Está en la página 1de 9

JUZGADO DE LO PENAL Nº 27

DE BARCELONA

Procedimiento Abreviado nº 419/2018


(D.P. nº 1.648/2017 del Juzgado de Instrucción nº 2 de L’Hospitalet de
Llobregat)

SENTENCIA Nº

Barcelona, a 8 de abril de 2019

EN NOMBRE DEL REY

D. Guillermo Benlloch Petit, Magistrado Juez del Juzgado de lo Penal núm. 27


de Barcelona ha visto en juicio oral y público los autos del Procedimiento
Abreviado núm. 419/2018, dimanante de las Diligencias Previas núm. 1.648/2017
seguidas en el Juzgado de Instrucción núm. 2 de L’Hospitalet de Llobregat,
habiendo intervenido como partes el Ministerio Fiscal; la acusadora particular
doña xxxx, representada por el Procurador de los Tribunales don Fernando
Bertrán Santamaría y asistida por el Letrado don José María Piedad Aunión; y el
acusado don Albert C. O., representado por el Procurador de los Tribunales don
Carlos Turrado Martín-Mora y defendido por el Letrado don David Peña i
Nofuentes.

ANTECEDENTES

PRIMERO.- El día 18 de marzo de 2019 se celebró el juicio oral para el


enjuiciamiento de los hechos objeto del presente procedimiento. Al término de la
prueba el Ministerio Fiscal y la acusación particular han elevado a definitivas sus
respectivas conclusiones provisionales, las cuales constan debidamente
documentadas en la causa.

SEGUNDO.- Evacuando idéntico trámite la defensa del acusado ha modificado


sus conclusiones provisionales en los siguientes términos:

En su conclusión primera, en el sentido de añadir un párrafo del siguiente


tenor literal: “Antes de la celebración del juicio oral don Alber C. O. ha ingresado la
cantidad de 1.174 euros en la cuenta de depósitos y consignaciones del Juzgado
para su entrega inmediata a doña xxxx”.
En su conclusión cuarta, en el sentido de interesar que se aprecie la
concurrencia de la circunstancia atenuante de reparación del daño, como
circunstancia atenuante simple o analógica; y en el sentido de interesar que se
aprecie la concurrencia de la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas,
como circunstancia simple o analógica.

En su conclusión quinta, en el sentido de interesar, de forma alternativa, que


su defendido se le aplique la pena inferior en uno o dos grados a la prevista por la
Ley para el delito de estafa.

Y, en sede de responsabilidad civil, en el sentido de interesar que se difiera


para la fase de ejecución de sentencia la determinación del importe a abonar por el
acusado en concepto de responsabilidad civil.

En todo lo demás esta defensa ha elevado a definitivas sus conclusiones


provisionales, las cuales obran debidamente documentadas en la causa.

TERCERO.- En la sustanciación del presente procedimiento se han observado


todas las prescripciones legales.

HECHOS PROBADOS

Se declara probado que en fecha no determinada del año 2017 el acusado


don ALBERT C. O., mayor de edad en cuanto nacido el día xxx 1982, con D.N.I. núm.
xxxxx y con antecedentes penales no computables en la presente causa a efectos de
reincidencia, y doña xxxxxx, mayor de edad en cuanto nacida el día xxxx 1978,
contactaron a través del sitio web de citas POF (“Plenty of Fish”) o de la aplicación
informática POF asociada a dicha comunidad de citas y con idéntica funcionalidad
(contactar con otras personas para, en su caso, concertar una posible cita).

Tras intercambiar diversos mensajes a través de las redes sociales o de


aplicaciones de mensajería durante algunas semanas, el acusado y doña xxxxx
tuvieron una primera cita en persona el día 15 de abril de 2017.

A partir de esa fecha y durante los días siguientes el acusado y doña xxxxx
quedaron en sucesivas ocasiones y acudieron juntos a restaurantes, terrazas,
hoteles y tiendas de ropa.

Asimismo la Sra. xxxx invitó en diversas ocasiones al acusado a pasar la


noche en su domicilio y consintió en que este permaneciera a solas en su domicilio
en su ausencia.
En esa primera cita y en los referidos encuentros y planes conjuntos que la
siguieron doña xxxx y el acusado se efectuaron consumos y compras cuyo importe
total ascendió a varios miles de euros.

Doña xxxxx fue quien asumió el pago de dichos gastos y compras.

En fecha 18 de abril de 2017 el acusado y doña xxxxx, a iniciativa del primero,


firmaron un documento privado del siguiente tenor literal (se destaca en cursiva el
texto manuscrito, siendo que el resto del texto aparecía en letra impresa):

“MODELO DE PRÉSTAMOS ENTRE PARTICULARES

En BCN (localidad) a 18 (día) de Abril (mes) de 2017 (año)

De una parte D. ALBERT C. O. xxxxx mayor de edad, con domicilio en ………,

Y, de otra, D. xxxxx, con domicilio en ……. con NIF xxxx

Ambas partes intervienen en su propio nombre y derecho.

