Está en la página 1de 137
Acerca de este libro Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones,

Acerca de este libro

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo.

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir.

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted.

Normas de uso

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas.

Asimismo, le pedimos que:

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares; como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales.

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos propósitos y seguro que podremos ayudarle.

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine.

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La legislación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de autor puede ser muy grave.

Acerca de la Búsqueda de libros de Google

El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página http://books.google.com

,(w . F r -

-r_'

1'

r

f

RETORICA

vvwwm ,,

'-

\

:

'

\.I

({,,

-

,(w . F r - -r_' 1' r f RETORICA vvwwm ,, '- \ : '

/.

I

l.

v

"¡J

\

I l. v "¡J \ PARIS. IMPHÏ'ÍNTA DF. (Ï.-L.-F. PANCI LOUCL: ¡ ( .¡ h' '¡cs

PARIS. IMPHÏ'ÍNTA DF. (Ï.-L.-F. PANCI LOUCL: ¡ ( h' '¡cs l uituvins, 1 í

.

¿ _4 h r' -
¿
_4
h r'
-

CATECISMO '

RETORICA

POR

JOSÉ DE URCULLU.

_- "

/(

PARIS,

LIBREBIA DE LECOINTE Y LASSERRE,

QUA¡ nas AUGUST¡NS, 49

,

1838.

RETORICA POR JOSÉ DE URCULLU. _- " /( PARIS, LIBREBIA DE LECOINTE Y LASSERRE, QUA¡ nas

RETORICA¿ *

RETORICA¿ *
 

.'.'

,d

.

 

'

a

I

 

.

 

P

I

 

v

.

,r'

l .»\ïllï5 lRIl íïï ÍNTA DF. (Ï.-L.-F. PANCKOUCLE , (ÍuHe 'Ics l oilcvins, ii

.

).
).

CATECISMO :, ¿ ' «

BETORIC¡A

POR

JOSÉ DE UBCULLU.

-"' /(

PARIS,

LIBRERIA DE LECOINTE Y LASSERRE,

QUA¡ m:s AUGUST¡NS, 4g.l

1838.

,

POR JOSÉ DE UBCULLU. -"' /( PARIS, LIBRERIA DE LECOINTE Y LASSERRE, QUA¡ m:s AUGUST¡NS, 4g.l

U\

PRÓLOGO

DEL EDITOR.

El estudio dela Retórica es necesario en

todos los gobiernos; pues bien se siga la carrera del púlpito, bien la del foro , es de absoluta necesidad conocer aquellas reglas que conducen mas facil y seguramente á agradar y á convencer los ánimos de los que nos escuchan ó leen nuestras obras. Pero donde luce, donde brilla con mas esplendor un orador elocuente, es en los gobiernos representativos : porque todo cuanto en ellos se trata toca de mas cerca á la masa general de la nacion; y de la re

solucion que se tome, despues de discutir

el pro y el contra de una ley , pende mu chas veces la seguridad ó la ruina del Es tado. Ocasiones hay en que la medida que

y el contra de una ley , pende mu chas veces la seguridad ó la ruina

_ 6

conviene abrazar para salvarlo , está en oposicion con la Voluntad de la mayoría:

ora porque esta no conoce sus verdaderos intereses, ora porque los enemigos de la

felicidad pública la conducen engañosa mente al precipicio por sendas estraviadas. En semejante caso es cuando el sincero

amante de su patria debe esforzarse en des

engañar á sus conciudadanos,v y apode

rándose con robusto brazo de las riendas de los caballos que iban á despeñarse, ha

cer, digámoslo así, cejar el carro , y diri

girlo por el único camino seguro. ¿Y cómo vencerá los obstáculos que se atraviesen, como hará callar al interes enmascarado, cómo sofocará los gritos de la insolente ignorancia, cómo reducirá á polvo los ar

gumentos so sticos de los contrarios, cómo

contendrá en sus justos limites los ánimos -exaltados de los ambiciosos, y nalmente cómo aplacará a una multitud frenética , y -la dispondrá á que escuche lo que no quiere oír, y á que adopte las medidas que antes

no quería adoptar, si no sale de sus labios

que escuche lo que no quiere oír, y á que adopte las medidas que antes no

A

J

-7

un torrente de elocuencia que arrastre a

todos ellos , como por fuerza, á aquel punto

á donde el intente llevarlos? Esto es lo que hace la divina elocuencia : esto es lo que

los supo desmayadosr hacer Tirteo Espartanos cuando inspiró y los co'ndujo valor á á

la victoria; esto hizo mil veces Demóstenes con el voluble pueblo de Atenas; esto Cesar

con sus Legiones amotinadas; esto Ciceron,

unas veces aterrando a Catilina en el Se

nado, otras pidiendo enel foro con estilo patético el condigno castigo de las atroci dades de Verres, y otras arrancando de las manos del Cesar la pluma que iba á rmar el decreto de muerte contra Ligario. Tan grandes oradores no podían menos de ser mirados con el mayor respeto en aquellos Estados populares cuya libertad estaba pendiente de sus labios. Este mismo

respeto y consideracion , que el irresistible encanto de su elocuencia arrancó á sus con

temporáneos, lejos de morir con ellos, se rán un tributo agradable que los mas ra motos siglos pagarán á su memoria.

lejos de morir con ellos, se rán un tributo agradable que los mas ra motos siglos

_8

Si deseais saber dónde aprendieron estos hombres eminentes la elocuencia que los ha inmortalizado , os diré que en la naturaleza

y dentro de si mismos , esto es, consultando

con su corazon el modo mas natural de comunicar á sus oyentes el impulso de cual quier movimiento interior que sentían con viveza, porque sus grandes almas no p0 dian sentir de otra manera. Ellos no nece sitaban de las reglas del arte para sentir, porque sabían sentir, y sabiendo sentir eran elocuentes. - ¿Luego segun eso, las reglas solas no bastan á hacer elocuente al hom bre? Ciertamente: pues si así fuera to dos aquellos que las aprendiesen serían oradores. Los rasgos con que brilla la elo cuencia apasionada no son hijos de los pre

ceptos fríos, sino del corazon. Antes de co

nocerse las reglas ya existieron hombres elocuentes. Mas no por esto se ha de decir que las reglas son inútiles; antes al con

trario, ellas enseñan á hacer el debido uso

del ingenio, de la imaginacion y ide los afectos; ellas vienen á ser las antorchas que

enseñan á hacer el debido uso del ingenio, de la imaginacion y ide los afectos; ellas

9_

iluminan el sendero por donde fueron aque llos seres privilegiados de la naturaleza al país de la inmortalidad , para ser eterna mente eu la tierra modelos de bien decir, de gusto delicado, de elocuencia. Estas reglas , pues, ilustradas con copio

sos y escogidos ejemplos de nuestros me

jores autores y de algunos estrangeros, son

las que yo presento aquí a los Jóvenes que

quieran adquirir ideas claras y exactas de la Retórica. Las apreciables obras' de D. An tonio de Capmani ','de D. Francisco San chez Barbero 2, y del P. Basilio Boggiero 5,

de las Escuelas Pias, han sido las fuentes

de donde he sacado todo lo que se halla de mas interesante en este Catecismo. Hubiera sido demasiada arrogancia de mi parte ha ber querido escribir un tratado de Retó

rica, todo de mi fondo, sin hacer caso

alguno de lo que tan célebres autores han dicho Sobre esta materia; así como seria

Filosofía de la Elocuencia.

2

Principios de Retórica f Poética.

"" Intmdaccion a' la Elocuencia española.

c.

de la Elocuencia. 2 Principios de Retórica f Poética. "" Intmdaccion a' la Elocuencia española. c.

_10

ingratitud e impudencía no mé nclonarlos

despues de haberme servido de ellos. La única gloria que puede caberme de este tra bajo será la de haber acertado á vaciar en estas pocas páginas la esencia de las refe- , rídas obras , y de alguna que otra francesa e inglesa : ni tampoco pretendo otra cosa.

A pesar de la pequeñez del librito, estoy

persuadido que se ha] la en el todo lo mas esencial de la Retórica. Concluyo diciendo, que al tiempo de hacerlo he tenido muy presente aquel consejo que el ilustrado y tolerante Papa Ganganelí da en una de sus cartas a un caballero de Toscana. « Pro

cure V., le dice, que una Retórica mas

abundante en buenos ejemplos que en pre ceptos, enseñe á sus hijos los principios de la verdadera elocuencia. »

mas abundante en buenos ejemplos que en pre ceptos, enseñe á sus hijos los principios de

CATECISMO

DE: RETORICA.

CAPITULO PRIMERO.

De la Elocuencia en general.

PREGUNTA. -Qué es Retórica l

P.

R.

Rxsrunsn. l arte de espresarbien lo que bien se piensa , y lo que mucho se siente.

¿ Ocupa la Retórica un lugar distinguido en

la Literatura ?

Si : siempre se ha considerado la Retórica

como un estudio de la mayor importancia , particu

larmente en los gobiernos representativos. Mien tras Roma y Grecia fueron libres , la Retórica era el

único pasaporte parallegar al poder y á los hono

res. En los tiempos modernos ha llegado á ser esen

cial para sobresalir en el Púlpito , en los Congresos ,

y en el Foro.

.

P.
R.

¿Cuál es el n principal de la Retórica?

Convencer el entendimiento ycautivar la vo

luntad. El que quiera convencer y persuadir es preciso que esté convencido y persuadido de lo

mismo. Debe [ambien estudiar el modo de hablar

ó escribir clara y agradablemente , con pureza , gra cia y vigor, mas no basta que un escritor pueda ha

el modo de hablar ó escribir clara y agradablemente , con pureza , gra cia y

-12-

cer un discurso facil , puro , claro, elegante , y aun

espléndido; es preciso para ser elocuente que sea vivo, animado, vehemente, y patético; esto es,

que hiera, eleve, arrebate, domine, y su'spenda

el ánimo.

P.

¿Cómo podré conocer si un orador es elo

cuente?

R. Observando si comunica sus afectos y pasio nes al auditorio. Si está enojado , pensativo, alegre, triste , desesperado , y sabe pegar estos accidentes

al que los escucha, ó al que lee su razonamiento :

si estando el auditorio frío , le in ama; enfadado, le templa; alterado, le aplaca; quieto, le desaso

siega : si cuando habla tienen puestos los ojos y la atencion en él; si no sienten el rato que les habla,

si se apasionan, se enternecen, se rinden; si riñe ,

si manda, si amenaza, ycallan, y le obedecen,

y

le aman; podeis decir que el tal orad0r es elo

cuente.

P.

¿ Decidme en pocas palabras cómo podré llegar

á ser orador elocuente?

R.

Si des nes (le un estudio re exivo de los me

jores mode os y un continuo ejercicio de compo

ner y de comparar vuestros débiles ensayos con la

perfeccion de los originales, llegais á ser señor de

vuestras palabras -y de vuestros pensau en los ; si de los muchos pensamientos , que concibe vuestro c0

razon, sabeis tomar unos y dejar otros; si sabeis

acomodar el discurso a las personas, al lugar, al asunto; ser sencillo sin bajeza, gracioso sin arti cio , sublime sin hinchazon ; si sois e caz , alentado,

grande, si no sois im ertinente, desmayado,pue

ril, grcsero, sois ora or.

P. ¿ Es utíl la Retórica á aquellos que no hacen

'

animo de ser autores, ü oradores?

ril, grcsero, sois ora or. P. ¿ Es utíl la Retórica á aquellos que no hacen

-.-13

R. Sin duda alguna : pues las mismas reglas que

sirven á un autor para la composicion de su obra , drán servir al lector para distinguir y admirar as bellezas del discurso.'

P.

¿Qué otras ventajas pueden derivarse del es

tudio de la Retórica?

R.

Ejercita nuestra_ razon sin fatigarla; cubre

de ores la senda de las ciencias; y proporciona

un agradable entretenimiento despues de aquellas

penosas tareas á las cuales es preciso que se someta

el ánimo , que desea adquirir erudicion , ó investigar

verdades abstractas.

.

¿Produce la Retórica algun efecto sobre el

caracter ó parte moral del Hombre?

