Está en la página 1de 40

Capítulo III

Revista Dimensión y fundación del FRIP. Un abordaje desde el campo intelectual y político (1956-1962)

1.

Introducción

En el capitulo anterior vimos el proceso de institucionalización del discurso aguirrista sobre la fundación de Santiago del Estero; proceso que enfrentó a sectores liberales y católicos. En este marco, el diario EL Liberal publicó el 25 de julio de 1953 una edición especial en adhesión a los festejos por el IV Centenario. Allí fue publicado el articulo “Gravitación del Factor Indígena en la Provincia”, de Francisco René Santucho, y con ello irrumpía en el campo discursivo una expresión de corte indigenista que anticipará la edición del libro “El indio en la provincia de Santiago del Estero”, publicado en 1954. Años más tarde se publicaba la Revista Cultural Dimensión, con su primer número publicado en enero de 1956. A lo largo de sus ocho años de vida se publicaron con intermitencias ocho números, y alternó su publicación con una fuerte actividad cultural, organizada por el grupo Amigos de Dimensión, y auspició la creación del Seminario de Estudios Sociales, Económicos y Políticos de Santiago del Estero (SEISEPSE). Por otra parte, en 1961 tuvo lugar la fundación del Frente Revolucionario Indoamericanista y Popular (FRIP). Este núcleo constituyó el antecedente inmediato del Partido Revolucionario de los Trabajadores. El presente capitulo girará sobre la Revista Cultural Dimensión, contemplando para ello el estado del campo intelectual y político del período estudiado. De esta forma partiremos por reconstruir el proceso de institucionalización de la educación superior en Santiago del Estero y que tuvo como producto la fundación de la Universidad Libre de Santiago del Estero, la Facultad de Ciencias Forestales, y el Instituto Universitario San José. Esto nos permitirá observar las vinculaciones establecidas entre agentes del campo intelectual y político. Finalmente daremos cuenta del surgimiento del

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

FRIP. Con ello, buscamos dar cuenta del proceso de formación de una expresión extracéntrica de la Nueva Izquierda Argentina.

2.

Entre el campo intelectual y el político. Proceso de institucionalización de la educación superior.

Nos interesa dar cuenta del estado del campo intelectual y sus vinculaciones con el campo

político para el periodo analizado. Para ello tomaremos como referencia el proceso de institucionalización de la educación superior en la provincia, y que estuvo atravesado por

la fundación de la Facultad de Ingeniería Forestal en 1958, y el Instituto Universitario San

José en 1960. Si bien, en el período también desarrolló sus actividades la Universidad

Libre de Santiago del Estero, esta propuesta no alcanzó a consolidarse y careció de la trascendencia que las instituciones anteriormente mencionadas tuvieron, ya que la Facultad

de Ingeniería Forestal se convertiría en la década del 70´ en la Universidad Nacional de

Santiago del Estero, y el Instituto Universitario San José daría paso a la fundación de la

Universidad Católica, en 1969. Por otra parte, nos interesa observar las vinculaciones que

se establecieron entre agentes del campo intelectual y político representado a través del

proceso fundacional de estas instituciones de educación superior, para a partir de allí reconstruir algunos elementos del campo del poder de la década del 50´ y 60´, ya que los

agentes participantes ocuparon espacios dominantes dentro de los campos referidos, debido

a la portación de capital cultural; esto les permitió participar e incidir en los

acontecimientos definitorios de la vida política y cultural de la provincia. También nos permite dar cuenta de la continuidad de diversos agentes del campo intelectual de larga trayectoria, referenciados en la Asociación Cultural La Brasa, quienes tuvieron participación ya sea como funcionarios públicos, o bien actuaron en partidos políticos, y además estuvieron vinculados a las fundaciones de los institutos de educación superior. Nos referimos a Horacio Rava y Orestes Di Lullo. En Santiago del Estero, el escenario político provincial sufrió una nueva intervención federal el día 28 de febrero que antecedió al golpe de septiembre de 1955. Este proceso terminó con el gobierno de Javier F. González, de forma tal, que el ejecutivo provincial quedaba en manos del interventor José Armando Caro, peronista salteño, hasta la irrupción del golpe septembrino. Con la llegada de La Libertadora, en Santiago del Estero se hizo

64

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

cargo del ejecutivo en primera instancia el jefe del Regimiento 18 de Infantería, teniente coronel José Orozco. El 9 de octubre asumió la intervención el Vicealmirante Gabriel Meleville, quien permanecería en el cargo hasta mayo de 1958, fecha en la cual asumió la gobernación el radical intransigente Eduardo Miguel. Pero el radicalismo provincial no sólo estuvo marcado por las disputas entre la UCR Intransigente y la del Pueblo. En el periodo considerado el partido sufrió varios fraccionamientos y fueron constantes los intentos por proyectar una propuesta unificada. Asimismo, ingresaba en el campo político una nueva fuerza vinculada a la Acción Católica local, el Partido Demócrata Cristiano, de activa presencia política y cultural en los primeros años posperonistas. En este marco, en 1958 nacía la Facultad de Ingeniería Forestal. Esta institución, a diferencia del Instituto San José, no surgió al calor de las disputas entre educación laica o libre (producto de las reformas educativas universitarias realizadas en el período abierto con la Libertadora) pero tampoco constituyó una novedad, ya que las tratativas en pos de la apertura de la Facultad datan de la década del 40. En este sentido, el Ing. Néstor René Ledesma, quien fuera uno de los artífices de la creación de la Facultad, hace referencia a los antecedentes históricos y a las gestiones tendientes a la creación de dicha institución de estudios superiores:

“el empobrecimiento en el nivel de vida de la población, así como los recursos capaces de fundamentarlos y aún la amenaza de degradación de la naturaleza [impresionaron a los sectores intelectuales de la provincia, lo que generó] en el ambiente la acción necesaria para provocar la acción lógica ante la explotación irracional, naciendo así la iniciativa en pro de la creación de la Facultad de Ingeniería Forestal” 1 .

Así, durante la década del 40, el gobierno provincial gestionó ante las universidades de Córdoba y Tucumán la creación de la Facultad de Ingeniería Forestal. Pero las respuestas fueron negativas. La iniciativa, sin embargo, resurgió en 1956 a través de las gestiones que realizó un grupo de ingenieros agrónomos, quienes convocaron a un vasto sector de la sociedad civil y al Estado provincial a una reunión organizativa, la cual daría paso a la formación de la Comisión Pro-Facultad de Ingeniería Forestal. La misma se realizó el día 6 de febrero, y participaron de ella el Interventor Federal de la provincia, y sus ministros de gobierno y

1 N.R. Ledesma, “Universidad en Santiago del Estero. Historia de su Recuperación”. 1ª ed. Encuentro Grupo Editor. Córdoba. Argentina. 2.011, p. 140.

65

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

hacienda. Como vemos, desde un principio la iniciativa había contado con el respaldo del ejecutivo provincial. Además, en la reunión se creó la comisión ejecutiva, la cual tuvo a su cargo establecer contacto con otras facultades de ingeniería forestal, realizar la recolección de planes de estudios, y la búsqueda de información sobre la organización de las facultades, y el perfil y destino de los egresados, etc. Por otra parte, el diagnostico que daba sustento a la creación de la Facultad, desde la concepción de sus promotores, tomaba como base la crítica situación forestal de la provincia. Es decir, tomaban como fundamentación para la creación de la Facultad, la crítica situación económica y forestal de la provincia, producto de una irracional y anticientífica explotación forestal que había producido una disminución considerable de los recursos forestales de la provincia, situación que sería solucionada con la presencia de la figura del técnico forestal 2 . Pero el proceso fundacional de la Facultad se concretó, años más tarde durante la breve gestión del Dr. Horacio Rava como Ministro de Gobierno, quien asumió sus funciones para el gobierno de la Intervención Federal el 21 de enero de 1958 3 . Como vimos en el capítulo anterior, Horacio Rava tuvo durante parte de la década del 30 y 40 una vasta participación en organizaciones de corte antifascistas. Asimismo, había formado parte de la Asociación Cultural La Brasa y de la Junta de Estudios Históricos de Santiago del Estero. En los comienzos de la década de los 50, fue presidente del Rotary Club. Ya en 1957, Horacio Rava fue expulsado del Partido Socialista conjuntamente con Domingo Maidana y Carlos R. Argañaraz. Este hecho estuvo marcado por las denuncias que el Partido había pronunciado en contra del gobierno de la Intervención Federal, sobre la modificación de la carta orgánica del Banco de la Provincia, la cual negaba la participación de los trabajadores en la dirección del Banco. Ante esta situación, el partido dispuso que los tres afiliados en ejercicio de cargos públicos en el gobierno de la Intervención, tuvieran que renunciar a los mismos. La respuesta de los afiliados, Horacio Rava, Domingo Maidana y Carlos A.

2 Como demuestra Ana Teresa Martínez a lo largo de la década del 40, la industria forestal fue perdiendo importancia en el PBI provincial, por lo cual el Estado Provincial pasó a depender, hacia fines de la década, principalmente del Estado Nacional. Por otra parte, de la lectura superficial del material de archivo recolectado que corresponde a la década del 50, podemos observar un proceso en el cual los productores de la industria forestal nucleados en la APIF tuvieron que realizar intensas negociaciones con el ejecutivo provincial, a fin de conseguir que se tratasen los problemas referidos a la explotación forestal, y en consecuencia al sistema de acumulación de capitales. Sin duda, si queremos obtener una mirada que contemple el estado del campo del poder durante la década estudiada, es necesario abordar el campo económico, y en ello el desempeño de un sector que fue perdiendo centralidad e injerencia durante la década del 50.

3 En el acto de asunción, Rava expresaba que “la función pública es sólo una forma de servir a la provincia y a los principios fundamentales que aspiran sus instituciones” 3 . Y es que las aspiraciones de Horacio Rava al acceder al cargo estaban depositadas en la recuperación de la vida institucional y política, que las “etapas descendientes de la anarquía y la dictadura aceptaron en el tiempo y en las costumbres”. “Prestó juramento y asumió su cargo el nuevo Ministro de Gobierno, Dr. Rava”. El Liberal. 22/01/1958.

66

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

Argañaraz fue de no acatar la resolución del PS, y solicitaron a su vez, la renuncia al partido. El 27 de octubre de 1957, se realizó una asamblea partidaria para tratar la renuncia de los tres afiliados, en la cual el Partido Socialista rechazó las renuncias y decidió en cambio expulsarlos de las filas partidarias por grave falta de disciplina. Días después, los afiliados expulsados deciden hacer pública, a través del diario El Liberal, la nota enviada al secretario de la Federación Socialista Santiagueña, en la cual expresan su decisión de no aceptar lo dispuesto por el Congreso partidario, “por juzgar que ella es inoportuna, impolítica y desconsiderada” 4 . El Ministro de Gobierno Dr. Horacio Rava, desempeñó un activo rol en pos de la creación de la Facultad de Ingeniería Forestal. Desde su asunción, realizó diversas gestiones; una de ellas fue ante la Universidad Nacional de Tucumán, con la cual se firmó un convenio para realizar “investigaciones de relevamiento y regeneración natural de los distintos bosques [de la] provincia5 . Pero la creación de la Facultad de Ingeniería Forestal se concretó mediante el Decreto-Ley Serie A. N°9 del 12 de Febrero de 1958. El decreto tomaba como antecedente las iniciativas llevadas adelante por la Comisión Pro-Facultad de Ingeniería Forestal, en tanto esta entidad había desarrollado tareas que estuvieron orientadas a la búsqueda de programas de estudios, modalidades de funcionamiento, etc. Pero también, el Ejecutivo Provincial se hacía eco del diagnostico elaborado por la Comisión, y los planteos referidos al rol del técnico forestal, y el desarrollo económico que traería consigo la implementación de una institución dedicada a la investigación en materia forestal 6 . Según lo dispuesto en el artículo tercero del decreto, el cual establecía “Facúltese al Ministro de Gobierno para continuar las gestiones ya iniciadas en este sentido ante las universidades nacionales” 7 , el día 28 de febrero de 1958 el Ministro de Gobierno Horacio Rava, en compañía del Ing. Néstor René Ledesma, iniciaron gestiones ante la Universidad Nacional de Córdoba, para el reconocimiento institucional de la Facultad. Así, el 28 de abril de 1958 a través de la Ordenanza N° 9 del Consejo de la Universidad Nacional de

4 “La expulsión de afiliados del P. Socialista El Liberal. 31/10/1.957.

5 Convínose con la Univers. De Tucumán Investigaciones de relevamiento y regeneración natural de bosques El Liberal. 09/02/1.958.

6 Los Considerandos del Decreto establecían: “Que el ambiente cultural santiagueño exige ya la creación de institutos de categoría universitaria (…), para nuclear las aspiraciones de los hombres con inquietudes de superación (…). Que la evolución de la explotación de los bosques podrá concurrir sensiblemente a resolver los problemas enunciados, es decir reconstruir el orden de la naturaleza, dar una mejor vida al pueblo, promover el desarrollo económico y social, etc.”. Decreto-Ley Serie A. N°9 del 12 de Febrero de 1.958. En N.R. Ledesma, “Universidad en Santiago del Estero…”. Óp. Cit., pp. 156-157.