Con la capacidad y legitimación para contratar que recíprocamente se


reconocen, los comparecientes han convenido otorgar contra de PRÉSTAMO SIN //
CON INTERESES, con arreglo a las siguientes

CLÁUSULAS

Primera.- D. xxxxx (nombre de quien presta el dinero, prestamista) ha


entregado con anterioridad a este acto en concepto de préstamo a D. ALBERT C. O.
(nombre de quien toma el dinero prestado, prestatario), que reconoce haberlo
recibido, un capital de 7000 € a nivel particular.

Segunda.- El imoporte del prestamo se devolvera en el plazo del mismo mes


de abril del 2017

Y en prueba de conformidad los otorgantes firman por duplicado el presente


contrato en el lugar y fecha indicados en el encabezamiento.

(firma del prestamista) (firma”

En fecha 19 de abril de 2017 doña xxxxx efectuó una transferencia por


importe de 1.674 euros desde su cuenta bancaria núm. ……… a una cuenta bancaria
de la que era titular el acusado.

El acusado desde su primera cita manifestó a la Sra. Xxxx que trabajaba en


una empresa familiar de domótica, por lo que tenía que hacer frecuentes viajes de
negocios, e hizo alusión a que su padre tenía una casa y un barco en Mallorca.

Asimismo, en alguna de esas primeras citas, el acusado afirmó que no tenía


en su poder su documentación pues ésta se había quedado en su americana, en
casa de su madre en Andorra, por lo que no podía efectuar pagos ni sacar dinero.

No ha resultado acreditado que doña xxxxx efectuara todos o algunos de los


indicados pagos como consecuencia de algún concreto engaño atribuible al
acusado ni tampoco que la referida transferencia bancaria obedeciera a alguna
concreta manifestación engañosa que provocara en la Sra. xxxx algún tipo de error
que la determinara a efectuar dicho desplazamiento patrimonial.

No ha resultado tampoco probado que el acusado, los días 16 de abril y 19 de


abril de 2017, abonara una factura de Orange por importe de 262,76 euros y el
precio de un dispositivo electrónico de la marca Apple por importe de 1.188 euros
mediante la utilización fraudulenta y no autorizada de los tarjeta bancaria de la Sra.
xxxx.

En fecha 4 de marzo de 2019 el acusado ingresó en la cuenta de depósitos y


consignaciones de este Juzgado la cantidad de 800 euros. En fecha 5 de marzo de
2019 la representación del acusado presentó a este Juzgado escrito indicando que
dicha cantidad ingresada podía ser ya entregada a la parte acusadora particular.

En fecha 15 de marzo de 2019 el acusado ingresó en esta misma cuenta de


depósitos y consignaciones la cantidad de 374 euros, habiéndose indicado
asimismo por el Letrado del acusado que dicho ingreso se efectuaba asimismo para
que fuera puesto a disposición de doña xxxxxx.

A la vista de la voluntad expresada por el consignante el día 5 de marzo de


2018 se entregó a doña xxxxx mandamiento de pago a su favor por el importe de
800 euros ingresado y el día 18 de marzo se libró a la Sra. xxxxx nuevo
mandamiento de pago a su favor por importe de 374 euros.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Valoración de la prueba

Los hechos consignados en el factum han resultado acreditados a partir de las


pruebas practicadas en el acto del juicio, las cuales han podido ser valoradas
críticamente con arreglo a los principios de oralidad, contradicción, concentración
y publicidad:
I.- Los hechos que se describen en el relato de hechos probados desde su
inicio hasta el párrafo en que se indica que el día 19 de abril de 2017 doña xxxxx
efectuó una transferencia por importe de 1.674 euros a favor del acusado son
hechos incontrovertidos que han resultado acreditados tanto por las declaraciones
prestadas por el acusado como por la declaración testifical prestada por doña
xxxxx y por la prueba documental consistente en los extractos bancarios obrantes
a los folios 12 a 13 y 49 a 53 de la causa y en el documento privado que obra por
copia al folio 14 de las actuaciones.

II.- Que el acusado efectuó los días 4 y 15 de marzo de 2019 sendos ingresos
en la cuenta de depósitos y consignaciones de este Juzgado por importes
respectivos de 800 y 374 euros para su entrega inmediata e incondicionada a doña
xxxxx y que se han librado sendos mandamientos de pago a favor de la Sra. xxx por
las indicadas cantidades son hechos que han resultado acreditados a partir de los
justificantes de ingresos y de los justificantes de recepción de los mandamientos de
pago que obran unidos a la causa.

