Está en la página 1de 3

PRIMERA SESIÓN: RECONOCIMIENTO DE

NECESIDADES
Proyecto:
¿Qué buscamos? Materiales:
Sexualidad y prevención del
embarazo adolescente
Generar un ambiente de 1. Plumones para
Grado:
confianza y recoger pizarra
Primer y segundo grado de
información sobre actitudes 2. Hojas de papel
secundaria
de las y los estudiantes con
Competencias priorizadas:
respecto al tema del
Autovaloración, toma de
proyecto.
decisiones

Revisión de acuerdos:
Tiempo: 10’

En plenaria, se hace una revisión de los acuerdos de convivencia en el aula elaborados por los
propios estudiantes para guiar el trabajo a lo largo de este nuevo proyecto.

Presentación:
Motivación y exploración
Tiempo: 20’

Antes de iniciar la sesión debemos tomar en cuenta que la


sexualidad no es un tema fácil de abordar en la adolescencia, a
pesar de que las y los jóvenes pueden tener muchas dudas y
preocupaciones al respecto, no siempre les es fácil hablar de ello
con naturalidad o de manera espontánea, sobre todo en los
primeros años de la secundaria. Por esa razón el tutor o tutora
debe evitar corregir o dar información muy pronto, lo cual también
se vincula con dar indicaciones o aconsejar.

Lo primero es generar un clima de confianza para que las y los


estudiantes puedan expresar sus dudas e impresiones tal cual las
sienten.

1
Iniciamos la sesión haciendo la siguiente pregunta:

¿Qué idea les motiva la palabra sexualidad?

Les pedimos que cada estudiante escriba su respuesta en una pequeña hoja de papel de
manera anónima. Se les indica que deben evitar que sus compañeros/as vean sus respuestas.

Brindamos unos minutos de tiempo para luego ir recogiéndolas en una bolsa. Se sugiere
recogerlas en orden, a fin de asegurar que todos y todas escriban algo.

Al terminar, se realiza las siguientes preguntas:

¿Qué les pareció el ejercicio?


¿Fue fácil o difícil escribir una respuesta? ¿Por qué?

En este momento, buscamos que nuestros/as estudiantes expresen sus experiencias sobre
cómo conciben la sexualidad.

Concluimos esta parte, manifestando que la sexualidad constituye uno de los fundamentos de la
experiencia humana. “No es algo que tenemos, sino algo que somos” e incluye en forma
integrada tres dimensiones: biológico-reproductiva, socio afectiva y ético-moral.

Desarrollo:
Orientación y recojo de información
Tiempo: 40’

Escribimos lo siguiente en la pizarra:

Biológico-reproductiva

Socio afectiva

Ético-moral

Posterior a ello, se irán leyendo las respuestas obtenidas en el ejercicio anterior y


se clasificarán según lo indicado en los carteles, con la participación de las y los
estudiantes. En esta actividad se debe cuidar que las y los estudiantes expresen al
menos una opinión de cada una de las respuestas señaladas.

2
Al concluir, realizamos las siguientes preguntas:

¿Qué conductas expresan la dimensión bilógico-reproductiva de la


sexualidad? ¿Por qué?

¿Qué conductas expresan la dimensión socio afectiva de la


sexualidad? ¿Por qué?

¿Qué conductas expresan la dimensión ético-moral de la


sexualidad? ¿Por qué?

Escuchamos atentamente sus respuestas.

El tutor o tutora debe tener en cuenta lo siguiente:

 La sexualidad es propia del ser humano y se vivencia desde tres dimensiones: biológico-
reproductiva, socio afectiva y ético-moral
 La dimensión biológico-reproductiva se refiere al conocimiento y funcionamiento del sistema
anatómico y fisiológico que acompaña al desarrollo sexual y que permite elaborar la respuesta
sexual humana.
 La dimensión socio afectiva implica vínculos afectivos y emocionales que se establecen entre las
personas, como parte de la vivencia de la sexualidad, a lo largo de la vida.
 La dimensión ético-moral comprende valores y normas que permiten tomar decisiones en forma
responsable y consensuada, en base a principios éticos.

Cierre:
Tiempo: 20’
A partir de la dinámica establecida, se invita a las y los estudiantes a escribir de manera
anónima una o dos preguntas en torno a las dimensiones de la sexualidad que les
hayan suscitado interés o curiosidad. Se depositan nuevamente en una bolsa y el tutor o
tutora pasa a leer algunas de ellas. El objetivo de esta actividad es orientar estas
preguntas a construir un proyecto, es decir, no se trata de responderlas, sino de
incentivar a las y los estudiantes a explorar más al respecto; en ese sentido, también se
les puede motivar a compartir esas inquietudes con sus padres, madres u otros adultos
significativos para que la siguiente reunión hayan pensado más acerca del tema.

Como tutores y tutoras, debemos estar atentos a las dinámicas individuales y grupales
que surjan en el aula, así, esta primera reunión nos servirá para saber qué actitudes
toman las y los estudiantes sobre el tema de la sexualidad, lo cual nos permitirá también
ver a quién acompañamos de manera más personalizada.