Está en la página 1de 1

Tus profesores no son tus padres: los profesores están ahí para enseñarte

conocimientos y ayudarte a comprenderlos.

No es lo mismo que en la secundaria: cuando salgas de la


secundaria debes hacer borrón y cuenta nueva, y no intentar
comportarte como el hombre grande del campus.

Obtener prácticas remuneradas: Luego de contar con cierto nivel


de conocimientos es sumamente útil realizar alguna práctica
remunerada, lo que sin duda será de gran ayuda para tu carrera,
pero principalmente para tu futuro profesional, dado que las
empresas siempre prefieren contratar a un profesional que cuente
con determinada experiencia.

Aprender a escribir: Puede parecer una tontería, pero ninguna


idea será suficientemente buena sino se logra comunicar el
mensaje de manera correcta. Por eso, es imprescindible aprender
a escribir; un hábito que te servirá por el resto de tu vida.

Ser responsable con tu beca: Si accedes a una beca debes ser


sumamente responsable, si la pierdes posiblemente tu futuro
académico se verá bastante complicado. Siempre debes tener en
claro los requisitos que necesitas en cada asignatura o semestre
para lograr mantenerla.

Siempre asistir a clase

Siempre debes asistir a tus clases, recuerda que tú eres el único


responsable por tu futuro, así que eres el encargo de decidir si
prefieres dormir todo el día o tener éxito en la vida.