Está en la página 1de 5

El Credo

El credo contiene toda la Fe católica.

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su Único hijo,
Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos. subió a los cielos, y está sentado a la derecha de Dios,
Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la
Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la
carne y la vida eterna. Amén.

Se divide en 12 artículos:

1° Art: "Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra."

a) Creo: Pongo mi Fe en que todo es verdad y una doctrina infalible, revelada por Dios.
b) Dios: ¿Quién es?
Es el ser infinitamente perfecto, creador de todo. Hay un solo Dios verdadero que premia a los
buenos y castiga a los malos.
¿Cómo se puede probar la existencia de Dios por la razón?
1- Es la causa primera (nadie lo creo). Todo efecto tiene causa
2- La naturaleza tiene un orden
3- Todos los hombres, en la voz de la conciencia, saben lo que es bueno o malo. Esto es porque
todos tienen un mismo creador.

Dios es:
Único: Porque sino sería contradictorio, no habría Dios verdadero.
Infinitamente grande.
Espíritu purísimo: No tiene cuerpo.
Un ser simplísimo: No tiene partes ni mezclas.
Eterno: Siempre existió, existe y existirá.
Inmutable: No cambia.
Infinitamente bueno (La suma bondad, todo lo bueno viene de Dios).
Omnisciente: Infinitamente sabio, conoce y sabe todo.
Omnipotente: Dios lo puede todo.

Atributos de Dios:
Santo : Ama la virtud y aborrece el mal.
Justo : Premia o castiga según las obras.
Misericordia: Va y busca al pecador, y lo perdona si se arrepiente de corazón.
Fiel : Cumple las promesas y amenazas que hace.
Inmenso : Esta en todas partes (no se puede medir); pero no todo es Dios. Esta en todos lados
por escénica (todo su ser), por presencia (Todo lo ve y sabe) y por potencia (le da y conserva el ser).
Dios esta en tres lugares en forma especial:
En el cielo.
El alma del Justo.
En el templo.
La Santísima Trinidad:
Dios es el principio de todo; y el fin de todas las cosas, son para él y su mayor gloria por lo que es
Dueño y Señor de todas las cosas.
En Dios hay tres personas realmente distintas que son el verdadero y único Dios .
Las tres personas son:
Dios Padre, se le atribuye la omnipotencia (la creación).
Dios Hijo, se le atribuye la sabiduría y redención.
Dios Espíritu Santo, se le atribuye la bondad.

c) Creador:
Creo todo de la nada, lo creo por amor.
El hombre tiene una dignidad mayor porque tiene alma (es lo más importante que tiene el hombre). El
alma tiene dos potencias:
1- Inteligencia: Para conocer la verdad.
2- Voluntad: Para amar y alcanzar el bien.
El hombre elige que hacer, los animales no, por eso somos libres.

La fe
La fe es para muchos algo abstracto imposible de acotar con la palabra. Sin embargo, el catecismo
de la Iglesia Católica da respuestas concretas a preguntas intensas.

- ¿Qué es la fe?
La fe es la adhesión personal de la inteligencia y voluntad a la revelación divina (176).

- ¿Quiénes son los dos más grandes ejemplos de fe?


En el Antiguo Testamento, Abrahán.
En el Nuevo Testamento, la Virgen María (144).

- ¿En quién debemos creer los cristianos?


Debemos creer en Dios, que es Padre, Hijo y Espíritu Santo (150-152).

- ¿Es la fe un don sobrenatural?


Sí, la fe es un don sobrenatural, porque para creer, el hombre necesita del auxilio divino (179).

- ¿Es la fe un acto humano?


Sí, la fe es un acto humano, porque para creer,
la inteligencia y voluntad del hombre
cooperan con la gracia divina (180, 155).
El Dios de Jesús
Sí, Jesucristo es Dios; es la Segunda Persona de la Santísima Trinidad (Verbo o Hijo) hecho hombre
por nosotros.

Las palabras y obras de Jesús revelan su divinidad.

Algunas religiones reconocen a Jesús solo como un "gran hombre" o "profeta" y no como Dios. Eso
sería imposible si tomamos en cuenta que Jesús habló y actuó como Dios. Si no fuera Dios, entonces
sería un loco o mentiroso y blasfemo, tal como decían sus enemigos.
Jesús dice:

"Yo y el Padre somos uno" (Jn 10, 30)

Dios reveló su nombre como: "Yo soy". "Dijo Dios a Moisés: "Yo soy el que soy". Y añadió: "Así dirás
a los israelitas: "Yo soy" me ha enviado a vosotros". (Exodo 3,14; Cf. Os 1,9). Jesús muchas veces
declaró sobre si mismo: "Yo Soy". Sus palabras no dejan duda de que se trata del mismo "Yo Soy"
absoluto que solo le pertenece a Dios.

"Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba. Vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo"
(Jn 8,23, cf Jn 17,14)

"Porque si no creéis que Yo Soy, moriréis en vuestros pecados" (Jn 8,24)

"Antes de que Abraham existiera, Yo Soy" (Jn 9,58)

"Soy luz del mundo" (Jn 9,5)

"Os lo digo desde ahora, antes de que suceda, para que, cuando suceda, creáis que Yo Soy". Jn
13,19

Oseas 11: 1-15


Cuando Israel era niño, yo lo amé,
y de Egipto llamé a mi hijo.
2
Cuanto más los llamaban los profetas,
tanto más se alejaban de ellos[a];
seguían sacrificando a los Baales
y quemando incienso a los ídolos.
3
Sin embargo yo enseñé a andar a Efraín,
yo lo llevé en mis[b] brazos;
pero ellos no comprendieron que yo los sanaba.
4
Con cuerdas humanas los conduje[c], con lazos de amor,
y fui para ellos como quien alza el yugo de sobre sus quijadas[d];
me incliné y les di de comer.
5
No volverán[e] a la tierra de Egipto,
sino que Asiria será su rey,
porque rehusaron volver a mí.
6
La espada girará contra sus ciudades,
destruirá sus cerrojos
y los consumirá por causa de sus intrigas.
7
Pues mi pueblo se mantiene infiel contra mí;
aunque ellos[f] lo llaman para que se vuelva al Altísimo[g],
ninguno le exalta.
8
¿Cómo podré abandonarte, Efraín?
¿Cómo podré entregarte, Israel?
¿Cómo podré yo hacerte[h] como a Adma?
¿Cómo podré tratarte como a Zeboim?
Mi corazón se conmueve dentro de mí,
se enciende toda mi compasión[i].
9
No ejecutaré el furor de mi ira;
no volveré a destruir a Efraín.
Porque yo soy Dios y no hombre, el Santo en medio de ti,
y no vendré con furor[j].

Salmos: 102: 11-12


11 Mis días son como sombra que se alarga; y yo me seco como la hierba. 12 Mas tú, SEÑOR,
permaneces para siempre, y tu nombre por todas las generaciones.

Samos 22:1-4
1 Del maestro de coro. Según la melodía de "La cierva de la aurora". Salmo de David.

Angustioso llamado al Señor

2 Dios mío, Dios mío,


¿por qué me has abandonado?
¿Por qué estás lejos
de mi clamor y mis gemidos?

3 Te invoco de día, y no respondes,


de noche, y no encuentro descanso;
4 y sin embargo, tú eres el Santo,
que reinas entre las alabanzas de Israel.
Mateo: 6:32
32 Son los paganos los que van detrás de estas cosas. El Padre que está en el cielo sabe bien que
ustedes las necesitan.
Mateo 7:11
11 Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre de ustedes
que está en el cielo dará cosas buenas a aquellos que se las pidan!
Jeremías: 31-20
20 ¿Es un hijo tan caro para mí Efraím, o niño tan mimado, que tras haberme dado tanto que hablar,
tenga que recordarlo todavía?Pues, en efecto, se han conmovido mis entrañas por él; ternura hacia él
no ha de faltarme - oráculo de Yahveh -.
Isasias: 49:15
15 ¿Se olvida una madre de su criatura,
no se compadece del hijo de sus entrañas?
¡Pero aunque ella se olvide,
yo no te olvidaré!
Lucas: 15:20
20 Y, levantándose, partió hacia su padre. "Estando él todavía lejos, le vió su padre y, conmovido,
corrió, se echó a su cuello y le besó efusivamente.
Juan:4:4-9
4 Tenía que pasar por Samaria.

5 Llega, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, cerca de la heredad que Jacob dio a su hijo
José.

6 Allí estaba el pozo de Jacob. Jesús, como se había fatigado del camino, estaba sentado junto al
pozo. Era alrededor de la hora sexta.

7 Llega una mujer de Samaria a sacar agua. Jesús le dice: "Dame de beber."
8 Pues sus discípulos se habían ido a la ciudad a comprar comida. Le dice a la mujer samaritana:

9 "¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy una mujer samaritana?" (Porque los
judíos no se tratan con los samaritanos.)

Mateo: 6:9

9 Ustedes oren de esta manera: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, 10
que venga tu Reino, que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo. 11 Danos hoy nuestro pan
de cada día. 12 Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido.
13 No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal.