Está en la página 1de 1

Sistema lancasteriano.

El sistema lancasteriano surge en un periodo particular de la historia, el siglo XIX,


es una forma de enseñar particular si es vista desde el presente. A la hora de
redactar se tuvo en cuenta una de las bases de la historia que es “no mirar los
acontecimientos pasados desde el hoy”. Resulta un sistema barato, algo que
impulso a los gobiernos de la época a utilizarlo, pero presenta fallas. Se parte de la
base que es un solo docente para alrededor de 300 a 1000 alumnos, seleccionando
alumnos sobresalientes que transmitirían los conocimientos a unos 50 de sus
compañeros. Hay que tener en cuenta a la hora de hablar de este sistema que eran
aprendizajes en su mayoría memorísticos, es importante entender que no buscaba
crear vínculos o reflexionar, lo cual ayuda a que se generen menos dudas. A los
integrantes del grupo no les resulto “cómodo” si cabe la expresión, refiriendo a la
hora de dar una clase. Si bien es importante que algunos alumnos “avanzados”
puedan ayudar a los demás alumnos, no se consideró acertado que se repitiera la
modalidad durante todo el año. Esto teniendo en cuenta que en ambas de las
experiencias didácticas se utilizó en situaciones particulares este sistema, a la hora
de explicar una tarea por ejemplo. Teóricamente es viable visto desde el punto de
vista económico, pero es obsoleto teniendo en cuenta que, según se dice, la
enseñanza completamente memorística es cosa del pasado.
Desde el punto de vista de la enseñanza ya se habló brevemente, pero desde el
punto de vista social este sistema resulta algo muy diferente. Primeramente que en
Uruguay el gobierno y la iglesia están separadas, lo cual implica que no se debe
enseñar religión en escuelas públicas. Los castigos son de las cosas más
radicalmente diferentes que se observan. Esto es algo que fue gradualmente
cambiando, actualmente los castigos son “mínimos” en comparación a los que se
propiciaba en ese tiempo particular. El docente era una figura de autoridad, hasta
temida se podría decir, el rol y posición del docente es un tema al cual se le podría
dedicar mucho tiempo pero no es exactamente el tema que apremia.
A la hora de dar un tema de una clase es fundamental contar con las voces de los
alumnos, en aquel sistema se lo llevaba al exceso, actualmente se busca lograr un
equilibrio entre la participación de los y la intervención docente. Esta postura puede
ser vista desde diferentes motivos según la corriente pedagógica a la que se
pertenezca.
A modo de reflexión se planteó si este sistema podría ser implementado en la
actualidad con algunas modificaciones, discusión la cual nos reafirmar la
importancia de planear cuidadosamente la forma que se busca enseñar y las
modalidades de la clase que se adoptan. Finalmente se plantearon las
consecuencias de esto último pensando no como alumnos del CERP sino como
docentes, esto relacionado a la importancia de la educación que cada integrante
posee, resulto siendo aclarador, en el sentido de poner en palabras porque se
realiza esta carrera tan particular.