7 Ibídem, p. 158.

67

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

Córdoba, se reconocía formalmente a la Facultad de Ingeniería Forestal como dependiente de la mencionada universidad.

Por otra parte, el proceso fundacional de la Universidad Libre de Santiago del Estero, y

el Instituto Universitario San José respondieron a las modificaciones que el gobierno de la

Libertadora en principio, y posteriormente el gobierno del radical intransigente Arturo Frondizi, implementaron en materia de educación superior. En este sentido, el gobierno de

la

Revolución Libertadora, dispuso como Ministro de Educación a Atilio Dell ´Oro Maini 8 ,

y

dictó en octubre de 1955 la ley 477, a través de la cual derogaba las leyes 13.031 y

14.297 9 , y restablecía la ley Avellaneda 1.597, de 1885. Asimismo, el 23 de diciembre de 1955 mediante el decreto-ley 6.403/55, el gobierno sancionó un nuevo régimen para las universidades, “que eliminaba las modificaciones efectuadas por el peronismo” 10 . De esta forma se restablecía la autonomía universitaria, y al mismo tiempo, el artículo 28 expresaba: La iniciativa privada puede crear universidades libres que estarán capacitadas para expedir diplomas y títulos habilitantes11 . Pero fue durante el gobierno de Arturo Frondizi, radical intransigente electo en las elecciones presidenciales de febrero de 1958, que el Congreso de la Nación sancionó la Ley 14.557, denominada ley domingorena, en alusión a Horacio Domingorena, defensor de la enseñanza libre. En su artículo vigésimo octavo expresaba: “Derógase el art. 28º del Decreto ley 6.403/55 y apruébase en su reemplazo el siguiente: La iniciativa privada podrá crear universidades con capacidad para expedir títulos y/o diplomas académicos” 12 . Un año más tarde, el 11 de febrero de 1959 el Poder Ejecutivo Nacional emitió el decreto 1.404/59 que reglamentó la Ley 14.557 “mediante el cual se creó la Inspección General de Enseñanza Universitaria Privada. Por primera vez en la historia educativa nacional quedó configurado un sistema orgánico privado” 13 .

8 Atilio Dell´ Oro Maini, de filiación católica cuya trayectoria se encuentra vinculada a la revista Criterio, había sido designado en el cargo por el presidente Lonardi, y continuó su gestión al frente del Ministerio de Educación una vez que Aramburu llego al poder. De todas formas, en el plano educacional existieron conflictos por el control del área entre sectores “del liberalismo católico y el liberalismo laico”. A. Puiggros, “Qué pasó en la educación argentina: Breve historia desde la conquista hasta el presente”. Galerna. 1ª y 2ª ed. Buenos Aires. 2006, p. 147.

9 “Ley Orgánica de la Universidad” 14.297, dictada por el peronismo establecía que el rector, y ahora los decanos serian designados por el ejecutivo. En relación al estudiantado, “tendrán una representación en los consejos directivos de cada facultad por medio de un delegado, alumno regular de uno (1) de los tres (3) últimos años de estudio, y proveniente de entidad gremial reconocida tendrá voto solamente en aquellas cuestiones que directamente afecten a los intereses estudiantiles.

10 S. Sigal, “Intelectuales y Poder en la década del 60”. Punto Sur. Buenos Aires. 1.991, p 54.

11 Decreto Ley 6.403, 23 de diciembre de 1955 (Ed.) Organización de las Universidades Nacionales. http://www.coneau.gov.ar/coneauhtml/documentosdecretos.html

13 A. Puiggros, “Qué pasó en la educación argentina…”. Óp. Cit., p. 152.

68

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

En este marco se constituyó la Universidad Libre de Santiago del Estero. Este proyecto había surgido de un grupo de profesores del colegio nocturno Gral. San Martín; institución adscripta al Colegio Nacional Absalón Rojas. En una entrevista realizada por el diario El Liberal, y publicada en el suplemento dominical, el rector de la Universidad profesor Juan Verdugo declaraba:

“Cuando fundamos este colegio, lo hicimos con vistas a la posterior creación de facultades adscriptas a alguna Universidad Nacional. Ahora el decreto-ley implantando un régimen de libertad en materia de enseñanza, apuró ese tiempo y nos dio facilidad para la constitución de esto que hemos denominado (…) Universidad Libre” 14 .

En 1956 la Universidad Libre estaba conformada por dos facultades, una de Derecho y otra de Ciencias Económicas. Asimismo se sostenía económicamente con aportes voluntarios de los profesores del Colegio San Martin y las cuotas que los estudiantes debían abonar. Para 1957, la universidad había agregado una tercera facultad y contaba con Derecho y Ciencias Sociales, Ciencias Económicas y Humanidades, y la Facultad de Ciencias de la Educación. Por último diremos que en 1959, una vez reglamentado el artículo 28 de la ley 14.557, los miembros de la Universidad Libre convocaron una reunión a fin de tramitar la legalización de la universidad. Desconocemos el saldo de la misma, y los hechos posteriores, pero es claro que la entidad no logró consolidar sus aspiraciones. Como vimos, el proceso abierto con la Revolución Libertadora y las reglamentaciones en materia de educación superior impactaron fuertemente en la sociedad civil, y a su vez posibilitó el surgimiento de agrupaciones a favor de la enseñanza libre. Ejemplo de ello fue la creación de la Asociación Pro-Libertad de Enseñanza, la cual fue creada en enero de 1956 en una reunión realizada en la Biblioteca Sarmiento. La comisión directiva estuvo conformada por docentes, padres y estudiantes universitarios y secundarios, entre ellos:

Ernesto Cerro, profesor universitario, Sara E. Rigourd, docente, entre otros. Los puntos programáticos de la asociación remarcaban: a) en una democracia autentica debe haber una democracia educativa; b) debe rechazarse el monopolio estatal por ser la doctrina totalitaria aplicada a la enseñanza; c) la libertad de enseñanza favorece el desarrollo de la cultura (…), tanto en su proyección universal como en su característica nacional 15 . Esta entidad desarrolló el papel de difusor de los postulados a favor de la enseñanza libre orientados

14 “Una universidad Libre en Santiago”. Suplemento Dominical. El Liberal. 26/08/1.956.

15 El Liberal. 16/01/1.956.

69

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

básicamente a la educación primaria a través de pronunciamientos que fueron publicados en el diario El Liberal. Por otra parte, El Partido Demócrata Cristiano de Santiago del Estero (PDC), se había constituido como Junta Promotora en octubre de 1955, la cual estuvo presidida por el Dr. Aldo Claudio Castiglione. La creación del Partido local respondía de esta manera, al proceso iniciado en 1954 y que había llevado adelante a nivel nacional la “Junta Promotora Nacional de Partidos Políticos Provinciales de inspiración Demócrata Cristiana”. Con el advenimiento de la Revolución Libertadora, el PDC creó la Junta Consultiva Nacional integrada por Manuel Ordoñez y el Dr. Rodolfo Martínez. Pero en materia de educación superior, el PDC local se pronunció tempranamente a favor de la creación de una universidad en la Provincia, y apoyó la iniciativa de la fundación de la Facultad de Ingeniería Forestal y establecía en su plataforma partidaria la creación de una universidad en la provincia. En este sentido, en marzo de 1956, la Junta Promotora Provincial enviaba una nota a las autoridades de la Junta Consultiva Nacional en la cual solicitaban:

“a los Dres. Manuel V. Ordoñez y Rodolfo Martínez (…), en representación del partido, apoyen la creación de la facultad de ingeniería forestal. [Y la nota agrega además que] la Creación de una universidad nacional en nuestra ciudad es una iniciativa que está consignada en la plataforma partidaria, que fue depositada en octubre de 1955 en el juzgado electoral de la ciudad16 .

El segundo punto referido en la nota enviada por la Junta Consultiva, menciona la línea político-partidaria del Partido en materia de educación superior, la cual abogaba por la enseñanza libre en todos los niveles. En este sentido, el partido se manifestó públicamente a favor de la libertad de enseñanza. Ejemplo de ello es la nota que el partido democristiano da a conocer a través del diario El Liberal; nota que la Junta Nacional envió al presidente donde expresa su agrado por la promulgación del decreto ley sobre la organización de las universidades (Decreto-ley: 6.403):

“… el monopolio estatal para la enseñanza es de funestas consecuencias y de carácter antidemocrático (…) ‘La libertad de enseñanza en todos los grados desde la primaria hasta la universitaria es un postulado fundamental del partido, y si bien el decreto no libera en su totalidad a las universidades de la tutela estatal, le concede una autonomía considerable() Finaliza expresando ‘que

16 El Liberal. 09/03/1.956.

70

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

este régimen es indudablemente adecuado para el paso del estado actual hacia una plena libertad de enseñanza; libertad que constituye uno de los postulados fundamentales del partido’” 17 .

Este pronunciamiento fue ratificado en la convención provincial del Partido, realizada entre los días 11 y 12 de agosto de 1956. La plataforma política del PDC, aprobada en la convención, atravesaba diversos puntos (economía, salud, etc.), y como dijimos, en materia educativa reafirmaba el principio de la libertad de enseñanza, y contemplaba nuevamente la creación de una universidad en Santiago del Estero. En este marco comienzan a desempeñarse activamente y asumir mayor protagonismo el Dr. Carlos Alberto Jensen Viano y el Dr. Francisco E. Cerro, quienes conformaron en calidad de miembros titulares junto a Aldo C. Castiglione, Sara Polti, Pascual Crapanzano, Francisco Cantos y Juan Cantos, la Junta Provincial de Gobierno del Partido. Ya en 1958, se realizaron las elecciones generales en todo el país. En este marco, la Justicia Electoral de la provincia, había inhabilitado a Orestes Di Lullo para participar como candidato a intendente por la Ciudad de Santiago del Estero por el PDC, amparándose para ello en el decreto-ley 4258/55, que establecía la inhabilitación a aquellos candidatos que hubieran formado parte, a través de cargos públicos, de la gestión peronista. Ante esta situación el Partido democristiano, inició gestiones ante la Justicia Electoral. La nota elevada a la Justicia Electoral expresaba:

“En efecto el Dr. Di Lullo fue intendente de esta Capital desde el 22 de diciembre de 1943 al 9 de enero de 1945 y, por este motivo, no puede estar comprendido en el decreto de Inhabilitación, ya que este se refiere a situaciones producidas con posterioridad al 1° de Junio de 1946” 18 .

Finalmente Di Lullo fue habilitado por la Justicia Electoral. De esta forma el Partido Demócrata Cristiano presentaba como candidatos al Dr. Carlos Alberto Jensen Viano como candidato a Senador Nacional, Dr. Francisco E. Cerro candidato a Gobernador, y el Dr. Orestes Di Lullo fue como candidato a Intendente de la Ciudad de Santiago del Estero. El resultado eleccionario favoreció al candidato de la UCR Intransigente Dr. Arturo Frondizi. En la provincia el proyecto Intransigente se anotó un triunfo a través de su candidato Eduardo Miguel, pero en la ciudad de Santiago del Estero el electo fue el candidato de la UCR del Pueblo, Eduardo Archetti.

