Está en la página 1de 31

UNIVERSIDAD DE ORIENTE

ESCUELA DE CS DE LA SALUD “FRANCISCO BATTISTINI C”


NUCLEO BOLIVAR
DEPARTAMENTO DE BIOANALISIS

FISIOLOGIA CELULAR

Profesora: Bachilleres:

Lcda: Yessica Salazar Yorgelys Urbina CI: 25.823.927

Clarissa Betancourt CI: 26.132.353

Dionesis Castillo CI: 23.872.039

Mayra Bastardo CI: 27.088.540

CIUDAD BOLIVAR, MARZO DE 2018


HISTORIA DE LA FISIOLOGIA HUMANA
El estudio de la fisiología humana se remonta al menos a 420 a. C. en tiempos de
Hipócrates, el padre de la medicina. El pensamiento crítico de Aristóteles y su énfasis en la
relación entre estructura y función marcó el inicio de la fisiología en la antigua Grecia,
mientras que Galeno de Pérgamo (c. 126-199 dC), conocido como únicamente Galeno, fue
el primero en utilizar los experimentos para probar la función del cuerpo. Galeno fue el
fundador de la fisiología experimental. Los antiguos libros indios de Ayurveda, el Sushruta
Samhita y el Charaka Samhita, también son importantes en las descripciones de la anatomía
y la fisiología humanas, vegetales y animales.

Durante la Edad Media, las antiguas tradiciones médicas griegas e indias fueron
desarrolladas por los médicos musulmanes, sobre todo de Avicena (980-1037), quien
introdujo la experimentación y la cuantificación en el estudio de la fisiología en el Canon
de la Medicina. Muchas de las antiguas doctrinas fisiológicas fueron finalmente
desacreditadas por Ibn al-Nafis (1213-1288), quien fue el primer médico en describir
correctamente la anatomía del corazón, la circulación coronaria, la estructura de los
pulmones y la circulación pulmonar, y es considerado el padre de la fisiología circulatoria.
También fue el primero en describir la relación entre los pulmones y la oxigenación de la
sangre, la causa de la pulsación, y un concepto inicial de la circulación capilar.

A raíz de la Edad Media, el Renacimiento trajo consigo un aumento de la


investigación fisiológica en el mundo occidental que ha activado el estudio moderno de la
anatomía y la fisiología. Andreas Vesalius fue autor de uno de los libros más influyentes
sobre anatomía humana: De humani corporis fabrica. Vesalio es tenido a menudo como el
fundador de la anatomía humana moderna. El anatomista William Harvey describió el
sistema circulatorio en el siglo XVII, que fue fundamental para el desarrollo de la fisiología
experimental. Herman Boerhaave es tenido a veces como el padre de la fisiología, debido a
su enseñanza ejemplar en Leiden y a los libros de texto Medicae Institutiones (1708).

Santorio Santorio en Padua realiza un experimento con él durante 30 años,


pesándose y balanceando su comida y alimentos diariamente logrando descubrir el
metabolismo

En el siglo XVIII, obras importantes en este campo fueron las de Pierre-Jean-


Georges Cabanis, médico y fisiólogo francés.

En el siglo XIX, los conocimientos fisiológicos comenzaron a acumularse a un


ritmo rápido, más notablemente en 1838 con la teoría de la célula de Matthias Schleiden y
Theodor Schwann, que radicalmente declaró que los organismos están formados por
unidades llamadas células. En (1813-1878), nuevos descubrimientos de Claude Bernard
condujeron a su concepto de medio interno, que más tarde sería retomado y defendido
como "homeostasis" por el fisiólogo estadounidense Walter Cannon (1871-1945).
En el siglo XX, los biólogos también se interesaron en los organismos distintos de
los seres humanos. Han sido importantes en estos campos Knut Schmidt-Nielsen y Jorge
Bartolomé. Más recientemente, la fisiología evolutiva se ha convertido en una especialidad
distinta.

Los sistemas endocrino y nervioso juega un papel importante en la recepción y


transmisión de las señales que integran la función. La homeostasis es un aspecto importante
en lo que respecta a las interacciones dentro de un organismo, incluyendo a los humanos.

LA CÉLULA COMO UNIDAD VIVIENTE DEL CUERPO


Es la unidad morfológica y funcional de todo ser vivo. De hecho, la célula es el
elemento de menor tamaño que puede considerarse vivo. De este modo, puede clasificarse a
los organismos vivos según el número de células que posean: si sólo tienen una, se les
denomina unicelulares (como pueden ser los protozoos o las bacterias, organismos
microscópicos); si poseen más, se les llama pluricelulares.

También es una unidad mínima de un organismo capaz de actuar de manera


autónoma. Todos los organismos vivos están formados por células, y en general se acepta
que ningún organismo es un ser vivo si no consta al menos de una célula. Algunos
organismos microscópicos, como bacterias y protozoos, son células únicas, mientras que
los animales y plantas están formados por muchos millones de células organizadas en
tejidos y órganos. Aunque los virus y los extractos a celulares realizan muchas de las
funciones propias de la célula viva, carecen de vida independiente, capacidad de
crecimiento y reproducción propias de las células y, por tanto, no se consideran seres vivos.
La biología estudia las células en función de su constitución molecular y la forma en que
cooperan entre sí para constituir organismos muy complejos, como el ser humano. Para
poder comprender cómo funciona el cuerpo humano sano, cómo se desarrolla y envejece y
qué falla en caso de enfermedad, es imprescindible conocer las células que lo constituyen.

COMUNICACIÓN CELULAR
La comunicación celular es la capacidad que tienen todas las células, de
intercambiar información fisicoquímica con el medio ambiente y con otras células. La
comunicación celular es un mecanismo homeostático, porque tiene como objetivo mantener
las condiciones fisicoquímicas internas adecuadas para la vida frente a los cambios
externos.

La existencia de organismos multicelulares, en los que cada una de las células


individuales debe cumplir con sus actividades de acuerdo con los requerimientos del
organismo como un todo, exige que las células posean un sistema de generación,
transmisión, recepción y respuesta de una multitud de señales que las comuniquen e
interrelacionen funcionalmente entre sí. Estas señales que permiten que unas células
influyan en el comportamiento de otras son fundamentalmente químicas.

Comunicación endocrina: En la comunicación endocrina, las moléculas


señalizadoras (hormonas) son secretadas por células endocrinas especializadas y se
transportan por el sistema vascular sanguíneo o linfático, actuando sobre células diana
localizadas en lugares alejados del organismo. En los animales se producen más de 50
hormonas distintas por las glándulas endocrinas. La comunicación endocrina se lleva a
cabo en las células somáticas.

Comunicación paracrina: La comunicación paracrina es la que se produce entre células que


se encuentran relativamente cercanas (células vecinas), sin que para ello exista una
estructura especializada como es la sinapsis, siendo una comunicación local. La
comunicación paracrina se realiza por determinados mensajeros químicos peptídicos como
citocinas, factores de crecimiento, neurotrofinas o derivados del ácido araquidónico como
prostaglandinas, tromboxanos y leucotrienos. También por histamina y otros coipos.

Comunicación autocrina: La comunicación autocrina o autocomunicación es la que


establece una célula consigo misma. Este tipo de comunicación es la que establece la
neurona presináptica al captar ella misma en sus receptores celulares, los neurotransmisores
que ha vertido en la sinapsis, para así dejar de secretarlos o recaptarlos para reutilizarlos.
Muchas células en crecimiento como las células del embrión o las células cancerosas
producen factores de crecimiento y los receptores para esos mismos factores de crecimiento
y así perpetuar su proliferación, controlada en el caso del embrión y descontrolada en el
caso del cáncer.

