Está en la página 1de 4

Construcción de Letrinas de emergencias tipo trincheras

En el caso de áreas densamente pobladas o en campamentos de emergencia en los que el uso de los sistemas normales de evacuación y/o disposición de excretas se presuma estará interrumpido por varios días deberá considerarse la construcción de letrinas de emergencia tipo trincheras, separadas para hombres y mujeres. Para la construcción de dichas letrinas se deben considerar las siguientes condiciones:

- Construir una zanja de 60 cm de ancho con una profundidad de 2 metros, su longitud

dependerá del número de usuarios, estimándose adecuado 2,7 metros de trinchera por cada 100 usuarios. Sobre el pozo se instala una plataforma de madera o concreto con orificios centrales, con manilla de sujeción para acuclillarse o con asiento (cajón) cuando ello sea posible.

- La zanja debe estar ubicada lejos de los cursos superficiales de agua y estando lejos

de bajadas naturales de aguas lluvia. Se debe procurar construir la letrina sanitaria alejada de fuentes de agua utilizadas para el consumo humano. Cuando existan pozos

de agua subterránea su fondo estará al menos a 1.5 metros por encima del nivel de la napa freática en zonas.

- El material extraído durante la construcción de la trinchera se acopiará a un costado de ella, debiéndose mantener en el sitio las palas utilizadas en la excavación.

- Se deben cubrir las heces con tierra cada vez que se use la letrina.

- Dos veces al día, se debe verificar el cubrimiento adecuado, única medida eficaz en el control de olores y moscas. Para esto hay que designar en el área o campamento 1

o 2 personas que se hagan cargo.

- El aislamiento visual de las trincheras puede lograrse con cercos de arbustos, cortinas de lona, cercos de madera o planchas metálicas.

- Cuando la trinchera se ha llenado hasta 30 cm por debajo del nivel natural del

terreno, debe cubrirse con tierra apisonada, debiéndose construir una nueva trinchera.

- La construcción de trincheras podrá ser encomendada a la población previa instrucción al respecto por la Autoridad Sanitaria o personal calificado (Ej. ONEMI, Militares u otro).

- Se debe señalizar su ubicación y los usuarios deben ser instruidos sobre la correcta

utilización. Es necesario mantener estrecha vigilancia y limpieza sobre estas unidades,

siendo conveniente proveer de agua de fácil acceso para facilitar su limpieza.

- Se debe evitar el ingreso involuntario o descuidado de personas y su utilización por parte de los niños deberá hacerse siempre bajo la supervisión de un adulto.

Paso 1 Excavación de zanja.

Paso 1 Excavación de zanja. Paso 2 Construcción de plataforma. Paso 3 Plataforma construida con orificios

Paso 2 Construcción de plataforma.

1 Excavación de zanja. Paso 2 Construcción de plataforma. Paso 3 Plataforma construida con orificios centrales.

Paso 3 Plataforma construida con orificios centrales.

Paso 3 Plataforma construida con orificios centrales. Paso 4 Vista superior de la plataforma terminada. Paso

Paso 4 Vista superior de la plataforma terminada.

centrales. Paso 4 Vista superior de la plataforma terminada. Paso 5 Estructura soportante de techo y

Paso 5 Estructura soportante de techo y aislamiento viasual.

Paso 6 Aislamiento visual. Paso 7 Instalación de techo y letrina construida.

Paso 6 Aislamiento visual.

Paso 6 Aislamiento visual. Paso 7 Instalación de techo y letrina construida.

Paso 7 Instalación de techo y letrina construida.

Paso 6 Aislamiento visual. Paso 7 Instalación de techo y letrina construida.

Construcción de Letrinas de emergencias individuales

La letrina de pozo es otra alternativa útil y rápida cuando se disponga de máquinas para la excavación de pozos y el subsuelo no sea rocoso. La letrina de pozo resulta una solución adecuada cuando el terreno es fácil de excavar, pudiéndose habilitar una letrina por cada familia o grupo de familias albergado en carpas o viviendas de emergencias.

- Consiste en un pozo de 3 metros de profundidad y alrededor de 50 cm de diámetro

reforzado con estructura de madera en los costados del pozo. Sobre el pozo se instala

una plataforma de madera o concreto con un orificio central, con manilla de sujeción para acuclillarse o con asiento (cajón) cuando ello sea posible.

- El número de pozos se determinará sobre la base de 1 pozo por cada 20 personas.

- Al igual que en el caso de las trincheras, el uso de las letrinas de pozo por parte de los niños debe hacerse bajo la supervisión de un adulto.

- Toda letrina estará ubicada a más de 30 metros de toda fuente de agua y su fondo

estará al menos a 1.5 metros por encima del nivel de la napa freática cuando existan

pozos de extracción de aguas subterráneas en el sector.

- Se deben cubrir las heces con tierra cada vez que se use la letrina, única medida eficaz en el control de olores y moscas.

- Cuando la trinchera se ha llenado hasta 30 cm por debajo del nivel natural del

terreno, debe cubrirse con tierra apisonada, debiéndose construir una nueva trinchera.