Está en la página 1de 5

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN


UNIVERSITARIA, CIENCIA Y TECNOLOGÍA
UNIVERSIDAD POLITÉCNICA TERRITORIAL DE YARACUY
“ARÍSTIDES BASTIDAS”
INDEPENDENCIA ESTADO YARACUY

Autora:

 T.S.U PIÑEROS KIMBERLYN C.I 23574091

SECCIÓN: 123504

PNF EN AGROALIMENTACIÓN -PROSECUCIÓN

INDEPENDENCIA, ENERO, 2019


ECORREGION DEPRESION LAGO DE MARACAIBO

Está situada en el noroeste del país, entre la Cordillera de los Andes y la


Sierra de Perijá. Abarca una extensión aproximada de 70.000 kilómetros
cuadrados, incluyendo el lago. En ella se localiza Maracaibo, la ciudad más
importante del país desde el punto de vista demográfico, después de Caracas y
Cabimas, en la costa oriental del lago.

La depresión del Lago de Maracaibo es una fosa tectónica desde el punto


de vista estructural, la cual se hunde paulatinamente mientras se elevan la
Cordillera de los Andes y la Sierra de Perijá.

Esta cuenca estuvo durante millones de años cubierta por aguas de poca
profundidad, donde se depositaron sedimentos y restos orgánicos que
formaron estratos de gran espesor y que son los responsables de la
existencia de petróleo y gas natural en el subsuelo de la depresión.

Þ Potencialidades agroecológicas

Constituye una región rica en alternativas económicas, dentro de las que se


incluye la producción petrolera (la principal actividad económica nacional y
regional), la producción de gas, la petroquímica y la explotación del carbón, pero
también por el desarrollo de otras actividades económicas tales como la
agricultura, el comercio, la artesanía y la industria.

 Sector Agropecuario

Las actividades agropecuarias se practican de manera considerable en la


parte central y meridional de la depresión.

Se destacan el cultivo del plátano, el de caña de azúcar y la cría de


vacunos, la cual favorece la industria láctea.

Es uno de los principales productores en materia agropecuaria de leche,


carne, quesos, caña de azúcar, coco, etc. La actividad comercial muestra un gran
dinamismo, sobre todo en centros como Maracaibo, Cabimas, y lagunillas que
son, los que tienen mayor actividad y concentran el mayor porcentaje de
población.
Þ Problemas Socio Ambientales

1. Problemas de contaminación de los suelos,


Las áreas de Zona de Perijá, zona sur de la depresión de Lago de
Maracaibo.
2. contaminación del aire
 La ciudad de Maracaibo y su área de influencia inmediata.
 Por las emisiones atmosféricas de la actividad petrolera

3. El Problema del Manejo de Aguas

Adicionalmente, la industria petrolera deposita sus desechos industriales en


cuerpos de agua, como el lago de Maracaibo, contaminando también el agua
dulce.

Principal contaminación proviene de la extracción y transporte del petróleo.

Desagües municipales e industrias (en especial las petroquímicas)


contribuyen a la contaminación del lago.

Solo un tercio de las industrias contaminantes poseen equipos de


tratamiento de desechos.
4- Mala disposición de residuos y desechos sólidos en las cuencas y
subcuentas

El Chama, el Motatán, el Escalante y la Santa Ana, la pluviosidad


abundante y el gran cauce de los ríos. Estos ríos presentan meandros y se
desbordan al aumentar su caudal, provocando grandes inundaciones todos los
años.

3- LIMITACIONES SOCIALES Y FISICAS PARA EL ABASTECIMIENTO


AGROALIMENTARIO EN LA ECORREGION

El principal de ellos es el crecimiento demográfico, lo que estaba constituido por


poblaciones parcialmente rurales y productoras de rubros alimenticios, para la presente fecha se
han conformado ciudades que no crecen verticalmente sino horizontalmente comprometiendo las
conformaciones montunas poco intervenidas de este sistema

Los principales aspectos que han frenado el desarrollo agrícola zuliano son, entre
otros, los siguientes:

a) Escasez y capacitación de la mano de obra: Las grandes urbes, gracias al


florecimiento de la industria petrolera han obrado como un polo de atracción para los
campesinos en busca de un mejor sistema de vida. Las condiciones de vida del hombre
del campo son aparentemente inferiores a las de la ciudad y, por otra parte, las pocas
ganancias, producto de la baja productividad de sus cosechas, no son comparables al
atractivo de un sueldo de obrero en las áreas urbanas.