17 El P.D. Cristiano se refiere a las universidades. El Liberal. 00/00/1.956.

18 La Democracia Cristiana ante la impugnación del Dr. Di Lullo”. El Liberal. 11/01/1.958.

71

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

Con la llegada de Frondizi al gobierno, se sancionó como dijimos la ley 14.557. Este hecho impactó en un grupo de jóvenes profesionales vinculados a la Acción Católica local y al Partido Demócrata Cristiano, los cuales pusieron en marcha [el proyecto] para crear una universidad privada en la provincia 19 . Y ello como parte de un proceso general de afirmación de los grupos católicos preocupados en intervenir en la sociedad…” 20 . Este grupo estuvo integrado por los doctores Ariel Álvarez Valdés, Julio César Castiglione, Carlos Jensen Viano y Héctor Bonacina, el Ingeniero Néstor Ledesma (quien también participó de la fundación de la Facultad de Ingeniería Forestal), y el Prof. José Néstor Achaval, quienes se definían “social y culturalmente como un sector perteneciente a las elites tradicionales” 21 de la provincia. Para José Néstor Achaval, socio fundador y secretario del Instituto San José, la idea fundadora nació del Dr. Francisco E. Cerro, “quien supo expresar y aunar lo que muchos dirigentes católicos de ese entonces” 22 pensaban y sentían. Por otra parte, la pertenencia y las vinculaciones de estos agentes con la iglesia católica les permitía encarar un objetivo doble, por un lado desarrollar una misión apostólica, y por otro contar con el apoyo institucional necesario para que la universidad permanezca en el tiempo. El 10 de febrero de 1960 se realizó la primera reunión en el Colegio San José, y si bien existieron actividades previas, “la finalidad (…) era estudiar (…), la posibilidad de crear un instituto de estudios superiores teniendo en cuenta las necesidades del medio y las exigencias propias de una enseñanza de nivel universitario” 23 , y en la misma quedó constituida la comisión promotora, integrada por los doctores Ariel Alvarez Valdez, Jaime Verdaguer González, Héctor Alfredo Bonacina y Julio Cesar Castiglione, así como también por el Ingeniero Néstor René Ledesma, y por el misericordista Enrique Teodoro de Brujín. Finalmente el 20 de mayo de 1960 se creó el Instituto Universitario San José y

19 Siguiendo a Remedi diremos que, la creación de institutos de educación superior probablemente buscaron dar respuestas a la problemática del éxodo de jóvenes de la provincia, situación demográfica critica durante el periodo 1945-1960 con casi la mitad de la población santiagueña residiendo en la zona industrial del país, y que constituyó uno de los debates centrales en los sectores intelectualizados de la ciudad. R. Remedi, Hispanismo católico y juventud en el contexto de institucionalización de la enseñanza superior en los años 60: una aproximación a procesos de construcción de la identidad cultural y de estrategias de reproducción social en la sociedad santiagueña a mediados de Siglo XX”. II Simposio Internacional sobre Religión, Cultura y Poder/III del GERE. 2008

20 Ibídem, p. 8.

21 Es decir “una formación social que, genealógicamente, reconoce su origen en las familias criollas terratenientes de la segunda mitad de Siglo XIX, y en los inmigrantes tempranos bien adaptados al estilo de vida construido por esas clases, o en los nuevos grupos sociales de principios de Siglo XX que se constituyen como una fracción del grupo dominante, complejizando las relaciones de poder en Santiago del Estero”. R. Remedi, “Hispanismo católico y juventud… Óp. Cit., p. 8.

22 J.N. Achával, “Historia de la iglesia en Santiago del Estero. Siglos XIX y XX”. Ediciones UCSE. Santiago del Estero. 1993.

23 J.N. Achával, “Historia de la iglesia en Santiago del Estero…”. Óp. Cit., p. 237.

72

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

contó en sus inicios con dos carreras: Ciencias Políticas y Sociales, y la Carrera de Administración de Empresas. El Consejo Superior quedó integrado por el Dr. Carlos Alberto Jensen Viano como rector, Ariel Alvarez Valdez como Vice, y como uno de los vocales el Dr. Orestes Di Lullo, entre otros. A su vez entre los socios fundadores se encuentra Francisco E. Cerro, quien además formará parte del cuerpo de docentes del instituto 24 . El 4 de junio de 1960 quedó oficialmente inaugurado el Instituto Universitario San José de Ciencias Políticas, Sociales y Económicas. A su vez, el instituto debía garantizar el reconocimiento oficial de sus títulos 25 . Para ello inició gestiones ante la Universidad Católica Argentina y la Universidad Católica de Córdoba. Ambas instituciones negaron el reconocimiento al recientemente creado Instituto San José 26 . Finalmente desde 21 de junio de 1963 el Instituto quedó anexado a la Universidad Católica de Santa Fe; universidad que reconocería oficialmente los títulos expedidos por el Instituto San José, hasta el día 27 de agosto de 1969, “fecha en que el Poder Ejecutivo de la Nación, mediante el decreto N° 4793, reconoció oficialmente a la Universidad Católica de Santiago del Estero, otorgándole autonomía plena para su labor” 27 . Como vimos, el proceso de institucionalización de la educación superior estuvo atravesado por las vinculaciones entre agentes del campo político e intelectual. A su vez, creemos que este proceso, por las implicancias que tuvo a largo plazo, constituyó además la construcción de un andamiaje de características hegemónicas, expresadas por la presencia de un Catolicismo organizado a través del Partido Demócrata Cristiano, que intervino en el área del campo intelectual al propiciar a través de sus agentes la creación del Instituto Universitario San José. Cabe al menos dejar abierto un interrogante: ¿Qué significado político le atribuyeron quienes participaron de la fundación del Instituto San José? Preguntarnos lo mismo por la creación de la Facultad de Ingeniería Forestal,

24 Si bien el Consejo Directivo, así como también el grupo de socios fundadores y cuerpo docente exceden a los citados, nos interesa destacar las figuras de quienes hemos nombrado. Ello obedece a que pertenecieron a su vez al Partido Demócrata Cristiano.

25 Los primeros años de vida del Instituto estuvieron marcados por la búsqueda de apoyo de diversos sectores políticos y religiosos. De estos últimos obtienen el respaldo del Obispado de la Provincia, pero fue la congregación misericordista la que brindó fuertemente su apoyo al proyecto iniciado, proveyendo las instalaciones del Colegio San José para el desarrollo de las actividades.

26 Es interesante el pronunciamiento de Francisco E. Cerro sobre las dificultades que debió pasar el Instituto. Ya que ante la pretensión de la Universidad Católica Argentina de que no se abrieran universidades en cada provincia para realizar ésta casa de estudios extensiones en el resto del país bajo su dependencia, Cerro expresa que se daba un fenómeno no religioso, sino terrenal, ya que el convencimiento estaba fijado en la necesidad de una universidad en Santiago del Estero “y no simplemente ser una sucursal de ninguna parte”. J.N. Achával, “Historia de la iglesia en Santiago del Estero…”. Óp. Cit., p. 238.

27 Ibídem, p. 239.

73

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

supondrá encontrar en el diagnostico realizado por la comisión Pro- Facultad la respuesta. Es decir, un proceso de acentuada crisis económica y negativa producción forestal. Queda como terea pendiente indagar en profundidad estos puntos, a fin de poder dar un panorama abarcativo y que nos brinde a su vez una comprensión más profunda del proceso analizado.

2.1. Breve reseña sobre el campo cultural

La reconstrucción del estado del campo cultural durante el período 1956-1962 tropieza con la reducida producción al respecto. De todos modos, podemos seguir algunas líneas de referencia que nos permitirán dar una imagen superficial, pero necesaria para comprender el desarrollo de una propuesta editorial y de producción cultural como lo fue Dimensión 28 . A principios de los años 50 la actividad cultural de La Brasa había llegado a su punto final. Este hecho coincidió con la llegada del peronismo, ya que el gobierno entrante en consonancia con el proceso nacional, puso en marcha el desarrollo de una burocracia cultural, a través de la cual intentó gestionar el área de producción de cultura. En este marco se creó la subsecretaria de Cultura de la Nación en 1947, hecho que fue replicado en la provincia. Como muestra Daniel Guzmán, la política peronista en materia cultural, tuvo en la provincia efectos disimiles a lo sucedido en Buenos Aires, ya que en Santiago del Estero, fueron los agentes de primera línea del campo intelectual quienes desarrollaron funciones de gobierno, como fue el caso de Orestes Di Lullo quien estuvo a cargo del Museo Histórico de la provincia, entre otros. Por otra parte, es necesario remarcar que la radicación definitiva de Bernardo Canal Feijóo en Buenos Aires, significó para el campo intelectual la pérdida de uno de sus más activos agentes. Sin embargo, a través de la lectura de las Actas de la Sociedad Sarmiento, se observa un constante apoyo por parte de Canal Feijóo a la institución, quien desde Buenos Aires gestionaba diversos pedidos de la Asociación, y a su vez participó en diversas actividades culturales que se desarrollaron en la provincia. Asimismo existieron organizaciones culturales, que pusieron en escena diversas manifestaciones artísticas. Una de ellas fue la Agrupación Pro-Arte que llevó adelante una serie de conciertos musicales,

28 Uno de los pocos trabajos de investigación que podemos citar, fue el que realizaron Mónica Castronuovo y Elizabeth Lescano, quienes desarrollaron un proyecto de investigación histórica a través del cual exponen una detallada reconstrucción del campo cultural, para dar cuenta del surgimiento y desarrollo del Grupo Dimensión. M.A. Castronuovo; E. Lescano, “Grupo Dimensión. Una propuesta de política cultural Americanista”. Proyecto de Investigación Histórica. Profesorado en Historia. 2011.

74

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

así como también algunas disertaciones que contaron con la participación de conferencistas

como Horacio Rava y Mariano Paz. Ahora bien, nos detendremos brevemente en las actividades desarrolladas por la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), ya que nucleó a algunos de los referentes de La Brasa, así como también a nuevos agentes, entre ellos Francisco René Santucho. En 1956, la SADE convocó a la conformación de filiales en las distintas provincias. “El propósito [era] lograr el intercambio cultural, propender a la edición de obras y solucionar los distintos problemas que atañen al escritor de las provincias” 29 . Al respecto podemos agregar que en la década la del 50 se produjo una reducción considerable de obras publicadas en la provincia. Ante un acelerado crecimiento editorial entre los años 30 y 40, coincidente con la etapa de mayor actividad cultural de La Brasa, para los años 50 la producción bibliográfica muestra un considerable retroceso, siendo 1956 el año de menor producción. Sin embargo, los índices de edición bibliográficas a nivel nacional marcaron la misma tendencia, coincidiendo además en el año 1956, en el cual la producción fue la menor de la década. Las causas estarían dadas por la recuperación de la producción editorial española, y una caída en la exportación de libros argentinos. De todos modos,

habría que estudiar las particularidades del caso santiagueño, ya que constituye un mercado reducido y una sociedad con menor diferenciación y especialización de campos, en comparación al nacional, o a zonas especificas del país, como por ejemplo Buenos Aires. En mayo 1957 se constituyó la filial santiagueña de la Asociación de Escritores, la cual quedó bajo la presidencia de Horacio Rava, Hipólito Noriega como tesorero, y Mariano Paz como secretario. Un año más tarde, se produjo la reorganización de la SADE. Para ello, se realizó una reunión el día 15 de septiembre en la Biblioteca Sarmiento, y se trataron dos temas: la conformación de la nueva comisión directiva, y aspectos referidos al

IV Congreso de Escritores Argentinos. En la reunión participó Bernardo Canal Feijóo,

quien en representación de la Asociación explicó los alcances del congreso. Finalmente la nueva comisión directiva estuvo formada por el Dr. Horacio Rava, Domingo A. Bravo, Mariano Paz, Juan Carlos Martínez, y el Dr. Oscar R. Juárez. A través de la reseña periodística del diario El Liberal, del 16 de septiembre de 1958, que da cuenta del evento, podemos observar el núcleo de miembros de la SADE local. Además de los mencionados, y que conformaron la comisión directiva, estuvieron presentes: Jorge W. Abalos, Olimpia Righetti, Andrónico Gil Rojas, Luis A. Ledesma Medina, Martin Ybañez, Lorenzo Fazio

29 “Invita SADE a formación de filiales”. El Liberal. 29/01/56.

75

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

Rojas, Moisés Umansky, el Dr. Emilio Christensen, y Héctor Marioni. A su vez enviaron su adhesión por escrito: Vicente Porfirio, Carlos Bernabé Gómez, Pedro Lavaysse, Cristóforo Juárez y Francisco René Santucho. A partir de 1959 la SADE organizó una serie de conferencias denominadas Revistas Orales. Las mismas consistían en “la lectura de trabajos inéditos especialmente preparados para la reunión, que eran leídos por los propios autores (intelectuales del medio vinculados a la sociedad de escritores) y pertenecían a los géneros de poesía, ensayo y critica” 30 . Las actividades proyectadas por la SADE se realizaron en un principio en la sede de la Biblioteca Sarmiento, y lo hicieron hasta iniciada la década del 60, pero a partir de esta fecha la Revista Oral descentralizó sus jornadas, estableciendo distintas sedes en el interior de la provincia. Entre los participantes y los trabajos presentados en las jornadas de la Revista Oral se destaca, Horacio Rava quien escribió “El gesto en el folclore”, Clementina Rosa Quenel “Tres poemas con árboles”, de Juan Carlos Martínez “Los cantores” y de Francisco René Santucho “Juan Balumba, un episodio colonial”, publicado en la revista Dimensión, “El drama de America” y “Creación y disociación Intelectual”.