CONTROL DE FUNCION CELULAR. MECANIMOS HOMEOSTATICO


A) Homeostasis:

Se conoce como homeostasis al conjunto de fenómenos de autoregulación, que permiten


al mantenimiento de una relativa constancia en la composición y propiedades del medio
interno de un organismo. El término homeostasis es de origen griego “homoios” que
significa “mismo o similar” y “estasis” que expresa “estabilidad”

Como tal, la homeostasis es la capacidad del organismo para presentar una situación
físico-química característica y constante dentro de ciertos límites, incluso frente a
alteraciones o cambios impuestos por el entorno o el medio ambiente. Para ello, el cuerpo o
el organismo movilizan los diferentes sistemas (autorregulación), tales como el sistema
nervioso central, el sistema endocrino, el sistema excretor, el sistema circulatorio, el
sistema respiratorio, etcétera para mantener constante las condiciones de la vida.
B) Retroalimentación negativa:

En la homeostasis es un proceso clave para que los diversos sistemas corporales


mantengan su estado normal. El estado normal del organismo se denomina estado basal y la
homeostasis es, en resumen, el mantenimiento de este estado basal. La retroalimentación
negativa no puede ayudar a mantener el organismo exactamente con los valores basales
idóneos sino que funciona manteniendo al organismo dentro de un rango de valores
considerados normales y en el que puede realizar sus funciones.

Por ejemplo, si la temperatura corporal sube demasiado, se ponen en marcha procesos


como la sudoración para refrigerar el cuerpo. Si la temperatura corporal baja demasiado, se
comienza a temblar para ayudar a aumentar la temperatura con los movimientos
musculares. Se denomina retroalimentación negativa (a veces abreviado NFB, del inglés
Negative Feedback) debido a que la reacción es en sentido contrario a la señal recibida: en
este ejemplo, se recibe señal de aumento de temperatura y se reacciona con una acción
encaminada a su disminución y viceversa.

En la retroalimentación negativa intervienen normalmente tres partes: el llamado receptor,


el centro de control y el llamado efector. El receptor es el órgano o tejido que interviene en
el proceso de feedback negativo registrando los valores de alguna variable del organismo;
estas variables pueden ser muy distintas, por ejemplo, la temperatura, la presión sanguínea
o la concentración de glucosa en sangre. La información recogida por el receptor es enviada
continuamente al centro de control. Cuándo los valores recibidos salen fueran de los rangos
normales, el centro de control enviará órdenes a los órganos efectores para que comiencen a
funcionar de una forma determinada que ayude a devolver los valores de la variable a los
valores normales en estado basal.

C) Retroalimentación positiva:

Amplifica la respuesta al estímulo inicial, es decir, provoca más reacciones del mismo
tipo, lo que lleva a un “círculo vicioso”. Este tipo de retroalimentación es más común
verla en situaciones patológicas. También tiene su función en la homeostasis, tal es el
caso de la coagulación sanguínea, en la cual cuando se rompe un vaso sanguíneo, para
evitar la pérdida importante de sangre se tendrá que formar un coágulo, y esto se logra al
activarse los factores de coagulación

1.1 MEMBRANA PLASMATICA:

La membrana plasmática no solo define los límites de la célula, sino que también
permite que la célula interactúe con su entorno de forma controlada. Las células deben
poder excluir, absorber y excretar varias sustancias, todas en cantidades específicas.
Además, deben poder comunicarse con otras células, identificarse y compartir información.
Para realizar estos roles, la membrana plasmática necesita lípidos, que forman una
barrera semipermeable entre la célula y su entorno.

También necesita proteínas, que están involucradas en el transporte a través de la


membrana y la comunicación celular, y carbohidratos (azúcares y cadenas de azúcar), que
decoran tanto las proteínas como los lípidos y ayudan a las células a reconocerse entre sí.

Aquí, examinaremos más de cerca los diferentes componentes de la membrana


plasmática, examinaremos sus roles, su diversidad y cómo trabajan juntos para crear un
límite flexible, sensible y seguro alrededor de la célula.

1.2 MODELO DE MOSAICO FLUIDO:

El modelo actualmente aceptado para la estructura de la membrana plasmática,


llamado modelo de mosaico fluido, se propuso por primera vez en 1972. Este modelo ha
evolucionado con el tiempo, pero aún proporciona una buena descripción básica de la
estructura y el comportamiento de las membranas en muchas células.

De acuerdo con el modelo de mosaico fluido, la membrana plasmática es un mosaico de


componentes, principalmente fosfolípidos, colesterol y proteínas, que se mueven libremente
y de forma fluida en el plano de la membrana. En otras palabras, un diagrama de la
membrana (como el de abajo) es solo una instantánea de un proceso dinámico en el cual los
fosfolípidos y las proteínas se deslizan continuamente uno tras otro.

Curiosamente, esta fluidez significa que si inserta una aguja muy fina en una celda, la
membrana simplemente se separará para fluir alrededor de la aguja; una vez que se retira la
aguja, la membrana volverá a fluir sin problemas.

1.3 MORFOLOGIA DE LA MEMBRANA NUCLEAR:

La membrana nuclear, a veces llamada envoltura nuclear, es una estructura


compuesta de lípidos que contiene el material genético de las denominadas células
eucariotas, las células que están conformadas por un núcleo y la membrana que lo recubre.

Es la estructura porosa que rodea al núcleo. Se compone de dos capas que se


fusionan y tienen pequeños orificios (poros) por los cuales el citoplasma se comunica con el
interior del núcleo por medio del paso de ciertas moléculas de compuestos orgánicos.

La célula es la unidad básica de la vida. Todos los seres vivos estamos compuestos
por células. Algunos seres están compuestos por una sola célula, como por ejemplo
bacterias y virus. Otros como los humanos, estamos hechos por millones de células.
La célula está compuesta por un núcleo, que guarda en su interior material
cromosómico o ADN, denominado cromatina. Contiene también al nucléolo que está
compuesto por ARN (ácido ribonucleico) y proteínas que forman los ribosomas.

Este se encuentra rodeado por una membrana doble semiesférica (membrana


nuclear); el citoplasma, compuesto por sustancias tanto orgánicas como inorgánicas, y que
contiene distintos orgánulos celulares, que cumplen diversas funciones dentro de la célula.
Todo esto se encuentra rodeado por una membrana dispuesta a su alrededor, que protege y
regula el paso de nutrientes y eliminación de desechos.

En la célula se ejecutan dos procesos, el de transcripción de ADN en ARN dentro


del núcleo, y el de traducción de ARN en proteína en el citoplasma. Estos procesos están
separados gracias a la membrana nuclear.

El citoplasma es el fluido dentro de la célula, pero externo al núcleo, donde ocurre


la mayoría de las reacciones químicas de la célula.

Los poros que posee son complejas estructuras hechas de proteínas capaces de
regular el intercambio de moléculas, iones, agua y ATP entre el citoplasma y el núcleo. Se
dice que estos poros no son estáticos sino más bien flexibles y son capaces de seleccionar el
tipo de moléculas que dejan pasar, gracias a los receptores, los cuales las reconocen.

La membrana nuclear controla la salida del ADN del núcleo de la célula y bloquea
la entrada de las enzimas citoplasmáticas y proteínas.

1.4 EDOMEMBRANAS:

El sistema endomembranoso es el sistema de membranas internas de las células


eucariotas que divide la célula en compartimentos funcionales y estructurales, denominados
orgánulos. Los siguientes orgánulos son ejemplos de partes del sistema endomembranoso
en células eucariotas:

La membrana plasmática o membrana celular funciona como barrera de protección


que regula la entrada y salida de sustancias en la células.

La envoltura nuclear está formada por una bicapa lipídica que encapsula los contenidos del
núcleo.

El retículo endoplasmático es un orgánulo de síntesis y transporte construido como una


extensión de la envoltura nuclear.

El aparato de Golgi actúa como el sistema de empaquetado y de entrega de moléculas.

Los lisosomas son las unidades “energéticas” de la célula. Utilizan enzimas que analizan las
macromoléculas y también actúan como sistema de recogida de residuos.
Las vacuolas actúan como unidades del almacenaje en algunas células.

Las vesículas son pequeñas unidades de transporte delimitadas por membranas que pueden
transferir moléculas entre diversos compartimientos.

Cabe mencionar que las membranas de cloroplastos y mitocondrias no están consideradas


como parte del sistema, pero se piensa que evolucionaron a partir de este.