Si : como el estudio de la elocuencia conduce

naturalmente al conocimiento delos mejores escri tores, las grandes ideas , y los claros y altos ejem

P.

R.

plos que nos ofrecen á la vista, tienden natural

mente á familiarizarnos con el espíritu público ,

con el amor de la gloria, con la indiferencia á los bienes de fortuna , y la admiracion á todo lo que

s

verdaderamente ilustre y grandioso.

P.

¿Pueden solo las reglas de la elocuencia hacer

Jamas. Si asi fuera , todos los que las estu

elocuente una obra ó un discurso ?

R.

dian serian oradores. Este talento es don de la na

turaleza. P. ¿Si la elocuencia depende de la imaginacion y del tumulto de las pasiones , ¿, de qué sirve la Re

tórica ?

R.

Sirve para señalar el rumbo de las pasiones y

de la fantasía; sirve para dirigirlas sin amortiguar, su vuelo; sirve para ponernos á la vista los derrum baderos en que otros se despeñaron . y en que nos otros podemos caer, si no vam0s fuertemente soste

la vista los derrum baderos en que otros se despeñaron . y en que nos otros

_-

_1/,_

\

nidos por la critica ,¡y guiados por el buen gusto :y

nalmente sirve para admirar las bellezas , no dl

jarnos deslumbrar con una falsa elocuencia , y ha;

bituarnos á que nuestros sentimientos vayan sienr pre de acuerdo con la losofía.

P.

¿Cuál es la mejor elocuencia?

R. La mas natural, ó la que mas se le parecc

Así por ventura no se halla en Virgilio rasgo mav

elocuente , sin embargo de ser el mas natural qu este :

Littora [um patríw lacrymans portusque relinquo

Et campos u¿i Troja 4ít.

Con lágrimas entonces en los ojos Las playas de mi patria, el alma puerto , Y los campos dejé donde fue Troya.

Y en castellano es bellísimo y natural este verso

de Argensola :

P.

Yo vi : vo . vi los o'os J , no es mentira.

¿Qué suele acarrear la perdicion de la ' elo

cuencia? R. No contentarse con las espresiones naturales,

y andar buscando sublimidad y conceptos afecta

dos. Por ejemplo, ¿ quién no culpará estos versos

de un poeta castellano, pintando a Polifcmo?

Era un monte de miembros eminente Este que de Neptuno es hijo ero:

l?e un ojo ilustra el orbe de su frente, Emula casi del mayor lucero.

,

_4 _

\

Este que de Neptuno es hijo ero: l?e un ojo ilustra el orbe de su frente,

15

CAPITULO II.

De las Fuentes de la Eloeuencia.

P.

¿ Qué se entiende por fuentes'de la Elocuen

cía? R. Aquellos manantiales de donde el orador tor

mará la copia , las crecientes, el nervio de sus dis cursos : esto es, los tesoros con que podrá enri quecer su razonamiento.

¿ Cuáles son las cosas que llenan un discurso?

Los pensamientos y las palabras : no debe

entenderse por aquellos todos los actos del enten

dimiento, sino los que or su gracia, ó por su

nobleza ó por su energía, ó por su sublimidad , causan en nuestros espíritus alguna vehemente

mpresnon. P. ¿, Cuál es la primera fuente de la Elocuencia?

P.

R.

R.

La losofía, ó el conocimiento de las cosas

físicas y morales : porque para hablar bien es me nester pensar bien : para pensar bien es menester

conocer las cosas.

P.

¿Decidme lo que enseña una buena loso

fía ?

R. Los elementos , su naturaleza, su poder, su

concierto , su desorden a veces; los bramid05 de la mar, los brios de los vientos, el curso de los ríos, la disposicion de la tierra, los granizos, las tem pestades, las estaciones. Las plantas , las semillas , los animales, el hombre, señor de tod s ellos; y

por decirlo de una vez , cuanto se ofrece á nuestros sentidos. Ademas de esto, midiendo el hombre los espacios, compasando los cielos , contemplando las

se ofrece á nuestros sentidos. Ademas de esto, midiendo el hombre los espacios, compasando los cielos

_16_

estrellas, entrándose por las honduras de la mar.

'

tanteando , por decirlo así, la tierra , se da á pensar

con bidalguia y elevacion : mira las cosas humanas

con los ojos que se debe, y libre de las preocupa

ciones del vulgo , sabe darles la estimacion que las

corresponde.

P.

R.

lÉn En buenos dónde libros se aprende escritos esta sobre losofía? estas materias

no solo con mucha profundidad , sino tambien cor alta elocuencia , compañera de las grandes cosas.

P.

¿En dónde mas se aprende esta losofía?

R.

En el gran libro de la Naturaleza. Si subis

'

una cuesta, si pasais un torrente ó un río, si mirai

un valle, si oleis una or, si sale el sol y desapare

cen las tinieblas , si viene la noche trayendo la luna

las estrellas sembradas en un inmenso azul, s.

y

navegais por el anchuroso océano: no lo mireis con

ojos indiferentes, losofad , examinad las causas.

comparad los efectos , conoced estos grandes obje tos, y bablareis con alteza y magni cencia.

P.

¿ Qué otra cosa mas debe estudiar' el orador

en la Naturaleza?

R.

El hombre : no solo lo que hay en él de me

rtafisico, sino lambien moral; esto es, sus pasio

nes, sus desees , sus mudanzas , y los balances de

sus afectos. Esta ciencia apenas tiene limites, es de la mayor importancia, muy dí cultosa, é indispen

sable al orador.

P. ¿En que libros aprenderá á conocer la razon

de las inclinaciones , y caracteres, ó costumbres de los hombres?

En algunos de los Libros Sagrados se conoce

'R.

al hombre tal como es : cen toda su grandeza , y

todas sus miserias. Platon, Aristóteles, Ciceron,

se conoce 'R. al hombre tal como es : cen toda su grandeza , y todas

_17 .

Homero, Virgilio, el Taso, el Metastasío, Camoes, Cervantes , y otros muchos de los antiguos y mo dernos enseñan mucho de lo que concierne al cora

zon humano , á los caracteres de los hombres.

P.

R.

¿Cuál es la segunda fuente dela Elocuencia?

La Historia , porque es la maestra de la m0

ralidad. Pero entíéndase solamente de aquellas his torias escritas por hombres grandes y lósofos:

tales como , Tucídides , Tácito, Zurita , Mariana , Mendoza, Robertson , y otros : historias donde a vueltas de la narracion de los hechos , se retratan tambien los hombres, donde se declinan las causas secretas de los acontecimientos , donde se descu

bren los amaños , las máquinas escondidas que mue

ven á los que mandan, y a los que obedecen :

donde se mani esta qué dijeron, que ensaron, qué quisieron este, ó aquel trance aque los hom bres, que el consentimiento universal reconoce por grandes.

P. ¿Qué otras ventajas se sacan de la Historia?

R.

Tres : la primera consiste en las grandes

ideas, ue de la contemplacion de los siglos pasa dos se (iorman en el ánimo : dar vueltas al uní

verso , caminar por encima de las ruinas de los im

eríos , ver aquí levantarse uno , allí asolarse otro:

fas cortes de aquellos reyes y príncipes tan cele brados, ver que ya no son : preguntar á los mo radores de la tierra por aquellas naciones que la

regaron de sangre , por los Medos, por los Griegos, por los Romanos, no saber á donde se han ido , y encontrar con trabajo algunas memorias sepulta das debajo de Palmira , de Cartago y de Atenas , este es es ectáculo lleno de magestad, de eleva

cion, de

losofía, capaz de levantar á mas alto

grado al ánimo mas abatido.

es es ectáculo lleno de magestad, de eleva cion, de losofía, capaz de levantar á mas

_1s_

P. ¿Decid la segunda ventaja que se saca de la

Historia?

R. Esta nace de la imitacion; esto es, de los

grandes modelos de elocuencia , que se encuentran en las historias grandes. El gran Bossuet se ento

naba para escribir su discurso sobre la Historia Universal, leyendo las razones de los héroes de

Homero; porque con aquel lenguage sublime y so

brehumano se in amaha su grande espíritu.

P.

R.

¿Cuál es la tercera ventaja que se saca de la

Historia?

La propiedad. Porque careciendo el histo

riador de la libertad del poeta y del orador , se ve

forzado a dar á cada cosa el nombre que le corres

ponde. En la historia se aprende a echar mano de

los vocablos magní cos para las cosas grandes , de los suaves para las cosas agradables , y de los recios

patéticos por decirlo asi , para las cosas terribles;

por esto puede considerarse como un archivo de propiedad de lenguage.

y
y

P. ¿Cuál es la tercera fuente de la Elocuencia?

R.

El corazon humano , manantial inagotable y

fuente caudalosa de pensamientos , de deseos , de

pasiones , de bienes , y de males. El maestro de la elocuencia es el corazon. ¿Teneís corazon sensible?

Pues sercis capaces de deshacer en lágrimas á vues ' tros oyentes. ¿Lo teneis grande ? Podreis espantar los con vuestros discursos. ¿Teneis uno y otro?

Sereis un Pericles, un Cieeron , un Granada , un

Bossuet. P. Decid en pocas palabras de que auxili05 nece

sita la verdadera elocuencia.

R.

Del auxilio de muchas ciencias y artes libera

les. De la Gramática, que es el fundamento del arte de bien decir. De la Lógica saca el método

ciencias y artes libera les. De la Gramática, que es el fundamento del arte de bien

19

y fuerza del raciocinio : de la Geometría, el or den y enlace de las verdades : de la Hirtoria , el ejemplo y autoridad de los insignes varones : de la

Jurisprudencia, los oráculos de las leyes; de la

Filosofía Moral, el conocimiento del corazon del hombre , y de sus pasiones; y de la Poesía, el c0 lorido de las imágenes y el embeleso de la armonía.

del corazon del hombre , y de sus pasiones; y de la Poesía, el c0 lorido

-20

CAPITULO III.

Del Estilo; de sus Modos Accidentales, y de los

Pensamientos.

P.
B.

¿Qué se entiende por Estilo?

Es la manera de declarar el orador ó escritor

sus pensamientos; por la cual se diferencian y ca

racterizan los escritos, así como las personas por la

sonomía. P. ¿ Cuáles son las calidades permanentes del es tilo en general?

R.

Claridad, precision, riqueza, elegancia, ver

dad , naturalidad , decoro.

P.
R.

¿Qué se entiende por claridad !

Esta calidad consiste en disponer de tal modo

los conceptos que concurren á probar una verdad , ó esclarecer una pro osicíon, que se hagan , si es

posible, comprensib es á todos.» Opónense á ella

los términos vagos , ó que no presentan una idea

fija : los oscuros o que provienen de la confusíon

de las relaciones; los equivocos; los incidentes cum licados; el 'amontonamiento de periodos , ó

muc as ideas intermedias que ahogan la principal.

P.
R.

¿En qué consiste la precision?

En espresar con los menos términos posibles

una idea , una imagen ó un sentimiento, sin muti

larlos ni debilitarlcs. La espresíon mas precisa es la

mas clara cuando es exacta, y si corresponde exac tamente al pensamiento , será a' un mismo tiempo

clara y premsa.

P.
R.

¿Es lo mismo precision que eoncision?

No : el objeto de la precision es la cosa que

mismo tiempo clara y premsa. P. R. ¿Es lo mismo precision que eoncision? No : el

21

se dice , el de la concision es 'el modo con que se dice. La primera simpli ca al concepto , y la se

gunda abrevia su espresion. Hablar poco , y al mismo tiempo claro y agradable, con gran peso y

magestad de sentencias, es lo mas di cultoso; y estas calidades y virtudes se hallan en Julio Cesar.

P.
R.

¿En qué consiste la riqueza de estilo?

En el número de las ideas que despierta una

sola palabra , en las relaciones que abraza , en la ím

Eortancia y grandeza de los objetos que recuerda.

s nea una espresion cuando en una sola imagen * reune muchas propiedades del objeto. Un alma de

fuego , reune el calor , la rapidez, la actividad, la

elevacion de los sentimientos y de las ideas. Es

aun mas rica cuando hace un cuadro. ¡Qué risueño es el de Gesner, cuando llama á la primavera la

graciosa mañana del año? La espres¡0n será tanto

mas rica cuanto mas dé en que pensar é imaginar.

