Está en la página 1de 4

LA GUERRA COMO FIN PARA JUSTIFICAR LOS MEDIOS

MARIA PAULA GONZÁLEZ CAMPOS

JOHNY ALEXANDER HERNANDEZ SOSA

UNIVERSIDAD PILOTO DE COLOMBIA

FACULTAD DE ARQUITECTURA Y ARTES

PROGRAMA DE ARQUITECTURA

BOGOTÁ, D.C

2012
Tema: la guerra como ideal superior

Pregunta: ¿es acaso la guerra el único medio para lograr resolver todos los conflictos
humanos y así mismo adquirir mayor poder?

Situación Problema: Durante gran parte de la existencia de los seres humanos, la


guerra a sido uno de los medios para obtener poder y riqueza, ya que es uno de los
mayores y mejores negocios del mundo.

Hipótesis: es posible que la guerra se considere el medio más fuerte para resolver los
problemas ya que a través de esta se obtiene un gran poder, que es lo que muchas
veces los seres humanos sueñan tener, sin importar las consecuencias devastadoras
con las que pueda venir, además a través de la guerra es posible apoderarse de los
recursos y la economía.

Tesis:

Inmersos en las múltiples transformaciones de la historia los seres humanos han


logrado llevar al poder grupos religiosos, económicos o sociales, o como es en otros
casos a países enteros, pero esto no ha pasado sin causar huellas bastante
significativas, por una parte dolorosas y por otra destructoras, debido a que el medio
para obtener tal poder y superioridad ha sido la guerra, teniendo como ideal destruir
al enemigo para demostrar dominio sobre el, podemos tomar como base el gran
escritor Nicolás Maquiavelo, con su obra El príncipe, donde se habla de como lo
importante es obtener el poder a cabalidad, por encima de cualquier cosa, si hay que
destruir a una persona o a mil eso no importa, lo importante es lograr conseguir lo que
se desea, “El único medio seguro de dominar una ciudad acostumbrada a vivir libre es
destruirla. Quien se haga dueño de una ciudad así y no la aplaste, espere ser aplastado
por ella”.1 En este libro se muestra como una persona puede llegar al poder de
diferentes formas bien sea por suerte, por riqueza, o en otros casos, por delitos, pero a
si mismo habla de como este se puede mantener al mando por mucho tiempo o puede
permitir ser derrocado en un minuto.

Argumentos:

Hemos visto diferentes guerras con el pasar de los años, bien sea por intereses
económicos, o territoriales, pero siempre dicho acto de violencia ha estado presente
como actividad de los seres humanos, desarrollando, primero un pensamiento de
superioridad ante los demás y así llegando a convencer a cierta cantidad de personas
de esta misma ideología, segundo formando un grupo capaz de atacar bien sea a
través de armas de diferente carácter, o de argumentos que logren someter la
diferenciación de las personas que no tienen las misma filosofías que los atacantes.

1
Maquiavelo, N. (s.f.). El príncipe. Edición electrónica de www.philosophia.cl. Escuela de filosofía
Universidad Arcis.
Hablamos de lideres como Adolf Hitler, que desarrollan durante la vida por medio de la
experiencia y vivencia, un odio profundo contra algún grupo de personas, que les
hacen considerar que su entorno se encuentra equivocado; o también podemos ver un
tipo de persona que no se conforma con la situación que esta viviendo, y empieza a
subir en cierta importancia social, por diferentes medios. Este tipo de persona puede
escalar desde un primer acercamiento a carreras tales como: Política, Milicia,
Economía, Industria etc., y estas son las que mas adelante terminan adquiriendo el
poder suficiente para convencer a los demás de imponer sus ideas de manera violenta
ante los otros.

A medida de que una persona encuentra la forma de adquirir cierto poder, esta
comienza a sentir la necesidad de obtener mas y mas de esto, con el fin de llegar a
cambiar o transformar el entorno donde se encuentra, a un lugar con características
deseadas por este, pero esto no sucede como una actividad normal donde todas las
personas de dicho territorio están de acuerdo, si no que dicho personaje a través de la
guerra impone las nuevas normas sin importar cuantas personas puedan verse
afectadas. Es preciso aclarar que la mayoría de las ocasiones, las personas que logran
obtener poder en tal magnitud, es porque son seres que desde un principio han tenido
dinero, y para nadie es un secreto que este es un gran generador de soberanía, pero
para estas personas no es suficiente con lo que cuentan, porque bien sabemos que
uno de las características de nosotros los seres humanos es la ambición, así que
generan guerras que puedan generar mayor riqueza, ya que esta estas son financiadas.

