Está en la página 1de 32

El relativo carácter absoluto de los acuerdos de voluntades contenidos en

actas de conciliación extrajudicial en Derecho.

Alfredo Navarro Abello


María Alejandra Villamizar Ramírez
Autores

Universidad Magdalena
Facultad de Humanidades
Programa de Derecho
Santa Marta, Colombia
Noviembre, 2018
El relativo carácter absoluto de los acuerdos de voluntades contenidos en
actas de conciliación extrajudicial en Derecho.

Alfredo Navarro Abello


María Alejandra Villamizar Ramírez
Autores

Trabajo monográfico presentado como requisito para optar al título de: Abogado.

Director (a):
Doctora. Aracelis Camacho Bustamante

Línea de Investigación:
Nombrar la línea de investigación en la que se enmarca el trabajo
Grupo de Investigación:
Nombrar el grupo en caso que sea posible

Universidad del Magdalena


Facultad de Humanidades
Programa de Derecho
Santa Marta, Colombia
Noviembre, 2018
Nota de aceptación:

Aprobado por el Consejo de Programa en


cumplimiento de los requisitos exigidos por
el Acuerdo Superior N° 11 de 2017 y
Acuerdo Académico N° 41 de 2017 para
optar al título de Abogado.

Jurado

Jurado

Santa Marta, ____ de ___________de ________


Sumario

Resumen .............................................................................................................................VI

Abstract ................................................................................................................................ 7

Introducción ........................................................................................................................ 8

Capítulo I ............................................................................................................................. 9

Descripción del problema de investigación....................................................................... 9

Planteamiento del problema .............................................................................................. 9

Justificación ....................................................................................................................... 10

Objetivos ............................................................................................................................ 11

Objetivo general .............................................................................................................. 11

Objetivos específicos....................................................................................................... 11

Capítulo II.......................................................................................................................... 12

Marco Teórico ................................................................................................................... 12

Conciliación.................................................................................................................... 12

Clases de Conciliación. ............................................................................................... 13

Características de la Conciliación................................................................................ 13

Fines de la Conciliación. ............................................................................................. 14

Principios de la Conciliación ........................................................................................ 15

Proceso Conciliatorio .................................................................................................... 16

Efectos de la Conciliación. .......................................................................................... 19

Requisitos de Validez del Acta de Conciliación y su equivalencia al Contrato ....... 20

 Incapacidad de 1 o más obligados .................................................................... 21

 Objeto ilícito ..................................................................................................... 22

 Causa ilícita ...................................................................................................... 22

 Vicios del Consentimiento................................................................................ 22


Impugnación por Nulidad de Acta de Conciliación ................................................... 23

 Acta de Conciliación inválida o ineficaz .......................................................... 24

 Violación de derechos y garantías de carácter constitucional .......................... 24

Capítulo III ........................................................................................................................ 26

Diseño metodológico de la Investigación ........................................................................ 26

Tipo de Investigación ...................................................................................................... 26

Diseño de la Investigación .............................................................................................. 26

Técnica para la Recolección de Información .................................................................. 26

Capítulo IV ........................................................................................................................ 28

Conclusiones ...................................................................................................................... 28

Bibliografía ........................................................................................................................ 31
El documento busca romper con la percepción de que los acuerdos de voluntades
pactados en actas de conciliación extrajudicial en Derecho tienen un carácter absoluto, pues
si bien es cierto, dichas actas no pueden ser modificadas debido a los efectos que esta
produce, existen unas circunstancias excepcionales para que estas puedan ser impugnadas:
inconstitucionalidad y vicios del consentimiento. Por tanto, es necesario asimilar
pedagógicamente estas actas a un contrato, donde por error, fuerza, dolo y/o violación de
derechos y garantías de carácter constitucional este puede ser invalidado y/o anulado, pero
que, en caso de incumplimiento, éste no contiene dentro de lo pactado una consecuencia
jurídica sino, por el contrario, éste prestaría mérito ejecutivo para iniciar otro proceso donde
actúe como un título.

Palabras clave: conciliación, contrato, vicios del consentimiento, impugnación.


The document seeks to break with the perception that the agreements of wills agreed in
extrajudicial conciliation proceedings in law have an absolute nature, because although it is
true, these acts can not be modified due to the effects that this produces, there are exceptional
circumstances so that they can be challenged: unconstitutionality and vices of consent.
Therefore, it is necessary to assimilate these proceedings pedagogically to a contract, where
by mistake, force, fraud and / or violation of constitutional rights and guarantees this can be
invalidated and / or annulled, but that, in case of non-compliance , this does not contain
within the agreement a legal consequence but, on the contrary, it would lend executive merit
to start another process where it acts as a title.

Keywords: conciliation, contract, vices of consent, objection.


Colombia es un país donde los conflictos llegaron a convertirse en algo más que
habitual, pues durante 52 años sus habitantes tuvieron que sufrir un doloroso conflicto
armado interno, el cual, no solo dejó secuelas en las víctimas directas sino en toda una
sociedad. Es por esto, que el tiempo ha demostrado que se hace necesaria la existencia de
un sistema judicial eficiente.

La historia ha demostrado que el sistema judicial colombiano no ha logrado ha sido


entorpecido por múltiples motivos, uno de ellos y quizás el principal, es el alto número de
conflictos innecesarios que llegan a los estrados judiciales, generando la congestión de
trabajo con la que cuentan los operadores de justicia del Estado.

Por lo anterior, se ha hecho necesario el fortalecimiento de los Mecanismos Alternativos


De Solución De Conflictos (MASC), pero de forma predilecta la Conciliación a través de la
Ley 640 de 2001. Es así como se crea una legislación acorde y atractiva para que los
particulares sean investidos transitoriamente de la función de administrar de justicia,
basados en lo que establece la Constitución Nacional en su artículo 116, lo cual, le ha
ahorrado tiempo y dinero tanto al Estado como a los particulares, logrando las expectativas
en ella depositada.
La implementación de los Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos
(MASC), en particular de la Conciliación, ha permitido que los conflictos sean resueltos de
una manera más amena, rápida y amigable, dando como resultado que los particulares
investidos transitoriamente de administrar justicia faciliten la descongestión de los estrados
judiciales y la resolución de conflictos (al solo ser una ayuda para que las mismas partes
decidan lo que quieren acordar).

Así, el conciliador solo es un tercero calificado, neutral e imparcial que no toma una
decisión con respecto al problema, sino que coadyuva a los que se encuentran en él para
encontrar la mejor solución a partir de la voluntad de los mismos.