P. ¿ Qué viene á ser la elegancia del estilo?

R.

La elegancia supone exactitud y pureza, ó la

mas severa delidad á las reglas de la lengua , al sentido del pensamiento, á las leyes del uso y del gusto. De todo esto resulta la correccion del estilo , el cual para ser elegante , exige adcmas una liber tad noble, un aire facil y natural; pensamientos girados con delicadeza , anunciados con espresio

nes castizas, corrientes y graciosas al pido sin afe

minaeion.

P. ¿En qué consiste la verdad del estilo?

R. En hacer hablar á cada uno su lenguage.

P.
R.

debido presentarse desde luego sin. estudio , ni re

exion.

«

¿En qué consiste la naturalidad del estilo ?

En decir ó en hacer decir lo que parece haber

.

estudio , ni re exion. « ¿En qué consiste la naturalidad del estilo ? En decir

-22

¿ En que consiste la decencia ó el decoro del

estilo? R. En decir las cosas como conviene ; así al que habla , como á los que oyen ó leen.

¿En cuántas clases dividen los retóricos el

P.

P.

estilo ?

R. Generalmente en tres : estilo sencillo ó_ llano ,

estilo sublime, y estilo medio ó tem lado.

P.
R.

¿En qué consiste el estilo senc¡llo ?

En la claridad , precision y sencillez , y con

viene con mas propiedad á la narracion y a las pruebas del discurso oratorio : porque desechando

toda afectacion y compostura , reprueba general mente los adornos y solo admite los simples y natu rales. Cierta sencillez en los pensamientos , cierta.

naturalidad y pureza en el lenguage, que mas se deja gustar que conocer, forman su hermosura , modesta y suave, que saca su mayor realce de su misma negligencia y eco aliño.

a eomunmente el estilo sen

cillo ?

. P

¿En que se em

R.

En las conversaciones cartas familiares , en

las fábulas y en las obras idáeticas. Los comen tarios de Cesar merecen mucho aprecio por su sim sie , pura é ilustre brevedad. El caracter que pre

omina en el estilo de los Libros Sagrados es la sencillez : calidad conveniente á la magesïad é im portancia de les objetos.

P.
R.

¿ El estilo sencillo ha de ser siempre serio?

No por cierto : gusta de la jovialidad, se

anima con la vivacidad , se recrea con las gracias y encantos de la naturalidad.

P.

Dadme algunos ejemplos del estilo sencillo.

_ R. Sea el primero de todos por su magestad y

s¡mplícidad el primer pasage del Génesis : « Al prin

estilo sencillo. _ R. Sea el primero de todos por su magestad y s¡mplícidad el primer

23

cípio crió Dios el cielo y la tierra. » El padre

Fr. Luis de Granada nos suministrará el segundo. n De este mismo arti cio usan algunos gatos gran des cazadores, porque en una huerta que yo vi se esk-odia uno de estos entre los árboles y las

tendía de tal manera ,

legumbres , y se estiraba

ue parecía muerto, y ali perseveraba sin bu lirse, esperando su ventura. Engañándose pues

con esta figura las simples avecillas, llegaban á cerca de el sobreseguro , y entonces el ladron en un salto las apañaba y se las comía :::: Pues las

astucias y asechanzas que el gato tiene para cazar,

y para burlar cada día las vemos. Bien sabe el á veces quitar la cobertera de la olla , que está re cien puesta al fuego, y meter las garras , y huir

con ella. Mas

o soy testigo de otra astucia , que

aquí diré. An ba por cima del lomo de una pa red en pos de una lagartija , la cual huyendo de

él se metió debajo de una teja que acaso estaba

allí boca abajo. ¿Qué hizo entonces él? Hizo esta cuenta , si meto por aquí la mano , bamc de huir

por la teja mas estrecha , y por la mas ancha me

tió la otra, y de esta manera como por entre puertas alcanzó lacaza que buscaba. n Sea el ter- cero y último ejemplo el siguiente :

Lleva alguna lobriz una pollita, Y llega una gallina, y se la quita.

P.
R.

Decid algo del estilo sublimc

El género sublime es un estilo elevado, lleno

de grandeza , de vehemencia , de calor , y_de ener gia , y el que forma la verdadera elocuenc¡a , aque lla que domina los ánimos ,' que arranca las lagu

mas , que roba la admiracíon y los aplausos. Todo

, aque lla que domina los ánimos ,' que arranca las lagu mas , que roba

á

0

lo que lleva nuestras ideas al mas alto grado posi ble de estension y de elevacion ; todo lo que afecta

al alma tan vivamente , que deja como suspensas las facultades de la sensibilidad, es sublime en las

cosas; y el mérito del estilo consiste en no debilitar

el

efecto que ellas solas producírian. Exaltar fuertes

pasiones , pintar grandes caracteres , desenvolver grandes causas, celebrar acciones estraordínarias

he aquí el em leo del sublime.

P. Dadme a gun ejemplo de lo sublime.

R.

y

Hablando el Padre Granada de la resurreccion

del Señor, para hacer mas maravilloso y augusto su

descendimiento á los in ernos, viste con grandiosas

estupendas imágenes las circunstancias de aquel

día glorioso , diciendo : « Los cielos que se cubrie

y

ron de luto , resplandecieron viéndole salir del

sepulcro vencedor. Descendió el noble triunfador

los in ernos , vestido de claridad y fortaleza;

á

luego, aquella eternal noche resplandeció, y el estruendo de los que lamentaban cesó , y toda

aquella cruel tierra de atormentadores tembló

con la bajada del Salvador. Allí se turbaron los rincipados de Edon , y temblaron los poderes de oah, y pasmáronse los moradores de Canaan. »

¿El pensamiento sublime podrá hallarse fuera

del estilo sublime?

Si : como cuando or boca de Moises dice

P.

R.

Dios, segun la version iteral del testo hebreo :

Haya luz yhubo luz. Aquí se ve una imagen divi namente sublime , semejante á otras muchas de los

sagrados escritores, espresada sencillamente. En las Eglogas , y otras composiciones de caracter sen

cillo , se encuentran espresíones las mas levantadas; como esta de Camoes :

Si no estuviera triste moriría.

caracter sen cillo , se encuentran espresíones las mas levantadas; como esta de Camoes : Si

.- 25 - .

P.

¿En el caracter sublime tienen lugar las es

presiones sencillas ?

R. No solo tienen lugar sino que regularmente

se encierra la mayor sublimidad : como en este ejemplo de Virgilio :

¡Heu miserande puer! si qua fata aspera rumpos! Tu Marcelus eris.

Y en este otro del profeta Isaías : Decidle al justo que bien : en los cuales se ve ue toda la sublimi

u Marcclus er1's,

¿ Propiamente hablando, hay estilo sublime ?

,

' llevan este nombre. Palabras pomposas y peque

R. No : aunque hay sentencias y conceptos que

dad consiste en la espresion, y en la otra, que bien.

P.

ñas ideas , son hinchazon.

P.

'

¿ Qué es espresion patética ?

,

sion , y enternece y mueve el corazon del que es cucha, blanda y dulcemente. Leíase en la sublime

R. Es la que declara los accidentes de una pa ,

inscripcion del túmulo de los 300 Lacedemonios

que sacri caron sus vidas en la defensa de las Ter mópilas : « ¡Caminante! ve á decir á Esparta que

hemos muerto aquí por obedecer sus santas leyes. »

¡Qué personi cacion tan sublime! Es tambicn pa tética esta espresion de Garcilaso.

Vosntros los del Tajo en su ribera

Llorareis la mi muerte cada día,

Este descalst llevaré aunque muera,

Que cada din llorareis mi muerte,

Vosotros los del Tajo en su ribera.

P.

R.

¿ Qué estilo es el llamado medio ó templado ?

Es el que guarda cierto medio entre el sen

2

del Tajo en su ribera. P. R. ¿ Qué estilo es el llamado medio ó templado

-26

cillo y sublime; tiene mas fuerza y elevacion que el primero , y menos vehemencia y calor que el segundo. Saca del sublime la nobleza de los pen

samientos

cillo la du zura y naturalidad; y por esto admit

la vivacidad de las imágenes : del sen

todos los adornos del arte , y todos los primores (el

buen gusto. Pinta las ideas risueñas Y agradablet las pasiones moderadas , la amistad, a compasim. la tristeza, el dolor, el amor cuando gime en la ele»

gía, ó canta su molicie y placeres.

¿ Qué se entiende por adornos del arte en sea

P.

tido retórico ?:

B.

Aquellas locucioncs y modos gu_rados, qm

al paso que dan cierta gracia á la oracr0n, la ha cen mas msinuante y persuasiva.

P. ¿ Habla el orador solo para hacerse entender '

R.

No: porque para esto le bastaría decir la

»

cosas con llaneza y claridad; habla tambien pan

mover, convencer y deleitar.

d'P¿' ¿ Podeis darme algun ejemplo del estilo me ro . P. Si, y sea este de Fr. Luis de Le0n. « La

Modos y Persas menearon tambien las armas muy

valerosamente , y enseñorearon la

tierra; oreci

entre ellos el esclarecido Giro, y el potentisim Jerjes. Las victorias sobraron a los Griegos, y el n vencido Alejandro, con la espada en la mano, como un rayo, en brevisimo espacio corrió todoe mundo, dejándole no menos espantado que ven cido. Y los Romanos , que le sucedieron en el im

perio , y en la gloria de las armas venciéndolo todo

crecieron hasta hacer que la tierra y su señorío tu

viesen un mismo término. Notorios son los capi tanes guerreros y victoriosos que orecieron entr ellos; los Escipiones, los Marcelos, los Marias , lo

son los capi tanes guerreros y victoriosos que orecieron entr ellos; los Escipiones, los Marcelos, los

27

Pompeyos, y los Césares, á cu o valor, esfuerzo y

felicrdad fue muy pequeña la re ondez de la tierra. »

P. ¿Qué otro estilo se adapta bien al género

medio ?

R. El sentencioso, que pide paso grave y sese

gad0 , sin levantarse á remontada diccion, y tem

plado con el peso de las razones y de la doctrina que encierran los conceptos esparcidos en su lugar oportuno. Sirva de ejemplo lo que dice un orador

en elogio de un magistrado . cuando re ere su vida

pública y privada : « Aceptó los honores como ciu

dadano, los mantuvo como sabio, y los dejó como

a héroe. » En estas tres frases estan refundidas es

tas tres maximas: El ciudadano debe servir á la patria : el sabio no se desvanece con las conde coraciones; y el Ize'roe huye de ellas.

.

P.

R.

¿No hay otros estilos ademas de los dichos?

Los demas pueden llamarse modos acciden

tales del estilo; tales como el gracioso, dulce, de licado, enérgico, grave, vivo, vehemente, di

fuso , toman , afectado , natural.

P.

¿En que consiste el estilo gracioso?

R.

En la naturalidad , exibilidad, variedad en

los pensamientos, y en el tránsito natural de uno

á

otro. P. ¿Qué vienen a ser el dulce y armonioso ?

R.

Son independientes del ensamiento, y per

tenecen al mecanismo de la engua. La locucion recibe del pensamiento los movimientos y giros.

P. Decid algo del estilo delicado.

R.

Este estilo anuncia en el alma una sensibi

lidad tímida; pero que al mismo tiempo maneja la

de otr05.

P.
R.

¿ En qué consiste cl estilo enérgico?

En cerrar en pocas palabras el sentimiento ó

tiempo maneja la de otr05. P. R. ¿ En qué consiste cl estilo enérgico? En cerrar

el ensamiento, para espresarle con mas fuerza,

y

P. ¿Qué se entiende por gravedad en el estilo?

R.

fundamente Ocupado en negocios arduos y de la última importancia. Pintar Como se ve, esplicarse como se siente, con los menos términos y mayor

arle mas resorte.

Es la manera con que habla un hombre pro

fuerza posibles, tal es el estilo austero y grave que

brilla solamente con su belleza.

P.

