un nuevo paradigma:
relacionarnos y comunicarnos profunda, honesta y auténticamente. En
realidad, relacionarnos con la verdad es maravillosamente refrescante.
Cuando existe un problema, lo miras directamente, sabes de qué se
trata y luego puedes hacer algo al respecto. Si lo niegas haciendo de
cuenta que no existe, o si tratas de colorearlo, simplemente logras
barrerlo debajo de la alfombra donde se estanca, creando más proble-
mas. Lo opuesto resulta igual. Si te manejas con la verdad, estás
manejando algo real, que existe, en lo profundo de ti y en lo profundo
26 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

del otro. En cierto sentido “verdad” significa “intimidad”, puesto que


ambos están anclados en su verdad, y así puede producirse un real
encuentro “de interior a interior”, en vez del encuentro normal de
“máscara con máscara”. ¿Cómo puede producirse intimidad entre dos
máscaras? Es como si dos caballeros trataran de abrazarse con sus
armaduras medievales puestas. ¿Cuánta intimidad se logra detrás de
un muro de armadura y de protección? Como almas índigo están en-
trando en una nueva dimensión de relación: una relación basada en la
honestidad, en la comunicación real, en la intimidad que llega a través
de la real comunicación. Y transformarnos en seres reales significa
bajar las paredes, tirar nuestras máscaras y convertirnos en personas
vulnerables. La verdad, la honestidad, la intimidad y la vulnerabilidad
están íntimamente ligadas. Buscas esta forma de relacionarte, pues
ninguna otra te conformará. Tu desafío es el de saltar, pasar por enci-
ma de tus inhibiciones y tus miedos de comunicarte, y revelarte,
expresarte y abrirte. Es un salto, un gran paso, y ante esto siempre
aparece un momento de temor. Al principio pueden crearse momentos
difíciles, ciertas tensiones y heridas, pero vale la pena.
Esto crea uno de los desafíos más esenciales: “sacudir el barco”.
Como un alma índigo esencialmente anclada en el corazón, tu acerca-
miento a los otros es suave, respetuoso, cuidadoso. No quieres hacer
nada que hiera al otro y por esa razón, en muchas ocasiones, te en-
cuentras tragando tus palabras, tragando tu verdadero sentir por miedo
a que tu verdad sea demasiado fuerte. Quiero pedirles que aprendan a
arriesgarse un poco más –es posible que se sientan heridos, pero será
una herida que sana–. Es un dolor que aparece por haber tocado una
herida que estaba escondida. Es una herida que aparece porque se está
rompiendo una máscara, o un rol que no es nuestra esencia. Si sales de
tu verdad y dejas que las personas permanezcan en esas burbujas, en
esas paredes, a la larga las lastimas más, porque es imposible crecer
cuando estás escondido detrás de estos roles, máscaras y paredes. Existe
un hermoso dicho de Buda sobre esto. “Una mentira es dulce al princi-
pio, pero amarga al final. La verdad es amarga al principio, pero dulce
al final”.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 27

Crecer: el profundo anhelo de las almas índigo


Tu sentido de la verdad está conectado con una de las necesidades
y anhelos más profundos de las almas índigo: tu deseo y llamado a
“crecer”. Existe en ti la bendición y al mismo tiempo la calamidad de
estar permanentemente insatisfecho con quien tú eres. Una parte de ti
está siempre, siempre, consciente de poder ser más –más amoroso,
más enérgico, más sensible, más poderoso: más, más, más en miles de
maneras más–. Y es verdad. Tu alma te llama a que seas más. Tu alma
te estira para que seas más. Trabajas contigo mismo constantemente,
empujándote, desafiándote a ser más. Lo describo como una bendición
y al mismo tiempo como una tortura porque, por un lado, la bendición
implica que sí te estás transformando en más, te estás dando a luz en
este proceso, y dando a luz a toda una nueva forma de ser; estás dando
a luz una nueva humanidad. De manera que tu llamado y tu impulso a
crecer es tu mayor contribución en la construcción de la nueva huma-
nidad. Pero la tortura reside en que no estás satisfecho contigo mismo.
Existen dos grandes subpersonalidades interiores: el crítico y el per-
feccionista, que entran en acción y te pegan por no ser perfecto. Éstos
llaman a una tercera subpersonalidad: el presionador, que te presiona
despiadadamente a ser más. En la vieja sociedad, la fuerza del
presionador estaba focalizada en conseguir logros en el mundo, en
tener éxito. En el caso de las almas índigo éste se focaliza en mayores
logros espirituales, ya no les importa el gran logro externo y los millo-
nes de dólares (aunque, bueno, ¡no me quejaría si los tuviera!, y para
algunos de ustedes el crecimiento interior está íntimamente ligado con
el éxito en lo exterior), sino que les importa una mayor autenticidad,
abrir más el corazón, estar más sostenidos por la propia energía, per-
manecer en la verdad, estar más conectados, etcétera. De manera que
la tarea consiste en aprender el maravilloso arte de lo que en zen se
llama el Wu Wei: el arte de hacer sin hacer, de trabajar sin trabajar:
estando totalmente parados en nuestra propia energía y totalmente
relajados. Intentando construir un nuevo mundo visualizando un futu-
ro maravilloso, y dándonos cuenta de que no hay dónde ir, nada para
hacer y que todo esta aquí en este momento, simplemente siendo.
28 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Preguntas y respuestas
Me gustaría abrir esta charla para recibir preguntas y la participa-
ción de ustedes. Encuentro que la participación aporta mucha vida,
profundidad y riqueza a los temas que compartimos y trabajamos. Les
paso la posta y tengan claro que son partes importantes para mantener
vivo y potente este material. ¿Preguntas? ¿Comentarios?

• Yo siento un miedo profundo de terminar como John F. Kennedy.


Me pregunto si es simplemente mi miedo, o si estoy sintiendo una
especie de miedo colectivo.

Éste, por cierto, es un miedo colectivo. Un miedo profundamente


arraigado en nuestra cultura es que no es seguro ser demasiado creativo,
demasiado brillante o demasiado verdadero. Intuyo que en tus vidas
pasadas, en tu historia pasada, tu búsqueda de la verdad ha sido muy
fuerte, y por esta razón has sufrido mucho. Algunas repercusiones de
esa vida pasada se están manifestando en esta vida, y por eso sientes
dudas de estar aquí totalmente presente. En este sentido, no estás
realmente “en tu cuerpo”, y gran parte de tu energía se eleva por
encima de la cabeza y sale –a la energía le falta vitalidad y no está
suficientemente anclada en tus chakras y en tu sistema energético–.
Siento que esto tiene que ver con sentir miedo. Trabajar con los mie-
dos, entrar en el cuerpo y vivir sobre el planeta es un gran paso para el
alma. Este trabajo está pendiente para ti. Al mismo tiempo, aprenderás
a amigarte con tu propio poder. Tienes un enorme poder, pero le tienes
miedo. A medida que aprendas a habitar tu cuerpo y amigarte con tu
poder, verás que te encuentras y te conectas con personas y situaciones
de manera nueva y con más potencia.

• Tengo miedo de tomar mi responsabilidad personal y mi poder.


Siento que si tomo mi poder cometeré demasiados errores.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 29

Sabes que muchas de las almas encarnadas en este momento, y tú


eres una de ellas, han llegado con la misión y el propósito de contri-
buir al cambio. Además, ésta no es la primera vez en que has llegado
en un momento de cambio colectivo. Has actuado como agente de
cambio en muchas culturas que sufrían cambios en su sociedad. Ésos
eran momentos de mucha más densidad. El vehículo humano era me-
nos evolucionado que el nuestro. Las fuerzas del instinto eran más
crudas. En consecuencia, muchas almas brillantes que llegaron en esos
vehículos tan densos y toscos utilizaron el poder, la agresión y la
inteligencia de maneras menos refinadas, menos amorosas y menos
armoniosas. Te puedo decir que casi todos los trabajadores de la luz
que han alguna vez existido en este planeta han hecho mal uso del
poder, y por esta razón han sufrido mucho. Esas fuerzas tuyas tan
crudas y poderosas dominaban y tomaban posesión, aun mientras otras
partes de tu conciencia sentían dolor por tu comportamiento y tu ac-
cionar. Considero que parte de nuestro aprendizaje como trabajadores
de la luz es aprender a aceptar, a perdonar y tener compasión por
nuestras imperfecciones como trabajadores de la luz, y luego tener la
valentía de zambullirnos una vez más, dispuestos a hacer nuestro máxi-
mo esfuerzo, y sabiendo que vamos a equivocarnos. Tienes buena
compañía –solamente existen trabajadores de la luz imperfectos en el
planeta–. Quiero ser muy claro, como almas índigo que entramos en la
nueva era, tenemos un poder como nunca antes lo habíamos tenido,
como seres humanos y como raza. A muchos de nosotros nos gustaría
pensar que la nueva era es una era de amor, de luz y celebración; toda
esa cosa suave y con mucho corazón. Pero les diría que sumado a esto
es una era de poder, y es nuestra tarea usar ese poder con creatividad,
con amor e inteligencia, no asustarnos ni negarlo. Somos personas
muy poderosas, y a medida que evolucionamos nos vamos haciendo
más poderosas aún. Podríamos decir que el crecimiento espiritual es
un crecimiento en manejar mayores niveles de energía, aprendiendo a
manejarla con amor e inteligencia. Veo un inmenso poder en los seres
humanos al que recién estamos empezando a acceder. Está en nosotros
decirle que “sí”, al mismo tiempo que maduramos nuestra conciencia,
nuestro amor y nuestra inteligencia para poder sostenerlo.
30 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

• Yo también experimento mucho poder y fuerza en mí. Hablaste de


los trabajadores de la luz que hicieron mal uso del poder en el
pasado, pero pienso que hoy también lo usan mal, aunque tengan
buenas intenciones. Me gustaría ver este tema de una manera más
honesta.

Nosotros, los seres humanos, nunca hemos realmente encarado


este tema del poder con honestidad. Si observas la situación política
en el mundo de hoy, verás que esencialmente llegar a la cumbre es un
juego de poder del macho Alfa. Aun en nuestra era “iluminada” y
“moderna”, ¿a cuántos políticos respetamos y honramos? Las fuerzas
del ego, la dominación y el poder aún envuelven profundamente al ser
humano. Y esas mismas fuerzas que vemos en el mundo político
operan en el mundo espiritual: el ego, la competencia, dominación,
comparación, etcétera. Observen a la Iglesia y su historia y verán las
luchas constantes por el poder. ¿Y por qué pensamos que, simplemen-
te, por vivir en una nueva era, sosteniendo algunas nuevas energías,
estamos más allá de esas cosas?
¡Pues no lo estamos! La nueva era y los trabajadores de la luz en
el mundo tenemos mucho para aprender acerca del poder. Y éste será
uno de nuestros desafíos a medida que transitemos a niveles más
profundos de honestidad y verdad: empezar a mirar nuestros temas
con el poder, y trabajarlos.

• Hablas de la verdad, pero no “pesco” su significado. ¿Qué es la


verdad?

Digamos que la verdad en este instante sería el sentimiento dentro


de ti de lo que realmente sientes o realmente ves en determinada
situación. No digo con esto que sea la realidad absoluta, ni que siem-
pre tienes que tener razón, pero lo llamamos “escuchando hacia aden-
tro”. A veces es como si dieras vuelta tu oreja hacia adentro y escu-
charas lo que sientes realmente sobre esto. Y empezaras a ver que en
cada situación tenemos muchos niveles de respuesta y sentimiento.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 31

Por ejemplo, alguien te dice: ¿“Te gustaría hacer esto?” o, “¿qué sien-
tes con respecto a eso?”. Una parte sentirá: “¡Oh, sí, está bien!”. Pero
cuando miras más profundamente, encontrarás que no te sientes tan
bien con eso, pero no has querido decirlo porque te daría vergüenza, o
por no herir, o por lo que fuere. De manera que al escuchar hacia
adentro penetras a través de las capas de la superficie y empiezas a
sentir tus sentimientos y tus percepciones más profundas, aunque qui-
zás menos cómodas. Y hay una forma de comunicarlo: en vez de decir
“la verdad es que” (que suena como la verdad absoluta de Dios Todo-
poderoso), dices “mi verdad, como la veo en este momento, es ….”.

• ¿Puedo pedir en cualquier situación: “Dios, condúceme a la ver-


dad”?

Yo tendría mucho cuidado en creer que todo lo que escuchas


viene directamente de Dios, porque es muy fácil confundirte con:
“Dios me dijo esto y es la verdad y es todo lo que es”; y quedar
fácilmente hipnotizado con ello. Uno de los peligros es la hipnosis de
creer que “recién escuché a Dios, o a mi yo superior, o a mis guías, o a
alguna figura de autoridad interior hablando la verdad absoluta”.

• Estoy en una fuerte lucha con respecto a expresar mi verdad. Intuyo


que hay mucho dentro de mí para sacar y contribuir, que tengo
talentos, que soy realmente bueno para varias cosas, pero estoy en
una gran lucha tratando de expresarlo.

Veo dos cosas. En primer lugar hay miedo de salir, de sobresalir,


porque al minuto que sobresales te pueden tirar abajo. Es un miedo
casi genético dentro de nuestras células: “no sobresalgas demasiado”,
“no seas diferente”, “no seas demasiado visible”, “definitivamente, no
seas mejor”, porque es peligroso. Y el segundo miedo tiene que ver
con la creencia cultural de que somos esencialmente pecadores, no
somos buenos, no debemos ser egoístas, hay que ser humildes. Como
si a la vista de Dios fuera un pecado decir “soy una gran persona”.
32 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Hay miedo de que si hago eso seré castigado. De manera que, con
estos dos miedos, hace falta mucho coraje para tomar un paso hacia
afuera y permitirte brillar.

• Sí, y al mismo tiempo siento una fuerte compulsión que a veces es


difícil contener. Está tan presente y son tan fuertes las ganas de
hacer lo que vine a hacer, y pienso, “¿por que me retienen estas
cosas viejas?”. Quiero sacarme este viejo tapado, pero está dema-
siado pegado a mi cuerpo.

Cuando yo tenía diecinueve años estudiaba psicoterapia en Arizona


con un hombre de unos cincuenta años, que era un líder de grupo,
terapeuta y meditador muy respetado en toda la comunidad. Una no-
che, mientras conversábamos en un restaurante, dijo muy naturalmen-
te: “Yo soy un terapeuta muy importante”. Recuerdo mi reacción: me
recosté bruscamente en mi asiento pensando “¡qué ego!”. Y luego
observé mi reacción y me di cuenta de que, efectivamente, era un
terapeuta muy importante, era un gran terapeuta, reconocido como tal
por toda la comunidad y él lo había mencionado no para agrandar su
ego, sino de manera muy natural durante la conversación. Reconocí
que simplemente había dicho la verdad, y que se sentía cómodo con
ella. Fue la primera vez en mi vida que había visto a alguien simple-
mente reconocerse, honrarse y permitirse simplemente estar. Me dio
un ejemplo para mi vida.

• Veo lo normal que les resulta a mis hijos estar en su verdad y


frente a esto me siento humilde con respecto a criarlos y educarlos.
Siento que solamente puedo ofrecerles amor y permiso para crecer,
porque de alguna manera parecen saber muchas cosas. Pienso que
los maestros tienen miedo a los niños, ya que tienen treinta como
ellos en la clase y le están diciendo la verdad: “Mira lo que ha-
ces”, y los maestros están asustados. Es difícil para los maestros.

Se me ocurre que los niños empiezan la vida sabiendo la verdad y


que somos nosotros, los padres, los que los condicionamos. Te conoz-
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 33

co como madre –tienes mucho espacio para escuchar la esencia y la


verdad de tus hijos, y los respetas no limitándolos–. Con esto no estoy
diciendo que eres perfecta ni que no los hayas condicionado de alguna
manera, pero cuando lo haces tratas de buscar formas de arreglarlo.
Siempre has respetado mucho la esencia de tus hijos, dejando que sean
ellos mismos y no imponiéndoles tu sistema de patrones de conducta.
Una de las razones de esto es que tú eres una adulta índigo con hijos
índigo. Tus chicos tienen suerte porque viven en un ambiente que los
sostiene, donde son esencialmente comprendidos y apoyados. Me re-
cuerda al libro El profeta, de Kalhil Gibran, cuando habla sobre los
niños: no recuerdo sus palabras exactas, pero en esencia dice: “Tus
hijos vienen a través de ti, no son tuyos, y en la medida que sea
posible, déjalos ser; permanece disponible para lo que necesiten, no
los empaquetes, ellos encontrarán lo suyo”. Y cuando hablaste de la
escuela recordé que en Alemania unos ocho millones de niños son
medicados con Ritalina. Muchos de estos niños tan brillantes y ener-
géticos no son los que se portan bien haciendo lo que “deben” hacer,
sino que son los que están en contacto consigo mismos, con su verdad
más profunda y su forma de ser. El modelo de enseñanza en las escue-
las sigue siendo el antiguo. Los niños abruman y asustan a sus maes-
tros. Por esta razón los maestros reaccionan tratando de encerrar al
niño, poniéndolo en una caja o drogándolo. Me gustaría proponerle un
desafío al sistema educacional. El desafío sería el siguiente: “Ustedes
como sistema educativo sostienen el futuro en sus manos, ¡más que
cualquier otra fuerza en el mundo! Es su responsabilidad el encontrar
y desarrollar un nuevo método de educación para estas almas nuevas.
Y su éxito o fracaso en esta empresa determinará en gran medida el
éxito o fracaso del futuro que llegue”.
CAPÍTULO II

SENSIBILIDAD, VISIÓN Y LA NUEVA ESPIRITUALIDAD

Sensibilidad energética y emocional elevadas


Una de las cualidades principales que las almas índigo tienen es
una elevada sensibilidad. Esto quiere decir que sientes tanto un nivel
energético como emocional muy profundamente.
A nivel emocional, sientes las corrientes emocionales y los humo-
res en ti y en los otros. Y a nivel energético puedes sentir las vibracio-
nes sutiles de una persona o un lugar, las vibraciones de la naturaleza,
de las máquinas, de los animales, etcétera. Esto te genera dos cosas:
primero, sientes los “matices” de lo que está sucediendo; por ejemplo,
puedes sentir si una persona está triste, feliz o colapsada. Este don te
da un nivel más profundo de relación e intimidad con la vida al permi-
tirte estar más finamente sintonizado.
Segundo, te trae ciertos desafíos. La mayoría de las personas no es
consciente de su propia dimensión energética. Por ejemplo, algo suce-
de en una interacción y la persona se siente herida en sus emociones.
Tú le preguntas si se siente bien, y te responde que está todo bien,
pero tú puedes sentir que el otro está lastimado, o colapsado, o tal vez
a la defensiva, o que algo ha cambiado en él. Tú captas estas sutilezas
energéticas con total precisión. Aunque la mayoría de la gente no las
registra tan claramente y, a menudo, las niega. Esto resulta en una
dificultad para comunicarte e interactuar, ya que tú quieres decir la
verdad de lo que ves, pero el nivel normal de comunicación se basa en
los roles y las máscaras que se esconden, más que en revelar la verdad.
Por lo tanto, muchas almas índigo aprenden a desconfiar de sí mismas.
En vez de decir: “Bien, estoy viendo que esta persona se siente herida,
aunque lo niegue”, te dices: “Bien, debo estar imaginando cosas, o
quizá lo esté inventando”. No estás confiando en ti mismo y en tus
36 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

percepciones y esto te hace sentir un poco inseguro, porque tu nivel


instintivo responde a la verdad que se presenta, pero la situación te
hace responder a la superficie; y eso es falso, es un rol, eso no es
sólido.
Por eso, frecuentemente, te sientes un poco inseguro en la vida, y
piensas que algo anda mal contigo. En realidad hay algo que está muy
bien en ti, pero no ha sido apoyado, y en un sentido es una enseñanza
central para ti aprender a confiar en tus percepciones. ¡Esto no es fácil
de hacer!
El mundo de la energía es vasto, sutil y lleno de distintos tipos de
energías en funcionamiento; muchas más que aquéllas de las que nor-
malmente hablamos. Para darte un ejemplo: el esquimal en Alaska
tiene veintiséis palabras diferentes para expresar la palabra nieve. Existe
la nieve seca, la nieve húmeda, la nieve densa, la nieve liviana, y
muchas palabras más. Su lenguaje ha desarrollado muchos matices
para describir la nieve. Las lenguas que hablamos normalmente no
tienen los matices de la energía. Por ejemplo, observemos el uso de la
palabra amor. Cuando alguien dice: “Te amo”, esa palabra “amo”
puede tener tantas cualidades y tantas sutilezas. Alguien te dice que te
ama, y puede ser del tipo paternal de amor protector. O, en otro mo-
mento, podría decirte que te ama, pero en realidad su necesidad te
quiere atrapar. Éstas son muchas de las sutilezas de amor que puedes
reconocer. La mayoría de nosotros no tenemos conciencia de los mati-
ces y no podemos verbalizarlos. Por eso, tu desafio es confiar en tu
sensibilidad, confiar en ti mismo, aprender a tener conocimiento (tener
conocimiento significa permitir que estos sentimientos sutiles se mue-
van en tu mente y tu conciencia, en el tercer ojo, de forma tal que
puedas decir es esta cualidad, o aquella).
La sensibilidad que se abre en ti, se corresponde con un desarrollo
en la parte superior del tercer ojo. El tercer ojo tiene dos componentes:
uno inferior y otro superior.
El componente inferior es el analítico, racional. El componente
superior es la “mente intuitiva”: tiene insights respecto de las cosas,
siente la fluidez de las energías de diferentes clases, siente que hay un
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 37

mundo interior detrás del mundo externo que conocemos. Una de tus
tareas a desarrollar es abrir el tercer ojo superior completamente.
Puedes no ser consciente de esto, pero hasta hace realmente muy
poco tiempo, quizá los últimos cincuenta años, la parte superior del
tercer ojo estaba bastante cerrada para la mayoría de los seres huma-
nos. Había, por supuesto, muchas excepciones, pero la mayoría lo
tenía cerrado. No tenía las capacidades de “autorreflexión”. Si le pre-
guntabas a una persona: “¿Cómo te sientes?”, ella decía: “Me siento
bien”, y eso era lo que realmente ella percibía, no tenía la capacidad
de virar hacia sí misma y mirarse. Esta capacidad de autorreflexión, de
autoconciencia, se está abriendo muy rápidamente ahora para una gran
cantidad de gente. En la medida que esto sucede, se necesitan entrena-
miento y comprensión. Lo que pasa en el proceso de apertura es que
comienzas a ser consciente de una cantidad abrumadora de energías
diferentes. Esto podría ser denominado “entrenamiento de conciencia
de sí mismo”, y es la habilidad de comprender estas muchas fuerzas
que funcionan dentro y alrededor de ti, y también poder diferenciar
claramente las distintas energías. Más adelante aprenderás a manejar y
controlar conscientemente estas energías.
La otra cualidad que se abre con la parte superior del tercer ojo, es
una clase diferente de pensamiento. Por falta de mejores palabras,
podemos denominarlo “pensamiento holístico”.
El pensamiento holístico observa la interrelación de muchas cosas
diferentes y cómo éstas se afectan unas a otras. Por ejemplo, un buen
reflejo del pensamiento holístico en el mundo hoy es el movimiento
ecológico. Este movimiento es la conciencia de cómo la vida humana
es interdependiente con la vida de la plantas, de la atmósfera, del
océano; cómo todas estas cosas están relacionadas y conectadas entre
sí. Hemos visto que lo opuesto del pensamiento holístico son los que
trabajan “centrados en sí mismos”, quienes están destruyendo las sel-
vas, por ejemplo. Su visión es muy miope. Ven solamente lo que está
en frente de ellos. No son conscientes de las mayores implicancias y
están ciegos a un panorama más grande. Tenemos una denominación
para esto en el trabajo interior: “ciegos”, y significa, literalmente, que
el tercer ojo está cerrado o tiene anteojeras.
38 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Gran cantidad de personas ahora están abriendo su tercer ojo y


comenzando a ver la gran interrelación de las cosas. Están viendo la
interconexión, viendo cómo “a mí” me afectan las cosas que vienen de
todas las direcciones y cómo “yo” afecto las cosas en todas las direc-
ciones, y, en un sentido, hay lo que llamo “expansión de la identidad”.
Por ejemplo, comienzo a pensar: “Yo soy parte de la Tierra y de la
vida en la Tierra; no es tan claro que soy una entidad separada aquí,
porque estoy tan interrelacionado con la vida de la Tierra. “¿Dónde
termino y dónde la empieza la Tierra?”.
Y esta clase de pensamiento está cambiando el mundo, porque por
primera vez no podemos quedarnos sentados mientras en alguna parte
suceden cosas que están causando daño al planeta.
Por ejemplo si las personas se mueren de hambre en Etiopía,
probablemente no lo estemos viviendo directamente acá, en Europa;
¡pero igual, nos está afectando! Esto afecta el tenor emocional de la
atmósfera del mundo. Y esta clase de conciencia nos está haciendo
cuidar el planeta y a otras personas de una manera más amplia, como
nunca lo habíamos hecho antes.
Me aventuraría a decir que uno de los pasos más grandes de las
almas índigo es el reconocimiento del planeta como un sistema vivien-
te interrelacionado.
Si pensamos en esto, en los últimos cincuenta años, o tal vez
menos, ha habido una explosión de interrelación sobre el planeta en su
totalidad. Si pensamos en hace cien o doscientos años, las naciones
estaban mucho más aisladas en su propia burbuja. Podía haber un
contacto muy pequeño a través de un camino o de una ruta de embar-
que hacia otra nación, y el intercambio era mínimo. Y si miramos los
últimos ciento cincuenta o doscientos años, tuvimos los ferrocarriles,
los automóviles que llevaron a los vastos sistemas de carreteras, el
desarrollo de buques transoceánicos, la explosión del transporte aéreo
a través del planeta, el teléfono, la radio, la televisión, y finalmente
ahora tenemos las redes de comunicación. Por eso, si pensamos en
esto en términos de evolución, hemos construido estas vastas formas
de interrelación en un período corto de tiempo. Y éste es un reflejo de
la apertura de la conciencia dentro de nosotros. Estamos pensando más
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 39

globalmente, en un nivel planetario, y somos conscientes de la


interrelación y de cómo nos afectan las cosas, y de cómo nosotros las
afectamos en todas las direcciones.
Este sentido holístico crecerá más todavía. Partes de nosotros si-
guen siendo muy “personales” en nuestra forma de pensar: “Ésta es mi
vida”, “éstos son mis problemas, mis temas”, pero, gradualmente estás
despertando a reconocer que lo que sucede en ti es un reflejo de las
cosas que suceden en todas partes. Por ejemplo: muchas personas en
estos días tienen dificultades con sus relaciones. Los viejos roles mas-
culino/femenino no funcionan.
La mayoría de nosotros no vemos que el problema que “yo tengo
contigo en nuestra relación”, es parte de un proceso de cambio de
conciencia.
A medida que cambiamos dentro de nosotros, los centros de ener-
gía se abren en forma diferente. Nuestras formas de depender deben
cambiar. Las maneras de mantener nuestra individualidad en la rela-
ción están cambiando. Nuestros desafios en la comunicación están
cambiando. Muchos de nosotros, al enfrentar estos problemas, pensa-
mos: “Parece que tengo un problema”, o “nuestra relación está en
problemas”. Lo que no vemos es que este “problema” es parte de un
vasto movimiento de energías evolutivas que está sucediendo en mi-
llones y millones de personas. Como si estuvieras agitando las aguas
de la bañera y el agua formara olas que van hacia atrás y hacia delante,
imagina si pudieras ver el planeta desde arriba como una fuerza ener-
gética, como si fueran las olas energéticas del planeta moviéndose
como en la bañera.
Estas olas están compuestas de sustancia de pensamiento energético
mental. Esto es lo que aporta el pensamiento holístico: empiezas a ver el
planeta como un vasto sistema pulsante, que mueve las emociones, los
pensamientos y las energías. A medida que observas eso, te das cuenta
de cómo te afecta, enormemente; tanto que surge una pregunta en tu
mente: “¿Cuál soy yo realmente y cuál es el movimiento colectivo?”.
Y puedes reconocer que afectas a la totalidad más de lo que nunca te
habías dado cuenta: porque los cambios que suceden en ti, se esparcen
hacia fuera. Y cuanta más potencia sostienes, más se esparce tu energía.
40 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Este pensamiento holístico abre el centro del corazón


La apertura de este pensamiento holístico no sucede únicamente
en el tercer ojo, sino también dentro del centro del corazón.
El centro cardíaco sostiene un profundo respeto por la vida. Por
ejemplo, si alguien te dijera: “Daña esa planta”, no lo podrías hacer
porque te duele a ti, ya que parte de ti está conectada con esa planta, y
como su vida se interrelaciona con la tuya, sería como dañarte a ti
mismo. Ésta es una apertura del centro cardíaco. Debes tomar concien-
cia de que durante una gran parte de la historia de la humanidad el
corazón ha permanecido relativamente cerrado, o podríamos decir “re-
lativamente dormido”. El tercer chakra, el centro ubicado debajo del
corazón, estaba mucho más activo. El tercer chakra es el centro del
poder, de la agresión, del egoísmo y del engrandecimiento del ego.
Desde una perspectiva evolutiva, esta fase de evolución del tercer
chakra fue un paso necesario. Con la conciencia en el tercer chakra no
te importaba herir a alguien, siempre que lograras lo que deseabas. En
estos momentos, está creciendo muy rápidamente en el mundo, el
profundo sentido de valor de los otros seres vivientes. No podemos
dañar a los otros, no podemos dañar las plantas ni los animales: senti-
mos su dolor –que es nuestro propio dolor–. Este sentido de honrar y
valorizar la vida a un nivel colectivo, es aún relativamente nuevo.
Esta evolución nos trae ciertos desafíos y dificultades. Muchas
almas índigo se han polarizado en el centro del corazón, y en este
proceso han “apagado” el plexo solar. Esto significa que se han suavi-
zado, pero han perdido su potencia y su poder. En muchos sentidos es
muy fácil que te arrollen, y es más difícil pararte sobre tus propios
pies. El poder tiene sus utilidades, y a veces necesita ser destructivo
para que algo constructivo nazca de eso. De manera que uno de tus
aprendizajes es aprender a reintegrar tu poder de manera sana, con tu
corazón y tus sensibilidades. Decimos que la compasión más profunda
es aprender que a veces es necesario crear dolor para crear entereza.
Usamos tres palabras: lástima, compasión y empatía.
Lástima significa: si tienes un dolor, siento lástima por ti. Empatía
significa: si tienes un dolor siento y resueno con tu dolor, no te tengo
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 41

lástima, siento contigo. La compasión trae un nivel de comprensión y


claridad con empatía.
Por ejemplo, imagina una persona que está herida por su patrón de
dependencia, que entrega su poder, no se le satisfacen sus necesidades
y colapsa. Mi lástima puede decir: “No te preocupes, todo va a estar
bien”; mi empatía sentiría su dolor. La compasión se maneja con la
verdad; significa que puedo reflejarle a esa persona el patrón que
sostiene y que le está provocando ese dolor. Al reflejarle su patrón,
puedo crearle más dolor en ese momento, porque es doloroso ver
nuestros patrones. Pero solamente mirándolos se puede cambiar. La
compasión significa que desde mi cuidado, desde mi amor, he creado
más dolor para ti, y esto puede sanarte.
A esto me refiero cuando digo que estás aprendiendo a integrar tu
poder con tu corazón.
En una perspectiva mayor, la humanidad estuvo polarizada en su
poder durante un largo período de tiempo. Las energías están oscilan-
do hacia el polo opuesto de la suavidad que es muy necesario. Tú
cargas bien esa suavidad dentro de ti, pero, en el desequilibrio, a
veces, no tienes la potencia necesaria para una vida exitosa y enrique-
cedora.
A veces necesitas ser más directo, más confrontador, hablar más
desde tu verdad y defender lo que observas y lo que piensas. Necesitas
el coraje para perseguir las cosas que crees y que quieres. Esta integra-
ción sucede entre el tercer y cuarto chakra. De alguna manera te has
repolarizado hacia el centro cardíaco, que es hermoso, pero perdiendo
las cualidades necesarias del centro de poder. Los valores humanita-
rios y la sensibilidad que se está abriendo necesitan ser integrados con
poder y acción dinámicas.