De esta manera, lo que se plasma en las actas de conciliación extrajudicial en


Derecho no puede estar en contra de lo contenido en la Constitución y la Ley. Cabe destacar
que este es un proceso voluntario en el que se insta a un restablecimiento de la paz jurídico-
social debido a los efectos de cosa juzgada y mérito ejecutivo de las actas mencionadas.

Pregunta problema.

¿A pesar de los efectos que producen las actas de conciliación extrajudiciales en


Derecho estas podrían ser impugnadas si carecieran de validez en sus elementos esenciales
o violaran derechos y/o garantías constitucionales?
La propuesta está motivada en la asimilación pedagógica de las actas de conciliación
a un contrato, ya que, ambos deben estar libres de vicios en sus elementos esenciales,
partiendo desde el consentimiento hasta la licitud del objeto y la causa, pues de lo contrario
recaería en invalidez, ineficacia e indudablemente estos deberán ser impugnados para
resarcir los derechos y/o garantías constitucionales que hayan sido violados con base en los
acuerdos contenidos en las actas de conciliación extrajudicial en Derecho. Por consiguiente,
es necesaria la aplicación y adaptación de conocimiento para esclarecer el alcance de los
efectos del contenido de un acta de conciliación y a través de ello resaltar las circunstancias
excepcionales que llevarían a la anulación del acuerdo conciliatorio.
Objetivo general

Demostrar que las actas de conciliación extrajudiciales en Derecho pueden carecer del
carácter absoluto del gozan a razón de sus efectos, permitiéndoles ser impugnadas.

Objetivos específicos

 Establecer las características y fines de la conciliación como Mecanismo Alternativo


de Solución de Conflictos (MASC).
 Identificar los principios que rigen la Conciliación extrajudicial en Derecho.
 Descomponer el proceso conciliatorio y los efectos de las actas de conciliación.
 Determinar los requisitos de validez de las actas de conciliación extrajudicial en
Derecho y su equivalencia con los exigidos para los Contratos.
 Desglosar el proceso de Nulidad mediante el cual se impugnan las actas de
conciliación extrajudicial en Derecho.
Conciliación

Los Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos son aquellas posibilidades


que tienen las personas envueltas en un conflicto para solucionarlo, sin la intervención de
un juez ni de un proceso judicial, es decir, son una opción para resolver conflictos de una
manera expedita, sencilla, eficiente y con plenos efectos legales.

La conciliación es un Mecanismo Alternativo de Solución de Conflictos a través del


cual dos o más personas, natural o jurídico, de carácter privado o público, nacional o
extranjeros, gestiona por sí misma la solución de sus diferencias, con la ayuda de un
tercero neutral y calificado, denominado conciliador. (Ministerio de Justicia y del
Derecho, 2018)

La conciliación consiste en que las partes involucradas en el proceso y/o trámite de la


misma se acuerdan llevar un dialogo a través de la colaboración de un tercero calificado
imparcial (particular o funcionario público) para dirimir un conflicto.

En forma general, las conciliaciones se ostentan como oportunidades otorgadas por la


Ley a las partes de un conflicto en específico, con el fin de restablecer sus esfuerzos y que
de esta forma logren voluntariamente remediar el conflicto de manera pacífica, llegando a
posibles desistimientos, transacciones o conciliaciones.

La conciliación en su misma esencia se desarrolla de una forma sencilla bajo los


requisitos y parámetros de ley, es una herramienta jurídica que tenemos para
administrar justicia y para resolver los conflictos de manera directa, pacifica, entre
los involucrados, y amistosa. Esta manera requiere que haya principalmente
autonomía, voluntad, consentimiento de las partes así como de la ayuda de un tercero
imparcial para poder dar por terminada la diferencia y al final del proceso suscribir en
acta conciliadora lo que se ha acordado. (Ministerio del Interior y de Justicia, 2007)

Por ende, en sentido estricto, la conciliación no gira entorno a una decisión motivada
a través de la actividad judicial, ya que, esta radica exclusivamente en la voluntad de las
partes, sin presión alguna para procurar el acuerdo, pues el conciliador se encarga de dirigir
y, si fuese necesario, presentar fórmulas de arreglo para que las partes logren la solución del
conflicto.

La Constitución Política de Colombia, artículo 116, consagró que los particulares


pueden ser investidos transitoriamente de la función de administrar justicia habilitando así
a conciliadores para proferir fallos en derecho o en equidad.

Es decir, esta herramienta para dirimir conflictos tiene fundamento no solo legal sino
constitucional, y además, es un deber profesional de los abogados colombianos según la Ley
1123 de 2007, artículo 28, numeral 13 siempre prevenir litigios innecesarios y facilitar los
Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos. Por tanto, no procurarla o entorpecer
este proceso puede acarrear que se le compulsen copias ante el Consejo Superior de la
Judicatura.

Clases de Conciliación.

La conciliación puede ser judicial o extrajudicial. Según la Ley 640 de 2001, por la
cual se modifican normas relativas a la conciliación y se dictan otras disposiciones,
determina en el artículo 3° que la conciliación extrajudicial podrá ser:

La conciliación extrajudicial se denominará en derecho cuando se realice a través de


los conciliadores de centros de conciliación o ante autoridades en cumplimiento de
funciones conciliatorias; y en equidad cuando se realice ante conciliadores en
equidad. (Congreso de la República de Colombia, 2001)

Por ende, lo que determina la clase de conciliación es la oportunidad en que esta es


realizada y ante quiénes se realiza, es decir, cuando los conciliadores tengan conocimiento
en Derecho esta será prejudicial o extrajudicial, cuando no, será Conciliación en Equidad;
cuando sea ante juez será considerada Conciliación Judicial.

Características de la Conciliación.

La Conciliación posee unas características principales, las cuales, han sido descritas
implícitamente por la Corte Constitucional en la sentencia C-893 de 2001 como:

 Un mecanismo de acceso a la administración de justicia,


 es un mecanismo alternativo de resolución de conflictos,
 es una forma de resolver los conflictos con la intervención de un tercero,
 es un mecanismo de administración transitoria de justicia,
 es un acto jurisdiccional,
 es un mecanismo excepcional,
 es un sistema voluntario, privado y bilateral de resolución de conflictos.
(Corte Constitucional, 2001)

En ese sentido, se considera que existe una conciliación cuando existen estas
peculiaridades. No obstante, la conciliación posee otras características, en sentido amplio,
entre las cuales se destacan:

 Es autocompositiva, ya que las partes negocian y construyen su propio


acuerdo.
 Las obligaciones que se pactan son conmutativas.
 La exigencia de solemnidades, como pactar un acta.
 Es un acuerdo bilateral
 Es onerosa debido a los acuerdos y/o prestaciones que se suscriben.
 Es un acto nominado.
Fines de la Conciliación.

