Está en la página 1de 2

1.

As miñas prefencias en arte e literatura vanse cara ao popular tanto no galego como no
universal. Na miña obra poética procurei recobrar a tradizón perdida da lírica galega,
xunguindo o lirismo dos Cancioeiros galego-portugueses co presente emanado do pobo
galego, dentro das normas e do gosto da moderna poesía. A miña expresión non é
regional, pois o galego como idioma na sua expresión culta, ten de mergullarse na
búsqueda de verbas nobres, escolleitas pola súa eufonía expresionista antre as variedás
dialectaes, deloirando ao mesmo tempo as vellas verbas e belidas dormentes na
literatura antiga.
As miñas preferenzas lingüísticas van cara â forma dialectal que mantén sin eliminar as
consoantes líquidas en final de dicción; isto por razóns eufónicas. Son partidario do
criterio etimológico na ortografía.
Dos poetas antigos en lingoa galega teño predilección por Johán Zorro, Airas Núñez,
Pero Meogo, Mendiño, Martin Codax, Martin de Ginzo e Don Denís. Dos modernos por
Pondal e Rosalía. Dos actuaes por Alvaro Cunqueiro. Das miñas lecturas dispersas
lembro os poemas da quente poesía arábigo-española que traduxo e divulgou González
García.
Fermín Bouza Brey “Autopoética” (1935)

2.
Este libro de versos representa en el actual florecimiento de la lírica galaica, una
categoría superior y única. Lo que apenas fue intento de los nuevos poetas gallegos está
logrado en este libro de Amado Carballo: la superación del espíritu popular.
[…]
Amado Carballo buscaba algo, sentía que algo faltaba en la nueva poesía gallega, y se
dio a buscarlo con hondo afán. El primer intento maduró en “Proel”; el segundo, en “O
galo”. El primer libro era ir, acaso, hacia un ámbito de prietas posibilidades. El segundo
libro es lo inmenso, lo inagotable de una lírica tradicional y de una tradición lírica
universalizadas.
Ningún poeta gallego contemporáneo buscó eso que no tenían las antologías de la lírica
gallega y que, sin embargo, era médula de la lírica gallega. Lo popular sólo servía para
inspirar foliadas y llenar de tópicos el poema que surgían tan superficial y lejos de sí:
tan sin nervio. No pocas veces –por desdicha– el motivo popular era emoción
falsificada.
Amado Carballo se encaró valientemente con este problema y lo resolvió de modo
formidable: ahondando y remontándose en el espíritu poético popular: “O galo” es la
superación del motivo.
Ao chegar ao Carballiño
eran as doce na lua
y-estaba morto o camiño.
Como en este ejemplo, espigado al azar, en todos los poemas de “O galo” se perciben –
y distinguen– dos voces que buscan su esencia para, en disperso vuelo, llegar a volar
con las mismas alas…
“O galo” –libro lleno de auroras como la voz de los gallos madrugadores– canta en el
horizonte de la nueva poesía gallega una amplia y alegre epifanía”
Augusto María Casas, “Libros. Luis Amado Carballo: O galo”, La Gaceta Literaria
(1928)