Está en la página 1de 6

Danza de Petición de Agua.

Anteriormente los abuelos de los dos barrios existentes en Chiquimulilla Santa


Rosa, San Sebastián y Santiago tenían mucha comunicación, que para solicitarle
algo al Creador del Universo era necesario la unificación de los dos barrios
encabezadas por los ancianos, la necesidad surgía siempre de la población que
preocupada en sus cultivos visitaba a estos ancianos para ayudarles a solucionar
algún problemas que se les presentara ya sea por la falta de agua o la demasiada
agua.

Danza de Traspaso de Autoridad.


Esta Danza se daba en la Comunidad indígena Xinka Las Lomas, de Chiquimulilla
Santa Rosa, donde en la actualidad cada dos años eligen nuevas autoridades. El
presidente saliente de la Comunidad es el encargado de darle poder a una nueva
directiva esto se realiza a través de un guacal de morro con agua caliente,
Chocolate o ixtahuala "bebida caliente para que el nuevo presidente comparta con
sus demás miembros directivos, siempre al momento de darse esto se acompaña
de los instrumentos pito y el tambor, se puede considerar como una danza
ceremonial de traspaso de poder.

EL Baile de la Tuza.
Este es un baile de recreativo que consiste en encender una penca de tuza (la piel
que recubre una mazorca de maíz seco), la cual debe de pasarse de mano a
mano a los demás miembros de grupo de baile, a la persona valiente que se le
apague se hace acreedor a una penitencia. Esta penitencia es propuesta por el
grupo que integran el baile, estos se agrupan en el momento para decidir qué tipo
de penitencia imponer, puede ser: recitar algún verso, cantar, hacer mimos
ejemplificando animales y plantas (rana, perro, culebra, conejos entre otros); este
baile siempre es acompañada de pito y tabor. Hay varias melodías que se utilizan
para este baile,

Baile el Tustle.
El baile del Tustle, es un baile muy elegante, practicado mucho en las
comunidades de Jutiapa, este consiste en que las parejas se agarraban de la
mano y al ritmo de la música entonada a través de los instrumentos como el pito y
el tambor, el acordeón y la guitarra; las parejas daban vuelta con un paso elegante
parecido al ritmo que actualmente se le conoce como bolera, danzan alegremente
y con pasos firmes elegantes.
La gran parte de estos bailes se realizaban en cumpleaños, casamientos, fiestas
de iglesias e incluso cuando se solicitaba el permiso a una novia, en la actualidad
ya casi no se aparecía.
El Baile de Luna
Es un baile ya extinto de los bailes practicados por las comunidades de Jutiapa.
Este consistía en que los participantes se tomaban de la mano o cintura, todos
girando al contorno de una rueda con movimiento brindadito, al compás de la
guitarra y el acordeón instrumentos que acompañaban esta actividad.
Dentro del grupo había un encargado de iniciar de la rueda que esta giran hasta
conformar dentro del círculo unas seis parejas; seguidamente estas salían y se
invitaban a las demás parejas a participar dentro de la rueda. En este baile
participaban todos los miembros de la comunidad, desde personas mayores hasta
niños y niñas.

MÚSICA XINKA
Las trompas o trompetas
Para dar mayor volumen al sonido del caracol, se prolongó su canal interior, y el
extremo opuesto a la embocadura, se expandió en forma de campana. Entre los
pueblos Xinkas, las trompetas alcanzaron longitudes inusitadas de hasta cinco o
seis pies de largo. Esa clase de trompetas produce una escala de valores
armónicos bastante semejantes al cuerno. Eran fabricadas con madera o con
cañas revestidas de estuco, barro y hojas de cierta clase de palma, se decoraban
con cintas.

La flauta:
Es uno de los instrumentos de viento más antiguos que se conocen. Las flautas
Xinkas, se caracterizaron por la poca común longitud de sus embocaduras y por la
buena calidad de su sonido. Generalmente eran de forma tubular, también había
globulares. Las construían con carrizos, barros, nefrita y huesos, siendo frecuente
el uso de huesos animales se le daba la terminación de la boquilla con ocote y
cera de abeja. Era corriente el uso de flautas múltiple con ellas podían emitir a un
mismo tiempo varios sonidos, de acuerdo con el empleo que ellos hicieran de sus
dedos para obstruir o dejar libre el paso del viento por los agujeros.

EL TAMBOR:
Los tambores son los instrumentos más antiguos sobre la tierra, y según nuestro
pueblo, la vibración del tambor ayuda a conectarse naturalmente con los cuatro
elementos primigenios: agua, tierra, aire, fuego.
Nuestro pueblo ha confeccionado tambores desde tiempos inmemoriales
combinando la vida animal y la vegetal para así crear un instrumento que suene y
retumbe no solamente a través el aire sino que a través del tiempo. Todos los
elementos de la naturaleza son usados para la creación-construcción del tambor,
que representa el círculo de la vida de todos sus aspectos. La confección de un
tambor es labor de un conocedor abuelo guía de nuestra tribu. Primero debe
buscar un tablón de madera lo suficientemente largo como delgado para que una
vez tratado con el vapor de agua hirviendo pueda doblarse formando un círculo y
conformar los bordes del tambor.

El proceso para remover la piel del animal (venado, cirvo o conejo) es una
operación larga y delicada puesto que debe “remojarse” sin sobre exponer la piel.
Una vez retirada la piel y limpia, ésta se estira por encima del madero-tambor y se
deja secar. Al secarse la piel se va engrosando y tensando. Para “afinar” su
sonido, se lija la piel cuidadosamente. La ejecución de una danza o baile para
nuestro pueblo tiene vital importancia en la expresión de su cultura
ancestral; puesto que los que danzan lo hacen sintiendo y siguiendo los latidos de
su propio corazón y el ritmo fundamental de la vida misma. Al mismo tiempo, los
golpes del tambor van acompañados de canto. Esta es una expresión intracultural
que varía e identifica la herencia ancestral de nuestro pueblo, aunque muchas
danzas y canciones son multisonoricas y forman parte de sus repertorios en el
pasado y en el presente.