El sistema endomembranoso también proporciona un sistema de transporte para las


moléculas móviles a través del interior de la célula, así como superficies interactivas para la
síntesis de lípidos y de proteínas.

Los orgánulos del sistema endomembranoso pueden estar intercomunicados de dos


maneras: mediante contacto directo o mediante la trasferencia de segmentos de membrana
en forma de vesículas. A pesar de esto, las membranas de los diferentes orgánulos no son
idénticas; varían sus estructuras y funciones. El grosor, la composición molecular, y el
comportamiento metabólico de una membrana pueden ser modificados a lo largo de la vida
de la célula. Las membranas que componen el sistema endomembranoso se construyen a
partir de una bicapa lípidica, con proteínas unidas a cada lado o atravesándolas y otras
moléculas de reconocimiento.

En células procariotas es raro encontrar endomembranas, sin embargo en diversas


bacterias fotosintéticas la membrana plasmática se encuentra plegada hacia el interior de la
célula de modo que su citoplasma se encuentra rodeado de capas de membrana capaces de
captar luz. Estas capas pueden incluso estar encapsuladas en estructuras llamadas
clorosomas en bacterias tipo chlorobia.

1.4 ORGANELOS MEMBRANOSOS:


 Vacuolas: Son orgánulos membranosos celulares. Éstos actúan como cisternas
membranosas y particularmente en las células vegetales. El conjunto de todas las
vacuolas y la célula se llama vacuoma. Aunque en la mayoría de los casos las
vacuolas se unen formando una grande, que puede llegar a ocupar el 95% del
volumen celular. Funciones:

1) Almacén transitorio de diversas sustancias: como aminoácidos, iones, almidón, etc. Si se


trata de almidón hablamos de almacén de reserva. Si se trata de nicotina hablamos de
almacén de desecho. También puede ser almacén de pigmentos, como ocurre en las plantas.

2) Producir y mantener la turgencia celular, mediante un equilibrio osmótico.

3) Algunas reacciones de hidrólisis se dan dentro de las vacuolas, pero no es muy


frecuente.
 Peroxisomas: Son orgánulos membranosos. Tienen un diámetro de 0,1 a 0.5ìm.
Estos orgánulos no se forman en presencia del aparato de Golgi. Son orgánulos más
o menos esferoidales y contienen una cincuentena de enzimas, que participan en
reacciones de oxidación. Destacando un enzima fundamental, llamado peroxilasa o
catalasa. Funciones:

1) Reacciones de oxidación de diversos sustratos (como los ácidos grasos y el ácido úrico).

2) Síntesis de lípidos.

3) Tienen lugar en las células de algunas semillas

1.6 RECEPTORES DE MEMBRANA:

Una de las funciones básicas de los seres vivos, así como por reducción de las
células que los componen, es la de obtener información de su entorno. Esta información es
necesaria para optimizar el metabolismo, cambiar la dirección de movimiento y en general
sobrevivir. Para obtener información del entorno las células necesitan presentar en su
superficie algún tipo de molécula que se modifique en presencia de determinados
compuestos o en determinadas condiciones químicas, los receptores de membrana. Es
cierto que existen organismos que presentan una pared celular que recubre la membrana
plasmática, en estos organismos los receptores están menos accesibles para los compuestos
del entorno, aunque estas paredes celulares no suelen aislar completamente a las células,
que morirían de inanición. Una de las funciones básicas de los seres vivos, así como por
reducción de las células que los componen, es la de obtener información de su entorno. Esta
información es necesaria para optimizar el metabolismo, cambiar la dirección de
movimiento y en general sobrevivir. Para obtener información del entorno las células
necesitan presentar en su superficie algún tipo de molécula que se modifique en presencia
de determinados compuestos o en determinadas condiciones químicas, los receptores de
membrana. Es cierto que existen organismos que presentan una pared celular que recubre la
membrana plasmática, en estos organismos los receptores están menos accesibles para los
compuestos del entorno, aunque estas paredes celulares no suelen aislar completamente a
las células, que morirían de inanición.

Los receptores de membrana son compuestos proteicos que presentan normalmente


3 regiones diferenciadas. La más exterior de ellas se expone al exterior y presenta una
región capaz de unirse a un compuesto presente en el medio exterior. Estos compuestos
pueden ser muy variables, desde sales moleculares, como sodio (Na+ o Cl-) hasta
moléculas complejas como glucosa u hormonas de todo tipo. La especialización de la
región externa de los receptores de membrana es extraordinaria. Por ejemplo en las células
fotosensibles los receptores de membrana son capaces de diferenciar entre medios con luz y
sin luz. Esto es posible puesto que tienen la capacidad de ser excitados (activados) por la
unión de uno o varios fotones (electrones en forma de luz).
MEMBRANAS CELULARES
1.- Estructura Física De La Célula: La célula posee diferentes estructuras membranas
conocidas como orgánulos. Las membranas de éstos están formadas principalmente por
lípidos y algunas proteínas. Los lípidos proporcionan una barrera hidrofóbica que impide el
paso del agua y de otras sustancias hidrosolubles. Las proteínas crean canales para el paso
de las sustancias hidrosolubles y el control de las concentraciones de éstas, aunque algunas
son enzimas.

A) ESTRUCTURA MEMBRANOSA DE LA CÉLULA:

Retículo endoplasmático o endoplásmico: Es un complejo que se comunica con el


complejo de Giolgi y la membrana nueclear externa. Hay dos tipos de retículo
endoplasmático:

 Retículo endomplasmático rugoso (RER): Con ribosomas adheridos a la cara


citoplasmática de su membrana. Funciones: Síntesis y/o modificación de proteínas;
Almacenamiento de proteínas.
 Retículo endoplasmático liso (REL): No esta asociado a ribosomas. Funciones:
Síntesis de lípidos como el colesterol; detoxificación para eliminar los productos
tóxicos; Almacen de calcio para la contracción muscular; Metabolismo de los
carbohidratos.

Aparato de Golgi: Es un conjunto de sáculos o cisternas apilados y relacionados entre sí,


los dictiosomas, rodeados de pequeñas vesículas membranosas.

Estructura:

Cara de formación que es la más próxima al núcleo de la célula y está constituida por
cisternas convexas conectadas con el RER.

Cara de maduración, orientada hacia la membrana plasmática. A partir de las cisternas se


originan vesículas de secreción.

Funciones: Modificación de proteínas sintetizadas en el RER; Transporte y secreción de


proteínas y lípidos.

El complejo de golgi está implicado en importanes procesos celulares:Participar en la


formación dej la Pared Celular vegetal y del gicocalix en la célula animal.

Interviene en la génesis de los lisosomas.

Lisosomas: Son pequeñas vesículas que contienen una gran variedad de enzimas
implicadas en los procesos de disgestión celular, cuya actividad óptima tiene lugar a un
pHácido y este se mantiene gracias a una enzima, la ATPasa de la membrana que bombea
H+ hacia el interior a expensas de la hidrólisis de ATP. Hay dos tipos de lisosomas:

Primarios ( Precedentes del A.golgi con enzimas hidrolíticas.)

Secundarios (Que se forman tras la fusión de varios lisosomas primarios a una vesícula de
endocitosis o fagocitosis y en ellos tiene lugar los procesos de disgestión celular.)

Funciones: Participan en los procesos de digestión celular. Dependiendo de su funcións se


clasifican en:

 Fagolisomas: Que están formados a partir de la unión de lisosomas primarios con


una vacuola fagocítica.
 Autofagolisosomas: Se fusionan con vacuolas autogagocíticas para eliminar restos
celulares, como orgánulso dañados por sustancias tóxicas o que deben ser
recliclados.

Vacuolas: Son orgánulos citoplasmáticos rodeados de membrana con un elevado contenido


hídrico y funciones diversas:

Vacuola vegeta (Son de gran tamaño. Funciones: Mantenimiento de la turgencia; Almacen


de reserva para iones, glúcidos, aminoácidos, proteínas)

Vacuola Contráctil Función: Expulsar el agua que entra por ósmosis en el interior de la
célula.