3. Tarea cultural: Dimensión Revista de Cultura y Crítica (1956-1962)

En enero de 1956 fue publicado el primer número de Dimensión, Revista Bimestral de Cultura y Crítica bajo la dirección de Francisco René Santucho. La Revista cosechó ocho números publicados de forma alternada, durante ocho años de vida editorial. De esta forma, los primeros cinco números fueron publicados en 1956, cada dos meses como lo detalla su nombre. Tras dos años de ausencia, en abril de 1959 sale al publico el sexto numero, ya bajo el nombre de Dimensión, Revista de Cultura y Critica. Finalmente, las últimas dos ediciones fueron publicadas en mayo de 1961 y 1962 respectivamente. El grupo editor de la Revista Dimensión estuvo integrado en sus inicios por Juan Carlos Martínez, secretario redactor de la Revista, Oscar Asdrúbal Santucho, hermano de Francisco René y administrador, y como ilustradores Bernardo Ponce Ruiz y Freddie Fuenzalida. Por otra parte, Dimensión contaba con una extensa red de representantes en distintas provincias del país y en el extranjero, lo que significaba disponer de un

30 M.A. Castronuovo; E. Lescano, “Grupo Dimensión…”. Óp. Cit. P. 15.

76

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

mecanismo de distribución o bien de recepción de material para ser publicado en la revista 31 . Por otra parte, Francisco René Santucho desde los primeros años de la década del 50, dirigía la librería Aymara. La librería estaba ubicada en la calle Buenos Aires 146, en la antigua casa de la familia Taboada. Ya es sugerente el nombre de la misma, y denota las orientaciones políticas y culturales del grupo y de su director. Junto a su hermano Oscar Asdrúbal y Bernardo Ponce Ruiz y Luis Rizo Patrón organizaron y dirigieron la Peña Cultural Americanista. La Peña llevó adelante diversas actividades culturales. Ejemplo de ello fue la conferencia dictada por Bernardo Canal Feijóo en la Biblioteca Sarmiento. A través de las actas de la Sociedad Sarmiento, podemos dar cuenta de las actividades realizadas por la Peña, ya que durante esos años, solicitaron constantemente las instalaciones de la biblioteca para la realización de eventos culturales. Asimismo, la Peña Cultural Americanista organizó el Curso Libre de Quichua, dictado por el profesor Domingo Bravo. En octubre de 1953, el diario EL Liberal expresaba la apertura de las inscripciones al curso, y mencionaba el lugar de recepción de las mismas, la Librería Aymara 32 . El grupo Dimensión desarrolló un amplio dispositivo cultural, representado por la publicación de la Revista Dimensión y la puesta en escena de actividades culturales que realizaron durante los años de vida de la entidad. Por otra parte, y como toda revista cultural, Dimensión tuvo su programa de acción, el cual estuvo expresado, a través de los editoriales de los primeros cinco números de la revista. Así, en su editorial del primer número titulado “Una presencia necesaria”, la revista expresaba sus puntos programáticos iniciales: por un lado afirmaba: “Una revista, un libro, una publicación cualquiera; sobre todo una revista, es habiendo sinceridad, una prolongación hacia afuera, una exteriorización más o menos fiel, de la personalidad de sus gestores” 33 . Dimensión se presentaba de esta forma como resultado de un proceso de gestación colectivo, que articuló a través de la revista su medio de expresión y de coherencia. Por otro lado, la revista

31 Podemos citar a los siguientes representantes: Luis Rizo Patrón (Capital Federal), Freddie Fuenzalida (Córdoba), Evaristo Mosqueda (Santa Fe), Omar Rubén Santucho (Tucumán), y Efraín Morote Best (Perú). A partir de la segunda publicación, el número de representantes, crece pero se mantendrá estable hasta la edición del quinto número, incorporándose: Manuel I. Rayano (Chaco), Eduardo Ocampo Moscoso (Bolivia), Elías S. Giménez Vega (Uruguay), y Michele Compain (Francia). A partir del sexto número la revista cuenta con Registro de Propiedad Intelectual N° 559.920. A su vez, figuran nuevos representantes entre ellos: Emma de Cartosio (Cap. Federal), Carlos M. Araujo (Córdoba), Carlos Tagliavini (Tucumán), Edgar Romero Maciel (Corrientes), Juana Mercau Orozco (Catamarca) y Jorge Calvetti (Jujuy).

32 “Dictaran un curso de quichua en la Bib. Sarmiento”. El Liberal. 22/10/1953.

33 “Una Presencia Necesaria”. Dimensión. Revista Bimestral de Cultura y Crítica. Año I. N° 1. Santiago del Estero. 1956.

77

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

definía las necesidades a las cuales buscaba responder, establecidas en virtud de su pertenecía regional y sus particularidades. Así, dirá que:

Un órgano de expresión es una necesidad vital para toda comunidad medianamente desarrollada. En nuestro caso, varias circunstancias coadyuvantes lo hacen aun más imprescindibles, porque constituimos dentro del país, la expresión de un regionalismo que no encuentra definición a través del escenario nacional. Un regionalismo con fuertes notas peculiares, representativas de un estado esencial de profundas diferenciaciones, que aun nosotros debemos estudiarlas en su raíz, porque no las conocemos debidamente, a fuerza de sustraernos a la realidad que nos rodea DIMENSION surge precisamente para servir a todas esas necesidades y será para ello, la condensación de múltiples aportes, de aquí y de afuera. Sus páginas reflejaran los intentos y concreciones que se operen en los distintos campos de la cultura” 34 .

De esta forma, Dimensión daba inicio a su propuesta editorial; propuesta que buscará desde el comienzo la multiplicidad de voces y aportes que reflejen todas las concreciones y manifestaciones de cultura, pero circunscripta a una expresión regional, que exprese las particularidades y las diferenciaciones en el marco del escenario nacional. El segundo editorial La búsqueda de una exacta dimensión35 , tratará sobre las premisas intelectuales que dan sustento y fundamentan el desarrollo de la revista. En este sentido, el editorial parte de la relación dialéctica entre lo existente y lo posible, lo que es y lo que puede ser. Es decir que, partiendo de una realidad que da sustento a la revista como manifestación de cultura, el eje radicaría en ubicar la exacta dimensión que conjugue lo existente, lo que es (la realidad como punto de partida y la pertenencia a ella) y lo posible, lo que puede ser (la manifestación de otra realidad distinta, solapada por sistematizaciones ideológicas y arbitrarias) que permitan, a su vez, el desarrollo de una actitud crítica, objetiva y autentica. En este juego dialectico, dice el editorial, es necesario considerar algo fundamental:

… dado lo existente o lo real, establecer definidamente hasta donde es extensible o vigente esa realidad, en sus atributos esenciales, y de hecho, establecer asimismo, donde están los limites de esa orbita de circunscripción, que al ser trascendida o evadida, evidencie la presencia de otra realidad distinta, en cuanto concreción de naturaleza y de cultura. Y () considerar, sin que esto contradiga lo otro, aquellos aspectos que no quebrando la unidad u

34 Ibídem.

35 “La búsqueda de una exacta dimensión”. Revista Bimestral de Cultura Dimensión. Santiago del Estero. Año I. N°1. 1956, p.1.

78

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

homogeneidad de esa realidad (desde el momento que ella subsiste), la superan, como manifestaciones ya verdaderamente universales36 .

Esta búsqueda de la exacta dimensión exige, como dijimos anteriormente, una actitud crítica que supere los encuadres ideológicos y las sistematizaciones arbitrarias cuyas imposiciones () obstaculizan al pensamiento objetivo” 37 e impiden el desarrollo de la propia visión, la propia subjetividad. Para Dimensión será necesario recorrer de cualquier modo el camino de la autenticidad, que garantice una mirada contextualizada histórica y culturalmente, y a su vez permita evadir las sistematizaciones, las construcciones teóricas e intelectuales cuyo origen, ajeno a la realidad de la cual se emerge en tanto historia y cultura, lo niegan. “El fruto que depare [dirá el editorial], será siempre superior, no cabe duda, al artificial de las imitaciones indiscriminadas” 38 . Pero será en el editorial del quinto número, publicado en diciembre de 1956, en el cual se definirá el alcance del programa de Dimensión. El editorial, retomaba el eje planteado por la revista en el tercer numero el cual giraba sobre la dicotomía Interior-Buenos Aires, pero lo rearticulaba en función de la crítica situación en materia política y cultural por la que atravesaba la provincia. Para Dimensión, y para Francisco René Santucho, uno de los puntos clave del análisis consistía en las consecuencias que la polaridad Interior-Buenos había producido: “el desequilibrio del país, la desproporcionalidad, el gigantismo por un lado y el raquitismo por el otro” 39 . Por otra parte, Dimensión remarcará dos puntos más:

por un lado la ausencia de soluciones, y por otro el desinterés de los grupos intelectuales de Buenos Aires, “empeñados en dilucidar espejismo ultramarinos y divididos en pros y antis manipulan obsesiva y puerilmente con el instrumental de la dialéctica europea” 40 . Pero para el hombre del interior la situación es distinta, inmerso en un contexto social y cultural de postergación y estrangulamiento, es necesario un “cambio de cosas”. Dimensión cargará en contra de los sectores gobernantes, acusándolos de “políticos demagógicos y burócratas parasitarios”, pero el eje de la crítica estará destinada a la falta de competencia de los equipos dirigentes y falta de elaboración intelectual y de racionalización. Ante este panorama, Dimensión dirá:

36 Ibídem.

37 Ibídem.

38 Ibídem.

39 “Tarea Cultural”. Revista Bimestral de Cultura Dimensión. Santiago del Estero. Año I. N°5. 1956, p.1.

40 Ibídem.

79

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

que en todo quehacer intelectual, debe estar siempre presente esa condición funcional de toda empresa de cultura. Especialmente en el interior argentino (…), se hace imperiosa la presencia intelectual para señalar la ruta, para despertar la conciencia adormecida”, [y evitar ceder ante] “desviaciones decadentes o bizantinas, sensuales o pasatistas”.

El editorial dará cuenta del posicionamiento que los grupos intelectuales poseen en sociedades pequeñas de estructuración piramidal, así dirá que estos ocupan las posiciones culminantes. Esta situación revela un factor de potencialidad y posibilidad para que los intelectuales logren capitalizar el respaldo social, y así erigirse:

en la cúspide de un movimiento y de una empresa de cultura y de política que pongan en tensión todas las fuerzas potenciales existentes. Con regularidad, persistencia… sosteniendo la mecánica necesaria a la acción del conjunto, y preservando al mismo tiempo el intimismo propio de la fecundidez individual (…) El éxito de todo ello… estará referida al mayor o menor acierto en la captación o en la interpretación de la propia realidad. A la mayor o menor fidelidad, a la mayor o menor autenticidad” 41 .

Como se puede apreciar, los puntos de partida de una proyección cultural como la emprendida por Dimensión, giraban sobre una lectura del acontecer histórico regional en la cual, la dicotomía Interior-Buenos Aires representaría la dual cultura continental. A partir de allí, se desprenden ciertos elementos para comprender la situación de atraso y postergación de la región y de la provincia. Ante este panorama, Dimensión construye una imagen del accionar intelectual, definido por su deber funcional como “tarea cultural”, que debe ajustarse al modelo de direccionamiento político y cultural de las provincias del interior. Sin embargo, no constituye aun las características del intelectual orgánico, en el sentido gramsciano. Por otro lado, la revista Dimensión articuló una propuesta discursiva, que giró sobre el discurso indoamericanista, expresado principalmente por Francisco René Santucho.

41 Ibídem.

80

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

3.1. El Discurso Indoamericanista de la Revista Dimensión

El discurso indoamericanista de Francisco René Santucho, estuvo articulado a través de tres ejes, los cuales permitieron elaborar una interpretación de la realidad de Santiago del Estero y las causas de su retraso, así como también vislumbrar estrategias orientadas a solucionarlos. Estos tres ejes giraron sobre: la dialéctica nacional, representada por la dicotomía Interior-Buenos Aires; la pertenencia de Santiago del Estero al género interior de la dicotomía planteada en el punto “a”, y con ello su pertenencia a la región cultural indoamericana; y la integración de América Latina. Por otra parte, el discurso de Santucho recorre distintas etapas históricas, y encontrará en la articulación con el pasado las claves de interpretación del presente. Diremos finalmente que las influencias ideológicas y teóricas son variadas. En principio las corrientes indigenistas de las primeras décadas del siglo XX, originadas en Perú. Discursos que tuvieron en el proceso modernizador peruano su origen y en José Carlos Mariátegui y Víctor Raúl Haya de la Torre a dos de sus más representativos exponentes. Luego, algunos elementos del discurso nacionalista popular, y también la influencia de filósofos latinoamericanos como Rodolfo Kusch y Leopoldo Zea, así como también de Bernardo Canal Feijóo. Sin embargo, no es nuestra intención en esta oportunidad, dar cuenta acabadamente de estos aspectos, ya que no forman parte de nuestro objeto de estudio, sin embargo, no por ello desestimamos su utilidad y necesaria profundización. En relación al primer punto, en el editorial del tercer número de la revista “Interior- Buenos Aires”, Santucho pondrá el acento en la relación Interior-Buenos Aires, la cual posee dos significaciones distintas. Por un lado un sentido puramente económico, traducido en la subordinación del interior a los intereses factoriales metropolitanos, y por otro lado, el sentido referido a la múltiple escala de la dual cultura continental. Pero además, refleja la subordinación americana a occidente, la cual se expresa en el país a través de la relación dicotómica “civilización y barbarie”. En este sentido, la mayor o menor gravitación del interior o del puerto, en la personalidad argentina, supone una definición: “Somos nosotros mismos y nos sujetamos (en función de americanos) a un eje de propio desenvolvimiento, o en su defecto, seguimos fluctuando en torno a un eje extraño, pendientes de la quilla de los barcos que arriban a nuestro puerto42 . Por este motivo la solución no puede ser sólo económica, dirá Santucho, ya que deja de lado el

42 “Interior-Buenos Aires”, Revista Bimestral de Cultura Dimensión. Santiago del Estero. Año I. N°3. 1956.

