Está en la página 1de 2

17/12/12 Los escenarios institucionales de la Defensa Nacional en Nicaragua - 20.

Orden interno e insurgen…

Desarrollado
por

Título: Los escenarios institucionales de la Defensa Nacional en Nicaragua -


20. Orden interno e insurgencia armada

20. ORDEN INTERNO E INSURGENCIA ARM ADA

Uno de los supuestos en materia de seguridad es que las emergentes democracias al abrir los cauces de
participación, por un sentimiento generalizado de tolerancia que parece cubrir todos los aspectos de la
vida social y política de la nación, pueden también abrir los espacios para la agitación social, de allí que
haya especial preocupación por plantearse y definir las funciones de orden interno de las diversas
fuerzas militares o no militares como elementos básicos en la convivencia democrática.

Geopolíticamente terminada (o reelaborándose) la época de las agendas de seguridad impuestas,


parecen emerger los verdaderos problemas de seguridad en la región y la pobreza y la desigualdad
asoman como elementos que en un simple ejercicio de elaboración de hipótesis de conflicto son los que
potencialmente más pueden atentar a corto plazo contra la seguridad y la estabilidad nacional.

Parece estar claro que el actual esquema de convivencia económica asoma como una fuente de
inestabilidad social y de posible amenaza a los avances democráticos y en este sentido la definición de
una nueva agenda de seguridad deberá hacer de esto uno de sus ejes centrales.

Uno de los factores más sintomáticos de desestabilización que se presenta en el país es la persistencia
del conflicto armado como factor de negociación y convivencia en amplios sectores de la vida rural de
nuestro país. Dicho factor es el que más ha obligado a buscar una redefinición en las misiones y las
acciones de orden interno; sin embargo las acciones se han desarrollado básicamente en un contexto
de facto sin una planeación estratégica que dimensione las características del conflicto y plantee
soluciones con carácter de políticas de Estado para su control, disuasión o contención según sea el caso.

Uno de los fenómenos de post-conflicto con mayor notoriedad del proceso nicaragüense de pacificación,
fue la aparición de diversos grupos armados compuestos por elementos que provenían de las antiguas
filas de uno de los bandos enfrentados en el conflicto de los años ochenta. Las razones del surgimiento
de estas agrupaciones armadas y sus ciclos de rearme y desarme, se encuentran básicamente en el
arraigo y la persistencia de la violencia como cultura tras años de guerra, la inseguridad personal
generalizada y el incumplimiento de los acuerdos de paz, especialmente los referidos al cumplimiento
de entrega de tierra e implementos para facilitar la reinserción a la vida civil de los ex combatientes.
Estos fenómenos llegaron a plantear interrogantes sensitivas en torno a la seguridad nacional, y si bien
ninguno de los grupos llegó a representar altos niveles de amenaza a los distintos elementos de la
seguridad nacional, no permitieron en amplias zonas del país el desarrollo normal de las actividades
productivas y administrativas del Estado.

20.1. El modelo de seguridad en estas zonas y los escenarios pendientes

www.resdal.org/Archivo/esc-20.htm 1/2
17/12/12 Los escenarios institucionales de la Defensa Nacional en Nicaragua - 20. Orden interno e insurgen…

No obstante el carácter delincuencial de los últimos grupos de rearmados que han asolado al país,
parece existir un consenso en la opinión de que las acciones de militares y policías deberán ser
acompañadas de una reforma estructural de la vida económica, social y política en esas zonas que
garantice más bien la presencia de las instituciones del Estado, no las armadas, sino aquellas
vinculadas con la educación, la salud, el financiamiento y la generación de empleos en las zonas
rurales.

Así, los procesos de rearme deberán ser analizados como producto del paulatino proceso de reversión
económica, social y cultural de esos habitantes en las zonas rurales. Esto significa que en un esquema
moderno de seguridad y defensa deberá pensarse cada vez menos en la disposición de las instituciones
de seguridad policiales y militares del Estado para enfrentar los problemas de la insurgencia armada en
nuestros campos.

Una agenda de defensa y seguridad deberá además ser capaz de prever y analizar otras características
de posibles escenarios de enfrentamientos armados al interior del país que tengan que ver por ejemplo
con las posibles fracturas del Estado-nación como un ente unitario e indivisible. Una lectura adecuada
de los conflictos pendientes con la Región Atlántica demanda la definición del tipo de respuesta que
como Estado habrá de darse a esos conflictos que tengan que ver con temas relacionados con la
diversidad étnica, la amplitud territorial y la explotación de las riquezas naturales de nuestro país.

www.resdal.org/Archivo/esc-20.htm 2/2