III.- Que el acusado, desde su primera cita, manifestó a la Sra. xxxx que
trabajaba en una empresa familiar de domótica, por lo que tenía que hacer
frecuentes viajes de negocios, e hizo alusión a que su padre tenía una casa y un
barco en Mallorca y que, en alguna de esas primeras citas, el acusado afirmó que no
tenía en su poder su documentación pues ésta se había quedado en su americana
(americana que él se había dejado en casa de su madre en Andorra) por lo que no
podía efectuar pagos ni sacar dinero son hechos que han resultado acreditados por
la prueba testifical consistente en la declaración prestada por doña xxxxx cuyas
manifestaciones en este punto aparecen corroboradas por la prueba documental
consistente en la impresión del historial de mensajes de texto intercambiados
entre el acusado y la Sra. xxxx a través de la aplicación de mensajería whatsapp que
obra a los folios 58 a 82 de las actuaciones (en concreto, al folio 61, cuando a las
8:30 horas el comunicante identificado como Alberto manifiesta: “Ya camino
airport… otra vez con provisional… a ver qur pasa”; a las 15:15 horas doña xxxx
preguntó: “Ya acabast con clientes?”, al folio 62, a las 15:16 horas: el identificado
como Alberto escribe: “Avion. Firma… y a casa”; al folio 63, a las 10:05 del día 22
de abril de 2017 doña xxxx pregunta al acusado: “Ya conseguist tu cartera?”; al
folio 68, a las 12:54 horas, Alberto escribe: “Panama mañana a las 19”; a las 18:03
Alberto escribe: “(…) yo no paso tus emails a mis oficinas”.; al folio 69, a la
pregunta formulada a las 14:51 del día 24 de abril de 2017 por doña xxxxx (Tnes
casa n Suiza??), Alberto contesta: “Si. Ya te lo dije. Bueno yo mo. No. Mi padre. Todo
mi padre”).

IV.- No cabe, sin embargo, declarar probado que doña xxxx efectuara todos o
algunos de los indicados pagos como consecuencia de algún concreto engaño
atribuible al acusado ni tampoco que la referida transferencia bancaria obedeciera
a alguna concreta manifestación engañosa que provocara en la Sra. xxxx algún tipo
de error que la determinara a efectuar dicho desplazamiento patrimonial y ello por
los motivos que siguen:

Durante su declaración en el juicio oral la inicial denunciante y ahora


acusadora particular, tras dejar claro que el acusado y ella no mantuvieron una
relación sentimental y que únicamente intimaron, ha narrado que el acusado se
presentó como una persona con estabilidad económica, que trabajaba en una
empresa familiar de domótica y que alardeaba de nivel de vida, acostumbrado a
viajar y a hospedarse en hoteles de lujo, con una casa en la Bonanova, y asimismo
que le contó que su padre tenía una casa en Mallorca y le enseño fotos del barco de
su padre.

Asimismo ha manifestado que ya en su primera cita, que tuvo lugar un


viernes, el acusado le dijo que no disponía de efectivo porque se había dejado la
cartera en un chaqueta en casa de su madre en Andorra, por lo que le ofreció
quedar otro día si no se fiaba o, si le apetecía a la Sra. xxxx, que fuera pagando ella
y adelantando el dinero.

La Sra. xxxx, siempre según su versión, accedió a ir pagando y a ir sacando


pequeñas cantidades de dinero y a entregarlas al acusado mientras éste le
aseguraba que ya había ordenado diversos transferencias de dinero en
compensación con los gastos y reintegros que iba efectuando la Sra. xxxx y, en
prueba de ello, le fue ensañando en su teléfono móvil sucesivos “pantallazos” en
los que se veían supuestas transferencias bancarias efectuadas por el acusado.

En los sucesivos días –siempre según la explicación ofrecida por esta testigo
en el plenario– el acusado continuó la misma mecánica y las cantidades fueron
aumentando pues ambos acudieron a restaurantes de lujo, sitios caros y hoteles,
siempre pagando ella o el acusado con el dinero previamente entregado por la Sra.
xxxx.

Pues bien, no puede dejar de ponerse de relieve que este relato ofrecido en la
vista oral contrasta con la versión dada por la acusada tanto en su denuncia inicial
efectuada en sede policial como en su posterior declaración prestada ante el
Juzgado de Instrucción:

En aquella primera denuncia policial la Sra. xxxx manifestó que conoció al


acusado a través de una red social y mantuvo contacto durante unos meses,
aproximadamente desde el 15 de abril de 2017 hasta el 16 de mayo de 2017; que
al cabo de un tiempo esta persona le pidió dinero ya que estaba pasando una
situación puntual difícil, y que ella accedió a ayudarlo y fue haciéndole
transferencias puntual hasta llegar a los 7.000 euros; añadiendo algo más abajo
que la cuenta bancaria a la que ella hizo las transferencias es la cuenta ……..

