Está en la página 1de 43

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIA POLÍTICA

ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

CURSO:

Análisis e interpretación de textos

DOCENTE:

Katya Delgado Chalco

TURNO:

Mañana

SEMENTRE:

III

SECCIÓN:

INTEGRANTES:

 Cuba Cruz, Milagros Belinda

 Infantes Neira, Cristian Michael

 Mamani Condori, Royer

 Rodríguez Sahuanay, Luis Angel

Arequipa – Perú

2018
ÍNDICE

INTRODUCCIÓN………………………………………………………………………….…5

Marco Teórico:

CAPÍTULO I

1. CONCEPTO DE PARRAFO……………………………………………………….……...6

1.1. El párrafo según los lingüistas……………………………………………………….…7

CAPÍTULO II

2. EL PÁRRAFO COMO UNIDAD……………………………………………………….…9

CAPITULO III

3. CLASIFICACIÓN DE LOS PÁRRAFOS……………………………………………..…10

3.1.- Según su función dentro del texto……………………………………………………...10

3.1.1. Párrafo introductorio……………………………………………………………..….10

3.1.2. Párrafo de desarrollo………………………………………………………………...11

3.1.3. Párrafo de enlace………………………………………………………………….....12

3.1.4. Párrafo de Conclusión……………………………………………………………….13

3.2. Según como se organice la idea principal……………………………………………....13

3.2.1. Párrafo deductivo…………………………………………………………………....13

3.2.2. Párrafo inductivo…………………………………………………………………….14

3.2.3. Párrafo inductivo-deductivo…………………………………………………………14

3.2.4. Párrafo entreverado……………………………………………………………….....15

3.3. Según María Teresa Serafini…………..………………………………………………..15

3.3.1. Párrafo de enumeración……………………………………………………………..15

3.3.2. Párrafo de secuencia………………………………………………………………...18

3.3.3. Párrafo de comparación o contraste…………………………………………………19

3.3.4. Párrafo de desarrollo de un concepto……………………………………………….21

2
3.3.5. Párrafo de enunciado y solución de un problema…………………………………..23

3.3.6. Párrafo de causa y efecto……………………………………………………............25

3.5. Según su contenido:…………………………………………………………………….26

3.4.1. Narrativos…………………………………………………………………………...26

3.4.2. Descriptivos………………………………………………………………………....27

3.4.3. Argumentativos……………………………………………………………………..27

3.5.4. Expositivos………………………………………………………………………….28

3.5. Según la perspectiva de la composición y la maquetación……………………………..28

3.5.1. Párrafo normal u ordinario……………………………………………………….....28

3.5.2. Párrafo en bloque…………………………………………………………………...29

3.5.3. Párrafo alemán o moderno………………………………………………………….29

3.5.4. Párrafo español……………………………………………………………………...30

3.5.5. Párrafo francés……………………………………………………………………...30

3.5.6. Párrafo asimétrico……………………………………………………………….….31

3.5.7. Párrafo “en pie de lámpara”………………………………………………………...31

3.5.8. Párrafo quebrado…………………………………………………………………....32

3.5.9. Párrafo de líneas caídas……………………………………………………………..33

CAPITULO IV

4.-ESTRUCTURA DEL PÁRRAFO……………………………………………………….34

4.1.-Diagrama de la estructura del párrafo………………………………………………..35

4.1.1.-Idea y oración principal…………………………………………………………35

4.1.2.-Desarrollo y oraciones argumentativas………………………………………....35

4.1.3.-Oración concluyente……………………………………………………………36

CAPITULO V

5. PROPIEDADES Y ESTILO DE UN PÁRRAFO………………………………….........37

3
CAPÍTULO VI

6. ERRORES FRECUENTES AL CONSTRUIR UN PÁRRAFO…………………..…….40

Conclusión…………………………………………………………………………...….......42

Bibliografía………………………………………………………………………………….43

4
INTRODUCCIÓN

El siguiente trabajo monográfico abordará el tema de «El párrafo» que se define como la unión

de varias oraciones que expresan conceptos específicos, haciéndolo una unidad de información

completa.

En el ámbito profesional es de interés nuestro como jóvenes universitarios, conocer el párrafo

desde distintas fuentes información consultadas para expandir nuestro conocimiento, ya sea

desde libros, revistas y páginas web.

A continuación, se indicará la información que se abordará en cada capítulo:

En el capítulo I, se hace referencia al concepto de párrafo y la conceptualización de algunos

lingüistas.

En el capítulo II, se hablará sobre el párrafo como unidad.

En el capítulo III, tratara sobre la clasificación de los párrafos, ya sea según su función dentro

del texto, como se organice la idea principal, etc.

En el capítulo IV, se hace mención a la estructura del párrafo.

En el capítulo V, se hace referencia a las propiedades y estilo de un párrafo.

En el capítulo VI, tratara sobre los errores frecuentes al construir un párrafo.

Los párrafos desempeñan en el texto la misma función de las columnas de una casa, constituyen

la estructura de la construcción, es decir las bases de un texto.

El presente trabajo aborda este tema con la profundidad y relevancia que amerita un trabajo

universitario. Empleando un léxico sencillo, para que el aprendizaje sea accesible a distintos

lectores.

5
Marco Teórico:

CAPÍTULO I

1. CONCEPTO DE PARRAFO

Por párrafo entendemos una composición breve formada por un conjunto de oraciones

conectadas entre sí que desarrollan una idea o aspecto parcial de la misma. Debe tener unidad

y estar lo suficientemente diferenciado del resto para que se pueda separar por una pausa

notable; es decir, por un punto y aparte.

Las oraciones que lo integran se centran en una idea principal a la que se pueden unir otras

secundarias o argumentativas que matizan, ejemplifican, dan razones o añaden datos. Al leer

un texto, conviene identificar y relacionar estas ideas para mejorar la comprensión de la lectura.

La claridad se asegura por la presencia del punto y seguido, del punto y coma, de los dos puntos

y de la coma. El final del párrafo se marca, tal como se ha indicado, por un punto y aparte.

La conexión sucesiva y armónica de los párrafos da coherencia semántica al texto en su

conjunto y lo convierte en una unidad estructural y significativa con sentido global.

Un párrafo es la unión de varias oraciones que expresan conceptos específicos, haciéndolo una

unidad de información completa. En muchas ocasiones, el párrafo forma parte del desarrollo

de una idea más general: un ensayo. Todo párrafo debe tener unidad y coherencia. Lo esencial

del párrafo es que todo él gira alrededor de una sola idea. Al menos así debería ser, y como

norma general es así. En si un párrafo es la estructuración de conceptos que organizamos en

base a una información determinada, jerarquizando su contenido de acuerdo a una idea central,

alrededor de la cual giran otros conceptos que complementan dicha idea, el párrafo es la unidad

fundamental de un texto.

Existen estrategias y técnicas básicas que se pueden usar para producir un escrito con

efectividad. En general, en las tareas como estudiante o profesional se requiere escribir

párrafos, ensayos, monografías, tesis de extensión, etc. Los párrafos y los ensayos deben

6
contener ideas principales, mayor explicación y desarrollo de las mismas. Aunque estas

composiciones pueden diferir en su longitud y contenido, un párrafo y un ensayo son similares

en dos formas importantes. Primero, cada uno tiene una idea central en una oración principal

(en el caso del párrafo) o en un párrafo principal (en el caso del ensayo). Segundo, la idea

central en la oración principal o párrafo principal debe estar completamente explicada o

desarrollada en oraciones o párrafos argumentativos, según Serafini (1994) “Cada idea o cada

bloque de ideas del esquema ha de ser utilizado para un párrafo, que constituye la unidad del

texto y representa una unidad de información completa”.

Al redactar un párrafo deben considerarse seguir un orden de las ideas, exponer la idea principal

y apoyarla, explicarla o completarla con ideas secundarias, asimismo expresarse en forma clara

y correcta, y evitar la repetición innecesaria de palabras.