La conciliación es demasiado valiosa, tanto para las partes en conflicto como para la sociedad
en su conjunto, ya que, si se implementa de forma adecuada no solo se resuelve el conflicto entre las
partes, sino que, mediante los acuerdos de voluntades se restablece la paz y seguridad social-jurídica.
Es por ello que (Ministerio del Interior y de Justicia, 2007) ha recopilado los siguientes derechos
constitucionales como fines:

En el artículo 229 de la Constitución Nacional se ha dispuesto que se debe garantizar


el acceso a la administración de Justicia. La Jurisprudencia ha desarrollado variedad de
conceptos con relación a ello, pero para la temática se precisa esta finalidad como aquella
que:

(…) comprende contar con procedimientos idóneos y efectivos para la determinación


legal de derechos y obligaciones, que las controversias planteadas sean resueltas
dentro de un término prudencial y sin dilaciones injustificadas, que las decisiones
sean adoptadas con el pleno respeto del debido proceso, que exista un conjunto
amplio y suficiente de mecanismos para el arreglo de controversias, que se prevean
mecanismos para facilitar el acceso a la justicia por parte de los pobres, que la oferta
de justicia permita el acceso a ella en todo el territorio nacional. Este derecho se
garantiza también a través del uso de mecanismos alternativos de resolución de
conflictos. (Corte Constitucional, 2003)

En consecuencia, a través de los M.A.S.C. se protege y garantiza el acceso a la


administración de Justicia, siempre y cuando esta sea desarrollada dentro del marco de la
legalidad, es decir, mientras el conciliador sea un tercero calificado, neutral e imparcial; el
servicio sea prestado no solo por instituciones privadas sino también por las públicas; el
conciliador cumpla con sus deberes y además sea guarda de los principios y las normas.

Por otro lado, en el artículo 2° de la Constitución Política de Colombia se estableció


que asegurar la Convivencia Pacífica constituye uno de los fines del Estado, entonces al ser
la Conciliación una herramienta amigable y de protección de sus derechos sustentados en
las voluntades de los mismos, efectiviza el restablecimiento de la tranquilidad a la vida en
comunidad.

También, es un fin de la conciliación el facilitar la solución de los conflictos sin


dilaciones injustificadas, con respecto a este tema, la Corte constitucional ha afirmado que
ella constituye una realización del derecho al debido proceso, en la medida en que permite
la solución expedita del conflicto a través del acuerdo entre las partes.

“(…) la conciliación favorece la realización del debido proceso (artículo 29), en la


medida que reduce el riesgo de dilaciones injustificadas en la resolución del
conflicto. Tal como lo ha reconocido la abundante jurisprudencia de esta
Corporación, el debido proceso involucra, amén de otras prerrogativas ampliamente
analizadas, el derecho a recibir una pronta y cumplida justicia y como quiera que la
conciliación prejudicial ofrece, precisamente, una oportunidad para resolver el
conflicto de manera expedita, rápida y sin dilaciones, desarrolla el mandato
establecido por la Carta en su artículo 29.”

Y por último, cabe destacar que la principal finalidad de la Ley 1395 de 2010 fue la
de descongestionar los despachos judiciales, implementando, por ejemplo, requisitos
previos para llegar a los estrados judiciales como el de la conciliación. Gran parte de esta
norma se encuentra derogada, pero indudablemente la conciliación redujo la cantidad de
casos innecesarios que llegaban hasta los jueces, posicionándose como el M.A.S.C.
predilecto, convirtiéndose este en una consecuencia intrínseca.

Principios de la Conciliación

La conciliación posee unos principios regentes, en los cuales basa sus procesos y
procedimientos, entre los cuales se pueden encontrar:

La buena fe, como principio general del Derecho tiene relación con la verdad y/o
exactitud de los argumentos, por lo cual, tiene plena aplicación en materia conciliatoria, ya
que, las partes y todo el que intervenga en ella debe hacerlo de forma honesta. En síntesis,
este principio es de aplicación a las partes en audiencia como para el conciliador y la
institución donde se preste el servicio.

La Economía y Celeridad, esta se dirige principalmente al ahorro de tiempo y gasto en


comparación con un proceso judicial, pero es necesario tener presente que se está buscando
un acuerdo justo, duradero y satisfactorio entre las partes, lo cual no necesariamente implica,
que se busque un ahorro de tiempo, costo o esfuerzo.

La Veracidad y Legalidad, estos principios son intrínsecos a la conciliación debido a la


naturaleza de los conflictos, pues, si lo que se desea es llegar a un acuerdo las partes deben
comprometerse a que aquello que se lleve audiencia debe estar totalmente atado a la realidad,
pero sin que el conciliador entre a valorar dicha información. Es preciso recalcar que el
conciliador si debe asegurarse que el acuerdo de voluntades no vulnere las leyes.

La Conciliación será Gratuita cuando esta sea realizada ante funcionarios del Estado que
dentro de sus facultades puedan ejercer como conciliadores; exceptuando a los Notarios, los
cuales por la naturaleza del cargo podrán conciliar y cobrar por la prestación de este servicio,
pero acorde a lo dispuesto por el Gobierno Nacional. Contrástese con la Ley 640 de 2001 en
su artículo 4°.

La conciliación tendrá carácter Confidencial, en el entendido de que quienes participen


en ella deben tener reserva hacia lo que en ella se proponga como fórmula de arreglo y esto
no podrá ser usado como material probatorio si hubiese la necesidad de continuar con otro
proceso y/o procedimiento. Contrástese con el Decreto 1818 de 1998, artículo 16.
La imparcialidad es uno de los principios rectores de la labor del conciliador según La
Guía Institucional de Conciliación en Familia, toda vez que este debe procurar fórmulas de
arreglo que se encuentren equilibradas ante las partes. Así pues:

La imparcialidad del conciliador está referida a que éste debe manejar el proceso
conciliatorio desde una perspectiva global desprovista de toda clase de prejuicios
frente al conflicto. Es indispensable que al momento de realizar su labor, el
conciliador esté desprovisto de toda clase de prevención frente a las partes y al
conflicto suscitado entre ellas. (Ministerio del Interior y de Justicia, 2007)

La neutralidad es otro de los principios mencionados por la Guía Institucional de


Conciliación en Familia, fundamentado en que el conciliador debe mantener una postura
neutra hacia las partes en conflicto y facilitar la autocomposición del acuerdo para que este
sea equitativo.

