Está en la página 1de 4

Las Semillas de la Discordia

Por Su Divina Gracia, Om Viṣṇupād


Śrīla Bhakti Nirmal Āchārya Mahārāj
Śrī Nabadwīp Dhām
30 de Marzo 2010, parte 1

ওঁ অজ্ঞানতিমিরান্ধস্য জ্ঞানাঞ্জনশলাকয়া ।
চক্ষুরুন্মিলিতং যেন তস্মৈ শ্রীগুরবে নমঃ ॥

oṁ ajñāna-timirāndhasya jñānāñjana-śalākayā
chakṣur unmilitaṁ yena tasmai śrī-gurave namaḥ

“Ofrezco mis obediencias a Śrī Gurudev, quien ha abierto mis ojos, que fueron cegados por la
oscuridad de la ignorancia, con el ungüento del conocimiento divino”.

গুর্ব্বাভীষ্টসুপূরকং গুরুগণৈরাশীষসংভূষিতং
চিন্ত্যাচিন্ত্যসমস্তবেদনিপুণং শ্রীরূপপন্থানুগম্ ।
গোবিন্দাভিধমুজ্জ্বলং বরতনুং ভক্ত্যন্বিতং সুন্দরং

বন্দে বিশ্বগুরুঞ্চ দিব্যভগবৎ-প্রম্ণো হি বীজপ্রদম্ ॥

gurvābhīṣṭa-supūrakaṁ guru-gaṇair āśīṣa-saṁbhūṣitaṁ


chintyāchintya-samasta-veda-nipuṇaṁ śrī-rūpa-panthānugam
govindābhidham ujjvalaṁ vara-tanuṁ bhakty anvitaṁ-sundaraṁ
vande viśva-guruñ cha divya-bhagavat-premṇo hi bīja-pradam

“Ofrezco mis reverencias a los pies de loto de Su Divina Gracia, Śrīla Bhakti Sundar Govinda
Dev-Goswāmī Mahārāj, quien satisface perfectamente los anhelos más preciados de su Divino
Maestro. Adornado con las bendiciones de los asociados de su Gurudev, Śrīla Govinda Mahārāj
luce resplandeciente. Él es versado en todas las conclusiones de los Vedas, tanto las concebibles
como las inconcebibles, y es el excelso seguidor en la línea de Śrī Rūpa. Su hermosa persona
divina se recrea con las melosidades del amor puro. Él es el Guru del universo entero y el
otorgador de la semilla del amor divino al Señor Supremo”.

Ustedes saben que nuestro Param Gurudev se fue en 1988 y yo me uní al templo de forma
permanente, comencé a quedarme en el templo en 1992. Incluso en ese momento también vi
muchos problemas.
Recuerdo que cuando me uní, el primer o segundo día, un sannyāsī mayor me dijo: “¿Por qué has
venido aquí? El Guru de este templo es así y así”. Yo era nuevo en ese momento y no sabía nada,
pero respondí: “Si este templo es malo y todo es así, ¿por qué estás aquí?” Luego me dejó solo y
se fue pensando: “Ese chico es muy malo”.

Más tarde, Gurudev comenzó este edificio del Centenario en 1993. Solía haber dos árboles de
lichis aquí, un jardín de rosas y esta pequeña casa, el ‘Govinda Dhām’. Gurudev me dijo que
había recibido la llave de esa casa (que se había alojado allí) durante quince años. En ese
momento yo no estaba a cargo del templo, no era el administrador del templo, pero supervisaba
el funcionamiento del templo—algunos devotos mayores dirigieron la construcción en ese
momento. Entonces, Gurudev comenzó la construcción de este edificio del Centenario en 1993 y,
poco después, partió a Occidente para predicar, dejando que un devoto mayor se encargara de la
construcción—Yo solo observaba y mantenía la cuenta de cuántos camiones de tierra habían
llegado, cuántos camiones de cemento habían llegado, etc. Cuando Gurudev se fue, el devoto que
estaba a cargo de la construcción decidió demoler este edificio del Govinda Dhām. Antes de irse,
Gurudev me dijo personalmente que había vivido en esta casa durante muchos años, que tenía
muchos recuerdos allí; no me dijo que no la demoliera ni que la conservara, pero por lo que me
dijo entendí que amaba este edificio. Entonces, cuando iban a demoler esa casa, yo luché contra el
hombre—“luchar” significa que me opuse y le dije que no, que no podían demolerla. Ahora ven
que el edificio del Centenario está construido sin romper la casa de Gurudev. Tantas cosas han
pasado...

Cuando llegaba el Vyāsa Pūjā de Gurudev, ellos no escribían “Vyāsa Pūjā” en ese momento—
escribían “Āchārya abhinandan” en las cartas de invitación; además, no usaban el título ‘Oṁ
Viṣṇupād’—ellos escribían ‘Śrīla Bhakti Sundar Govinda Dev-Goswāmī Mahārāj’. Un año
después de llegar al templo, escribí la carta de invitación y escribí ‘Vyāsa Pūjā’ y escribí ‘Oṁ
Viṣṇupād Śrīla Bhakti Sundar Govinda Dev-Goswāmī Mahārāj’. Cuando se imprimió la carta de
invitación, Gurudev me preguntó quién había escrito esa carta, y le dije que yo la había escrito.