Un claro ejemplo de cómo la guerra es el ideal para llegar a la superioridad se muestra


en la película El Hundimiento del director Oliver Hirschbiegel, ya que allí muestran
como Hitler, en un principio llega a formar parte de un pequeño grupo de
nacionalismo alemán, y poco a poco va aumentando su grado de importancia hasta ser
el líder germano más grande del mundo, aprovechándose de la crisis que se da en
1929, no sólo en Alemania si no en el resto del mundo; vende la idea de que la
población alemana es la única raza aria y pura en el orbe, y por ello lleva a este país a
un enfrentamiento mundial que traslapa un interés económico y “en cierta medida
ególatra2”, puesto que los judíos (raza enemiga) representaban una amenaza, ya que
eran grandes comerciantes y manejaban en muy buena parte la economía en
Alemania, y esto a Hitler no le convenía, por eso decide acabarlos, siguiendo el
pensamiento de Napoleón Bonaparte, quien dice que es mejor eliminar al enemigo y
no dejarlo encerrado por un tiempo, y que luego salga con sed de venganza, ideología
que también se ve plasmada en el Príncipe del escritor Maquiavelo donde dice que “Ha
de notarse, pues, que a los hombres hay que conquistarlos o eliminarlos, porque si se
vengan de las ofensas leves, de las graves no pueden; así que la ofensa que se haga al

2
Capacidad humana de sentirse superior a los demás
hombre debe ser tal, que le resulte imposible vengarse”3 la guerra para luchar por
dicha raza, llega adquirir tal poder que logra conquistar Austria y Checoslovaquia en
1938, Polonia en 1939 y finalmente la Unión soviética en 1941.

En un principio Hitler llega de manera sigilosa al dominio, pero cuando ya toma fuerza
muestra lo que realmente es y comienza la eliminación a la oposición, es decir, todo
aquel que no este de acuerdo con nuevo nacionalismo extremo será eliminado.
Plantea creer y proteger al pueblo alemán, pero lo que realmente pretendía era ser el
mayor líder mundial a través de la manipulación de las personas, ya que en una parte
de la película dice “El pueblo es el elemento más débil y su aniquilación pertenece a la
ley de la naturaleza. Es algo inevitable”4. (Hirschbiegel, 2004)

Por otra parte en la música se puede evidenciar el desacuerdo con la guerra,


principalmente en grupos o solistas latinoamericanos, ya que en sus canciones
muestran el inconformismo con estas o con el gobierno que hace de la guerra un diario
vivir, un claro ejemplo de esto es el grupo calle 13 con la canción la bala donde dice
“Hay poco dinero, pero muchas balas, hay poca comida, pero muchas balas…hay poca
educación, hay muchos cartuchos, cuando se lee poco se dispara mucho”5, lo que nos
da a entender el señor Rene Pérez, es que el gobierno o las personas que arman la
guerra, no les importa invertir una gran cantidad de dinero en estos armamentos, pero
cuando se trata de educación, comida o beneficios realmente importantes para la
población, dicho dinero no existe, y en cierta parte se debe a que el gobierno no le
conviene que la población tenga algún grado de cultura y educación, ya que si fuese así
no podría existir todo ese monopolio de la guerra, porque les quedaría un poco mas
difícil cambiarles el pensamiento a las personas.

Es necesario que nosotros, la población, los que realmente nos vemos afectados por la
guerra tomemos cartas en el asunto y no dejemos que sigan jugando con nuestras
vidas simplemente para que las personas poderosas pueda obtener lo que quieran, no
permitamos seguir siendo los medios para justificar el fin de dichos seres, pero para
esto no es necesario actuar de la misma forma, creando una guerra como lo hacen
ellos, pienso que una de las cosas mas importantes para actuar de manera diferente es
culturizarse, y es claro que la guerra se da porque cada quien tiene un ideal además de
un propósito, y busca cualquier medio para cumplirlo, pero es evidente que para
lograrlo de ninguna forma se justifica que la guerra y el atropello hacia las demás
personas sea la vía adecuada.

3
Maquiavelo, N. (s.f). El príncipe. Edición electrónica de www.philosophia.cl. Escuela de filosofía
Universidad Arcis.
4
Hitler, Adolf. Hirshbiegel, O. (dirección). (2004). El hundimiento [película].
5
Pérez, R. (compositor). (2010). La bala. [C. 13, Intérprete]