Posteriormente en su declaración instructora de fecha 18 de septiembre de


2017 la Sra. xxxx, tras hacer constar que se afirmaba y ratificada en el contenido de
la denuncia presentada y que es verdad todo lo que en ella dijo, introdujo no pocas
variaciones: así, en esta segunda declaración manifestó que de los 7000 euros
objeto del préstamo firmado 1600 euros correspondían a una única transferencia
que le hizo al Sr. C. y el resto hasta 7000 euros a cantidades en metálico que le fue
dando antes de la firma del contrato; y precisó que no es cierto que el Sr. C. le
hubiera manifestado que tenía un problema económico sino que tenía un problema
puntual consistente en que estaba a la espera de que su madre le devolviera su
documentación.

Asimismo en esta segunda declaración aseguró en varios momentos que ella


y el acusado mantuvieron una relación sentimental.

A la vista de las evidentes contradicciones existentes entre los sucesivos


relatos de la Sra. xxxx y, en particular, en sus explicaciones sobre qué es lo que la
llevó a asumir los reconocidos pagos y a efectuar la transferencia bancaria por
importe de 1.674 euros a favor del acusado no cabe dar por probado que la Sra.
xxxx efectuó tales disposiciones económicas como consecuencia de un error
causado por el acusado mediante engaño.

En este punto necesariamente debe destacar que la Sra. xxxx, al ser


preguntada en el juicio oral sobre por qué se fio del acusado y aceptó correr con
los gastos de ambos, ha manifestado que al principio no le importó “porque estaba
conociendo a una persona y quería pasárselo bien” añadiendo más tarde que
“cuando ya no es gasto mío para pasarlo bien, ya no me parece normal”.

V.- No cabe tampoco declarar probado que el acusado, los días 16 de abril y
19 de abril de 2017, abonara una factura de Orange por importe de 262,76 euros y
el precio de un dispositivo electrónico de la marca Apple por importe de 1.188
euros mediante la utilización fraudulenta y no autorizada de los tarjeta bancaria de
la Sra. xxxx y ello por cuanto si bien el acusado ha reconocido que efectivamente
dichas cantidades se corresponden a gastos de los que él fue beneficiario, ha
negado que los mismos se hicieran de forma fraudulenta y a espaldas de la Sra.
xxxx y ha afirmado que fue la Sra. xxxxx quien se ofreció, a modo de liberalidad, a
atender dichos pagos.

En apoyo de esta afirmación del acusado depone el contenido del referido


historial de mensajes de whatsapp antes aludido pues precisamente el día 19 de
abril de 2017, al folio 58 de la causa, constan los siguientes mensajes:

“ Alberto: El ordenador voy mañana


Alberto: Abren a las 7:30
Alberto: Asi q me da tiempo
xxxx: Eso t iba a preguntar
Alberto: Tp ya tenia que tocarlo hoy…
xxxx: Necesidad ninguna imagino
xxxx: Supongo q curiosidad
Alberto: De trabajo de hoy me refiero…si…verlo, manipularlo
xxxx: Ya tndras tmpo…
xxxx: Impaciente”

El contenido de estos mensajes parece evidenciar que el acusado está


impaciente por adquirir y utilizar un ordenador recién adquirido o a punto de ser
adquirido, lo que confirmaría la versión del acusado según la cual la Sra. xxxx no
fue ajena a dicha adquisición y hace creíble su versión según la cual fue ella quien
lo pagó.

SEGUNDO.- Calificación típica

Los hechos que han resultado acreditados en relación al acusado carecen de


relevancia penalmente típica y no pueden ser subsumidos en el delito de estafa y
en el delito continuado de estafa por el que se ha formulado acusación, por lo que
procede dictar una sentencia absolutoria a su favor, con todos los
pronunciamientos favorables.

TERCERO.- Costas

Conforme al artículo 240 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal no procede


imponer nunca las costas a los acusados que fueren absueltos.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente


aplicación,

FALLO

QUE DEBO ABSOLVER Y ABSUELVO LIBREMENTE a don ALBERT C. O. de


los delitos de estafa de los que ha sido acusado en esta instancia, con todos los
pronunciamientos favorables inherentes a dicho fallo absolutorio.

Se declaran de oficio las costas procesales causadas en esta instancia.

Así por esta mi sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.

Esta resolución no es firme y, frente a ella, cabe interponer recurso de


apelación que deberá formularse ante este Juzgado en el plazo de diez días a contar
desde la notificación de la presente sentencia.
PUBLICACIÓN.- Leída y publicada ha sido la anterior sentencia en el día de su
fecha por el Iltmo. Sr. D. Guillermo Benlloch Petit, Magistrado Juez del Juzgado de
lo Penal núm. 27 de Barcelona, celebrando audiencia pública. Doy fe.