Las almas índigo tienen un fuerte anhelo espiritual


Este proceso ha afectado tu dimensión espiritual. Muchas perso-
nas intuyen la posibilidad espiritual de la vida. Tienes un anhelo espi-
ritual. Al mismo tiempo, como alma índigo, tu naturaleza es muy
rebelde; no quieres que te controlen, no quieres que te pongan en una
42 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

caja ni que te digan cómo debes pensar. De manera que parte de ti se


ha rebelado contra los marcos religiosos tradicionales que existen. En
inglés tenemos un dicho: “No tires al bebé junto con el agua de la
bañera”, y muchos de nosotros, en nuestra rebelión en contra de las
estructuras religiosas limitantes, también hemos tirado nuestra espiri-
tualidad.
Para muchas almas índigo el poseer una naturaleza espiritual es
esencial e importante. Significa que tu anhelo espiritual, tu sentido
espiritual de las cosas es tremendo, y es esencial que encuentres for-
mas de alcanzarlo.
De cierto modo, la espiritualidad será para ti un viaje muy perso-
nal. Es un mirar y un escuchar hacia adentro, es un experimento conti-
go mismo. De alguna manera, estás aprendiendo a abrir las puertas de
la espiritualidad a través de la autoexploración y el autodesarrollo. No
siguiendo un camino indicado de antemano.
Parte de este proceso es que la espiritualidad en el pasado era muy
emocional, tenía que ver con hacer a un lado tu inteligencia: te enseña-
ron a creer y no cuestionar; te enseñaron a seguir un camino, más que
a encontrar el tuyo propio. Lo que está pasando ahora es que ya no
somos seguidores. No queremos creer algo simplemente porque al-
guien nos lo dice. Queremos entender, queremos pensarlo, queremos
la información y queremos hacer nuestras propias decisiones. Y esto
es maravilloso porque significa que nos estamos transformando en
personas inteligentes.
El desafío para muchos de nosotros es que en el proceso podría-
mos hacernos demasiado mentales habiendo desechado nuestra parte
emocional, sensible, mística y devocional.
Nuestro pensamiento se ha hecho muy racional, mental y científi-
co. Hemos perdido al místico, al buscador de éxtasis y a Zorba con su
pasión. De manera que mucho de lo que estamos aprendiendo ahora es
a buscar una espiritualidad que abarque el sentimiento, la inteligencia
y la intuición.
Estamos aprendiendo toda una nueva forma de espiritualidad y
debemos ser los pioneros.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 43

Somos nuevos seres humanos, tenemos nuevas capacidades que se


abren en nuestros sistemas energéticos, tenemos partes nuevas en el
cerebro, nuevas emociones, nuevos pensamientos, una nueva fluidez
energética. Nuestro desarrollo interior, nuestra espiritualidad reflejarán
los cambios que ocurren dentro de nosotros.
Nuestra espiritualidad es un anhelo profundamente poderoso que
nos llama, y ahora debemos encontrar una manera de vivirla, de enten-
derla, de plasmarla para que pueda florecer.
Esta espiritualidad abarca alguna de las cualidades que hemos
mencionado anteriormente: sensibilidad, pensamiento holístico, con-
ciencia de interconexión, el aprender a integrar el poder, y todo esto se
está entretejiendo para crear una nueva aproximación al espíritu.

Preguntas y respuestas
Kabir, a partir de lo que hablaste, estoy viendo todo lo que nece-
sito y veo mis necesidades y cómo me manejo con ellas, y también el
dolor que me producen. ¿Cómo me manejo con estas necesidades? El
anhelo de tener una mujer es muy natural, ¿esto significa que debo
dejar a un lado este deseo?
Es una muy buena pregunta. A medida que llevamos la energía
desde el plexo solar al corazón, el centro de poder disminuye sus
efectos y los aspectos del amor se abren fuertemente. Pero a medida
que el corazón se abre, se activa su conexión con el segundo chakra; y
el segundo chakra tiene necesidad de acercamiento emocional, de se-
guridad y de sentirse a salvo. A menudo, a nivel del segundo chakra,
el niño interior busca una mamá. Entonces, a medida que nuestro
corazón se abre, nuestro niño interior se vuelve más presente y, de
muchas maneras, más necesitado.
El desafío de nuestro trabajo interior es volver a desarrollar el
tercer chakra de una forma nueva, integrada con el corazón. Uno de
los aspectos del tercer chakra que necesita ser desarrollado es el senti-
do de autoconfianza, el pararnos en nuestros propios pies. Esto no
niega las necesidades de cercanía propias del segundo chakra, sino
44 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

que, a medida que avanza el proceso, vemos que “se baja el volumen”
de estas necesidades, permitiendo una relación con mucho más espa-
cio, libertad e independencia.
A medida que esto sucede, la energía del corazón puede abrirse
mucho más, porque para amar se necesita mucho coraje. Existe la
“ilusión colectiva” de que amar es natural y que nuestro corazón está
abierto hacia la persona que amamos. En la mayoría de los casos hay
amor en nosotros, pero nuestro corazón está detrás de una pared, pro-
tegido. Requiere la fuerza del plexo solar que le da coraje para abrirse
a la vulnerabilidad. De manera que la capacidad de amar es un reflejo
directo de la integración de la fuerza y el poder del plexo solar. Esto
crea un problema para muchas almas índigo, que no quieren realmente
trabajar con el poder. En el pasado, hemos visto mucha oscuridad
relacionada con el poder a través del abuso del poder, y del egoísmo, y
ahora creemos que la espiritualidad es ternura, amorosidad y bondad.
Y luego nos preguntamos por qué nuestras relaciones son tan
desprolijas, por qué hay tanta dependencia, por qué somos tan heridos.
De manera que para movilizarnos hacia arriba, hacia el amor, necesita-
mos mirar hacia abajo y amigarnos con nuestro plexo solar, e integrar
nuestro poder. Al hacer esto, la necesidad del segundo chakra dismi-
nuye enormemente. Y cuando tenemos necesidades podemos ocupar-
nos de ellas, sin que nos manejen ni nos empujen.

• ¿De qué se trata este trabajo con mi plexo solar? ¿De hacerme
independiente con mi propio trabajo, ganando mi propio dinero, o
qué?

Todo eso, por cierto, pero hay aún más. Tiene que ver con apren-
der a defenderse, aprender a ser fuerte en lo que quieres y lo que
sientes. Tiene mucho que ver con tener el coraje de vivir tu verdad, el
coraje de salir de tu caja de seguridad, donde vivimos la mayoría, de
arriesgarnos, de saltar a lo nuevo. Significa el coraje de permitir la
confrontación cuando es necesaria, y no colapsarnos ante el miedo a la
confrontación. Y existe aún otro nivel, quizás un nivel más importan-
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 45

te, que tiene que ver con confrontar las profundas heridas que carga-
mos de vergüenza y desvalorización. Estos patrones son muy
destructivos, ya que nos sabotean de tantas maneras. Significa el cora-
je de mirar profundamente dentro de nuestra desvalorización y de
nuestra vergüenza y sanarlas, explorándolas y trabajando con ellas.

• Dices que el mundo está dominado por el plexo solar y que esta-
mos cambiando hacia el corazón, pero ¿estás seguro de esto? Cuan-
do miro lo que está sucediendo en el mundo no me parece que
estemos cambiando.

Por cierto que cuando ves lo que está sucediendo en el mundo te


quedas pensando, ¿no? A veces te preguntas si vamos hacia atrás.
Contestando tu pregunta, sí, yo sí lo creo. Veo que siempre hacemos
dos pasos hacia adelante y uno hacia atrás. Y aunque veo bastante
poder, egoísmo y ego en el mundo, también veo que hay mucho bueno
que está emergiendo. Veo un gran número de almas suaves en el
planeta. Y no hace tanto, en los Estados Unidos todo el mundo portaba
armas, o una espada o un cuchillo. Por suerte estas cosas ya no son tan
comunes, por lo menos en muchas partes del mundo.

• Pero me gustaría que me cuentes, ¿por qué sientes que no estamos


desarrollando esta cualidad del corazón?

Hace diez o quince años, yo hablaba a las personas de la misma


manera que tú lo haces ahora. Yo creía en la bondad, y que el mundo
estaba evolucionando hacia uno más amigable y pacífico. En los últimos
cuatro o cinco años me he hecho más pesimista; no solamente por lo
que ha sucedido recientemente, sino también por el mundo musulmán
donde las masas tienen una creencia y cultura distinta a la nuestra. Hay
muchas personas buenas en el mundo y estamos evolucionando de una
manera mejor, y creo que esto empieza en los países más desarrollados
como los Estados Unidos y Europa, pero creo que hay dos mundos
46 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

diferentes que se oponen en su cultura y sus creencias, y me parece que


éste es un nuevo peligro para la evolución de la bondad.

Aunque esto suene extraño, veo los problemas entre el mundo


árabe/musulmán y el mundo de Occidente como un reflejo de los
pasos evolutivos que estamos haciendo. En el que la interconexión de
la cual hablaba está haciendo que las culturas se enfrenten como nunca
sucedió anteriormente, y es natural que cuando esto suceda haya fric-
ción. Se están desafiando y perturbando creencias, estilos de vida que
han estado anclados sólidamente desde hace siglos. Y encima de eso,
aunque muchos de los disturbios actuales aparecen como de naturaleza
religiosa, pienso que los temas fundamentales de estos problemas son
económicos y de poder. Éste es claramente el caso con los palestinos,
que son esencialmente personas que están comprimidas en un área
pequeña, en campos de refugiados.
Hubo un estudio realizado con ratas que demostró que si la pobla-
ción tiene un espacio correcto de, digamos cinco ratas cada diez me-
tros (no recuerdo los números exactos), las ratas convivían pacífica-
mente. Se descubrió que cuanto más comprimían el espacio, la violen-
cia y la agresión entre las ratas crecía proporcionalmente.
De manera que veo estas grandes luchas entre el poder, el control,
la dominación y finanzas que están afectando tremendamente a zonas
como el mundo musulmán. Siento que no nos estamos dirigiendo a
muchos de los problemas de raíz del terrorismo. No estoy excusando
al terrorismo ni apoyándolo de ninguna manera, pero considero que es
un reflejo de las fuerzas del poder, económicas y sociales que debería-
mos observar. Y, a pesar de todo eso, aún siento esperanza respecto
del amor que está emergiendo en el mundo.
• ¿Siento que soy un alma índigo y me identifico mucho con lo que
dices. También me doy cuenta de que no estoy solo con todo esto, y
que somos muchos. Me surge la pregunta: ¿Qué hago ahora con
mi vida de todos los días? Recientemente perdí mi empleo, y siento
que lo perdí debido a mi naturaleza índigo; así que ahora estoy
enfrentando las dificultades de haber perdido un empleo, estudios
psicológicos, etc. que son parte de las viejas estructuras.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 47

Te hago una pregunta y luego te responderé. ¿De qué forma sien-


tes que tu naturaleza índigo provocó tu pérdida del empleo, y que no
puedas formar parte e integrarte?

• Existen dos áreas. Una es la sensibilidad. Siento e intuyo cosas que


otros no sienten. Y la otra área tiene que ver con las heridas y el
dolor que experimenté con mis padres y éstos siguen influyendo en
la forma en que me manejo en mi vida diaria. Trato de ayudarme
viéndolo como la lección que debo aprender en esta vida.

Sabes, muchas almas índigo se sienten separadas o extrañas. Sien-


ten que no pertenecen, que no caben, que no se pueden integrar al
entorno; y por tu sensibilidad sientes las agresiones, los mares de
fondo, las cosas que suceden que nadie atiende y lo que continúan
generando. De manera que es difícil para ti. Muchas de las almas
índigo, aunque no todas, están, lamentablemente, al margen de la so-
ciedad. Muchas almas índigo están bien integradas, muchas son exitosas,
pero por cierto, una gran cantidad están luchando por adaptarse y no lo
logran demasiado bien. De manera que en estos momentos es difícil
para ti, para nosotros. Primero te diría que no lo tomes tan personal-
mente. Es muy fácil pensar: “¡Oh, tengo un problema”, “estoy en un
lío por culpa de mi mamá y mi papá”, o lo que sea. Por ser sensible
tienes heridas de tu crianza. Tu desafío es sanar esas heridas y es
encontrar tu valor, encontrar tu fuerza, encontrar tu voz, encontrar tu
verdad. Recuerda que somos pioneros, y no es fácil ser un
“rompehielos”. Veo las imágenes de estos barcos que rompen los hie-
los al atravesar el Mar del Norte. En cierta manera somos pioneros de
una nueva forma de ser, pero el proceso es duro para nosotros. Somos
los rompehielos.
CAPÍTULO III

EL PROPÓSITO DE LAS ALMAS ÍNDIGO

El “llamado” o el “propósito”
Lo que conocemos como “llamado” o “propósito” es probable-
mente una de las fuerzas más importantes que actúan dentro de las
almas índigo. El sentido de que hay una razón por la cual estás aquí,
que tienes algo para hacer, que tienes algo en ti para desarrollar y que
tienes algo con que contribuir al mundo. Este “llamado” o “misión” es
una de las fuerzas más poderosas del alma índigo. Podríamos decir
que de alguna manera es el “punto central” alrededor del cual gira tu
vida. Es posible que al principio esto no se entienda claramente. Al
comienzo puedes tener solamente un vago anhelo, un sentimiento, un
deseo. Puedes sentir: “Oh, me gustaría hacer algo significativo en mi
vida”. En algunos casos se vive no tanto como llamado, sino como un
sentido de insatisfacción. No eres feliz viviendo lo mundano, viviendo
en una caja. Y aun eso puede no estar tan claro –se siente como una
inquietud o insatisfacción general, o una leve depresión–. De la mane-
ra que sea, el “significado” es el corazón de tu sentido de propósito.
No puedes ni quieres vivir una vida sin propósito. No puedes vivir de
manera egoísta. Puedes, por cierto, vivir una vida simple, pero aun en
una vida simple existe la necesidad de hacer cosas que eleven tu
espíritu, que eleven tu corazón, y que de alguna manera encajen con tu
alto sentido de valores, y desde ahí, contribuir con el mejoramiento de
este mundo.
Lo principal de tu propósito o llamado es “mejorar el mundo”.
Esto se puede hacer de manera sencilla. Posiblemente tu forma sea a
través de vivir una vida simple, no dañando a otros, y simplemente
colaborando con que sus vidas sean un poco más felices. O puede ser
que tu forma sea más poderosa –que desees aprender una profesión
50 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

que ayude a las personas, el medio ambiente o la sociedad–. Existe un


deseo esencial de hacer una contribución positiva a través de tu vida.
Y esta necesidad, con el tiempo, se torna más y más imperiosa. Algu-
nos nacen con esta pasión poderosa. En otros, se va abriendo gradual-
mente, pero en ambos casos empiezas a medir tu vida en términos de
esa meta, de esa dirección y ese criterio.
Si estás viviendo de acuerdo con tu llamado, te sientes pleno.
Sientes: “Mi vida transcurre correctamente”, “vivo lo que vine a ha-
cer”. Si no vives acorde a tu llamado hay una sensación de vacío, falta
algo, sientes “insatisfacción existencial”. Otro desafío doloroso tiene
que ver con encontrar una manera o salida satisfactoria para canalizar
este sentido de propósito y dirección. Esto les causa sufrimiento a
muchas almas índigo. Sientes que tienes tanto en ti, tanto que quisie-
ras hacer, y no sabes qué hacer con todo esto, o quizá sí lo sabes, pero
no logras concretarlo. A veces la discrepancia entre lo que sabes por
dentro versus lo que vives en tu personalidad y tu mundo es pronun-
ciada, y te puede causar profundo dolor y descontento. Es muy fuerte
tu deseo de ser todo lo mejor que puedas, tu conciencia es muy aguda
y perspicaz; si no vives tu ideal, eres consciente de ello y sufres por no
vivir acorde a tu potencial y tu posibilidad óptima.
Existen dos razones por las cuales no vives tu posibilidad óptima.
La primera es que tu conciencia es de lo nuevo, del futuro. Sostienes
imágenes y sentimientos de nuevas formas de ser, pero tienes lo que
llamamos una personalidad “pisciana”. Esto significa que la era de
Piscis, los últimos dos mil años, esculpía la mente humana, las emo-
ciones y el sistema energético de cierta manera. Es lo que conocemos
como la “estructura de personalidad pisciana”. Tiene mucho que ver
con la actividad de los chakras inferiores: más egoísta, más orientada
hacia el poder, más competitiva y más miedosa. Tiene una mente más
“cerrada”. Las emociones son fuertes y volátiles. Sucede que tu con-
ciencia tiene una vibración mucho más alta. Es como si en ti hubiera
dos personas –tu conciencia superior que es más abierta, vital, vibran-
te y elevada, y tu personalidad que es densa, emocional, limitada y
cerrada–. Esto sería un alma índigo con cuerpo y personalidad piscianos.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 51

Aquí hay una enorme discrepancia: lo que sabes en tu conciencia más


profunda no lo puedes vivir con tu manera normal de pensar, tus
emociones o tu comportamiento. Por ejemplo: imagina que eres un
corredor de autos de primerísimo nivel mundial y te dan para manejar
un automóvil viejo y fundido que casi ni se mueve. Sabes lo que tú
puedes lograr, pero no tienes demasiado éxito cuando tratas de mane-
jar este vehículo.
Ésta es una gran parte de nuestra lucha: no estamos logrando ni
vivir ni ser esa persona ideal que sabemos que podríamos ser o que tanto
quisiéramos ser. Esto, a menudo, nos crea una profunda angustia inte-
rior. Aquí, generalmente se presenta una subpersonalidad llamada el
“crítico”. El crítico es la voz en ti que apunta su dedo mostrándote todas
tus fallas, y luego te “pega” por ellas. Casi todas las almas índigo tienen
críticos poderosos, de manera que terminan sufriendo una sensación de
inferioridad. Sienten que no valen nada, que les falta algo, que no hacen
lo suficiente, que no son lo suficientemente buenas.
Debido a esta discrepancia entre lo ideal y lo real, una gran ense-
ñanza para ser alma índigo es aprender a amarse a sí mismo: ser
amable consigo mismo, andar su camino suavemente. Hay una segun-
da subpersonalidad que está activa en muchas almas índigo que llama-
mos el “presionador espiritual”. El presionador espiritual es el que
dice: “Yo sé que puedo ser más y voy a ser más: trabajaré más y más”,
y trabajas aún más y terminas todo tensionado.
De manera que una gran parte de las lecciones del alma índigo es
tener nuestros ideales, “aspirar”, tratar de alcanzarlos, darnos cuenta
de que nunca lo lograremos, que siempre nos quedaremos cortos, y
que todo está bien –no hay que alcanzarlos, simplemente debemos
estirarnos al máximo en esa dirección, pero no alcanzarlos–. Cuando
te das cuenta de esto, algo dentro de ti se relaja. Luego puedes amarte
por ser simplemente otro ser humano imperfecto más sobre este plane-
ta, en vez de amarte solamente cuando logras la santidad. Entonces
podríamos decir que tu propósito, o una parte de tu propósito es tratar
de alcanzar tus ideales; no lograrlos, sino estirarte hacia ellos.
52 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Parte de tu propósito es transformar la matriz del mundo


Cuando uno se estira hacia sus ideales ocurre algo muy interesan-
te. Al ir hacia tus ideales transformas varias de las energías y de los
patrones que viven dentro de tu mente y de tu psiquis. Luchas con
estos patrones y éstos van cambiando dentro de ti. En general, senti-
mos que somos personas aisladas y separadas y no nos damos cuenta
de que en realidad somos parte de una gran matriz, un gran campo de
energía –parte de un campo de energía mundial–. Este campo de ener-
gía contiene un entretejido de patrones vibratorios y estructuras. Los
patrones de energía operan como si fueran los “moldes que dan forma
a las galletitas”: moldean y tallan ciertas partes de nuestra psiquis.
Cuando nacimos y durante nuestra crianza, nuestra psiquis fue mol-
deada energéticamente por patrones dentro de la matriz colectiva. Es-
tos patrones viven dentro de ti y también dentro de millones y millo-
nes de otras personas. Se vinculan entre todos: mis patrones están
ligados con tus patrones a través de hilos energéticos que son invisi-
bles para el ojo normal, pero en el mundo de energía todos los hilos se
unen. De manera que cuando aspiras, te estiras y tratas de alcanzar los
ideales, estás transformando una parte del patrón energético colectivo.
No es solamente la transformación de tu propia energía –estás trans-
formando una parte de la matriz del mundo–. Podríamos decir que un
aspecto de tu propósito es ser un “transformador humano”. Como
decían los alquimistas, estás aquí “para transmutar el plomo en oro”, y
esta transformación está ocurriendo en tu propio cuerpo y en tu campo
energético. Este cambio dentro de ti eleva la matriz. Ahora imagina a
millones y millones de personas trabajando con tus mismos temas.
Trabajas con lo tuyo, ellos con lo de ellos, y todos juntos empezamos
a transformar esta parte de la energía que está entretejida dentro de lo
colectivo. A medida que esto sucede la energía empieza a vibrar en
una frecuencia más elevada. Sostiene una vibración nueva, más livia-
na, que apoya más la vida. Empiezas a incorporar los ideales y las
frecuencias de energía más elevadas de tu alma, y las atraes hacia este
plano de realidad.
Sería correcto decir que tu propósito tiene varios factores centrales:
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 53

1. El propósito de ser un transformador humano. Esto se logra ocu-


pándote de tus “temas”. Muchos de nosotros pensamos: “Soy una
persona espiritual, tendría que sentirme bien, tendría que estar feliz;
entonces, ya llegué”. Yo te diría que lo que tendrías que hacer con
mayor regularidad, es tocar cosas internas, trabajarlas y transfor-
marlas. Cuantas más imperfecciones encuentres, más trabajas conti-
go y más contribuyes a la luz, a la construcción de lo nuevo. Esto se
lo estoy diciendo a tu “crítico” para que pueda felicitarte cada vez
que encuentres una imperfección y te diga: “Diez puntos por ser un
transformador planetario”.
2. En segundo lugar, estás logrando sostener frecuencias energéticas
cada vez más altas. Tu alma sostiene cualidades y frecuencias de
energía inmensas. Estamos transformando frecuencias de energía
más bajas en frecuencias más elevadas. En esencia, estamos atra-
yendo las cualidades del alma que se manifiestan a través del chakra
de la corona hacia el canal central, bajando a los chakras y entrando
en el cuerpo. A este proceso lo llamamos “sosteniendo la luz”.
Estás aquí como ser de energía para sostener la luz dentro de ti.
3. Y en tercer lugar, estás aquí para sostener una nueva forma de ser.
Tu alma conoce las nuevas formas de ser. Sostienes imágenes de
nuevas formas de relacionarte, haciéndolo más desde el corazón,
más auténticamente, más profundamente. Sostienes imágenes de
nuevas formas de comunicarte, hablando de manera más honesta y
auténtica. Sostienes imágenes de las nuevas formas de utilizar el
poder, más desde el corazón y más respetuosamente. Tienes ideales
de la nueva relación entre el alma y el cuerpo, entre el espíritu y la
tierra. Ideales que cubren casi todas las áreas de la vida. Hay infini-
tos ideales en ti como nuevos paradigmas, y nuevas formas de ser.
Estos ideales son en realidad formas de pensamiento sostenidas en
las frecuencias más elevadas de energía que circundan la Tierra.
Estas formas de pensamiento penetran gradualmente en nuestra con-
ciencia, en nuestros pensamientos y en nuestro comportamiento.
Empezamos a comportarnos de manera diferente: nos comportamos
acorde a nuestra nueva forma de ser. Y luego, conforme te compor-
tas de la nueva manera, los otros también se comportan de la nueva
manera, y creamos un mundo nuevo, y una nueva forma de ser.
54 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Cada uno de nosotros tiene todos estos ideales, pero hay ciertos
aspectos de estos ideales, de ciertas energías, que son de particular
importancia.
Quizá tu forma singular sea aprender a relacionarte de una nueva
manera. Quizá sea una nueva forma de relación con la ecología y la
naturaleza, o bien entre mente, cuerpo y energía. Es bueno que entien-
das cuál es tu tema particular, y qué es lo que te pide hacer. Algunos
de nosotros debemos trabajarlo todos los días en nuestra vida personal.
Y para otros es hacerlo nuestra profesión, o hacer algo que nos llame a
la acción. A medida que encuentras tu propósito, logras un más pro-
fundo sentimiento de plenitud. Al mismo tiempo te traerá conexiones
con lo que llamamos “los miembros de tu familia del alma”. Observa-
mos que las almas viajan a través de las encarnaciones como racimos
de uvas. Un grupo de almas con energías similares, propósitos simila-
res, vibraciones similares encarnan momentos y lugares similares. A
medida que entras en tu alma y el propósito de tu alma, empiezas a
conocer estas almas que están relacionadas. Encuentras en ellas esta-
dos de profunda conexión y comprensión, de rapport, de apoyo mutuo
y de amor. A medida que despiertas a la naturaleza de tu alma te das
cuenta de que existen muchas otras almas ligadas contigo. Empiezan a
unir sus manos en un nivel energético y de almas. Esto es profunda-
mente valioso y de gran apoyo.
En conjunto, todo esto es parte del llamado del alma, el propósito
y la misión del alma que traes contigo. Al emerger a este propósito del
alma estás “caminando entre mundos”. Esto significa que por un lado
todos crecemos en una familia, un barrio, una sociedad. Éste es uno de
los mundos que habitamos. Las almas índigo más afortunadas se en-
cuentran bien conectadas con su familia y sus amigos. Una gran canti-
dad de almas índigo sienten desconexión, se sienten excluidas, separa-
das, sienten que no pertenecen aunque lo intenten. Al despertar al
propósito de tu alma empiezas a conocer personas con vibraciones y
cualidades similares. Dejas de tratar de pertenecer al viejo mundo y
empiezas a pertenecer al nuevo. Existes en ambos mundos, pero tu
alimento llega en gran medida del mundo nuevo. Y de última, estás
aquí para construir este nuevo mundo.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 55

Para nosotros ahora, a principios del siglo XXI, es a veces difícil


ver lo que estamos construyendo. Existe la expresión “la gota que hizo
rebasar el vaso”, que significa que no ves el cambio que está sucedien-
do hasta que solamente una pequeñísima gotita más hace que todo
cambie radicalmente. No podemos ver todo nuestro esfuerzo para pro-
ducir un efecto, pero de repente todo cambiará rápidamente. De mane-
ra que debemos tenernos paciencia y tratarnos con suavidad, confiar
en nuestro llamado y seguirlo, porque es más grande que nosotros
mismos. Aunque a veces tu mente diga: “Es demasiado, no es real”,
sigue tu llamado, y confía, confía en tu sentido del propósito. Confía
en las capacidades que intuyes están dentro de ti, aunque no estén aún
totalmente presentes. Tu alma te está estirando. Tu alma te pide que
saltes. Tu alma pide que te arriesgues. Confía: vale la pena. Y relájate,
sé suave, está bien no ser perfecto; y al mismo tiempo, sigue saltando.
Y luego descubrirás que amas la sensación de vivir sobre el límite.