81

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

segundo componente: el cultural. Y el federalismo, dentro de este análisis, debe constituir una “insurgencia contra la influencia pro-europea de la metrópoli”. Por otra parte, Francisco Santucho al reseñar el libro de Bernardo Canal Feijóo titulado “Constitución y revolución”, expresa algunos puntos de análisis, que permiten ver el proceso a través del cual se constituye la diferenciación Interior-Buenos Aires. En este sentido, planteará por un lado que, sobre la base del pensamiento europeo se instauró en el país una política progresista, moderna y occidental y por otro, las consecuencias que generaron las políticas inmigratorias basadas en la línea establecida por Alberdi. Esto traerá consecuencias, ya que el inmigrante irá ganando terreno dentro de una configuración moderna, política y económica favorable, mientras el criollo estigmatizado se repliega. Esta política tuvo para el interior consecuencias distintas, es decir “de postergación y de subestimación en escala regional y colectiva”. Así, la obra de Canal Feijóo, muestra que la constitución alberdiana fue una constitución-revolución, que puso en disposición a la nación para recibir el influjo europeo. Esta impronta europea se encargaría de trasladar el eje hacia el puerto, convirtiéndose en el centro industrial, relegando al interior mediterráneo. A través de estos dos textos podemos reconstruir uno de los aspectos del discurso de Francisco René Santucho. El análisis genealógico de las diferenciaciones por un lado, y sus consecuencias en el presente, tanto económico al existir una subordinación del interior a la industria portuaria, y por otro el cultural, porque representa a su vez la supeditación americana a occidente, lo cual significa que es necesario definir los rasgos típicos de la región norte del país, en tanto perteneciente a la realidad indoamericana. En relación al segundo eje de análisis, el cual se centra en una interpretación histórica del posicionamiento de la provincia en el marco de la dialéctica nacional. Así, en el artículo titulado “Lo andino y lo amazónico en la infraestructura Argentina” publicado en el segundo número de la revista Dimensión, viene a complementar el análisis anterior. El texto parte por considerar dos formaciones culturales prehispánicas: por un lado aquella cultura ubicada en la región norte del país, de prosapia quichua, influenciada por la presencia incaica en la zona; y por otro lado, la cultura o área guaraní, bajo la influencia cultural amazónica. Estas culturas constituyeron dentro del país las expresiones más desarrolladas cultural y económicamente. Estas expresiones culturales, dice Santucho, perviven aun después de transcurridos cuatro siglos de la conquista española. Estas culturas constituyeron dentro del país las expresiones más desarrolladas cultural y económicamente. Estas culturas, dice Santucho, perviven aun después de transcurridos cuatro siglos de la conquista española, y están presentes como fuertes expresiones dentro

82

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

del país, y que han resistido a la separación argentina “de la patria grande indoamericana”, y supone además la necesidad de revalidar esos aportes:

“… para contrarrestar el magnetismo de la absorción ultramarina, que tan frecuentemente condiciona todo el juego de la dinámica argentina. Lo andino y lo amazónico, sintetizado en el quichua y lo guaraní, proyectan desde el subsuelo de la edificación nacional, las sombras de un lineamiento en una política de recapacitación americana”.

Como vemos, los dos análisis se complementan y brindan una lectura homogénea del proceso de diferenciación interna representada por la dialéctica nacional, y su configuración histórica. Pero además, vuelve sobre la impronta indoamericana del interior, como expresión de una conformación cultural que no se reduce a los lineamientos culturales europeos, sino que subsisten elementos de una particularidad regional propia. Por último, el tercer eje se desarrollará a partir de dos textos: el editorial del cuarto numero “America como conciencia”, título además del libro del filósofo mexicano Leopoldo Zea, publicado en 1953, y “La integración de América Latina”, de la séptima edición. El primer texto parte de un postulado básico: el hombre va paulatinamente desarrollando el sentimiento de comunidad, hasta llegar a las concreciones de carácter nacional. Pero para que esto se materialice en una identidad colectiva deben darse ciertos factores históricos, los cuales posibilitaron la concreción de dichos sentimientos. La ausencia de los mismos, impide toda concreción identitaria. Bajo estas premisas, analizará las conformaciones estatales europeas y asiáticas, y dirá que en estos casos existe una relación de identidad entre estructuración legal, en tanto estado, y cultura. Pero el caso es diferente en America Latina: al momento de la conquista, los procesos civilizadores prehispánicos iban conformando realidades políticas universales. Pero el proceso español a fuerza de coacción militar y administrativa desarticuló y cuyas consecuencias se manifestaron en una dispersión administrativa prehispánica y una pérdida de conciencia civil en los pueblos indígenas. Incluso los procesos libertarios del siglo XVIII se vieron constreñidos por la estructuración colonial. Pero esto se profundiza con la instauración de los Estados modernos, sobre la base de la demarcación colonial y bajo la órbita del ordenamiento europeo se pierde la conciencia de integración histórica, reduciéndose a expresiones cuyos límites se encuentran en cada nación. Esto llevará a decir a Francisco René santucho que:

83

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

“A la posibilidad prevista por Bolívar, se sucede la absoluta imposibilidad de las restricciones posteriores. Se pierde hasta la visión de esa amplia y natural entidad, tanto, que luego cuando la necesidad histórica y el propio grado de evolución impelen a desarrollar de nuevo la medida del concepto, él se ve afectado por gravitaciones alógenas que lo derivan hacia utopías tales como hispanidad, latinidad, etc.43 .

El texto concluirá afirmando que está emergiendo una nueva conciencia, una nueva sensibilidad de carácter continental, una identidad continental. “Hay un nuevo concepto y el hombre actúa dentro de ese nuevo concepto” 44 . En el texto “Integración de America Latina”, Santucho analiza la problemática de la integración regional desde la óptica relacional que involucra lo particular y lo universal. Así, dirá que la región se encuentra ante la posibilidad de un salto histórico, en tanto posibilidad integracionista. Pero este proceso encuentra obstáculos en las proyecciones económicas, políticas y culturales externas, representadas por “cosmopolitismos, estrategias o vulneraciones capitalistas”. Pero desde una visión geopolítica, América Latina reúne los elementos para una arquitecturación moderna. A partir de allí, no quedan excluidos los procesos de reivindicación social, al contrario, se encuentran integrados desde una radicalidad, dirá el texto, ya que gran parte de sus miserias están referenciadas en el drama histórico y en la dependencia desde la colonia. Por lo que, “el objetivo integracionista tendrá que realizarse a lo largo de todo un proceso de índole social revolucionaria; desde luego de signo nacional indoamericano” 45 . De esta forma Santucho refuerza la concepción nacional como expresión del hombre indoamericano, y como su expresión de defensa. Así, el nuevo encuadre supone una idea de lo nacional que supere los alcances vigentes, y adquiera una nueva significación en una unidad de mayor envergadura: lo indoamericano.

43 “América como conciencia”. Revista Bimestral de Cultura Dimensión. Santiago del Estero. Año I. N°4.

1956.

44 Ibídem.

45 Ibídem.

84

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

3.2. Intervención en el Campo Intelectual: Revista Dimensión y Grupo Amigos de Dimensión

Desde su primer número, la revista se presentó como un espacio de difusión abierta a todas las ideas, sin restricción alguna por parte del equipo editor. En este sentido expresaba: “Los colaboradores que nos honren con sus trabajos, no encontrarán en esta circunstancia, traba ninguna. Las páginas de DIMENSION, estarán abiertas a todas las ideas o tesis, sin diferencias ni retaceos” 46 . El número de colaboradores de Dimensión es amplio, y las temáticas abordadas variadas. Alberto Tasso 47 realiza un buen ejercicio de sistematización sobre el contenido temático y los autores que escribieron para la revista Dimensión 48 , entre los cuales destaca los trabajos de carácter histórico, folclórico, ensayos, crítica literaria y poesía. Esta mirada no ahonda en los abordajes realizados, ni en lo específico de cada trabajo publicado en la revista. Permite, en cambio, ver un panorama general de temas, disciplinas tratadas a lo largo de la vida editorial de Dimensión. No es nuestra intención para este trabajo realizar un estudio de las múltiples participaciones y colaboraciones que recibió la revista. Por el contrario, podemos brindar una breve descripción de los autores y sus participaciones, sin por ello constituir un estudio acabado. De esta forma ofreceremos una superficial mirada sobre el contenido de la revista. En continuidad con lo expresado anteriormente, podemos observar en la revista la participación de agentes de larga trayectoria pertenecientes al campo intelectual local, como por ejemplo Orestes Di Lullo, quien publica un ensayo sobre folklore, Horacio Rava, a través de poseías, Bernardo Canal Feijoo, quien saluda la tarea iniciada por Francisco René Santucho, y la edición de la revista. Asimismo, Alfredo Gargaro publica un artículo sobre Martin Miguel de Güemes. Esto nos permite ver el grado de articulación existente entre agentes cuyas pertenencias generacionales difieren, pero que al mismo tiempo mantuvieron nexos a través de la revista. Existieron además colaboraciones de autores e investigadores de distintos puntos del país, o bien del extranjero. Atahualpa Yupanqui colaboró con un poema titulado “Otoño”. El historiador y folclorólogo santafesino Lázaro

46 “La búsqueda de una exacta dimensión”. Revista Bimestral de Cultura Dimensión. Santiago del Estero. Año I. N°1. 1956, p.1. 47 A, Tasso, “Dimensión y la relectura de la Historia”. Dimensión. Revista de Cultura y Crítica. Edición Facsimilar/Francisco René Santucho. 1ª ed. Subsecretaria de Cultura de Santiago del Estero. Biblioteca Nacional de la Republica Argentina. 2012. 48 Constantemente la dirección de la revista manifiesta que los escritos publicados constituyen colaboraciones especiales para Dimensión. Además agrega que la dirección no siempre comparte las opiniones vertidas.

85

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

Flury participó con dos trabajos, uno de ellos sobre “La conciencia americanista de Arturo Capdevilla”, en el cual resalta un aspecto desconocido de la Obra del autor, es decir su interés por las cosas de America, su pasado pre-colonial, y otro titulado “Un héroe desconocido” sobre la vida de Antonio Paulón, sacerdote de la orden Franciscana y su accionar en la provincia de Chaco. Ya, en el séptimo numero, se publica el texto titulado “El hedor de America” del filosofo Rodolfo Kusch. También escribieron varios intelectuales y académicos peruanos, lo cual nos invita a pensar en los vínculos que tuvo Francisco René Santucho con los mismos, y la construcción de su pensamiento indoamericanista. Así, participaron de la revista, Efraín Morote Best, académico peruano a cargo de la cátedra de folclore en la Universidad de Cuzco, quien escribe “El cuento de la Huida mágica”; Sergio Quijada Jara, abogado de destacada participación en el campo intelectual de su país; sus trabajos giraron en torno al folclore. Publicó en Dimensión el artículo titulado “Cesar Vallejo y la peruanidad”. Cesar A. Ángeles Caballero, docente universitario, colaboró con el artículo “Folklore escrito de Lima”. Además, Dimensión otorgó espacio a las artes plásticas no sólo a través de las actividades desarrolladas por el Grupo, vinculadas muchas de ellas a exposiciones de artistas plásticos locales, sino que también dio lugar a ensayos, criticas y noticias vinculadas a este género artístico. Asimismo, a través de la revista podemos observar artículos dedicados al cine. Entre ellos el escrito por Héctor R. Franzi “La cultura y nuestro cine”. Franzi se vinculó a Dimensión a través de la realización del Festival Cinematográfico organizado por el Grupo Amigos de Dimensión. El teatro también tuvo su espacio en Dimensión. Así, fueron publicaron los artículos de Antonio Méndez Rubio “La comedia dell´arte y el teatro ideológico”, y “Manifestación teatral”, presumiblemente escrito por la dirección de la revista, ya que carece de referencia de autor. La revista también cedió espacio para la publicación de poesías muchas de ellas de Juan Carlos Martínez, Clementina Rosa Quenel y Carlos Virgilio Zurita. Además fueron publicados cuentos cortos, como por ejemplo el relato de Alberto Alba “La niña de Dios” y estuvo acompañada por ilustraciones de artistas plásticos santiagueños. Así, podemos encontrar ilustraciones de Freddie Fuenzalida, Bernardo Ponce Ruiz, Alfredo Gogna, y Ana Mará Villarreal. Una sección fija de la revista fue la destinada a críticas de libros. En ellas escribieron Francisco René Santucho, Juan Carlos Martínez, Aldo Julio Secco, Leopoldo Allub, Carlos Tagliavini, y Mario Roberto Santucho, entre otros.

