Está en la página 1de 2

Reflexión carta Richard Dawkins

El texto se trata de una carta de Richard Dawkins hacia su hija, esta dirigida hacia un
publico claramente joven sin embargo capaz de captar las ideas principales y
desarrollar conclusiones propias. Es un texto fácil de comprender , lleno de
comparaciones y ejemplos debido a la edad de la receptora. El texto se desenvuelve de
tal manera que explica primero conceptos claves como el evidencia, observación y
conocimiento. Incita al lector a hacerse preguntas introspectivas que nos sacan del
común, principalmente ¿Cómo sabemos lo que sabemos? Dando con esta cuestión
inicio a la reflexión que Dawkins quiere transmitir a su hija.
En esta carta se emiten ideas claras como: sabemos lo que sabemos por la evidencia, la
evidencia se adquiere mediante la observación sin embargo puede no ser únicamente
proveniente plenamente de esta sino que mas bien puede basarse en ella para crear
conjeturas. Por ejemplo esta en entonces lo que se conoce comúnmente como “atar
cabos” que es como lo describe Dawkins una tarea de detective, pistas pequeñas que
colaboran juntas para señalar un sospechoso según la suposición sugerida por la
observación del detective (el detective no estuvo en el asesinato o crimen para verlo,
pero puede suponer mediante la observación de la escena); puesto que hablamos de
ciencia aquello que la evidencia sugiere (la suposición) se le llamara hipótesis. Se
mencionan otras opciones para recurrir a la suposición, pues afirma el autor no esta
mal suponer, siempre y cuando se plantee el método científico (es decir se realicen
pruebas para saber si la suposición es correcta). De esta manera, con evidencias
siempre buscando el nuevo conocimiento verídico según el texto, esta bien creer y
confiar en la información.
Por otro lado el autor genera alarma en el hecho de creer en información soportadas
solo y únicamente por los siguientes métodos: tradición, autoridad y revelación. Pone
entonces como ejemplo una comparación bastante interesante en mesa: su hija habla
ingles y la amiga de esta alemán, ambas pueden decir “el pato esta en el agua” en su
propio idioma (según el texto el idioma es tradición puesto que es transmitido de
generación en generación como información no necesariamente falsa o verdadera
sino tradicional) y seguiría teniendo la misma validez, sin embargo cuando en una
cultura por tradición se afirma un hecho como que Dios existe y en otra por la misma
tradición se establece que Dios no existe no puede tenerse la misma sensación de
respeto pues son hechos contradictorios que no puede ser verdad o creídos como
verdad al tiempo, por esto entonces Dawkins muestra a su hija que siempre se debe
creer no por tradición o autoridad puesto que sin importar lo que mama y papa dicen
o lo que mi contexto sugiere, el tiempo o la cantidad de veces que sea dicha una
mentira no la convertirá en verdad. No se debe creer una información por mera
tradición.
Por ultimo habla entonces de creer en información por revelaciones y repite entonces
que si se puede tener una corazonada u suposición como planteado anteriormente
pero debe tener evidencias que le soporten d lo contrario no hay manera de creer tal
hecho como verdad.
Dawkins a pesar de hablar en palabras tan simples nos pone entre espada y pared
especialmente cuando hablamos de nuestro siglo 21 pues esta (gracias a a la
globalización) bastante arraigada la ideología del “respeto” en los jóvenes, en la
mayoría de situaciones no se es bien visto en la sociedad actual que se “ataque” o en
palabras que encontraría propias critique y cuestione las ideologías propias de una
comunidad. Hoy día comentarios y debates no son bien vistos cuando atentan o nacen
del desacuerdo de tradiciones, masas u opiniones magnas determinadas a cierto
factor como raza, edad, sexualidad etc. Entonces pues caemos no en el creer
información que provenga de las tres ramas que alarmaban a dawkins sino de
permitir que la humanidad se hunda en ellas, diferentes posturas frente a la religión
no son invitadas a debatir pues cada quien es libre de creer lo que quiera.
Agradecidamente en estos tiempo la introspección y la temática del relativismo es
algo viviente en nuestra generación haciendo dentro de lo posible la mejora individual
y el cuestionamiento interno que termina en curiosidad por la verdad y por ende en
conocimiento, sin embargo esto no salva que debido al mal entendimiento de la
“tolerancia” nos estemos privando de usar la globalización, las redes y nuestra
conexión como herramienta para llegar a una verdad mundial, plena, al sano ejercicio
casi de la mayéutica comunitaria. Aplicando el texto a la actualidad, pocas veces nos
cuestionamos como sabemos lo que sabemos pero por nuevos estigmas y limitantes
nunca llegamos a preguntarle al otro como sabe lo que sabe…entonces sabemos que
los valores podría llamarse evolución (con el buscado respeto e igualdad) podría
llamarse hasta inmadura desde un punto de vista objetivo pues no somos capaces de
emplear la cuestión mundial para unificar por fin las divisiones y grietas creadas por
el tiempo y los kilómetros mediante la verdad.
El cuestionamiento y la evidencia será la puerta a la verdad, la sobre-tolerancia,
ignorancia y falta de capacidad de dialogo será la sombra que evite nuestro caminar
hacia esta, en pleno siglo 21 hay una censura implícita y aceptada por nuestra
ideología.