Está en la página 1de 2

1. Un enlace atómico es un enlace químico.

El enlace químico es el proceso físico


responsable de las interacciones entre átomos y moléculas. Hay dos tipos de
diferentes de enlace atómico: 1) Los enlaces primarios producen los enlaces químicos
que mantiene los átomos unidos y se dividen en tres, el metálico, el covalente y el
iónico. 2) Los enlaces secundarios son subdivisiones de los enlaces, y se consideran
mas débiles incluyen los de hidrogeno y los de van der Waals. Enlace atómico
2. 3. Enlace primario 1) Enlace iónico El enlace iónico (o enlazamiento iónico) es el
resultado de trasferencia de electrones (o paso de electrones) de un átomo a otro. El
enlace iónico se forma entre un átomo electropositivo y uno electronegativo. El átomo
electropositivo cede sus electrones y el átomo electronegativo los acepta. Como
resultado de este proceso se forman iones positivos (con valencia +n1) y negativos
(con valencia - n2) con configuraciones de capa cerrada. En estas condiciones, los
iones con cargas +n1 y - n2 experimentan atracción mutua. La fuerza de repulsión se
manifiesta cuando las configuraciones electrónicas de capa cerrada iónica comienzan
a traslaparse.
3. 4. 2) Enlace covalente Los enlaces covalentes son las fuerzas que mantienen unidos
entre sí los átomos no metálicos (los elementos situados a la derecha en la tabla
periódica -C, O, F, Cl, ...).  En un enlace covalente sencillo, cada uno de los dos
átomos contribuye con un electrón a la formación del par de electrones del enlace, y
las energías de los dos átomos asociadas con el enlace covalente son menores (mas
estables) como consecuencia de la interacción de los electrones. En el enlace
covalente, se pueden formar múltiples pares de electrones por un átomo consigo
mismo o con otros átomos.  En los enlaces covalentes puros los electrones de un
átomo comparten los estados cuánticos disponibles y son compartidos entre los
núcleos para formar una configuración de capa cerrada.
4. 5. 3) Enlace metálico El tercer tipo de enlace atómico es el enlace metálico, que se
presenta en los metales sólidos. En metales en estado sólido, los átomos se
encuentran empaquetados relativamente muy juntos es una ordenación sistemática o
estructura cristalina. El enlace metálico ocurre entre dos átomos de metales. En este
enlace todos los átomos envueltos pierden electrones de sus capas mas externas, que
se trasladan más o menos libremente entre ellos, formando una nube electrónica
(también conocida como mar de electrones).
Enlace secundario 1) Enlace de hidrogeno Los enlaces de hidrógeno, también conocidos
como, enlaces por puente de hidrógeno, son un tipo de enlace que se encuentra dentro de las
fuerzas intermoleculares, que son un tipo de fuerzas de atracción que existen entre las
moléculas de las sustancias de carácter covalente, siendo el enlace de hidrógeno, un tipo
particular de interacción electrostática dipolo-dipolo, que se da entre un átomo de hidrógeno,
que se encuentra formado por un enlace covalente altamente polarizado, y un átomo de
tamaño pequeño, con un carácter fuertemente electronegativo, como pueden ser el F, O y el
N. Se puede decir que el enlace de hidrógeno, es una fuerza de Van der Waals dipolo-dipolo,
pero de carácter muy fuerte, pero aún más débil de lo que pueden ser un enlace covalente o
iónicos normales.

Estructura cristalina
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Estructura de un cristal de cloruro de sodio, un típico ejemplo de un compuesto iónico. Las esferas
púrpuras son cationes de sodio, y las esferas verdes son aniones de cloruro.

La estructura cristalina es la forma sólida de cómo se ordenan y empaquetan


los átomos, moléculas, o iones. Estos son empaquetados de manera ordenada y con patrones
de repetición que se extienden en las tres dimensiones del espacio. La cristalografía es el
estudio científico de los cristales y su formación.
El estado cristalino de la materia es el de mayor orden, es decir, donde las correlaciones
internas son mayores. Esto se refleja en sus propiedades anisótropas y discontinuas. Suelen
aparecer como entidades puras, homogéneas y con formas geométricas definidas (hábito)
cuando están bien formados. No obstante, su morfología externa no es suficiente para evaluar
la denominada cristalinidad de un material.
El grupo más pequeño de partículas en el material que constituye el patrón repetitivo es
la celda unitaria de la estructura. La celda unitaria define completamente la simetría y la
estructura de toda la red cristalina, que se constituye mediante la traducción repetitiva de la
celda unitaria a lo largo de sus ejes principales. Se dice que los patrones de repetición están
situados en los puntos de la red de Bravais. Las longitudes de los ejes principales o bordes de
la celda unitaria y los ángulos entre ellos son las constantes de la red, también llamadas
parámetros de la red