86

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

Como vimos, Dimensión no constituyó una propuesta editorial de coyuntura. Sus temáticas se refirieron en mayor medida a expresiones culturales, ensayísticas, históricas, etc. Sin embargo, participó como órgano de difusión de los acontecimientos vinculados al campo cultural y educativo. En el segundo número, Dimensión da cuenta de la creación de la Comisión Pro-Facultad de Ingeniería Forestal, y pública la conferencia dictada por el Ing. Néstor René Ledesma. Asimismo, le antecede un articulo sin autoría titulado “Institutos de estudios superiores son necesarios en Santiago del Estero”. En el mismo, expresa la problemática en materia de educación superior en la provincia, la cual afecta a gran parte de la población juvenil. Menciona además las distintas iniciativas llevadas adelante en pos de la creación de un instituto de educación superior, pero advierte que es necesario realizar un estudio racional previo que coordine la acción de los diversos sectores en juego. También, y a través de un breve artículo, dará cuenta de la creación de la Universidad Libre de Santiago del Estero. Pero la revista sirvió también para difundir las diversas actividades culturales que el Grupo Amigos de Dimensión realizó durante esos años. De esta forma, en el tercer numero de Dimensión, fueron publicados distintos avisos sobre las actividades que el Grupo Amigos de Dimensión desarrollará. En la sección destinada a las informaciones del grupo, la revista anuncia la publicación de los “Cuadernos Dimensión”. Pero la concreción de esta iniciativa se retrasará unos años, ya que recién en 1959 se publicó el primer Cuaderno Dimensión, el cual reprodujo el artículo escrito por Francisco René Santucho titulado “La integración de America Latina” publicado en el sexto número de la revista. Por otra parte, anuncia la puesta en marcha de un ciclo de disertaciones. Así lo expresa la revista: “Bajo los auspicios del Grupo Amigos de Dimensión, se dará comienzo a un ciclo de disertaciones, que estarán a cargo de los propios integrantes”. El 13 de agosto de 1956 se dictó la primera disertación a cargo del Dr. Alfonso Montenegro sobre el tema “Civilización y Barbarie”. De esta forma Dimensión ingresaba en el campo intelectual, ya no sólo con una propuesta editorial, sino que ésta irá acompañada de una fuerte actividad cultural desarrollada por el grupo. Entre agosto y noviembre de 1956, el grupo realizó 9 actividades culturales, entre ellas: el festival cinematográfico consistente en una conferencia a cargo del cineasta Héctor R. Franzi, la conferencia titulada “Un libro abierto”, la cual fue dictada por Bernardo Canal Feijóo, la conferencia de Félix Peyrallo, sobre el tema “Dimensión de la poesía”, y la inauguración de la exposición del artista plástico Alfredo Gogna. Estas actividades se desarrollaron entre el mes de agosto y septiembre. Asimismo, la exposición de Gogna, y la

87

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

de Bernardo Ponce Ruiz fueron motivo de un artículo publicado en el quinto número de Dimensión 49 . También en noviembre de 1956 se realizó la disertación del artista plástico metropolitano Luis Pellegrini sobre “Los precursores del arte nacional”, “el debate libre sobre arte pictórico en general y al mismo tiempo debate crítico sobre los motivos expuestos por Bernardo Ponce” 50 . Como dijimos anteriormente, la revista tendrá un periodo de ausencia luego de publicado el quinto numero en diciembre de 1956. Pero el Grupo Amigos de Dimensión continuó desarrollando su labor cultural. En abril de 1957 disertó el presidente del Instituto del Libro Argentino y director de la revista Bibliograma, Aristóbulo Etchegaray sobre el tema “Escritores de capital y provincia”. También ofreció una conferencia el Prof. Federico Pais sobre el tema “Problemas de la literatura argentina contemporánea”. En agosto el Grupo organizó en forma conjunta con La Brasa el acto “Nuevos valores de las letras y plásticas santiagueñas”, realizado en la Biblioteca Sarmiento. Del mismo participaron Clementina Rosa Quenel, Martín J. Martínez y Juan Carlos Martínez en la lectura de sus poemas. Asimismo, Alfredo Gogna, Carlos Sánchez Gramajo y Bernardo Ponce Ruiz expusieron sus obras pictóricas, y Francisco René Santucho presentó un ensayo sobre la problemática latinoamericana. Ya para octubre se inauguraba la librería homónima al grupo y a la Revista. La librería Dimensión iniciaba su larga trayectoria el 10 de octubre de 1957 en las instalaciones del Pasaje Tabycast. Ya en 1958, se realizó la presentación del Indio Panta, auspiciado por Dimensión, y la conferencia brindada por el académico tucumano Lázaro Barbieri “Bolívar, o el drama internacional de America”. Por último, la agrupación realizó conferencias con intelectuales nacionales e internacionales como por ejemplo Hernández Arregui y Miguel Angel Asturias (Premio Nobel de Literatura). En 1959, el editorial del sexto número de Dimensión, anunciaba la creación del Seminario de Estudio e Investigaciones Económicas, Políticas y Sociales de Santiago del Estero (SEISEPSE), el cual -dice el editorial- “tiende al estudio y solución de problemas que aquejan a nuestro conglomerado social” 51 . El seminario había sido concebido por el

49 La crítica expresa: “Las muestras evidencian un desarrollo técnico y de concepción destacables, y también una sensibilidad artística destacada. La temática, particularmente de Gogna, es la realidad misma, el contorno, los tipos humanos regionales, las vidas humildes de las barriadas, los problemas agudos de la inestabilidad social (…). En Ponce en cambio encontramos una inversión proporcional de aptitudes: a su inseguridad temática e indefinición pasional, contrapone un mayor logro estilístico y también un mayor pulimento formal”. “Dos exposiciones plásticas”. Revista Bimestral de Cultura Dimensión. Santiago del Estero. Año I. N°5. 1956, p.7.

50 “Actividades del Grupo Dimensión”. Revista Bimestral de Cultura Dimensión. Santiago del Estero. Año I. N°5. 1956, p.7.

51 “Dos pasos adelante, uno atrás”. Revista de Cultura Dimensión. Santiago del Estero. Año III. N°6. 1959,

p.1.

88

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

accionar de un grupo de jóvenes, algunos de ellos referenciados en el grupo Dimensión, y estaba orientado a la investigación y estructuración teórica. Sus propósitos consistían en dos puntos: por un lado Investigación y estudio de estadísticas, datos, enfoques y por otro, extensión cultural consistente en la divulgación de los trabajos en ediciones especiales. Por otra parte, la comisión directiva estuvo conformada por: José Pirro, presidente; Luis Rizo Patrón, secretario de extensión cultural; Oscar Asdrúbal Santucho, secretario de prensa; secretario de hacienda Andrés Renolfi, y síndico Luis Semproni. El seminario llevó adelante distintos ciclos de conferencias, debates y mesas redondas, especialmente sobre temáticas económicas, sociales y técnicas. En 1959, en el marco del seminario, se desarrolló el ciclo de conferencias técnicas sobre distintas problemáticas de la provincia: “Reactivación ganadera y agrícola, riqueza forestal, industrialización de la madera, vías de comunicación y estudio hídrico integral” 52 . Asimismo, Bernardo Canal Feijóo participó de la realización de una mesa redonda, la cual fue compartida por miembros del SEISEPSE. La temática desarrollada versó sobre la actuación de Canal Feijóo en el PINOA. Ya en 1961, la revista informaba sobre las conferencias que había dictado el seminario. Estas habían tenido un perfil económico y de investigación, entre ellas estuvieron la dictada por Andrés Renolfi, sobre la “Influencia del conocimiento en el desarrollo económico”, y el Ing. Marco A. Singer que desarrolló el tema “El problema energético local”. Roberto Gayraud tocó el tema “Agricultura y comunidad rural”, Francisco René Santucho dicto la conferencia titulada “Consideraciones sobre estudios sociales”. También participaron, Oscar Asdrúbal Santucho, el Ing. Néstor René Ledesma, Luis Rizo Patrón. El seminario finalizó sus actividades con el dictado del curso, consistente en cuatro clases, a cargo del sociólogo Sergio Bagú. Los temas tratados por Bagú fueron “Metodologías de las Ciencias Sociales” y “Migraciones”. Como vemos, el SEISEPSE desarrolló un amplio programa de conferencias, cursos, y debates sobre aspectos técnicos vinculados a temáticas económicos y sociales principalmente. Por otra parte, esta iniciativa tuvo la impronta técnica que, de acuerdo a los discursos volcados en la revista faltaban en los equipos de gobierno. De todos modos constituye aun un espacio desconocido, el cual deberá ser estudiado debidamente.

52 M.A. Castronuovo; E. Lescano, “Grupo Dimensión…”. Óp. Cit., p. 41.

89

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

3.3. Conflictos al interior del grupo Dimensión: una definición por la autonomía del campo intelectual

El 12 de noviembre de 1958 el diario El Liberal publicaba la noticia sobre la detención de un grupo de 20 afiliados peronistas y comunistas. La crónica comenzaba por exponer las causas de las detenciones, las cuales se habían producido “en cumplimiento de las instrucciones emanadas del Ministerio del Interior de la Nación, fundadas en las disposiciones del decreto por el que se implantó el estado de sitio en todo el país” 53 . En este marco la policía federal había dado curso a “la detención de 20 personas por su actuación en las filas del ex partido peronista y comunista”. A lo largo de la extensa crónica, se relatan los hechos, y el diario publica la lista de detenidos. Entre ellos se encuentra Juan Carlos Martínez, integrante del Grupo Dimensión y miembro de la SADE. Al final del artículo se encuentra, bajo el subtitulo “Pedido sobre un detenido”, la declaración emitida por los miembros dirigentes de la entidad cultural Dimensión, en la cual se refieren a la situación de Juan Carlos Martínez, y aclaran:

“Sin poner en tela de juicio la justificación de las medidas en los distintos casos, que en este particular del Sr. Martínez se ha incurrido en un lamentable error, por cuanto es plenamente notorio que el mismo no registra militancia política de ninguna naturaleza” 54 .

El texto había sido escrito por Francisco René Santucho. Por otra parte, el operativo que había llevado adelante el Ministerio del Interior respondía, a su vez, al conflicto petrolero que se estaba desarrollando en el país. El conflicto había nacido a fines del mes de octubre en “los yacimientos petrolíferos de Mendoza. La huelga era dirigida por una coalición de militantes comunistas y radicales y tenía por fin protestar contra los contratos que Frondizi había firmado con empresas petroleras extranjeras” 55 . Hasta principios de noviembre, el peronismo había mantenido una actitud distante ante el conflicto. Pero tras órdenes de Perón de denunciar los contratos, el peronismo cambió de rumbo y adopto una línea de acción en repudio a los convenios firmados. Ante esta situación, Frondizi afirmó “que la huelga formaba parte de un movimiento insurrecto dirigido primero a los comunistas y

53 “Detienen a 20 afiliados peronistas y comunistas y los llevan a B. Aires”. El Liberal. 12/11/1958.

54 Ibídem.

55 D. James, “Resistencia e integración. El peronismo y la clase trabajadora argentina 1946-1976”. 2ª ed. Editorial Sudamericana, S.A. Buenos Aires. 1999, p 147.

90

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

después por ‘los que creen en el retorno del dictador depuesto’” 56 . El accionar de Frondizi consistió en decretar el estado de sitio, y la movilización de tropas hacia los yacimientos petrolíferos, e iniciar la detención de dirigentes gremiales. Pero el hecho marcado por la detención de Juan Carlos Martínez, generó constantes manifestaciones públicas a través del diario local El Liberal. Así, el 14 de noviembre, días después de la publicación de la noticia por parte del diario El Liberal y el comunicado realizado por la dirigencia de Dimensión, Bernardo Ponce, Alfredo Gogna y Ciro Orieta, quienes se presentaban como integrantes del grupo, publicaron una nota, en la cual expresaban sus discrepancias con los términos en los que estaba concebida la declaración publicada en nombre del grupo y manifestaban:

su protesta contra la detención del poeta Juan Carlos Martínez por entender que esa medida viene a afectar los derechos de la cultura. Entienden que no se trata de un error sino que, ante la instancias de aparecer otros intelectuales detenidos (…), se estaría en presencia de un intento de coacción contra los grupos intelectuales que vienen orientando su actividad en un sentido progresista” 57 .

Si bien, la detención de Martínez tenía como trasfondo el conflicto petrolero, el altercado entre los miembros del grupo Dimensión giró, dada las actividades que desarrollaba y las pertenencias a la entidad del detenido, en torno a los significados que cada sector del conflicto le atribuía al desarrollo de la actividad cultural. Ya, el 18 de noviembre es publicada una nueva declaración en respuesta a la vertida por Bernardo Ponce, Alfredo Gogna y Ciro Orieta. Bajo la firma de entidad Dimensión, la declaración comienza por expresar su extrañeza ante la firma de Ciro Orieta en representación de la agrupación, en tanto que “en ninguna circunstancia ha pertenecido a ella como para asumir tal invocación de miembro integrante” 58 . Finalmente, el comunicado expresa:

“En lo que atañe al sentido de esta discrepancia ella escapa completamente a la especificidad y a los móviles de nuestra actividad. El alcance de la misma formulada en conjeturas y suposiciones de neto sesgo político, no compete al espíritu que anima y ha animado toda la tarea de Dimensión, y de los amigos que han contribuido confiadamente en su desarrollo” 59 .