¿ Qué quiere decir vehemencia del estilo ?

R.

La celeridad de las ideas que se escapan co

mo los rayos de la luz , comunicada á la espresíon,

constituye la vivacidad del estilo : su facilidad en

sucederse aun sin velocidad , imitada por el estilo, caracteriza su volubilidad. Todo esto reunido

compone la vehemencia cuando es animada y alí mentada por el calor del sentimiento.

P. ¿Qué viene á ser el estilo difuso?

El que desenvuelve completamente los pen

samientos, y los coloca bajo diferentes aspectos. Son sus compañeras la magni cencia y la amplifi cacion.

A

P. Decid cuándo es un estilo familiar ó comun,

afectado y natural.

Es comun cuando es inferior al asunto ó no

tiene todo el arte que anuncia el género de la obra :

R.

R.

afectado cuando tiene mas; y natural cuando eon

viene al género que se escribe.

P.

¿ Sabido lo que es el estilo y sus propiedades,

me direis lo que son Pensamientos en la Elo

cuencia?

R.

Entiéndedse por ellos, no todos los actos del

entendimiento, sino aquellos que por su singula

en la Elo cuencia? R. Entiéndedse por ellos, no todos los actos del entendimiento, sino aquellos

-:29

ridad se señalan entre los otros : como este de Gar c¡laso :

Celebrándote irá, y aquel sonido Hará parar las aguas del olvido.

P.

I_{.

¿Pensamiento natural cuál es?

Es el que nada tiene de estudiado , nada de

art1 cioso. Véase este de Fr. Luis de Leon :

Despiértenme las aves, Con su cantar sabroso no aprendido.

No los cuidados graves.

P. ¿ Qué es pensamiento dulce P

R. Es el que mueve los afectos tiernos, y esplica

la pasion , que en castellano llamamos cariños; tal

es este de Virgilio :

Nos patrias nes, et dulcia línquimus arva, Nos patriam fugimus.

y este otro, mux acomodado a la situacion actual del que esto escribe :

¿Quién puede consolarse en tierra agena

Si de su cara Patria el dulce nombre

A cada instante en sus orejas suena?

P.

R.

¿Qué es pensamiento gracioso?

Es el que por el donaire de las ideas, é ima

genes , y muchas veces por particular primor del

orador ó poeta , nos deleita ,_sin atinar nosotros el por qué : como cuando Garcilaso dice :

Y de la blanca espuma, que movieron

Las cristalinas ondas se cubrieron.

2.

el por qué : como cuando Garcilaso dice : Y de la blanca espuma, que movieron

_30_

Hablando de los faV0res y mercedes que hacia un gran príncipe, dice Antonio Perez : « Hace las gracias con tanta liberalidad, que abre primero la mano para hacerlas que el que las pide para reci birlas. » Y Gracian hablando de las empresas teme

rarias é infractuosas, dice con gracia y novedad :

a Casarse , como Carlos Octavo , con la fama á secas, es buscar muger pobre y esteril. »

P.

R.

¿Qué es pensamiento cómico?

Es aquel aire ridículo que se da a las espre

síones para hacer burla de los vicios humanos sin

amargura, y sin rigor. Segun es mayor ó menor la abundancia de estos rasgos divertidos, se dice que se halla en el autor mas ó menos graeejo, ó sai

nete , que Cay0 Cesar llamaba vis comim. Plauto,

Moliére, Cervantes, y Moratín abundan en pensa

mientos cómicos; pero citarem'os aquí este de Gra

cian, que hablando deltestamento que hizo el Va lor, di6e : «Mando la lengua 'á los Sicilianos, y

habiendo duda entre ellos y los Napolitanos, de

claró , ue a las dos Sicilias. »

.

.

R.

¿

üé es pensamiento trágico?

_

Es la declaracion del desconsuelo y desam

paro en que se ve el hombre desesperado : tal es este verso de Virgilio :

Una salud 'víclí.r, nullam spemre salutem. A los vencidos solo queda un medio,

Y e's, no esperar remedio.

P. ¿ Qué se entiende por pensamiento vivo."

R. El que representa el objeto claramente y en pocos rasgos. Así cuando en la tragedia de Medea.

por Séneca , dice á aquella su nodriza, que nada le

claramente y en pocos rasgos. Así cuando en la tragedia de Medea. por Séneca , dice

_31_

queda contra tantos enemigos, y ella responde, Medea queda, en la respuesta está la viveza.

P.
R.

- Qué es pensamientofuerte?

Équel que , aunque no tiene tanto brillo como

el vivo, causa en el espíritu impresiones mas pro

fundas. Cuando Bossuet, despues de haber admi

rado las pirámides de Egi

to , edi cios erigidos

serva que son tumbas,

para sobrevivir al tíem o, o

con este pensamiento uerte, deja el alma sumer

gida en un abismo de re exiones morales.

P.

R.

¿Qué efecto produce el pensamiento atrevido?

Despierta la atencion por la fuerte sorpresa

de los rasgos y de los colores estraordinarios: co

mo se ve en este ejemplo :

Iba de muertes el cañon preñado.

Del descubrimiento y conquista del Nuevo Mun do por los Europeos escribe un historiador esta ad

mirable re exion. « ¡Qué antiguo hubiera jamas

imaginado que un mismo planeta tuviese dos hemis

ferios tan diferentes, que el uno había de ser sub yugado , y como tragado por el otro, despues de

una serie de siglos que se pierden en las tinieblas y abismos de los tiempos! »

P.
R.

¿ Cuándo es el pensamiento grande P

Cuando decimos una cosa que nos hace ver

otras muchas, y descubrir de una vez lo que no

podríamos esperar sino despues de una larga lec tura. Generalmente suelen hallarse en los dichos

estraordinarios de los grandes varones, como la respuesta que dió Alejandro Magno, cuando Dario

le ofreció la mitad del Asia si se desposaba con su hija. Por mí, le dijo Parmenion, aceptaría esta oferta; y tambien yo, le replicó Alejandro, .s-i

si se desposaba con su hija. Por mí, le dijo Parmenion, aceptaría esta oferta; y tambien

_32

fuera Parmem on. Lucio Floro nos mani esta en pocas palabras el gran caracter. de Anibal , la situa cion del mundo , el inmenso poderío de Roma ,

cuando dice : a nibal, fugitivo, corría toda la tierra buscando un enemigo al pueblo Romano. »

¿ En qué consiste la novedad en los pensa

_

P.

mientos ?

R. En casar ciertas palabras que jamas habíamos

visto juntas. Ejemplos : De la resurreccion de la

_

carne dice un orador: El sepulcro restituira su presa. De un privado , caído y perseguido , dice

otro: « Prófugo de corte en corte , parece que lle vaba la persecucion atada á su sombra. » Para ponderar la grande antigüedad de Egipto, así se

esplica otro: « En las pirámides de Egipto toca el

viajero los primeros siglos del mundo. » De un

monarca sabio y amante de los sabios, dijo otro :

« Este_ es el primer rey que hizo sentar la loso a

en el trono. »

-

V

sabio y amante de los sabios, dijo otro : « Este_ es el primer rey que

_33_

CAPITULO IV.

Del Número y Armonía del estilo.

P. ' Qué se entiende por Número oratorio?

P.

uede considerarse como una serie de instan

tes cortados en porciones simétricas. Estos espacios estan determinados por la puntuacion. Las pausas son relativas, unas á la necesidad y otras al agrado. Las primeras facilitan la respiracion, sirven para dar claridad á los sentidos parciales y para distin

guir los objetos : este es el n de la puntuacion ,

cuyo uso enseña la ortografía. Las otras pausas cortadas á casi iguales distancias , y con cierta pro porcion musical , son relativas al oído , y las que

propiamente constituyen el número oratorio : tales

son las sentencias ó periodos.

P.

iEsplicad lo qUe es el periodo?

P. s un pequeño discurso, compuesto de partes

tan encadenados entre

incompleto el sentido. Las partes componentes se llaman miembros; estos se componen de incisos :

sí, que hasta el n queda

y á la manera que el pensamiento puede dividirse

en dos , tres, ó cuatro sentencias, del mismo modo

(1:)l periodo puede abrazar dos, tres ó cuatro miem

ros.

P. ¿Dadme algunos ejemplos por los cuales vea claramente lo que acabais de esplicar?

lt.

De dos miembros. Siendo la patria la que

nos ha dado el nacímíento y lajbrtuna; debe mos , como buenos ciudadanas ,sacr( camoa por

ella. De tres. De.rpuer que Perseo yAntloco fueron

vencidos ; - - el pueblo romano re deslizó en delei

camoa por ella. De tres. De.rpuer que Perseo yAntloco fueron vencidos ; - - el pueblo

_34_

tes que estragaron las buenas costumbres , - y

oscurecíeron el resplandor de la virtud antigua.

De cuatro. Si el vicio es tan halagüeño, si el corázon humano busca siempre lo que le lisonjea,

si la virtud es mirada por los sensuales como

cosa áspera y desabrída ,' ¿por ué tantos es orzados varones se despojaron e la riqueza, del poder, y del nombre para abrazarse con

ella P

'Hay periodos de mas de cuatro miembros? *

. R. Él; pero generalmente hablando suelen ser

pesados y molestos, y toman el nombre de rodeo

P.

P. ¿Cuál debe ser la precisa longitud de las sen

tencias ?

R.

Al oído delicado , á la naturaleza y caracter

de la composicion y á los sentimientos que espresa toca decidirlo. El periodo corto es vivo y enérgico:

el largo grave,magestuoso y pomposo. En los cor

tos muy frecuentes se divide el sentido, se debilita la conexion del pensamiento, y se ofusca la memo ria. En los muy largos seguidos sufre la respira ci0n , se fatiga el oído y la atencion de los oyentes

ó lectoresr Deben pues interpolarse cortos con lar gos , para evitar la uniformidad_, y recrear al alma; pero sin cortar el vuelo á la 1magmac10n y á las

pasiones.

¿Qué reglas se deben seguir para la mejor

construccion de las sentencias?

Primero, que scan claras, precisas, enérgi

cas, y conserven la impresion de un solo objeto,

.

_

P.

R.

_

puesto que espresan un solo pensamiento. Por

tanto se desterrarán 105 paréntesis cuando 0l'uscan el pensamiento principal. Segundo , que vayan en aumento formando una gradaqion ó clímax : por

cuando 0l'uscan el pensamiento principal. Segundo , que vayan en aumento formando una gradaqion ó clímax

-35_

que una circunstancia poco importante, cuando ya

alma está puesta en agitacron, debilita toda la fuerza y termina en una desagradable frialdad.

e

Tercero, que en los miembros de un periodo en que

se

lanza en el lenguage y en la construccion; pues

comparan dos objetos, se guarde alguna seme

eorrespondiéndose las cosas parece regular que se correspondan las palabras. a El sabio es dichoso

cuando adquiere su propia aprobacion : el igno rante cuando adquiere la de otros. » Este es un contraste bien formado. Cuarto , que las caídas ó cadencias nales no terminen en palabra poco im portante, ni en monosílabos, á no ser que en ellos

se fu ndela fuerza y la energía, sino en palabras gra ves , llenas y magestuosas. r

P.
R.

¿ Qué se entiende par armonía de la frase ?

En la oratoria es la música del lenguage , que

por una feliz mezcla de números y sonidos espresa los movimientos de nuestros afectos y el espíritu de

nuestros pensamientos , y se pinta en ella á los oi

dos , de la suerte que se pinta á los ojos con los

colores. P. ¿En dónde debemos buscar los principios de la armonía del estilo?

En la naturaleza. Los objetos a radables y

suaves se pintarán con sonidos agradab es y dulces;

R.

los desagradables con áspe¡os; los lentos y jos con

graves , los movibles por sonidos del mismo género.

P.

¿Qué objetos podemos espresar por la analo

De tres especies : primero , otros sonidos :

gía de los sonidos ?

R.

segundo, las pasiones y conmociones del alma:

tercero, el movimiento.

P.