Mitocondrias (Celulas animales): Son los orgánulos más comunes de las células
eucariotas. En ellas se realiza el metabolismo respiratorio aerobio cuya finalidad es la
obtención de energía para llevar a cabo la respiración celular. Son cilíndricos y alargados.
Son muy abundantes en las células que requieren un gran aporte energético. Función:
Obtención de energía; síntesis de proteínas mitocondriales.

Procedencia de las mitocondrias: Se dividen de forma independiente en el interior de la


célula. Mediante bipartición, estrangulación y germinación.

Peroxisomas: Son orgánulos implicados en reaaciones de occidación. Contienen enzimas


como la catalasa. Funcion:

En detoxificación: Los perxisomas contienen enzimas que eliminan productos tóxicos para
la célula, como el H2O que es importante para las reacciones del hígado y el riñón.

B) MEMBRANA CELULAR

Se conforma por una bicapa fosfolipídica. Tiene un grosor de 7.5 a 10 nm. Su


composición es de 55% proteínas, 25% fosfolípidos, 13% colesterol, 4% de otros lípidos y
3% de hidratos de carbono. Los fosfolípidos están formados por un extremo fosfato
(hidrófilo) y uno de ácido graso (hidrosoluble). Las porciones hidrofílicas constituyen las
dos superficies de la membrana, tanto la interna como la externa. El CO2, O2 y alcohol
pueden penetrar ambas partes de la membrana con facilidad a pesar de ser hidrosolubles.

Proteínas: Existen dos tipos de proteínas de membrana: integrales y periféricas.


Las integrales atraviesan la membrana completamente, mientras que las periféricas se
encuentran solamente en la superficie. Las proteínas integrales se encargan de formar
canales para que pasen las moléculas hidrosolubles a través de un sistema selectivo de
difusión selectiva. También funcionan como proteínas transportadoras llevando sustancias
en sentido contrario al gradiente de concentración.

Hidratos de Carbono: A los que se encuentran en la membrana celular se les llama


también glucocáliz. No suelen presentarse sino de manera combinada en forma de
glucoproteínas o glucolípidos. Los hidratos de carbono tienen 4 funciones principales:
Proporcionar una carga negativa a las células para repeler objetos negativos, habilitar que
una célula se una a otra a través del glucocáliz, actuar como componentes del receptor para
la unión de hormonas, participar en reacciones inmunizarais.

Bicapa o barrera lipidica: la bicapa lipídica es una delgada membrana polar


formada por dos capas de moléculas de lípidos, estas membranas son láminas planas que
forman una barrera continua alrededor de las células y sus estructuras. Las membranas
celulares de casi todos los organismos vivos y los virus están compuestas por una bicapa
lipídica, así como lo son las membranas que rodean el núcleo de la célula y otras
estructuras subcelulares. La bicapa lipídica es la barrera que mantiene a iones, proteínas y
otras moléculas donde se necesitan evitando su dispersión. Contiene nanómetros de
espesor, son impermeables a la mayoría de las moléculas solubles en agua (moléculas
hidrofílicas), son impermeables a los iones permitiendo que las células regulen las
concentraciones de sal y pH mediante el transporte de iones a través de sus membranas de
proteínas llamadas bombas iónicas o canales iónicos.

Proteínas de la membrana celular: Son de dos tipos:

 Proteínas integrales: son aquellas que cruzan la membrana y aparecen a ambos lados
de la capa de fosfolípidos. La mayor parte de estas proteínas son glicoproteinas,
proteínas que tiene unidos uno varios monosacáridos. La parte de carbohidrato de la
molécula está siempre de cada al exterior de la célula.
 Proteínas periféricas: están no se extienden a lo ancho de la bicapa sino que están
unidas a las superficies interna o externa de la misma y se separan fácilmente de la
misma.

La naturaleza de las proteínas de membrana determina su función:

Canales: proteínas integrales (generalmente glicoproteínas) que actúan como poros por los
que determinadas sustancias pueden entrar o salir de la célula

Transportadoras: son proteínas que cambian de forma para dar paso a determinados
productos (véase "Transporte de materiales a través de la membrana")

Receptores: Son proteínas integrales que reconocen determinadas moléculas a las que se
unen o fijan. Estas proteínas pueden identificar una hormona, un neurotransmisor o un
nutriente que sea importante para la función celular. La molécula que se une al receptor se
llama ligando.

Enzimas: pueden ser integrales o periféricas y sirven para catalizar reacciones a en la


superficie de la membrana

Anclajes del citolesqueleto: son proteínas periféricas que se encuentran en la parte del
citosol de la membrana y que sirven para fijar los filamentos del citoesqueleto.

Marcadores de la identidad de la célula: son glicoproteínas y glicolípidos características de


cada individuo y que permiten identificar las células provenientes de otro organismo. Por
ejemplo, las células sanguíneas tienen unos marcadores ABO que hacen que en una
transfusión sólo sean compatibles sangres del mismo tipo. Al estar hacia el exterior las
cadenas de carbohidratos de glicoproteínas y glicolípidos forma una especie de cubierta
denominada glicocalix.

Carbohidratos de la membrana: Los carbohidratos incluyen monosacáridos, también


conocidos como azúcares simples; todos los polisacáridos (moléculas de grandes cadenas),
están constituidas de unidades de azúcar. Funcionan principalmente como almacenes de
energía química y materiales de construcción fuertes, duros o en pocas palabras estables
para las estructuras biológicas. La mayoría de los azúcares tiene como fórmula general el
formaldehído o el metanal, (CH2O).

Aldosa y cetosa. Aunque estos no son las únicas formas de azúcar que se pueden
tener, también es posible encontrar las siguientes formas; los azúcares con tres carbonos se
conocen como triosas, aquellos con cuatro carbonos como tetrosas, los que tienen cinco
carbonos como pentosas, aquellos que tienen seis carbonos son hexosas y los que poseen
siete carbonos se conocen como heptosas.
La función de los carbohidratos no es muy clara. Es posible que los carbohidratos de
ciertas glucoproteínas ayuden a anclar y orientar las proteínas de membrama, impidiendo
que se deslicen hacia el citosol.4 Las células eucariotas también contienen carbohidratos, en
cantidades diferentes dependiendo de la especie y del tipo celular, estos carbohidratos están
unidos en forma covalente a los compuestos lipídicos y proteicos. El contenido de los
carbohidratos en la membrana varía de un 2 al 10% de peso y más del 90% tiene enlaces
covalentes con las proteínas para formar glucoproteínas, el resto de los carbohidratos forma
enlaces covalentes con lípidos y forman glucolípidos. Estos carbohidratos se encuentran
orientados hacia fuera en el espacio extracelular. Los carbohidratos ubicados en la
membrana celular interna van hacia el lado contrario del citosol.

LOS CANALES DE LAS MEMBRANAS

Los canales: son proteínas integrales que crean poros o conductos hidrofílicos que
comunican ambos lados de la membrana. Tienen la propiedad de poder abrir o cerrar dicho
conducto según ciertas condiciones. Su principal función es regular los gradientes iónicos
entre ambos lados de la membrana, por tanto alterar el potencial eléctroquímico de ésta,
hecho que se transformará en información para la célula. También son necesarios para la
secreción o absorción de sustancias como ocurre en el riñón. En cualquier caso es siempre
un transporte pasivo puesto que los iones siempre viajan a favor de gradiente de
concentración y la selección de los iones por los distintos tipos de canales depende del
diámetro del canal hidrofílico. Hay una gran diversidad de canales y se llaman en función
de la sustancia que dejen pasar, como canales de agua (acuaporinas), de cationes, de
aniones, de calcio, de potasio, etcétera. Además, en función de cómo se regula su apertura
se llaman canales dependientes de voltaje, mecanosensores, dependientes de ligando,
termorreceptores, etcétera. Como hemos dicho, la apertura o cierre del canal puede
modularse. Si cambia con la variación del potencial electroquímico de la membrana se
denominan canales dependientes de voltaje. También pueden modularse por la unión de
ligando o por modificaciones covalentes, por ejemplo por fosforilación. Realizan funciones
trascendentales para el organismo como la excitabilidad neuronal, contracción muscular,
prevención de la poliespermia temprana (evitar que más de un espermatozoide se una a un
ovocito), etcétera.