Preguntas y respuestas
• No encuentro mi sentido del propósito. Siempre estoy buscando
qué debo hacer. Y por otro lado hay un profundo anhelo de ser
más espiritual y conectarme en ese nivel con los demás. Estoy en la
lucha y siento que aún debo transformar muchas cosas.

Ése es el trabajo principal. ¡El propósito principal es transformar


nuestras cosas!
Pero escucho que tu llamado de encontrar la forma es fuerte, pero
aún no la encuentras. ¿Es así?
Sí.
Éste es un lugar doloroso.

• Quiero alcanzar mis ideales espirituales, pero me encuentro siem-


pre con mis viejos patrones. Tengo anhelos e intereses espirituales,
pero no los logro, y me pregunto qué tiene que ver todo esto con la
espiritualidad.
56 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Intuyo que estás chocando con lo que yo llamaría “patrones cen-


trales”. Los patrones centrales son patrones y hábitos particulares que
nos hacen tropezar y bajan nuestro nivel de conciencia. Intuyo que
estás chocando con alguno de tus patrones centrales que hacen que tu
conciencia baje y te aleje de ti mismo. Mi experiencia de esto es que
existe un patrón, y detrás hay una enseñanza del alma, y detrás de eso
se despliega un estado de la esencia, o del alma. De manera que lo que
se siente como un problema es realmente la puerta que conduce a la
enseñanza del alma. Sugiero que tomes un tiempo para mirar profun-
damente en estos patrones. Puede haber cosas que te han ocurrido en
tu pasado que te impiden entrar en tu energía. Me recuerdas que a
veces atravesamos “crisis espirituales” en distintos puntos del camino.
Una crisis espiritual ocurre cuando la discrepancia entre lo ideal y lo
real, o entre nuestro llamado para el futuro y nuestros patrones del
pasado producen tanta tensión interna que algo se cataliza y salta. De
ahí emerge un nuevo enfoque, una nueva intensidad y una nueva tota-
lidad. Esto sucede en general cuando nos confrontamos intensamente
y hacemos un poderoso trabajo interno.

• Recibo pistas de qué es lo que debo hacer aquí, pero luego las
circunstancias prácticas de la vida me paran.

Intuyo dos cosas. La primera es que para algunos es como un


juego de escondidas. Para otros se les es dado claramente –el propósi-
to se presenta–. Pero la mayoría tiene que trabajar para encontrarlo. La
búsqueda del propósito se transforma en la parte central del trabajo, y
juega a las escondidas contigo.
Sientes que está ahí, y desaparece, te guiña un ojo, tratas de alcan-
zarlo y está más allá de tus manos.
Pero contigo intuyo una segunda opción. Tengo la sensación de
que tienes un crítico interno muy poderoso y que está parado frente a
la puerta diciéndote: “No sirves para esto, no lo puedes hacer”.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 57

• Sí. Mi lucha con mi crítico interno me lleva a la cabeza y me corta


la intuición.

A veces nuestro crítico puede ser un gran aliado si sabes cómo


usarlo. Pienso que tu crítico apunta su dedo a partes de tu llamado,
pero tú no te atreves a decir: “Ok, lo voy a hacer”. ¿Qué piensas tú?

• Sí, hay varias cosas: trabajar con masajes, danza y el cuerpo.


Siento que estas aperturas llegan naturalmente.

O sea que está claro este aspecto de tu propósito. Sólo que tu


crítico interno te para y las circunstancias prácticas de la vida se ponen
en tu camino. Y hay otra cosa que debes saber. Seguir tu propósito no
es siempre tan conveniente. No siempre da dinero. No siempre es
apoyado por los demás. Para seguir tu corazón e intuición, se necesi-
tan valentía y confianza.

• Mi entorno, y en especial mi compañero, hacen que me sea muy


dificultoso ejercitar mi espiritualidad. Tengo que luchar por el
tiempo y espacio para practicarla.

¡Una parte importante de tu propósito espiritual como mujer es


trabajar con el hombre en tu vida! Te voy a ser muy honesto –desde mi
posición de hombre–: somos tercos, somos arrogantes, tenemos mu-
chas máscaras para esconder nuestra vergüenza, nuestras insegurida-
des y nuestros miedos; pensamos que lo sabemos todo, y que no
necesitamos cambiar. Las mujeres son mucho más avanzadas espiri-
tualmente en muchos sentidos. Ustedes están abiertas, están dispuestas
a observarse, están más en contacto con sus sentimientos, su vulnera-
bilidad, y tienen un profundo nivel de honestidad. Nosotros, los hom-
bres, necesitamos aprender de ustedes. No sabemos qué debemos apren-
der de ustedes, y en la mayoría de los casos no queremos aprenderlo,
58 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

pero las hemos traído a nuestras vidas porque debemos aprender. ¿Qué
piensas de esto?

Estoy harta de tratar de explicarlo, comprobarlo; recibiendo tan-


ta resistencia, paredes, ataques.

Sí, es muy difícil. Nosotros, los hombres, somos muy difíciles.


¿Qué te puedo decir? Es la verdad. Así que necesitas tener mucha
paciencia, mucha habilidad y una dosis correcta de explosiones emo-
cionales en el momento justo.

• (Alguien) A ella le gustaría tener el permiso para explotar de vez


en cuando.

Bueno, ¡yo te doy permiso! Parte de tu propósito espiritual es


explotar de vez en cuando en tu casa, ¡para despertar a los hombres!
En realidad, tus patrones de personalidad te están protegiendo.

• Diría que soy diplomática.

Exactamente. Siento que dentro de ti eres una mujer muy vital,


dinámica y apasionada. Pero, ¿cuánta pasión sale directamente y cuán-
ta a través del filtro de la diplomacia, etcétera? Mi cuerpo me dice que
estás reteniendo, ¿dónde retienes?

• No puedo contestarte, aunque sé que encontrar dónde estoy rete-


niendo sería un punto clave para mí.

Siento que hay mucho miedo en ti. Y en segundo lugar siento que
tienes miedo a confrontar y comprometerte. Cuando hablamos, nuestra
energía sale de nosotros y contacta el campo energético del otro. Ese
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 59

contacto puede suceder de varias formas. Por ejemplo, mi energía puede


salir de mí y caerse al piso delante de ti sin llegar a ti, o puede irse por
encima de tu hombro izquierdo y no tocarte; o bien, mi energía podría
realmente encontrarse y conectarse contigo. Siento que puedes aprender
mucho acerca del encuentro directo. Tengo la sensación de que parte de
lo que retienes tiene que ver con resentimientos del pasado, de tu niñez.
Es una parte que dice: “No me voy a entregar a ti”.

• Siento orgullo por retener cosas

Esto te da un cierto poder y placer. Pero esa parte es un patrón del


pasado que está limitando tu energía y tu habilidad de encontrarte más
constructiva y claramente con tu compañero, o con las personas en
general. Siento que debes aprender más sobre encuentros directos con
los demás, con más pasión y energía. Al principio puede resultar emo-
cional y explosivo, pero solamente al principio. Después de un tiempo,
el “calor” excesivo se quemará, y aparecerá una nueva claridad y
potencia. Así no te sentirás la víctima, limitada por tu compañero y tu
entorno. En este momento, diría que te estás limitando tú misma; tus
patrones te retienen y es fácil echar la culpa sobre el otro o sobre el
entorno. Lo de afuera siempre será difícil. Pero lo que importa es lo
que tú haces.
CAPÍTULO IV

LOS NUEVOS ARQUETIPOS

Retomaré un tema –lo que yo llamo los arquetipos acuarianos–. En


el nivel superior de nuestra conciencia están contenidas las imágenes de
nuevas formas de ser. Probablemente, la mejor manera de describirlas es
denominarlas “ideales”, en los cuales las ideas que están sostenidas en
el mundo interior, se convierten en “ideales” para que nosotros los
hagamos funcionar en este mundo. Y estos “ideales” son imágenes o
representaciones que nos convocan. Es como si estuviéramos destinados
a convertirnos en estos potenciales y posibilidades.
Para entenderlos, imagina que cada era (y cada era tiene dos mil
años aproximadamente) está construida sobre ideas y comprensiones
claras. Después de un período de dos mil años, estas ideas e imágenes
gradualmente se desarrollan para cristalizarse y tomar nuestra forma.
Por eso, hacia el final de una era, las ideas y roles se cristalizan
completamente. Para ejemplificarlo: la mayoría de nuestras madres y
nuestros padres, y, especialmente, nuestras abuelas y abuelos, tenían
bien claro su rol como hombres y mujeres. Sabían cómo debían com-
portarse, conocían su posición en la sociedad, había una serie de con-
ductas muy claramente definidas. Pero especialmente en nuestra gene-
ración, esto se dio vuelta. Esto es así, particularmente para las muje-
res. ¿Cuántas mujeres en estos días están contentas por ser sólo una
simple y pequeña ama de casa? Ciertamente, algunas lo están, pero la
gran mayoría de las mujeres no están satisfechas con tener esto como
su único rol en la vida. Esto sucede porque la imagen de la nueva
mujer se sostiene en nuestra conciencia.
Es como si cargaras una representación que, aunque no sea nece-
sariamente clara en nuestra mente normal, es clara en nuestra mente
superior, y te llama a transformarte. Y esa energía, esa representación,
es muy poderosa. Te despierta, te inquieta, sientes insatisfacción y
62 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

hace que te rebeles contra lo viejo buscando cosas nuevas. Esta clase
de imágenes existen en muchos niveles diferentes de la psiquis. Cada
chakra desarrolla un número de imágenes diferentes concernientes a
ese aspecto de la vida. Por eso me gustaría hablar acerca de las dife-
rentes imágenes que se están desplegando a través de los distintos
chakras.

El chakra básico. Soltar la vergüenza pisciana y la culpa respecto


de nuestro cuerpo
Me gustaría empezar con el chakra de la base. Probablemente, uno
de los más grandes cambios en el chakra básico en términos de la
nueva humanidad, es lo que podríamos llamar la “celebración espiri-
tual del cuerpo y de la naturaleza” en nosotros. Observando la cristian-
dad como el modelo durante los últimos dos mil años, vemos que se
ha generado una negación del cuerpo. Como si el cuerpo no fuera
sagrado, no fuera espiritual, y fuera algo para sacarse de encima.
El arquetipo que está desplegándose ahora en lo que concierne al
cuerpo, es celebrarlo y disfrutarlo. Estamos aprendiendo a disfrutar la
vida como un deleite sensual consciente. Para hacerlo, tenemos que
trabajar nuestra vergüenza y culpa conectadas con nuestro pasado.
El pasado pisciano nos ha legado la creencia de que el cuerpo y
sus sensaciones son malos e inapropiados. Cargamos esto fuertemente
en nuestra conciencia. Sentimos culpa respecto de nuestras sensacio-
nes y juzgamos nuestro cuerpo. Estamos aprendiendo a soltar eso.
También estamos aprendiendo a no sólo estar en los sentidos, sino
a estar ahí con conciencia. De alguna manera es muy fácil entrar en la
inconsciencia y lanzarnos a una “orgía de sensaciones”. Otra cosa es
sostener la conciencia, y ser consciente, y también sostener el refina-
miento de nuestra esencia, permitiendo que se mueva en y a través del
cuerpo. Esto está mejor reflejado, probablemente, en el surgimiento
del tantra en el mundo actual.
La mayoría de nosotros está familiarizado con la palabra “tantra”.
El tantra se refiere a la sexualidad consciente. Hasta hace algunos
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 63

años, el tantra casi no existía, excepto en algunos pequeños lugares del


planeta. Ahora el tantra es común: talleres y entrenamientos de tantra
se dan en todas partes y serán cada vez más. El tantra recién ha
comenzado a hacerse sentir. Es todavía un ideal que no se ha realiza-
do. Piensen que durante los últimos dos mil años la mayoría de los
seres humanos ha ido a la iglesia, condenando sus cuerpos como peca-
minosos, y han orado pidiendo perdón.
Imaginen ahora que a medida que progresa esta nueva era ¡podría-
mos tener iglesias tántricas tocando sus campanas los domingos! El
tantra se integrará y se extenderá.
Mucha gente se dedicará a la celebración consciente del cuerpo.

Se reconoce que el alma tiene vida separada de la vida del cuerpo


Hay un segundo aspecto conectado al cuerpo que se está desarro-
llando también rápidamente.
Una de las notas clave de la conciencia para Acuario es el recono-
cimiento del alma como un componente separado del cuerpo.
La “ciencia del alma” está surgiendo rápidamente. Esta ciencia
reconoce el alma como una entidad energética vasta que está
temporariamente en el cuerpo.
Estamos empezando a reconocer una cultura de vida del alma
como separada de la vida del cuerpo.
En los próximos años aparecerá una comprensión más profunda
de los mecanismos donde el alma se ancla en el cuerpo y se relaciona
con él. A pesar de que esto ha sido dominio de la religión o espirituali-
dad en el pasado, se establecerá como una ciencia. Nosotros conocere-
mos los mecanismos energéticos respecto de cómo el alma y el cuerpo
se interrelacionan.
El principio de la conciencia del cuerpo como separado del alma
se manifiesta de una forma interesante. Aunque refleja solamente la
conciencia más baja de la conciencia colectiva, el cuerpo sigue siendo
un indicador significativo de este desarrollo.
64 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

En estos momentos se expresa en la conciencia colectiva, a través


de la experimentación con el cambio del cuerpo de acuerdo con los
deseos y necesidades de cada persona.
Una gran cantidad de personas se somete a cirugías plásticas, usa
variedad de cirugías u otros métodos para remover la grasa, o cambiar el
cuerpo para hacer que se vea de determinada manera. Y probablemente
seas consciente de que la investigación en el crecimiento de nuevos
órganos y nuevos miembros del cuerpo está avanzando rápidamente.
Una de las tendencias que está surgiendo podría llamarse “diseño
corporal”. Vas a los centros de estética y belleza integral, eliges los
cambios que te gustaría hacerte y podrías fácilmente cambiar tu cuer-
po de acuerdo con tus deseos.
Muchos de nosotros nos escandalizamos con esto, con lo que
denominaríamos la falta de naturalidad; sin embargo, esta tendencia
está ocurriendo en todo el mundo.
En un seminario reciente, aquí en Alemania, había una pareja
brasileña, jóvenes de unos veinte años, y ella nos comunicó muy es-
pontáneamente que se había hecho una nueva nariz: “No me gustaba
mi nariz, por eso me hice una nueva”. Y su novio dijo: “Sí, yo también
hice lo mismo”. La mayoría de los miembros del grupo estaban bas-
tante escandalizados. Y a continuación ella dijo: “Estoy deseando vol-
ver al Brasil para hacerme unas cuantas cosas más”; y estaba muy
entusiasmada con todo esto.
Aquí en Alemania no nos habíamos dado cuenta de que en el
Brasil todo el mundo cambia su cuerpo. Es relativamente barato, sin
tanto dolor, y se ha puesto de moda. Esto sucede en toda América del
Sur y en Norteamérica sucede cada vez más.
Por eso, aunque muchos de nosotros en Europa somos un poco
más lentos, esto también está empezando a ocurrir.
No puedo decir si esto es bueno o malo, sé que muchos de noso-
tros en Europa estamos escandalizados, pero se está poniendo de moda
en todas partes. Y los montos de dinero que se destinan a la investiga-
ción y desarrollo son enormes.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 65

La ingeniería genética extenderá nuestro período de vida y


resolverá muchos sufrimientos mentales y emocionales
La mayoría de nosotros somos conscientes del significado de lo
que ocurre en el mundo de la investigación genética.
Probablemente hayas escuchado que los científicos han decodificado
el genoma humano. Esto significa que han graficado la impronta del
ADN para construir un ser humano. Gradualmente, sabrán exactamen-
te cuál es el gen que hace que tus ojos sean celestes o sean marrones;
cuál gen hace tu corazón saludable, o no saludable. Estaremos curando
rápidamente muchas, muchas enfermedades que han tenido en jaque al
ser humano desde siempre.
Puedo predecir que el promedio de edad que la gente vivirá como
normal, se extenderá enormemente a través del trabajo genético.
También, muchos de los problemas que sufrimos hoy, tanto emo-
cionales y mentales como fisicos, serán resueltos. Me gustaría decir
que cierto porcentaje de aquello con lo que estamos luchando en el
camino del desarrollo interior se debe a la programación genética, que
no se adapta a las capacidades del alma para expresarse. Un montón
de estas cosas serán resueltas a través de la genética. Imagina, por
ejemplo, que no tuvieras que luchar con tus inseguridades día a día, ya
que muchas de las razones de nuestras inseguridades tienen que ver
con la programación genética evolutiva que data de millones de años y
que ya no nos sirven.
Imagina que se pueda resolver la ira, con la cual tantos de nosotros
luchamos. Éstos y muchos más patrones emocionales y mentales son
el resultado de programas biológicos en el cerebro y en las glándulas
que hemos heredado, pero que ya no funcionan a nuestro favor.
Pienso que uno de los aceleradores más grandes hacia el camino
espiritual en el planeta, va a ser la investigación genética.
Sé que esto escandaliza a muchas personas de la nueva era, porque
muchos de nosotros creemos que deberíamos evolucionar a través de
la meditación, comiendo en forma saludable y viviendo una vida espi-
ritual. Y, por un lado, hay mucha verdad en esto, pero si observamos
66 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

lo que está pasando en el planeta, la tendencia evolutiva tiene más que


ver con la investigación genética y los desarrollos de la química, de la
biología y la medicina, que han hecho explosión en los últimos cien
años.
Y me gustaría preguntarte, si alguien te ofrece una pastilla que
pudiera curar tu ira, tus inseguridades, darte más vitalidad, darte el
cuerpo que siempre has querido tener y te dijera que vivirías doscien-
tos años sin ningún tipo de enfermedad, dime, ¿no la tomarías?
Yo la tomaría, y sería feliz también. Y pienso que es esto lo que
va a estar disponible para nosotros, paso a paso, en un futuro no muy
lejano.

Los arquetipos a desplegarse a través del segundo chakra


Vamos a movernos en el cuerpo hacia la siguiente serie de arque-
tipos e imágenes, aquellas conectadas con el segundo chakra y los
arquetipos a desarrollarse en la familia.
Si observamos la estructura familiar históricamente, podemos ver
cambios evolutivos significativos.
Inicialmente, los seres humanos vivían en tribus, lo que podríamos
llamar “grupos familiares extendidos”. Para una mujer, no era raro
tener una docena de hijos. Había muchas de estas familias viviendo
juntas, y muchos, muchos chicos alrededor, los cuales tenían muchos
padres sustitutos, muchas tías y tíos. Contaban con un enorme sistema
de apoyo.
En la medida en que el tiempo pasó, nos movimos hacia la “fami-
lia nuclear”; esencialmente, marido y mujer. Éste es el principal grupo
familiar de hoy.
En tiempos anteriores, las familias nucleares tendían a permanecer
en el lugar donde habían crecido; por eso había tías, tíos y abuelos
alrededor.
Lo que está sucediendo cada vez más, es que las personas se están
mudando de los lugares donde crecieron, por lo cual hay menos co-
nexión familiar sanguínea disponible para los adultos y los niños.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 67

Uno de los resultados de lo antedicho es el gran tema de perturba-


ción psicológica entre los niños. Aunque un niño necesita una madre
primaria y un padre primario con los cuales vincularse, también nece-
sita muchos modelos. Necesita muchas personas diferentes con las
cuales relacionarse, porque esto es más saludable.
Un niño necesita muchas personas que lo amen, con las cuales
comunicarse y compartir.
Debido a la desaparición del grupo familiar extendido, estamos
comenzando a ver que la gente está encontrando nuevas formas de
vincularse fuera del grupo familiar.
Por ejemplo, las madres se juntan con otras madres, hay grupos de
madres, o bien se están creando otras formas de grupos de apoyo
extendidos para los niños. A medida que pasa el tiempo, están surgien-
do formas completamente nuevas de grupos familiares extendidos.
En otras palabras, vemos nuevas formas de “comunidad”, o nue-
vas maneras de vivir el sentido de interconexión con el mundo alrede-
dor de nosotros.
En los últimos cincuenta años, hemos visto muchos experimentos
con comunidades y comunas de diferentes clases. Probablemente, una
de las más exitosas son los kibutz en Israel. Y percibimos que estas
formas de comunidad serán más y más habituales. Tomarán muchas
formas, lo que no significa necesariamente que todas las personas
vivan juntas en una propiedad; podría significar que la gente viva
separada, pero a través de la conexión de Internet, de teléfonos, de
computadoras, la conexión de la comunidad se verá fuertemente inten-
sificada.
Sé que una gran cantidad de gente sufre por sentirse desconectada.
Las almas índigo que encarnan son todavía una gran minoría en
términos de cantidad, por eso te sientes separado, desconectado y esto
conlleva un gran sufrimiento. En esa desconexión estás buscando “al-
mas afines”.
Estás buscando personas de la misma mentalidad, del mismo cora-
zón y con las que puedas encontrarte a un nivel más profundo de
68 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

conexión. Una de las formas más corrientes en que esto está ocurrien-
do es a través de los pequeños centros espirituales o de trabajo inte-
rior. Estos pequeños centros de crecimiento están surgiendo por todas
partes en el planeta.
Sólo en Alemania, tenemos una guía de unos cuatro centímetros
de espesor que ofrece centros de crecimiento con programas y salones
para seminarios.
Aunque esto está sucediendo como respuesta a las muchas necesi-
dades que tenemos, la necesidad de conexión es una de las más pro-
fundas: necesidad de comunidad, de familia extendida y vínculos emo-
cionales.
Como alma índigo, es importante encontrar maneras de relacio-
narte emocionalmente con almas afines. Y debes saber que ninguna de
estas maneras será perfecta.
Existen aún muchas fricciones en nuestras personalidades; las vie-
jas maneras de vincularse, versus las nuevas que están evolucionando;
hay tantas ideologías que aún no están maduras y todo esto causa
fricción dificultando la fluidez en los vínculos.
Necesitas establecer vínculos y es importante para ti abrirte a los
otros y hallar la manera de hacerlo.
Muchas almas índigo, ciertamente no todas, viven aisladas y sepa-
radas. La falta de resonancia con otros, la falta de comprensión y el
dolor asociado con “personalidades densas” hace que te retraigas.
Aunque, realmente, necesitas pasar tiempo a solas, y necesitas
protegerte, también necesitas vincularte y participar en una comuni-
dad.
Me gustaría alentarte a abrirte a los otros y relacionarte. Esto es
parte del próximo paso para la humanidad.
Nos estamos haciendo conscientes de nuestra interconexión y apren-
diendo nuevas formas de interrelacionarnos que son esenciales para la
conciencia de grupo que está apareciendo, como tema central de la
nueva humanidad emergente.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 69

La nueva ciencia de ser padres conscientes


Una de las cosas que surgirán en este proceso es lo que podríamos
llamar un nuevo modelo de padres. Observamos que está surgiendo
una nueva ciencia para ayudar al desarrollo del niño, que podríamos
denominar, por falta de mejores palabras: “ser padres conscientes”.
Es claro que la mayoría de los problemas mentales, emocionales y
de relación que enfrentamos en la adultez tienen su origen en cosas
que sucedieron en la infancia.
La mejor forma de resolver esto, ¡es educar a los niños lo más
saludablemente posible para que no sufran estos problemas en primer
lugar!
Percibimos una nueva visión respecto de lo que significa ser pa-
dres en el mundo. Una de las notas clave de esta visión es la educación
para padres. En el futuro, los padres se someterán a una práctica inten-
siva de entrenamiento como preparación para criar a sus hijos. Actual-
mente, en el mundo, si quieres manejar un auto, tienes que tomar un
curso de manejo para obtener la licencia de conductor. El proceso de
conducir un auto es más simple que aprender a transformar a un ser
humano en una persona completa y saludable. Pero cualquiera puede
tener un hijo sin ninguna educación previa, ya que existe la creencia
de que la persona sabe naturalmente cómo apoyar al niño y hacer que
éste crezca convirtiéndose en un ser maduro y saludable. Con esto
obtenemos personas neuróticas, que transforman a sus niños sanos en
adultos neuróticos durante el proceso de crecimiento.
Nadie está diciendo que esta situación haya comenzado ahora. Es
como si cada padre tuviera el derecho otorgado por Dios, y la sabidu-
ría, para criar a sus hijos correctamente.
Si bien la psiquis humana es una de las cosas más complejas sobre
este planeta, es también uno de los mecanismos más delicados, y los
padres deberían tener una educación equivalente a la de un neurólogo
cirujano para apoyar al niño en su crecimiento hacia un adulto saluda-
ble. Esto recién se está empezando a reconocer ahora, y cada vez más
en el futuro veremos programas de formación intensiva para padres.
70 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Lo esencial para esa formación será el desarrollo interior y la


madurez de los padres.
La psiquis de un niño es como una esponja. Bebe la energía de los
padres, se modela según los padres, y no sólo según las acciones y
palabras que ellos emiten explícitamente, sino también por las energías
sutiles, pensamientos y sentimientos que se mueven dentro de ellos.
Por eso, en esencia, para favorecer que los niños crezcan
saludablemente, se necesitan padres saludables, quienes, además de su
salud emocional, cuenten con el conocimiento y las habilidades que
les permitan criarlos para que se transformen en seres completos.
Estos programas de educación para padres serán oficiales en un
futuro no muy distante.
Eventualmente podríamos hablar de un tipo de licencia para ser
padres, que resultará en una generación de niños sin “almas coartadas
en su esencia”.
Observamos en el trabajo interior que la mayoría de los adultos
estamos traumados por experiencias de nuestra niñez. Pero como to-
dos estamos en la misma situación, y esto es tan común, ni nos damos
cuenta del trauma existente.
Gran cantidad del trabajo en nuestro desarrollo interior, resultan
ser temas emocionales de cuestiones que se coartaron en nuestra infan-
cia. ¡Estamos tratando de arreglar, bajo el nombre de desarrollo espiri-
tual, cosas que no debieron romperse en primer lugar! Y todos los que
estamos involucrados en el desarrollo espiritual sabemos del dolor y la
dificultad de trabajar intensamente sobre temas emocionales y no
haberlos superado.
Es doloroso para mí decir esto, pero una cierta cantidad de temas
con los que estamos luchando, no importa cuán duro trabajemos, no la
superaremos. Es como si tuvieras un hermoso jarrón chino y se te
rompiera. Y sí, puedes pegar las partes rotas, pero nunca va a volver a
ser lo mismo. Y eso es lo que nos sucedió a nosotros.
Esto no fue hecho con maldad, sino por ignorancia, pero todos
estamos luchando con muchos temas emocionales, energéticos o men-
tales debido a nuestra crianza.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 71

Aprenderemos a restablecer el jarrón como era, y lo haremos de


forma tal que no pierda agua. Pero será endeble, y mantendrá cierta
imperfección.
Por eso les pido que sean suaves con ustedes mismos; no esperen
la perfección, porque no podemos ser perfectos. Quedaremos un poco
rengos, pero aun así vamos a llegar a la cima de la montaña.
En el futuro veremos que el gobierno, en vez de poner cantidad de
dinero en las operaciones militares, destinará dinero a cubrir necesida-
des de los niños, educación para padres y programas educativos en
general. Y cuando hagamos esto, la generación que crezca tendrá una
plenitud emocional y espiritual, que difícilmente podamos imaginar
ahora.
Muchos de los problemas del mundo que estamos tratando de
resolver son el resultado de nuestra crianza y nuestro desarrollo. Pro-
bamos toda clase de programas sociales, económicos y legales para
cambiarlos. Y, si bien esto ciertamente ayuda, los problemas aún per-
manecen. Quizás una de las mejores formas de resolverlos es hacer
que la próxima generación crezca saludablemente. Podríamos crear un
mundo mucho mejor en una sola generación, si nos comprometiéra-
mos a criar personas saludables. Y creo que lo haremos. Tal vez no de
la noche a la mañana, o no inmediatamente, pero ciertamente en un
futuro no muy lejano.

