Está en la página 1de 10

CURSO DE MITOS DE LA

SUPLEMENTACIÓN
Clase 3 – CLA, Chitosan, Cetonas de
Frambuesa, Diuréticos y Laxantes

María Casas Gómez

AudioFit | www.audiofit.org
ÍNDICE
Introducción

1. Mito número 1: el CLA es un básico para perder grasa.


2. Mito número 2: el Chitosan y derivados te hacen adelgazar.
3. Mito número 3: las cetonas de frambuesa aumentan el
metabolismo.
4. Mito número 4: los diuréticos y laxantes ayudan a perder grasa.

CURSO DE MITOS DE LA SUPLEMENTACIÓN | Clase 3 – CLA, Chitosan, Cetonas de Frambuesa,


Diuréticos y Laxantes
INTRODUCCIÓN:

¡Muy buenas a todos y una vez más bienvenidos a mitos de la suplementación! En este
módulo os traigo 4 mitos sobre diferentes suplementos que sirven teóricamente para
perder grasa. Vamos a ver si estos suplementos realmente funcionan, por qué se cree
que ayudan a perder grasa corporal y si esto tiene algún tipo de sentido.

Lo primero de todo… ¿qué es quemar grasa? Tenemos que entender que este término
es meramente comercial y está muy lejos de presentar algún fundamento científico.
No penséis que tiene algo que ver con la termodinámica o la termogénesis porque no
es así. Es básicamente un concepto que hace referencia a la pérdida de grasa que
resulta más llamativo y atractivo.
El problema es que induce al error ya que mucha gente cuando piensa en el término
de quemar grasa piensa indirectamente en el gasto calórico. Un ejemplo: “voy a hacer
60 minutos de cardio para quemar la comida”. Este concepto es incorrecto ya que el
organismo no funciona así. Imaginaos de nuevo la balanza energética: la comida
representa el consumo y el cardio el gasto. Si el gasto supera al consumo global se
produce el déficit energético y como consecuencia se pierde peso. Repito, perder peso
no es perder grasa. Independientemente de esto último, tenemos que mentalizarnos
de que para “quemar” una comida o si quiera un alimento, se necesita mucho más
cardio del que se piensa. Por eso no debemos de pensar en quemar, sino en optimizar
tanto el gasto como el consumo mediante la dieta y el entrenamiento para poder
modular la balanza a nuestro antojo.

¿Y qué rol tiene la suplementación aquí? Pues puede ayudarnos en muchos aspectos
en procesos de pérdida de grasa mediante diferentes mecanismos implicados o bien
en la reducción del consumo o bien en el incremento del gasto. Ahora bien…¿es oro
todo lo que reluce, es decir, funciona todo lo que nos están vendiendo?

¡En este módulo lo veremos!

CURSO DE MITOS DE LA SUPLEMENTACIÓN | Clase 3 – CLA, Chitosan, Cetonas de Frambuesa,


Diuréticos y Laxantes
1. MITO NÚMERO 1: EL CLA ES UN BÁSICO QUEMAGRASAS
Empecemos definiendo que es el CLA (ácido linoleico conjugado) y no es más que una
terminología empleada para referirse a ácidos grasos que tienen la estructura general
del ácido linoleico, es decir, 18 átomos de carbono con dobles enlaces. Los más
conocidos son el C9T11 y el T10C12.

¿Por qué se asocia el CLA con la quema de grasas? Os preguntaréis. Pues bien, parece
ser que en estudios en mamíferos se observó que el CLA activaba vías de señalización
por activación de receptores PPAR y que daban lugar a respuestas antiinflamatorias y
otras que ayudaban a mejorar el metabolismo de las grasas y la glucosa. También ha
habido muchas teorías de que el CLA induce un incremento del metabolismo.

¿Es esto cierto? Desgraciadamente no ya que casi todos los resultados que veíamos
favorables se veían en estudios con mamíferos.

¿Qué dice la evidencia al respecto? La mayoría de los estudios revelan que el CLA
efectivamente no tiene efecto alguno sobre la pérdida de grasa. Poniéndonos en el
mejor de los casos; se recopilaron 10 estudios en los que se obtuvieron resultados
estadísticamente significativos en cuanto a la reducción de peso corporal y se vio que
la pérdida de peso más acentuada por el consumo de CLA fue de 1,13kg en 4 meses,
algo que es bastante pobre ya que esta pérdida de peso se vio en individuos con
mucho sobrepeso.