La autonomía:
El conciliador debe gozar de total autonomía frente a las partes integrantes del
conflicto, no permitiendo que estas influyan sobre él, haciendo que sus conceptos
no estén determinados por el querer de alguna de las partes, sino por la
intencionalidad de resolver el conflicto amigablemente. (Ministerio del Interior
y de Justicia, 2007)

La función de estos principios regentes de la conciliación es el óptimo


funcionamiento de la conciliación extrajudicial, dirigido por lineamientos y criterios
teóricos aplicados, pero que se convierten en deberes del conciliador y que forman parte de
la proceso y del trámite de la misma.

Proceso Conciliatorio

Cuando existe una problemática y, al menos, una de las partes ha decidido dar el primer
paso para resolverlo a través de la Conciliación, existen unos trámites y procedimientos
previos para la realización de la misma. Ellos son:

En primera instancia, se debe realizar la solicitud de audiencia de conciliación, esta


carece de formalidades especiales. Sin embargo, en materia laboral y administrativa, sí es
necesario el cumplimiento de unos requisitos legales. Contrástese con los artículos 6 y 20
del Decreto 2511 de 1998 para conocerlos.

Por otro lado, aunque la solicitud de conciliación es informal y puede ser verbal o escrita,
cuando esta sea escrita por sustracción de materia en otras áreas a las anteriormente
mencionadas, es de inferir que esta deberá contener como mínimo:

a) Ciudad, fecha y nombre del conciliador o centro de conciliación ante el cual se


presenta la solicitud.
b) Datos del convocante(s), convocado(s) y apoderado(s) si existiere.
c) Si así se desea, la indicación de querer un conciliador en especial, acompañado de
su nombre.
d) Hechos del conflicto.
e) Pretensiones.
f) Cuantía de las peticiones o la indicación que es indeterminada.
g) Relación de los documentos anexos y pruebas si las hay en copias simples.
h) Direcciones para realizar las debidas citaciones a todas las partes.
i) Firma(s) del solicitante(s).

Una vez se ha presentado la solicitud de conciliación, el respectivo centro de


conciliación cuenta con tres meses para realizar la audiencia de conciliación, contados desde
la fecha de solicitud de la misma.

Una vez realizada la primera etapa sigue la designación del conciliador por parte del
centro de conciliación, el cual, seguirá el trámite respectivamente estipulado en el
Reglamento de la Institución, salvo que el convocante o las partes, de común acuerdo, hayan
decidido el conciliador de su preferencia.

Cuando el conciliador es escogido a prevención por el convocante, el convocado deberá


decidir si acepta o no realizar la audiencia de conciliación bajo estas condiciones.

Si la parte convocada no aceptase esta condición, el conciliador deberá elaborar la


constancia de No Acuerdo haciendo claridad del motivo. En este sentido, si las partes
deciden de común acuerdo realizar la audiencia de conciliación con otro conciliador, esto
podrá solicitársele al Director del Centro de Conciliación.

Si nuevamente alguna de las dos partes no está de acuerdo con la designación del
conciliador el Director del Centro de Conciliación deberá realizar la Constancia de No
Acuerdo, agotándose así, si fuere el caso, el requisito de procedibilidad.

Cuando el conciliador es designado, el centro se encargará de entregarle la solicitud


presentada con los documentos que le hayan sido allegados por el convocante. Es en este
momento en el cual el conciliador debe anunciar si se encuentra impedido e indicar si el
asunto es conciliable.

Luego de realizado lo anterior, el conciliador debe proceder a citar a las partes, pero
además, tiene como obligación citar a quien, a su criterio, deba concurrir a la audiencia
de conciliación. Contrástese con los artículos 8 y 20 de la Ley 640 de 2001.

Esta deberá contener como mínimo:

a) Lugar y fecha en la que es elaborada la citación.


b) Identificación del conciliador y parte(s) solicitante(s) y citada(s).
c) Objeto de la conciliación (hechos, pretensiones conciliables y cuantía).
d) Consecuencias de la inasistencia a la audiencia de conciliación.
e) Lugar, fecha y hora de realización de la audiencia de conciliación.
f) Firma del conciliador. (Ministerio del Interior y de Justicia, 2007)

Para mayor seguridad sobre la recepción de la citación a la audiencia de conciliación, el


conciliador deberá enviar el escrito a través de correo certificado.

La cuarta etapa del proceso conciliatorio es la Audiencia de Conciliación. El plazo


establecido en el Artículo 20 de la Ley 640 de 2001 sobre la audiencia de conciliación
extrajudicial podrá prorrogarse de mutuo acuerdo entre las partes.

Cuando la audiencia de conciliación sea llevada a cabo, pero el conciliador se percate


que no se está logrando una fórmula de arreglo, pero lo ve posible, este puede sugerir que
sea suspendida y continuarla otro día, pero esta decisión solo la toman las partes. Si alguna
de las partes no desea que se suspenda y reinicie, el conciliador deberá expedir Constancia
de No Acuerdo.

En la Conciliación solo son partes el/los convocante(s) y el/los convocado(s). Cada uno
de ellos podrá asistir a la audiencia de conciliación en compañía de su apoderado, si así lo
desean.

Inicialmente, a la audiencia de conciliación solo podrán asistir: aquellos que son parte
en el conflicto y figuran como convocante y/o convocado; a esto se le debe agregar que el
conciliador también puede citar a quien él considere necesario para la resolución del
conflictos y aquellos que previa autorización de las partes el conciliador considere que
aporta positivamente a la formulación del arreglo.

Realizado todo lo anterior, llegada la fecha y hora fijada para la audiencia de


conciliación, pueden ocurrir tres cosas:

Cuando exista Inasistencia de una o todas las partes el conciliador expedirá


Constancia de Inasistencia conforme al artículo 2 de la ley 640 de 2001 y el artículo 19 del
decreto 30 de 2002. En la constancia deben señalarse el lugar, fecha, hora en la que debió
celebrarse la audiencia y en la cual es expedida la constancia, se debe mencionar
sucintamente el asunto objeto de la conciliación, la indicación de la o las partes que
inasistieron y sus excusas si las hubiere, acompañado de la firma del conciliador.

La constancia en mención debe expedirse luego de transcurridos los tres días hábiles
para presentar excusa válida que justifique la inasistencia según lo consagrado en el artículo
22 de la Ley 640 de 2001.