Preguntas y respuestas
• Tengo un sentimiento positivo y elevado acerca de lo que has di-
cho, excepto por una cosa. Por el tema de las cirugías estéticas en
rostro y cuerpo. Yo creo que elijo este cuerpo y las cosas de esta
vida, y aun a mis padres y mi crianza, y mi cuerpo pertenece a ello.
Pienso que si el alma eligió este cuerpo, lo hizo por alguna buena
razón, y la vergüenza es parte de esa posibilidad de aprendizaje. Si
me operara, le quitaría la posibilidad a mi alma de superar esa
vergüenza.
72 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Estás viendo que eso es parte de tu aprendizaje. ¿Y qué pasaría si


pudieras obtener esas enseñanzas más fácilmente?

• Pero nada sucede con las operaciones.

No estoy seguro. Siempre sentí lo mismo que tú, e iba mucho en


contra de toda cirugía plástica. Y un día vi un show televisivo que
cambió mi pensamiento respecto de ello. Era un show sobre cirugía
plástica; primero mostraron operaciones reales y cómo se hicieron, y
luego entrevistaron a personas preguntando por qué se habían hecho
cirugías. Recuerdo a un joven de catorce años, cuyas orejas sobresa-
lían en extremo. Se burlaban de él despiadadamente, y debido a esto él
desarrolló tal vergüenza, timidez e inseguridad que lo traumaron. Salir
y relacionarse con la gente era traumático para él, la gente siempre se
reía de él por sus orejas. Y luego mostraban lo simple que había sido
la cirugía plástica para normalizar sus orejas. Mostraban al niño en la
operación y luego con sus hermosas orejas planas. Cuando lo entrevis-
taron, estaba radiante. Él dijo: “No me siento más como un fenómeno
de circo; estoy feliz de que la gente me mire”. Fue como si se hubiera
sacado años y años de trauma en una sola operación. Ésa fue la prime-
ra vez que vi una cirugía plastica como algo positivo para una persona.
Realmente, le dio a este chico una nueva actitud para con él mismo y
con su vida. Fue en ese momento cuando comencé a ver que estas
cosas pueden ser muy positivas.

• Siento que lo que está faltando es cierto asesoramiento sobre estas


cirugías. Si la gente cambia su nariz o su pecho, podría informarse
sobre lo que les sucederá y los peligros inherentes a ello. Yo veo
que esto no está sucediendo y que ése es el problema.

Yo coincido contigo. Estas cirugías pueden usarse para mejorar el


ego de cada uno, o para mejorar la esencia en cada uno. Las personas
necesitan ayuda y enseñanza para conectar con su esencia y, este tipo
de avances, puede apoyar al ser para que tenga un vehículo más apto y
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 73

saludable a través del cual expresarse. El asesoramiento que estás


describiendo sería muy importante.
También me doy cuenta de que hay muchos abusos en el proceso.
La gente usará la cirugía plástica por varias razones. Pienso que cada
avance científico que hagamos, podría convertirse en abuso y, desafor-
tunadamente, esto es parte del proceso evolutivo.
Estoy seguro de que muchas de estas investigaciones pueden ter-
minar siendo financiadas por los militares para el desarrollo de mejo-
res soldados, pero, no obstante, la sociedad en general cosechará las
recompensas de una buena investigación. Por eso pienso que todo esto
es parte del proceso.
Aunque muchas personas no son conscientes de ello, Internet ha
sido financiada al principio por la pornografía, y yo considero que
Internet es una gran cosa. Pienso que es parte del proceso que ocurran
cosas que son de uso abusivo, pero al final se transformarán en buenas
noticias.
Volviendo al comentario anterior acerca del alma que elige el
cuerpo, hay un pensamiento espiritual que dice: “Mi alma eligió exac-
tamente el cuerpo perfecto, la familia, circunstancias y experiencias de
las cuales aprender”. Esta forma de pensar estaría diciendo: “He veni-
do a esta tierra para que mi alma aprenda de este cuerpo. Soy este niño
con estas enormes orejas y he venido a aprender a superar la vergüen-
za”. Mucha gente piensa de esta forma. Es una posibilidad. Pero yo
tengo otro pensamiento. Quizás el alma viene acá y tiene un increíble
potencial, pero realmente se siente encarcelada y atrapada en cosas
tales como estas orejas. Durante toda la vida esta alma está ocupada
con la vergüenza. Parece un desperdicio pelear por tanto tiempo y con
tanto dolor por eso. Si pudieras trascender esta vergüenza y resolver el
tema de las orejas de una forma tan fácil y rápida, entonces el alma
podría progresar mucho más en tantas áreas diferentes.
O sea, ¿el alma eligió este cuerpo porque éste es el mejor cuerpo
para aprender las enseñanzas?, o bien, ¿el alma sólo tomó el mejor
cuerpo que pudo, pero puede ser que haya obtenido uno “menos que
perfecto”?
74 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

• Yo respondo a tu pregunta como madre. Entonces, como madre, si


tengo un hijo con esas orejas, y siente todo ese dolor, y viene
llorando todos los días, ¿puedo únicamente decirle: “Es por tu
crecimiento interior?” ¿Qué harías? Ridiculizar es tan doloroso.

Permíteme dar otro ejemplo escandalizante. ¿Sabes lo que es un


Spam? Es un e-mail que te llega sin solicitarlo. Las compañías obtie-
nen dos millones de direcciones y envían sus productos basura a todo
el mundo. Unas de las más grandes que hay son las que publicitan
cómo agrandar el pene. Yo acostumbraba ver estos mails y reacciona-
ba diciendo: “Esta gente está enferma”, hasta que hablé con una mujer
cuyo marido tenía un pene muy pequeño. Ella estaba muy disgustada,
porque decía: “Cuando hacemos el amor, no siento nada; yo no sé si él
está adentro de mí o no, no siento placer. Yo lo amo, pero estoy
pensando en otros hombres todo el tiempo, porque estoy totalmente
insatisfecha”. Y el hombre, por supuesto, sabía esto, y se sentía un
fracasado. Entonces, ¿qué le sugerirías a esta pareja? Y mujer, ¿qué le
sugerirías a tu hombre, si este mejoramiento del pene fuera saludable y
estuviera disponible? Y hombres, ¿qué harían si ustedes sintieran que
su mujer los va a dejar sólo por tres o cuatro pequeños centímetros?
¿Qué harían en esta situación?

• Yo probaría; esto resolvería un montón de problemas.


• Yo le diría: “Prueba con eso”.
• Yo lo agrandaría lo máximo posible.
• Si es cuestión de tamaño, tal vez él pueda encontrar una mujer con
una vagina más pequeña.
• Si es un tema sexual, estar conectado al nivel de su corazón con la
esposa, y buscar afuera sexo con alguien más.

Hay muchas opciones. Pero lo que es claro para mí por primera


vez, es que hay opciones disponibles como nunca antes.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 75

Permítanme dar un paso más. Si alguien te dijera: “Podemos ahora


alargar nuestra vida. Tenemos una pastilla; tómala, y vivirás cincuenta
años extra”. Y te dijera que estarías bien conservado; ¿la tomarías?

• Dependería de quién más la tomara.


• Yo la tomaría seguro, pero lo haría si tuviera el tiempo de ser
consciente de la posibilidad de la muerte, ser consciente de lo que
realmente estoy esperando, estar conectado completamente a mi
esencia, ser consciente de por qué estoy realmente viviendo. No soy
todavía consciente de mi propia muerte; siento que vivo bajo la
ilusión de que viviré para siempre.

Yo soy como tú. Yo siento que la esencia es todo lo que importa;


cuánto vives no es importante. Soy diez años mayor que tú, y por
primera vez he comenzado a sentir los años. Puedo sentir mi cuerpo
que comienza a desgastarse. Mis articulaciones comenzaron a darme
problemas, y empecé a mirar a las personas mayores como nunca antes
lo había hecho. Las miro y pienso: “Voy a ser así dentro de poco”. Vi
a una mujer mayor el otro día con osteoporosis, con la espalda
encorvada. La miré y pensé: “Ésa no es una linda forma para vivir”.
Yo no sé cuáles serán mis problemas particulares con el cuerpo, y no
me preocupa vivir cien o doscientos años, pero me encantaría vivir en
un cuerpo que fuera relativamente saludable y sin dolor, en un cuerpo
que sea un placer más que en uno que sea una lucha. Por eso estoy
muy feliz por los avances de la medicina para darme una vida libre de
dolor.
Permítanme transmitirles un concepto que para muchas personas
de la nueva era va a ser perturbador. Yo lo mencioné anteriormente,
pero pienso que entró por un oído y salió por el otro.
Qué pasa si tu alma no eligió este cuerpo, si sólo le tocó en la
lotería. Y cuando salió tu número, todos los buenos cuerpos ya habían
salido. Entonces obtuviste una personalidad, un cuerpo y una familia.
Y no era lo que tu alma realmente quería, pero tomó lo que pudo.
76 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Qué pasa si tu cuerpo y tu psiquis fueron diseñados, en cierta


medida, por fuerzas evolutivas al azar. Y que el alma bajó por tener
algún interés en la vida, pero, decididamente, no te tocó un Rolls
Royce. En realidad, éste es mi punto de vista. Cuando observo la
estructura del cerebro, las glándulas, la mente, las emociones, lo que
veo, y odio decirlo así, es que el vehículo humano no está muy bien
construido, y el alma está luchando con él, y se le hace difícil.

• Nunca pensé así.

No, la mayoría de la gente no lo hace. No es una idea muy atractiva.

• Me hace enojar, no es justo.

Y, ¿quién dijo que la vida es justa?

• Sí. Y teniendo en cuenta cómo el alma se siente en este cuerpo.


Algo se siente muy apretado, como si estuviera atascada aquí. A
nivel físico, no me siento realmente presente aquí, como si no fuera
realmente consciente de mi cuerpo entero. Quizá necesite explorar
lo que significa estar presente y estar en mi cuerpo, y ver por qué
se siente tan apretado.

Pienso que tu idea de exploración es correcta; explorar qué es el


cuerpo, qué es el alma, y cómo ambos están interrelacionados.

Y quiero agregar mi propio insight respecto de esto, y también


hacernos eco de lo que dice el trabajo esotérico. El trabajo esotérico
dice que el cuerpo ha evolucionado parcialmente a través de la natura-
leza y de su intercambio con ella. Esencialmente el cuerpo humano es
un proceso, que ha sido desarrollado por grandes inteligencias, pero
está lejos de estar terminado; está todavía en proceso de desarrollo. Y
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 77

los esotéricos dicen que es por esto que el alma está luchando. Y lo
que nosotros también decimos es que la ciencia futura reconocerá al
alma; construiremos máquinas que complementarán nuestras capaci-
dades intuitivas, y podremos trabajar más directamente con el alma.
Imaginen, por ejemplo, que aquellos hermosos momentos que tocan
de vez en cuando, a través de la meditación, pudieran ser habituales y
sólidos, sólo a través de un pequeño ajuste o un pequeño implante.
Eso es lo que yo creo que desarrollaremos. Yo pienso que las tecnolo-
gías que están llegando, en términos del cuerpo y la conciencia, nos
van a sorprender notablemente. Algunos cambios increíbles están apa-
reciendo en términos de entender el cuerpo, la psiquis y el alma, y
nuevas tecnologías y métodos de educación nos abrirán a niveles de
conciencia, gozo y vivencias que apenas podemos vislumbrar ahora.
Creo que estamos recién comenzando a tocar la revolución en esto.
Esta parte de la ciencia del alma que cargan las almas índigo.
CAPÍTULO V

EL NUEVO HOMBRE Y LA NUEVA MUJER

El nuevo hombre
Las energías índigo que están surgiendo están creando un nuevo
hombre. Comencemos mirando las energías de estos nuevos hombres,
porque los nuevos arquetipos que se están desplegando dentro de los
hombres son poderosos y muy significativos para nosotros como indi-
viduos y como raza. Está apareciendo una dimensión casi totalmente
nueva de lo que significa ser hombre. Para entenderla, me gustaría
ponerla en la perspectiva de la apertura de varios centros en el campo
energético humano.
El género humano ha estado polarizado principalmente en los tres
chakras inferiores durante miles de años. Las energías de los tres
chakras más bajos se focalizaron y expresaron a través del tercer chakra,
lo cual significa que los hombres fueron dominados por la conciencia
del tercer chakra: competencia, agresión y egoísmo. Éstas crearon un
enfoque de vida principalmente jerárquico y centrado en el yo. Los
hombres estaban centrados en sí mismos, y salieron a ganar tanto
estatus y poder como pudieron para ellos mismos, trepando la escalera
de la jerarquía.
Esto está cambiando significativamente. Las energías de Acuario
tienen un poderoso impacto en el chakra del corazón de los hombres.
El corazón de los hombres está empezando a abrirse de un modo
completamente nuevo. Y las energías del tercer chakra han comenzado
a fluir hacia arriba, hacia el corazón. En primer lugar, esto significa
que los valores de apreciación y honor se están abriendo a un nuevo
nivel en los hombres. Esto se manifiesta como el respeto de unos a
otros, como un humanitarismo fundamental y como generosidad de
espíritu. Es honrar a la vida en sus diversas formas, y al honrarla se
80 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

manifiesta el deseo de no dañar o causar dolor a otros seres vivos. Ésta


es una apertura a sentimientos más elevados y aporta ternura, sutileza
de sentimientos, cuidado y calidez. Estos hombres nuevos se están
relacionando con la vida en forma diferente debido a estas cualidades.
Podría decirse que éstos son hombres de “sentimientos”, sentimientos
delicados y tiernos. Esto es nuevo para el género humano en su con-
junto, aunque siempre hubo algunos hombres centrados en su corazón.
Pero a nivel general, los arquetipos del hombre como fuerte, poderoso,
dominante y capaz están cambiando. Estos valores mantienen todavía
su importancia, pero ahora el valor de un hombre se observa a través
de la ternura y la plenitud de corazón que trae a su vida.

Los hombres están sufriendo una nueva tensión interna porque el


corazón les duele cuando se comportan de manera egoísta
Este proceso trae algunos profundos desafíos a los hombres. Esto
se debe a que los hombres índigo cargan energías índigo y también
cargan las poderosas energías del plexo solar de nuestro pasado. La
“competencia”, el egoísmo, el egocentrismo aún están presentes, y
ahora estas fuerzas se están enfrentando o luchando con las energías
del corazón que quieren avanzar.
Una gran cantidad de hombres siente una tensión interior debido
a la apertura de estos centros. En el pasado, un hombre podía ser
egoísta y agresivo y no sufrir sentimientos de culpa o de mala con-
ciencia. Ahora esto no sucede. Actualmente, cuando estamos activos
en las energías del plexo solar, a nuestro corazón y a nuestra alma
les duele. A menudo, estas energías son todavía tan fuertes que no
podemos detenerlas. A veces son tan fuertes que nos toman, y no
podemos ser conscientes de lo que sentimos en nuestro corazón en
esos momentos, pero luego traemos conciencia al corazón y sufri-
mos. Debido a ello, muchos hombres índigo padecen de nuevos su-
frimientos. Este sufrimiento continúa durante un período considera-
ble, hasta que las energías se polarizan y descansan fundamental-
mente en el centro del corazón.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 81

El segundo cambio que está sucediendo debido a las energías


índigo que entran en el tercer y cuarto chakra, tiene que ver con el
cambio hacia la vulnerabilidad. En el pasado, lo que definía a un
hombre era la fuerza, el coraje y el heroísmo. No debíamos mostrar
miedo ni cobardía ni emoción ni dolor. Esta imagen de un hombre
creó profunda tensión y estrés. En una perspectiva evolutiva, esto
servía a un propósito. Los hombres aprendieron a dominar los miedos
básicos del chakra de la base y del segundo chakra, y a manejarse de
acuerdo con su propia voluntad y deseo. Este proceso fue útil en su
momento. La siguiente etapa se ha iniciado. El movimiento hacia el
corazón implica un hombre más vulnerable. Significa que el hombre
puede llorar, que puede admitir su debilidad. Un hombre que puede
honrar sus necesidades, que puede tener sentimientos. Y este nivel de
sentimiento-vulnerabilidad, conlleva un coraje mucho más grande que
el que se necesita para encarar el peligro. Muchos hombres están
dispuestos a enfrentarse a un edificio que está incendiándose, o a otro
hombre que porta un arma o a peligros físicos. Pero, ¿cuántos hombres
pueden admitir que sienten miedo, pueden abrirse a sus necesidades,
permitir que sus lágrimas aparezcan cuando se sienten heridos? Muy
pocos hombres están dispuestos a encarar este desafío. Esto es lo que
las energías índigo están abriendo en nosotros.

El mayor desafío para los hombres es abrirse al amor y a la


intimidad
En un sentido, el desafío más grande que el hombre índigo puede
abarcar es abrazar su propia femineidad y vulnerabilidad. Esto no
quiere decir que sea menos poderoso o víctima, o sea afeminado.
Significa que tiene el coraje de ser vulnerable, y en particular,
tiene el coraje de amar. Lo que vemos en el trabajo interior es que
abrirnos a la intimidad y amar es quizás el desafío más grande que
existe. Nosotros amamos, pero amamos desde atrás de una pared.
Permanecemos a salvo, amamos desde un rol –tal vez, el de protector,
proveedor o cuidador–. Pero ésta es una clase de amor sin intimidad.
82 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Intimidad significa que uno se abre, derriba las propias paredes y


puede ser tocado. La esencia del otro y tu esencia se encuentran. Éste
es un estado delicado, un estado suave, en el cual te sientes vulnerable,
porque puedes ser lastimado. Éste es el desafío para los hombres que
aman, y esto es lo que el hombre índigo está llamado a abrazar.

Los nuevos arquetipos de poder en los hombres


Como parte de este desafío, hay un desarrollo de los arquetipos de
poder en los hombres.
La idea de poder, en el pasado, era relativa a la dominación. Esta-
ba vinculada a la jerarquía y competencia. Estaba conectada a la vo-
luntad. Los hombres están desplegando un nuevo sentido de poder que
está conectado con el corazón. Es el poder de la ternura, el poder del
perdón, es el poder de dejar a un lado el propio ego. Podría decirse que
hay un cambio del “yo” hacia el “nosotros”. Las energías del poder, en
el pasado, estaban envueltas profundamente en el ego. Como hombres
hemos vivido centrados en nosotros mismos. Estamos aprendiendo
ahora a reconocer nuestra interrelación, nuestra conexión con los otros;
y lo que les pasa a otros, nos pasa a nosotros, porque estamos todos
entrelazados. Debido a este reconocimiento de interconexión estamos
aprendiendo a sostener la totalidad mayor, lo mejor para la totalidad.
Esto, frecuentemente, se simplifica en la expresión “el sentido
de comunidad”. Estamos aprendiendo a abrirnos al sentimiento de
comunidad y, en ese reconocimiento, nos vemos como células dentro
de un cuerpo mayor. Lo que es bueno para la totalidad, es fundamen-
talmente bueno para nosotros. En este sentido, el poder se va sepa-
rando del ego. Podemos decir: “el poder del amor” se está desarro-
llando, en contraposición al “amor al poder”; “el poder de hacer
bien”, versus “el poder por el poder mismo”. Esto es un gran paso,
porque estamos poniendo a un lado nuestra propia importancia y
nuestro ego. Nos estamos abriendo a ser más receptivos con los
otros, y no pararnos en nuestra verdad como si fuera la única, sino
que estamos abriéndonos a otras posibilidades.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 83

Una de las cualidades que se abren a través de esto, es un nuevo


sentimiento de libertad e individualidad. Ésta es la octava más alta del
plexo solar, y se conecta con las partes más altas del tercer ojo. La
libertad se ha convertido en uno de los valores más altos en el mundo
de hoy. Personas de todas las naciones y todas las culturas buscan ser
libres. Buscan autonomía e independencia. Buscan abrir sus propios
caminos. Esta libertad e individualidad es nueva para los hombres. En
el pasado no conocíamos la libertad tanto como sí conocíamos la
dominación. Y la estructura arquetípica del mundo se basaba en aque-
llos que tenían el poder, y aquellos que eran dominados por los que
estaban en el poder. Esto está cambiando ahora.
Éste es el cambio: a medida que el corazón y el tercer ojo se
activan, también se respeta la libertad de cada persona.
El desafío de los hombres es encontrar la responsabilidad conecta-
da con este nuevo poder y libertad.
Esto trae otra forma de desafío para los hombres. El cual puede
ser resumido de la siguiente manera: “¿Qué puedo hacer con mi liber-
tad?”, “¿quién soy realmente?”, “¿qué quiero realmente?”, “¿qué hago
de mi vida?”. Se nos desafía a escuchar dentro de nosotros mismos, a
decidir y descubrir qué es lo que quiere vivir nuestra propia autentici-
dad. Como parte de esta apertura, estamos aprendiendo lo que signifi-
ca hallar responsabilidad relacionada con la libertad. Lo cual significa
que tenemos libertad, tenemos poder, y también amor y respeto por los
otros. Y por lo tanto debemos usar nuestro poder y libertad de manera
tal de crear más respeto que daño.
En cierta manera, en nuestro pasado, éramos como niños. Como
niños egoístas hacíamos lo que queríamos. No nos preocupábamos
mucho por los resultados, nos preocupábamos más por obtener lo que
queríamos y servir a nuestro placer inmediato. Eso está cambiando.
Tenemos más poder ahora de lo que jamás hemos tenido como
raza. Sea el poder de un gran automóvil, o de grandes máquinas, el
poder para cambiar la Tierra, el poder de afectar el cuerpo humano, el
poder de la mente. Tenemos inmensos poderes, y debemos, más que
nunca, ser responsables de los efectos de esos poderes en la totalidad
de la vida que está interrelacionada.
84 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

No estamos acostumbrados a esa clase de responsabilidad aún.


Estamos sufriendo de distintas formas sobre este planeta debido a
nuestra irresponsabilidad y nuestro egoísmo. Muchos de los problemas
que estamos enfrentando hoy, tales como la superpoblación, la polu-
ción, contaminación del ambiente y muchos otros, son un reflejo di-
recto de que no hemos escuchado a través de nuestro corazón ni dado
el respeto ni tomado la responsabilidad que significa este nuevo poder
y libertad.
Como hombres nuevos, tenemos nuevas fortalezas, sensibilidades
y responsabilidades con la vida, y tenemos que tomar esas responsabi-
lidades y hacer que madure nuestro niño interno y se convierta en un
adulto sabio.

La nueva mujer

Las mujeres están conectándose con su poder, responsabilidad y


respeto
Me gustaría hablar ahora sobre el cuarto chakra y sobre las muje-
res índigo, porque hay un nuevo arquetipo y una nueva energía desa-
rrollándose a través de ellas.
Las mujeres han sido esclavizadas por miles de años. Esto está
cambiando ahora. Por primera vez las mujeres están completamente al
mismo nivel que los hombres.
Las mujeres están tomando su poder, una nueva responsabilidad y
un nuevo respeto. Esto pasa porque el tercer y cuarto chakras juntos se
están integrando y formando una nueva unidad en la psiquis humana,
tanto para los hombres como para las mujeres.
En los hombres, el tercer chakra ha sido muy activo, pero el cuarto
ha estado más cerrado. En las mujeres, el cuarto estuvo muy activo,
pero el tercero estuvo colapsado o limitado en expresión. Las mujeres
eran amorosas, pero no tenían poder. Eran abiertas y generosas para
con los otros, pero, a menudo, les faltaba conexión con su propia
individualidad. Hemos presenciado este cambio muy significativo du-
rante los últimos treinta a cincuenta años.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 85

El movimiento de liberación femenina fue el reflejo externo de la


apertura del plexo solar en las mujeres. Ellas están aprendiendo lo que
significa estar en su poder. Y esto no es una tarea fácil.
Su tendencia a mantenerse “pequeña”, a entregar su poder y a no
pararse en sus propios pies, la ha hecho sufrir durante muchos años.
Uno de los sufrimientos más significativos es entregarse a otros y
luego quedar resentida. De muchas maneras, las energías arquetípicas
de la víctima son algo que las mujeres han confrontado profundamen-
te. En el pasado frecuentemente han estado en el rol de víctima, y
había realmente muy poco que pudieran hacer al respecto. Por eso,
aunque sufrían, también había un cierto nivel de aceptación o resigna-
ción. Éste no es el caso de la mujer hoy. Si entregan su poder, o se
colapsan, se sienten incómodas, tristes, deprimidas, enojadas, amarga-
das. Sus energías nuevas hacen que quieran salir de esta caja. Tienen
que romperla, ¡no pueden permanecer pequeñas!
Pero aún no saben cómo ser grandes. Por eso, el desafío para las
mujeres es ser grandes, tomar espacio, tener presencia, ser amplias,
potentes, directas, fuertes e irradiar su energía hacia afuera. Esto no
significa que las mujeres pierdan las cualidades de su corazón; signifi-
ca que pueden confiar en esas cualidades ahora para que guíen su
poder.

La nueva mujer establece el nivel para un nuevo tipo de relación y


una nueva forma de relacionarse
En la medida en que esta nueva apertura les ocurra, están estable-
ciendo una nueva manera de relacionarse y un nuevo nivel de relación.
Podemos llamarlo “profundidad de relación”. Las mujeres demandan a
los hombres en su vida un nuevo nivel de conexión basado en el
significado. Ellas quieren y necesitan presencia: necesitan a un hom-
bre que esté allí y las encuentre; no están satisfechas sólo con estar allí
en el rol tradicional de la mujer como esposa del hombre, como madre
o como la “pareja romántica”. Esperan un nivel de apertura e intimi-
dad, de profundidad y comunicación. Desean abrirse a su vulnerabili-
dad y necesitan que el hombre también se abra a su propia vulnerabili-
86 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

dad. En este sentido, ¡están desafiando a los hombres con quienes


están!
Efectivamente, de muchas formas, es parte de su tarea como muje-
res educar a los hombres en su vida. Los hombres están abriendo sus
corazones, pero todavía esto es un esfuerzo y una lucha.
En muchos aspectos, su corazón está abierto, aunque, por supues-
to, hay siempre nuevos pasos en la apertura que les pueden suceder a
las mujeres también. Y, en la medida en que ellas se conecten con su
respeto y su fortaleza, se estarán honrando a sí mismas como líderes y
ocupando su rol de guiar a los hombres hacia el amor.
Como mujeres tienen disponibles muchas energías finas y sutiles y
de fácil acceso. En los hombres, las energías y vibraciones tienden a
ser más toscas y duras. Nosotros, como hombres, tenemos la voluntad
de abrirnos, pero es un arduo y difícil trabajo. Tenemos que cambiar
nuestro estado vibracional desde una vibración más baja a una vibra-
ción más alta. Esto es físicamente doloroso para nosotros, y en este
proceso necesitamos guía y apoyo.
Por eso, mujeres, su desafío es avanzar con responsabilidad y
honrando las finas energías que sostienen, permitiendo que estas ener-
gías se conviertan en una fuerza más dinámica y activa en la vida.
Sus hombres están deseando y necesitando esto, y aunque ellos
resistan y rezonguen, por debajo están abiertos y es su trabajo, muje-
res, confiar y tomar la iniciativa. En un nivel más profundo, si obser-
vamos los problemas del mundo actual, éstos son causados principal-
mente por hombres: guerras, crímenes, violación de la tierra y tantos
más son, fundamentalmente, cuestiones masculinas.
Las cualidades que sostienen como mujeres son requeridas deses-
peradamente. Si su plexo solar no entra en acción, ustedes quedan
como víctimas de los hombres y del pasado, y estas hermosas cualida-
des que poseen quedan sin efecto.
Mujeres: es esencial que despierten su plexo solar y su poder, y lo
integren con su corazón, y actúen desde allí. Sus hombres lo necesitan,
el mundo lo necesita. Tenemos más poder de lo que nunca habíamos
tenido, pero nuestra madurez no ha llegado al nivel de nuestro poder.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 87

Como mujeres, ustedes respetan la vida, tienen voluntad de hacer-


se a un costado entregándose al más alto bien y tienen un profundo
sentido de comunidad. Los hombres del mundo necesitan que ustedes
les enseñen.
Quiero presentarles un desafío: el futuro descansa en ustedes, ya
que los nuevos valores de la nueva humanidad están presentes y se
expresan a través de ustedes.
Como hombres, nosotros estamos madurando, pero no lo suficien-
temente rápido comparado con los poderes que hemos ganado y que el
mundo necesita.
Como mujeres, ustedes tienen una madurez, un despertar y un
corazón pleno.
Despierten a su fortaleza, tomen su responsabilidad.

La nueva mujer espera un nivel de honestidad en las relaciones sin


precedentes hasta ahora
Esto trae al frente un segundo tema de expresión. Acompañando a
las nuevas aperturas del corazón, hay una nueva conexión con el chakra
de la garganta o laríngeo.
La mujer se está abriendo a un nuevo estilo de relación basado en
la profundidad y la comunicación.
Ellas quieren hablar de cosas reales, de sentimientos reales. No
están satisfechas con permanecer en la superficie en sus comunicacio-
nes. Esperan un nivel de honestidad en sus relaciones, sin precedentes
en el pasado. Esta honestidad no es siempre fácil. Significa revelar
frecuentemente lo que uno preferiría no revelar de uno mismo: vulne-
rabilidades, imperfecciones, vergüenza. Y, a menudo, significa levan-
tar el espejo de la conciencia hacia los otros para que reconozcan esas
mismas cosas en ellos mismos.
Entonces, mujeres, como ustedes están abriendo su corazón, se están
abriendo a niveles de comunicación que son un desafío y un don. Uste-
des esperan una relación basada en la verdad y no en mentiras, basada en
la honestidad y no en decepciones, directa, en vez de indirecta.
88 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Esto está bien resumido en la frase que mencioné anteriormente,


que me gustaría repetirles ahora.
Buda dijo:
“Una mentira es dulce al principio, pero amarga al final. La ver-
dad es amarga al principio, pero dulce al final”.
Y esta simple frase puede resumir uno de los cambios fundamen-
tales que traen las energías índigo: relacionarse con la verdad.