1.1. El párrafo según los lingüistas

Son pocas las definiciones de párrafo que nos han brindado los lingüistas (o aquellas personas

que han analizado dicho concepto desde una perspectiva lingüística), y ello es la causa de que

no incluyamos más que cuatro en el presente subapartado:

García Berrio y Albadalejo (1983): son secciones del discurso delimitadas por marcas que

agrupan secuencias de oraciones que corresponden a un mismo tópico.

Hernández Alonso (1984): unidad textual superior a la oración y formante de textos

(monológicos o dialógicos) en boca de un emisor, que, al combinarse con otros, es capaz de

formar estructuras con un mensaje autosuficiente e inteligible.

Fuentes (1996): El parágrafo corresponde al conjunto de enunciados que se caracterizan por

tener una unidad tópica, por expresar un subtópico del tema general del texto, ya que este se

desarrolla de forma secuencial. Son las divisiones que hace el hablante en su texto siguiendo

criterios informativos, las partes en que se divide el tema sobre el que versa el texto, y también

según la superestructura, es decir, el tipo de texto.

7
Núñez Ladevéze (1997): Desde un punto de vista funcional, un párrafo es una unidad de

coherencia global no gramaticalízable en la que uno o varios temas imbricados

predicativamente se articulan informativamente en torno a una propuesta temática.

Todas las definiciones anteriores resaltan como eje básico del párrafo la unidad temática o

coherencia interna que comparte el material lingüístico alojado en su interior, y tan sólo

García Berrio y Albadalejo hacen alusión al hecho de que los párrafos presentan ciertas

marcas (se refieren muy probablemente al punto y aparte, sangrado de línea y primera letra

mayúscula), que ayudan a identificarlos en la escritura. Lejos de ser un detalle carente de

importancia, se perfila como un aspecto que distingue claramente las definiciones postuladas

por los lingüistas, de aquéllas que se centran, tal y como se podrá comprobar a continuación,

en el modo en que estas unidades pueden distinguirse a lo largo de un texto, pero que no

definen la esencia del concepto definido. Por ello, nos atrevemos a afirmar que los lingüistas

citados arriba aciertan a catalogar el párrafo como una unidad del texto, que incluye en su

seno una o más oraciones relacionadas en virtud de su afinidad temática, lo cual crea una

coherencia de tipo local, frente a la coherencia global establecida por el texto.

8
CAPÍTULO II

2. EL PÁRRAFO COMO UNIDAD

El texto se conforma por uno o más párrafos formando bloques donde se constituyen por

oraciones que finalizan con puntos apartes, los párrafos están separados entre sí por puntos y

aparte, que evidencian la transición del uno al otro. También se presenta el caso de los párrafos

que terminan con un signo de exclamación, de interrogación o con puntos suspensivos,

dependiendo de las intenciones comunicativas de quien las escribe.

La estructura interna del párrafo está constituida por una serie de proposiciones que giran

alrededor de una idea central a esto se le considera una unidad de pensamiento textual.

Generalmente la idea central aparece resumida en una de las oraciones denominada oración

temática las demás oraciones son secundarias o de apoyo a la oración central. Las nociones de

oración y proposición aluden a categorías que pertenecen a dos planos diferentes del texto la

proposición es una unidad lógica propia de la estructura interna o profunda mientras que la

oración es una unidad gramatical propia de su estructura externa o superficial, son categorías

diferentes, pero van enfocadas a un mismo fenómeno textual “PARRAFO”. No existen reglas

sobre cuál debe ser la extensión de un párrafo lo importante es desarrollar una sola idea que

sea clave para cada párrafo, sin dejar a un lado la existencia de los párrafos extensos en donde

los autores desarrollan más de una idea importante. Quienes abusan de este procedimiento, con

frecuencia obligan al lector a releer el párrafo para poder captar las diferentes ideas principales.

También es frecuente encontrar textos en los cuales lo que se dice en dos o tres párrafos

perfectamente se puedo haber dicho en uno solo, pero a pesar de ello está bien escrito.

9
CAPITULO III

3. CLASIFICACIÓN DE LOS PÁRRAFOS.

3.1.- Según su función dentro del texto

3.1.1. Párrafo introductorio

Los párrafos de introducción, como su nombre lo indica, sirven para iniciar un texto o

introducir al lector al tema que se tratará a continuación. Éstos se encuentran siempre al inicio

de un libro, de un capítulo, artículo o apartado. Los párrafos introductorios constituyen una

especie de resumen, que se presenta antes de desarrollar el tema con mayor detalle y tienen

doble utilidad: Por un lado, le presentan al lector una especie de mapa conceptual, al indicarle

los puntos que se tratarán a continuación y por el otro le da una idea de lo que se va a tratar

en ese libro o artículo y decida si le es útil para la investigación que está realizando.

Sus principales funciones

• Plantear el tema: informar acerca de lo que va a tratar el texto.

• Anunciar el orden de desarrollo del tema.

• Comunicar los propósitos o las razones que animan al redactor a escribir.

• Adelantar la idea fundamental.

• Su propósito es despertar el interés.

Algunos recursos son:

• Contar una anécdota.

• Citar opiniones ajenas y comentarlas.

• Plantear interrogantes.

• Reseñar la importancia del tema.

Ejemplo:

La percepción

10
Antes de entrar directamente en el tema de la percepción, conviene recordar algunos factores

circunstanciales, materiales o psicológicos, que son condiciones necesarias para una buena

percepción.

3.1.2. Párrafo de desarrollo

Cuando se trata de textos expositivos, los párrafos de desarrollo presentan la información en

temas, subtemas y aluden en forma directa a una realidad o a un asunto. Para estructurar la

información, emplean una serie de técnicas y de operaciones intelectuales: definición,

contraste, clasificación, análisis, síntesis, cuantificación o relaciones de causa-efecto.

Los párrafos argumentativos fundamentan su composición en una estructura común: en cada

párrafo se presenta una sola proposición principal sustentada por varias proposiciones

secundarias. Según el tipo de estructura, estos párrafos pueden ser deductivos, inductivos,

inductivo-deductivos o entreverados.

Para la redacción de un párrafo, se recurre a procedimientos o a modelos que permiten

organizar el pensamiento y desarrollar las ideas de manera coherente.

En síntesis, los párrafos de desarrollo requieren de la redacción de oraciones que contengan

una idea principal, ideas secundarias e ideas terciarias. En este tipo de párrafo, abundan las

explicaciones, así como el uso de las aclaraciones y las ejemplificaciones.

Ejemplo:

La delincuencia juvenil

Son dos las causas más importantes que explican la influencia de los pares en la delincuencia

juvenil. Por un lado, la socialización es una de las razones que conduce al joven a cometer

delitos en la vida diaria. Es decir, los adolescentes suelen buscar su propia identidad dentro

del grupo de pares e imitar las normas, códigos y costumbres que se manejan. De esta manera,

los púberes hacen todo lo posible para pertenecer a la agrupación y evitar su rechazo. Si el

equipo decide que el nuevo miembro o cualquier integrante de la banda perpetúe un acto

11
delictivo, este debe realizarlo con el fin de que los otros asuman y acepten su compromiso y

lealtad. Al respecto, la juventud busca interrelacionarse con individuos de su misma edad

porque tienen algunas similitudes de pensamientos e ideas. Por ejemplo, la banda de los

Barracones agrupa a jóvenes de 15 a 23 años aproximadamente, quienes poseen formas de

pensar, actitudes y conductas similares. Por otro lado, la necesidad de explorar nuevas

emociones y sentirse parte de una pandilla puede orientar a los menores a delinquir e infringir

las normas de la sociedad. Saber que las decisiones se toman en conjunto y que en muchas

actividades participarán todos provoca un sentimiento de satisfacción y afecto sin importar si

se ejecutan actos vandálicos, como robos al paso o amenazas, que afectan a la ciudadanía.

