Está en la página 1de 2

experiencias viajeras

No queríamos renegar de cada


lunes y esperar ansiosos cada
viernes. Queríamos poder elegir
nosotros cuándo sentirnos de
“fin de semana”.

No queríamos formar una fami-


lia y no tener tiempo suficiente
para estar con nuestro hijo. No
queríamos arrepentirnos de no
haber intentado hacer lo que nos
gustaba. Y como no queríamos
nada de esas cosas decidimos to-
mar esa pequeña/gran decisión.

¿Qué pasaba antes de 2009? Éra-


mos una pareja de clase media de
la Ciudad de Buenos Aires, con
34 y 39 años. Una edad en la que
las cosas ya suelen estar encami-
nadas y donde los cambios se vi-
ven de manera más intensa. Sim-
plemente, porque suele haber un
cimiento más fuerte que cuesta
más abandonar. Ya sea desde lo
material (uno suele tener más
cosas para dejar) o desde lo sen-
timental (uno suele tomar con-
ciencia de sentimientos que a
más corta edad no aparecen).

Texto: Aldana Chiodi - Fotos: Aldana Chiodi y Dino Feldman Nuestros estudios universitarios
(ingeniero en sistemas, Dino, y
profesora de geografía social y pe-

MAGIA EN EL CAMINO
riodista, Aldana) nos permitían
trabajar de nuestras profesiones. vimos, Dino no era el mismo.
Teníamos un pequeño departa- Su agotamiento laboral estaba
mento, un auto y nuestros sueldos en aumento día a día y, al mis-

UNA FAMILIA VIAJERA, UN LIBRO Y UN a fin de mes. Sabíamos cuánto in-


gresaba por mes, y era más fácil
mo tiempo, se iba reflotando ese
deseo adormecido de viajar sin

PROYECTO SOCIAL POR EL MUNDO


planificar lo que queríamos hacer fecha de retorno, es decir, de vol-
con ese dinero. Casi todo nuestro ver porque queríamos volver y
dinero estaba destinado a viajar. no porque teníamos que volver.

