Está en la página 1de 2

GABRIELA BECERRA

POLITICAS SOCIALES
RESEÑA

Escobar, A. (1976). La invención del tercer mundo. Construcción y deconstrucción del


desarrollo. Cap. II. Venezuela.

Escobar en este capitulo se centra en la consolidación de un discurso alrededor de la


pobreza después de los años cuarenta, pues antes no se consideraba con las connotaciones
con las que después de esta fecha se consideraron y es que el Banco Mundial concluye
basando su análisis en cálculos estadísticos comparados, que más de la mitad de la población
mundial recibía un ingreso per cápita de menos de 100 dólares anual, es decir, que más de la
mitad de la población mundial vivía en condiciones de pobreza, este problema llevo a una
unión de los países denominados tercermundistas para intervenir en el problema, pues este
había pasado a ser un problema social de solución pronta.

En la arqueología de la pobreza propuesta por Rahnema: la globalización de la pobreza


efectuada por la definición de dos terceras partes del mundo como pobres después de 1945.
Si en las economías de mercado los pobres eran definidos como carentes de aquello que los
ricos tenían en términos de dinero y posesiones materiales, los países pobres llegaron a ser
definidos en forma análoga en relación con los patrones de riqueza de las naciones
económicamente más adelantadas. Esta concepción económica de la pobreza encontró un
parámetro ideal en el ingreso anual per cápita. La percepción de la pobreza a escala global
“no fue más que el resultado de operaciones estadísticas comparativas, la primera de las
cuales se realizó apenas en 1940” (Sachs, 1990: 9). En 1948, cuando el Banco Mundial
definió como pobres aquellos países con ingreso per cápita inferior a 100 dólares, casi por
decreto, dos tercios de la población mundial fueron transformados en sujetos pobres. Y si el
problema era de ingreso insuficiente, la solución era, evidentemente, el crecimiento
económico. (Pag. 51)

Después de esta introducción al capítulo, Escobar se dedica a tratar la solución; y es


que, si la pobreza se debía a los bajos ingresos de la población, deberían incrementarse los
mismos a través del crecimiento económico que era el único medio que se consideraba
adecuado. ¿Cómo lograr esto? Bueno, ya se tenia la idea de desarrollo que se utilizaba en el
primer mundo y sumándole a esto algunas entidades internacionales contribuirían con el fin.
Posterior a esto Escobar hace un recuento de los aspectos o acontecimientos históricos
más relevantes para abordar el tema. Entre estos están, como los términos desarrollo y Tercer
Mundo comienzan a ser debatidos en el ámbito político internacional. Siguiendo el orden de
ideas, lo que lleva a Estados Unidos a tener un lugar privilegiado en geopolítica internacional
es su poderío militar y económico. De esta manera nace el discurso del desarrollo, con el
intento de Estados Unidos por expandir sus mercados, acabar con el socialismo, comprar
materia prima a bajos costos, invertir su capital e imponer la doctrina de la seguridad
nacional. “En la conferencia de 1947 en Río se firmaron pactos de asistencia militar entre
Estados Unidosy todos los países latinoamericanos (Varas, 1985). Con el tiempo, los pactos
darían paso a doctrinas de “seguridad nacional” íntimamente ligadas a estrategias de
desarrollo” (Pag. 69).
Gran parte de la solución a esta problemática (la pobreza), radicaba en la
implementación científico–tecnológica de carácter moderno proveída por países
desarrollados, para de esta forma modernizar los sectores tanto de producción de como de la
vida urbana lo cual creí que conllevaría a la erradicación definitiva de la pobreza y los
problemas que traía consigo.
La conclusión a la que llega el autor, es que la interacción de múltiples practicas
institucionalizadas y organizaciones internacionales crean un sistema cerrado hegemónico y
hermético desde el cual se hace una representación de la realidad, en este coinciden la
urbanización, el auge de las ciencias positivas, las políticas locales, el mercado transnacional,
el neoliberalismo, etcétera. Siendo así, el tercer mundo es incorporado a la política de
conocimiento especializado implícito en la visión de mundo científica de occidente.
Como critica a esto el mismo autor lo expone dentro de sus conclusiones, y es que
por el afán de erradicar la pobreza, los países del tercer mundo terminaron aprovechándose
de los pises en vía de desarrollo, por medio de la explotación de recursos o la mano de obra
campesina barata. “Claro que existe una situación de explotación económica que debe
reconocerse y tratarse. El poder es demasiado cínico al nivel de la explotación y debe
oponérsele resistencia en sus propios términos” (Pag. 99)
En mi opinión, me gusto mucho el texto, me parece que expone de manera clara las
intenciones detrás de los países potencia con erradicar la pobreza de los países
subdesarrollados, termino esta siendo una situación de explotación económica, teniendo en
cuenta la gran riqueza natural con la que cuentan los países de América latina.