Asimismo, en masa, los sujetos se estiman unos a otros, por lo que suelen cubrir sus delitos o

defenderse entre ellos. En otros términos, el peso que tienen los pares es determinante. Un

joven puede estar rodeado de amistades positivas que le ayuden a mejorar su calidad de vida

o de amigos negativos que lo encaminen a realizar actividades de riesgo percibidas como una

muestra de adrenalina, virilidad, agrado y complacencia.

3.1.3. Párrafo de enlace

También llamados, párrafos de transición. Muestran la conexión entre las partes del tema

tratado, marcan el fin del tratamiento de un aspecto de un tema y enuncian un nuevo aspecto.

Cuando el texto es muy extenso o complejo, resume lo tratado hasta allí y señalan la nueva

dirección del pensamiento.

A continuación, una breve descripción de los tipos de párrafo de enlace reconocidos hasta

ahora:

 Párrafo de enlace retrospectivo: con este nombre se designa a un tipo de párrafo de

enlace, que tiene tendencia a señalar o referirse al elemento que ha sido expresado

anteriormente. Este tipo de párrafos por lo general inician con frases como, por

ejemplo: En consonancia con lo anterior; En ese sentido; Así las cosas, etc.

12
 Párrafo de enlace prospectivo: en contraposición, el párrafo prospectivo será aquel

párrafo de enlace que cumpla la función de señalar el elemento que está introduciendo,

pero señalándolo, es decir, refiriéndose al elemento que está por aparecer. Por su parte,

este tipo de párrafos tienden a tener en su constitución palabras clave como las

siguiente: A continuación, seguidamente, en adelante, etc.

Ejemplo:

La sábila

A continuación, se expondrán entonces algunas de las propiedades más destacadas de esta

planta, en cuanto a las lesiones de la piel o problemas gástricos: (Párrafo de enlace)

3.1.4. Párrafo de Conclusión

Para dar término a un texto es muy común, presentar un resumen de las principales ideas del

escrito. También se puede emplear una anécdota, una historia, un hecho concreto o una

imagen afortunada; esta recupera el hilo de todo el texto a través de elementos narrativos o

visuales que atraen la fantasía y la imaginación del lector, dejándole un buen recuerdo del

escrito. Otra estrategia para finalizar los textos suele plantear una conclusión con breves

afirmaciones, que constituyen una especie de eco para el lector; a menudo ese “añadido” está

constituido por un fragmento, una frase sin verbo explícito. No obstante, la idea de conclusión

o síntesis, también se puede formular un interrogante al final del escrito, las cuestiones no

resueltas, los problemas abiertos a las hipótesis de futuro.

Ejemplo:

Condiciones antes de leer

Con esto dejamos expuestas las condiciones previas, tanto para materiales como psicológicas,

para lograr el máximo de nuestras lecturas.

3.2. Según como se organice la idea principal.

3.2.1. Párrafo deductivo

13
El párrafo deductivo es aquel que tiene la idea principal del contenido al comienzo, y luego

de esto se encuentran expresadas las ideas secundarias que son: razones, argumentos y

conclusiones que se deducen con la primera parte del párrafo.

Ejemplo:

La guerra

La guerra es un negocio y las armas son una parte principal del mismo. Quien afirme lo

contrario o es parte del asunto o es demasiado estúpido como para no creerlo. Para vestir a un

soldado de guerra, el gobierno estadounidense invierte 1,4 millones de dólares al año. Dinero

que se puede invertir en comida y techo para los indigentes que deambulan por las calles del

llamado país del primer mundo.

3.2.2. Párrafo inductivo

El párrafo inductivo, a diferencia del párrafo deductivo, consiste en elaborar una oración al

principio del párrafo la cual exprese un dato en particular para luego extraer de ella un

principio más general. Esto quiere decir que el párrafo inductivo parte de lo particular para

avanzar a una conclusión más universal.

Ejemplo:

Las discusiones

Usted habrá presenciado una de esas discusiones acaloradas en que después de gastar mucho

tiempo y esfuerzo, cada uno termina como había empezado. Ninguno de los interlocutores se

ha tomado la molestia de escuchar realmente al otro. Cada uno se ha limitado a exponer,

repetir y reiterar su modo particular de ver el problema sin dedicarle la debida atención a la

opinión del contrario. En vez de un diálogo o de una conversación, puede decirse que no

habido más que dos monólogos alternantes.

3.2.3. Párrafo inductivo-deductivo

14
Es el tipo de párrafos en el que la idea principal se ubica en el centro del mismo, precedida y

proseguida por ideas secundarias de menor relevancia.

Ejemplo:

La caza de ballenas

Las principales naciones balleneras del mundo han detenido totalmente sus actividades de

manera reciente por razones económicas. Esto se debe a que cada año el costo de cazar

ballenas aumenta a medida que decrece su población en los mares del mundo. Aun así, Japón

y Rusia continúan con las actividades de caza debido, aunque la sentencia de muerte para este

tipo de actividades está hecha, ya que sus navíos pesqueros no pueden durar mucho y los

costos de reparación son más altos que las ganancias finales de la cacería.

3.2.4. Párrafo entreverado

Se distingue porque en él es difícil situar la idea temática al comienzo, al final o en medio.

Por lo mismo, no hay oración directriz, pero si pueden darse oraciones de desarrollo de todo

el párrafo se pueden extraer tanto la idea temática, como las ideas de sustentación. Esta clase

de párrafos también se les suele llamar párrafos con la idea temática diluida y exige un mayor

esfuerzo de síntesis por parte del lector.

Ejemplo:

Las creencias de un individuo

Si un individuo cree de hecho y sólo las ideas que le resultan racional creer, o al menos esta

siempre dispuesto a modificar su sistema de creencias en tal sentido, diremos de él que es

racional en sus creencias. Si cree más ideas de las que racionalmente puede creer, diremos

que es un dogmático; si cree menos, es un escéptico.

3.3. Según María Teresa Serafini:

3.3.1. Párrafo de enumeración

15
El párrafo de enumeración está constituido por una lista de propiedades que describen un

mismo objeto, hecho o idea, y por una frase organizadora, que indica al lector la estructura

del párrafo. La frase organizadora puede aparecer antes o después de la lista, y ser de tres

tipos diferentes:

a. Frase/recuento: En este caso, la frase organizadora dice cuántos elementos la siguen o

preceden.

b. Frase/síntesis: En este caso, la frase organizadora anticipa [o recoge] los contenidos de la

lista, presentando cada elemento en forma breve.

c. Frase/encuadramiento: En este caso, la frase organizadora permite intuir que seguirá una

lista, o bien sintetiza a la lista que la precede, pero no presenta un número que la resuma, ni

pasa revista a cada uno de sus elementos.

El párrafo de enumeración requiere una buena organización de la información en la fase de

pre-escritura. Antes de empezar a escribir, es oportuno precisar el listado, rellenando un

esquema del siguiente tipo:

FRASE ORGANIZADORA: ………………………………

LISTA: ……………………………………………………..

1.…………………………………………………………….

2.…………………………………………………………….

3.…………………………………………………………….

4.…………………………………………………………….

5.…………………………………………………………….

Para relacionarlos entre sí, se pueden utilizar conectores que se refieran a la posición de cada

uno de los elementos, como: «primero, segundo, tercero», o bien «uno, otro, el último», o

bien «uno, por el contrario, finalmente», o también «además, luego, en fin».

16
En muchos casos, para hacer más incisivo el texto, se debe ordenar de forma determinada los

elementos de la lista. Los criterios de organización pueden ser varios, por ejemplo: del más

frecuente al más raro, del más al menos importante, del más extraño al más obvio, del más

alto al más bajo, del más viejo al más joven, del más antiguo al más reciente, cada uno de

estos criterios, que puede aparecer en el texto final a través de los conectores adecuados, es

aplicable únicamente a algunas situaciones.