Preguntas y respuestas
• (Un hombre) Yo veo que actúo la mayor parte del tiempo desde mi
plexo solar. Es ahí donde siento la mayor concentración de ener-
gía. Y cuando siento la energía fuerte aquí, mi corazón se cierra
casi completamente y se desconecta. Y yo que tengo todos estos
ideales de comunicación y conexión...

Mencionaste anteriormente que trabajabas en la construcción. Ése


es un ambiente muy propicio para el plexo solar. Y aún eres un hom-
bre con un gran corazón que se está abriendo. ¿Cómo te sientes en ese
ambiente?

• ¡Desafiado! Una parte de mí se siente como en casa ahí. Yo elijo


hacer ese trabajo como una rebeldía en contra de mis padres que
querían educarme, y fue completamente en vano. Fue bueno para
mí ir hacia ese espacio, pero me atasqué. Fue bueno descubrir la
energía masculina y poder encauzarla ahí. Pero, por otro lado, con
mi pareja, soy muy amoroso, pero casi en demasía, como demasia-
do femenino. Es como si no pudiera vivir en equilibrio mi trabaja-
dor de la construcción masculino y mi ser amante.

Me recuerdas algo que está sucediendo con muchos hombres; hay


muchos que han oscilado hacia el lado opuesto del péndulo. Como el
corazón se está abriendo, están soltándose y desconectándose de las
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 89

fuerzas del plexo solar, o se dividen y viven uno en un área y otro en


la otra, pero no en equilibrio e integración. Esta clase de hombres
necesita conservar su corazón abierto y aprender a sostener también la
apertura de su plexo solar, que aporta fortaleza, solidez y dinamismo.

• (Una mujer) Estoy disfrutando mucho de la charla de hoy porque


muchas cosas se me están clarificando. Yo estoy atravesando el
proceso de cambiar del corazón al plexo solar y tratar de integrar-
los. Pero me resisto mucho y tengo dificultades. Por lo que dices,
me doy cuenta de que no soy sólo la única que atraviesa esa difi-
cultad. Y también lo que describes respecto de lo que la mujer
desea del hombre, es algo que yo también siento.

¿Cuál es la resistencia para usar tu plexo solar?

• Tengo la creencia de que el poder y la fuerza son algo malo.

Sí, esto es parte del nuevo arquetipo que se está abriendo. Hay una
vieja creencia que sostiene que la espiritualidad está en contra del
poder y que una persona espiritual debe ser suave y amable.
Me gustaría decirte que la espiritualidad es fundamentalmente acer-
ca del poder. Porque, esencialmente, la espiritualidad es la apertura del
alma y las dimensiones superiores de lo que nosotros somos. El alma
es una entidad inmensa. La potencia que ustedes cargan, el nivel de
energías y los poderes de esas energías son tremendos. La apertura
espiritual es una apertura a las más grandes dimensiones de poder.
En un sentido, la espiritualidad está aprendiendo a usar estos po-
deres constructiva, creativa y respetuosamente. Usamos una expresión
en el trabajo interior. Decimos que el alma está compuesta por tres
corrientes de energía: poder, amor e inteligencia, que están ligadas y
forman un propósito.
90 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

El propósito fundamental del alma es usar el poder motivado por


el amor y guiado por la inteligencia.

Y estas tres corrientes entretejidas se transforman en creatividad.


El alma es esencialmente una entidad creativa. El alma es una creado-
ra aprendiendo a crear.

• De alguna forma, lo que dices se siente como la solución a la


búsqueda de la paz. La mujer es amor y necesita conectarse con su
poder, y el hombre es poder que necesita conectarse con su amor.

Pienso que esta es probablemente una de las tareas fundamentales


a desarrollarse que nos compete a todos. Estamos enfrentando ciertas
enseñanzas, y esta integración de poder y amor es central.
Por eso, en cierto modo, mucho de la evolución del planeta depen-
de de que los hombres integren su lado femenino, y las mujeres inte-
gren su lado masculino; hombres y mujeres integrados unos con otros.

• Has desafiado a la mujer de una forma directa. En el caso de los


hombres dirías: “Me gustaría desafiar a los hombres”–. Y, ¿qué
mensaje les darías?

Que eleven y den poder a las mujeres: nosotros sólo sabemos


cómo estar arriba, o ser víctimas. Entrando en nuestros corazones y
trascendiendo nuestros viejos patrones del plexo solar podemos inte-
grar a ambos. Estamos aprendiendo a retirarnos, a permitir que la
mujer brille apoyándola en su poder y dinamismo.
Esencialmente, el desafío es devenir a un corazón centrado: abrir-
se a sus sentimientos, a su vulnerabilidad.
Diría a los hombres: “Piensen en el bien mayor, no solamente en
el suyo propio; reconozcan que hay una vida más grande que está
sucediendo, y no necesitan ser los número uno, centrados en sí mis-
mos y egoístas todo el tiempo”.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 91

• Pienso que muchos hombres son así. Ellos dicen que están pensan-
do en el bien mayor usando esto para inflar sus propios egos.

Es muy difícil para los hombres darse cuenta del nivel de ego que
está entretejido en todo. Por eso, como el corazón y el plexo solar
están operando juntos, estamos haciendo cosas para otros, cosas para
la humanidad, pero nuestro ego está entrelazado en esto y usándolo.
Para reconocer las fuerzas del ego que están operando entretejidas con
las energías más elevadas hay que sostener una conciencia muy fina y
aguda.

• Yo siento que las mujeres también son responsables por la situación,


por no estar en el poder y querer instintivamente que los hombres
sean grandes y poderosos. Siento que esto es parte del dilema de la
mujer de la nueva era: ella quiere estar en el poder, y quiere igual-
dad, pero sus instintos quieren que su hombre sea el “macho”,
porque eso las hace sentir a salvo. Siento que hay una guerra aden-
tro, entre nuestra conciencia y nuestros instintos.

El desafío para las mujeres es que su conciencia superior quiere


un hombre suave y sensible, pero sus patrones instintivos quieren un
hombre con un poderoso plexo solar. No hay muchos hombres alrede-
dor que sean ambas cosas aún. El desafío para la mayoría de los
hombres es ser vulnerables. Pienso que en lo profundo los hombres
son sumamente vulnerables, pero esto asusta a nuestro plexo solar,
que necesita mantener la ilusión de que es fuerte.
Detrás de todas nuestras máscaras y nuestro vanidoso plexo solar,
descansan la vergüenza y la vulnerabilidad. Pero a nuestros instintos
no les gusta ir hacia ahí.
Nuestros instintos dicen: “Si soy vulnerable, soy débil y no soy un
hombre; entonces voy a perder y no voy a llegar a ninguna parte”. Por
eso, nosotros, casi preferiríamos morir antes que revelar estos senti-
mientos. Y hay muchos hombres que han cambiado hacia el corazón,
pero en el proceso, su plexo solar se ha reducido en forma desequili-
92 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

brada y son demasiado suaves, han perdido fuerza, no tienen el poder.


Por lo tanto, ellos tienen corazón, pero también, habitualmente, poseen
grandes cantidades de energías del niño interno.
Por un lado estos hombres pueden ser más íntimos, y encontrarse
con las mujeres en espacios más sutiles, pero al mismo tiempo no
tienen el poder y la fuerza que ellas también necesitan.
¡Qué dolor de cabeza! ¿Cómo obtener ambas cosas? Y ése es el
aprendizaje, desarrollar un equilibrio entre la vulnerabilidad y la fuerza.
Por eso, hombres, su desafío es abrirse a su vulnerabilidad y senti-
mientos, y aun así conservar su fuerza. Y mujeres, para ustedes, es
abrirse a su poder mientras mantienen el contacto con su amor. Podrían
llamar a este proceso un cambio desde los instintos hacia la conciencia.
Conscientemente, ustedes pueden tener ambos al mismo tiempo.

• Me pregunto, ¿es más fácil para los hombres entrar en su corazón


con toda su fuerza y poder, o es más fácil para las mujeres entrar
en su poder y fuerza desde el corazón?

Pienso que ambas cosas son difíciles y no sé si sería justo decir


que una es más difícil que la otra. Pero, si fuese realmente honesto,
cuando miro nuestro planeta veo a las mujeres conectándose con su
poder y siendo exitosas por todas partes y, por otro lado, veo una
cantidad más reducida de hombres siendo exitosos en lograr reunir su
vulnerabilidad con su fuerza.
Por eso sospecho que puede ser más difícil para los hombres. Yo
podría ir más allá con esto y decir que la mujer ya tiene su poder, pero
ha estado condicionada a sentir que no lo tenía. Veo muchas mujeres
viviendo su poder, sea en el área profesional o como mujeres solas,
criando a sus hijos, manteniendo a su familia; ellas tienen el poder
para manejar todo esto. Las mujeres están, generalmente, más integra-
das. Su poder está disponible, ya tienen un elevado sentido de valor y
una conciencia elevada. Ellas sólo necesitan tomar en sus manos sus
capacidades y sus fortalezas, y ponerlas en acción venciendo su miedo
a desafiar a los hombres, debido a nuestra agresión.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 93

• Yo encuentro muy importante y esencial que esta información sea


difundida y esté disponible para todos los hombres y mujeres, de
manera tal que entiendan qué está sucediendo y poder así atrave-
sar este proceso de maduración de una forma constructiva.

Es muy importante, y tantas mujeres están tan abiertas a esto, pero


los hombres se resisten. Veo cuánto han ganado las mujeres; ellas
dejaron de ser pequeñas, entraron en su poder, etcétera. Mientras que
veo que los hombres estamos abandonando algo por lo que hemos
estado luchando tanto. Entonces, ¿por qué deberíamos abandonarlo?
No vemos una ganancia real del otro lado.

• Se siente mejor.

El problema es que no estamos tan en contacto con nuestros senti-


mientos, ¡por eso no sabemos que se siente mejor!

• Puedo sentir eso realmente. Una cosa es ser vulnerable y estar


abierto, pero tan pronto como me siento herido, me aíslo inmedia-
tamente. Es tan difícil para mí poder estar realmente en mis senti-
mientos. Aunque sé y experimento que se siente mejor estando así,
inmediatamente vuelvo a mi rol normal y más poderoso.

Pienso que la clave para poder permanecer vulnerable, es que se


necesita aprender a manejar ciertas herramientas que te ayuden a sentir
tu vulnerabilidad en una situación en la que te sientas herido, y éste es
un punto crucial. Sin esas herramientas, los hombres no podrán ser
vulnerables.

• Desde el punto de vista de la naturaleza, para los hombres sentirse


vulnerables significa que van a matarlos. Por eso, si nosotras, las
mujeres, podemos comprender esto, podemos trabajar con ellos. El
problema para nosotras es que hemos estado dominadas por tanto
94 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

tiempo que queremos vengarnos y bajarlos. Lo que sucede a menu-


do es que cuando las mujeres toman su poder, les dan una patada
a los hombres por revancha.

Bien, ¡parece que tenemos mucho trabajo que hacer! Lo que estoy
observando en todo el mundo es que la asistencia de participantes a
talleres de crecimiento es aproximadamente 80% de mujeres y 20% de
hombres. Entonces, lo que tenemos es una gran cantidad de mujeres
madurando rápidamente. Y encima, hay muchas mujeres estudiando
carreras o buscando otras formas de tener en su poder.
Entonces tenemos en el mundo un creciente desequilibrio entre
mujeres que están deviniendo espiritual y psicológicamente maduras y
poderosas, y hombres en el proceso de maduración. Y por esta razón
sospecho que las mujeres se transformarán en una de las fuerzas domi-
nantes en el mundo para cambiarnos a nosotros y dar el próximo paso.
CAPÍTULO VI

ALMAS ÍNDIGO Y LOS CHAKRAS SUPERIORES

El quinto chakra

La necesidad de expresión del índigo


Me gustaría comenzar con el quinto chakra, ya que el chakra
laríngeo es el centro a través del cual expresamos lo que sentimos y
vemos. Las energías del chakra laríngeo pueden ser sintetizadas en una
de las declaraciones fundamentales de la Constitución de los Estados
Unidos de América: “La libertad de palabra”.
Puede haber sido la primera vez en la historia que la libertad de
palabra haya sido transformada en ley y fundamento de una nación.
Hasta ese momento no habíamos tenido libertad de palabra. Si hablabas
alguna cosa que no fuera aceptada, que no estuviera de moda o que
estuviera de alguna manera en contra del “statu quo”, te ubicabas en
posición de peligro. Por primera vez en la historia, una nación reconocía
que cada persona debía poder hablar su verdad sin peligro. Pero por el
simple hecho de estar escrito en la Constitución, no significa que esto
sea una realidad. Sucede que desde las dimensiones superiores de la
existencia nos llegan ideas. A medida que éstas penetran en la dimen-
sión del pensamiento humano, se transforman en “ideales”. De manera
que la libertad de palabra se ha transformado en un “ideal” de la libertad
de palabra que, gradualmente, está penetrando en nuestra psiquis. Por
supuesto que hoy existe más libertad que en tiempos anteriores, pero
cada uno de nosotros debe aprender a vivirla, expresando nuestra ver-
dad. Ocurre que aún están instalados en nuestras memorias, en nuestros
cuerpos y en la psiquis colectiva, los miles de años de persecución.
Estos miedos a la persecución están instalados en nuestra garganta y en
nuestro cuerpo y actúan como un freno, reteniendo nuestra expresión.
96 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Uno de los impulsos más profundos del alma índigo es el impulso


de hablar y expresarse. Es como si hubiera una gran fuerza que está
emergiendo y estallando dentro de nosotros, queriendo salir. Hay va-
rias cosas diferentes que queremos expresar. En el nivel más profundo
hay algo de nuestra esencia, algo de nuestra canción, como si nuestra
alma tuviera una canción que quiere cantar. En otro nivel, queremos
hablar de lo que vemos que ocurre en el mundo: hay injusticias, igno-
rancias, manipulaciones, juegos de poder, juegos egoicos y mucho
más de lo cual queremos hablar. Quizás, en otro nivel mayor, vemos
que las grandes corporaciones están dañando la ecología, o quizás a un
nivel más inmediato vemos cosas en el día a día que ocurren con las
personas alrededor de nosotros.

Estamos entrando en un nuevo nivel de honestidad, que nunca


antes había existido
Esto significa, en la práctica, que estamos entrando en un nivel de
honestidad muy distinto, uno que no hemos conocido anteriormente.
Estamos aprendiendo a hablar de las cosas difíciles. Existe una ampli-
tud de onda muy estrecha de lo que normalmente hablamos, lo “acep-
table”, lo “no peligroso”. Fuera de los límites de esta banda está lo
más difícil y lo más desafiante. Puede ser algo que revele alguna cosa
tuya que generalmente escondes o algo que no le dices a otro por
miedo a su reacción. Hay muchas razones para amordazarnos y no
expresar. Éste es uno de los desafíos más fuertes para las almas índi-
go: al ser almas índigo vemos muchas cosas. Más adelante menciona-
remos ciertos desarrollos dentro de tu psiquis que te ayudarán a perci-
bir más profundamente lo que sucede en diferentes situaciones. Gene-
ralmente ves lo que llamamos “el juego de las energías encubiertas”:
el ego, la avaricia, el poder, los miedos, y mucho más. Y lo estás
viendo, y como alma índigo una parte de tu tarea es limpiar el desor-
den de este planeta. Y una de las maneras de hacer esto es hablándolo.
Éste es un gran desafío, porque mucho de lo que quieras hablar será
mal recibido, por lo menos al principio. Es tu tarea encontrar una
forma de comunicar. Como alma índigo que eres, tú eres el que va a
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 97

“agitar el barco”, vas a provocar conmoción, vas a sacudirlos, vas a


alterarlos, vas a desafiarlos. Y es muy posible que reaccionen en tu
contra: pueden ponerse a la defensiva, enojarse, atacarte, construir una
pared a tu alrededor o apartarse. Éstas son algunas de las dificultades
que puedes llegar a encarar. Realmente no tienes otra opción que la de
permanecer con tu verdad y manejarte con las consecuencias, porque
si no vives la verdad, será muy profundo el dolor que sufras compro-
metiendo tu autenticidad.
Una de las cualidades centrales del alma índigo es la necesidad de
ser auténtica, honrando la verdad de lo que ves y lo que sientes a cada
momento. Si no puedes vivirlo, te duele profundamente. Para ti no es
fácil mentir o ser falso. No te es fácil jugar juegos o achicarte, porque
esto duele profundamente. De alguna manera la palabra “integridad”
es una fuerza profunda dentro de ti. Debes ser íntegro en tus valores y
con lo que consideras tu verdad. Esto te desafiará a hablar y expresar
tu verdad en niveles aún más riesgosos de los que puedan ser apoya-
dos por el entorno o por tus propios mecanismos de autoseguridad.

Una parte del propósito de tu alma es provocar un cambio


mundial a través de las energías del laríngeo
Es importante que comprendas que una parte de tu propósito como
alma índigo es aportar un cambio al mundo. El mundo está basado
sobre “formas pensamiento” y patrones energéticos. Muchas de estas
“formas pensamiento” son antiguas, y datan de miles de años atrás.
Están profundamente arraigadas. Limitan la vida y no permiten que el
espíritu fluya. Parte de tu tarea es ayudar a romper estas estructuras
antiguas de pensamientos y energía. Tu garganta es una herramienta
poderosa para esta tarea. La garganta es una de la emisoras de corrien-
tes de energía más poderosas del cuerpo. Estas corrientes no son úni-
camente vibraciones de palabras. Las palabras y las vibraciones afec-
tan todo lo que está alrededor de ti y son fuerzas poderosas para
romper viejas estructuras.
Estás aprendiendo a utilizar tus pensamientos y tus palabras en un
proceso deliberado: en un proceso “creador”. Tu garganta emite vibra-
98 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

ciones que afectan y esculpen el mundo circundante, y por esta razón


es conocida como el “chakra creativo”.
Despertar la conciencia de la garganta significa despertar nuestro
creador. En este sentido, las almas índigo son las más creativas de las
almas. Si observas la sociedad a partir de principios del siglo pasado,
verás que hemos creado, en los últimos cien años, más de lo que ha
ocurrido antes en el planeta. Hemos creado en lo científico y en lo
médico, en las artes, la música, en arquitectura, ciudades, genética, agri-
cultura, y la lista sigue y sigue. Durante los últimos cien años hemos
visto una explosión del espíritu creativo en este planeta. Éste es el
reflejo de la entrada de las almas índigo. Y es solamente el principio.
Por ahora estamos desarrollando herramientas: computadoras,
Internet, medios de comunicación, satélites y mucho más, para ayudar-
nos a abrir la expresión creativa de la humanidad.
Te diría: “Busca tu creatividad, de la forma que se presente”.
Puede que tu destino sea ser el gran artista o científico. Pero
puedes ser igualmente creativo en la cocina, con tu máquina de escri-
bir, conversando con un amigo o barriendo el piso. Tu espíritu quiere
crear. Y a la larga, tu creación será “crearte a ti mismo”, porque el
espíritu que tú eres es vasto y potente. Tú eres un visionario. Eres el
escultor de un planeta. Sostienes la impronta de un nuevo tipo de ser
humano, y de una nueva forma de vivir. Esta creación debe ocurrir
dentro de ti. Debes crearte y transformarte en ese ideal. Luego debes
crear tu vida encarnando ese ideal, crear la vida alrededor de ti; las
personas que tratan contigo, tu situación, cada una de tus interacciones
deben sostener esta energía.
Quiero pedirte que “aceptes el desafío y crees la vida que intuyas”.
En este momento del tiempo la puerta está abierta. Éste es un momen-
to muy especial de la historia con fuerzas vitales y creativas inmensas
a nuestra disposición, y una apertura en la humanidad donde podemos
crear una vida magnífica. Confía en ti mismo y ve por ella.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 99

Las energías que se despliegan a través del sexto chakra

Las almas índigo son visionarias


Este tema de la creatividad me lleva a mostrar las energías que se
despliegan a través del sexto chakra. Un chakra está compuesto de
varios pétalos, y cada pétalo trae una función particular. Uno de los
pétalos principales de la parte superior del sexto chakra es el “pétalo
de la visión”. Las almas índigo son visionarias. Las almas índigo ven
otra posibilidad. Hemos hablado de esto en la primera charla, y me
gustaría desarrollar el tema ahora. Es posible que hayan empezado a
vislumbrarlo desde muy pequeños –se manifestaba como una intran-
quilidad, una insatisfacción con cosas antiguas y lentas, y cosas que no
tenían sentido para ti–. Se manifestaba como rebelión. Veías el control
tradicional y las formas restrictivas y una parte de ti se rebelaba,
luchaba en contra, y vivía insatisfecha. Siempre preguntabas: “¿Por
qué?, ¿por qué hay que hacerlo de esta manera? Me parece incorrecto,
me parece irrespetuoso: yo sé que hay una manera mejor”. Intuías que
había una manera mejor –y la hay–. Probablemente, cuando lo decías
no te apoyaba nadie. Pudiste haber sentido que eras una voz solitaria
llorando en la oscuridad, de manera que aprendiste a no confiar en tus
ideales, pero a pesar de no confiar y de luchar en contra de ellos, no se
iban. Éste es un llamado del espíritu de lo nuevo. Por eso digo que
“eres un visionario”.
Tu visión se manifiesta de dos maneras: como insatisfacción con
las formas antiguas, o bien como chispazos y posibilidades de lo nue-
vo. A veces no vemos lo nuevo –simplemente, ¡nos sentimos tan
frustrados con lo viejo! No sabemos qué es lo nuevo–, solamente nos
sentimos encerrados, intranquilos, insatisfechos. Si esto es lo que te
sucede a ti, te invito a que mires más profundamente. Tu insatisfac-
ción radica en que algo de tu espíritu se siente atrapado, y no puede
fluir. Intuyes que puede haber algo mejor. ¿Qué será? ¡Mira más pro-
fundamente! Tu alma sostiene imágenes y representaciones de las po-
sibilidades. Las almas índigo sostienen muchísimas representaciones e
imágenes de nuevas formas de ser. Es como si tu alma tuviera una
impronta del espectro total de las posibilidades que buscan desplegarse
100 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

a través de los seres humanos en estos tiempos. Muy pocos de noso-


tros vemos el panorama completo. En vez de eso, vislumbramos ins-
tantes, como relámpagos en la oscuridad. En un instante aparece una
visión, luego se esfuma, y la oscuridad nos parece aun más oscura.
Estas visiones nos llegan como parte del desarrollo de la zona
superior del tercer ojo. El tercer ojo superior está conectado con el
chakra coronario, y también con el Yo superior encima de nuestra
cabeza, lugar que a veces llamamos “el asiento del alma”. Éste sostie-
ne un altísimo nivel de inteligencia, de intuición y de comprensión,
que a veces logramos alcanzar durante la meditación. O a veces logra-
mos tocarlo de manera espontánea, por ninguna razón aparente. Cual-
quiera que sea el caso, por un momento pareciera despejarse una nie-
bla, desaparece el velo, y logramos una gran claridad e insight. Esta
claridad es una de las cualidades esenciales de las almas índigo. Es
una fuerza psíquica tan potente que colorea el campo energético con el
color índigo, el color del tercer ojo. Este color domina el aura entera.
Ésta es la razón por la cual se denominan “niños índigo” a los niños
con las nuevas almas. Ustedes son personas muy intuitivas y capaces.
El insight puede llegar en una o ambas de las siguientes maneras:
como un “saber intuitivo”, o como “claridad en la mente”. De cual-
quier manera, piensas “fuera de la caja”: tu pensar no está condiciona-
do. Los intuitivos (hemisferio derecho del cerebro dominante y tercer
ojo superior) tienen insights e intuiciones. Las pueden llamar “corazo-
nadas” o “la pequeña voz interior”. Los que tienen el hemisferio iz-
quierdo del cerebro dominante conectado con la zona inferior del ter-
cer ojo (mente analítica), tienen una lógica clara, aguda y penetrante.
El desarrollo incrementado de estas dos cualidades, los hemisferios
cerebrales derecho e izquierdo, la zona superior y la inferior del tercer
ojo, dan al alma índigo un nivel inusual de desarrollo mental e intuiti-
vo. La mayoría de nosotros estamos polarizados de una forma o de la
otra, y algunos tienen ambos.
El manejo del tercer ojo es un gran desafío para las almas índigo,
porque abrirlo trae una altísima frecuencia energética. Estas energías
se mueven muy rápidamente, saltan, tienen literalmente la cualidad de
la electricidad. En la astrología, la electricidad es regida por el signo
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 101

de Acuario. Al entrar en la era de Acuario, y a medida que las almas


índigo empezaron a aparecer en el planeta, fue descubierta la electrici-
dad. La electricidad se ha transformado en una fuerza dominante en
nuestro planeta. No somos conscientes de ella, la damos por sentado,
pero en estos momentos es difícil encontrar algún lugar en el planeta
que no esté bombardeado por frecuencias eléctricas. Sean emisiones
del cableado normal de electricidad de una casa o un edificio, los
cables de las calles, las frecuencias eléctricas de los teléfonos celula-
res, la televisión, los satélites, nos están inundando con un campo de
energía eléctrica que nunca había existido hasta unos cien años atrás.
Ni pensamos en ello, pero ese campo de electricidad está conectado
con la expansión de nuestra inteligencia. La electricidad se utiliza en
las máquinas. La mente humana ha desarrollado estas máquinas para
facilitar nuestras vidas, para que trabajen para nosotros. Usamos elec-
tricidad para la luz, para ver en la oscuridad; usamos electricidad en
telecomunicaciones y en las computadoras. A través de la electricidad
movilizamos enormes cantidades de información por todo el planeta.
La era de la información no existiría si no fuera por la electricidad. La
proliferación de la electricidad y la proliferación de la información
son, en parte, un reflejo de la apertura de las energías del tercer ojo.
Como resultado de esto se presentan nuevos desafíos. Principal-
mente dos.
El primero es que la mente normal no está desarrollada como para
manejar este tipo de bombardeo y sobrecarga de información. La mayo-
ría de nosotros estamos sobrecargados de información. Toda esta infor-
mación entra en la mente, y la mente está conectada con el sistema
nervioso de todo el cuerpo. El resultado de esto es que se han intensifi-
cado los trastornos nerviosos en las energías índigo. Por ejemplo, las
inquietudes, úlceras, insomnio, problemas en la piel y tantas otras difi-
cultades a nivel físico causadas por la elevada actividad del sistema
nervioso. Debido a esto, es esencial que las almas índigo se “enraícen”
literalmente: que “enraícen” el cuerpo, que lo usen, que lo mantengan
vital, y que atraigan la energía a través del cuerpo hacia la Tierra.
102 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

El segundo desafío que observamos tiene que ver con lo que los
médicos denominan A.D.D. –attention deficit disorder (síndrome de
déficit de atención). Las almas índigo, en especial las que han llegado
más recientemente, tienen una mente demasiado rápida para los siste-
mas normales escolares o de trabajo. Esto demuestra, por un lado, que
el sistema escolar no se ha adaptado a estos nuevos chicos. Y, por
cierto, es un gran desafío para las escuelas el encontrar métodos de
educación adecuados para estos niños. Pero parte de este tema tiene
que ver con los niños mismos. A medida que entran las nuevas ener-
gías y frecuencias, se estimulan desarrollos y movimientos dentro del
sistema de energía humana que el sistema mismo no conoce aún.
Muchos de tus problemas se deben a que tu sistema nervioso está
recibiendo demasiados amperes, demasiado voltaje está fluyendo a
través de ti. Con el tiempo, nuestro sistema se adaptará y podremos
manejar nuestras frecuencias índigo más fácilmente. En estos momen-
tos, éste es un problema de muchas personas, y debemos encontrar
soluciones temporarias para ayudar a manejar estas energías hasta que
nuestro sistema sea suficientemente fuerte para manejarlas sin ayuda.