La diferencia entre canales y tranportadores es que un canal tiene las dos puertas
abiertas y el trasiego se puede producir en las dos direcciones, mientras que el transportador
tiene siempre al menos una de las dos aberturas cerradas, con lo que sólo se puede hacer un
transporte a la vez y sólo en una de las direcciones. Por eso un transportador puede
transportar un sustrato en contra de gradiente de concentración usando la energía de otros
procesos.

Canales mecanosensitivo:

Canales iónicos regulados por un impulso mecánico que abren en respuesta a una acción
mecánica. Los canales mecanosensibles, como los que se encuentran en los corpúsculos de
Pacini, se abren por el estiramiento que sufre la membrana celular ante la aplicación de
presión y/o tensión. El mecanismo sensor en esta última clase de canales no es claro aún,
sin embargo, se ha propuesto que los ácidos grasos de la membrana actúan como los
agentes sensores mediante la activación de fosfolipasas unidas la membrana1 o bien se ha
propuesto que participa el citoesqueleto que se encuentra inmediatamente por debajo del
canal.

Canales sensibles al voltaje:

Los canales iónicos son un tipo de proteína transmembrana que permite el paso de iones
específicos o agua a través de la membrana celular. Su estructura semeja un poro o canal
relleno de agua con un sistema de compuertas. Su función permite la generación de
potenciales de acción en células excitables, la manutención de la homeostasia interna de las
células, el suministro de ingredientes o condiciones necesarias para funciones biológicas
tales como la síntesis de hormonas, la producción de moco y otras.

Así, los canales iónicos son proteínas que controlan el paso de iones a través de la
membrana plasmática tales como Na+, K+, Ca2+ y Cl− y por lo tanto dependen del
gradiente electroquímico de cada ion en particular. En el caso de células excitables como
los miocitos y las neuronas el gradiente de los distintos iones establece el potencial de
reposo de la membrana y la activación de determinados canales genera los potenciales de
acción para la ejecución de la contracción muscular, la liberación de neurotransmisores y la
regulación de la expresión genética, entre otras funciones. En el caso de células no
excitables, los canales iónicos determinan el flujo de sal y agua, regulando el volumen
celular y el pH.

Canales de sodio (Na+)

La fase de la rápida despolarización del potencial de acción de las células nerviosas y


musculares (esqueléticas, lisas y cardíacas) y, en general, de las células excitables, depende
de la entrada de Na+ a través de canales activados por cambios de voltaje. Esta entrada de
Na+ produce una despolarización del potencial de membrana que facilita, a su vez, la
apertura de más canales de Na+ y permite que se alcance el potencial de equilibrio para este
ion en 1-2 mseg. Cuando las células se encuentran en reposo, la probabilidad de apertura de
los canales de Na+ es muy baja, aunque durante la despolarización produzca un dramático
aumento de su probabilidad de apertura.9

Canales de potasio (K+)

Los canales de K+ constituyen el grupo más heterogéneo de proteínas estructurales de


membrana. En las células excitables, la despolarización celular activa los canales de K+ y
facilita la salida de K+ de la célula, lo que conduce a la repolarización del potencial de
membrana. Además, los canales de K+ juegan un importante papel en el mantenimiento del
potencial de reposo celular, la frecuencia de disparo de las células automáticas, la
liberación de neurotransmisores, la secreción de insulina, la excitabilidad celular, el
transporte de electrolitos por las células epiteliales, la contracción del músculo liso y la
regulación del volumen celular. También existen canales de K+ cuya activación es
independiente de cambios del potencial de membrana que determinan el potencial de
reposo y regulan la excitabilidad y el volumen extracelular. La mosca del vinagre
(Drosophila melanogaster) ha sido la clave que nos ha permitido conocer la topología y la
función de los canales K+. La identificación del primer canal de K+ fue la consecuencia del
estudio electrofisiológico del mutante Shaker de la D. melanogaster, denominada así
porque presenta movimientos espasmódicos de las extremidades al ser anestesiada con éter.
Una función importante de los canales de K+ es la activación linfocitaria en la respuesta
inmune del organismo.

Canales de calcio (Ca2+)

En las células en reposo, la concentración intracelular de Ca2+ es 20.000 veces menor que
su concentración en el medio extracelular; por otro lado, el interior celular es
electronegativo (-50 a -60 mV), es decir, que existe un gradiente electroquímico que
favorece la entrada de iones Ca2+ en la célula. Sin embargo, en una célula en reposo, la
membrana celular es muy poco permeable al Ca2+, por lo que la entrada del mismo a favor
de este gradiente es reducida. Ahora bien, durante la activación celular, la concentración
intracelular de Ca2+ aumenta como consecuencia de la entrada de Ca2+ extracelular a
través de la membrana, bien a través de canales voltaje-dependientes. La entrada de Ca2+ a
través de los canales voltaje-dependientes de la membrana celular participa en la regulación
de numerosos procesos biológicos: génesis del potencial de acción y la duración de éste,
acoplamiento excitación-contracción, liberación de neurotransmisores, hormonas y factores
de crecimiento, sinaptogénesis, osteogénesis, procesos de diferenciación celular, hipertrofia
y remodelado, entre otros.
Canales de cloruro (Cl-)

Los canales de Cl- juegan un muy importante papel en la regulación de la excitabilidad


celular, el transporte transepitelial y la regulación del volumen y del pH celulares y pueden
ser activados por cambios de voltaje, ligandos endógenos (Ca, AMPc, proteínas G) y
fuerzas físicas (dilatación celular). El primer canal voltaje-dependiente de esta familia,
denominado CLC-0, fue clonado del órgano eléctrico de la raya Torpedo marmorata.
Posteriormente, se han clonado otros 9 canales, codificados por los genes CLCN1-7,
CLCNKa y CLCNKb. Los canales ClC-0, Clc-1, ClC-2 y ClC-Ka/b se localizan en la
membrana celular, mientras que los restantes canales se encuentran en las membranas de
las mitocondrias y de otros orgánulos celulares. Los canales localizados en la membrana
celular estabilizan el potencial de membrana en las células excitables (ej. en el músculo
esquelético) y son responsables del transporte transepitelial de agua y electrolitos, mientras
que los canales intracelulares pueden contrabalancear la corriente producida por las bombas
de protones. La función más importante de los canales de Cl-, en la sinapsis neuronal, es
provocar una hiperpolarización por su entrada en la neurona postsináptica pasada su
activación, y así interrumpir el impulso nervioso para preparar la neurona postsináptica
para el siguiente impulso. Otra función importante de los canales de Cl- sucede en los
glóbulos rojos de la sangre: en los tejidos la entrada de Cl- en eritrocitos fuerza la salida de
bicarbonato de éstos,con lo que entra CO2 al eritrocitoo. En los pulmones, la salida de Cl-
del eritrocito fuerza la entrada de bicarbonato de la sangre, con lo que sale CO2 al torrente
sanguíneo pulmonar. Así se transporta más cantidad de CO2 de los tejidos a los pulmones.

Canales quimiosensitivo:

Los canales iónicos abren en respuesta a la unión de determinados neurotransmisores u


otras moléculas. Este mecanismo de abertura es debido a la interacción de una substancia
química (neurotransmisor u hormonas) con una parte del canal llamado receptor, que crea
un cambio en la energía libre y cambia la conformación de la proteína abriendo el canal.
Los ligandos regulan la apertura de canales de los receptores. Estos canales son llamados
ligando dependientes y son importantes en la transmisión sináptica. Los canales ligando
dependientes tienen dos mecanismos de abertura: por unión del neurotransmisor al receptor
asociado al canal (receptores ionotrópicos, receptores activados directamente); por unión
del neurotransmisor al receptor que no está asociado al canal. Esto provoca una cascada de
eventos enzimáticos, una vez que la activación de proteínas G promueve la abertura del
canal debido a la actuación de enzimas fosforiladoras.