Para que el párrafo resulte «equilibrado», hay que tratar de desarrollar los elementos de la

lista del mismo modo: es preciso evitar la utilización de tres palabras para uno y tres renglones

para otro. Entre los elementos de la lista se emplea preferiblemente el mismo signo de

puntuación: coma para las listas de palabras o frases breves; punto y coma para frases de

longitud intermedia; punto para periodos largos y complejos. En algunos casos, cuando la

información es muy rica, la frase organizadora relaciona entre sí varios párrafos: uno para

cada elemento de la lista.

Los errores más comunes:

1. Ausencia de la frase organizadora.

2. Presencia de contradicción entre la frase organizadora y la lista.

3. Redundancia en los elementos de la lista.

4. Falta de orden entre los elementos de la lista.

5. Omisión o incoherencia en el uso de la puntuación.

6. Estructura diferente de los elementos enumerados.

Ejemplo:

Salarios de una empresa

En la empresa se han contratado una serie de empleados, que cobrarán salario desde el

próximo mes, son: el gerente, general, el gerente de personal, dos administradores, tres

contadores, cuarenta, vendedores de piso, nueve vendedores de mostrador, dieciocho

17
cajeros, doce estibadores, nueve transportistas, cuatro conserjes y dos veladores. Cada

uno de estos tendrá un sueldo diferente, del cual se marcará conforme al salario mínimo,

además de que tendrán sus prestaciones.

La frase que organiza el párrafo es “En la empresa se han contratado una serie de empleados”.

Los elementos que componen la oración son: El gerente, general, el gerente de personal,

dos administradores, tres contadores, cuarenta, vendedores de piso, nueve vendedores

de mostrador, dieciocho cajeros.

3.3.2. Párrafo de secuencia

El párrafo de secuencia es característico como su nombre lo indica, sigue un orden secuencial,

es un caso particular del párrafo de enumeración: los elementos se presentan por separado,

pero además se ordenan según un criterio explícito, por ejemplo, cronológico. Este tipo de

párrafo se encuentra con frecuencia en textos de tipo científico, y es típico de las instrucciones

operativas para la resolución de un problema. En el párrafo de secuencia, los elementos se

presentan a menudo en un orden temporal; el orden se explicita por medio de números o letras

sucesivos, su estructura se basa en el esquema siguiente.

PROCEDIMIENTO:.………………………………….

FASES PRINCIPALES:………………….…………….

1.…………………………………………………………….

2.…………………………………………………………….

3.…………………………………………………………….

4.…………………………………………………………….

5.…………………………………………………………….

La principal dificultad de la construcción de un párrafo de secuencia consiste en comprender

bien el proceso que se describe, y de saber presentarlo con precisión. El número ideal de

frases depende de la complejidad del proceso. Cada una de estas frases puede articularse a su

18
vez por medio de una nueva secuencia interna. Las frases que corresponden a los distintos

elementos de la secuencia deben estar construidas de la misma manera. Por ejemplo, ha de

optarse entre presentar todos los verbos de la secuencia en infinitivo, o bien en indicativo o

subjuntivo. En el caso de emplear el indicativo, puede optarse por una forma impersonal, así

como también por la segunda persona del singular o del plural.

Los errores más comunes:

1. Omitir una fase del proceso, o bien invertir el orden correcto de dos fases.

2. Utilizar un nivel de detalle distinto en la descripción de las diferentes fases.

Ejemplo:

Cómo aparcar el automóvil en Barcelona

1. Ante todo, colocar el automóvil en uno de los espacios señalados, entre dos líneas azules

sobre el pavimento.

2. Acercarse a la máquina expendedora colocada a lado en mitad del área, y realizar las

siguientes

a. Insertar por la ranura apropiada la cantidad dinero correspondiente al tiempo elegido, como

se indica en un rótulo presente en la máquina (hay una ranura para las tarjetas de crédito y

otra para monedas de 5, 25, 50, 100, 200 y 500).

b. Apretar el botón que dispensa el tique.

3. Una vez realizadas estas operaciones, retirar el tique emitido por la máquina.

4. Llevar el tique al interior del automóvil y dejarlo sobre el salpicadero, en un lugar bien

visible.

3.3.3. Párrafo de comparación o contraste

El párrafo de comparación o contraste indica las semejanzas y diferencias entre dos o más

objetos, situaciones, ideas o personas, comparándolos según cierto número de categorías. En

general, un párrafo de comparación o contraste está introducido por una frase que presenta

19
los dos o más objetos que se someten a comparación. Hay después dos tipos de esquema

general que desarrollan un párrafo de estas características.

a. En el desarrollo por descripciones contrapuestas: cada una de las categorías se analiza por

separado, comparando los dos o más objetos y mostrando sus diferencias. El párrafo finaliza

cuando se han agotado las categorías de comparación.

b. En el desarrollo por descripciones separadas: cada objeto es analizado por separado. Se

construyen de esa forma dos frases (o dos párrafos) que tienen una estructura idéntica, con

los términos de la comparación presentados en paralelo.

El párrafo de comparación o contraste exige una buena organización de la información en la

fase de pre escritura; es necesario distinguir tres tipos de elementos: los objetos de la

comparación, las categorías por las que se establece dicha comparación, y las características

que surgen de ella. Todas esas informaciones se organizan por medio de un cuadro de objetos

o categorías, en el que aparecen en las columnas las características de los objetos comparados,

y en las líneas las categorías comparadas. Si se elige el método de las descripciones

contrapuestas, se desarrolla el párrafo leyendo el cuadro del modo siguiente: Objeto A, Objeto

B (A1-B1), (A2-B2), (A3-B3), (A4-B4)… Si se elige el método de las descripciones

separadas, en cambio: Objeto A (A1, A2, A3, A4,…); Objeto B (B1, B2, B3, B4,…). Cuando

se comparan entre sí dos únicos objetos (el caso más común), las descripciones contrapuestas

resultan en general más legibles; en cambio, cuando los objetos son varios, separadas resultan

más claras.

20
Los errores más comunes

1. Olvidar un término de comparación para uno de los objetos comparados. Con ello se rompe

la simetría y el texto resulta incomprensible.

2. Construir el párrafo de forma asimétrica. En descripciones separadas, invertir el orden de

las categorías; en descripciones contrapuestas, invertir el orden de dos objetos.

3. Omitir el planteamiento de comparación o contraste. Es decir, prescindir de una frase marco

que indique de forma clara cuáles son los objetos que se van a comparar.

Ejemplo:

Playas mexicanas

Acapulco y Cancún son dos destinos de playa mexicanos que son paradisiacos y que atraen

cada año a millones de turistas tanto nacionales como extranjeros, esto debido a la belleza de

sus playas y a sus atractivos turísticos, sin embargo, ambos lugares son muy distintos, puesto

que Cancún se encuentra en el Mar Caribe y Acapulco en el pacífico. El color del mar de

Cancún es azul turquesa y sus playas cuentan con una arena blanca que parece talco, mientras

que el agua del mar en Acapulco es azul obscuro y su arena es más gruesa y café. La vida

nocturna en Acapulco es de los mejores atractivos que tiene, ya que sus bares y centros

nocturnos garantizan mucha diversión, aunque en Cancún se pueden encontrar muchos

parques naturales que cuentan con unos paisajes privilegiados y que también garantizan

mucha diversión. Por lo general viajar a Cancún es mucho más caro que hacerlo a Acapulco

y ambos lugares son una muy buena opción para vacacionar.

3.3.4. Párrafo de desarrollo de un concepto

En el párrafo de desarrollo de un concepto se da una idea principal, enunciada de forma

explícita, que posteriormente se reafirma por medio de ejemplos o argumentaciones.

21
Las informaciones de apoyo explican, aclaran, dan detalles o ilustran la afirmación principal.

Este tipo de párrafo es muy frecuente en todos los tipos de prosa. En el párrafo de desarrollo

de un concepto está presente una idea principal, que por lo general aparece al principio o al

final del párrafo. Los elementos que la desarrollan están constituidos por palabras aisladas,

frases breves, períodos enteros o incluso párrafos complejos. También en este caso es

necesaria una buena organización de la información en la fase de pre-escritura. Antes de

empezar a escribir, conviene construir un esquema del siguiente tipo:

IDEA PRINCIPAL:.………………….…………………….