El desarrollo de la mente ha superado el desarrollo de las emociones


y del cuerpo
Otro desafío para las almas índigo, como resultado de las nuevas
actividades del tercer ojo, es que el desarrollo de la mente ha superado
el desarrollo de las emociones y del cuerpo físico. Esto se ve
ejemplificado en el arquetipo del “genio de la computación”. Estas
personas se reconocen por su cabeza con look inteligente y su cuerpo
flaquito que le cuelga vibrante y desarraigado, o si no lo opuesto, un
cuerpo gordo y fofo albergando una mente muy inteligente. Este tipo
de persona pertenece a una nueva raza en el planeta, en que la mente
está muy desarrollada, pero no muy conectada con el cuerpo; no habita
su cuerpo. No está equilibrado. Debemos mantener el equilibrio tanto
como sea posible. La falta de equilibrio conduce a la mala salud, tanto
psicológica como física. Hemos observado que, a veces, la evolución
vira rápidamente hacia una nueva polaridad y tarda un tiempo para que
el sistema entero la alcance y se ajuste.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 103

Esto crea un problema en otro nivel: por ejemplo, el problema de


la mujer que da a luz. Una de las razones por las que el parto se ha
transformado en un proceso difícil y doloroso es que el tamaño del
cráneo ha crecido rápidamente, en términos de la evolución. La pelvis
de la mujer no fue construida para que pase a través de sí un cráneo
tan grande. De manera que esto ha creado más dolor en el proceso del
parto, trabajos de parto más largos y nacimientos más difíciles. El
proceso evolutivo no sucede de manera suave y armoniosa, donde
todo funciona a la par. Sucede que una parte da una zancada, pero otra
parte viene más lenta. Y es debido a esta falta de equilibrio que surgen
los problemas y las tensiones.

El mayor desafío es transformarnos en una “personalidad


integrada”, guiada por el alma
Encontramos que la aparición de las energías índigo son, por un
lado, un tremendo y maravilloso regalo para la humanidad, pero, por
el otro, traen muchos problemas. Podría sintetizar todos estos desafíos
en una sola frase: “El desafío de la inteligencia”. La inteligencia es
una energía, la inteligencia es una frecuencia vibratoria; estamos ma-
nejando nuevas energías de inteligencia enormes. Y como almas índi-
go es nuestra tarea aprender a usar estos tremendos poderes nuevos,
aprender a manejarlos a través de nuestros cuerpos, aprender a mane-
jar la sobrecarga de información creada por nuestra inteligencia, apren-
der a integrar esta inteligencia con nuestro corazón, con nuestras emo-
ciones, con nuestros cuerpos y con nuestra alma. Una de las tareas
principales que nos enfrentan hoy es transformarnos en “personalida-
des integradas”. La manera de lograr esta integración es por medio de
lo que llamamos “el ojo mirando hacia arriba”. Esto significa que
nuestra conciencia, operando a través del tercer ojo, empieza a mirar
hacia arriba, hacia la conciencia del alma que se abre a través de la
corona y del octavo chakra (Ser Superior). A medida que la conciencia
se focalice hacia arriba, la inteligencia y las energías del alma empie-
zan a fluir hacia abajo. Nos conectamos con el “propósito espiritual”
de la corona, que se transforma en “visión, claridad y dirección de
104 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

vida” en el tercer ojo. Y luego el tercer ojo se transforma en la fuerza


que guía y alinea a todas las subpersonalidades y los chakras inferio-
res. El mismo tercer ojo es la “llave maestra” que abre todo este
proceso.
El tercer ojo es el centro de la conciencia. Usando la metáfora de la
linterna, hemos intensificado la luz de la linterna de 10 a 100 voltios.
Hemos proyectado luz hacia afuera, iluminando el universo a nuestro
alrededor. Ahora estamos aprendiendo a proyectar la luz de la concien-
cia hacia adentro y hacia arriba. Estamos aprendiendo a proyectar la luz
de la conciencia dentro del mundo sutil de la energía que está dentro y a
nuestro alrededor. La apertura hacia el mundo de la energía es uno de
los fundamentos esenciales que aportan las almas índigo.
Las almas índigo están reconociendo que existe una gran dimen-
sión entera dentro y a nuestro alrededor que no vemos normalmente,
pero que nos afecta en cada rincón de nuestras vidas. La percepción
índigo nos está abriendo hacia un nuevo panorama vasto de inteligen-
cia, de visión y de energía.

Preguntas y respuestas
• Yo creo que no somos tan libres como pensamos. Existimos en una
cultura donde hay muy pocas almas índigo y todavía estamos in-
fluidos fuertemente por la pasada era pisciana. Hay tantos límites
en todas partes, ¿cómo podemos ser libres?

¿Cómo sientes esto?

• Siento que soy un títere.

Hay mucha verdad en eso. Estamos limitados, no solamente por


los límites de la cultura, sino también por todo tipo de límites: límites
del cuerpo, del cerebro, de los instintos, de la gravedad, de la naturale-
za, de varias fuentes celestiales, etcétera. Muchas almas índigo están
luchando con esta sensación de estar limitadas. No quieres que te
controle nada ni nadie, sean políticos, la Iglesia, Dios, la astrología o
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 105

los maestros ascendidos. La energía de Acuario dice: “No te metas


conmigo”. ¡Estás metido en un lío! Existes aquí en esta tierra y en esta
cultura, dentro de la inmensa limitación. ¿Y qué vas a hacer? ¿Vas a
vivir toda tu vida en rebelión? Espero que no. Éste es uno de los
profundos aprendizajes de las almas índigo: aprender a funcionar
inmersos en las limitaciones del mundo. Estás aquí para crear algo
nuevo, y este proceso creativo no es fácil. Es como forjar una espada
en el fuego martillando para darle forma y filo. Tu verdadera libertad
llegará, no a través de pelearte con los límites ni soñar con algún
estado ideal imposible en este mundo. Llegará a través de encontrar el
equilibrio perfecto entre la libertad y la entrega. Y quiero enfatizar la
palabra “entrega”.
En última instancia, al elevarte a la conciencia, aprendes a entre-
garte a lo que es, y dentro de eso encaras la paradoja de la entrega
total, la libertad total y la creatividad, todo al mismo tiempo.
¿Cómo sientes esto?

• Siento más y más condescendencia e indiferencia.

¿Y qué hay debajo de eso?

• Hiervo por debajo. Quiero escaparme de las estructuras en las que


estoy.

Te siento condescendiente en la superficie; debajo, otra parte de ti


se retira y dice: “A mí no me vas a agarrar”. ¿Es correcto?

• Sí.

Sientes, como muchas almas índigo, que un volcán hierve dentro


de ti y con indiferencia en la superficie. Sientes tanta frustración con
todos los límites y estupideces que ves alrededor, y sientes que no
puedes hacer nada al respecto. No sabes qué hacer con toda la frustra-
ción. He aquí tu desafío. Y aunque hoy estoy hablando contigo, estoy
hablando también con los millones de almas índigo allí afuera: invier-
106 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

tan toda esa frustración en creatividad dinámica. Una parte de ti mira


la situación del mundo y encoge los hombros. Observas el tipo de
persona que son nuestros líderes políticos. Observas lo que hacen las
grandes corporaciones. Observas lo que sucede en nombre de la reli-
gión. Parecemos tan pequeños frente a los enormes poderes ahí afuera
que nos sentimos impotentes, y una parte de nosotros da la espalda.
Esa parte dice: “No puedo lograr ningún cambio, soy muy pequeño;
así que permaneceré en mi rincón, por encima de todo esto”. Quiero
decirles a todas las almas índigo: “Salgan de sus rincones, sean acti-
vistas, cambien el mundo, involúcrense, cambien sus vidas, encarnen
sus creencias, hagan olas, diviértanse haciéndolo y creen un mundo
del que nos sintamos orgullosos”.

• Cuando hablas de almas índigo, pienso: “Oh, ése soy yo”. Y me


sorprende que esto involucre a todos los demás, todo el mundo, no
solamente yo. Cuando estoy en mi casa pienso que esto me pasa
solamente a mí, pero sucede en todas partes.

Sabes, me recuerdas una imagen hermosa. Imagínate una mesa, y


sobre la mesa hay muchos porotos sin cocinar, y todos los porotos están
sentados, muy quietitos, hasta que alguien sacude la mesa y todos los
porotos empiezan a vibrar. Todos vibran de la misma manera porque el
movimiento de la mesa hace que todos se sacudan simultáneamente. Pero
como la perspectiva de cada poroto es muy limitada, cada uno piensa:
“Huy, qué raro que soy, estoy vibrando y sacudiéndome todo. ¿Qué me
pasa? Soy tan raro”. Poco a poco, a medida que se expande tu conciencia,
ves que la mesa se sacude, y que todo el campo de todos los porotos se
sacude. Esta percepción es parte de la apertura del tercer ojo superior. El
tercer ojo trae una perspectiva panorámica. Puedes ver una totalidad ma-
yor; puedes verte interconectado, como parte de esta totalidad. De alguna
manera, Acuario representa la disolución del ser egocéntrico personal.
Empiezas a reconocerte como una célula de esta vasta entidad viviente
llamada Tierra, dentro de una entidad aún más vasta llamada Universo.
¿Cómo te sientes cuando llegas a tu casa y empiezas a darte cuen-
ta de que no estás solo en todo esto?
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 107

• Me da coraje para contactarme con la gente. Porque siento que él


o ella también pertenecen a esto.

Es muy bueno que digas eso porque muchas almas índigo sienten
que son extrañas, raras, que no caben. De manera que muchas almas
índigo se aíslan y se mantienen separadas. Muchas desarrollan com-
plejos de inferioridad.

• Yo lo tenía, pero ya no.

¿Cómo lo cambiaste?

• Con trabajo interior.

Empezaste a reconocerte. Y esto es esencial para las almas índigo,


es importante que hagan trabajo interior. Todos deberían hacer trabajo
interior, aunque algunas personas se sientan más llamadas a hacerlo
que otras.

• ¿De manera que no debo esperar demasiado de los que no se abren?

Exactamente. Relaja tus expectativas. El trabajo interno no es para


todos. Déjalos en paz. Están evolucionando de acuerdo con sus tiem-
pos internos.
Voy a ser muy directo. Puede que esto no suene del todo agrada-
ble, pero las almas índigo entran en el cuerpo con un “equipo” diferen-
te. Esto significa que ciertos pétalos de ciertos chakras están más
desarrollados y más activos, y por esta razón, perciben, piensan y
responden de manera diferente. No puedes creer que lo que para ti es
un simple ABC, y es tan obvio, otros no lo vean ni lo sientan así. Es
que ciertos desarrollos evolutivos no han sucedido aún en muchas
personas, y no tienen esa capacidad. Esto es así en muchas áreas de la
psiquis, pero existe una en particular conectada con el tercer ojo. El
tercer ojo normal, no el tercer ojo índigo, mira hacia afuera. Estas
personas tienen muchísima dificultad en mirarse a sí mismas. Si a una
108 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

de estas personas le preguntara: “¿Cómo te sientes ahora?”, me con-


testaría: “Nada en especial, todo está bien”. Aunque yo pueda ver que
algo está sucediendo en su cuerpo energético, en su cuerpo emocional,
que están preocupados, que algo anda mal, ellos no lo pueden ver. Las
almas índigo tienen un desarrollo en el tercer ojo que permite que
miren hacia adentro. Pueden “autorreflejarse”, pueden mirar hacia aden-
tro; y desde ahí pueden trabajar con ellas mismas. Al principio encon-
traba que esto era tan raro. Le preguntaba a alguien: “¿No sientes lo
que te pasa?” y me contestaba: “¿Qué me quieres decir? Yo estoy muy
bien”. Y me daba cuenta de que no me estaban mintiendo; no lo
podían ver, realmente. Es casi como si existieran dos razas diferentes
de seres humanos, o aun más que dos razas. Todos andamos en cuer-
pos que parecen muy similares, de manera que pensamos que somos
todos más o menos iguales; pero no te lo creas: existen varios estados
energéticos, y tipos de seres coexistiendo aquí en la Tierra.

• ¿Qué hace que una persona sea alma índigo y otra no? ¿Cómo
suceden estas diferencias?

Podría contestar esta pregunta en un nivel periférico o en un nivel


esotérico, aunque siento que lo preguntas en un nivel esotérico y te
contestaré de esa manera. La mejor metáfora sería la de la terminal de
trenes de una gran ciudad, donde llegan trenes desde todas las direccio-
nes. Un tren llega de Italia, lleno de italianos, otro llega de Polonia,
lleno de polacos. En un nivel cósmico, vemos lo mismo. La Tierra sería
como la terminal de trenes y llegan trenes llenos de almas provenientes
de dimensiones diferentes, grupos “álmicos” diferentes, corrientes evo-
lutivas diferentes, rayos diferentes y corrientes diferentes del cosmos.
Igual que en las estaciones de tren, un cierto tren llega a cierta hora y
tiene un cierto itinerario, un cierto grupo de almas tienen su itinerario y
hora de llegada. Este itinerario se basa en los grandes ciclos cósmicos:
una especie de reloj cósmico. Éstos son los ciclos de la astrología, que
se mueven y giran lentamente, abriendo ciertos portones del cosmos
para que ciertas energías puedan fluir. Cuando me refiero a las almas
índigo, me refiero a una representación cósmica de vastas energías evo-
lutivas celestiales que se mueven de acuerdo con estos relojes cósmicos.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 109

Esto es lo que la astrología me ha enseñado. Cuando empecé a


estudiar astrología, quería entender quién era yo, y por qué pensaba y
sentía de esta manera. A medida que fui entrando en mí mismo, obser-
vando la astrología, me di cuenta de que lo que yo llamaba “yo” era la
concreción de fuerzas vastas operando a través de los planetas y de las
estrellas. Cada uno de nosotros es un vértice de fuerzas celestiales
concretas. Yo no estoy separado del Universo, sino que soy parte de
una danza sumamente intrincada e íntima con las grandes energías
cósmicas. La astrología se transformó en un portal hacia el misticismo
porque expandió mi conciencia para ver el movimiento de estas vastas
dimensiones y fuerzas de energía.
Una de las razones de mi fascinación por la era de Acuario y las
energías índigo, es verla como una onda en el cosmos. Una onda
cósmica, precedida por otras ondas y precediendo más ondas que aún
están por llegar. A medida que empiezo a vislumbrar la totalidad
mayor que se despliega, veo tanta magia y misterio, veo las inmensas
fuerzas y potenciales del Universo.

• ¿Qué sucede dentro de ti cuando te das cuenta de que estas enor-


mes fuerzas tienen algo que ver contigo? ¿Te da miedo?

Me encanta. Te lo voy a representar de una manera más terrenal.


Uno de mis deportes predilectos es el windsurf. Disfruté varios años
haciendo windsurf en Hawai, que tiene vientos, aguas y olas muy
buenos. A veces me encontraba a unas cuantas millas de la playa en el
mar abierto, manejándome con unas enormes olas oceánicas. A veces
eran olas de unos quince pies, tan altas como mi vela. Había siempre
un momento para elegir escaparme o agarrar la ola o, si estaba más
cerca de la playa, podía montarla o esquivarla. Nada era tan emocio-
nante como agarrar esta enorme ola de la naturaleza y montarla. En
muchos momentos el miedo era fuerte. A veces me escapaba, pero
casi siempre lo disfrutaba, y me encantaba la sensación. Y eso es lo
que siento con las energías del cosmos. Son cabalgatas maravillosas,
emocionantes, como un surf cósmico: “Surfear en la ola cósmica”.
Para mí es lo más emocionante e interesante. Estoy viendo formarse
110 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

una nueva ola, una ola que está construyendo toda una nueva civiliza-
ción. Estoy observando las estructuras, los gobiernos, las nuevas for-
mas de relacionarnos y comunicarnos que están naciendo en estos
momentos. Esto es emocionante: ver el nacimiento de una nueva civi-
lización planetaria no es cosa de todos los días.

• En mi caso, el miedo está desapareciendo lentamente y está sur-


giendo una nueva emoción y nuevos intereses. Me entusiasma ver
lo que va a ocurrir y lo que va a emerger. Antes, nunca hubiera
tenido el coraje de hablar como lo estoy haciendo ahora. A medida
que hablas de estas cosas siento el impulso de participar contigo.

Gracias. Me alegra escuchar esto.


Estoy dando voz a lo que está dentro de todos nosotros. Parte de
mi tarea es despertar a mis amigos dormidos. Lo veo de esta manera:
está entrando una cierta ola que sostiene un grupo de almas. Básica-
mente, todos somos iguales; sostenemos las mismas energías y la
misma visión. Pero el proceso de encarnar tuvo un aterrizaje difícil. A
medida que entraban las almas, el avión saltaba –muchos se asustaron,
y algunos de nosotros quedamos heridos–. De manera que muchas
almas índigo se asustaron, se metieron en un rincón y se encerraron.
Muchos de los heridos están identificados con sus heridas, o caminan
rengos y confundidos. En algún sentido podríamos decir que mi capa-
razón se abrió unos minutos antes, de manera que es mi tarea caminar
entre ustedes llamando a la puerta de sus caparazones e invitándolos a
salir. Una cosa está clara: tenemos que salir de adentro del caparazón y
hacer la tarea que hemos venido a hacer.
El trabajo de construir una nueva civilización necesita de todas
nuestras energías juntas. Así que es realmente importante que cada
uno de ustedes, almas índigo, entren en ustedes, haciéndose dinámicas
y potentes. Esto es realmente lo que estoy haciendo: estoy estimulando
a mis amigos, sacándolos de sus caparazones para que unamos nues-
tras manos y nos hagamos creativos –hagamos lo que hemos venido a
hacer aquí–.
CAPÍTULO VII

LA GRAN VISIÓN

Introducción
Esta noche es luna llena, y es una luna llena especial. Se llama el
festival de Wesak, o la luna llena de Wesak. En la India y en el Tibet
el festival de Wesak es considerado el principal festival espiritual del
año. En el Tibet, dicen que Buda fue iluminado hace dos mil quinien-
tos años. Que nació, llegó a la iluminación y murió en esta luna llena,
cuando la luna estaba en el signo de Escorpio. Y desde ese momento
en adelante, su conciencia ha continuado expandiéndose. Es uno de
los miembros principales de la Jerarquía Espiritual que apoya a la Tie-
rra. Y en estos momentos su función tiene que ver con nuestra Tierra y
con nuestro sistema solar, y con la manera en que nuestro Sistema Solar
se relaciona con sistemas solares y energías aún mayores. Es parte de
una cadena energética que une diferentes entidades cósmicas. En este
rol, no tiene nada que ver con la vida humana normal. No se interrelaciona
directamente de ninguna manera con el reino humano. Pero en el mo-
mento de esta luna llena, esta única luna llena del año, él se acerca al
campo de influencia de la conciencia humana, trayendo las energías
celestiales a la Tierra. Y cuentan que en el exacto momento de la luna
llena de cada año, quinientas personas iluminadas se juntan en las mon-
tañas del Tibet para ayudar a atraerlo hacia abajo. De manera que las
energías que estarán disponibles esta noche en esta luna llena son consi-
deradas las más potentes de todo el año.

La gran visión
Hasta ahora, hemos estado observando los detalles de vivir como
un alma índigo. Esta noche miraremos el contexto más amplio de por
qué existen almas índigo, en primer lugar, y qué es lo que estarían
112 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

haciendo aquí. Empezaremos con una visión global del cosmos, de


acuerdo con el esoterismo, y luego, dentro de ese contexto, observare-
mos a los índigo.
Este material es un resumen de los fundamentos del esoterismo y
de la metafísica. La mayor parte está más allá, o sea, fuera de los
límites de nuestra experiencia ordinaria. Es una especie de mitología
espiritual, o cosmología, que está mucho más allá de lo que general-
mente ocupa nuestras mentes. Más que creer o no creer, permítanme
presentársela como hipótesis. Jueguen con esto, pruébenlo y vean si
despierta algo en ustedes.
La base del esoterismo dice que existe una Gran Vida, o un Ser
Divino, y su cuerpo es este vasto Universo. Y que este Gran Ser, o
esta Gran Vida, está evolucionando. El esoterismo dice que la entidad
que llamamos Dios, o la entidad que llamamos el Universo, está en un
estado de evolución y desarrollo constante. Que este mismo Ser está
tomando más conciencia, y que está descubriendo y desplegando su
propia naturaleza. Este Ser se despliega en “estaciones” o “ritmos”, y
está compuesto por muchos tipos de energías.
El esoterismo plantea que este Ser ha puesto en movimiento al
Universo para sus propias intenciones. El Universo que conocemos es
una creación deliberada de este Ser para servir sus propias intenciones.
Estas intenciones son conocidas como “El Plan Divino”, o simplemen-
te “El Plan”. De manera que cuando en el esoterismo nos referimos al
Plan, nos referimos a lo que podemos vislumbrar de las intenciones
que han puesto al Universo en movimiento.
Y lo que se dice en el esoterismo es que aunque este Ser es “una
Vida”, esencialmente una entidad sola, ésta se divide en muchas, pero
muchas entidades o seres.
Esto se llama “el proceso de bajar la intensidad”, en el sentido de
que esta Única Vida se transforma en galaxias, y grupos de galaxias,
que se transforman en vidas únicas. De manera que, cuando observamos
una galaxia como la Vía Láctea, o miramos a través de un telescopio las
hermosas galaxias espiraladas, sabemos que éstas son consideradas
entidades vivientes. Son conciencias vastas, o conciencias que bajan
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 113

de esa Única Gran Vida. Y esas entidades poseen muchas entidades


más pequeñas que las componen, que son grupos de estrellas dentro de
las galaxias. Y estos grupos de estrellas se separan hacia abajo, hasta
cada estrella –cada sol en el cielo es visto como una entidad viviente–.
Y cada sol luego baja como sucede en nuestro Sistema Solar, donde
cada planeta es parte de, digamos, la familia de nuestro Sol. Y estos
planetas también son entidades vivientes. Luego llegamos a la Tierra y
a los seres humanos, que somos a su vez estados que han descendido
de esa Única Vida, dentro de las vidas mayores. Y esto continúa hasta
llegar a los átomos. Los átomos también son considerados entidades
vivientes.
De manera que en el esoterismo vemos a los seres humanos como
células dentro del cuerpo de la entidad denominada Tierra. Y la Tierra
es una célula de una entidad mayor que llamamos nuestro Sistema
Solar. Y nuestro Sistema Solar mismo es simplemente una célula o un
órgano dentro de una entidad mayor compuesta de muchos sistemas
solares diferentes. Esto a su vez es parte de una entidad mayor, nuestra
Vía Láctea, que una vez más es parte de una entidad mayor compuesta
por muchas galaxias, etcétera. Los científicos afirman que existen
aproximadamente unos cuatro mil millones de galaxias, que han visto
hasta el momento. Existe solamente vida, en todas partes, en todo.
De manera que el panorama básico del esoterismo es esta vasta
interrelación de vidas. Cada una de estas vidas ha sido creada para
manifestar el propósito divino, y a la vez encarnan aspectos particula-
res de la divinidad. Observamos que el Universo está constituido por
un vasto campo de energía –conocido como el campo etérico del
cosmos–. Y dentro de este campo, la energía se mueve y circula en
forma continua. Piensen en el océano. Existe un solo océano. Pero
dentro de ese océano se mueven corrientes de energía –por ejemplo, la
Corriente del Golfo–. Decimos que hay diferentes corrientes de Dios,
o corrientes universales de energía que fluyen a través, y circulan entre
todas estas vidas diferentes. Que existe una circulación constante des-
de lo pequeño a lo grande, de lo grande a lo pequeño, y entre todas
estas varias entidades. En un sentido, si utilizamos la analogía del
114 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

cuerpo humano: la sangre circula a través de las venas y de las arte-


rias. La sangre se dirige hacia un órgano o glándula en particular,
donde ciertos elementos le son agregados, o sucede algún cambio en
la sangre. Las células reciben estos cambios, responden a ellos y agre-
gan los suyos, y la sangre continúa su camino en este proceso infinito
de movimiento y cambio. Al expandir esta analogía hacia el Universo,
según las bases del esoterismo, cada entidad a través de la cual fluye
la energía universal, cambia algo de esa energía universal. Estas ener-
gías nos alimentan –forman la base de nuestra vida–. A medida que
cambian sus fuentes de emanación, nos afectan y nos cambian. Y
nosotros, a su vez, afectamos a esa corriente de energía, y la cambia-
mos. De manera que las energías continúan desde nosotros hacia otro
aspecto del Universo, hacia el próximo órgano, o célula o entidad,
produciendo esta gran circulación constante de cambio, haciendo que
evolucionen las frecuencias de la energía y de la conciencia.
La Tierra es solamente una parte muy pequeña dentro de este
panorama mayor, y del Plan Divino. Somos solamente un puntito muy,
pero muy chiquitito, ¡o quizás un granito de polvo dentro del puntito!
Además, en términos del tiempo cósmico y de la evolución, nosotros
somos considerados muy jóvenes en la escala evolutiva de los seres.
Cuando digo “nosotros”, no me refiero a ti y a mí, me refiero a que la
entidad misma de la Tierra es aún muy joven. Y la entidad de la Tierra
está creciendo y aprendiendo, y en este momento del tiempo esta
entidad está por hacer su próximo paso en su crecimiento y evolución.
De la misma manera que un ser humano atraviesa varios estadios
de crecimiento, estas entidades planetarias, sistémicas y cósmicas tam-
bién tienen varias fases de crecimiento. En una fase anterior de la
evolución de la Tierra, cuando por primera vez los átomos y las molé-
culas que conforman la Tierra se agruparon, uno de los primeros estadíos
evolutivos fue la formación de los minerales. Decimos en el esoteris-
mo que los minerales tienen vida, y que forman el primer reino de la
Tierra. El reino mineral carga frecuencias y energías particulares de la
Tierra, que son un cierto aspecto de su conciencia. El reino mineral
forma la primera capa o cuerpo de la evolución de la Tierra.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 115

Aquí quiero enfatizar un punto: aunque parezca que los minerales


son rocas muertas en comparación con las plantas o los animales que
claramente tienen vida, el esoterismo afirma que los minerales tam-
bién tienen vida. Aunque no veamos que un mineral se levante y se
mueva como lo hacen los animales, sostiene una conciencia particular,
una frecuencia particular de energía y, en su propio nivel, está evolu-
cionando y cambiando. Y también en su nivel, participa de estas co-
rrientes universales que componen el cosmos, siendo modificados por
ellas al mismo tiempo que la modifican. La entidad viviente de la
Tierra desarrolló el reino mineral a través de millones y millones de
años como parte de su desarrollo evolutivo. Una vez que el reino
mineral llegó a cierto nivel en su desarrollo, la Tierra pudo hacer su
paso siguiente, usando como base el desarrollo de su reino mineral. El
segundo paso fue la evolución del siguiente reino: el reino vegetal.
Quisiera volver hacia atrás por un momento. En general conside-
ramos que la Tierra es una bola de materia, pero el esoterismo afirma
que la Tierra física es un “cuerpo” habitado por una entidad cósmica.
Un “alma”, mucho más avanzada que nuestra alma, encarnó dentro de
esta bola de materia. De la misma manera que nuestro cuerpo físico es
utilizado por un alma, la Tierra física es la forma que utiliza esa alma
avanzada. Esta alma avanzada no encarnó sola en la Tierra, sino que
trajo consigo un grupo de muchas vidas más pequeñas para apoyar el
proceso. A esta entidad primaria, el esoterismo le dio el nombre de
Sanat Kumara, y su grupo de entidades es “La Jerarquía Espiritual”.
Inicialmente, la Jerarquía Espiritual provenía de fuentes más allá de
nuestro Sistema Solar, siendo su fuente primaria la estrella Sirio. Gra-
dualmente, a medida que varias almas de la Tierra han evolucionado,
algunas de ellas han pasado a integrar la Jerarquía Espiritual, y algu-
nos miembros de la Jerarquía han avanzado más allá de la evolución
de la Tierra hacia otros caminos evolutivos del cosmos. Sanat Kumara
y la Jerarquía Espiritual han estado, esencialmente, “creando” la Tierra
desde los comienzos de su formación. En el esoterismo decimos que la
Tierra fue creada por entidades cósmicas. Que la formación de la vida
en esta Tierra, el proceso que llamamos “evolución”, ha sido y sigue
siendo hasta el día de hoy un proceso guiado y esculpido, iniciado y
sostenido por inteligencias elevadas, de acuerdo con el Plan.
116 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

En el momento de los grandes desarrollos de la Tierra, tales como


el paso del reino mineral al vegetal, la Jerarquía generó una energía
tremenda, digamos el “calor” necesario para hacer “hervir” el agua. En
el esoterismo estos momentos son conocidos como “grandes avances”.
Estas Grandes Vidas generaron enormes campos de fuerza que llega-
ron a la Tierra e interactuaron con su estructura y con la estructura de
las energías circundantes, permitiendo que sucedan los siguientes pa-
sos evolutivos.