T
Ahorrábamos todo el año para A partir de ese momento se die-
odas las noches, antes rutinarios con actividades que más nos gusta: viajar, escribir, hacer un viaje en el verano. Era un ron una serie de acontecimien-
de dormirse, Dino hace no le gustaban y las cosas para fotografiar y hacer magia. ahorro intenso. Solo gastábamos tos, que nos llevaron a tomar esa
un ejercicio: piensa en recordar eran cada vez menos. en lo más básico. Pero los viajes pequeña/gran decisión.
lo que hizo ese día y No sé si estábamos muy seguros que podíamos hacer del tiempo
Nada fue muy fácil en el camino.
trata de diferenciar lo que va- Después de algunas crisis, una de lo que queríamos, pero sabía- que duraban nuestras vacaciones Las voces de que estábamos locos
lió la pena. Si los días no tienen tarde en julio de 2009 decidi- mos muy bien lo que no. laborales (dos o tres semanas). y de que ya éramos grandes para me hacía sentir ni bien, ni libre,
muchos momentos que valgan la mos tomar una pequeña/gran En cada regreso nos quedábamos hacer eso, se levantaron como ni feliz. Loco estaba cuando la
pena recordar, es porque algo no decisión: decidimos intentar ser No queríamos que los días fue- con gusto a poco. un huracán. Como dice Dino en mayor parte de mis días estaba
anda tan bien. los dueños de nuestras vidas. ran intrascendentes. Queríamos una parte de nuestro libro: “Loco ocupado con preocupaciones
Dejamos gran parte de lo que irnos a dormir cada noche con Entre esos viajes, hubo uno que estaba antes cuando cada maña- laborales. Loco estaba cuando
Dino empezó a sentir que cada teníamos y lo que hacíamos y algo del día que valga la pena re- nos marcó más de la cuenta. Fue na, era un suplicio abandonar mi vivía pensando en lo que quería
vez más sus días, se volvían muy nos dedicamos a hacer lo que cordar. a China, en 2006. Cuando vol- cama para ir a hacer algo que no hacer y no lo hacía”.
66 El mundo en tu bolsil o El mundo en tu bolsil o 67
experiencias viajeras
camino. Entonces Dino me dijo: ciones de menores, etcétera y nos
“con la magia”. Al principió me presentábamos con una charla y
reí. Dino no era mago, era inge- proyección de fotos, en la que
niero, pero se lo veía tan confia- tratábamos de acercarles otras
do que le creí. Y así fue que, poco costumbres que habíamos vivido
a poco, la magia se convirtió en para acortar la brecha del desco-
una herramienta de financia- nocimiento hacia el otro, y pro-
miento que se sumó a nuestros mover la tolerancia. Luego de la
ahorros. charla siempre había un show de
magia. Pero en los últimos años,
Primero, cambiábamos noches sobre todo a partir del nuevo in-
de hotel por shows de magia y tegrante de Magia en el Camino,
pasábamos la gorra. Con el tiem- solo hacemos la parte del show
po, se fue animando a los shows de magia y le agregamos, en los
en eventos, a la magia callejera y lugares que se puede, el taller
a la magia en bares. Así fue que de magia o una pequeña charla
Dino dejó de ser ingeniero para previa. Es una gran experien-
convertirse en mago. No fue de cia con la que queremos seguir,
un día para otro, pero fue un in- y de la que estamos muy felices
tenso e interesante proceso que de poder compartir con nuestro
contamos mucho mejor en nues- hijo. Verlo disfrutar de la magia
tro libro. La magia nos acompa- de su papá, correr con los niños
ñó desde el primer día. La idea de las escuelas rurales y compar-
al principio era que solo fuera tir tiempo con ellos, nos llena de
una herramienta de financia- emoción.
miento, pero a los pocos días de
haber llegado a nuestro primer Su nombre es Tahiel y, en mapu-
destino, Brasil, y de visitar, sin che, significa “hombre libre”. Una
tenerlo planeado, unas escuelas de nuestras máximas aspiracio-
rurales, nos dimos cuenta de que nes como papá y mamá es poder
era una herramienta de conexión darle raíces y alas. Las raíces rela-
increíble con las personas y que cionadas con los afectos, con los
sería parte de nuestra vida para momentos compartidos; las alas
siempre. Ese día, en esas prime- relacionadas con la libertad para
ras escuelas rurales, los chicos se elegir. En esto se basa un poco
rieron, disfrutaron y asombraron nuestra decisión de permanecer
tanto que, cuando salimos, nos en Buenos Aires unos meses,
propusimos llevar magia a todos y viajar por períodos más cor- Viajar con Tahiel es hermoso, mos que cuando uno viaja, pue-
Esa pequeña/gran decisión que nos con nuestro proyecto social. tos durante todo el año. Como
los rincones del mundo. entretenido, intenso, agotador de encontrar magia hasta en las
tomamos una tarde, nos permitió Después vinieron 3 meses de hemos logrado hacer lo mismo
y muchos etcéteras más. Y que- pequeñas cosas y que, como dice
vivir de una manera mucho más viaje a dedo por África presen- cuando viajamos y cuando no
A veces me cuesta contar nues- viajamos, tenemos la flexibilidad remos seguir dándole la posibi- la famosa frase, viajar no implica
cercana a lo que consideramos tando el proyecto de magia soli-
tra historia sin caer siempre en de poder trabajar desde cual- lidad de que conozca el mundo irse lejos, sino que implica mirar
que es como queremos vivir. Una daria; varios viajes cortos por la
lo mismo. Pero después pienso quier lugar. acompañado de la magia. Cree- con otros ojos. `
decisión que empezó con algo Argentina; un hijo de casi cuatro que todas estas historias hablan
muy pequeño y que generó otras años; un libro, “Magia es Viajar”; de lo mismo. De gente que un
cosas muy grandes. una charla TEDx y otras charlas día se animó a soltar parte de sus
motivacionales; 7 meses por Eu- miedos y decidió ir por sus pro- Libro “Magia es Viajar” “Magia es Viajar” es un libro inspirador, que te hace pasear por todas las emociones. En el
Esa tarde de julio de 2009, sen- ropa como familia viajera, y más yectos. No importa cuál sea ese libro contamos cómo fue que tomamos la decisión de cambiar nuestro estilo de vida, relatamos
tados a la mesa de casa, nació viajes cortos por el país y países proyecto, lo importante es inten- nuestras vivencias por el mundo y reflexionamos sobre lo que sentimos y vimos en el viaje.
Magia en el Camino. Y nunca vecinos, de a tres. Siempre, con la tar llevarlo a la práctica. Invitamos a que el lector conozca más sobre la magia que tiene viajar: la magia de conocer
nos imaginamos todo lo que iba magia como compañera. otras costumbres; la magia de la solidaridad y la hospitalidad; la magia de derribar prejuicios
a venir después. En esas escuelitas rurales de y preconceptos, nuestros y de los demás; la magia de probar nuevos sabores y la magia de
¿Qué tiene que ver la magia en Brasil nació el proyecto social. arrancar sonrisas. El libro es una producción independiente (en versión impresa y para ebook).
Ese primer viaje duró 18 meses, todo esto? Cuando estábamos Al principio lo llamábamos Lo vendemos a través de nuestro blog, www.magiaenelcamino.com donde hay un formulario
incluyó parte de Europa, Asia y planificando ese primer viaje lar- proyecto educativo/mágico por- para completar o pueden escribirnos un mail a libro@magiaenelcamino.com.ar
un recorrido de Venezuela a la go, empezamos a pensar las op- que visitábamos escuelas (sobre Con su compra nos ayudan a seguir con Magia en el Camino.
Argentina a dedo, presentándo- ciones para generar dinero en el todo rurales), orfanatos, asocia-

68 El mundo en tu bolsil o El mundo en tu bolsil o 69

También podría gustarte