EJEMPLOS O ARGUMENTOS:………..…………………

1.…………………………………………………………….

2.…………………………………………………………….

3.…………………………………………………………….

4.…………………………………………………………….

5.…………………………………………………………….

Es importante destacar mucho la idea principal, por medio de un breve período colocado al

inicio o bien al final del párrafo. En textos narrativos o periodísticos es frecuente encontrar la

idea principal al final; cuando se quiere facilitar la comprensión del lector, por ejemplo, en el

caso de textos técnicos, se aconseja colocarla al principio. Los elementos que desarrollan la

idea central deben ser presentados siguiendo un orden determinado: por ejemplo, atendiendo

a su importancia o a sus dimensiones.

En el caso de elementos de longitud distinta, conviene colocar los más breves al comienzo, y

el más largo al final; de ese modo el lector podrá relacionarlos más fácilmente con la idea

principal. Los modos de relacionar la idea principal con los ejemplos y los argumentos, y

éstos entre sí, son múltiples. A menudo se introduce la serie de ejemplos con la expresión en

22
efecto. Son asimismo frecuentes las expresiones de relación del tipo de como se ha explicado

antes.

Los errores más comunes

1. Falta de evidenciación de la idea principal, que no aparece destacada suficientemente en el

interior del párrafo. Esta situación se da sobre todo cuando se escriben impresiones y

pensamientos de forma improvisada, sin releer lo ya escrito y sin reunir en un cuadro

adecuado las diferentes partes.

2. Presencia de ejemplos que contradicen la idea principal o que no contribuyen a su

aclaración. Se genera así un texto confuso, incoherente y poco desarrollado.

Ejemplo:

La jirafa

La jirafa posee una anatomía extraordinaria. Tiene un cuello larguísimo, y cada ejemplar

posee un pelaje exclusivo, diferente del de sus semejantes (las manchas de la piel son como

nuestras huellas dactilares). Su desproporcionado cuello tiene, como el nuestro, tan sólo siete

vértebras, pero muy alargadas. Finalmente, de la cabeza del macho sobresalen unos extraños

cuernecillos con los que golpea a sus rivales en celo.

3.3.5. Párrafo de enunciado y solución de un problema

El párrafo de enunciado y solución de un problema emplea la forma retórica de plantear y

posteriormente resolver un problema para desarrollar un tema dado. Se utiliza en escritos

descriptivos y también en los de tipo científico. El párrafo de enunciado y solución de un

problema está constituido por dos partes: en la primera se presenta un problema, en la segunda

se expone una solución. Este esquema admite algunas variantes:

a. Forma completa. El problema se expresa con claridad y va seguido por una solución

igualmente explícita.

23
b. Contraposición de soluciones. El problema se expresa con claridad, pero va se-guido por

hipótesis de solución contrapuestas.

c. Omisión de la solución. Se expresa el problema, pero la solución queda sobre- entendida.

d. Omisión del problema. Se expresa la solución, pero se sobreentiende el problema. En

ocasiones el enunciado del problema se descompone posteriormente en una premisa o marco,

que da algunas informaciones necesarias para plantear el problema, seguida por una pregunta,

que expone el problema de forma explícita. A veces la pregunta queda sobreentendida y solo

aparece la premisa.

El párrafo de enunciado y solución de un problema exige centrar la atención en el problema

y la elección de una de las cuatro formas descritas anteriormente. El contenido del párrafo

puede esquematizarse de la forma siguiente:

PROBLEMA:PREMISA/MARCO:.…….….……….

PREGUNTA:………………..……..……..………….

1.……………………………………………………..

2.……………………………………………………..

SOLUCIÓN:...………………………………………

El párrafo resulta más legible en la forma completa, pero en ocasiones puede resultar

excesivamente pesado; por ese motivo, normalmente se omite la pregunta. La forma con

omisión del problema es preferible, en especial, cuando en el contexto del escrito la situación

resulta lo bastante explícita.

Los errores más comunes

1. Omitir la premisa/marco, o bien omitir la descripción del problema que se ha de resolver,

cuando el contexto no nos ayuda a deducir su contenido.

2. Dar una solución insatisfactoria al problema planteado, por no resultar pertinente o bien

por no estar relacionada clara- mente con la pregunta.

24
Ejemplo:

La fiebre del heno

En primavera algunas personas padecen una forma particular de alergia, llamada comúnmente

fiebre del heno. ¿Cómo deben comportarse? Para resolver sus problemas de forma radical,

tendrían que trasladarse a una zona en la que no se diera en esa estación la difusión del polen

nocivo. Dado que tal solución resulta difícil en la práctica, para disminuir las molestias

pueden: a) evitar la exposición prolongada al aire libre; b) tomar fármacos (antihistamínicos).

3.3.6. Párrafo de causa y efecto

El párrafo organizado de causa y efecto presenta un acontecimiento o una situación seguidos

por las razones que los han causado; se encuentra con frecuencia en textos argumentativos.

En este tipo de párrafo, se contraponen frases, períodos o apartados que presentan una relación

de causa y efecto. La descripción de la causa puede preceder o bien seguir a la del efecto. La

construcción de este tipo de párrafo exige destacar de forma clara la relación de causa y efecto

entre varias ideas o hechos y posteriormente elegir entre anteponer la descripción del efecto

o bien la de las causas. La estructura del párrafo es la siguiente:

CAUSAS:…………...…………..…….……………….

1.……………………………………………………….

2.………………………………………………………..

3.………………………………………………………..

EFECTO:………………………………………………

1.………………………………………………………..

En algunas ocasiones, es necesario describir más de un efecto.

Los errores más comunes

25
1. Describir una relación de causa y efecto poco convincente. Se presentan unos elementos

con una relación de causa y efecto, sin que tal relación resulte explícita; a veces se trata

únicamente de una sucesión temporal.

2. Introducir entre las causas elementos que no contribuyen al efecto. En párrafos bien

estructurados están presentes elementos descriptivos colaterales, que pueden eliminarse

porque, si bien se examinan, no determinan el efecto.

Ejemplo:

El descubrimiento del Nuevo Mundo

En el Renacimiento recibieron un gran impulso los viajes marítimos a largas distancias, que

llevaron al descubrimiento del Nuevo Mundo. Los viajes y las exploraciones, cuyos principales

promotores fueron los portugueses y los españoles, se vieron estimulados por la renovada

confianza del hombre en sus capacidades. A esta sed de aventura se añadieron otras razones

más concretas: la necesidad de mercados más amplios, la política expansionista de los nuevos

Estados nacionales y la caída de Constantinopla en manos de los turcos, que significaba una

amenaza para la vía tradicional del tráfico con el Oriente.

3.4. Según su contenido:

3.4.1. Narrativos

Llamado también cronológico, está formado por una secuencia de afirmaciones que no

requieren garantía o demostración de sus habilidades. Es típico de una noticia, una crónica o

un cuento en el que se expongan hechos en orden cronológico. Pueden aparecer conectores

de tipo temporal como: después, luego, hace un mes, para comenzar, a continuación,

finalmente, pero la exposición de la secuencia de hechos depende más a menudo de su

posición en el texto.

Ejemplo:

26
La mujer pobre

La primera vez que la vi caminaba cabizbaja, como buscando un trazo, una huella. Iba ligero.

Cruzó la planicie donde estaban levantando unas casas. Pasaron dos días hasta que volví a

verla. No se acercó a la casa porque les tenía miedo a los gatos. Era tímida. Prefirió quedarse

en el balcón del vecino. Allí pasaba hambre, pues solo le daban leche ocasionalmente.

