Está en la página 1de 2

Trata y tráfico de personas

En la antigüedad romana esta actividad ilegal era conocida como trata de blancas. Sin embargo, en la
actualidad, esta denominación se considera errónea, debido a que la práctica se origina en un periodo de
esclavitud donde la "trata de negros(as)" era una situación aceptada por la población y por el Estado, las
personas trasladadas de su lugar de origen para ser posteriormente explotadas como prostitutas o
concubinas. En la actualidad, el término correcto es trata de personas, el cual sirve para denominar
cualquier tipo de trata de personas sin importar la edad, sexo o raza.

La trata de personas, comercio de personas o tráfico de personas es el comercio ilegal de


seres humanos con propósitos como:
Explotación laboral, explotación sexual comercial, guarda o adopción, mendicidad forzada, matrimonio
servil, empleo en actividades delictivas, extracción de órganos.

Las formas de buscar víctimas de los traficantes son:


A través del abordaje personal, el tratante se acerca de manera directa, se gana su confianza y luego le
convence de ir con ellos al interior o al exterior del país, para después explotarla.
A través de las agencias de empleo informales, ponen anuncios y ofrecen trabajos con excelentes
remuneraciones (buen salario), con pocos requisitos, sin experiencia y en algunos casos te ofrecen salir de
tú ciudad.
Los empleos ofrecidos son generalmente para: Modelos, empleadas domésticas, mujer de limpieza,
talleres textiles, fincas agrícolas, atención de karaokes, salas de masaje, clubes privados, pub, bailarinas,
damas de compañía y otros.
A través de medios de comunicación y sus anuncios, los que son utilizados para atraer a las víctimas con
falsas ofertas de empleo u ofertas de servicios.
A través de las redes sociales, los tratantes de personas están de la mano con las nuevas tecnologías y
captan a sus víctimas aprovechando la ingenuidad y el descuido, por lo que no se debe incluir en las
páginas de las redes sociales todos nuestros datos.
A través del rapto o la sustracción de personas, en las salidas de colegios, en las calles y otros lugares
concurridos, los tratantes someten a las víctimas y las obligan a ingresar a autos para después trasladarlas
para explotarlas.

Algunas recomendaciones serian:


No dar datos personales a desconocidos y mucho menos entregar tus documentos a nadie.
No ir solo(a) a entrevistas de trabajo.
Si vas a viajar, debe acompañarte un familiar de confianza y averigua sobre el departamento y el país
donde viajaras, así como los números telefónicos de emergencia.
En caso de que acceder a redes sociales en el internet no dar datos sobre las actividades diarias o lugares
que vas a frecuentar y menos dar dirección de residencia.
Trata y tráfico en Bolivia
Durante 2016 en Bolivia
fueron reportados 701
casos vinculados con trata
y tráfico de personas, que
no representan una cifra
“alarmante” en relación a
índices de otros países de
la región.
La Paz tiene los más altos
reportes, 389.

Un total de 64 personas,
entre mujeres y hombres,
rescatadas en el exterior
recibieron asistencia y
protección consular.
2012
Del total, 40 están en Argentina; 16 en Chile; 5 en Perú, 2 en Brasil y 1 en Japón, según datos oficiales.
Del total, 49 son mujeres y 15 hombres.