También hice algunas decoraciones para el Vyāsa Pūjā de Gurudev. Puse algunas luces en su
edificio y escribí “Āchārya Bhavān” en él. Algunos devotos se enojaron conmigo y comenzaron a
pelear. Me quejé con Gurudev y Gurudev llamó a ese brahmachārī y le dijo: “¿Cuál es el
problema? Él sólo puso algunas luces...” y luego me dijo: “Está bien, Vinod, puedes apagar las
luces y pintar mi edificio de negro, eso sería mejor!” Entonces entendí cuál era su deseo. Otra vez,
cuando llegaba el Vyāsa Pūjā de Gurudev, yo hice un cartel, pero alguien lo rompió... Han pasado
muchas cosas y pienso en muchas cosas porque he visto lo que ha estado pasando aquí desde
1992.

En otra ocasión, Gurudev me dio un servicio: “Debes mantener la guardia durante la noche”. Yo
llevaba conmigo una gran linterna de cinco pilas y mantenía la guardia en el templo. Una noche,
vi a alguien haciendo algo malo en uno de los edificios, y se lo conté a Gurudev. Nunca se lo
había contado a nadie más porque tenía miedo. Gurudev me dijo: “Si lo cuentas a alguien, te van
a matar”. En la época de Śrīla Prabhupād, también sucedió algo, y nadie podía decírselo a nadie.
Gurudev también tenía muchos perros, ya saben que él ama mucho a los perros, y esos eran
perros grandes. Cuando estaba vigilando, los perros solían estar cerca de mí. Una noche, me fui a
dormir a la una o a las dos de la noche, y al día siguiente vimos que todos los perros estaban
muertos. Gurudev me preguntó: “¿Qué pasó?” Le dije que la noche anterior había visto a alguien
cerca de Gośālā y pensé para mis adentros: “¿Qué están haciendo allí a las 9 o 10:30 de la noche?
Tal vez les den veneno a las vacas...” Este pensamiento vino a mi mente, y resultó que alguien del
templo mató a todos los perros de Gurudev.

He visto que muchas cosas han sucedido aquí desde 1992, y hubo muchos obstáculos, muchas
cosas que los hermanos espirituales de Gurudev han estado haciendo contra Gurudev cuando él
iba a Occidente. Siempre he estado luchando contra todo eso. Ya saben que Gurudev ha ido al
extranjero veinticinco veces desde 1992, y durante todo este tiempo he estado manejando todo.
Ese era mi trabajo...

Al principio, Gurudev me reprendía mucho, y supe que tenía alguna falta, que a veces me estaba
equivocando. Tres días antes de que Gurudev se fuera, Śrīla Janārdana Mahārāj me preguntó:
“Mahārāj, ¿por qué mantienes a ese hombre en el templo?” Le respondí: “Mahārāj, él ha estado
aquí durante muchos años durante el tiempo de Gurudev y Gurudev no puede echarlo, entonces,
¿cómo lo voy a echar? ¿Qué puedo hacer? Esta es su naturaleza, tenemos que tolerarla un poco...”
En el Vyāsa Pūjā, de Gurudev, cuando él hizo la declaración, yo estaba en Australia, pero cuando
regresé, Gurudev me reprendió,

“Tú siempre vas a predicar en Bengala, a veces en Occidente, a veces haces colectas, ¿pero no has
visto muchas cosas sucediendo aquí dentro?”

Le dije a Gurudev: “Pensé que si alguien me odia, está bien —yo amo a todos”.

Gurudev dijo: “Esta animosidad, estas cosas no han crecido de la noche a la mañana—esto ha ido
creciendo y aumentando día a día, día a día. ¡No viste lo que estaba pasando adentro, y ahora ese
árbol ha crecido mucho!”.

Yo vi esto por primera vez cuando hice el pequeño edificio para brahmachārīs en la parte
delantera del templo, donde también está la fuente. Antes solía ser una sala de impresión—y en
ese tiempo era un cobertizo de aspecto muy feo, ya nadie trabajaba allí, la impresión había
terminado, pero la imprenta estaba allí y había muchas serpientes viviendo allí. En ese momento
pensé que nadie era mi enemigo. Cuando demolí ese cobertizo e hice una buena casita para
brahmachārīs con una fuente, le pregunté a un devoto: “Prabhu, ¿ves? ¿Se ve bien o no?” Él
respondió: “¡Cualquiera puede hacer eso! ¡Conseguiste el dinero y lo hiciste!” Ahora, muchos
años después, estas cosas están saliendo... Al principio no lo entendía y no me importaba. Es por
eso que Gurudev me reprendió. Me dijo que debería haber pensado en ello en ese momento
cuando me dijeron eso, pero no lo hice porque pensé, “¿Qué hay que pensar?”

—:•:—

Publicado originalmente en inglés en: http://scsmathinternational.com/…/100330-


TheSeedsOfDiscord.…

Traducido por: Mohita Kṛṣṇa dās

Corregido por: Rāmānuja dās