3.4.2. Descriptivos

Se presenta a través de las palabras la capacidad censo-motora de un ser humano. Un párrafo

descriptivo potencia el uso de la palabra y presenta una imagen sensorial ante los lectores-

receptores. A través de un párrafo descriptivo, un autor utiliza todos sus sentidos para delinear

los atributos de los objetos y sucesos percibidos. Mientras más detalle el autor los sentidos

utilizados en su delineamiento de lo percibido, mejor será la imagen del lector-receptor sobre

lo descrito.

Ejemplo:

La casa de mi trabajo

La casa donde me emplearon estaba llena de muebles, cuadros, estatuillas, helechos con

columnas de mármol, pero esos adornos no lograban ocultar el musgo que crecía en las

cañerías, las paredes manchadas de humedad, el polvo de los años acumulado bajo las camas

y detrás de los armarios. Todo me parecía sucio.

3.4.3. Argumentativos

Tiene como objetivo expresar opiniones o rebatirlas con el fin de persuadir a un receptor. La

finalidad del autor puede ser probando o demostrando una idea (o tesis), refutar la contraria

o bien persuadir o disuadir al receptor sobre determinados comportamientos, hechos o ideas.

Ejemplo:

El ahorro de dinero

27
El profesor de economía, Fernando Correa Méndez, asegura que los hábitos que tienen los

trabajadores es la de gastar todo su dinero, este economista, asegura que si la administración

del ingreso es adecuada se puede guardar la mitad o una tercera parte del sueldo. Esto

independientemente del ingreso que se tenga, pues cuando no se puede tener un ingreso

superior al egreso, esto indica que no se encuentra en condiciones de guardar dinero y queda

fuera de este margen.

3.5.4. Expositivos

Sirve para explicar o desarrollar más ampliamente el tema que se está presentando. Estos

suelen ser más extensos y abundantes, dependiendo de la complejidad del tema o del concepto

que se esté explicando.

Ejemplo:

El fin de la química

La química analítica no suele ser un fin en sí misma, sino parte de algo más amplio, como el

uso de resultados analíticos para mantener o mejorar la salud en pacientes, controlar la

concentración de mercurio en los peces, regular la calidad de un producto, determinar el

estado de una síntesis o indagar si existe vida en Marte o no. El análisis químico es la

herramienta de medida de todos estos ejemplos y de muchos otros.

3.5. Según la perspectiva de la composición y la maquetación:

3.5.1. Párrafo normal u ordinario

Es el párrafo que tiene todas las líneas completas, menos la primera y la última. La primera

línea lleva sangría, y la última suele quedar más corta que el resto.

De los tipos de párrafo es el más utilizado en cualquier clase de texto. Lo encontramos en la

mayoría de los libros de ficción y no ficción. (Digo la mayoría porque muchos se saltan la

sangría, aunque se presencia tiene una función específica).

28
Ejemplo:

El sistema internacional de unidades

El sistema internacional de unidades (SI) es un conjunto coherente de unidades destinado

a unificar los valores de las medidas en todos los ámbitos.

Su plasmación en forma de sistema es un viejo anhelo de la humanidad, que ya desde la

Antigüedad había dado pasos en pro de un sistema semejante.

3.5.2. Párrafo en bloque

Es el que tiene las líneas todas ocupadas por palabras, incluso la última, y va sin sangría. Es

una justificación completa del párrafo que deriva en un bloque compacto de palabras.

El problema que puede presentar este tipo de párrafos es que las letras y las palabras queden

distribuidas de manera artificial o forzada.

No es un párrafo apto para composiciones con texto de corrido porque quedaría un “ladrillo”

de texto insufrible para leer. Sin embargo, con pericia, puede emplearse en algún recuadro

con poco texto.

Ejemplo:

Los antibióticos y la automedicación

Los antibióticos son medicamentos de uso restringido, que se restringen debido a que los

patógenos que dañan el cuerpo se encuentran en permanente evolución, y por efecto del

mal uso de los medicamentos, han provocado un crecimiento en la resistencia de los

patógenos. La contradicción consiste en que muchas personas se auto medican y los

médicos se dieron cuenta muy tarde de este fenómeno, teniendo el problema de que la

automedicación produjo un descontrol en la evolución y resistencia de las bacterias

patógenas.

3.5.3. Párrafo alemán o moderno

29
Es el párrafo que tiene todas las líneas llenas, excepto la última, que queda más corta que el

resto. Por tanto, es un párrafo sin sangría.

Es el típico párrafo de inicio de capítulo cuando no se usa letra capital. También es el párrafo

que se utiliza tras una o dos líneas en blanco para separar escenas dentro de una novela o

desarrollo de conceptos en un libro de no ficción.

Además, es apto para textos de libros de no ficción donde cada párrafo es seguido por una

línea en blanco. Es un estilo de composición más moderno que está en auge (sobre todo para

hacer que los libros parezcan más largos de lo que son).

Ejemplo:

El sistema internacional de unidades

El sistema internacional de unidades (SI) es un conjunto coherente de unidades destinado a

unificar los valores de las medidas en todos los ámbitos.

Su plasmación en forma de sistema es un viejo anhelo de la humanidad, que ya desde la

Antigüedad había dado pasos en pro de un sistema semejante.

3.5.4. Párrafo español

Es el párrafo que posee todas las líneas completas menos la última que va centrada. Es un

tipo de párrafo poco empleado, aunque puede aplicarse al último párrafo de un capítulo. En

novelas, al final del libro, antes de “Fin”, es otro buen lugar para usar este párrafo. También

en textos breves como poemas, epígrafes y algunas leyendas o dedicatorias.

Ejemplo:

Los sentimientos

Los sentimientos conducen a las acciones, se dan de acuerdo a la

hhhh intensidad de cómo se sienten.

3.5.5. Párrafo francés

30
Es el que tiene la primera línea llena y las restantes sangradas. El tamaño de la sangría de la

segunda a la última línea puede variar y se la llama sangría francesa.

Se usa en bloques de textos cortos cuando se quiere destacar el comienzo de cada uno de

ellos.

Un ejemplo claro de uso de este párrafo se da en las bibliografías de obras técnicas, científicas,

etc. Y también para componer listados y diccionarios.

Ejemplo:

Las plantas del jardín

En mi jardín yo planté cinco tipos diferentes de flores, al fondo del jardín pues las rosas

rojas, en la jardinera del centro puse margaritas, junto a la fuente están las hortensias

y en las jardineras de los extremos están las rosas amarillas y blancas.

3.5.6. Párrafo asimétrico

Es el que lleva todas las líneas con distintas longitudes y sangrías, dispuestas de forma

arbitraria.

Se usa en piezas publicitarias y en libros de artista o de autor. Es un párrafo “loco”.

Ejemplo:

Premios del concurso ambiental

El concurso ambiental Stephen Hawking entregó como premio al colegio ganador la

suma total de dos mil soles, mil para la institución y otros mil para los docentes

colaboradores del proyecto.

Además, todos los colegios participantes recibieron una certificación por

jjjjjjjjjjjj300 horas académicas.

3.5.7. Párrafo “en pie de lámpara”

31
Se llama así porque simula la forma de una lámpara de pie. El párrafo va centrado y las

últimas líneas decrecen en longitud formando una especie de vértice.

Es un estilo de párrafo muy antiguo, era común usarlo en los libros renacentistas y hoy está

prácticamente en desuso. Sin embargo, puede utilizarse en algunos contenidos muy

específicos, como textos decorativos o piezas de diseño gráfico.

Ejemplo:

A mis amigos (Fragmento)

No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida,

ni tengo respuestas para tus dudas o temores, pero puedo

escucharte y compartirlo contarlo contigo.

Cesar Augusto J.

3.5.8. Párrafo quebrado

Es aquel que lleva todas las líneas alineadas a la izquierda menos la última, que se ubica en

el extremo derecho.

También vale a la inversa: todas las líneas del párrafo alineadas a la derecha con el último

renglón situado a la izquierda.

