Está en la página 1de 4

EJEMPLOS DE LIDERAZGO Commented [r1]:

CARACTERÍSTICAS DEL LIDERAZGO DE GANDHI: LÍDER


TRANSFORMACIONAL

SU FRASE: SE TU EL CAMBIO QUE QUIERES VER EN EL MUNDO.


Los inspiradores y transformadores son los centrados en el corazón, con un buen
uso de la inteligencia emocional. No tienen muchos recursos y lideran con el
ejemplo. Son congruentes, muy alineados con aquello con lo que predican. Tienen
la capacidad de modificar la escala de valores, las actitudes y las creencias de los
colaboradores. Alinean los objetivos corporativos con los objetivos de los
integrantes del equipo. Son muy intuitivos y tienen mucha capacidad para identificar,
desarrollar y retener el talento. Adaptan los objetivos a los recursos y
potencialidades de los colaboradores.

Favorecen la autoestima mostrándose interesados por el equipo y sus necesidades

Tienen discrepancias con lo establecido y deseos de cambiarlo, proponen nuevas


alternativas con capacidad de ilusionar y convencer a sus colaboradores. Generan
un buen clima laboral que favorece la automotivación y productividad.

Los líderes transformacionales prestan atención a sus seguidores de manera


individual y personalizada promoviendo su crecimiento y desarrollo. Los estimulan
tanto intelectual como personalmente.

La comunicación fluye en todos los sentidos. Todos los miembros se sienten


escuchados y valorados
CARACTERÍSTICAS DEL LIDERAZGO DE ADOLF HITLER: LÍDER
AUTOCRÁTICO
Adolf Hitler tenía un fuerte carisma mediante el cual imponía sus ideas al equipo,
en lugar de permitir a los demás integrantes, hacerse responsables de sus propias
conductas, no permitiéndoles con ello, ser independientes. Todo giraba alrededor
del él, considerado como la única persona capaz de tomar decisiones: marcaba
objetivos, tomaba decisiones, controlaba los procesos y no delegaba
responsabilidades.
“Cuando se inicia y desencadena una guerra lo que importa no es tener la
razón, sino conseguir la victoria”
Totalmente orientado al resultado el cual estaba por encima de todo a pesar de
cualquier otro tipo de consecuencias.

“Logré comprender igualmente la importancia del terror físico para con el


individuo y las masas”
Adolf Hitler tenía la creencia de que los colaboradores necesitaban de alguien que
les guiara, asumiendo al ciento por ciento ese rol.
“Hay millones de huérfanos, lisiados y viudas entre nosotros. ¡También ellos
tienen derechos! Para la Alemania de hoy ninguno ha muerto ni ha quedado
lisiado, huérfano o viuda. ¡Tenemos la deuda con estos millones de construir
una nueva Alemania!”
Gobernó en situaciones adversas que aprovechó para empatizar con las personas
que pasaban necesidad, las cuales compraron la totalidad de su discurso.

“Mañana muchos maldecirán mi nombre”.


Tenía una gran personalidad y era firme en sus convicciones. Tomaba decisiones
críticas aun teniendo consecuencias devastadoras. No se dejaba influencias por las
opiniones y juicios de otros. Era inflexible y le gustaba ordenar. Fue un verdadero
destructor de la creatividad de los demás miembros de su equipo. Buscaba la
motivación de sus colaboradores a base de un sistema de recompensas y castigos
qué el mismo elegía.
“No es mi ambición esto de estar en guerra, pero sí lo es crear un nuevo
estado nacional y social de la más alta cultura”
El fin justificaba los medios. El resultado estaba por encima de las personas.
Defendía sus acciones, por impolares que fueran, distorsionando la realidad gracias
a su fuerte capacidad de comunicación, influencia y carisma.

Por todo ello, podemos concluir afirmando que el estilo de liderazgo de Adolf
Hitler era el autocrático o autoritario. Si quieres saber más sobre el liderazgo
autocrático haz clic aquí. Encontrarás todas las características, ventajas,
inconvenientes y mejor uso del Estilo de liderazgo autocrático

CARACTERÍSTICAS DEL LIDERAZGO DE TERESA DE CALCUTA: LÍDER


DE VOCACIÓN Y SERVICIO.

Teresa de Calcuta es responsable de consolidar una moral más servicial y solidaria


entre las personas. Es, hasta hoy, un ejemplo inspirador y la prueba viva de cómo
la generosidad, la abnegación y la entrega a los demás también tiene un sentido
fundamental en tiempos modernos y, sobre todo, en la adhesión de los millones de
fieles que siguen y profesan sus enseñanzas. Pero más allá de la religión, la
misionera es dueña de una vida admirada por líderes de todas las regiones, credos
y contextos, y de una historia sobre la que ejecutivos y empresarios aprenden.

Liderar con entrega


Desde pequeña, Agnes habría cultivado una vocación profunda por las misiones
católicas y por ayudar a los que menos tienen. Fue entonces cuando cambió su
nombre a “Teresa”, en referencia a la santa patrona de los misioneros, Teresa de
Lisieux. Conmovida por la pobreza material y, sobre todo, espiritual de las personas
en Calcuta, en 1950 fundó la congregación de las Misioneras de la Caridad en
Calcuta y sirvió toda su vida a la ayuda de los menos agraciados.

Decía que la pobreza no es sólo material, sino que muchos experimentan grados
de carencia moral y espiritual que van mucho más allá de una posición económica,
y que por ellos también rezaba y trabajaba día a día.

Fue maestra, enfermera y profesa de la Biblia mientras misionó. Abrió centros para
los más necesitados en diversas ciudades del mundo, atendiendo a miles de
moribundos sin importarle a qué religión pertenecían. “Para nosotras no tiene la
menor importancia la fe que profesan las personas a las que prestamos asistencia.
Nuestro criterio de ayuda no son las creencias, sino la necesidad”, sostenía.

En concordancia con estas palabras y tras el enorme prestigio moral que Teresa de
Calcuta supo acreditar con su labor en favor de “los pobres más pobres”, el papa
Juan Pablo II la designó en 1982 para mediar el conflicto con el Líbano. Más tarde,
a sus 86 años, enfermó de Malaria en Nueva Delhi, condición que agravó sus
problemas cardíacos y pulmonares.

Un ejemplo de servicio, entrega, paz y de amor hacia los que menos tenían. Esa
fue y es la forma de ejercer un liderazgo solidario que dejó Madre Teresa de Calcuta.
Algunas de sus frases más aclamadas y que han servido de inspiración para fieles,
emprendedores, luchadores sociales, entre otros, son las siguientes:

1. Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal.


2. A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero
el mar sería menos si le faltara una gota.
3. El amor, para que sea auténtico, debe costarnos.
4. El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la
fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz.
5. No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar.
6. La paz comienza con una sonrisa.
7. Dar hasta que duela y cuando duela dar todavía más.
8. Para hacer que una lámpara esté siempre encendida, no debemos de dejar
de ponerle aceite.