Si la parte que inasiste presenta justificación dentro del término es la parte que haya
asistido quien decide si desea que se reprograme la audiencia de conciliación. Si los dos
partes inasistiesen es el Centro de Conciliación quien decide según sus Reglamentos si se
será reprogramada.

El conciliador debe tener seguridad de que las partes hayan sido citadas para poder
expedir Constancia de Inasistencia.
El respectivo Centro de Conciliación guardará copia de los documentos y anexos
allegados junto con la solicitud, pero devolverá los que hayan sido aportados cuando expida
esta constancia.

Cuando por el contrario, las partes si concurren a la audiencia pero estos no llegan a
un acuerdo, el conciliador expedirá Constancia de Inasistencia conforme al artículo 2 de la
Ley 640 de 2001 y el artículo 19 del decreto 30 de 2002. En la constancia deben señalarse
el lugar, fecha y hora en la que se celebró la audiencia, se debe mencionar el objeto asunto
de la conciliación, la indicación de la fecha y lugar en que se presentó la solicitud de
conciliación, la indicación de que asistieron junto a la firma del conciliador. Debe ser
expedida inmediatamente.

Ahora bien, si a la terminación de la audiencia de conciliación las partes han llegado


a un acuerdo conciliatorio total o parcial, el conciliador es el encargado de elaborar el acta
de conciliación, el cual, debe contener los acuerdos de voluntades a los que hayan llegado
los mismos, acompañado de los siguientes requisitos:

a) Lugar, fecha y hora de audiencia de conciliación.


b) Identificación del conciliador.
c) Identificación de las personas citadas con señalamiento expreso de las que asisten
a la audiencia.
d) Relación sucinta de las pretensiones motivo de la conciliación.
e) El acuerdo logrado por las partes con indicación de la cuantía, modo, tiempo y
lugar de cumplimiento de las obligaciones pactadas. (Ministerio del Interior y de
Justicia, 2007)
Contrástese con el artículo 1 de la Ley 640 de 2001.

Si el Acta Conciliación es Parcial el conciliador dejará constancia de ello en el Acta


Además de los requisitos establecidos en la Ley, el Ministerio del Interior y de Justicia ha
determinado otros, los cuales pueden contrastarse con la Guía Institucional de Conciliación
del mismo.

Efectos de la Conciliación.

La Conciliación produce dos efectos: Cosa Juzgada y Mérito Ejecutivo. No obstante,


dichos efectos solo se producen para las actas que deben ser a partir del registro del acta en
el centro de conciliación.

Se entiende por cosa juzgada aquella circunstancia en la que las autoridades


judiciales tienen la obligación de no conocer, fallar o juzgar sobre un asunto que ya haya
sido objeto de un proceso y en el que se haya tomado una decisión, acuerdo o se haya
proferido una sentencia judicial.
En ese sentido, si existe concurrencia de los siguientes elementos: a) las partes, b) el
objeto y c) la causa o razón de las pretensiones (Corte Suprema de Justicia, 2016) se verá
configurada la cosa juzgada como consecuencia jurídica de un acto.

El acta de conciliación presta mérito ejecutivo, es decir, lo convierte en un título


ejecutivo y sus obligaciones pueden ser reclamadas a través de un proceso judicial llamado
‘proceso ejecutivo’ siempre que estas sean claras, expresas y exigibles. Contrástese con el
Artículo 422 de la Ley 1564 de 2012

Requisitos de Validez del Acta de Conciliación y su equivalencia al Contrato

El acuerdo de voluntades consiste en el asentimiento de las partes que lo constituyen.


En este sentido, tanto el Contrato como el Acuerdo Conciliatorio son, en esencia, un acuerdo
de voluntades.

Es por ello que:

Un contrato es un acuerdo de voluntades que crea o transmite derechos y obligaciones


a las partes que lo suscriben. El contrato es un tipo de acto jurídico en el que
intervienen dos o más personas y está destinado a crear derechos y generar
obligaciones. Se rige por el principio de autonomía de la voluntad, según el cual, puede
contratarse sobre cualquier materia no prohibida. (Alzate Monroy, 2008)

Por su parte:

El acuerdo conciliatorio no es más que el resultado de la voluntad reflexiva de las


partes, dirigida a producir efectos jurídicos, y que, en ese consenso, sólo participan
ellas, pues finalmente son las únicas legitimadas para determinar el contenido y el
alcance del acuerdo conciliatorio. (Posso Ramírez, 2013)

Los anteriores se dan en virtud del principio de la autonomía privada, el cual, es


un Principio General del Derecho. Además, es un principio tradicional, que contribuyó a
la desaparición de formalismos, considerado por la jurisprudencia como el principio clásico
‘pacta sunt servanda’ y como principio de derecho natural la premisa ‘sine qua non’ para la
protección y reconocimiento de la libertad individual y social de la persona.

Existen unos requisitos mínimos de validez tanto para los actos jurídicos como para
los negocios jurídicos, en suma, estos son exigibles mientras las partes quieran obligarse y
deseen hacer declaración conforme su voluntad. Contrástese con el Artículo 1502 del
Código Civil.

Dichos requisitos son: Capacidad, Consentimiento, Causa Lícita y Objeto Lícito.


En virtud de lo anterior, si dicho acto o contrato (para este caso en específico), no
cumple estos requisitos de validez recaerá en Nulidad, bien sea, Relativa o Absoluta.
Contrástese con el Artículo 1741 del Código Civil.

La Nulidad será absoluta siempre que se encuentre viciada la capacidad, el objeto


lícito y la causa lícita, cuando no, se entenderá que la Nulidad es relativa.

Ahora bien, la diferencia entre estas dos (Relativa o Absoluta) radica en si estos
vicios son saneables o no, pues cuando la Nulidad sea relativa podrá ser subsanada por las
mismas partes, pero, en el caso contrario deberá ser resuelto por un juez a través del proceso
de Nulidad.

Cabe destacar que lo anterior aplica en el caso de los Contratos, pero no para las
Actas de Conciliación, pues el efecto de ‘cosa juzgada’ no permite que sean modificadas ni
unilateralmente ni de común acuerdo, por tanto, quien debe declarar la Nulidad de una Acta
de Conciliación siempre es un juez.

En el caso anterior, si lo que se desea es, de común acuerdo, hacer una aclaración o
modificación al Acta de Conciliación, existe la posibilidad de realizar otra Audiencia de
Conciliación aclarando o modificando lo anterior, toda vez, que en este sentido, no versa la
conciliación sobre las mismas causas o pretensiones. En la nueva Acta de Conciliación debe
dejarse por escrito si es una modificación o aclaración de la anterior.