Prácticamente no se usa, aunque podemos encontrarlo al final de la última columna de la

página impar (derecha). Sería un párrafo diagramado en bandera a la izquierda y con la

indicación Continúa en…

Ejemplo:

Oración del vencedor (Fragmento)

Piensa en grande y tus hechos crecerán;

Piensa en pequeño y te quedaras atrás.

Tienes que pensar bien para elevarte,

Todo está en el estado mental.

32
Cesar Augusto J.

3.5.9. Párrafo de líneas caídas

No es un párrafo sino un conjunto de párrafos y consiste en comenzar el siguiente párrafo

donde acabó el primero.

Antiguamente se empleaba en las cartas manuscritas. Ahora podría usarse en algunos poemas

o como experimento, pero no mucho más.

Ejemplo:

El humo del tabaco

El humo del tabaco está compuesto por más de 4,000 sustancias, muchas de ellas

mutagénicas y cancerígenas. Investigaciones realizadas en animales de laboratorio han

demostrado que la aplicación tópica de este humo en la tráquea, hace que se desarrolle

cáncer en esa zona.

Se dice que el humo del cigarro no sólo afecta a las personas que lo

consumen, sino también a las personas que aspiran el humo de segunda mano.

33
CAPITULO IV

4.-ESTRUCTURA DEL PÁRRAFO

Independientemente de la función de un párrafo, la estructura del mismo debe asegurar que

exista unidad, esto es, que haya una relación entre una idea principal y aquellas ideas

secundarias que apoyen o ilustren a la primera. Esto se traduce en la existencia de lo que

conocemos como oración principal y oraciones secundarias. La oración principal suele

escribirse al principio de párrafo, agregándose luego las oraciones secundarias. Estas oraciones

secundarias pueden a su vez tener diferentes funciones, pero deben apoyar siempre a la oración

principal: ilustrar o ejemplificar (haciendo uso de hechos), proporcionar información (que

pudiera ser estadística), explicar, etc. De acuerdo a esto (el tipo de oraciones principal y

secundarias), en si el párrafo consta de una idea central, que por lo general se sintetiza en una

oración llamada oración temática (que orientara el desarrollo del párrafo y ser el eje de el

mismo) y de ideas secundarias o de apoyo, que son los argumentos que explican y sostiene la

idea principal, los párrafos pueden tener diversos tipos de estructura:

- idea/matización/ejemplo

- tesis/argumentos

- orden cronológico

Para que exista coherencia en un párrafo todas las oraciones que lo forman deben tener

conexión entre sí, deben estar unidas. Esta conexión se debe a su organización, la cual se

establece gracias a las relaciones entre las ideas, ya sean cronológicas o de causa a efecto. “El

párrafo se caracteriza principalmente por ser una unidad temática, por tener coherencia, y

por presentar claridad comprensiva” (Sánchez, 2007). Esta relación entre las ideas se logra

mediante elementos de relación, como son los signos de puntuación, las preposiciones y las

conjunciones, e incluso frases u oraciones que desempeñan el papel de conjunciones o

preposiciones, además de algunos pronombres.

34
4.1.-Diagrama de la estructura del párrafo

Los párrafos llevan un orden estructural, como ya mencionamos antes, estos giran alrededor

de una idea fundamental que se encuentra contenida en la oración principal del párrafo, la

cual es desarrollada y explicada por todas aquellas oraciones relacionadas que complementan

dicha idea, finalizando con una oración concluyente, a continuación, un ejemplo:

4.1.1.-Idea y oración principal

La idea principal es el motivo de ser de un párrafo, está contenida en la oración principal,

la cual debe ser lo suficientemente clara en su requerimiento de mayor explicación o

desarrollo en otras oraciones argumentativas relacionadas, las cuales, a la vez, tienen como

referencia el sujeto de la oración principal. Una buena oración principal no es demasiado

general o demasiada estricta en su sentido. Es recomendable establecer la idea central al

principio del párrafo, en la primera oración.

4.1.2.-Desarrollo y oraciones argumentativas

Los párrafos y los ensayos tienen en común el desarrollo de las ideas centrales por el

escritor, sustentación de manera completa y apropiada, desarrollando y ampliando la idea

35
principal. Quien puede basar los argumentos según su experiencia y de acuerdo al análisis

que hace sobre el tema, y por otras referencias.

4.1.3.-Oración concluyente

Esta oración final expresa el resultado final, de todos los argumentos que se exponen en el

párrafo, rescatando y resaltando la idea principal como información trascendental, y

fundamental para todo lo que se plantea.

36
CAPITULO V

5. PROPIEDADES Y ESTILO DE UN PÁRRAFO

Orden lógico, coherencia, cohesión, ausencia de rimas internas y demás rasgos de una buena

redacción son las propiedades y recursos de estilo (claridad, corrección, pro- piedad en el

empleo de los vocablos, precisión, elegancia,) que deben reunir los párrafos. Además, es

importante:

1. La brevedad: no hay una unidad de medida física que marque la extensión de los párrafos.

Ésta depende de la naturaleza de la idea que se expone, pero se debe tender a la brevedad.

Incluso en ciertos casos, puede haber párrafos de una sola oración (simple o compuesta). A los

párrafos largos y, sobre todo, muy largos les suele faltar unidad y coherencia.

2. El equilibrio: conviene que cada párrafo tenga aproximadamente la misma extensión. Ello

denota que a las ideas se les da un tratamiento parejo, pero como se ha in- dicado en el punto

anterior, puede haber párrafos muy breves.

3. La unidad: integrar todos los elementos del párrafo alrededor de una idea central que puede

aparecer al principio, en la mitad o al final. Todo ha de articularse en torno a ella para ampliarla,

desarrollarla o justificarla. Es normal que se incluya alguna idea secundaria derivada de la

anterior. Si las ideas secundarias son extensas, con cierto grado de complicación y ejemplos,

pueden exponerse en párrafos independientes debidamente encardinados con el párrafo que

contiene la idea principal. El párrafo puede tener muchas o pocas oraciones (mejor esto

último), pero siempre las necesarias para desarrollar una idea. Recuerde que un trabajo escrito

no se divide en párrafos, sino que es el resultado de la integración de párrafos y de aparta- dos

en los que se incrustan los párrafos. Hay muchos párrafos, sobre todo de buenos autores, en

los que la idea principal no aparece explícita en una oración, sino que se desprende del contexto

del mismo.

37
4. El dinamismo: el desarrollo de la idea (o ideas) debe dar sensación de que se progresa en el

pensamiento que se expone, de que se avanza, de que hay actividad y movimiento dirigidos a

demostrar lo que se pretende, a justificarlo o a llevarnos a ello. Si todas las oraciones del párrafo

dicen lo mismo, aunque de forma distinta, no hay desarrollo y por tanto movimiento. El escrito

resultará monótono y aburrido.

5. La coherencia: el contenido de una oración con respecto a la siguiente o de un párrafo y del

que le sigue o precede deben mantener cierta relación o correspondencia que evita el que nos

despistemos o perdamos el hilo de lo que se escribe. Para ello se deben emplear palabras de

enlace o expresiones de conexión y de transición3.

6. La funcionalidad: el párrafo debe encuadrarse en su contexto y su redacción ha de enfocarse

para cumplir un objetivo de carácter práctico, tal como la transmisión de una idea de forma

clara, precisa y completa. Esto no excluye la presencia de ejemplos, imágenes y citas.

7. La variedad: muchas ideas distintas y breves desarrollos de las mismas. Evitar la repetición

próxima de un mismo vocablo o de sus derivados, porque se produce un efecto de pobreza

léxica, cuando no de torpeza expresiva. Tenga cuidado con el uso de los refranes, las frases

hechas y los giros coloquiales (y aun vulgares) porque, aunque son muy expresivos y dan

viveza, son poco académicos y denotan pobreza léxica y dificultad para expresar las ideas con

nuestras propias palabras.

