Está en la página 1de 3

LÓGICA: Glosario

Antecedente. (Del ant. part. act. de anteceder; lat. antecēdens, -entis). Fil. Primera proposición de
un entimema.

Concepto, ta. (Del lat. conceptus). m. Idea que concibe o forma el entendimiento. || 2.
Pensamiento expresado con palabras.

Concepto. El concepto es la forma más sencilla del pensar, en oposición al juicio y al


racionalismo, que son productos del pensamiento compuestos por conceptos. Mientras el
juicio expresa un objeto como existente, el concepto es la expresión abstracto-intelectual de un
“quididad”; comprende un objeto, representa “lo que” es sin enunciar nada sobre él. El
concepto tiene su expresión gramatical en una palabra o término o también en una frase que
no constituye todavía un enunciado.

Conclusión. (Del lat. conclusĭo, -ōnis, y este trad. del gr. ἐπίλογος). Fil. Proposición que se pretende
probar y que se deduce de las premisas.

Conocer. (Del lat. cognoscĕre). tr. Averiguar por el ejercicio de las facultades intelectuales la
naturaleza, cualidades y relaciones de las cosas. || 2. Percibir el objeto como distinto de todo lo
que no es él.

Conocimiento. Es un proceso psíquico, accesible directamente al hombre por su


conciencia, en el que el cognoscente (sujeto) tiene en sí lo conocido (objeto) en forma tan
activa, que al mismo tiempo lo contrapone a sí mismo en esta unidad dinámica. […] El
conocimiento forma parte de los actos intelectuales (actos que operan una tensión entre sujeto
y objeto)

Consecuente. (Del lat. consĕquens, -entis, part. act. de consĕqui, seguir). Adj. Que sigue en orden
respecto de algo, o está situado o colocado a su continuación.|| 2. m. Proposición que se deduce
de otra que se llama antecedente.

Deducción. (Del lat. deductĭo, -ōnis). f. Derivación (ǁ acción de sacar o separar una parte). || 2.
Fil. Método por el cual se procede lógicamente de lo universal a lo particular.

Deducción. Raciocinio que pasa se lo universal a lo menos universal, a lo particular, o, en


todo caso límite, de lo universal a lo igualmente universal.

Proceso discursivo

Falacia. (Del lat. fallacĭa). f. Engaño, fraude o mentira con que se intenta dañar a alguien.

Falsedad. A la verdad se opone la falsedad.


I

Implicar. (Del lat. implicāre). tr. Envolver, enredar. U. t. c. prnl. || 2. Contener, llevar en sí,
significar. || 3. intr. Obstar, impedir, envolver contradicción.

Relación necesaria entre las proposiciones

Inducción. BUSCAR

Inferir. (Del lat. inferre, llevar a). tr. Sacar una consecuencia o deducir algo de otra cosa. U. t. c.
prnl. || 2. Llevar consigo, ocasionar, conducir a un resultado. || 3. Producir o causar ofensas,
agravios, heridas, etc.

Juicio. (Del lat. iudicĭum). Fil. Operación del entendimiento, que consiste en comparar dos ideas
para conocer y determinar sus relaciones.

Lógica. (Del lat. logĭca, y este del gr. λογική). f. Ciencia que expone las leyes, modos y formas del
conocimiento científico.

Lógica. Su objeto es el pensar considerado no como propiedad o actividad de sujetos


existentes (desde este punto de vista lo estudia la psicología), sino viendo en él las relaciones
de los contenidos de pensamiento en cuanto tales, susceptibles de ser pensadas idénticamente
por muchos.

Objeto. (Del lat. obiectus). m. Todo lo que puede ser materia de conocimiento o sensibilidad de
parte del sujeto, incluso este mismo.

Objeto. Etimológicamente, la palabra “objeto” (de obiectum) significa “lo arrojado


delante”. […] Objeto evoca esencialmente relación con alguien frente al cual el objeto se
encuentra. El lenguaje filosófico riguroso se adhiere a este sentido relativo de la palabra no
usándola como simple sinónimo de “cosa”, según ocurre en la vida ordinaria. El objeto en
acepción amplia es todo aquello a lo cual se dirige el acto consciente de un sujeto, o todo
aquello a que una facultad, una duradera actitud anímica o hábito (habitus) e incluso una
ciencia puede dirigirse, o sea, el fin del acto (de la faculta, etc.) en cuanto tal.

Razonamiento. m. Serie de conceptos encaminados a demostrar algo o a persuadir o mover a


oyentes o lectores.

Reflexivo, va. (Del lat. reflexum, supino de reflectĕre, volver hacia atrás). adj. Que refleja o
reflecta. || 2. Acostumbrado a hablar y a obrar con reflexión.

Reflexión. En un sentido amplio, no con precisión, reflexión significa una mirada de


comprobación y comparación, en contraposición a la simple percepción o a un primer juicio
espontáneo sobre un objeto. Como término técnico de la filosofía, reflexión (“doblarse sobre sí
mismo”) significa el “retorno” desde el objeto aprehendido directamente en la “primera
intención” al acto propio, es decir, al acto cognoscente y a su sujeto, el yo; por eso la reflexión
se llama también “segunda intención”.

Semántico, ca. (Del gr. σημαντικός, significativo). adj. Estudio del significado de los signos
lingüísticos y de sus combinaciones, desde un punto de vista sincrónico o diacrónico.

Semiótica. (Del gr. σημειωτική). f. Teoría general de los signos.

Sintaxis. (Del lat. syntaxis, y este del gr. σύνταξις, de συντάσσειν, coordinar). f. Gram. Parte de la
gramática que enseña a coordinar y unir las palabras para formar las oraciones y expresar
conceptos

Sujeto, ta. (Del lat. subiectus, part. pas. de subiicĕre, poner debajo, someter). Fil. Ser del cual se
predica o anuncia algo.

Sujeto. Desde el punto de vista lógico, aquello de que se afirma o niega algo.

Pensar. (Del lat. pensāre, pesar, calcular, pensar) Reflexionar, examinar con cuidado algo para
formar dictamen.

Pensar. Una definición general del pensar es: el pensar es un acto psíquico que tiene lugar
en el tiempo, que es formulado por un sujeto (pensante) y que aprehende un pensamiento, el
cual se refiere a su vez a una situación objetiva. El pensar es una actividad interna dirigida hacia
los objetos y tendiente a su aprehensión. (Martín Honecker)

Pragmático, ca. (Del lat. pragmatĭcus, y este del gr. πραγματικός) f. Disciplina que estudia el
lenguaje en su relación con los usuarios y las circunstancias de la comunicación.

Premiso, sa. (Del lat. praemissus, part. pas. de praemittĕre, enviar delante). Fil. Cada una de las
dos primeras proposiciones del silogismo, de donde se infiere y saca la conclusión.

Premisa. Aristóteles llama premisa, πρότασις, a la expresión que afirma o niega algo de
algo.

Verdad. (Del lat. verĭtas, -ātis). f. Conformidad de las cosas con el concepto que de ellas forma la
mente.