Lo curioso es que, a pesar de toda esta evidencia abrumadora, el CLA se encuentra


muy bien posicionado en el mercado. Podemos encontrarlo en muchos suplementos
dirigidos a la pérdida de grasa, o bien formando parte de los quemadores o bien como
producto individual, tanto en tiendas de suplementación como en oficinas de farmacia.

Como conclusión podemos asegurar que el CLA no es un suplemento que sirva para
potenciar la pérdida de grasa. No tiene efectos positivos ni sobre la tasa metabólica ni

CURSO DE MITOS DE LA SUPLEMENTACIÓN | Clase 3 – CLA, Chitosan, Cetonas de Frambuesa,


Diuréticos y Laxantes
sobre el metabolismo de otros nutrientes. Por tanto, ahorrad vuestro dinero e
invertirlo en otras cosas que puedan resultaros de más utilidad que el CLA.

2. MITO NÚMERO 2: EL CHITOSAN Y DERIVADOS TE HACEN ADELGAZAR


Existen numerosos productos en el mercado con propiedades aparentemente
milagrosas sobre la pérdida de grasa, entre ellos el Chitosan, que es una referencia
para facilitar la pérdida de grasa en gran medida.
Vamos a ver primero qué es el Chitosan, también conocido como quitosano, es un
polisacárido compuesto por cadenas lineales de glucosamina y N-acetil-D-glucosamina.

Imagen 1: Estructura química del Chitosan. Compuesto de cadenas distribuidas


aleatoriamente de β-(1-4) D-glucosamina (unidades deacetiladas) y N-acetil-D-
glucosamina (unidad acetilatada).

Este compuesto es resistente a los procesos de digestión. Al entrar en contacto con el


agua en el tracto gastrointestinal, el polisacárido capta el agua y genera un entramado
con estructura viscosa capaz de secuestrar distintas moléculas. En este punto, tiene
una función muy similar a la fibra ya que el Chitosan también capta nutrientes como
glucosa y AG. Esto disminuirá la absorción de determinados nutrientes, por lo que
reducirá el consumo calórico, pero este efecto no ha sido cuantificado.
Por otro lado, cuando se forma el gel se activan mecanismos de transmisión de señales
por distensión mecánica.

Como podréis comprobar el mecanismo en sí no tiene propiedades sobre la grasa,


pero si sobre la ingesta. Por ello, me gustaría remarcar que el Chitosan no adelgaza ya
que no actúa directamente sobre los adipocitos, el metabolismo o sobre nada que

CURSO DE MITOS DE LA SUPLEMENTACIÓN | Clase 3 – CLA, Chitosan, Cetonas de Frambuesa,


Diuréticos y Laxantes
aumente el gasto calórico diario. No obstante, es cierto que, por los mecanismos
anteriormente explicados, el Chitosan es capaz de generar saciedad y esto permite que
se controle la ingesta. Como consecuencia resultará más fácil generar el déficit y por
tanto perder grasa. Eso sí, la dieta debe ser adecuada y también debe de haber un plan
deportivo presenta ya que sino esto no serviría de mucho.

Con lo de los derivados del Chitosan hacía referencia desde el Glucomanano hasta
cualquier complejo de fibra que presenta el mismo mecanismo de acción. Tienen sus
beneficios y utilidades, pero no reducen el porcentaje graso ni activan el metabolismo.
Además, es importante destacar que en personas con patologías: obesos, personas
con trastornos de la conducta alimentaria el Chitosan no tendrá mucho efecto en la
mayoría de estos grupos ya que su problema trasciende a múltiples causas que no se
pueden cubrir con el Chitosan.

El Chitosan se suele encontrar como suplemento por separado o en combinación con


otros compuestos. En mi opinión es una buena opción para utilizarlo como suplemento
para perder grasa, pero siempre tras una valoración profunda de cada caso particular.
Si decidís tomar Chitosan, os recomiendo que busquéis suplementos que tengan solo
este producto aislado. Se toma antes de cada comida, 30-60 minutos antes con un
vaso de agua grande para favorecer la formación del gel y obtener esa sensación de
saciedad antes de cada comida. Así iremos menos hambrientos y controlaremos la
ingesta mejor. La dosis normal es entre 500-1000mg de Chitosan antes de cada
comida.