8. La claridad: el párrafo ha de entenderse con facilidad. No pretenda deslumbrar con palabras

vacías y altisonantes, con palabras de moda o con extranjerismos y tecnicismos pedantes del

tipo coyuntura, estructura, singladura, planificación, cibernética, tecnocrático, etc. Tampoco

abuse de giros como en general, en conjunto, sin duda alguna, una especie de, de todas formas,

en términos generales, ...

5.1.-Recomendaciones para conseguir lo anterior:

38
1) Utilice oraciones simples de no más de 8-10 palabras. Para evitar la monotonía se

combinarán con oraciones compuestas, pero éstas no deben ser muy largas ni complicadas:

dos o tres proposiciones que no superen las 20 palabras.

2) Como regla general, si dos oraciones seguidas son de la misma longitud, la tercera no debe

serlo.

3) No emplee series de oraciones que comiencen por su sujeto.

4) Complemente una oración con otra, y en su caso un párrafo con otro, de forma lógica y

coherente.

5) Haga uso de la yuxtaposición, que da rapidez y viveza al escrito.

6) Potencie: Los buenos ejemplos y las justificaciones adecuadas, los argumentos solventes

y rigurosos, el inferir consecuencias y llegar a conclusiones, la búsqueda de semejanzas

mediante comparaciones u otras técnicas, la búsqueda de diferencias mediante contrastes u

otras técnicas, la intuición moderada, las buenas inferencias y la creatividad, el reflejar que

se está bien documentado, la originalidad. (No es imprescindible).

7) Evite: Introducciones innecesarias, demasiadas abstracciones, las generalizaciones porque

ser corre el peligro de divagar. Es decir, que nos apartemos de lo que se quiere expresar, de

la idea central del párrafo. Ello se consigue con afirmaciones gratuitas que no vienen al caso

y que suelen carecer de base o que son meros tópicos, como los párrafos triunfalistas,

apocalípticos, emocionales... Debe primar la naturalidad, la elegancia y el buen gusto.

También eluda el abuso de gerundios y de verbos en voz pasiva, la presencia de palabras

comodín, hipérbatos, anacolutos, impropiedades y solecismos y conclusiones injustificadas.

El escrito puede ser de uno o de varios párrafos, pero ha de tener sentido completo y dar la

sensación de obra terminada (que no quede nada en el aire).

39
CAPÍTULO VI

6. ERRORES FRECUENTES AL CONSTRUIR UN PÁRRAFO

1. Desequilibrios: Algunas proposiciones son muy cortas y otras, extremadamente largas.

Ejemplo:

Los niños del campo sufren enfermedades y están desnutridos. (Corta)

Lo población infantil que habita en el campo sufre de diversos tipos de enfermedades debido

a la falta de tratamiento en las aguas que circundan el lugar, presentando así una desnutrición

que parece no tener un alivio pronto y que produce en ellos una serie de factores que afectan

su bienestar general. (Larga)

2. Contradicciones: No se revisa la información dada y se incluye una idea que contradice a

otra ya mencionada. Ejemplo:

Las plantas almacenan energía con la ayuda de la luz solar, motivo por el cual es de vital

importancia tenerlas al descubierto al caer la noche para que el sol cumpla su respectiva

función en el proceso de la fotosíntesis.

3. Repeticiones y desórdenes: Se mencionan más de una vez en el mismo párrafo palabras o

expresiones que incomodan al lector. Ejemplo:

Juan David lleva sesenta y cinco años trabajando para el mismo banco, ahora su edad le

vislumbra un descanso merecido. Éste descanso se lo ha ganado por el periodo que lleva

laborando; a los sesenta y cinco años la jubilación es el estatus más añorado y esperado por

el mismo Juan David que demuestra ya tener la voz apremiante de poder exigir su derecho de

jubilación.

4. Perífrasis: Cuando no se tiene definida la idea que se quiere expresar, se cae en rodeos y se

da información innecesaria. Ejemplo:

La liberación de los secuestrados se llevará a cabo en los próximos cinco días, y, aunque no

se tiene claro en dónde, cómo y a quién le serán entregados los rehenes; se sabe que esta

40
liberación es un as bajo la manga para el gobierno puesto que traerá nuevas esperanzas para

el pueblo colombiano que tanto reclama la paz en el país.

5. Rupturas: Se pasa de una idea a otra, sin que la anterior se haya desarrollado lo suficiente.

Ejemplo:

No quedaron muy claras las decisiones del Gobierno. El Vicepresidente celebró el

nombramiento del nuevo funcionario y manifestó que espera que continúe la labor que venía

desempeñando su antecesor.

6. Párrafos Lata: Párrafos excesivamente largos, pueden abarcar toda una página y son

confusos.

7. Cita impertinente: En ocasiones, cuando se incluyen en los párrafos pensamientos o ideas

de otras personas, se suelen dejar aislados sin darles el contexto adecuado. Ejemplo:

Al escribir se debe tener en cuenta que el proceso y los pasos para lograrlo tienen parámetros

distintos, distintos a los que se utilizaría para hablar. Aunque se comunica, el solo hecho de

que el verbo sea diferente hace que merezca un manejo adecuado. “Puedo prometer ser

sincero, pero no ser imparcial”

8. Plagio voluntario e involuntario: Si no se domina el tema, es frecuente que se recurra a

ideas de otros sin hacer la respectiva referencia. Esto da como resultado que se noten cambios

de estilo y se haga evidente que las ideas no son nuestras.

41
Conclusión

PRIMERA: El párrafo es la unión de varias oraciones, ideas principales e ideas secundarias


que dan sentido y orden lógico al tema principal para llegar a una comprensión adecuada.
SEGUNDA: Para la redacción de un párrafo, se recurre a procedimientos o a modelos que
permiten organizar el pensamiento y desarrollar las ideas de manera coherente, es por ello que
se utiliza los párrafos según su función: introductorios, de desarrollo, de enlace y de conclusión.
Los párrafos argumentativos fundamentan su composición en una estructura común en cada
párrafo se presenta una sola proposición principal sustentada por varias proposiciones
secundarias. Según el tipo de estructura, estos párrafos pueden ser deductivos, inductivos,
inductivo-deductivos o entreverados.
TERCERA: Según María Teresa Serafini, los párrafos se construyen y son como bloques que
conforman un texto. También plantea distintas formas de construcción de los tipos de
párrafos, además de algunas reglas, errores comunes y ejemplos de cada uno. Su clasificación
es importante ya que esta detallada en su libro “Como se escribe”, además debemos
mencionar que su forma de explicar los temas es sencilla y entendible.
CUARTA: Del párrafo se pueden entender que es la materialización del raciocinio, de una
forma de pensamiento que nos permite inferir una idea. Dentro del párrafo se pueden distinguir
ideas principales como secundarias. Cada párrafo puede expresar diversas ideas, pero todas
deben llevar una cierta relación, a fin de, crear un texto.

42
Bibliografía

Serafini, María Teresa (1994) Como se escribe. Barcelona. Editorial Paidós.

Onieva Morales, Juan Luis (2006). Curso básico de redacción. De la oración al párrafo.

Verbum Editorial.

SANCHEZ, J (2007) (coord.) Saber escribir. Primera edición. Bogotá: Colombia. Editorial

Aguilar.

Webgrafía

https://www.google.com.pe/search?q=caracteristicas+del+parrafo&sa=X&ved=0ahUKE

wi3kqzf5aPbAhVE0FMKHeLpBHEQ1QIIsQEoAg&biw=1600&bih=799

http://www.ejemplode.com/12-clases_de_espanol/2703-

ejemplo_de_parrafo_de_secuencia.html

http://www.ejemplode.com/11-escritos/2507-ejemplo_de_parrafo_de_introduccion.html

http://blog.pucp.edu.pe/blog/lenguaje/2016/05/23/la-redaccion-de-un-parrafo-de-

desarrollo/

https://www.aboutespanol.com/parrafos-conclusivos-2879525

https://educacion.elpensante.com/parrafo-de-enlace/

https://www.tiposde.com/parrafo_deductivo.html

43