En ese orden de ideas, y conforme al deber ser, dentro del proceso de Conciliación,
el mismo conciliador debe verificar que se cumpla tanto con la capacidad como con la causa
lícita del asunto, ya que, esto hace parte de sus obligaciones. Por lo tanto: “para que una
conciliación pierda su validez se debe demostrar que presenta algún vicio del
consentimiento, como el error, la fuerza y el dolo o que tiene objeto ilícito” (Corte Suprema
de Justicia, 2016). Es de resaltar que la verificación del objeto lícito también es obligación
del conciliador.

Entonces, para que se encuentren habilitadas las circunstancias excepcionales que


dan lugar a la impugnación judicial de las actas de conciliación deben existir:

 Incapacidad de 1 o más obligados

Son incapaces absolutos:


a) Los dementes.
b) Los menores impúberes.
c) Sordomudos que no pueden darse a entender. (Congreso de Colombia, 1873)

Son incapaces relativos:


a) Los menores adultos.
b) Los disipadores que se hallen bajo interdicción. (Congreso de Colombia, 1873)

 Objeto ilícito
El objeto de una conciliación es ilícito cuando:

a) De las cosas que no están en el comercio.


b) De los derechos o privilegios que no pueden transferirse a otra persona.
c) De las cosas embargadas por decreto judicial, a menos que el juez lo autorice o el
acreedor consienta en ello. (Congreso de Colombia, 1873)

 Causa ilícita
El Acta de Conciliación posee causa ilícita cuando contraríe la Ley, la moral, el orden
público, o las buenas costumbres. Confróntese con el Art. 1524 inciso 2º del Código Civil.

 Vicios del Consentimiento


El consentimiento o la voluntad según el Código Civil, en su Art. 1508 se encuentran
viciados cuando existe:

El error puede ser de derecho y de hecho. Se entiende por error de derecho cuando
existe interpretación errónea de la ley, el cual, no vicia el consentimiento. El error de hecho,
por su parte, sí. Confróntese con Art. 1508 y ss. Del Código Civil.

La fuerza es ejercida en la conciliación cuando alguna de las partes se encuentra en


insuperable coacción física o moral por parte de la otra para la celebración del acta.
Confróntese con el Arts. 1513 y 1514 del Código Civil.

El dolo se entiende ejecutado como vicio del consentimiento cuando una de las partes
realiza maniobras fraudulentas para la consecución del acuerdo, siendo esta beneficiada.

Es de resaltar que el Acuerdo Conciliatorio debe gozar de Plenitud en sus


Formalidades. Estas son aquellas consagradas por la Ley 640 de 2001 en su Artículo 1, los
cuales, debe contener, como mínimo, toda Acta de Conciliación para que no recaiga en
invalidez. Pero, no toda inobservancia de formalidades acarrea la invalidez del acuerdo
conciliatorio, sobre esto, la Sala de Casación Laboral ha señalado que la falta de suscripción
o aprobación del acta de conciliación por parte del funcionario competente no la vicia porque
en tal caso:
Dicho acuerdo adquiere la connotación de una “transacción” que no requiere para su
validez como lo pretenden hacer ver los recurrentes, del aval de la autoridad
competente, dado que basta que esa manifestación de voluntad de las partes se haga
en forma consiente y libre de apremio, y no vulnere derechos ciertos e indiscutibles
del trabajador, para que aquella surta sus plenos efectos legales. (Corte Suprema de
Justicia, 2012)

Por otro lado, el Acuerdo Conciliatorio consta de unos requisitos de existencia. Para
que exista el negocio jurídico deben cumplirse los requisitos de validez y las respectivas
formalidades ya descritas.

El Acta de Conciliación debe cumplir con unos requisitos de Eficacia. En este sentido,
la eficacia del acuerdo conciliatorio se afecta por la inobservancia del Artículo 1 de la Ley
640 de 2001.

Del mismo modo se afecta su eficacia si quien actúa como conciliador carece de
dicha facultad o actúa con ocasión a la inhabilidad establecida en el artículo 17 de la Ley
640 de 2001.

Los centros de conciliación no podrán intervenir en casos en los que se encuentren


directamente interesados los centros de conciliación o sus funcionarios.

Impugnación por Nulidad de Acta de Conciliación

En la conciliación no existe un superior jerárquico, son las partes las que habilitan
transitoriamente al particular (conciliador) para que administre justicia, por lo cual el control
judicial le corresponde al juez mediante proceso ordinario de nulidad. (Vidales, 2015). La
Nulidad es un proceso judicial que se presenta ante la jurisdicción ordinaria, toda vez que el
acto jurídico, negocio jurídico o acta de conciliación –para este caso- carezca de validez
debido a un vicio en sus elementos esenciales o se haya realizado sin plenitud en las
formalidades que la Ley prevé para ella, con el fin de que sea el juez quien lo retire del
ordenamiento jurídico.

La impugnación de las actas de conciliación a través del proceso de Nulidad


contenido en el Código General del Proceso es totalmente válida. En ese sentido, la Sala de
Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia asevera que el acta de conciliación solo
dará lugar al efecto de cosa juzgada siempre y cuando este se encuentre libre de vicios.
Confróntese con las Sentencias del 6 de Julio de 1992 y 6 de diciembre de 1995.

Por otro lado, la Corte Constitucional afirma que “excepcionalmente se puede poner
en tela de juicio la cosa juzgada por infracción a los supuestos del artículo 1502 del Código
Civil”. (Corte Constitucional, 2001)
Por su parte, la Corte Suprema de Justicia recalcó que es viable solicitar la nulidad
de un acta de conciliación cuando sea contraria a Derecho por omisión del funcionario que
debió darle o le concedió la aprobación a dicho acuerdo. Confróntese con Sentencia de la
Sala de Casación, Sección Segunda del 6 de Julio de 1992

Las causales de anulación del acta de conciliación se dividen en dos:

 Acta de Conciliación inválida o ineficaz

Es preciso, entonces, destacar que:

(…) es la persona que indica que una actuación, documentos o declaración


están viciados en el consentimiento por el error, la fuerza o el dolo
consagrados en los artículos 1508 a 1516 del Código Civil, quien tiene el
deber de sustentar y demostrar probatoriamente lo que acusa, esto es, que
actuó bajo presión o apremio, alterando su voluntad. (Ámbito Jurídico, 2016)

En ese orden, la carga probatoria recae sobre aquel que alegue la invalidez, ineficacia
o la violación de un derecho/garantía constitucional dentro del proceso judicial.