En el caso de los canales activados por ligando, el sensor es una región de la proteína canal
que se encuentra expuesta ya sea al exterior o al interior de la membrana, que une con gran
afinidad una molécula específica que lleva a la apertura o cierre al canal.
Canales de agua:

Canal de agua o aquaporin. A mediados del siglo diecinueve se entendía que debía haber
aberturas en la membrana de la célula que permitiese un flujo de agua y sales y ya hacia la
mitad de 1950 se descubrió que se podía transportar rápidamente agua dentro y fuera de la
célula a través de unos poros que sólo admiten moléculas de agua. Estas aperturas actúan
como un tipo de filtro selectivo que previene que los iones pasen a través de la membrana
mientras que las moléculas de agua, que no están cargadas, floten libremente.

Miles de millones de moléculas de agua por segundo pasan por un solo canal mecanismo
molecular identificado en 1992. Se identificó qué proteína o proteínas formaban el canal
real. A mediados de 1980 Peter Agre estudió varias proteínas de la membrana de las células
de la sangre y descubrió una de éstas en un riñón.

Se determinó tanto su secuencia peptídica como su correspondiente secuencia de DNA y se


comprobó la hipótesis de Agre en un experimento sencillo donde se comparó las células
que contenían la proteína en cuestión con las células que no la tenían. Cuando se colocaron
las células en una solución con agua, las que tenían la proteína en sus membranas absorbían
el agua por osmosis y se hinchaban mientras que las que no tenían la proteína no se veían
afectadas en absoluto. También se hicieron pruebas con células artificiales, llamadas
liposomas y se descubrió que estas se volvían permeables al agua si la proteína plantaba en
sus membranas.

Osmosis.

La presión líquida en las células de las plantas o animales se mantiene por osmosis. En la
osmosis, las moléculas pequeñas (como el agua) pasan a través de una membrana
semipermeable. Si la membrana no admite macromoléculas o sales que están en mayores
concentraciones en un lado de la membrana, las moléculas pequeñas (agua) cruzan este
lado, intentando "diluir" la sustancia que no puede pasar a través de la membrana.

De manera que la subida en la presión osmótica es la razón por la que las células a menudo
están hinchadas o rígidas. Los iones de mercurio evitan que las células tomen o suelten
agua con lo cual se demuestra que el transporte de agua a través de la nueva proteína
descubierta por Agre, el canal de agua, era evitado de la misma manera por el mercurio. A
la proteína que forma el canal de agua se le llamó aquaporin, "poro de agua".

Funcionamiento del canal de agua.


El aquaporin solo admite moléculas de agua y no otras moléculas ó iones, la membrana, por
ejemplo, no tiene permitido filtrar protones. Esto es crucial porque la diferencia en la
concentración de protones entre el interior y el exterior de la célula es la base del sistema de
almacenamiento de energía celular. La selección es una propiedad central del canal.

Las moléculas de agua hacen su camino arrastrándose por el estrecho canal orientándose en
el campo eléctrico local formado por los átomos de la pared del canal. Los protones (o
mejor los iones de oxoniun, H3O+) son parados por el camino y rechazados debido a su
carga positiva.

Importancia médica del canal

Durante los últimos diez años, los canales de agua han sido un campo de estudio muy
común. Los aquaporines han demostrado ser una gran familia de proteínas y existen en
bacterias, plantas y animales. En el cuerpo humano se han encontrado al menos once
variantes diferentes. La función de estas proteínas se ha trazado ahora en bacterias,
animales y plantas, con un enfoque en su papel fisiológico. En los humanos, los canales de
agua tienen un papel importante en los riñones, entre otros órganos.

El riñón es un aparato ingenioso para eliminar las sustancias de las que el cuerpo quiere
deshacerse. Los llamadas glomérulos, funcionan como un colador que permite que los iones
y otras pequeñas moléculas dejen la sangre como orina "primaria". En 24 horas se producen
unos 170 litros de orina primaria, de la que la mayoría es reabsorbida con una serie de
mecanismos artificiosos para que finalmente alrededor de un litro de orina al día abandone
el cuerpo.

De los glomérulos, la orina primaria pasa por un tubo donde el 70% del agua es reabsorbida
de la sangre por el aquaporin AQP1. Al final del tubo, otro 10% del agua es reabsorbido
con un aquaporin similar, AQP2. A partir de aquí, el sodio, potasio y los iones de cloruro
también son reabsorbidos por la sangre. La hormona antidiurética (vasopresina) estimula el
transporte del AQP2 a las membranas de las células en el tubo de las paredes y desde allí
aumenta la reabsorción del agua de la orina. Las personas con deficiencia de esta hormona
podrían ser afectada por la enfermedad de la diabetes insípida con una producción diaria de
orina de 10-15 litros.
Canales intercelulares:

Figura 1.9 Los canales intercelulares son hexámeros que se agrupan en zonas
especializadas de la membrana. Los canales intercelulares permiten el paso de iones y
moléculas pequeñas ( 1 kDa) del citoplasma de una célula hacia el citoplasma de la célula
adyacente. La unidad molecular son las conexinas (panel superior), proteínas con cuatro
dominios transmembrana (M1- M4) que se asocian formando hexámeros (panel medio)
conocidos como conexones. Los conexones de una célula se alinean con los conexones de
la célula vecina (panel inferior) formando así estructuras dodecaméricas que permiten la
comunicación a través de canales hidrofílicos.

BOMBAS

Cuando dos iones potasio se unen al exterior de la proteína transportadora y tres iones sodio
se unen al interior, se activa la función ATPasa de la proteína la cual esconde una médula
de ATP, dividiéndola en ADP y liberando un enlace de energía de fosfato de alta energía.

Se cree que esta energía liberada produce un cambio químico y conformacional en la


molécula transportadora proteica, transportando los tres iones sodio hacia el exterior y los
dos iones potasio hacia el interior.

Bomba Na+/ k+:

En los organismos superiores hay mayor cantidad de sodio por fuera de las células que en
su interior, siendo la relación aproximada de 142 a 14 miliequivalentes por litro (mEq/L),
respectivamente. El miliequivalente es una medida de cantidad de materia que aporta
cargas eléctricas tanto positivas como negativas. Respecto del potasio ocurre lo contrario,
puesto que hay 140 mEq/L intracelulares y solo 4 mEq/L por fuera.

La bomba de sodio y potasio es una proteína presente en todas las membranas plasmáticas
de las células, cuyo objetivo es eliminar sodio de la célula e introducir potasio en el
citoplasma. Ese intercambio permite mantener, a través de la membrana, las diferentes
concentraciones entre ambos cationes. La proteína transmembrana “bombea” tres cationes
de sodio expulsándolos fuera de la célula y lo propio hace con dos cationes de potasio al
interior de ella. De esa forma se genera un potencial eléctrico negativo intracelular. Este
mecanismo se produce en contra del gradiente de concentración gracias a la enzima
ATPasa, que actúa sobre el ATP con el fin de obtener la energía necesaria para que los
nutrientes puedan atravesar la membrana celular y llegar al citoplasma.

La bomba de sodio y potasio actúa de la siguiente manera:


Mecanismo de la bomba de sodio y potasio

1: tres iones de sodio (3 Na+) intracelulares se insertan en la proteína transportadora.

2: el ATP aporta un grupo fosfato (Pi) liberándose difosfato de adenosina (ADP). El grupo
fosfato se une a la proteína, hecho que provoca cambios en el canal proteico.

3: esto produce la expulsión de los 3 Na+ fuera de la célula.

4: dos iones de potasio (2 K+) extracelulares se acoplan a la proteína de transporte.

5: el grupo fosfato se libera de la proteína induciendo a los 2 K+ a ingresar a la célula. A


partir de ese momento, comienza una nueva etapa con la expulsión de otros tres iones de
sodio.

La bomba de sodio y potasio controla el volumen de las eucariotas animales al regular el


pasaje del sodio y del potasio. El gradiente generado produce un potencial eléctrico que
aprovechan todas aquellas sustancias que deben atravesar la membrana plasmática en
contra del gradiente de concentración.