¿Cuáles son esos sonidos que pueden espre

sarse por la analogía de los sonidos?

del alma: tercero, el movimiento. P. ¿Cuáles son esos sonidos que pueden espre sarse por la

_35_

R. El murmullo de un arroyo, el ruido del

trueno , el silvido de los vientos , etc. y todo lo que se comprende bajo el nombre genérico de anoma

tope]a.

La abeja susurmnda , El trueno horrisonaule retumbaudo.

Rompu el cielo en mil rayos encendido Y con pavor horrísono cayendo Se despedaoe en lto'rrido estampida.

P.

B.

¿Cómo puede representar el sonido de las pa

labras las pasiones ó las conmocíones del alma?

Empleando para las pasiones violentas sonidos

ya fuertes, ya precipitados , ya abogados; para las ideas melancólicas , medidas lentas; para las de importancia , sabiduría, magni cencia, reposo, y satisfaccion, sentencias rotundas y numerosas; para la impaciencia y el temor y las pasiones muy vivas,

periodos cortos : como se ve en estos ejemplos.

Acude , acorre, vuela,

Traspasa el alta sierra, ocupa el llano, etc.

Me me .' adsum qui aci : in me couvertile fermm ,

0 Rutuli! meafraus omnis . ¡zi/cil ¡ste nec ausus,

.Z\'ec potuit.

y

V

Vraomo.

P. ¿Qué se puede espresar con las sílabas

largas?

R

La

Subo con tanto peso quebrantado

Por esta alta, empinada, aguda sierra.

di cultad y lentitud del movimiento.

s ? R La Subo con tanto peso quebrantado Por esta alta, empinada, aguda sierra. di

-37

Del golpe y de la carga maltratado Me alzo apenas.

P.
R.

' Qué denotan las sílabas breves?

a celeridad y vrveza del movimiento.

Cual súbito relámpago brillante.

P. R. ' Qué denotan las sílabas breves? a celeridad y vrveza del movimiento. Cual súbito

_3g

CAPITULO V.

De las Tropas á Traslaciones en general. '

P. ?Qué quiere decir Trapo ?

R. Es una palabra griega que quiere decir vuelta.

es lo mismo que si dijéramos mudanza, 0 (ras

y

lac1 on. Los tropos son unos modos gurados de ha

blar, por los cuales se aplica á una palabra un sen tido que no es rigurosamente el suyo. Así vela en

su sentido propio no signi ca embarcacion, pub solo una parte de ella, y sin embargo decimos una ota de cien velas, por decir de cien navíos te mando la parte por el todo.

P.

Esplicad el uso y efectos de los tropos.

R. Uno de los efectOs mas sensibles y mas fre

cuentes de 105 tropos es de despertar una idea prin

cipal por medio de otra accesoria. Por eso decimos cien fuegos por cien casas , la pluma por el estilo.

la lengua por el habla, etc. Los tropos dan mayor

energía á la espresíon del pensamiento : como en

en estos modos de hablar : estar inf/amado de

cólera :estar embriagado de deleites :despeñan «

(í un abismo de miserias : no conocer la cara al miedo.

P. ¿Para qué mas sirven los tropos?

R. Para dar hermosura y gracia á la oracion:

muerte llama igualmente á la choza del pobre

la

_7 al palacio del re_r. Sirven para templar , suavizar

dorar las ideas duras, tristes, desagradables, é

y

mdecentes , como se verá tratando de la Perifrasu. Sirven tambien para poner en cierto modo ante los ojos aquellas imágenes que nos presentó la vivaci

de la Perifrasu. Sirven tambien para poner en cierto modo ante los ojos aquellas imágenes que

-39

dad con que sentimos lo mismo que queremos

espresar : así decimos por semejanza : corre como

el viento; duerme como una piedra : y por esten si0n : se deja arra.vtrar del torrente de .ru.t pasio

nes; corre la vo: ; vuela lafa¡ha.

í

'

P.

¿A qué dais el nombre de imágene.rz

R. A aquellas pinturas, á aquellos rasgos que especialmente en la poesía nos ofrecen las cosas

tan claras , y digámoslo así , presentes, que no las escuchamos , sino que las estamos mirando. Así un gpeta en la descripcion que hace de la Desidia, ¡ce :

Dejóse en n caer en su regazo, Derramando acá un brazo, allá otro brazo.

P.

It.

¿Cuándo son viciosos los tropas?

Siempre ue no producen los efectos que se

han indicado. stas traslacioncs deben ser claras ,

fáciles , naturales , oportunas, adecuadas y graves.

Es una afectacion ridícula decir :suminírtranze el

licor ctíope , en lugar de tráeme tinta.

P.

R.

Como se dividen

los tropos?

-

ilgunos rctóricos los div¡den en dos géneros

esto es, en tropas de díccion, y en tropos de en samiento ó sentencia , para mayor claridad e la.

materia.

'

esto es, en tropas de díccion, y en tropos de en samiento ó sentencia , para

,

,.,

w_

CAPITULO VI.

De los Tropas. Metáf0ra , Sine cdoque, Metouimia, Antoo nomasia, Alegoria, Ircnía , Perifrasís , Hípérbole.

P.

R.

¿Qué viene á ser Metz¿fom?

Es uno de los tropos mas principales : es el

alma, es el nervio de la elocuencia : él embelesa , atrae , enternecc , espanta , rinde á los oyentes. La metáfora cría un nuevo mundo , un nuevo idioma:

por ejemplo; los cuidados son despertadores del

alma, las palabras impuras son cuchillos de la ho

nestidad, verdugos del recato : la guerra es un in

cendl'o : el hombre a es un Icon, ya un tigre .- las

(

leyes son el freno e la república: Cíceron es un

río de elocuencia : al desd¡chado le cerca un en

jambre de desconsuelos: el Asia, cuna del género

humano. P. ¿Cuándo es viciosa la metáfora ?

R.

1. Cuando se saca de términos y lugares ba

jos, como la del gue dijo : « el diluvro fue la lejía

dela naturaleza.» . Cuando es forzada y, arrastra da de término mu remoto , como la de aquel. Nace el hombre con reve vida, como la or, cu_) a

cuna es la aurora,

y su

sepulcro el

ocaso.

3.

Cuando la analogía entre el signo y la cosa no es

natural, ni la comparacion bien perceptible , como

la de aquel que dijo á su dama : Bañare mis manos en las ondas de tus cabellos. 4. Cuando se saca de objetos poco conocidos, ó demasiado cientí cos, como esta : « desde el apogeo de su prosperidad, »

en lugar de , « desde la cumbre de su prosperidad.»

5. Cuando la que solo conviene al estilo poético se

prosperidad, » en lugar de , « desde la cumbre de su prosperidad.» 5. Cuando la

ju _

introduce en el discurso oratorio, en donde no se

puede llamar doradas madejar del aurora al res plandor del alba. 6. Cuando se saca de objetos inho

nestos , ó torpes or su sonido, ó signi cacion ó interpretacion m icíosa, como la de aquel que

dijo: « Con la muerte de Cipion quedó cartrada

la

república , » pudiendo haber dicho , huérfana.

7. Cuando se toma de objetos_opuestos, ó repug

nantes, óde términos incoherentes de comparaciou,

como si dijéramos 1m torrente que se enciende, en vez de que se precipita. 8. Cuando por su profu sion y amontonamiento hacen pesada y confusa la oraci0n en lugar de adornarla e ilustrarla. v

P.
R.

¿ Qué es Sinécdoque P

Poner la parte por el todo : vela por navío.

El todo por la parte : los que beben el Tormes »

cristalino. El atributo por el sugeto, ó sea el sus tantivo por el adjetivo ó el abstracto or el concreto :

el borrar del calabozo, por el cala ozo horroroso:

la beldad de Belinda, por Belinda bella. La ma teria por la obra : acero por espada. El género por la especie : ¡ o necios mortales! en lugar de; ¡o necios hombres! El singular or el plural, y al contrario : el soldado de en e l patria, por no decir soldados. Los Cicerones, los ésarer, losAní bales, los Cider. Los antecedente>;or los consi guientes, como : Pedro se cansó vivir, esto es

murió. Los consecuentes por los antecedentes;

como : los campos piden agua, por decir que no ha llovido. A la gura espresada en los dos últi

mos ejemplos llaman Metalepsio .

P. ¿ Qué es Metonimia P

R.

»

Poner una cosa por otra por cierta conexion

que las une : ora poniendo la causa por el efecto :

resiste el sol, por decir el calor; ora el efecto_ por

cierta conexion que las une : ora poniendo la causa por el efecto : resiste el

_¿2

la causa; la muerte pálida. Ya el autor ó inven

tor de la cosa, por la cosa misma: Baco por el vino , Marte por la guerra , Virgilio por su obra.

Ya el continente por el contenido; comer un buen plato, por un buen manjar. Otras veces el conte:

nido por el continente , como : San Pedro, Santa

Sofía, por sus templos. El nombre de un país por

sus habitantes : Los triuny bs de España, .e's decir, de los Españoles. El cielo por Dios: el cielo tus virtudes remunerc. El signo por la cosa Si8[lir cada : la tiara por el ponti cado : la togu por la magistratura : la oliva por la paz : la espada ó las

armas por la profesion militar.

,

P. ¿ Qué se entiende por Ántonomasia P

'R. Es una especie de sinécdoque por la cual se pone un nombre comun en lugar de uno pr0pio, ó

la patria por el sugeto , ó un epíteto comun para

particularizar á una persona , ó un nombre propio

por otro comun, etc., como : El apostol por San ablo : el Mnntuano por Virgilio , natural de Man tua : D. Jaime el Conquistador : y para decir que

un hombre es muy callado se dice, es un cartujo.

P.
R.

' Cuáles son los tropos de sentencia ?

ida alegoría, la ironía, la pert]iusís, y la

' Qué es la Álcgoria?

na metáfora continuada. Tal es la oda 14

hipe rbole.

P.
R.

del libro 1 de Horacio, en que la nave es gura dela República romana; las olas y las tempestades, lo son de las guerras civiles , y el puerto lo es de la paz y union á que el poeta exhorta ú los Roma nos. Son tambien Alcgorias los enigmas, las fá bulas , las parábolas : lo son igualmente los gere glífícos, con la diferencia de que en aquellas es

presan las palabras lo que los colores en estos. El

los gere glífícos, con la diferencia de que en aquellas es presan las palabras lo que

¿3_

geroglt co eseita dos imágenes; la que se ve repre senta á la que no se ve. P. ¿Qué entendeis por Imnla9

R.

Por medio de la ironía damos á entender lo

contrario de lo que dacim0s Es lo mismo que si dijéramos cscarmo. Así en el Génesisrvemos como hace Dios esearnio de la soberbia de Adan. He

aquí Adan, como se ha hee/zo uno de nos, sa

biendo el bleny el mal. lrónicamente se dice ti un cobarde ue es un Cid, á un mal poeta, omo Virgilio. A Sancho Panza decía írónícamenlo:

Llegaos a' mí que me mama el dedo.

P.

¿ Cómo se conoce si la intencion del que ha

bla es irónica ?

R.

Por el tono de la voz y el gesto, que se

hallan en contradiccíon con las palabras, y mucho

mas por el conocimiento del doméríto y circun stancias de la persona de quien se habla.

P.
R.

¿ Qué cosa es Per¿'/'ra.rír P

Es un circunloquio, ó rodeo de palabras con

que se esplica alguna cosa, que pudiera decirse en

una : como cuando Góngora pudiendo nombrar á Córdova p á Guadalquivir en dos palabras, usa de

esta nobí ¡sima perifrasis :

¡ 0 escelso muro! ¡o torres levantadas De honor, de magestad, de gallardia!

¡O gran río, gran rey de Andalucía , De arenas nobles ya que no doradas!