Podemos concluir que el Chitosan no actúa directamente sobre la pérdida de grasa,


pero sí que es un suplemento que puede ayudar en el proceso mediante mecanismos
de control del hambre y reducción del aporte calórico total.

3. MITO NÚMERO 3: CETONAS DE FRAMBUESA AUMENTAN EL


METABOLISMO

CURSO DE MITOS DE LA SUPLEMENTACIÓN | Clase 3 – CLA, Chitosan, Cetonas de Frambuesa,


Diuréticos y Laxantes
Las cetonas de frambuesa constituyen otro de los suplementos más comercializados
en oficina de farmacia para la pérdida de grasa, siendo las cetonas el principal
ingrediente activo. Cuando hablamos de cetonas de frambuesa hablamos de unos
compuestos fenólicos, que en su estructura química presentan un grupo funcional, la
cetona. Este se encuentra principalmente en la frambuesa roja y otros frutos rojos
como los arándanos y las moras.

Imagen 2: Biosíntesis de las cetonas de frambuesas. Su biosíntesis es realizada a partir


del Coumaroil-CoA en medio básico (condensación aldólica seguida de una
hidrogenación catalítica). A modo de curiosidad, por cada kg de frambuesas, se pueden
extraer de 1-4 mg de producto.

¿Y de dónde viene esta creencia de que sirven para perder peso? Bueno pues como
todo, de algún estudio realizado en animales, no creo que sean tan descarados como
para inventarse tal cosa. Veamos, las cetonas de frambuesa fueron utilizadas en varios
estudios con roedores que fueron posteriormente sometidos a dietas altas en grasas.
Al parecer, se previno que los roedores que consumían cetonas de frambuesa y se
describieron dos mecanismos principales: estimulación de lipolisis en tejido adiposo
blanco y beige e inhibición (por lo tanto, incremento del gasto y reducción del tejido
adiposo) e inhibición de la lipasa pancreática (menor absorción de grasas).

Ahora bien, ¿tienen algún impacto sobre la pérdida de grasa? Volvemos a tener el
mismo problema que veíamos con el CLA, los resultados en estudios en animales no
pueden ser extrapolados a estudios en humanos. Las cetonas de frambuesa no tienen
efecto alguno sobre la lipolisis ni sobre la lipasa pancreática en humanos, por lo que
podemos decir con seguridad que es un suplemento inútil. Además, este tipo de
suplementos es bastante caro por lo que hablábamos anteriormente, se necesita

CURSO DE MITOS DE LA SUPLEMENTACIÓN | Clase 3 – CLA, Chitosan, Cetonas de Frambuesa,


Diuréticos y Laxantes
mucha materia prima para conseguir algo de producto y eso se nota cuando vamos a
encontrar el producto. De nuevo os digo…Save your money!

4. MITO NÚMERO 4: LOS DIURÉTICOS Y LOS LAXANTES AYUDAN A


PERDER GRASA
Este título lo he puesto así porque si ponía “ayudan a perder peso” estaría mintiendo.
La verdad es que es abrumador la cantidad de laxantes y diuréticos que se venden día
tras día a personas que no lo necesitan. Me gustaría decir una vez más para aquellos
que no lo sepan, que PERDER PESO NO ES PERDER GRASA. Os he dicho muchísimas
veces que el peso es sólo un valor orientativo que fluctúa demasiado como para ser el
parámetro más importante para considerar para evaluar un progreso de pérdida de
grasa.

Los diuréticos y los laxantes ya sean naturales o fármacos, son sustancias que son
empleadas para determinadas indicaciones. Los diuréticos promueven la eliminación
de agua mediante un incremento de la excreción renal de la misma a través de
diferentes mecanismos. Por otro lado, los laxantes ayudan a eliminar materia fecal
mediante estimulación de la motilidad o incremento de la masa. Como podréis
observar se tratan de compuestos que se utilizan para incrementar la excreción pero…
¿bajo qué circunstancias? Pues muy sencillo: cuando no se excreta con normalidad.
Efectivamente, tanto el agua como la materia fecal tiene un peso que suma en la
báscula, pero es un peso que si tu organismo funciona correctamente va a ir y venir
continuamente por lo que si estás forzando a excretar algo que no debería excretarse
es muy posible que aparezcan los problemas.
Los efectos secundarios del uso de laxantes y diuréticos a largo plazo pueden ser
realmente peligroso para la salud, dando lugar a la aparición de efectos adversos
asociados al uso de estas sustancias de forma prolongada. Lo mismo pasa cuando se
utilizan en grandes cantidades a corto plazo.