A medida que sale sodio de la célula, el líquido extracelular adquiere un mayor potencial
eléctrico positivo, lo que provoca atracción de iones negativos (cloro, bicarbonato)
intracelulares. Al haber más iones de sodio y cloruros (Na+ y Cl-) en el medio extracelular,
el agua tiende a salir de la célula por efecto de la ósmosis. De esta manera, la bomba de
sodio y potasio controla el volumen celular.

La bomba de sodio y potasio cumple un rol muy importante en la producción y transmisión


de los impulsos nerviosos y en la contracción de las fibras musculares.

Bomba de Ca++:

La bomba de calcio de la membrana plasma toca se ha reconocido como la enzima


fundamental en la regulación de la concentración citoplasmatica basal de este cation.

La CA2+ -ATPasa de lamentaba plasmatica es estimulada por calmodulina (CaM) su


modulador proteico natural, fosfolipidos acidicos u ácidos grasos poli-instaurados de
cadena larga también puede ser estimulada mediante fosforilación por la protein-quinasa A
y por la protein-quinasa C.

La proteolisis parcial de la enzima simula el efecto de la CaM (1), lo cual ha permitido


elaborar un modelo mediante el cual la CaM removería una compuerta auto-inhibitoria de
la enzima permitiendo así un mayor acceso de los sustratos.
Los iones calcio normalmente se mantienen a una concentración muy baja en el citosol
intracelular de prácticamente todas las células del cuerpo, a una concentración
aproximadamente 10,000 veces menor que en el líquido extracelular. Esto se consigue
principalmente mediante dos bombas de calcio que funcionan mediante transporte activo
primario.

Una esta en la membrana celular y bombea calcio hacia el exterior de la célula. La otra
nombre iones de calcio

Hacia uno o más de los organulos vesiculares intracelulares de la célula, como el retículo
sarcoplasmico en las células musculares y las mitocondrias en todas las células del
organismo.

Bomba H+/ K+:

La ATPasa hidrógeno-potasio gástrica o ATPasa H+/K+ constituye la bomba de protones


del estómago. Intercambia el potasio del lumen intestinal por Hidronio citoplasmático y es
la principal proteína transportadora responsable de la acidificación del contenido del
estómago así como de la activación de la enzima digestiva pepsina (ver jugo gástrico)

La ATPasa H+/K+ se encuentra en las células parietales, que son células epiteliales
altamente especializadas que se encuentran en el revestimiento interior del estómago
denominado mucosa gástrica. Las células parietales tienen una extensa membrana secretora
y la proteína H+/K+ ATPasa constituye el principal elemento de dichas membranas.
También puede encontrarse una pequeña cantidad de H+/K+ ATPasa en la médula renal.

Bomba de H+ tipo F:

Las bombas pertenecen al transporte activo primario en el que la energía procede


directamente de la escisión del trifosfato de adenosina (ATP) o de algún otro compuesto de
fosfato de alta energía. Acoplan el transporte de solutos contra gradiente generando energía
libre hidrolizando ATP en ADP y fosfato libre, tienen uno o más sitios para fijar el ATP en
la cara citosólica de la membrana. Son muy estudiados por la farmacología ya que hay
medicamentos que pueden actuar sobre estas bombas inhibiéndolas o aumentando su
actividad. Se pueden distinguir cuatro tipos de bombas:

1. Tipo P

2. Tipo V (vesiculares)

3. Tipo F (mitocondriales)

4. ATPasas de la superfamilia ABC


Dentro de las bombas tipo P encontramos entre otras la bomba sodio-potasio ATPasa y la
bomba hidrógeno-potasio dependiente como las más estudiadas.

Son un tipo de proteínas transportadoras que tienen capacidad de escindir estos compuestos
ricoenergéticos para transportar sustancias en contra de gradiente de concentración o
eléctrico pudiendo transportar una, dos o más sustancias a la vez en uno o dos sentidos a la
vez como es la bomba de sodio-potasio que transporta 5 iones, 3 iones sodio y 2 iones
potasio en direcciones opuestas con el gasto de una molécula de ATP. Ésta, la bomba
sodio-potasio es la más estudiada y la más importante que hay.

Hay multitud de sustancias que se transportan mediante el transporte activo primario como
son el sodio, el calcio, el potasio, el hidrógeno, el cloruro y otros iones pero como se ha
dicho anteriormente, el mecanismo de transporte activo que se ha estudiado más y con
mayor detalle es la bomba sodio-potasio, una bomba de tipo P, que transporta iones sodio
hacia el exterior de la membrana celular de todas las células al mismo tiempo que
transporta iones potasio hacia el interior de la membrana celular.

Esta bomba se encarga de mantener las diferencias de concentración de sodio y de potasio a


través de la membrana celular, así como de establecer un voltaje eléctrico negativo en el
interior de las células ya que bombea 3 iones sodio hacia el exterior y tan sólo 2 iones
potasio hacia el interior por lo que saca una carga positiva neta de la célula cada vez que
actúa produciendo una negatividad en el interior de la célula. Es de suma importancia en las
células del sistema nervioso y células musculares (corazón) para poder transmitir impulsos
o señales nerviosas y musculares respectivamente.

Otro mecanismo importante de transporte activo primario es la bomba de calcio, una bomba
de tipo P, aunque no tan estudiada como la bomba de sodio-potasio o las de protones y de
potasio, son también de suma importancia.

Los iones calcio normalmente se mantienen a una concentración muy baja en el citosol
intracelular de prácticamente todas las células del cuerpo, a una concentración
aproximadamente 10.000 veces menor que en el líquido extracelular. Esto se consigue
principalmente mediante dos bombas de calcio que funcionan mediante transporte activo
primario.
Una está en la membrana celular y bombea calcio hacia el exterior de la célula. La otra
bombea iones calcio hacia uno o más de los orgánulos vesiculares intracelulares de la
célula, como el retículo sarcoplásmico en las células musculares y las mitocondrias en todas
las células del organismo. En todos estos casos, la proteína transportadora penetra en la
membrana y actúa como una enzima ATPasa. Esta proteína tiene un punto de unión muy
específico para el calcio.

Esta bomba es muy importante en la contracción muscular por lo que su presencia en las
células musculares es de vital importancia ya que se necesita que el calcio se encuentre
dentro del retículo sarcoplásmico y no en el citosol para que se produzca una buena
contracción muscular (única y fuerte), dado que si el calcio se encontrase en suficiente
cantidad en el citosol el músculo no podría relajarse o habría una semicontracción contínua.
Es importante su aparición tanto en la membrana del retículo sarcoplásmico como en la
membrana celular, la primera para conseguir una contracción muscular eficiente como se
ha dicho anteriormente y la segunda para que haya calcio dentro de la célula ya que si esta
no existiera, no entraría suficiente calcio en la célula para luego ingresar en el retículo
sarcoplasmático y tampoco obtendríamos una correcta contracción muscular, el músculo
estaría siempre relajado.

La bomba de iones hidrógeno es una bomba también muy importante en el cuerpo. Hay dos
localizaciones del cuerpo en los que esta bomba ejerce su función principal:

1. Glándulas gástricas del estómago.

2. Porción distal de los túbulos distales y en los conductos colectores corticales de los
riñones.

En las glándulas gástricas, las células parietales que están en las capas profundas tienen el
mecanismo activo primario más potente de transporte de iones hidrógeno de todo el cuerpo.
Esta es la base para secretar ácido clorhídrico en las secreciones digestivas del estómago.
En el extremo secretor de las células parietales de las gándulas gástricas la concentración
del ion hidrógeno aumenta hasta un millón de veces y después se libera hacia el estómago
junto con iones cloruro para formar ácido clorhídrico.