Cuando los motivos que invaliden el acta de conciliación den como resultado la
nulidad absoluta, el juez podrá decretarla de oficio, mientras que si la nulidad que se produjo
es relativa solo podrá decretarse a petición de parte.

 Violación de derechos y garantías de carácter constitucional

Es posible que el acta de conciliación se celebre por una o más partes contrarias a
Derecho, violándose así derechos y/o garantías constitucionales, desde el contenido de los
acuerdos hasta el procedimiento en sí mismo.

Así, si la violación de los preceptos constitucionales afecta directamente al acta de


conciliación y los acuerdos contenidos en ella, puede invocarse la acción de tutela
por vía de hecho, ya sea bajo la ausencia de un mecanismo eficaz para resarcir el
derecho o como mecanismo transitorio para precaver un perjuicio irremediable.
(Ministerio del Interior y de Justicia, 2007)

“(…) el efecto de cosa juzgada que producen las actas de conciliación no tiene
carácter absoluto. Tal como ya lo señaló la Corte, contra las actas de conciliación
procede la acción de tutela si han ocurrido vías de hecho. Además cualquier
irregularidad se puede alegar en el proceso judicial en el cual se haga valer el acta de
conciliación. (Corte Constitucional, 2001)
En aras de propender los derechos y garantías constitucionales, se ha establecido la
irrenunciabilidad a los derechos mínimos del trabajador, con el objetivo de proteger a quien
en razón a su subordinación se encuentra en desventaja, bien sea, por desconocimiento,
presión y/o fuerza incoada por su empleador. O sea, la protección de estos principios del
derecho laboral limita la autonomía de la voluntad con el fin de salvaguardar los derechos
ciertos e indiscutibles de la parte débil de la relación contractual.
Tipo de Investigación

Esta investigación está basada en la investigación documental, definida por (Baena,


2016) así: “básicamente consiste en una técnica que se orienta hacia la ‘selección y
recopilación de información por medio de la lectura y crítica de documentos y materiales
bibliográficos’, que tiene como objetivo el levantamiento de un marco teórico y de datos.”

En ese orden, puede entenderse que la metodología de esta investigación se determina


a través de la investigación documental, la cual:

(…) funge como parte esencial de un proceso de investigación científica,


constituyéndose en una estrategia donde se observa y reflexiona sistemáticamente
sobre realidades (teóricas o no) usando para ello diferentes tipos de documentos.
Indaga, interpreta, presenta datos e informaciones sobre un tema determinado de
cualquier ciencia, utilizando para ello, una metódica de análisis; teniendo como
finalidad obtener resultados que pudiesen ser base para el desarrollo de la creación
científica. (Rivera Rodríguez, 2008)

Diseño de la Investigación

Conforme a lo anterior, esta investigación está inmersa en el diseño no experimental, el cual


es definido de la siguiente manera:

(…) investigación que se realiza sin manipular deliberadamente variables. Es decir,


se trata de estudios donde no hacemos variar en forma intencional las variables
independientes para ver su efecto sobre otras variables. Lo que hacemos en la
investigación no experimental es observar fenómenos tal como se dan en su contexto
natural, para posteriormente analizarlos. (Sampieri, 2010, pág. 149)

Entendiéndose esta como aquella donde el investigador no maniobra los factores en


los que puede incidir la temática sino que se limita a la observación y análisis de sus
variables.

Técnica para la Recolección de Información

La sistematización de la información se realizó de acuerdo al concepto de (Rivera


Rodríguez, 2008) quien sostiene que: “se hace una intensa, rigurosa y larga búsqueda de
recolección de información bibliográfica... La información obtenida se somete a una
rigurosa síntesis y análisis de datos, para posteriormente obtener los datos puros que
construirán y darán forma al marco teórico.”

La presente investigación surgió de la formulación de una pregunta problema, la cual,


se buscó acoplar y sistematizar mediante la recolección de información. A su vez, se planteó
un objetivo general y otros específicos, respondiendo así, a la problematización de la
pregunta.

Realizado lo anterior, se procedió a la búsqueda y recolección de información


relacionada a la temática, a través de bases de datos, fuentes bibliográficas, webgrafía,
revistas jurídicas, jurisprudencia, entre otros.

Luego, se procedió a la selección de publicaciones acertadas y procedentes


relacionadas al tema de esta relatoría. Asimismo, se clasificó según el objeto de estudio,
problematización y la identificación del tema, para elaborar la selección de autores según su
enfoque de acuerdo a lo establecido para este documento.

Finalmente, se integraron y organizaron los antecedentes, las referencias, las


consideraciones teóricas y personales, desglosando de forma amplia el contenido del trabajo
e identificando las palabras clave. Simultáneamente, se establecieron conclusiones, para así,
lograr la culminación del documento.
1. Los acuerdos de voluntades plasmados en actas de conciliación pueden ser
impugnados mediante el proceso de Nulidad, siempre que recaigan en
violación de derechos y/o garantías constitucionales, falta de plenitud en las
formalidades exigidas por la Ley para tal acto o vicio en sus elementos
esenciales, es decir, vicios del consentimiento, acuerdo celebrado por persona
con incapacidad absoluta, ilicitud del objeto y/o ilicitud de la causa, pues,
recaería en invalidez e ineficacia, haciéndose necesario que un Juez de la
República decrete su salida del ordenamiento jurídico.

2. La conciliación posee como característica principal que es un Mecanismo


Alternativo de Solución de Conflictos Autocompositivo, es decir, a través de
él, las partes deciden llevar un diálogo para llegar a un acuerdo, en otras
palabras, son ellos quienes deciden cómo desean dirimir su pleito.

3. La conciliación es un Mecanismo de Acceso a la Justicia, un acto


jurisdiccional, nominado, bilateral con obligaciones conmutativas. Además, es
solemne por la exigencia de la elaboración del acta.

4. La Conciliación tiene como finalidad descongestionar los despachos


judiciales, garantizar el acceso a la justicia y que este se dé sin dilaciones
injustificadas, por tanto, es más ágil y flexible. Otra de sus finalidades es la
estimulación de la convivencia pacífica, dando así cumplimiento a uno de los
fines esenciales del Estado.

5. Los principios de la Conciliación son: buena fe, economía, celeridad,


veracidad, legalidad, gratuidad, confidencialidad, imparcialidad,
independencia, neutralidad. Con base en ellos se debe realizar todo el proceso,
también los procedimientos, trámites y actuaciones del conciliador.