56 Ibídem.

57 “Se interesan por la situación de los detenidos”. El Liberal. 14/11/1958.

58 “Aclaración del Grupo Cultural Dimensión”. El Liberal. 18/11/1958.

59 Ibídem.

91

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

Finalmente Juan Carlos Martínez es liberado, y realiza una última aclaración publicada en el diario El Liberal. En la misma, Martínez se desvincula ideológicamente del partido comunista, y agrega que no mantiene militancia político-partidaria en ningún otro partido. Su única actividad, dirá Martínez, es la que lleva adelante como secretario de la SADE. De esta forma se cierra el intercambio de comunicados realizados entre miembros del grupo Dimensión. Por otra parte, a partir de este hecho se produjo el alejamiento de algunos integrantes del grupo. Además, podemos observar cómo al interior del grupo se volcaron distintas significaciones en torno a la actividad cultural. Por un lado la consideración sobre un accionar cultural vertida y reafirmada por un sector, que por esos años se encontraba afiliado al Partido Comunista. Para el grupo de Ponce, Gogna y Orieta, las detenciones significarían el avance del Estado sobre los grupos culturales progresistas. Por otra parte, podemos decir que la postura asumida por Santucho, estaría orientada a reafirmar una apuesta por la autonomía del campo intelectual. Las trayectorias de Bernardo Ponce y Francisco Santucho habían compartido muchos puntos en común. Si bien, la detención de Martínez no podía ser asociada a los conflictos petroleros ya que su actividad principal era cultural, el hecho de que los sucesos involucren

al Partido Comunista y que sus afiliados y militantes fueran detenidos en distintas partes

del país, permite al menos suponer algunos nexos sobre la respuesta de Ponce y Gogna. En este sentido, la denuncia realizada por Ponce, Gogna y Orieta acerca de la existencia de una avanzada del gobierno en contra los grupos culturales de perfil progresista podría al menos estar influenciada por la coyuntura política. Asimismo, en ese momento Francisco René Santucho no desarrolla ninguna otra

actividad más allá de la dirección de la librería Dimensión y el grupo homónimo, es decir, una función específicamente vinculada al campo intelectual. En este punto, intentaremos volver al plan trazado por Dimensión para su accionar. En tanto este programa apuntaba,

a nuestro entender, a sostener una autonomía de criterio, alejada de las influencias

ideológicas, políticas o bien de las sistematizaciones arbitrarias para en cambio, desarrollar

una mirada crítica, contextualizada y objetiva. La forma en que Francisco René Santucho

se pronuncia ante el caso Martínez, a favor de la actividad de Dimensión, como empresa

estrictamente cultural, nos permite intuir que aquello que estaba en juego era la reafirmación y una defensa por la autonomía del campo intelectual, como campo diferenciado y especifico, con sus propias reglas y valores. Así, cuando la revista volvió a ser publicada, en abril de 1959, en uno de sus editoriales “Cultura y Pseudocultura”, expresaba:

92

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

“Una cosa es la política, el dogmatismo militante, la capilla ideológica, y otra muy distinta la inteligencia como expansión creadora, como libertad de realización. La militancia exige una disciplina, un acatamiento, una subordinación, una limitación necesarias a un fin perfectamente señalado o supuesto”. “La creación por el contrario, cuando no está supeditada a aquello, cuando no está reducida a aquello, supone una amplitud de horizontes, una amplitud de perspectivas, una amplitud de posibilidades”. “Cuando Dimensión nació como empresa de cultura, con el vagido primero de esta revista, establecimos ese sentido de nuestra marcha” 60 .

Como podemos ver, el posicionamiento de Dimensión es a favor de una empresa dedicada

enteramente al accionar cultural, y con ello creemos apuesta por la autonomía del campo

intelectual y por la libertad creadora de sus agentes. Sin embargo, esta apuesta por la

autonomía del campo intelectual por parte de Santucho, no significó por ello la renuncia a

pronunciarse políticamente. Por el contrario, su defensa de la autonomía del campo

garantizaba el pronunciamiento de un discurso crítico sobre la realidad local. Siguiendo a

Bourdieu:

“… es la autonomía del campo intelectual lo que posibilita el acto inaugural de un escritor que en el nombre de las normas propias del campo literario, interviene en el campo político, constituyéndose así en intelectual” 61 .

En este sentido, Dimensión a través de la enunciación de un tipo particular de discurso

indoamericanista, cuyas influencias y antecedentes se encuentran en el APRA peruano y

otras expresiones intelectuales y teóricas, conformó una propuesta discursiva para analizar

la realidad regional, en la cual la relación dialéctica con la esfera nacional y continental,

definía en gran parte los alcances del análisis. Pero también, su director responsable se

manifestó sobre el campo político, a través de una carta abierta publicada en marzo de

1958 al presidente electo Arturo Frondizi 62 . Allí, Santucho se expresó sobre el retraso

económico y cultural de la provincia, y además sobre el estado del campo político,

específicamente hizo referencia al proceso electoral que proclamó como gobernador al

candidato por el radicalismo intransigente Eduardo Miguel. Por último, esta apuesta por la

60 “Cultura y Pseudo cultura”. Revista de Cultura Dimensión. Santiago del Estero. Año III. N°6. 1959, p.1.

61 P. Bourdieu, “Las reglas del arte. Génesis y estructura del campo literario”. Editorial Anagrama. España. 1995, p. 197.

62 F. R. Santucho, “Sgo. Del Estero en la nueva situación política”. Santiago del Estero. 1958.

93

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

autonomía de la tarea cultural que debe llevar adelante el intelectual, será abandonada, cuando en 1961 se funde el Frente Revolucionario Indoamericanista y Popular (FRIP).

4. Frente Revolucionario Indoamericanista y Popular. su origen (1961-1965)

Líneas de análisis sobre

A partir de 1958 un grupo de intelectuales y militantes de izquierda, nucleados alrededor

de la Revista Dimensión, llevó adelante tareas de militancia política, centradas particularmente en el ámbito rural, en torno a la Federación de Obreros de la Industria Forestal (FOSIF). Este núcleo, “que había empezado a trabajar, todavía sin organización, en el seno de los hacheros santiagueños, de los obreros de los obrajes…” 63 , fue una de las vertientes que daría origen al Frente Revolucionario Indoamericanista y Popular (FRIP), fundado en julio de 1961. En este sentido, la etapa previa a la fundación del FRIP estuvo atravesada por la experiencia cultural de la revista, y por otro lado por una naciente tarea política, llevada adelante por agentes vinculados a Dimensión. Pero esta experiencia no fue el único antecedente del Frente. La segunda línea fundadora del FRIP correspondía a un sector de la provincia de Salta. Presumiblemente un sector afín a Luis Rizo Patrón, quien fuera integrante del grupo Dimensión, y que estuvo vinculado a los hermanos Santucho incluso desde la etapa de la Peña Cultural Americanista. El tercer núcleo, fue una agrupación estudiantil cuya militancia estaba ubicada en la Universidad Nacional de Tucumán: el Movimiento Independiente de Estudiantes de Ciencias Económicas (MIECE). Este agrupamiento político contaba entre sus filas con Mario Roberto Santucho, hermano

menor de Francisco René. Mario fue uno de los primeros en saludar la Revolución Cubana y establecer que:

“la opción para el movimiento universitario argentino ya no es humanismo o reforma (…) porque hay elementos revolucionarios y elementos contrarrevolucionarios por igual en las dos centrales universitarias, por lo tanto (…) la verdadera opción es ‘con el pueblo o contra el pueblo’, a favor de la clase obrera o en contra de la clase obrera, a favor de la unidad obrero- estudiantil o en contra de la unidad obrero-estudiantil” 64 .

63 C. Ledesma “El proletariado azucarero y la fundación del PRT”. En D. De Santis, “La Historia del PRT por sus protagonistas”. A formar Filas editora Guevaristas. 1º Edición-Temperley: Estación Finlandia. 2010, p. 45.

64 Ibídem.

94

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

Por otra parte, el MIECE irá acercándose a los sectores trabajadores de la industria azucarera. Esto llevará a la agrupación a formar comités de relación obrero-estudiantil (CROE). En este periodo, el Movimiento Estudiantil tucumano se dividía entre el Partido Comunista, la Liga de Estudiantes Humanistas de Tucumán de afiliación demócrata cristiano, y Federación Universitaria del Norte, de concepción reformista. El MIECE irrumpía con una clara línea pro-cubana. Si bien, el MIECE terminó constituyéndose parte integrante del FRIP, cabe remarcar que en ese marco de rearticulación del campo cultural, el movimiento estudiantil argentino constituyó, desde fines de la década del 50, y con mayor participación en los años 60, “el sector de la llamada clase media (…), que más masivamente acompañó el proceso de luchas sociales, irreconciliables con las clases dominantes, que se desató masivamente desde el Cordobazo” 65 . El abandono progresivo de los postulados reformistas, y radicalización política del movimiento estudiantil católico, constituyeron los ejes a través de los cuales el movimiento estudiantil en general, incidió en la política nacional. La Revolución Cubana y el Concilio Vaticano II respectivamente, proporcionaron fundamentos políticos y prácticos al movimiento estudiantil, que se dispuso integrante de la nueva izquierda argentina. Estos tres elementos dieron vida al FRIP el 9 de julio de 1961. El “Boletín Mensual del Frente Revolucionario Indoamericanista y Popular” (Boletín del FRIP), publicado en octubre de ese mismo año expresaba:

“Los días 8 y 9 de julio de 1961, “se realizó en la ciudad de Santiago del Estero una asamblea política, con la presencia de delegados de varias provincias del Norte Argentino, representantes obreros y estudiantes universitarios. En dicha asamblea se decidió fundar un movimiento político revolucionario sobre la base de los principios doctrinarios que el grupo venía desarrollando” 66 .

Pero además, expone los principios básicos del Frente:

a. Romper con los anacronismos y falsos criterios adversos al hombre americano. Su inferioridad es consecuencia de la opresión económica que padece desde la colonia.

65 J.S. Califa, “El movimiento estudiantil en la UBA entre 1955 y 1976. Un estado de la cuestión algunos elementos para su estudio”. El movimiento estudiantil argentino: historias con presente. Comp. Bonavena, Pablo Augusto; Califa, Juan Sebastián; Millán, Mariano. - 1a ed.: Ediciones Cooperativas. Buenos Aires. 2007, pp. 63-64.

66 “Una Nueva Política”. Boletín Mensual del FRIP. Año I. NºI .Octubre de 1961.

95

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

b. El atraso de la región … es consecuencia de la deformación estructural que sufre America, debido a la gravitación de los intereses imperiales e imperialistas

c. Lo mismo que en el resto de America Latina. En esta zona, las castas explotadoras resultan cómplices consientes o inconscientes del juego imperialista que mantiene distorsionado el continente.

d. La libertad política, sin tener en cuenta la opresión económica, es solo una legalización del sistema de explotación imperante.

e. Los partidos políticos al presentarse a esta estafa se convierten en encubridores de las castas explotadoras.

f. Es un deber histórico de las nuevas promociones, el asumir la lucha por las transformaciones revolucionarias, aquí, como en el resto de America Latina.

g. La revolución Cubana merece la solidaridad de los patriotas latinoamericanos y en ese sentido nos pronunciamos, desvirtuando la acusación de comunista que le atribuye el imperialismo 67 .

Pablo Pozzi, sostiene que el “grupo distaba mucho de manifestarse de izquierda. Antes bien, se definía como nacional y antiimperialista, entendiendo al imperialismo como un factor externo de dominación y no como una fase del desarrollo capitalista” 68 . Por otra parte, y como vemos, el FRIP saludaba la revolución cubana, pero desvirtuaban su filiación comunista, la cual sería atribuida -al decir del FRIP- por el imperialismo. Pero la principal influencia ideológica del FRIP fue la Alianza Popular Revolucionaria Americanista (APRA). El APRA, había sido fundado en la década del 20, al calor de la reforma universitaria y los debates en torno al indigenismo en Perú, y constituía en sus inicios una fuerza política de carácter continental, y su principal figura fue Víctor Raúl Haya de la Torre. El APRA a mediados del siglo abandonó su línea antiimperialista, ejemplo de ello es la alianza que celebra con sectores de la oligarquía peruana en 1956, ante lo cual el FRIP se reposicionará dentro de los lineamientos del APRA Rebelde, desprendimiento del APRA que surge a partir de 1959, y del cual se formará el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), de claro perfil marxista 69 . Por otra parte, el boletín iniciaba su vida editorial con el título: “El trabajador del Interior: reserva, futuro del país”. Allí daría cuenta de la dicotomía mundial, atravesada por la existencia de países pobres y países ricos. Sobre estos últimos, agrega que basan parte de su bienestar en las ganancias que sacan explotando las riquezas naturales de los países

67 Ibídem.

68 P. Pozzi, Por las sendas guevaristas: el PRT-ERP, la guerrilla marxista. 2ª ed. Imago Mundi. Buenos Aires. 2004, p. 45.