En los túbulos renales hay células intercaladas especiales en la porción distal de los túbulos
distales y en los conductos colectores, que también transportan iones hidrógeno mediante
transporte activo primario. En este caso se secretan grandes cantidades de iones hidrógeno
desde la sangre hacia la orina con el objetivo de eliminar de los líquidos corporales el
exceso de iones hidrógeno. Los iones hidrógeno se pueden secretar hacia la orina contra un
gradiente de concentración de aproximadamente 900 veces.
La actuación sobre esta bomba de protones es importante en el tratamiento de úlceras, del
reflujo gastroesofágico y otras patologías asociadas a una hipersecreción de jugo gástrico
del sistema digestivo. La acción farmacológica más común en estos casos es la inhibición
de ésta bomba haciendo que se secrete menor cantidad de jugo gástrico.

El omeprazol, lansoprazol, pantoprazol, rabeprazol y esomeprazol son bases débiles que se


unen de forma irreversible a unas proteínas que tiene la bomba, las cisteínas impidiendo de
este modo que actúe.

Las bombas ATPasas de tipo V (vesiculares) se encuentran en la membrana de las vesículas


sinápticas, del complejo de Golgi, los lisosomas, los gránulos densos de plaquetas y de
gránulos cromafines. Se encargan de acidificar el medio interno de estas organelas
intracelulares con las consiguientes funciones en dependencia de la organela sobre la que
actúan y el tipo de célula a la que pertenece esa organela. Son proteínas sumamente
complejas compuestas por varias subunidades, pero en general se compone de dos partes,
una parte integral que se encuentra en la membrana lipídica y otra parte periférica que se
encuentra anclada a la anterior y contiene los sitios de unión del ATP para que se escinda
en ADP y fosfato libre. Estos sitios de unión del ATP están compuestos por 3 subunidades,
cada una tiene capacidad catalítica y rotan alternando la hidrólisis del ATP.

Las bombas ATPasas de tipo F (mitocondriales) se encuentran únicamente en mitocondrias


y en cloroplastos, este ultimo tan sólo en células vegetales. Su estructura es al igual que la
de tipo V, compleja, con una parte integral y otra periférica o Fo y F1 respectivamente en la
que la parte F1 tiene la capacidad catalítica del ATP con 3 subunidades con capacidad de
hidrólisis del ATP que van rotando como en las anteriores. Generalmente son
transportadores de protones.

Por último, las bombas pertenecientes a la superfamilia ABC transportan iones


principalmente aunque también pueden transportar otras moléculas, son como todos los
transportadores muy específicas al sustrato que transportan y están involucradas en
procesos muy variados y de gran importancia como son la captación de nutrientes en el
intestino delgado, la transducción de señales, la secreción de proteínas y la presentación de
antígenos (presencia en células del sistema inmunitario).

Dentro de esta superfamilia, una bomba ATPasa que se ha estudiado en gran medida como
la Glucoproteína G o P-gp la cual se encuentra en las membranas apicales de las células
epiteliales hepáticas, renales e intestinales, también está presente en la barrera
hematoencefálica, placentaria y testicular.
Porción distal de los túbulos distales y en los conductos colectores corticales de
los riñones.

Transporte activo:

Gradientes electroquímicos y el potencial de membrana. Transporte activo primario y


secundario.

Bomba Na+/K+:

El transporte pasivo es una gran estrategia para el movimiento de moléculas dentro o fuera
de una célula. Es barato, es fácil y todo lo que la célula debe hacer es quedarse allí y dejar
que las moléculas se difundan a su interior. Pero... esto no funciona siempre. Por ejemplo,
supongamos que el azúcar glucosa está más concentrado dentro de una célula que fuera. Si
la célula necesita más azúcar para satisfacer sus necesidades metabólicas, ¿cómo puede
lograr que entre ese azúcar?

Aquí, la célula no puede importar glucosa gratis mediante la difusión, porque la tendencia
natural de la glucosa será difundirse hacia afuera en lugar de fluir hacia dentro. La célula
debe traer más moléculas de glucosa mediante transporte activo. En el transporte activo, a
diferencia del pasivo, la célula gasta energía (por ejemplo, en forma de ATP) para mover
una sustancia contra su gradiente de concentración.

*IMPORTANCIA DE LA BOMBA SODIO-POTASIO EN EL CONTROL DEL VOLUMEN


CELULAR

La bomba de Na y K pertenece al transporte activo, es decir, con gasto de


energía, este mecanismo requiere un aporte adicional de energía química aportada por la
célula en forma de ATP, el ATP se acopla momentáneamente a la región hidrogóbica de las
proteínas carrier de la membrana para facilitar el transporte de sustancias en contra de un
Gradiente de Concentración, la reacción momentánea del ATP se conoce como
"ACOPLAMIENTO", esta reacc

ión es reversible, una vez terminada,se libera el grupo fosfato quitado al ATP para su
reconstitución. Saludos
La bomba de sodio y potasio actúa de la siguiente manera:
1: tres iones de sodio (3 Na+) intracelulares se insertan en la proteína transportadora.

2: el ATP aporta un grupo fosfato (Pi) liberándose difosfato de adenosina (ADP). El grupo
fosfato se une a la proteína, hecho que provoca cambios en el canal proteico.

3: esto produce la expulsión de los 3 Na+ fuera de la célula.

4: dos iones de potasio (2 K+) extracelulares se acoplan a la proteína de transporte.

5: el grupo fosfato se libera de la proteína induciendo a los 2 K+ a ingresar a la célula. A


partir de ese momento, comienza una nueva etapa con la expulsión de otros tres iones de
sodio.

La bomba de sodio y potasio controla el volumen de las eucariotas animales al regular el


pasaje del sodio y del potasio. El gradiente generado produce un potencial eléctrico que
aprovechan todas aquellas sustancias que deben atravesar la membrana plasmática en
contra del gradiente de concentración.

A medida que sale sodio de la célula, el líquido extracelular adquiere un mayor potencial
intracelulares. Al haber más iones de sodio y cloruros (Na+ y Cl-) en el medio extracelular,
el agua tiende a salir de la célula por efecto de la ósmosis. De esta manera, la bomba de
sodio y potasio controla el volumen celular.

La bomba de sodio y potasio cumple un rol muy importante en la producción y transmisión


de los impulsos nerviosos y en la contracción de las fibras musculares.
Veamos imágenes que nos ayuden a observar lo que pasa dentro:

-Cuál es la importancia de la bomba sodio – potasio?


Es importante para el control del volumen de todas las células. Sin la función de esta
bomba la mayor parte de las células del cuerpo se hincharían hasta explotar.

*TRANSPORTE ACTIVO PRIMARIO DE CALCIO:


Se encarga de mantener los niveles intracelulares de calcio a un nivel bajo. En algunas
células, como los eritrocitos, está localizada en la membrana celular y su función es
transportar Ca++ fuera de la célula. Sin embargo, en las células musculares, la bomba Ca++
se encuentra en la membrana del retículo sarcoplásmico.

*TRANSPORTE ACTIVO PRIMARIO DE IONES DE HIDRÓGENOS: La


bomba de iones hidrógeno es una bomba también muy importante en el cuerpo. Hay
localizaciones del cuerpo en los que esta bomba ejerce su función principal:

1. Glándulas gástricas del estómago

Porción distal de los túbulos distales y en los conductos colectores corticales de los riñones.

En las glándulas gástricas, las células parietales que están en las capas profundas tienen el
mecanismo activo primario más potente de transporte de iones hidrógeno de todo el cuerpo.
Esta es la base para secretar ácido clorhídrico en las secreciones digestivas del estómago.
En el extremo secretor de las células parietales de las gándulas gástricas la concentración
del ion hidrógeno aumenta hasta un millón de veces y después se libera hacia el estómago
junto con iones cloruro para formar ácido clorhídrico.

A)ENERGÉTICA DE TRANSPORTE ACTIVO: Requiere un aporte de energía por


parte de la célula, ya que se hace en contra del gradiente (concentración o “cuesta arriba”),
la intervención de proteínas de membrana que pueden tener actividad ATPasa.

Se necesitan proteínas portadoras y consumo de energía para transportar moléculas contra


su gradiente de concentración.

Las proteínas que participan en el transporte activo a menudo se llaman bombas, porque así
como una bomba de agua utiliza energía para mover agua contra la fuerza de gravedad, las
proteínas utilizan energía para mover una sustancia contra su gradiente de concentración.