Los reinos animal y humano


De manera que un gran avance inició el segundo reino y luego de
millones y millones de años sucedió otro gran avance para crear el
reino animal, como un paso más allá del reino vegetal. El reino animal
transitó por muchas fases de desarrollo hasta que sucedió el tercer gran
avance, catalizando la vida humana de la corriente animal que se había
transformado en monos. Se hicieron muchos experimentos en esos tiem-
pos para catalizar el reino humano. No todos los experimentos fueron
exitosos. Se dice en el esoterismo que los chimpancés, algunos de los
monos y los gorilas fueron experimentos fracasados en el intento de
traer el reino humano y el siguiente paso hacia la conciencia.
Para complicar aún más el panorama, a medida que se fue desarro-
llando el reino humano, no existía únicamente una corriente unificada
dentro de la Jerarquía Espiritual, sino que la Jerarquía misma estaba
compuesta de muchas corrientes de entidades, corrientes de almas,
llegadas de diversas fuentes con muchas intenciones e ideas diferentes
acerca de cómo debía ser desarrollado este proceso de vida. Quizá la
mejor metáfora sería la que usé anteriormente en un contexto diferen-
te: imagina una terminal de trenes en una gran ciudad, donde llegan
trenes desde varios países diferentes. Un tren llega de un país trayendo
personas con una vibración y conciencia particular, con ciertas creen-
cias y actitudes. Un tren llega de otro país trayendo otro grupo con
vibraciones diferentes. En la terminal se juntan varias corrientes dife-
rentes de entidades y almas. Estas almas se bajan del tren, hacen algo,
se quedan un tiempo, luego suben a otro tren y se van a otra parte.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 117

Se dice que la Tierra es como una terminal central de trenes donde


existen corrientes de entidades y almas que llegan desde muchas direc-
ciones, desde muchas fuentes diferentes dentro del cosmos. Las enti-
dades que anteriormente circundaban a la Tierra eran una mezcla de
entidades diversas con intenciones e ideas diferentes. Podríamos decir
que las “aguas se embarraron”, cuando la intención y el Plan que
originariamente fueron establecidos empezaron a ser cambiados y
tironeados en direcciones diferentes por las varias entidades y sus
intenciones. Otras entidades, o grupos de entidades, experimentaron
con diferentes tipos de plantas y de animales, en continentes distintos.
Y hoy, una de las razones por las que vemos tantos tipos de entidades
vivientes diferentes, no tiene que ver únicamente con las adaptaciones
evolutivas, sino también con las diversas energías celestiales
involucradas en la creación y la formación de las corrientes evolutivas.
Además de ser corrientes diferentes, existían tensiones y conflic-
tos a nivel jerárquico. La Tierra fue dividida en varias zonas de ten-
sión y contienda entre las entidades y las diversas fuentes dentro del
cosmos. De manera que el reino humano fue creado en un momento
de gran avance en que hubo muchas entidades involucradas, y en un
momento de tensión entre las fuentes creadoras.
Ahora, voy a agregarle un poco más de complejidad al panorama
cósmico, ya bastante confuso. Cuando algunas de las entidades
involucradas llegaron a la Tierra, se “enredaron” con las formas de
vida humanoide primitivas. Quedaron atrapadas por las fuerzas crudas
de la naturaleza y por estas formas de vida primitivas con las que se
encontraron tan directamente por primera vez. Muchos de estos seres
no pudieron escapar del campo gravitacional emocional y mental de
estas formas de vida creadas, con las que se habían involucrado. Deci-
mos en el esoterismo que sigue habiendo un número significativo de
almas encarnadas o no encarnadas dentro del campo de los planetas
que siguen atrapadas dentro del campo energético planetario por no
poseer suficiente “ímpetu energético” para salir del campo de influen-
cia de la Tierra y seguir su camino.
118 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Todas estas fuerzas estaban en acción durante la creación del reino


humano. Gradualmente, a través de millones y millones de años, todas
éstas, juntas con el proceso evolutivo “normal”, trabajaron para for-
mar, desarrollar y refinar el cuerpo humano, su sistema nervioso, cere-
bral, emocional y mental. El propósito de este desarrollo era crear un
vehículo cada vez mejor, para la experiencia de estos espíritus, de
estas almas que iban a encarnar. Y así es. Gradualmente, a través de
estos millones de años, el sistema humano ha permitido que más y
más de la vasta conciencia del alma opere a través de él. Lo que fue en
un momento un vehículo demasiado primitivo y limitado para la expe-
rimentación del alma, se ha refinado y desarrollado, permitiendo que
el alma experimente esta dimensión más rica y plenamente, y encarne
cada vez más.
A pesar de haber hecho un largo camino, desde una perspectiva
cósmica, el vehículo humano sigue siendo muy joven y primitivo. El
tiempo evolutivo es vasto. Unos millones de años son sólo unos mo-
mentos en la larga vida del alma. De manera que el vehículo humano en
el que existen nuestras almas es un “modelo primitivo”, un producto
incompleto. No solamente es incompleto, sino que en términos de las
energías del alma, sigue siendo bastante primitivo. Desde la perspectiva
del tiempo cósmico, recién hemos salido de las selvas y los bosques de
la Tierra. Recién hemos empezado a erguirnos sobre dos piernas, a
pensar, a desarrollar la mente. El vehículo sigue siendo manejado por
muchos de los instintos primitivos que fueron necesarios en las luchas
para sobrevivir en las selvas, bosques y mares de la Tierra.
El vehículo humano no solamente es joven y relativamente primi-
tivo, sino que también está constituido por muchas corrientes energéti-
cas diferentes provenientes de las varias fuentes donde se originaron
las “almas creadoras”. Voy a usar una metáfora: es como si estuviera
armando un automóvil y consiguiera una pieza del Japón, otra de
Alemania y otra de Rusia, y luego junto todo. La forma humana se ve
como un rejunte de muchas partes, construida por muchas corrientes
con energías diferentes y conflictivas, y muchas fuerzas diversas no
integradas.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 119

Hemos visto tres fuerzas de cambio –la evolución normal, los


grandes avances y el trabajo escultor de la Jerarquía Espiritual–. Exis-
te una cuarta, basada en los ciclos cósmicos. El cambio de una era,
digamos de la era de Aries a la era de Piscis, o de la era de Piscis a la
era de Acuario, sucede cuando una “corriente cósmica de energía”,
llamada Rayo, se activa y comienza a entrar gradualmente en la atmós-
fera de la Tierra. Esta energía obtiene varias respuestas de las entida-
des existentes en la Tierra y del reino humano. Algunos aspectos de la
psiquis humana responden y maduran. Otras partes se perturban. Y
otras más, luchan activamente en contra de las nuevas energías. Lo
que sucede ahora, entrando en la era de Acuario, es que una nueva
corriente, o Rayo, ha empezado a actuar sobre el planeta y, principal-
mente, el reino humano ha empezado a reaccionar, aunque también se
ven afectados los reinos vegetal y animal.
Además de este nuevo Rayo, existe un cambio en el grupo de
almas que está encarnando. Un nuevo Rayo trae un nuevo grupo de
almas. Estas almas cargan las energías de ese Rayo, sus paradigmas,
creencias y maneras de ser.
Denominamos almas índigo a las almas que encarnan en este nue-
vo Rayo, la mayoría de las cuales no ha encarnado desde hace mucho
tiempo. Siempre hay algunas almas encarnadas de cada Rayo aunque
el Rayo no esté activo, pero la mayoría de las almas de ese Rayo que
no está activo no encarnan en este período. Ahora, a medida que entra
este nuevo rayo, las almas que le pertenecen encarnan más y más
numerosamente.
Esto sucede con cada cambio de era; aproximadamente cada dos
mil años, entra un nuevo Rayo con un nuevo grupo de almas. Pero este
momento esta trayendo una cosa más –algo muy singular y de gran
significado–.
La Tierra ha llegado a un punto de su evolución, ha juntado sufi-
ciente ímpetu, y la calidad de sus vehículos –reinos vegetal, animal y
humano– ha llegado a un punto suficientemente importante en su de-
sarrollo, como para que la Tierra misma como entidad viviente pueda
lograr un próximo paso. Hasta ahora, la Tierra ha desarrollado los
120 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

reinos mineral, vegetal, animal y humano. En este momento la Tierra,


como entidad, está en el proceso de hacer evolucionar su próximo
reino.
El próximo reino será el reino de las almas. Esto significa que por
primera vez estas entidades, almas, que han formado una parte de la
dimensión interior de la vida en la Tierra, pueden encarnar, reteniendo
la total conciencia de sí mismas como entidades. Anteriormente, cuan-
do un alma encarnaba en un vehículo humano, siendo el vehículo
demasiado limitado, solamente una pequeña parte de la conciencia del
alma se podía instalar en él. Aunque esa alma era la vida que habitaba
y animaba el cuerpo, la mayoría de la conciencia del alma quedaba
afuera y desconectada del cuerpo, de la personalidad y de la mente. En
gran medida, esta “forma” se manejaba principalmente con programas
de “computadoras bioinstintivas” que habían sido construidas a través
de millones y millones de años.
Permítanme usar un ejemplo para explicar esto. La mayoría de
ustedes que están escuchando esta noche, o que estarán leyendo, ha
experimentado lo que llamamos “experiencias espirituales” –momen-
tos en que se amplía la conciencia, momentos de conexión con “algo
superior”–. Pueden llamarlo su yo superior, su alma, los Maestros o
los ángeles, sus guías o lo que sea. Por un momento sus conciencias
fueron elevadas a otro nivel. Luego el momento se esfumó. Cuando
estuvieron en esa conciencia, vieron el mundo de otra manera, se
sintieron de otra manera, pueden haber actuado de otra manera. Se
transformaron en una persona diferente. ¿Por qué? Porque, por un
momento, estuvieron más allá de la conciencia limitada del vehículo
humano y tocaron el plano del alma y de la conciencia elevada del
mundo interior. Pero, por varias razones que observaremos dentro de
unos momentos, no es posible sostener la conexión total por mucho
tiempo, y vuelven a “caer” en una conciencia más normal y, por cierto,
más difícil –repleta del espectro normal de las emociones y de los
pensamientos: los miedos, avaricias, inseguridades, prejuicios, reac-
ciones, etc. que dominan normalmente nuestras vidas–. Éstos son los
programas de “computadora bioinstintiva” de nuestra evolución.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 121

Lo que sucede en este punto de nuestra evolución y de la evolu-


ción de la Tierra, es que el vehículo humano ha logrado un nivel de
desarrollo suficiente, de manera que mayor cantidad de la conciencia
total del alma puede estar presente cuando encarnamos. Éste es el “quin-
to reino” que está naciendo, en el que una conciencia completamente
nueva se está manifestando en el planeta. Esto significa nuevas energías,
nuevas formas de percibir, nuevos vínculos energéticos, etcétera. Éste
es un cambio muy significativo. Es un cambio radical. Si miramos hacia
atrás en la historia de la Tierra, ella ha hecho evolucionar cuatro reinos.
Ahora está haciendo que evolucione un quinto. Y este quinto reino está
surgiendo por medio del reino humano. En el pasado, el reino vegetal
se construyó sobre el mineral, luego el reino animal emergió del vege-
tal. Y el reino humano emergió del reino animal. Ahora el reino del
alma está emergiendo del reino humano.
Este salto está ocurriendo para toda la Tierra, y por lo tanto, para
la humanidad entera. Aunque siempre tuvimos algunos individuos que
pudieron retener la conciencia del alma durante la encarnación, que
hemos reconocido como nuestros grandes genios, o los espiritualmen-
te iluminados, fueron raras excepciones. La gran mayoría ha vivido
con la conciencia más limitada. Ahora la Tierra hará este paso en la
evolución de su conciencia a través del reino humano, y esto significa
a través de toda la humanidad.
Esto se denomina: “Iniciación Planetaria”. Una Iniciación Planetaria
sucede cuando la Tierra en su totalidad hace un paso hacia la concien-
cia, un salto cuántico en su evolución. La Tierra ha vivido cuatro
iniciaciones en su evolución –la mineral, la vegetal, la animal y la
humana–. Ya está lista para la quinta.
Esto va a suceder a través del reino humano, lo cual significa,
por medio de ti, de mí y de todos los que estamos encarnados. El
mecanismo es a través del cordón que une el alma con el cuerpo/
personalidad. Cada individuo encarnado está conectado desde el alma
con el cuerpo/personalidad a través de un cordón llamado el
antakarana (del sánscrito). La conciencia total del alma está anclada
en el octavo chakra, unos veinte centímetros encima de la cabeza. El
122 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

octavo chakra es, a veces, conocido como el Ser Superior, el asiento


del alma o, a veces, simplemente, el alma. El antakarana es un cor-
dón que conecta hacia abajo, desde el octavo chakra, al chakra de la
corona, sobre la cabeza.
Cuando miras un bebé recién nacido el antakarana está aún relati-
vamente intacto y potente. Por eso se los ve tan sabios a los recién
nacidos. Ves un alma tan pura que te mira. Pero muy rápidamente, a
medida que el cuerpo entra en acción y se estimulan naturalmente los
instintos, y debido a las vibraciones densas con las cuales se encuentra
el alma y el proceso de condicionamiento que sufre por la interacción
con la gente, el antakarana disminuye y se pierde la conciencia del
alma. Ya muy poca conciencia la atraviesa, solamente energía de vida.
Nos referimos a los dos cordones: “el cordón de vida” y “el cordón de
la conciencia”. Literalmente, “perdemos la conciencia” y nos identifi-
camos con el cuerpo/personalidad –con la mente, las emociones, los
instintos y las experiencias– hasta perder contacto con la conciencia
del alma. Y esto lo llamamos “quedar dormidos”.
Pero, aunque esta conciencia se pierda y el antakarana disminuya,
nunca desaparece del todo. Éste puede ser reconstruido y abierto. Y se
puede volver a acceder a la conciencia del alma. Y en el fondo, de esto
se trata el camino espiritual auténtico. Construye la conexión con nuestra
espiritualidad –nuestra alma y nuestro mundo interior, del cual el alma
es parte–. Reconstruye el antakarana.
Este proceso ha estado sucediendo siempre para un pequeño grupo
de personas. Pero no para la mayoría. Imaginen lo que pasará cuando
millones y millones de personas abran y construyan su cordón de la
conciencia. Millones y millones de personas empiecen a despertar a
sus almas –empiecen a darse cuenta de que son entidades energéticas
vastas y no físicas–. Es útil ver una representación dibujada. Imaginen
el globo terráqueo, y aquí está parado uno que construye un puente a
su corona, a su mundo interno. Construye su propio antakarana, y aquí
otro hace lo mismo, y otro, y otro más. Imaginen de pronto todas estas
hebras construidas hacia el mundo interior. Si vieras el mundo en su
totalidad, verías que se está haciendo peludo, con todas estas hebras
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 123

que emergen, ligándose con la dimensión espiritual de las frecuencias


alrededor de la Tierra.

El antakarana planetario
En algún momento habrá tantas hebras que se habrá formado el
antakarana planetario. Todas estas pequeñas hebras se entretejen, for-
mando una especie de “cuerda” más grande: nuestros antakaranas
individuales se entretejen, formando el antakarana planetario. En estos
momentos estamos construyendo el antakarana planetario a medida
que el planeta prepara su despertar, su iniciación. O sea que es muy
real que el próximo paso en la evolución está ocurriendo por medio
del reino humano. Es por medio de nuestro proceso de crecimiento
individual, o lo que parece ser “mi proceso individual de crecimien-
to”. Aunque pensamos que es individual, es “mío”, si nos vieras a
cada uno de nosotros como células dentro de una entidad planetaria,
verías cómo cada una de estas células está empezando a vibrar de
manera diferente, intensificando y aumentando su vibración. Y esto
les está sucediendo simultáneamente a todas las células de la entidad
que llamamos la Tierra. De la misma manera que la primavera aparece
repentinamente saliendo del invierno. Primero se ve un brote que sale
de la Tierra, luego diez, luego mil, luego un millón, etcétera. A mu-
chas de estas “células” humanas les están creciendo hebras peluditas
encima de sus cabezas, que se ligan con el mundo interior de frecuen-
cias alrededor del planeta. En cierto momento estas hebras llegarán a
la masa crítica. Habrá suficientes hebras y la frecuencia habrá llegado
al nivel correcto para que pueda suceder una cierta apertura energética.
Ése es el momento de la Iniciación Planetaria. En forma muy real, el
trabajo que cada uno hace individualmente consigo mismo tiene con-
secuencias cósmicas y está aportando algo de proporciones cósmicas.
De esto se tratan realmente las almas índigo. Ustedes son las almas
que encarnan con el nuevo Rayo. Ustedes son las almas con el desa-
rrollo evolutivo para construir el antakarana. Por medio de sus almas
está ocurriendo la Iniciación Planetaria.
124 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Preguntas y respuestas
• ¡Me siento abrumado por este enorme panorama! Y por otro lado,
siento alegría. Siento gran felicidad por estar aquí y ser parte de lo
que está sucediendo.

Me recuerda a los momentos cuando mis “horizontes se expandie-


ron” y empecé a ver el sentido más amplio de las cosas. A veces me
sentía abrumado por sentirme insignificante. ¡Era devastador para mi
ego! Me gusta sentirme importante, y especial, y todas esas cosas bue-
nas. Pero en otros momentos tengo sentimientos totalmente opuestos.
Siento ¡Huy, como personalidad casi no existo, pero el real yo es gran-
de, y todo esto es muy grande! ¡Qué maravilla es ser parte de este vasto
cosmos! Estoy tan contento de que la existencia me haya creado!
Y cuando siento esto, siento que he existido desde el principio.
Siento que “yo” como entidad fui creado bien al principio, cuando fue
creada la existencia, y que he estado aquí desde entonces. Y siento que
voy a estar aquí hasta el final, desplegando más y más de la divinidad.

• Cuando dices que “hemos sido formados por fuerzas conflictivas”,


como por varias entidades y fuerzas cósmicas y el plano interno y
todas las cosas que bajan, me pregunto si todos mis conflictos son
resultados de mi infancia y vidas pasadas, o si fueron creados en
un nivel mucho más grande.

Entiendo que exactamente esto está en la raíz de todos nuestros


conflictos, que estamos compuestos literalmente de corrientes diferen-
tes de energía y de entidades. Que nuestros cuerpos físicos, emociona-
les y mentales están compuestos por entidades diferentes.

• ¿Dices que el cuerpo mental es una entidad, el emocional es otra


entidad, y que existe una lucha?

Exactamente.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 125

• ¿Y yo soy el campo de batalla?

Sí, lo has entendido. Y lo que dicen en el esoterismo es que al


juntarse estas entidades y fuerzas diferentes en la Tierra, se produce un
campo de batalla. Que la Tierra es una especie de campo de batalla
cósmico de varias fuerzas. Y que no siempre ganan los buenos. Y que
esas batallas y esas luchas están sucediendo en nuestras psiquis y en
nuestros cuerpos. Cuando escuchaba al cristianismo, siempre encogía
los hombros cuando la gente hablaba del diablo y decían cosas tales
como “al diablo con esto”, o “el diablo me lo hizo hacer”. Pero al
empezar a comprender el esoterismo, entendí que la palabra diablo
tiene su raíz en la palabra deva, del sánscrito. Los devas son vistos
como estas entidades varias vivientes no físicas que componen el cuer-
po, y están involucrados en la creación de las formas físicas. Varios de
estos devas son bastante oscuros, y están en su fase correcta de evolu-
ción. Sus intenciones, en lo que concierne a nuestro nivel de existen-
cia, son muy oscuras, muy destructivas. Operan a través de ciertos
tipos de emociones y ciertos patrones de pensamiento. Puedes sentir a
estos espíritus en ciertos bares de bajo nivel, o a veces en las estacio-
nes de trenes donde hay personas vagabundas a quienes les han permi-
tido la entrada. Si recuerdan “La Gran Invocación”, dice: “Que se
realice el Plan de amor y de luz, y selle la puerta donde se halla el mal.
Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en la Tierra”. A
medida que he profundizado en la meditación y en la conciencia, me
he dado cuenta de la manera en que esas puertas viven en mí y en los
otros. Puedo sentir estas “entidades encadenadas”, pues es la mejor
manera de describirlas, ya que están aprisionadas y encadenadas den-
tro de estas puertas, y son fuerzas muy reales las que viven allí. Soy
consciente de ciertos momentos, generalmente cuando estoy cansado o
cuando siento dolor, en que estas entidades pueden deslizarse un poco
por la puerta, o cuando estoy herido y reacciono emocionalmente, las
entidades gritan y rugen.

• Para aclarar el tema, entonces, ¿qué es el alma? ¿El alma está


constituida por estas varias entidades?
126 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Decimos que el alma misma está constituida por aspectos de enti-


dades enormes. Y que algunas de estas entidades y devas de los cuales
hablábamos forman el vehículo que usa el alma como parte de su
experiencia.

• Dices que los devas son parte del vehículo y que el alma es parte
de otros seres vastos. ¿Dirías que existen aspectos de luz y de
sombra también en ese nivel?

Sí, exactamente, así es como se ve. Se considera que aún estas


entidades de las cuales somos parte, estas vastas inteligencias cósmi-
cas, tienen aspectos de luz y de sombra. Dicen que en las iniciaciones
más avanzadas que atraviesa el alma humana, pasando por aperturas
muy avanzadas, empezamos a entender estas fuerzas, y por qué existe
la oscuridad como parte del proceso evolutivo de Dios.

• Hablabas del puente antakarana. ¿Es una buena idea trabajar cons-
cientemente para construir este puente?

Cuanto más he entrado en el trabajo interno, más me he dado cuenta


de que construir este puente es la parte más importante del trabajo
interior. Todo lo demás: limpiar la personalidad, abrir los chakras, etc.
es una parte del trabajo fundamental y necesaria para construir este
puente. Esencialmente, el puente se construye con la meditación. Es un
proceso deliberado y científico. Y por esta razón, creo que la meditación
va a ser más y más importante para muchos seres humanos.
Hay dos formas principales para construir el puente. La primera es
por medio de la meditación. Y la segunda es a través del pensamiento
o del sentimiento elevado, cuando uno empieza a “pensar” o “sentir”
como un alma. Esa manera de sentir y pensar puede resumirse con la
palabra “aspiración”. Cuando empezamos a tratar de intuir las fuerzas
superiores, la inteligencia superior, la impronta superior, estamos en-
viando corrientes de energía al antakarana y estamos accediendo a
niveles de pensamiento y de sentimiento del alma misma. Pienso en
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 127

ustedes, los que son maestros, y la manera en que podrían presentar


cierto material que provoque ciertos procesos de pensamiento que
contribuyan a construir el antakarana de sus estudiantes.

• ¿El sentimiento de amor también eleva?

Exactamente. El amor es el nivel del sentimiento que construye el


puente. Ambos, sentimiento y pensamiento, construyen el puente.

• ¿La frecuencia del amor no es menor al antakarana?

El trabajo esotérico dice que el alma tiene tres cualidades básicas:


poder, amor e inteligencia. Además dice que el amor es la energía
principal de nuestro Sistema Solar, o de esta entidad de la que somos
parte y que ha formado este sistema. De manera que abrirse al amor es
parte de la apertura del antakarana, y a medida que se abre el antakarana,
parte de lo que experimentamos es amor.

• Siento que el antakarana no sólo es construido desde nuestro lado,


sino también desde el otro lado, desde el alma hacia la personali-
dad. A veces siento que me está sucediendo durante la noche.

En los estadíos anteriores del desarrollo humano, la conciencia


estaba casi totalmente envuelta en las emociones y en los pensamien-
tos de los centros inferiores. Y había muy poco anhelo por el alma
desde la personalidad. De manera que la construcción del antakarana
viene casi exclusivamente desde el alma, al tratar de penetrar hacia la
personalidad. Gradualmente, aparecen ciertos desarrollos dentro de la
personalidad, y empieza a ocurrir un “estirarse hacia arriba” o aspira-
ción. Luego el proceso empieza a ocurrir desde ambos lados al mismo
tiempo. Tu trabajas desde el lado de la personalidad, y el alma trabaja
hacia abajo. En un cierto punto la conexión se hace suficiente, y la
comunicación de energías ida y vuelta se hace casi constante.
128 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Me gustaría cerrar esta reunión con una meditación:


Por favor, cierren sus ojos.

Al mismo tiempo que estamos aquí todos sentados, permítanse


sentir o intuir el mundo vasto de fuerzas y seres del cual formamos
parte, con el cual resonamos, con el que estamos entretejidos como
una parte de un inmenso tapiz.
Esta noche es luna llena, la Luna está en Escorpio y el Sol en
Tauro, y están sucediendo ciertos movimientos de estas entidades cós-
micas.
El Buda, quien está más allá de la atmósfera de la Tierra, se
acerca a la Tierra esta noche.
Muchos de los miembros de la Jerarquía Espiritual, encarnados y
no encarnados, se están alineando para atraer las energías del Buda
hacia abajo, al plano de la Tierra.
Ahora podemos alinearnos con ellos, abriendo nuestro antakarana.
Los estados de conciencia que sostiene el Buda empiezan a mo-
verse dentro de nosotros.
Estas energías aceleran la atmósfera de la Tierra.
Por medio de estas energías nuestra alma se eleva.
Somos todos entidades cósmicas.
Permitan que estas energías fluyan dentro de su cuerpo, tantas
como puedan sostener.
Nosotros somos la Tierra en evolución.
Y lentamente, vuelve y permite que tus ojos se abran.
CAPÍTULO VIII

EL CAMBIO DE UNA ERA

Esta noche vamos a echar una mirada más detallada sobre este
momento del tiempo, este “cambio de era”, o sea, al cambio de Piscis
a Acuario.
En la última charla observamos las grandes corrientes, flujos cícli-
cos de energía, que fluyen hacia nosotros a través de las estrellas y de
las constelaciones. Estos son los Rayos. A falta de mejores términos,
podríamos describir estas energías como “grandes inteligencias vi-
vientes”. Estas inteligencias, o Rayos, son cíclicos, y sus ciclos de
manifestación cubren miles de años. Empiezan en forma gradual, de-
sarrollan su potencia hasta lograr su intensidad máxima, sostienen esta
intensidad en un período de tiempo y luego disminuyen, desvanecién-
dose gradualmente, permitiendo la entrada del Rayo siguiente.
Al entrar un Rayo, aporta fuerzas para la construcción de una
civilización. Cada Rayo sostiene ciertos patrones de energía funda-
mentales. Estos se expresan como ciertos tipos de sistemas de creencia
y símbolos sobre los cuales se construyen las expresiones particulares
de la cultura y de la civilización de esa era. La cultura y la civilización
de cualquier período del tiempo es el reflejo externo del Rayo que está
en acción.
El último Rayo de importancia entró hace unos dos mil años,
acompañando el cambio de la era de Aries (dos mil a. C. – 0 d. C). La
expresión del 6to. Rayo fueron las religiones, el cristianismo, el budis-
mo y, más adelante, el islam. Durante este período de dos mil años, la
civilización fue construida gradualmente, en base a la energía de ese
Rayo. Hoy hemos heredado una forma cristalizada de esta civilización,
aunque el 6to. Rayo ya está disminuyendo y retirándose.
El próximo Rayo entrante, que sostendrá las energías de la Edad
del Índigo es el 7mo. Rayo. Los efectos de este Rayo se sintieron por
130 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

primera vez a principios de los años 1700. Uno de los cambios princi-
pales que aportó este Rayo fue el estímulo del tercer ojo, que empezó
a activar nuestro centro de la inteligencia. La ciencia y las formas de
pensar científicas son muy nuevas en el mundo, aunque no nos demos
cuenta de esto. Pero sintonicémonos un momento con el Rayo ante-
rior. El 6to. Rayo era principalmente emocional. Las personas reaccio-
naban a partir de sus sentimientos y emociones, más que por entendi-
miento científico inteligente. Debías “creer y tener fe”, más que “pre-
guntar, indagar y entender”. En un corto periodo de cien años, la
fuerza del 7mo. Rayo ha transformado nuestra civilización en una
sociedad basada en la ciencia y la información.
Quizás de mayor importancia a largo plazo, aunque no reconocida
aún por el mundo exterior y más orientada hacia lo técnico, ha sido la
activación de la parte superior del tercer ojo, la parte que tiene que ver
con la intuición, los sentidos más elevados y la percepción de los
mundos sutiles. Esto trae aparejado un crecimiento enorme en el cam-
po de la búsqueda espiritual y de la contemplación de la vida interior.
Somos parte de lo que se está reconociendo como uno de los momen-
tos espirituales más importantes en la vida de la humanidad.
Al decir la palabra “espiritual” no me estoy refiriendo a las formas
más obvias de la religión. Me refiero a la capacidad de introspección y
a nuestro anhelo como seres humanos de encontrar un sentido más
profundo de la vida, y la unidad con el cosmos. Una forma de manifes-
tación sería el gran crecimiento de nuestro sentido de valores, que se
ve reflejado en todo; desde los derechos humanos, nuestra necesidad
de libertad, el movimiento ecológico, hasta nuestras necesidades de
una integridad básica, dignidad y respeto. Este surgimiento de con-
ciencia espiritual está ocurriendo en muchos millones de personas.
Personalmente, creo que esto es solamente el principio, y que esta
fuerza de conciencia se acelerará con mayor efectividad a medida que
progresemos en el tiempo.
Observamos su aparición de muchas maneras. Por ejemplo, en el
trabajo que hacemos con los hombres de negocios vemos cómo mu-
chos de los ejecutivos de alto nivel, como los CEO y los presidentes
de juntas directivas, sostienen estos valores y están introduciéndolos
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 131

en sus empresas. Y vemos cómo los efectos de esta conciencia se


mueven a través de las compañías creando nuevos tipos de organiza-
ciones, de estructuras corporativas y de relaciones.

