Está en la página 1de 3

1 Crónicas 16:1-43 “Así introdujeron el arca

del Dios [verdadero] y la colocaron dentro de la


tienda que David había asentado para ella; y
empezaron a presentar ofrendas quemadas y
sacrificios de comunión delante del Dios
[verdadero]. 2 Cuando David acabó de ofrecer la
ofrenda quemada y los sacrificios de comunión,
pasó a bendecir al pueblo en el nombre de
Jehová. 3 Además, repartió a todos los israelitas,
así a hombre como a mujer, a cada uno un pan
redondo y una torta de dátiles y una torta de
pasas. 4 Entonces puso delante del arca de
Jehová a algunos de los levitas como ministros,
tanto para hacer recordación como para dar
gracias y alabar a Jehová el Dios de Israel: 5 a
Asaf el cabeza, y segundo en orden a él a
Zacarías, [y a] Jeiel y Semiramot y Jehiel y
Matitías y Eliab y Benaya y Obed-edom y Jeiel,
con instrumentos del tipo que tiene cuerdas, y
con arpas, y a Asaf con los címbalos que tocaban
fuertemente, 6 y a Benaya y Jahaziel los
sacerdotes con las trompetas constantemente
delante del arca del pacto del Dios [verdadero].
7 Fue entonces, en aquel día, cuando David hizo

una contribución por primera vez para dar


gracias a Jehová mediante Asaf y sus hermanos:
8 “¡Den gracias a Jehová; invoquen su nombre,

den a conocer sus hazañas entre los pueblos!


9 Cántenle a él, prodúzcanle melodía,
interésense intensamente en todos sus actos
maravillosos. 10 Jáctense en el santo nombre de
él, regocíjese el corazón de los que buscan a
Jehová. 11 Procuren hallar a Jehová y su fuerza,
busquen su rostro constantemente.
12 Acuérdense de sus maravillosos actos que ha

ejecutado, de sus milagros y las decisiones


judiciales de su boca, 13 oh prole de Israel su
siervo, ustedes, los hijos de Jacob, sus escogidos.
14 Él es Jehová nuestro Dios; en toda la tierra

están sus decisiones judiciales. 15 Acuérdense de


su pacto aun hasta tiempo indefinido, la palabra
que mandó, a mil generaciones, 16 el cual [pacto]
celebró con Abrahán, y de su juramento a Isaac.
17 Y el cual [juramento] mantuvo fijo como

disposición reglamentaria aun a Jacob, como


pacto de duración indefinida aun a Israel,
18 diciendo: ‘A ti te daré la tierra de Canaán,

como el lote de la herencia de ustedes’. 19 [Esto


era] cuando resultaban ser pocos en número, sí,
muy pocos, y residentes forasteros en ella. 20 Y
ellos siguieron andando de nación en nación, y
de un reino a otro pueblo. 21 No permitió que
nadie los defraudara; antes bien, a causa de ellos
censuró a reyes, 22 [diciendo:] ‘No toquen
ustedes a mis ungidos, y a mis profetas no les
hagan nada malo’. 23 ¡Canten a Jehová, todos
ustedes los de la tierra! ¡Anuncien de día en día
la salvación que él da! 24 Cuenten entre las
naciones su gloria, entre todos los pueblos sus
maravillosos actos. 25 Porque Jehová es grande y
ha de ser alabado en gran manera, y se le ha de
temer más que a todos los [demás] dioses.
26 Porque todos los dioses de los pueblos son

dioses que nada valen. En cuanto a Jehová, él


hizo los cielos. 27 Dignidad y esplendor están ante
él, fuerza y gozo están en su lugar. 28 Atribuyan a
Jehová, oh familias de los pueblos, atribuyan a
Jehová gloria y fuerza. 29 Atribuyan a Jehová la
gloria de su nombre, lleven un regalo y entren
delante de él. Inclínense ante Jehová en adorno
santo. 30 ¡Estén con dolores fuertes a causa de él,
[ustedes los de] toda la tierra! También la tierra
productiva está firmemente establecida: Nunca
se le hará tambalear. 31 Regocíjense los cielos, y
esté gozosa la tierra, y digan entre las naciones:
‘¡Jehová mismo ha llegado a ser rey!’. 32 Truene
el mar y también lo que lo llena, alborócese el
campo y cuanto hay en él. 33 Al mismo tiempo
prorrumpan gozosamente [en gritos] los árboles
del bosque a causa de Jehová, porque ha venido a
juzgar la tierra. 34 Den gracias a Jehová, porque
él es bueno, porque hasta tiempo indefinido es su
bondad amorosa. 35 Y digan: ‘Sálvanos, oh Dios
de nuestra salvación, y júntanos y líbranos de las
naciones, para dar gracias a tu santo nombre,
para hablar alborozadamente en alabanza tuya.
36 Bendito sea Jehová el Dios de Israel desde

tiempo indefinido hasta tiempo indefinido’”. Y


todo el pueblo procedió a decir: “¡Amén!”, y una
alabanza a Jehová. 37 Entonces dejó allí delante
del arca del pacto de Jehová a Asaf y a sus
hermanos para que ministraran constantemente
delante del Arca, conforme al requisito de cada
día; 38 y a Obed-edom y a sus hermanos, sesenta
y ocho, y a Obed-edom hijo de Jedutún y a Hosá
como porteros; 39 y a Sadoc el sacerdote y a sus
hermanos los sacerdotes delante del tabernáculo
de Jehová en el lugar alto que había en Gabaón,
40 para que ofrecieran ofrendas quemadas a

Jehová en el altar de ofrendas quemadas


constantemente, por la mañana y por la tarde, y
para todo lo que está escrito en la ley de Jehová
que él impuso como mandato a Israel; 41 y con
ellos a Hemán y Jedutún y a los demás hombres
selectos que estaban designados por nombres
para dar gracias a Jehová, porque “hasta tiempo
indefinido es su bondad amorosa”; 42 y con ellos
a Hemán y Jedutún para hacer sonar las
trompetas y los címbalos e instrumentos del
canto del Dios [verdadero]; y a los hijos de
Jedutún en la puerta. 43 Y todo el pueblo
procedió a irse cada uno a su propia casa. Por
consiguiente, David dio la vuelta para bendecir a
su propia casa.”