Sirve la perifrasis , cuando en lugar de nombrar una persona , la señalamos de un modo indirecto con algun accidente histórico , tomado de su vida, origen , proezas ó muerte; como : el conquistador

.

un modo indirecto con algun accidente histórico , tomado de su vida, origen , proezas ó

44,

de Mejico por Hernan Cortés : el info alado de Venus or Cupido. P. ¿ ué otro nombre tiene en castellano la Hí

pérbole :

R. Ponderacion, 6 encarecnmient0. Se dice de

una persona muy lenta en su andar, que tiene pie:

de plomo. En el capitulo m del Éxodo se lee : Yo

03 daré una tierra por donde correrán arroyos de

le che y miel, por decir una tierra fertilisima. A

veces la hipérbole es cómica como las que pone Quevedo en un soneto hablando de unas nances,

y

esta otra de Gerardo Lobo :

De Elochosa, y Bondonal

Se llevó los habitantes Un arroyo mucho antes

Del diluvio universal.

otra de Gerardo Lobo : De Elochosa, y Bondonal Se llevó los habitantes Un arroyo mucho

.- A*

45_

CAPITULO VII.

De las Figuras B.etóricas. Repeticion, Simploce, Condu plieacion, Traduccion , Gradacion, Conjuncion , Disyun cion, Zeuma, Disolucion, Cadeneia semejante, Antistrofe.

¿A que se da el nombre de Figura en la Reto

rica ? R. Figura es lo mismo que esplicacíon de algun afecto interior, ó alguna idea notable , hecha ó por «cierta disposicíon que se da á las palabras, y se llaman gurar de diccian, ó por ciertos movimien

tos que hace el ánimo, y se dicen guras de ren tencia, ó de pensamiento. Siempre que me hallo.

P.

agitado interiormente , y quiero desahogarme de aquella pesadumbre, que me oprime, me esplico con alguna de estas espresiones á que los Retórícos

han puesto sus nombres. Estoy turbado , pregunto; pasmado, levanto las manos al cielo, y esclamo; a igido, pido merced; enojado, amenazo; desespe rado , traigo por testigos á los vivos y á los difun tos; desengañado, concluyo con algun estremo de dolor, como en este ejemplo de Ulloa:

Hermosura infeliz, siempre nacida

¡Para mortal estrago de la vida!

P. ¿Las guras de palabra no sirven mas que

para el deleite? R. No lo entiendo así; porque tales guras;

mayormente si las tratan buenas manos, siempre

declaran los accidentes de alguna pasion

Pues el

esceso del dolor, de la alegría, del odio, y del

3.

manos, siempre declaran los accidentes de alguna pasion Pues el esceso del dolor, de la alegría,

_45.;

amor causan en el hombre tales movimientos, j lo llevan, y lo traen y lo levantan con agitacione

que corresponden á una repeticion , conduplica cion, conversion. ¿Quién puede negar asimnsmo que el dolor á ratos se" mitiga, á ratos se encona

y

que el eorazon vuelve á padecer los sentimiento:

que ha e5perimentado; y que repitiendo algunas palabras, como si en ellas hiciera pausa ,. ó des

cansa ó se harta de sentir, volviendozisus amar 05 recuerdos? Así Nestor en Homem decía : « lli

yace el grande Aynx, alll el grande Aquiles, allí mi hijo, mi querido hijo allí. u

P.

R.

Qué es Repeticion?

É]s usar de una misma voz al rincipio de los

miembros, ó incisos de la

g. Camoes:

Despues de tantos días malogrados, Despues (le tanlas noches mal dormidos, Desplles de tantas lágrimas vertidas.

La repetícion da rmeza y energía á lo que se dice, señala distintamente los objetos, hace que

nos detengemos en cada uno de ellos notando la

sucesion de actos , y se veri ca en cualquiera partc de la oracion. Decía Hernan Cortés á sus soldados

antes de acometer á los de Narvaez su_rival : «A

usurparos vienen cuanto hahcis adquirido, y ha

cerse dueños de vue.rtm

libertad, de vuestras ln

ciendas , y de vuestrm esperanzas. Su_7as han de

llamar vuestras victorias; syyá la tierra que habeis conquistado con vuestra sangre; suya la gloria d;

vuestras lmiañas. n

P.

.

.

¿Cuándo se halla en la oracion la gura

Símplocc 0' Complexion ¡'

R. Cuando sc encuentran juntas le repeticiony

se halla en la oracion la gura Símplocc 0' Complexion ¡' R. Cuando sc encuentran juntas

conversion : como en este testimonio de San Pablo :

u

de Abrahan? Yo tambien. ¿Son ministros de Cristo?

¿ Son Israelitas? Yo tambicn. ¿Son descendientes

Yo tamblen. »

P.

¿En que consiste la Conduplicacíoni

R.

En doblar, ó re etlr seguidamente una misma

palabra en el princip del periodo. V. g. Gamoes:

Amaina, dijo el Maestre, á grandes gritos, Amaia. ,' ¡maina, dijo, la gran vela.

El panegírista de Marco Aurelio habla así de la

bene cencia y modestia de este Emperador : u Los

pueblos invocaban á Marco Aurelio, 5 Marco Au

relio les consolaba en sus desdíchas. To os adoraban

á

cicnsos. » Y Arias Montano en la traduccion de los

Cantares de Solomon ;

Marco Aurelio, y Marco Aurelio huia de sus in

¡Dadme, darlmc del vino que no muera!

Poned manzanas á mi cabecera

Y otros olores con que me consuelo.

'l raed, traed de vino vas05 llenos, Henchid , benchíd mis senos

De olor que dentro de mi pecho cuela, .

Porque de amor el corazon me duele.

P.

R.

¿Qué tiene de singular la conduplícaclon l

Que de ordinario tiene mucho de patético, y

muchas veces hace el discurso sublime : como cn

este ejemplo de Camoes :

A_l cielo cristali 0 levantando

Con lágrimas ojos amorosos. Los ojos, pues lbs ¡uanos le está ¡tando Uno de los ministros rigurosos. '

levantando Con lágrimas ojos amorosos. Los ojos, pues lbs ¡uanos le está ¡tando Uno de los

.¿8 .

P. ¿ A que se reduce la Traduccion P

R.

A repetir una misma palabra con alguna mn

danza del caso , del género, del número, del tiempo.

V.

g. « Preciosos son los tesoros de la amistad , pre

ciosa su compañía; preciosos sus bene cios. » Ni mas ni menos es traduccion la de este refran caste

llano : « Carne carne cría , y peces agua fría, n y

aquel verso de Garcilaso :

'

Y aquella por quien muero si muriera.

P.

R.

¿Qué es Gradacíon ó Climax?

Es una cadena de espresíones que va su

biendo de punto , como en los ejemplos siguientes. « Así como suele decirse , el gato al rato , el rato á ¡a cuerda, la cuerda al palo : da el arrier0 á San cho, Sancho a la moza, la moza á el, el ventero

la moza y todos menudeaban (los golpes) con

tanta prisa que no se daban punto de reposo. »

Y

a

este otro : « Numa fundó las costumbres romanas,

en el trabajo; el trabajo en el honor; y el honor

en el amor de la patria. »

P.
R.

¿En qué consiste la Conjuncion?

En el enlace que tienen los incisos por medio

de las conjunciones. De esta manera se es lica una doncella israelita pintando la mortandad e su na cion ordenada por Aman : « ¡Qué mortandad por todas partes! Se degüella á un tiempo mismo á

los niños , y á los ancianos , Y á la hermana,

hermano, y á la hija, y a a madre, y al abrazado con su padre. »

al

ijo

P.

¿Qué cosa es Dis_yuncíon?

R.

Es el discurso no sujeto al enlace de las con

junciones : como aquello de Julio Cesar : Vine, vi,

vencí. De las últimas acciones de la vida de Marco

enlace de las con junciones : como aquello de Julio Cesar : Vine, vi, vencí. De

_49

Bruto dice un político : « Bruto quiere dar á Roma

la libertad, levanta un ejército, acomete, pelea,

se mata. »

P.

' Qué se entiende por Zeuma?

R.

uchos incisos regidos todos por un verbo :

como en este ejemplo : a Caballos produjo Córdova:

Jarama toros feroces : insignes capitanes Castilla; Aragon insignes reyes. »

P.

¿Qué viene á ser Dirolucíon P

R. Disp05icion de incisos, ó sentencias regidas cada cual de su verbo. Así dice Cervantes : « Quedó

pasmado D. Qui'ote , absorto Sancho ,. suspenso el

primo, atónito el page, abobad0 el del rebuzno; y

nalmente espantados todos los que oyeron las ra

zones del Titerero. »

P.

R.

¿Tiene lugar en castellano la gura llamada

en latm .rimiliter cadens, como si d¡jéramos nal ó

cadencia semejante?

Si : « No basta, dice el obispo Guevara , que

el juez sea verdadero en sus palabras , mas ha de ser tambien recto en sus obras; que ni el amor le venza , ni el temor le rinda , ni el ruego le ablande,

ni el regalo le corrompa. » Aquí se ve que las cláu sulas al cerrar la sentencia tienen una caída seme jante , mas de ningun modo consonante.

¿A qué se reduce la Antístrofe: _

A re etir al cabo de los incisos alguna ó al

P.
R.

gunas pala ras; como en este ejemplo de Cervantes:

« Ahora digo yo , dijo á esta sazon D. Quijote , que el que lee] mucho, y anda mucho, ve mucho, y sabe mucho. »

« Ahora digo yo , dijo á esta sazon D. Quijote , que el que lee]

50

CAPITULO VIII.

De las Figuras de Sentencia. Antitais, Ampli caeion

Epifonema, Énfasis, lntex rogeeion, Deprecacion , ¡lo

4

licencia, licencia, Pretericion , Correccion, Subjocioa

,

ó Hipófora, Anticipaeion y Apóstrofe.

r

Pi ¿Qué viene á ser Ant/tesis?

R.

Es lo mismo que si dijémmos contrarledadt :

oposici0n de palabras a pa abras, de sentenciasa sentencias. En esta gura, los pensamientos sr

oponen unos á otros para que resalten mas : mas m

debe girar sobre las palabras sino sobre las cosas, e

fondo debe ser cierto , y_jamas demasiado multipli cado. Pero esto se conocerá mejor ilustrándolo cor algunos ejemplos. D. Quijote dice á Sancho Panza « Yo Velo cuando tú duermes; y lloro cuando tú cantas; yo me desmayo de ayuno cuando tú estas perezoso y desalentado de puro harto. » Cornelile en la Tragedia de Cinna pone en la boca de Au» gusto la siguiente antítesis :

Je ne m en suis vengé qu'cn te donnant la vie:

Je te s prisonnie:* pour te combler de

Me e0ur i'm la prison , mes favenrs tes líens.

biene,

Un contraste de situaciones patéticas one ut:

elocuente escritor , llamando la atenclon tierno s recuerdos con la representacion y el ejemplo de varones fuertes : « En la adversidad (dice) y humi llacion resplandece la verdadera fortaleza : me pa rece que veo á Sócrates bebiendo el veneno, á F a

bricio sufriendo su pobreza , á Cipion muriendo en

: me pa rece que veo á Sócrates bebiendo el veneno, á F a bricio sufriendo

»5]

<:_

el destierro , á Epiteelo escribiendo en la prision,

á Séneca mirando con tranquilidad abiertas sus

y

venas. n

P.

R.

¿_ Qué es Ampli cacion?

'

Es una gura que se comete cuando la frase

y

cada una á la precedente , añadiendo como' por gru dos, mayor fuerza y valor »á la proposicion. Oiga

sentencia que sigue á la primera dan incremento

mos lo que dice Ci0eron contra Verres : u Atentado es aprismnar á un ciudadano , es una maldad azo

tarle, 'y casi un parricidio darle muertel ¿qué

diremos de clavarle en una cruz?» Y este otro ejemplo de Guevara : « Para emprender una cosa es menester cordura ; para ordenarla esperiencia .

y

para acabarla paciencia ; mas para sustentarla es

menester buen esfuerzo, y para menospreciarlu grande ánimo. » Y D. Diego Saavedra : n Desva necersc con los loores propios. es ligereza del juicio; ofenderse de cual uier cosa, es de particulares;

disimular con muc os, de príncipes; no perdonar

nada, de tiranos. »

.