b) Insuficiente investigación agrícola aplicada: Para poder aumentar la productividad


de la agricultura es necesario utilizar semillas mejoradas, sistemas y épocas de siembra
adecuada, fertilizante y control fitosanitario oportuno. Pero estas prácticas deben
ensayarse en las diferentes zonas mediante experimentación que demuestre la
efectividad de tales prácticas con las variantes locales, para luego ser extendidas y
difundidas a todos los agricultores. Sin embargo, los sistemas de siembra actuales no han
variado casi nada, ya que no siempre la investigación que se realiza concuerda con las
necesidades que se deben resolver.

c) Insuficiente asistencia técnica: En la mayoría de los casos los resultados de las


investigaciones no llegan a conocimiento de los agricultores por falta de un medio de
comunicación entre estos y los investigadores, por fallas de la labor de extensión agrícola.
Por otra parte, la expansión de nuevos cultivos que pueden desarrollarse en la región no
se ha podido realizar por la falta de programas dedicados a identificarlos técnicamente y
difundirlos.

d) Falta de crédito ágil y oportuno: Para producir a niveles óptimos es necesario utilizar
una serie de insumos que el agricultor solo puede emplear si cuenta con un
financiamiento adecuado y oportuno, a un interés razonable. Actualmente, en la región,
los bancos nacionales encargados de financiar los créditos agrícolas no han logrado la
agilidad necesaria para el éxito de la actividad agrícola. En general, los mecanismos
crediticios son rudimentarios y poco funcionales, y además parecen estar reñidos con las
exigencias operativas y estacionales del sector, o sea que muestran fallas de diseño y de
aplicación.

e) Deficiente comercialización de los productos agrícolas: No es suficiente que el


agricultor produzca a niveles óptimos; es necesario también que coloque el producto en el
mercado a precios razonables y en un plazo de tiempo oportuno para impedir el deterioro
del producto. El agricultor zuliano es generalmente víctima de los intermediarios que lo
comprometen con préstamos, asegurándose de esta forma el producto a un precio muy
por debajo del estipulado legalmente. Otras veces se observa que ciertos productos
obtenidos por el agricultor, que escasean en el mercado nacional y que se suplen con
importaciones, no llegan a colocarse en el mercado por falta de canales de
comercialización adecuados y de deficiencias infraestructurales, como terminales de
mercadeo y almacenamiento.

f) Tenencia de la tierra: La agricultura en el Estado Zulia ha venido disminuyendo


progresivamente en superficie sembrada. Esto es consecuencia de la absorción de tierras
por parte de los ganaderos a expensas de pequeños agricultores, que al abandonar el
campo venden a precios subestimados. Las tierras de vocación agrícola se están
dedicando a la explotación ganadera en una forma casi intensiva, cuando su
productividad podría ser mayor si se las dedicara a la agricultura racional. Por otra parte,
muchos agricultores, por falta de tierras adecuadas, se ven obligados prácticamente a
sembrar en suelos que no tienen ni siquiera vocación pecuaria, dando origen a problemas
de degradación de suelos.

g) Falta de zonificación agrícola: La inexistencia de zonificación agrícola ocasiona una


anarquía en cuanto a la distribución de los cultivos. A veces se siembra en zonas no
aconsejables por la presencia adversa de factores climatológicos que condicionan y
disminuyen las posibilidades de éxitos de los cultivos.

h) Falta de proyectos específicos de desarrollo agrícola: En el Estado Zulia no se han


ejecutado proyectos específicos de desarrollo agrícola que impulsen en una forma
organizada la agricultura. Esto en parte es debido a que la atención de los gobernantes se
ha dirigido más hacia el sector pecuario, que actualmente constituye la actividad de
primera importancia en la región.

i) Ausencia de sistemas de riego: En el Zulia no existe por el momento ningún sistema


de riego, lo que coloca a la agricultura, que de por si es más vulnerable a los veranos, a
merced de las variaciones estacionales.