69 Véase: N. Manrique, “¡Usted fue aprista! Bases para una historia critica del APRA”. Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Clacso. Perú.

96

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

pobres y en el comercio en el que imponen condiciones como más fuertes70 . Ante esta situación, el FRIP sostendrá la legitimidad de las luchas de los países pobres para lograr su independencia económica. Seguidamente el análisis descenderá a la región latinoamericana, y dirá que América Latina se encuentra desunida, y los países latinoamericanos se encuentran siendo explotados por EE.UU. A su vez, para aumentar su dominio, los países ricos cuentan con puntas de lanza en cada uno de los países latinoamericanos, quienes constituyen los sectores económicamente dominantes y cuyo punto de residencia se encuentra en las ciudades cosmopolitas. A partir de este punto, ingresará al análisis de la relación dialéctica Interior-Buenos Aires, pero a diferencia del análisis propuesto por Dimensión, lo hará desde una perspectiva estrictamente económica:

“En la Argentina, la punta de lanza de los países ricos (…) es Buenos Aires. Así se explica el crecimiento desmesurado de Buenos Aires y el empobrecimiento del interior. La lucha federalista resurge ahora y se la ve con la tremenda importancia que realmente tiene. La oposición Interior-Buenos Aires es el reflejo en lo interno de la relación países pobres-países ricos en el orden internacional. (…) En (…) Santiago se explotan los bosques de los que se sacan grandes ganancias que nunca se reinvierten en la zona. Así, los beneficios de la tala de los bosques (…) en vez de servir para que la provincia progrese (…), son llevados por los grandes obrajeros que después los gastan viajando o lo invierten en negocios en las grandes ciudades” 71 .

Por último se refiere a la situación de la provincia. El boletín del FRIP expresa que en Santiago se explotan sus bosques y se extraen “grandes ganancias que nunca se reinvierten en la zona”. De esta forma, los beneficios de la explotación forestal son acaparados por los grandes obrajeros, quienes lo destinan a invertir en Buenos Aires. Ante esta situación, el FRIP expresa:

“Comprendiendo todo esto, el FRIP se lanza a una lucha decidida por la participación del pueblo trabajador del interior en la política nacional, entendiendo que de esta manera se pondrá en marcha a la fuerza más revolucionaria del país, representante genuino de las luchas por la liberación nacional argentina y latinoamericana” 72 .

70 “El trabajador del Interior: reserva, futuro del país”. Boletín Mensual del FRIP. Año I. NºI .Octubre de

1961

71 Ibídem.

72 Ibídem.

97

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

En diciembre de 1960, el FRIP realizó su primer congreso, en el cual definió su posición política y estableció un plan de acción inmediata. En este marco, el FRIP elabora un documento político denominado “Ante el momento actual”. En el mismo, el FRIP se presenta como un “un movimiento de campesinos, obreros, estudiantes e intelectuales decididos a destruir el sistema de explotación y opresión económica en el país y especialmente en su región más castigada que es el noroeste” 73 . El documento se divide en tres partes, las cuales se destinan a describir la situación económica, social y política de la provincia. En el plano económico, sostiene que las causas del retraso de la provincia se deben a la dominación que ejercen sobre el país las grandes naciones capitalistas, particularmente EE.UU.; asimismo menciona la ausencia de planificación económica por parte de los gobiernos, que desaprovechan las riquezas naturales de la provincia; y por último, la dependencia a los mercados metropolitanos, especialmente Buenos Aires. Por otra parte, el FRIP propone como solución:

“Una política económica dirigida directamente por los trabajadores y orientada hacia sus intereses (y no hacia los intereses de los grupos obrajeros, comerciales o de empresas extranjeras) ha de cambiar definitivamente esta situación” 74 .

En cuanto al análisis de la situación social, el FRIP realizará una tipificación de los principales sujetos colectivos presentes, tanto en la ciudad como en el ámbito rural. De esta forma, realizará descripciones del hachero, el pequeño agricultor, el brasero, así como también de los sectores económicamente dominantes como los obrajeros y terratenientes. En relación al eje político, el FRIP expresaba:

“Después de la experiencia peronista, gran esperanza e inolvidable realidad de mejoramiento para los sectores explotados, toda la antigua podredumbre política ha regresado… los partidos principales están formados por impopulares camarillas vinculadas, o partes de ellas mismas, de las castas explotadoras… de estas características participan en mayor o menor medida los Conservadores, Radicales, Demócratas Cristianos. Los dirigentes peronistas, a la caza de una oportunidad de recuperar una posición que no merecen, están lejos de

73 “Ante el momento actual”. Boletín Mensual del FRIP. Año I. NºI .Octubre de 1961

74 Ibídem.

98

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

representar las aspiraciones revolucionarias de las masas, y poco a poco van cayendo en el juego del gobierno, es decir en la politiquería” 75 .

Asimismo, le dedicará unas palabras a los partidos de izquierda tradicional. Al respecto dirá:

el amplio movimiento teórico de izquierda que hay en el país, se queda en eso, en la teoría, y su tarea principal es la de discutir sobre discrepancias ideológicas, por lo general con escaso contenido real. El Partico Comunista (…), supeditado como está a una estrategia internacional, y a una limitación de orden teórico dogmatico no puede llegar a una verdadera comprensión de las realidades regionales. Su rigidez burocrática sólo se expresa a través de un legalismo electoralista, adaptable a la mentalidad pequeña burguesa de las ciudades cosmopolitas76 .

El documento del FRIP analiza por último, el contexto político y económico provincial, y afirma que el poder político en manos de círculos de comerciantes y usureros ha agudizado los problemas económicos de la provincia. Ante esta situación. El FRIP plantea como solución, la organización del trabajador del campo y el obrero de la ciudad. Finalmente, el FRIP se presentaba como una herramienta de los sectores obreros de la ciudad y del campo, y se proclamaba como fuerza no electoralista. Así llamó a los distintos sectores políticos, a los dirigentes peronistas y demás partidos políticos populares, a no “concurrir a las elecciones, ya que esto implicaría hacerle el juego al gobierno y a las castas explotadora” 77 . Y por ultimo afirma:

“El FRIP sostiene que la única manera de cambiar las cosa, es acercándose al pueblo trabajador, colaborar en la defensa de los gremios, consolidar el movimiento obrero y campesino, darle bases reales a la lucha del pueblo contra las minorías privilegiadas” 78 .

Como vimos, el FRIP se constituyó a partir de la conjugación de distintos sectores, y dio forma a una manifestación política integrada por intelectuales, estudiantes, y obreros. Por otra parte, su línea ideológica aún en formación, irá adquiriendo mayor sustento, y se materializaran en los distintos documentos que la Secretaria Ideológica del FRIP

75 Ibídem.

76 Ibídem.

77 Ibídem.

78 Ibídem.

99

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

desarrolló. Entre ellos: Lucha de los Pueblos Indoamericano. Antiimperialismo e Integración, y El Proletariado Rural detonante de la revolución Argentina. Tesis Políticas del FRIP. Asimismo, en 1964 el FRIP entró en contacto con una organización de orientación trotskista, la cual se identificaba bajo el nombre de su prensa “Palabra Obrera”, la cual se encontraba bajo la dirección de Nahuel Moreno. “Finalmente, el 25 de mayo de 1965 se llevó a cabo el primer congreso del Frente Único FRIP-Palabra Obrera. Se formó entonces el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), que adoptó la caracterización de ‘marxista-leninista’” 79

5.

Conclusiones

En el presente capitulo consideramos algunos rasgos distintivos del campo intelectual para el período estudiado. De esta forma, la reconstrucción del proceso de institucionalización de la educación superior en Santiago del Estero, nos permitió observar las relaciones establecidas entre agentes del campo intelectual y el campo político. Y es que, en este proceso, que abarcó la fundación de la Facultad de Ingeniería Forestal y el Instituto Universitario San José, intervinieron agentes de larga trayectoria, pertenecientes al campo intelectual, quienes desarrollaron una activa participación en el proceso fundacional de los institutos de educación superior, pero desempeñando funciones al interior del campo político. De esta forma, Horacio Rava se desempeñó como Ministro de Gobierno durante el último período de gobierno de la Intervención Federal. El pequeño período de gestión de Rava fue central para la concreción de la Facultad de Ingeniería Forestal. En este sentido, en febrero de 1958 a través del Decreto-Ley Serie A. N°9 nacía la Facultad de Ingeniería Forestal. Meses más tarde recibiría la aprobación del Consejo Superior de la Universidad Nacional de Córdoba, institución que reconocería a la facultad bajo su dependencia. Por otra parte, en 1960 iniciaba sus actividades el Instituto Universitario San José. El mismo había nacido por iniciativa de un grupo de jóvenes profesionales vinculados a la Acción Católica local. Como vimos, algunos de ellos formaron parte del Partido Demócrata Cristiano, entidad que tempranamente se pronuncio a favor de la libertad de enseñanza. El PDC se había formado en 1955, y constituyó una fuerza activa política y culturalmente, de la cual participó como candidato a intendente de la ciudad Capital,

79 V. Carnovale, “Los combatientes. Historia del PRT-ERP”. Siglo XXI Editores. Buenos Aires.

100

Revista Dimensión y fundación del FRIP…

Orestes Di Lullo. Por otra parte, el Instituto San José, a diferencia de la Facultad de Ingeniería Forestal, nacía como iniciativa privada, en el marco de las reformas en materia de educación superior llevadas adelante por la Revolución Libertador primero, y luego por el gobierno de Arturo Frondizi. Las mismas giraban en torno al artículo 28 de la ley 6.403/55 y 14.557/58 y el decreto reglamentario 1.404/59 que permitía la creación de instituciones de educación superior de carácter privado. Por último, el Instituto tuvo el apoyo de la congregación de los hermanos misericordistas, y tempranamente recibió el reconocimiento de la Universidad Católica de Santa Fe. Como pudimos observar a lo largo del capítulo, estas dos instituciones contaron desde sus inicios con apoyos del Estado Provincial en el caso de la Facultad de Ingeniería Forestal, y de la Iglesia Católica en el caso del Instituto San José. Asimismo, estas instituciones contaron con el reconocimiento institucional de la Universidad Nacional de Córdoba, y de la Universidad Católica de Santa respectivamente. También dimos cuenta de la fundación y desarrollo de la Universidad Libre de Santiago del Estero. Esta institución nació tras la iniciativa de un grupo de docente del Colegio colegio nocturno Gral. San Martín, vinculado al Colegio Nacional Absalón Rojas. De todos modos esta iniciativa no logró consolidarse, y tras un par de años desapareció. En relación al campo cultural, pudimos dar cuenta de algunos de sus rasgos representativos. Como dijimos, el campo cultural se encontraba en retroceso, en comparación con la vasta actividad cultural que se desarrolló durante las décadas del 30 y 40, bajo la influencia de la Asociación Cultural La Brasa. Sin embargo, la SADE fue una de las instituciones más activas y aglutinó a diversos agentes del campo intelectual, entre ellos a Francisco René Santucho. Este fue el marco en el cual surgió Dimensión, Revista Bimestral de Cultura y Crítica. La revista fue dirigida por Francisco René Santucho, librero de formación autodidacta. Por otra parte, Dimensión había nacido como proyecto colectivo, y articuló a su alrededor a un grupo de jóvenes artistas e intelectuales, que llevaron adelante un vasto programa cultural. De esta forma Dimensión se convirtió en el principal agitador cultural, organizando conferencias, muestras de artes plásticas, cine, etc. De esta forma Dimensión, se presentaba como una empresa de cultura. Si bien, su apuesta giraba en torno al fortalecimiento de la autonomía del campo intelectual, en tanto consideraban que el desarrollo de la actividad intelectual no debía estar sometido a limitantes de carácter ideológico y político, esto significó en el fondo el ingreso al campo discursivo, ya que Dimensión articuló a través de la revista la enunciación de una mirada anclada en el discurso indoamericanista. Esta

101

Orígenes de la Nueva Izquierda en Santiago del Estero. Revista Dimensión y FRIP

apuesta por la autonomía del campo intelectual es la que estuvo en juego en 1958, cuando se produjeron intercambios públicos acerca de la labor cultural entre miembros del grupo Dimensión. Como vimos, este hecho estuvo motivado por la detención del poeta y miembro de la SADE y Dimensión, Juan Carlos Martínez. Por último, Dimensión constituyó uno de los elementos que en 1961 daría vida al FRIP. Pero no fue el único antecedente del Frente, ya que este integró a su vez a los militantes del MIECE, y a un sector proveniente de Salta vinculado a Luis Rizo Patrón. El FRIP se constituyó como un frente heterogéneo, integrado por intelectuales, estudiantes, y obreros. Asimismo, fue la experiencia política previa a la fundación del Partido Revolucionario de las Trabajadores, en mayo de 1965.

102