6. El Proceso Conciliatorio consta de 4 etapas: solicitud de conciliación,


designación del conciliador, citación a las partes y la audiencia de conciliación.
Las partes pueden asistir a esta última con apoderado si así lo estiman
necesario, en todo caso, los abogados están obligados a procurar los
Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos y a evitar pleitos
innecesarios.
7. La Inasistencia injustificada a la Audiencia de Conciliación puede incurrir en
multas/sanciones y la parte o partes inasistentes tendrán 3 días para justificarse.
En todo caso esta constancia deberá expedirse el cuarto día hábil. La
constancia de no acuerdo se expedirá una vez culminada la audiencia.

8. El acta de conciliación deberá ser registrada por el Conciliador ante el


Ministerio de Justicia y del Derecho y cumplir con los requisitos exigidos en
el Art. 1 de la Ley 640 de 2001.

9. El acta de conciliación produce efectos de Cosa Juzgada, es decir, siempre que


exista concurrencia de partes, objeto y causa o razón de las pretensiones los
operadores de justicia tendrán prohibido conocer o fallar sobre ellas. Otro de
sus efectos es el Mérito Ejecutivo, el cual, convierte el acta de conciliación en
un título ejecutivo siempre que este sea claro, expreso y exigible.

10. El Acta de Conciliación, al igual que los Contratos posee unos requisitos de
validez mínimos, los cuales se encuentran en el Art. 1502 del Código Civil.
Asimismo debe cumplir con los requisitos del Art. 1 de la Ley 640 de 2001
para que sea válido.

11. Cuando un Acta de Conciliación es impugnada por vicios del consentimiento


bien sea, error, fuerza o dolo, es la parte que manifiesta ser víctima sobre quien
recae la carga probatoria.

12. El Acta de Conciliación puede recaer en ilegalidad si el conciliador, o quien


debió darle la aprobación incurrió en omisión de sus obligaciones, al no
comprobar que esta no fuera contra la Ley y la Constitución, por tanto, es
impugnable.

13. El efecto de cosa juzgada que producen las actas de conciliación no tiene
carácter absoluto. Contra las actas de conciliación procede la acción de tutela
si han ocurrido vías de hecho. Tampoco opera si existen causas que lo
invaliden.

14. El proceso de Nulidad se presenta ante la jurisdicción ordinaria. Cuando los


motivos que invaliden el acta de conciliación den como resultado la nulidad
absoluta, el juez podrá decretarla de oficio, mientras que si la nulidad que se
produjo es relativa solo podrá decretarse a petición de parte.
15. En aras de propender los derechos y garantías constitucionales, se ha
establecido la irrenunciabilidad a los derechos mínimos del trabajador, con el
objetivo de proteger a quien en razón a su subordinación se encuentra en
desventaja, bien sea, por desconocimiento, presión y/o fuerza incoada por su
empleador. O sea, la protección de estos principios del derecho laboral limita
la autonomía de la voluntad con el fin de salvaguardar los derechos ciertos e
indiscutibles de la parte débil de la relación contractual.
Alzate Monroy, P. (30 de Abril de 2008). Obtenido de https://www.am-
abogados.com/blog/el-contrato-definicion-y-tipos/110/

Ámbito Jurídico. (12 de Abril de 2016). Ámbito Jurídico. Obtenido de


https://www.ambitojuridico.com/noticias/laboral/civil-y-familia/explican-reglas-
procesales-sobre-vicios-de-consentimiento-que

Baena, G. (17 de Octubre de 2016). El pensante. Obtenido de


https://educacion.elpensante.com/la-investigacion-documental-que-es-y-en-que-
consiste/

Congreso de Colombia. (31 de Mayo de 1873). Obtenido de


http://www.secretariasenado.gov.co/senado/basedoc/codigo_civil.html

Congreso de la República de Colombia. (24 de enero de 2001). Ley 640. Obtenido de


http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=6059

Corte Constitucional. (2001). Obtenido de


http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2001/c-893-01.htm

Corte Constitucional. (4 de Mayo de 2001). Obtenido de


http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2001/T-446-01.htm

Corte Constitucional. (15 de Noviembre de 2001). Obtenido de


http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2001/c-1195-01.htm

Corte Constitucional. (04 de Marzo de 2003). Obtenido de


http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2003/C-187-03.htm#_ftn1

Corte Suprema de Justicia. (16 de Octubre de 2012). Obtenido de


http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=50824

Corte Suprema de Justicia. (09 de Febrero de 2016). Obtenido de


http://www.cortesuprema.gov.co/corte/wp-
content/uploads/relatorias/la/bmay2016/SL911-2016.pdf

Corte Suprema de Justicia. (17 de Febrero de 2016). Legis. Obtenido de


http://www.legisaldia.com/BancoMedios/Archivos/sl18452016-(44399)-
%2016.pdf

Corte Suprema de Justicia. (27 de Julio de 2016). Legis. Obtenido de


http://legal.legis.com.co/document?obra=jurcol&document=jurcol_83ce3acdb46f4
beead980c0054d89ae2
Ministerio de Justicia y del Derecho. (23 de Octubre de 2018). Ministerio de Justicia y del
Derecho. Obtenido de
http://www.minjusticia.gov.co/MASC/%C2%BFQu%C3%A9esConciliaci%C3%B
3nenDerecho.aspx

Ministerio del Interior y de Justicia. (Octubre de 2007). Obtenido de


http://www.udea.edu.co/wps/wcm/connect/udea/3b2e564d-80f9-49b6-820e-
4291ded39b62/GuiaInstitucionalDeConciliacionFamilia_MinJusticia.pdf?MOD=A
JPERES

Posso Ramírez, A. E. (2013). Obtenido de


https://repository.upb.edu.co/bitstream/handle/20.500.11912/1553/Acuerdo%20Co
nciliatorio%2024-nov-13.pdf?sequence=1

Rivera Rodríguez, R. F. (16 de 07 de 2008). La investigacion documental. Obtenido de


http://www.mailxmail.com/curso-investigacion-documental/investigacion-
documental

Sampieri, R. H. (2010). Metodología de la investigación. Mexico: MCGRAW-HILL.

Vidales, C. D. (2015). Ministerio de Justicia y del Derecho. Obtenido de


http://www.minjusticia.gov.co/InvSocioJuridica/DboRegistros/GetPdf?fileName=
%7B1EECEF9C-1E8C-4506-B1C3-EE18B2D25B7D%7D.pdf