¿Es posible que pierdas peso? Posible no, perderás peso. ¿Perderemos grasa? No,
perderás agua y heces a parte de salud. Me gustaría que la gente se concienciase sobre

CURSO DE MITOS DE LA SUPLEMENTACIÓN | Clase 3 – CLA, Chitosan, Cetonas de Frambuesa,


Diuréticos y Laxantes
el uso razonable no sólo de medicamentos sino también de suplementos herbales,
porque podéis perjudicar vuestro estado de salud seriamente. Por tanto, si queréis
perder grasa no recurráis a este tipo de sustancias a menos que sea estrictamente
necesario y siempre bajo la valoración de un profesional médico y/o farmacéutico.

BIBLIOGRAFÍA:
• Base de datos BOT Plus 2.0. (2016).
• Eyjolfson, V., Spriet, L. L., & Dyck, D. J. (2004). Conjugated linoleic acid improves insulin
sensitivity in young, sedentary humans. Medicine & Science in Sports & Exercise, 36(5),
814-820.
• López Plaza, B., Bermejo, L. M., Weber, T. K., Parra, P., Serra, F., Hernández, M. J., ... &
Gómez-Candela, C. (2013). Effects of milk supplementation with conjugated linoleic
acid on weight control and body composition in healthy overweight people. Nutricion
hospitalaria.
• Lopez, H. L., Ziegenfuss, T. N., Hofheins, J. E., Habowski, S. M., Arent, S. M., Weir, J. P.,
& Ferrando, A. A. (2013). Eight weeks of supplementation with a multi-ingredient
weight loss product enhances body composition, reduces hip and waist girth, and
increases energy levels in overweight men and women. Journal of the International
Society of Sports Nutrition, 10(1), 22.
• Nazare, J. A., De La Perriere, A. B., Bonnet, F., Desage, M., Peyrat, J., Maitrepierre, C.,
... & Vidal, H. (2007). Daily intake of conjugated linoleic acid-enriched yoghurts: effects
on energy metabolism and adipose tissue gene expression in healthy subjects. British
journal of nutrition, 97(2), 273-280.
• Norris, L. E., Collene, A. L., Asp, M. L., Hsu, J. C., Liu, L. F., Richardson, J. R., ... & Belury,
M. A. (2009). Comparison of dietary conjugated linoleic acid with safflower oil on body
composition in obese postmenopausal women with type 2 diabetes mellitus–. The
American journal of clinical nutrition, 90(3), 468-476.
• Park, K. S. (2010). Raspberry ketone increases both lipolysis and fatty acid oxidation in
3T3-L1 adipocytes. Planta medica, 76(15), 1654-1658.

CURSO DE MITOS DE LA SUPLEMENTACIÓN | Clase 3 – CLA, Chitosan, Cetonas de Frambuesa,


Diuréticos y Laxantes
• Park, K. S. (2015). Raspberry ketone, a naturally occurring phenolic compound, inhibits
adipogenic and lipogenic gene expression in 3T3-L1 adipocytes. Pharmaceutical
biology, 53(6), 870-875.
• Sporstøl, S., & Scheline, R. R. (1982). The metabolism of 4-(4-hydroxyphenyl) butan-2-
one (raspberry ketone) in rats, guinea-pigs and rabbits. Xenobiotica, 12(4), 249-257.
• Thrush, A. B., Chabowski, A., Heigenhauser, G. J., McBride, B. W., Or-Rashid, M., &
Dyck, D. J. (2007). Conjugated linoleic acid increases skeletal muscle ceramide content
and decreases insulin sensitivity in overweight, non-diabetic humans. Applied
physiology, nutrition, and metabolism, 32(3), 372-382.

CURSO DE MITOS DE LA SUPLEMENTACIÓN | Clase 3 – CLA, Chitosan, Cetonas de Frambuesa,


Diuréticos y Laxantes