P. ' Qué entendeís por Epi/onemq? _

R.

saca el orador ó el poeta. Es un vpensamiento, que

sorprende , colocado al n de una relacion ó ins

Ïa conclusion , que en algun lance cstremado

eri cion : ó bien una re exion corta, juiciosa, lo

só ca que nos hace conocer la Verdad de lo que se

ha dicho : es la última incelada que se acaba de

trazar. Véasejaqui aquel a escelentis¡ma de Taso:

-Al golpe todos tres dospedazndos Bajaron á las sombras infernales:

¡Aprended rcl¡gion de aquí, Mortalul

Cornelio Túcito nos dice en sus Ámles : a Se asd

á las sombras infernales: ¡Aprended rcl¡gion de aquí, Mortalul Cornelio Túcito nos dice en sus Ámles

_52_

gura que Tiberio siempre ue salia del Senado es clamaba : « ¡O hombres, echos para la esclavi

tud ! » Elanismo enemigo dela libertad se causaba

de tan baja servidumbre y paciencia. » Y Quintana

despues de estenderse sobre los males que á ve

ces sufre e_l malvado.cn este mundo , concluye di ciendo :

¡Ay! al perverso

Este in erno talvez en vida alcanza;

Si aun le sigue á los reinos de la muerte,

¡ Qué terrible, oh mirtud, e: tu menganza.

P.

R.

¿ Qué es Enfasz s?

Es una breve esplicacion misteriosa , á veces

una sola alabra , que en el lugar que ocupa signi

ca muciio mas de lo que descubre á primera vista.

Un célebre trágico frances en la tragedia intitulada

Bruto , despues que en este personage manda que

su hijo sea conducido al sup icio , dirigiéndole la

palabra , dice : « Ven á abrazar á tu padre : él ha debido condenarte : pero te hubiera perdonado á

no ser Bruto. »

Mais s il n'était Brutus, il t allait pard0nuer.

Julio Cesar queriendo animar al ¡loto que le pa

saba de Epiro a Italia, en medio e la tormenta , le

dice : No temar, llevax á Cesar : esto es, al que

la fortuna acompaña siempre. P. ¿Qué viene á ser la lnterrogacion? _ R. Es preguntar, no como quiera para saber, sino para estrechar , para reprender , para confun

dll al contrario. Sirve para variar el estilo y dar alma al discurso , picando la curiosidad de los oyen tes, para hacerlos mas atentos. El Obispo'de Urgel

estilo y dar alma al discurso , picando la curiosidad de los oyen tes, para hacerlos

para retraer á los Catalanes de la guerra , les dice :' n ¿Quién me'or que vosotros ha tocado lo tenue de

vuestros eau ales ?

¿Dónde estan los comercios?

¿dónde los tratos y navegaciones? ¿Hácia qué parte

¿Cuáles son los famosos

son vuestras conquistas ?

capitanes que han de gobernar vuestras huestes ?

¿Cómo se llama el puerto en que asisten vuestras

armadas para guardar vuestras costas? ¿En qué

campañas se apacientan los briosos ginetes de que habeis de formar vuestros batallones ? ¿ Cuáles son entre vosotros los industrios0s ingenieros que han de delinear vuestros fuertes ? » Y el Metastasío : .

Vendida, abandonada,

Herida y despreciada , El tálamo y el trono Te ofrezco, y te perdono ; '

¿ Y á compasion de mi no te has movido?

¿ Qué tigre te crió? ¿dónde has nacido?

P. ¿Qué se entiende por Deprecacion?

R.

_

Es una esplicacíon humilde con que implora

mos la merced de otros. Sirve tambien para traer

por testigo de nuestro atan a Dios, á los hombres, á los cielos, á la naturaleza, etc. Las lágrimas, las

humildes plegarias, el recuerdo de los bene cios,

el abatimiento

son el lenguage de un alma que

, implora favor, y que suplica. Virgilio en el libro tv

de la Eneida hacer hablar así á Dido :

¿ Huyes? Por estas lágrimas te ruego,

Por esta mano tuya que me diste. (Solo aquesto lay de mi! ya me ha quedado)

l

Por la fe conyugal que promeüste ,

ñ

Por el dulce himeneo comenzado,

t

Y si algun bene cio recibiste,

Por la fe conyugal que promeüste , ñ Por el dulce himeneo comenzado, t Y si

Y si fue con mi ardor tu amor premiado ,

Moverte pueda á compasion mi acento; Puedo mudar tu docntado intento. H. DI Vansco.

P. :Qué es Iiet¡cencia?

R.

i or esta gura el orador arrebatado de un

movimiento de furor y de indignacion, rompe dr repente el hilo de su discurso, muda deasunto sin acabar aquel que ha principiado . de modo que su facil de adivinar lo que suprime : otras veces la modestia ó la prudencia deja tácita la espresíon y

disimulado el concepto. Viendo el Salvador la mí scrable ciudad de Jerusalen. comenzó á llorar, di»

ciéndola por San Lucas : « ¡Si conocieses ahora tú la paz 'y los bienes que en este día tuyo te ve

nían

Mas, todo esto está ahora escondidoá

tus ojos. » Así Neptuno al ver dispersa la a'rmad

de Eneas, por la tempestad que zi ruego de Jun»; escitó Eolo, llama á los vientos y los reprende :

Decid, desmesurados y atrevidos,

Tanto cu vuestro linage con astes Que sin mi permision tantos ruidos

En

Yo as juro

tierra, en aire y mar alzar osaslesi

mas los mares removidos

Conviene sosegar. H. n: mesco.

P.

¿Qué signi ca la gura LicenclaP

lt Es una manera de hablar libre y Estraordi nana en ciertas circunstancias; pero no sin tem

plz_mza y tino : pues lo contrario en lugar de ser r1mor de elocuencia, será escaso de mala crianza

or tanto no es esta gura para muchachos, ui

contrario en lugar de ser r1mor de elocuencia, será escaso de mala crianza or tanto no

para hombres que no suben de iosol la del eora2mi, Véase este ejemplo de Demóstenes. «¿Qué nunca habeis de hacer otro que andaros por esa ciudad , preguntando unos á otros , que noticias hay ? ¿Ha

muerto Fili o ? dirá este : no, responderá aquel,

solo está en ermo. ¿Y que os va á vosotros en que viva Filipo , ó en que muera? Aunque el cielo os librase de él vosotros os hariais otro Filipo. »

P.

¿Qué se entiende por Pretericion á Preten

mí.vion :

R.

Es aparente omision de lo que se dice con

otro modo : asi como el language

mas ahinco; ó de

de la Reticencia es el silencio, el de la Pretericion consiste en hablar mas de lo que se propone el orador. Oigamos á Ciccron contra Vorrcs , cuando

dice : a Nada diré de su lujuria, nada de su inso lencia , nada de sus maldades y torpezas; solo hablaré de sus usuras y concusiones. u

P. ¿ Qué cosa es Correccion P

B.

Es una gentil manera de ampli car retractando

lo dicho con lo que se está dic:endo. Así Marcial

dice : « Zoilo , no eres vicioso , sino el mismo vicio. »

Y

un historiador elocuente : u La codicia y el cebo

de la predominacion siempre se han disputado el

cetro , digamos mejor el yugo de las naciones.»

P.

¿Qué viene á ser la Subjecíon, ó Ante0cupa

cion ó Hi ófora

B.

Es a gura, por medio de la cual pregun

tamos , v respondemos á nuestra pregunta: como cuando Ciceron , en la oracion en favor de Celio ,

dice : « ¿No llamariamos enemigo de la república

¡i

aquel que violase sus leyes? Tú las quebran

taste. ¿Al que menospreciase la autoridad del Se nado? Tú la oprimiste. ¿AI que fomentase las sedi ciones? Tú las escitastc. » Otras veces.preguntamos

autoridad del Se nado? Tú la oprimiste. ¿AI que fomentase las sedi ciones? Tú las escitastc.

55

á una persona, y le ngimos la respuesta que tene mos de antemano preparada ara destruirla con esta arma de confutacion. As1 un lósofo francos arguye contra el suicidio, dirigiendo la voz á un su puesto suicida.

« ¿Tú quieres salir de la vida? Cierto , me dices,

. porque te cansa ya el vivir tanto. Yo quisiera saber si has empezado ya. ¡Qué! ¿fuiste criado en la

tierra para vivir ocioso? Parece que me vas á decir que estás de mas. ¿Pero el cielo no te impone con

la vida algun cargo que cumplir? ¿Qué respuesta ¡o infeliz! tienes prevenida para cuando el sobe rano Juez te pida cuenta del tiempo? Tú me dices que la vida es un mal : ¿y hallaras por ventura en el orden natural algun bien que no esté cercado de

males? La vida , repites, es un mal para el hombre

bueno, siempre olvidado ó perseguido : pero ¿ no

sabes que tarde ó temprano es consolado , y que la

virtud no espera el premio acá en la tierra? »

P.

¿ Qué entenders por Preocupacion ó Antici

pacíon :"

R.

Es la prevencion con que nos adelantamos á

refutar las razones de los contrarios antes que nos

las aleguen. Otras veces nge el orador que no acierta á declarar lo que siente. V. g. «He pen

sado si lo diría , he tantead0 el modo de decirlo , es

posible que os amargue mi esplicacion, pero en re

solucion , vosotros mortales, sois la perdicion unos de otros. u Ciceron en la oracion segunda contra Vcrres , previene los ánimos de los jueces de esta

manera. « Si alguno de vosotros ó de los que estan aquí presentes, se admirase acaso de que habién

d_ome ejercitad0 tantos años en los juicios públicos, s1empr_e para defender á muchos, nunca para con

denara alguno, ahora , cambiada a voluntad, haya

los juicios públicos, s1empr_e para defender á muchos, nunca para con denara alguno, ahora , cambiada

_ 57

'

a

. el primer actor. »

bajado al o cio de acusador; podrá reconocer el motivo de mi nueva determinacion, y justi car mi

intencion creyendo que no puedo en esta causa ser

P.

¿Qué es Apóstr0fe ó Invocacíon P

.

'.

R.

Conversion del razonamiento a alguno á des

hora, y como por movimiento estraordinario. El

alma agitada por una violenta pasi0n , ó sumergida

en un delirio profundo semejante á los sueños;

salva las distanc1as, abre las tumbas, vuelve la vida

a los muertos , y' los habla como si vivos y presen

' tes nos cscuchasen. Ejemplos.

Un autor moderno

.

hace esta sublime y patética invocacion para con

: vencer y confundir á un ateista. « ¡O tú, Natura

:_

leza , madre universal! tu testimonio y tu socorro

2 imploro! Abre tus tesoros, de'scubre tus maravillas .

«l 1mpio, para que por tus obras tribute al Su

[ premo Autor de todas las cosas el debido amor, ad

miracion y reconocimiento. Tierra, que le susten tas, aguas, que fertilizais los campos, aire, que le das vida , truenos y tempestades, que puri cais la esfera, llenadle de terror profundo. Flores, que psmaltais los prados , yerbas , ue le dais la salud , fuentes , que parts los ríos, ár oles, que le defen deis de las injurias del sol, predicadle que un Dios

eterno é in nito es su criador y el vuestro.» Otro elocuente escritor, en alabanza de la virtud, invoca á los muertos de esta manera. « ¡Manes ilus

tres de los Fabricios y Camilos! imploro vuestro ejemplo. Decidme : ¿con qué arte dichoso hicisteis

a Roma señora del mundo, y tantos siglos llore

e-iente ? ¡Glorioso Cincinat0!

tante á tus rústicos hogares :seas el espejo de tu tratria, y el terror de tus enemigos : guarda para ti la virtud , y deja el oro á los Samnitas. »

Vuela otra vez triun

tratria, y el terror de tus enemigos : guarda para ti la virtud , y deja

.

- ss

Es nobilisima la apóslrofe de Camoes al solenla muerte de Doña Ines de Castro :

Bien pudieras, o Sol, en aquel día Negar tu luz á tan atroz escena, ete.

Y la del Taso á Colon.

Tú volverás, Colon, á un nuevo polo Tan allá tus felices masteleros

¡Qué espresiva es la de Fr. Luis de Le0n en la 0da á laAscensmn ?

¿ Y dejas, Pastor santo, Tu grey en este valle hondo, oscuro, Con soledad y llanto?

¿ Y tu rompiendo el puro

Aire te vas al inmortal seguro?

Los antes bien badados,

los agoro tristes y a igidos

A tus pechos criados,

Y

De ti desp0soid05, ¿ A dó convertirán ya sus sentidos ?

¿ Qué mirarz m los ojos

Que vieron de tu rostro la hermosura , Que no les sea enojos? Quien oyó tu dulzura , ¿Qué no tendrá por sordo y dewenlura ?

Aquesta mar turbado

¿ Quién le pondrá ya freno ? ¿ Quién concierto

, ¿Qué no tendrá por sordo y dewenlura ? Aquesta mar turbado ¿ Quién le pondrá

v

v-

59_

Al viento ero air-ado , Estando tú encubierta?

rng

A

¿ Qué norte guiará le nave al puerto?

¡Ay! nube envidiosa , Aun de este breve gozo ¿qué te aquejas? ¿ Dó vuelas presurosa?

¡ Cuán rlea tu te alejas!

¡ Cuáu pobres y cuán ciegos ¡ay! nos dejas! a

¿qué te aquejas? ¿ Dó vuelas presurosa? ¡ Cuán rlea tu te alejas! ¡ Cuáu pobres

_>60_

CAPITULO IX.

Concesi0n , F;clamacion , Imprecam ou , Conminacion , Duhitacion , Suspension , Comunicaci0u, Descripcion, Etopeyn, Epílogo, Congeries, ó Aglomeracion, Preso popeya , Simi! , Paralelo , Imposible, y Divinacion.

P.
R.

¿Qué se entiende por Concesion?

Es una gura por la cual se concede algo para

sacar mas partido. Por ejemplo; concederemos al ambicioso que es loable el deseo de gloria, mas no

de una gloria vana y funestaá los hombres : al ce

loso ciudadano, que el amor a la patria es noble virtud , mas no cuando se funda en odio de las de mas naciones : al otro que las riquezas son útiles , mas no cuando son mal empleadas. Un ingenioso orador, hablando de los bienes y males del oro, quiere conceder á sus contrarios los primeros, y probar que pesan mas los segundos: « El oro, de cís vosotros , alienta los ingenios : lo concedo : mas ¿cuántos corazones corrompe antes? Convengo en que fomenta las artes : y si estas escitan el lujo ¿ no es este un contagio que in ciona á todo un reino? Tampoco negare que el oro ha hecho cono

cer naciones remotas , haciéndolos comunicables :

mas ¿ cuánta sangre de sus inocentes naturales no se ha derramado para descubrirlas, y quererlas cí

vilízar? ' Y cuántas nuevas guerras no han na

cido en ia Europa para conservarlas esclavas ó aliadas? »

P. ¿Qué cosa es Esclamacíon P

_R. Es la espresíon repentina del espanto, de la tristeza. de la alegría, o de otro afecto vehemente:

es Esclamacíon P _R. Es la espresíon repentina del espanto, de la tristeza. de la alegría,

61_

deben acompañarla y sostenerla , ya la repeticion , ya la interrogacíon. Ciceron para oscilar la indig

naeion pública contra el suplicio que se acababa de hacer en un ciudadano romano, así acaba la nar racion : u ¡Oh nombre dulce de libertad! ¡Oh de

recho ilustre de nuestra ciudad! ¡Oh leyes Porcia y Sempronia! ¡10h tribunicia potestad, tantas ve

ces deseada, y en otro tiempo restituida al pueblo romano!» Y Corneillc : «¡Oh siglos! ¡Oh memo rial Tan dueño soy de mis afectos , como del Uni \crso; lo soy, lo quiero ser. »

P.
R.

¿ Qué es Imprecacion ."

Es una manera de maldicion de suma e cacia

en la elocuencia. En esta gura se encierra todo lo mas sublime de las metáforas, lo mas fuerte de

los hipórbolcs , lo mas duro de los contrastes, y lo

mas terrible de las imágenes, tanto mas e caces, en

cuanto son tomadas dc la naturaleza visible y -prc

sentadas con una enfática sencillez, de que ofrece muchos ejemplos la sagrada Escritura. En boca de Jeremías oignos esta maldicion, comprendida en

una sentencra -. « ¡Maldito sea el hombre que confía

en otro hombre , y el que , apartando su corazon

del Señor, pone la carne aca por brazoy amparo

suyo!» «Y Job, rodeado de trabajos y miseria, maldicc s_u dcsastrada suerte con una patética y su

blime imprecacion que cm ieza: « ¡Pereciera el

día en que nací, y la noc ¡c en que fue dicho,

concebido es cstehombrc! » Ved como se esplica Dido desesperada en el libro cuarto de la Eneida de Virgilio :

Perle , parte, cruel, busca tu Italia

Por medio de los piélagos ventosos;

Parte : yo espero, si hay un Dios, dcljusto

4

: Perle , parte, cruel, busca tu Italia Por medio de los piélagos ventosos; Parte :

52

Teírible vengador, que tu castigo Hallarás entre rígidos escollos;

A Dido llamarás , á Dido ausente

Allá tendrás con su espantosa tea;

Y despues que la muerte dividido

Del alma hubiere mis cansados miembros ,

Delante me verrás en negra sombra Acosarte do quier; seré vengada ¡ 0 perverso! de ti : tan grata nueva

Me

llevará la fama voladora

Al

imperio del háratro profundo.

mas abajo cuando ya se vió enteramente aban'

Y

donada de Eneas prorumpe contra él del modo si

guiente :

Si decretado Por el destino está, que el mar no absorba

'Al fementido, súbito asaltado De una naci0n beligera se mire

De su Julo arrancado, errante vague

De clima en clima á mendigar auxilio,

Y auxilio no halle : que á los suyos vea

Sin culpa perecer : que en afrentosa

Paz

Y

Antes del tiempo oprimale, y ¡ oh! yazga ,

Yazga insepulto en la desierta arena,

Esto pido, esto quiero; así, o deidades,

Mi último acento con la vida lanzo.

Contra su raza cn implacables odios,

¡O mis Tiriosl arded. Honrad mi sombra

Con esta ofrenda. Ni amistad, ni treguas,

Ni alianza jamas. De mis cenizas

Alzate, sal ¡ovcngador! el hierro ,

El fuego toma , y sin cesar persigue

mitigue la cólera de Marte :

que al ir á reinar, aciaga muerte

el hierro , El fuego toma , y sin cesar persigue mitigue la cólera de Marte

63-

Ahora y siempre á los Troyanos : armas Contra armas , playas contra playas, mares

Contra mares , luchando se embrabezcau

Que sus últimos nietos acrecienten

Contra mis nietos últimos su saña ,

Y los mios en ellos se ensangrienten. D. F. Sucuz.

.

Y en la Coleccion de Poesías Castellanas, por

Fernandez , tomo xv1, página 95, observad con qué

furor, con que rabia y desesperacion se espresa el pobre Gazul desdeñado contra la voluble Zaida. Copiaremos todo el Romance, aunque solo lo e ' está marcado con comas , es lo que corresponde 2la figura de que tratamos.

Sale la estrella de Venus

Al tiempo que el sol se pone

Y la enemiga del día

Su negro manto descoge:

.Y con ella un fuerte Moro Semejante á Rodamonte , Sale de Sidonia armado. De Jerez la vega corre Por do entra Guadalete Al mar de España, y por donde De Santa Maria el puerto Recibe famoso nombre.

Desesperado camina ,

Que aunque es de linage noble , Le deja_ su Dama ingrata Porque se suena que es pobre,

Y aquella noche se casa

Con un Moro feo y torpe,

Que es Alcaide de Sevilla, De] Alcazar y la Torre.

se suena que es pobre, Y aquella noche se casa Con un Moro feo y torpe,

64_

Quejúhnse gravemente De un agravio tan enorme ,

Y á sus palabras la vega

Con el eco le responde.

u

Zaida, dice, mas airada

«

Que el mar que las naves sorbe,

n

Mas dura é inexorable

u

Que las entrañas de un monte;

u

¿ Cómo permites , cruel ,

«

Despues de tantos favores ,

«

Que de prendas que son mías

u

Agenas manos se adorneu?

u

Es posible que te abraees

«

A las cortezas de un roble

u

Y dejes el arbol tuyo

u

Desnudo de frutoy ores?

n

Dejas un pobre muy rico,

u

«

n

Y un rico muy pobre escoges

Y las riquezas del cuerpo

A las del alma antepones?

u Dejas al noble Gazul ,

u

Dejas seis años de amores,

u

Y das la mano á Albenzaide

u

Cuando apenas le conoces?

«

Alá permita, enemiga,

x:

Que te ahorrezcn y lo adnres,

«

Que por celos le suspires,

«

Y por ausencia le llores :

«

Y que de noche no duermas

«

Y de (llil no reposes.

u

Y en la gama le fastidies ,

n

Y que en la mesa le cuojes :

u

Y en las estas y en las zamhras

u

No se vista tus colores ,

« Ni aun para verle permita

le cuojes : u Y en las estas y en las zamhras u No se vista

_65 _

u

Que á la ventana te asomes.

u

Y menosprecie en las cañas,

¡Para que mas te alborotes,

u

El almaizar que le labres ,

«

Y la manga que le bordes,

u

Y se ponga el de su amiga

« Con la cifra de su nombre,

«

A quien le dé los cautivos

u

Cuando de la guerra torne.

«

Y en batalla de Cristianos

«

De velle muerto te asombres;

u

Y plegue á Alá que suceda

u

Cuando la mano le tomes.

u

Y si le has de aborrecer

u

Que largos años le goces,


u

Que pueden darte los hombres. a Con esto llegó á Jerez

A la mitad de la noche ,

Halló el palacio cubierto

De luminarias y voces,

Y los Moros fronterizos Que por todas partes corren Con mil hachas encendidas

Y las libreas conformes.

Delante del desposado En los estribos se pone , Que tambien anda á caballo Por honra de aquella noche. Arrojado le ha una lanza , De parte á parte pasóle :

Alborotóse la plaza , Desnudó el Moro su estoquc ,

Y por en medio de todos

Para Medina volvióse.

Que es la mayor maldicion

la plaza , Desnudó el Moro su estoquc , Y por en medio de todos Para

66

P.

R.

¿Qué se entiende por Comminucion?

Es un género de_amenaza de que usa-el ora

dor. Salomon entlos Proverbios, amenaza á los

hombres desapiadados con estas palabras : «- El que

cerrare la oreja , y disimulare á la voz del-pobre, dará clamores, y demandará, y no será escu chado. » Es muy linda amenaza aquella de D. Diego

de Mendoza :

Cuidados, no me mateís,

Pesares, gran priesa os dais. Mirad que si me acabais Que conmigo morireis.

P. 'En qué consiste la gura Dubitacioní

R.

l3n declarar la suspension , é incertidumbre

en que nos hallamos. Ciceron ofrece el siguiente ejemplo. « ¿Qué haré, Jueces? Si callo, me con r

mareis reo; si hablo, me tachareis de menti

roso. »

P.

¿Que gura es la Saspcn.s ion?

R. Por esta gura mantenemos suspensos algnn

tiempo los ánimos de los oyentes ó lectores, sin declararles nuestro último pensamiento , que siem pre debe ser inesperado, hasta despues de haberles tenido en una atenta espectacion; estimuláudoles el deseo de satisfacer su curiosidad, o de aquietar

sus juicios. «¿Quién piensas tú, decía I). Quijote á su eseudero , que arrojó á Horacio delpuente abajo , armado de todas armas. en la profundidad

del río Tibre? ¿Quién.abrasó el brazo y lamanoá Mucio ? ¿Quién impelió á. Curcio á lanzarse enla

profunda sima ardiente que aparecio en la mitad

de Roma? ¿Quíén, entre todos los agüeros adver sos que se le habían mostrado, hizo pasar el Rubi

aparecio en la mitad de Roma? ¿Quíén, entre todos los agüeros adver sos que se le

, 67-

con á Cesar? ¿Quién harrenó los novios, y deje en seco y aislados los valeresos Españoles guiados por

Cortésen el nuevo mundo? Todas estas y otras

grandes hazañas fueren obras de la fama que los

mortales desean. n Un elocuente escritor antes de manifestar su pensamiento y su opinion acerca del origen de_ la esclavitud personal en los hombres, sostiene al lector