La cúspide de una era. Un momento inusual y fascinante


El momento en que dos rayos están activos al mismo tiempo se
llama la cúspide de una era (la cúspide es el punto o el borde donde
dos cosas se unen). Estos momentos crean situaciones muy inusuales,
interesantes y desafiantes.
En primer lugar, tenemos una civilización que ha sido construida a
lo largo de dos mil años. En sus niveles exteriores tenemos sus institu-
ciones: religiones, gobiernos, educación, familias, etcétera; todos cons-
truidos sobre la base de los arquetipos y las energías del Rayo anterior.
En un nivel más sutil hemos construido “formas pensamiento”. Éstas
son los paradigmas básicos de creencias construidos en el entramado
etérico del planeta mismo. Por ejemplo, una de las formas pensamiento
predominantes en el día de hoy, que parte del cristianismo, es “nacemos
pecadores”. Estas formas pensamiento están instaladas en la atmósfera
mental del planeta. Las absorbemos constantemente. Dan forma a nues-
tras emociones, a nuestros pensamientos y a nuestra conducta. Estas
formas pensamiento energéticas del pasado operan como patrones sub-
yacentes sobre los cuales se construye la estructura de nuestras vidas.
Crean las formas en que procesamos las emociones; las formas en que
manejamos nuestros instintos, las formas de nuestro super ego, la forma
en que pensamos que debemos ser, nuestros valores y mucho más. De
manera que las energías de un Rayo se entretejen en las estructuras
exteriores de nuestra vida, en las estructuras interiores de la psiquis
humana y en el entramado etérico de energías que circundan el planeta.
El nuevo Rayo que entra, trae un patrón energético fundamental-
mente diferente. Por ejemplo, en contraposición directa con una de las
formas pensamiento básicas de la era anterior: “nacemos pecadores”,
una de las características fundamentales del nuevo Rayo entrante se
puede resumir como “me amo, me celebro”. Esto puede parecer algo
pequeño, pero este “pequeño” cambio de creencia es radical. En este
132 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

momento la humanidad se basa en el paradigma de “yo estoy mal,


debo ser castigado, tengo que mantenerme chiquito” con todos sus
efectos de culpa, vergüenza, autonegación, represión, entrega de po-
der, etcétera. Imaginen una civilización basada en la dignidad y el
poder de cada persona, en la que celebremos nuestros cuerpos, nos
amemos y nos demos el permiso de ser grandes, brillantes y bellos.
Las personas se sentirán diferentes, se comportarán de manera diferen-
te y, como resultado, habrá estructuras y organizaciones sociales dife-
rentes. Si sumamos los efectos de varios de estos “pequeños” cambios
de paradigma tendremos, a la larga, una civilización totalmente dife-
rente y las personas de esa civilización tendrán una vida interior tam-
bién muy distinta.
Durante el período de la cúspide, cuando dos eras o dos rayos
coinciden, se presenta el desafío de las nuevas energías entrando en
estructuras cristalizadas y anquilosadas creadas durante los dos mil
años del Rayo anterior. Estamos frente a un nuevo desafío en estos
momentos: las nuevas energías entrantes y, al mismo tiempo, un nue-
vo grupo de almas que están encarnando. Un Rayo entrante trae, ade-
más de las nuevas energías que afectan a todos (a los grupos de almas
viejas y también al grupo de almas nuevas), un nuevo grupo de almas,
pertenecientes a ese Rayo.
Este grupo de almas entrantes arriba a una situación establecida y
cristalizada, basada en el Rayo anterior. Esto les causa muchas dificul-
tades. Ellas sostienen una nueva vibración, una nueva forma de pensar
y de sentir, diferentes deseos y necesidades, pero son moldeadas y
acondicionadas por la vieja civilización, por las energías de la vieja
matriz. Esto les crea un gran desafío. No son reconocidas ni apoyadas
por ser quienes son y por lo que sostienen; en general son considera-
das como una amenaza por los que las rodean.
Para crecer correctamente, una persona necesita ser nutrida de
cierta manera. Necesitamos alimento mental, emocional y espiritual.
Pero muchas de las almas índigo no lo están recibiendo. No se les ve
la belleza ni los valores nuevos que sostienen. En vez, las consideran
un poco diferentes o raras. Y a menudo ni estas almas mismas recono-
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 133

cen lo que sostienen, ni quiénes son. Ellas se juzgan y niegan el valor


de sus diferencias, de sus nuevos pensamientos, de lo que sienten y lo
que hacen.
Muchas almas índigo nacen en familias que no resuenan con lo
nuevo que aportan, no las entienden sus padres ni los sistemas escola-
res y tratan de transformarlas a los patrones de personalidad pisciana,
que cubren las energías índigo más profundas. Muchas almas índigo
terminan viviendo en un paquete de personalidad pisciana que les ha
sido impuesto, o que ellas mismas han adoptado para poder sobrevivir.
Pero no les queda bien, no les funciona bien. Y de última, sientes que
transitas por la vida sin ser, realmente, tú mismo. Como que tu com-
portamiento, tus pensamientos, tus sentimientos no están alineados
con lo que sientes por dentro. Terminas haciendo cosas que no alimen-
tan ni tu corazón ni tu espíritu de la forma que tú quisieras, aunque
algunas de esas cosas te salgan bien.

Heridas de la esencia debido a la refinada sensibilidad de las almas


índigo
La sensibilidad altamente refinada natural a la mayoría de las
almas índigo está dañada, golpeada y herida por las vibraciones más
densas existentes en el mundo de hoy. Esto se presenta de varias
formas. Una de ellas es lo que llamamos “heridas de la esencia”. Su
forma más común tiene que ver con los desarrollos del tercer ojo del
índigo, que le da un “insight” claro y penetrante de las situaciones.
Cuando son niños, pueden ver qué está sucediendo con sus padres
y con la familia. Verán las decepciones, las mentiras, los “mares de
fondo” y las agresiones no habladas. Estos niños pueden hacer las
siguientes preguntas: “Mamá, ¿por qué haces eso?”, o “papá, ¿qué
sucede aquí?”, y en vez de recibir respuestas inteligentes y respetuo-
sas, a menudo son castigados por su visión. Se les dice que están
equivocados, que son tontos o que no deben meterse en lo que no les
concierne. Esto es un golpe a la capacidad de “insight” de su tercer
ojo superior, que sufre una herida. Muchas de las sensibilidades y
capacidades básicas de las almas índigo han sido heridas. En muchos
de los casos el campo energético y los chakras de los índigo se han
134 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

contraído y distorsionado, más aún que los de las almas del Rayo
anterior.
Además, los índigo están en la búsqueda de una forma de vida
diferente, una forma diferente de relacionarse, un estilo de vida dife-
rente. Y no lo encuentran fácilmente. Por ejemplo, en un nivel prácti-
co, todos debemos juntar dinero para pagar nuestras cuentas. En mu-
chos casos, el alma índigo no puede ganar dinero con los talentos de
su espíritu creativo y genial, y termina buscando empleos que no re-
suenan con su vida interior. Esto resulta doloroso y limitante, y puede
destruir su expansión de vida y su flujo de energía. En estos momen-
tos, muchísimos individuos se enfrentan a estos desafíos.

La tarea de este nuevo grupo es reconocer y manifestar lo nuevo


Como grupo de almas, ustedes tienen una tarea. Esta tarea tiene
dos vertientes. La primera es honrar y reconocer los valores, y los
nuevos paradigmas y nuevas formas dentro de ustedes. Y la segunda
es tener el coraje de expresar, de construir y manifestar lo nuevo que
sostienen. Tu tarea es reconocer y manifestar lo nuevo.
¡Éste es un enorme desafío! Y habrá muchos fracasos. Aún no
tenemos demasiado apoyo, aunque todo está evolucionando rápida-
mente y ya hay grandes cambios. Si tomamos una visión más amplia
observando una extensión mayor de tiempo, vemos que todo está ocu-
rriendo muy rápida y positivamente. Lo nuevo está naciendo, están
entrando nuevas vibraciones y está emergiendo una nueva civilización
entera. Si nos quedamos observando solamente lo inmediato (nuestras
vidas particulares, este momento particular), vemos que cada uno de
nosotros vive un profundo desafío. Muchos de nosotros estamos en la
lucha. Es seguro que “ganaremos la guerra”, pero sin duda “perdere-
mos muchas batallas” durante el proceso.
Voy a decir algo un poco triste: si observan la naturaleza y miran,
por ejemplo, un pino que produce miles de piñas y cada piña contiene
muchas semillas, ¿cuántas de estas semillas echan raíces para transfor-
marse en un nuevo pino? El porcentaje es muy pequeño. Este mismo
principio está operando en el campo de la conciencia, con los seres
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 135

humanos. Utilizando la misma metáfora, consideremos que el Rayo


entrante trae las semillas de la nueva humanidad, pero muchas de estas
semillas no se enraizarán ni florecerán. O bien, dicho en otras pala-
bras, en muchas personas la chispa de la esencia, la chispa de lo nuevo
que sientes no florecerá en esta vida. Me causa dolor decir esto, y yo
sé que también es doloroso escucharlo, pero si no lo mencionara, no
sería honesto. Es que los procesos de este momento son muy, pero
muy desafiantes.
Desde el punto de vista de la evolución, nosotros como seres
humanos individuales no tenemos gran importancia. Pero como semi-
llas de lo nuevo, o como células del cuerpo planetario, somos muy
importantes. Si una sola semilla de cada mil semillas se transforma en
un nuevo árbol, y de los millones de semillas crecen miles de árboles,
hemos creado un nuevo bosque. De manera que en el caso de cada uno
de nosotros, como individuos, debemos enfrentarnos y amigarnos con
la idea de que en esta vida posiblemente no logremos nuestra máxima
floración. Y quizá no logremos transformarnos en ese nuevo pino,
pero, como un ser humano nuevo, totalmente realizado en otro nivel,
estamos contribuyendo al proceso muy significativamente.
¿Cómo es esto? Por el hecho de que no somos entidades separa-
das. Somos células del organismo planetario que llamamos la Tierra.
Y la Tierra tiene una estructura vibratoria que ha estado en evolución
hace millones de años. Esa estructura vibratoria forma la sustancia de
nuestros cuerpos físicos, nuestros cuerpos emocionales, nuestros cuer-
pos mentales y nuestros cuerpos de energía. Y a medida que lo nuevo
lucha dentro de nosotros por emerger, estamos trabajando con los
miedos, con los pensamientos limitantes y los patrones emocionales
de la Tierra misma. Al trabajar con nosotros mismos, estamos trans-
formando las energías del planeta. Estamos construyendo una nueva
estructura vibratoria dentro de nuestros propios cuerpos de energía, y
nuestros cuerpos de energía son parte del cuerpo de energía planetario.
A medida que logremos las transformaciones vibratorias en lo que
parece ser nuestra vida personal, en realidad estaremos haciendo los
cambios en la sustancia misma del planeta. En un sentido, yo estoy
136 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

trabajando en un metro cuadrado del planeta que es, casualmente, el


lugar donde “yo” estoy parado en este momento, de la misma manera
que tú estás trabajando con tu metro cuadrado del planeta. Y si millo-
nes de personas trabajan con su metro cuadrado, estaremos cambiando
millones de kilómetros. Cada uno de nosotros está contribuyendo enor-
memente hacia la evolución de la vida del planeta, y al nacimiento de
lo nuevo. Y en un período de tiempo muy corto estamos cambiando
miles de años de estructura vibratoria.

Este momento del cambio de Rayo aporta la mayor posibilidad de


transformación
Éste es un momento muy crítico para la transformación. En el
momento del cambio, cuando se juntan dos Rayos, uno que sale y uno
que entra, se produce un caos al juntarse las dos fuerzas conflictivas, y
éste es el momento cuando lo nuevo puede formarse con mayor facili-
dad. Tengo una buena metáfora. Un hombre está en la cárcel, y esa
cárcel está bien reglamentada; todo está controlado y todo tiene su
rutina. Es muy difícil escapar. Si llegase a haber un terremoto, y todo
entrara en caos, se romperían las rutinas, se romperían las estructuras;
si el hombre estuviera atento, éste sería el momento más fácil para
escapar. Éste es un momento semejante en el tiempo. Éste es el mo-
mento: hay caos, hay cambios en la sociedad, se quiebra la antigua
estructura antes de tener la nueva. En este momento las grandes fuer-
zas de conciencia están disponibles y funcionando. Podemos estar
atentos y aprovecharlo. Éstos son los momentos en que las grandes
transformaciones se hacen posibles. En un cierto punto, este momento
ya habrá pasado. La nueva sociedad índigo ya estará formada, y a
pesar de sus maravillosos próximos pasos, también entrará en los in-
evitables ciclos de desarrollo, cristalización, institucionalización y de-
caimiento. La ventana de lo que ahora es lo nuevo se establecerá como
un nuevo paso en el ciclo infinito de la evolución de las eras.
De alguna manera los próximos dos mil años se construirán sobre
la profundidad y la riqueza de transformación que logremos atraer en
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 137

este momento cúspide de cambio. En estos momentos estamos colo-


cando los cimientos de los próximos dos mil años. Cuanto más positi-
vo logremos que sea el cambio ahora, más sólidos serán los cimientos
de la próxima era, para la construcción de los siguientes dos mil años.
Queda en nuestras manos una gran responsabilidad, y también una
gran oportunidad.

Preguntas y respuestas
• Realicé estudios administrativos y he estado trabajando en viejas
estructuras como bancos y empresas. No me sentía muy bien, y me
fui. Ahora trabajo en una empresa que hace productos bionaturales,
que es más afín a mí, pero no pagan mucho. ¿Cómo puedo sobrevi-
vir económicamente en un mundo que no apoya estas cosas que me
gustan y que me hacen bien? Tantas personas alternativas, de la
nueva era, no ganan suficiente dinero. Este tipo de industria tiene
poco dinero. ¿Cómo se resuelve esto?

La situación económica es difícil. Hay poco dinero para invertir en


lo nuevo. Hay una pequeña economía para este tipo de cosas, y siem-
pre se puede lograr algo con poco dinero; pero tienes razón, económi-
camente, no es fácil. Existen tres soluciones. Una opción es encontrar
un trabajo que te venga bien dentro del sistema, siempre y cuando no
tengas que prostituirte demasiado. Puede ser un trabajo más tradicio-
nal, en el que encuentres formas de expresar tu espíritu. Te sorprende-
rías de la cantidad de personas que se están abriendo, y de las posibili-
dades que tienes de aportar conciencia y espíritu en los lugares de lo
más conservadores. La segunda opción es escuchar hacia adentro a lo
que siente tu espíritu acerca de tu llamado y permitirte buscar caminos
creando lo que te surja. Es posible que suceda algo mágico cuando te
dejes conducir por tu visión y tu corazón. Hay que confiar y saltar, y
en muchas oportunidades he visto que llega ayuda desde adentro para
la formación de lo nuevo. Nosotros tenemos que hacer nuestra parte, y
desde el lado interior de la vida hacen la suya.
138 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

¿Sientes algún llamado interno hacia alguna dirección, o aún se


está formando?

• La compañía donde estoy trabajando se dedica a la agricultura


ecológica. Siento que este tipo de compañía contribuye a la super-
vivencia de la humanidad y al cuidado de nuestro planeta.

Entonces has elegido la tercera opción: el trabajar en una compa-


ñía alternativa, más positiva, y es posible que dentro de esto se esté
perfilando tu contribución particular. O puede ser que esta compañía
sea la incubadora que te ayude a encontrar tu llamado especial que
luego se expresará.
Me gustaría tocar otro tema. Es posible que frente a tu interés por
las nuevas energías, tus padres te estén diciendo: “No, no hagas eso,
vuelve al banco, asegúrate”.
Quiero alentarte a que te atrevas a seguir tu corazón y tu espíritu.
Hay demasiadas voces alrededor de nosotros fundadas en el miedo y
en lo pequeño que pueden achicar tu coraje y tu espíritu. Así que
quiero alentarte a que confíes en ti mismo, que escuches tu voz inte-
rior y que la sigas. Y a medida que lo haces te harás más fuerte. Se
fortalecerá tu confianza, se agrandará tu flexibilidad y crecerá tu habi-
lidad de adaptarte a las situaciones. Podríamos decir que la confianza
y el coraje son músculos que se fortalecen a través del uso.

• Siento confusión respecto de la conexión entre los Rayos y las eras


astrológicas. ¿Son lo mismo, o es que los rayos son energías y
ciclos separados de las eras astrológicas?

Existen dos ciclos: los Rayos y las eras astrológicas. No siempre


suceden al mismo tiempo, pero en este momento sí están sucediendo
al mismo tiempo. Esta vez, al coincidir, hacen que el cambio sea
extrafuerte. Mi comprensión es que éste es uno de los pasos evolutivos
más significativos, porque no solamente coinciden ambos ciclos, sino
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 139

como hemos mencionado anteriormente, estamos viviendo una inicia-


ción planetaria y un salto cuántico. Observando la historia vemos al-
gunos pasos muy importantes, donde se han producido algunos saltos
cuánticos en la evolución. Uno de los mayores fue cuando evoluciona-
ron los lóbulos frontales de los monos, empezando el proceso del
mono hacia el hombre. Yo creo que este paso que está sucediendo
ahora es aún más significativo que el paso desde el mono hacia el
hombre. Éste es el paso desde el hombre hacia el alma, desde el
hombre material hacia el hombre espiritual.

• De acuerdo con el calendario maya, el gran cambio sucederá poco


tiempo antes de la Navidad del año 2012. ¿Cuánto tiempo tardará
en ocurrir esta transformación? ¿Concluirá en la fecha indicada
por el calendario maya?

Escucho dos voces dentro de mí. La primera voz dice: “¡Realmen-


te espero que sí! Sería espléndido que logremos limpiarnos para que la
humanidad haga este gran salto en el 2012. Sería maravilloso!”. He
escuchado las predicciones de los mayas, de Nostradamus y de otras
fuentes, y en esencia todos dicen que haremos el salto increíble dentro
de los próximos veinte años aproximadamente. Ésta sería la voz de la
esperanza en mí. La segunda voz es mucho más pragmática. Dice que
tenemos un largo camino para andar y mucho trabajo arduo para reali-
zar. ¡Estamos en un lío! No podemos limpiarlo tan rápidamente. En
términos del tiempo evolutivo sucederá rápidamente, como un abrir y
cerrar de ojos, o quizás mil o diez mil, poca cosa; pero desde nuestra
perspectiva del tiempo, todavía nos queda mucho por delante. Enton-
ces espero que mi voz de la esperanza tenga razón. Pero honestamen-
te, ¡no lo sé! Lo único que digo es que la parte de mí que piensa: “Va a
suceder antes de 2011”, tiene mucho de lo que yo llamo “el pensa-
miento naif y mágico de nuestro niño interior”. A mi niño interior le
encantaría que papá grande ahí arriba saque su varita mágica y nos
transforme para que vivamos felices para siempre. Pero mi trabajo
como científico y psicólogo me dice que de nuestra parte queda aún
mucho trabajo por realizar: debemos ordenar la casa. No hay un gran
140 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

papá allí arriba que nos lo va a arreglar todo. De manera que quiero
enfatizar que realmente no sé lo que va a suceder, pero les diría a
todos que “hagan su parte”. Es duro el trabajo, no es fácil, pero lim-
pien sus vidas. Yo creo que Dios hará su parte cuando nosotros haga-
mos la nuestra. Ésta es la cocreación.

• Hay algo que me está molestando con esto de la era índigo o era
de Acuario. Suena que es para los “pocos elegidos” que
reencarnaron con un signo diferente. Pero en otros momentos me
parece que toda la humanidad va a ser parte de esta era índigo.

Me recuerdas una película que vi: Rescatando al soldado Ryan.


Era el Día D y los aliados luchaban en las playas de Normandía. Los
soldados se tiraban contra unos refugios fortificados cargados de ame-
tralladoras. No creo que quieras llamar a los primeros que se encuen-
tran con los refugios los “pocos elegidos”, porque de alguna forma
sería algo así. A veces pienso que las primeras almas que encarnan en
un Rayo nuevo son los que tienen “cabezas duras”, las “almas
rompehielos”. Voy a usar un cuento de mi propia vida. Mis padres son
almas índigo, seres muy avanzados. Nacieron en los años veinte. Soy
consciente de que vinieron para darnos a mí y a mis hermanos un
medio ambiente saludable en donde crecer, y así tener mejores posibi-
lidades. Como almas, fueron muy generosas, y para ellos fue un gran
sacrificio. He visto su dolor y sus luchas frente a las limitaciones por
falta de apoyo y comprensión. De alguna manera mi madre es más
enérgica, es más fuerte y ha podido manejarlo mejor. Mi padre se
metió hacia adentro. No aguantó los golpes. Partes de él se recluyeron
en profunda tristeza y renuncia. De manera que los desafíos y las
dificultades son muy grandes. No estoy tan seguro de que seamos tan
“afortunados” o “elegidos”.
Respondiendo al resto de tu pregunta, mi experiencia es que exis-
ten varios grupos diferentes de almas en estos momentos en el planeta,
y que muchas de las almas encarnadas son “almas del 6to. Rayo”,
conectadas con la era de Piscis. Al retirarse de la encarnación, no
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 141

volverán a encarnar hasta un ciclo que vendrá muchos miles de años


más adelante. A medida que el 6to. Rayo se retira, el grupo de almas
sale de la encarnación y entra el grupo de almas pertenecientes al
nuevo Rayo. Hay siempre algunos individuos representantes de cada
grupo de almas, de cada Rayo, encarnados en cualquier momento,
pero la mayoría pertenecen al Rayo del ciclo.
Y una cosa más. Aunque la mayoría de las almas encarnadas en
estos momentos son del 6to. Rayo, las energías del 7mo. Rayo entran-
te índigo/Acuario están afectando a todas. Las almas del 6to. Rayo
están respondiendo, pero su respuesta es menor a la del grupo de
almas índigo.

• He hecho mucho trabajo de vidas pasadas, y siento que he encar-


nado ya muchas veces. Si soy índigo del 7mo. Rayo, ¿cómo puede
ser que haya encarnado tantas veces?

Dos cosas. Primero, revisa tus matemáticas. En estos momentos


hay unas seis mil millones de personas en el planeta. Digamos que las
personas vivieran un promedio de veinticinco años. La cantidad de
encarnaciones de estos seis mil millones de personas en los últimos
dos mil años es muy poca, ya que ahora tenemos seis mil millones,
pero hace mil años no había tantas personas en la Tierra. Las cifras
bajan exponencialmente, muy rápido. De manera que ninguno de no-
sotros podemos haber tenido tantas vidas en los últimos dos mil años.
En segundo lugar, desde mi propio trabajo interior me parece que mi
alma ha estado consciente del salto que está ocurriendo, y ha estado
encarnando en preparación para esta vida. Hay muchas almas que las
llamo, en chiste, las “almas rompehielos”, que han venido en servicio
para asistir en esta transición. La mayoría de estas almas se han estado
entrenando ya hace mucho tiempo. Este entrenamiento fue hecho en
varias vidas en las cuales vinieron a “aprender”.

• Los grupos de almas, ¿están conectados con los Rayos o con las
eras?
142 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Están conectados a los Rayos, pero cada era tiene vínculos con
ciertos Rayos.

• Los Rayos son nuevos para mí. ¿Cuál es la fuente histórica de este
conocimiento?

La mejor documentación que conozco y que considero el conoci-


miento más elevado disponible en el planeta hoy serían los libros de
Alice Bailey. Hay muchos libros, toda una biblioteca.

• ¿Ésta fue la primera expresión escrita de este conocimiento?

No, solamente la más reciente, y posiblemente la más completa.


Anterior a Alice Bailey estaba el material de Madame Blavatsky: La
doctrina secreta, al principio del siglo pasado. El material de estas dos
personas es como la enciclopedia, a la que se refieren muchos otros
libros, maestros y escuelas a través del tiempo.
Te alentaría a leer los libros de Alice Bailey. ¡No son fáciles! Pero
realmente valen la pena. En un principio son casi imposibles de leer,
pero vale la pena tomar uno y tratar de leerlo. Estarás tratando con una
“mente iluminada”, a falta de palabras mejores. La calidad del pensa-
miento y de la expresión es tan elevada, y las forma pensamiento de
cada oración tan cargadas con insights, tan vastas en sus implicaciones,
que el sólo hecho de leerlo empieza a abrir capacidades más elevadas
dentro de nosotros. Yo aliento a las personas que quieran acelerar su
crecimiento a que utilicen estos libros como constructores musculares
del alma. Aunque todos los libros son relevantes, considero que el más
relevante para nosotros como almas en el camino de crecimiento es El
tratado de magia blanca. La magia blanca tiene que ver con usar la
energía conscientemente para crecer interiormente. Nos enseña a enten-
der las energías que están dentro de nosotros. También es muy bueno La
curación esotérica, porque muestra muy claramente la relación entre:
pensamiento, emociones, alma, cuerpo, enfermedad y salud.
ALMAS ÍNDIGO, EL NUEVO SER HUMANO 143

• ¿Qué son los Rayos? ¿Son acumulaciones de almas o pensamien-


tos de Dios? ¿Cuántos son?

Se dice que los Rayos son grandes vidas, mucho más allá de
nuestra evolución. Son siete. Están en su propio camino evolutivo. Y
de la misma forma que nuestra alma ha construido un cuerpo a través
del cual aprende, los cuerpos que construyen los Rayos son planetas y
sistemas solares. Éstas son las bases del esoterismo.
Dice que existe una Gran Vida, inconmensurablemente vasta, y su
cuerpo es este Universo. Nosotros, los seres humanos, llamamos a esta
Gran Vida, “Dios”. Esta Gran Vida crea muchas vidas menores, de
tamaños más y más pequeños en calibre y en calidad. Nuestro planeta,
nuestras vidas, nuestra sociedad, se ven como reflejos de los movi-
mientos dentro de estas fuerzas tan vastas. El esoterismo abre un pa-
norama muy grande de lo que es la vida y de lo que es el Universo. Da
un sentido de unidad inmensa a medida que todas las varias vidas
entrelazadas, desde pequeño a grande y desde grande a pequeño,
interactúan y se afectan en esta escala cósmica.
BIOGRAFÍAS DE KABIR Y RITAMA

Kabir Jaffe
Kabir se ha dedicado al trabajo interior durante los últimos treinta
y cinco años, de los cuales, dieciocho años estuvo explorando las
tradiciones de la mística oriental en la India. Es un psicólogo con
amplia formación en Psicología Humanística y Transpersonal, astrólo-
go y fundador del Essence Training.
Kabir es un científico de la vida interior, un visionario, un
futurólogo. Es un guía para las personas que transitan el camino de
desarrollo interior y ha entrenado a profesionales en este trabajo.
Su trabajo con la energía y la conciencia es una combinación
excepcional de la ciencia y la espiritualidad. Integra la exactitud de la
ciencia con la sabiduría antigua presentando una metodología dinámi-
ca y experimental del arte de vivir conscientemente en el siglo XXI.

Ritama Davidson
Ritama nació en Curaçao, en el Caribe. Durante su adolescencia
vivió en Europa. Graduada del Theater School de Amsterdam en dan-
za moderna y coreografía, estudió Shiatsu con Ohashi en Nueva York
y se graduó en la Florida School of Massage. Trabajó en forma priva-
da durante quince años.
Este currículum corporal se combina con un entrenamiento inten-
sivo de trabajo energético y con los chakras. Tiene formación en tera-
pia humanística, terapia familiar, diálogo de voces, psicodrama y pro-
gramación neurolingüística. Ha estado involucrada en prácticas de me-
ditación y espiritualidad desde 1979. Tiene la capacidad excepcional
de leer y traducir la energía en lenguaje claro y preciso. Ha estado
liderando grupos junto con Kabir en América del Norte, en América
del Sur y en Europa, durante los últimos diez años.
146 KABIR JAFFE - RITAMA DAVIDSON

Essence Training

Entrenamiento para almas índigo adultas


¿Quieres aprender más acerca de los índigo?

¿Te gustaría recibir más apoyo?


• Para explorar en tu interior.
• Para compartir con otras personas con visiones similares.
• Para caminar hacia la realización de tu propósito.

Trainings en conciencia, energía y trabajo interior:


Centro Essence Training, en la Argentina, los Estados Unidos y
Alemania.

Para más información: Centro Essence Training Argentina – Edu-


cación en Conciencia y Energía
Essencetraining@ciudad.com.ar
Tel: 4805-6012, 4553-9317 y 4584-5531
www.essencetraining.com
ÍNDICE

Prefacio .................................................................................................9

Línea de tiempo de las almas índigo ..................................................11

¿Eres un alma índigo?......................................................................... 13

Personalidades piscianas en las almas índigo ..................................... 17

Capítulo I
La naturaleza de las almas índigo .......................................................19
Capítulo II
Sensibilidad, visión y la nueva espiritualidad ....................................35
Capítulo III
El propósito de las almas índigo .........................................................49
Capítulo IV
Los nuevos arquetipos ........................................................................61
Capítulo V
El nuevo hombre y la nueva mujer .....................................................79
Capítulo VI
Almas índigo y los chakras superiores ...............................................95
Capítulo VII
La gran visión ...................................................................................111
Capítulo VIII
El cambio de una era ........................................................................129
Biografías de Kabir y Ritama ...........................................................145
Entrenamiento para almas índigo adultas .........................................146
Se terminó de imprimir en Impresiones Dunken
Ayacucho 357 (C1025AAG) Buenos Aires
Telefax: 4954-7700 / 4954-7300
E-mail: info@dunken.com.ar
www.dunken.com.ar
Noviembre de 2004