Está en la página 1de 8
=m © Aeon: rea Uke KoLe Nes tT Educacion y pueblo gitano x < > SECIACION DE ENSERANTES ‘CON GITANOE Educacién Intercultural y Pueblo Gitano omencemos por resaitar lo obvio: 1a escuela intercultural que queremas para el pueblo gitano e: también la escuela ue queremos para todas y todas. Una escuela intercultural, inclusiva, piblica, Iaica, iqualitayia y coeducativaes la escuela mejor la que deseamos para toda nuestra sociedad. Es tam. bidn la que merece la comunidad gitana neste articulo repasaremas brevementa,en primer lugar, cimo algunas de las caractersticas generale: de la educacén inter cuitural Ia hacen especialmente necesaria para trabajar con el pueblo gitano. En una segunda parte, deztacaremod divers: consideraciones que se refieren, especiicamente, ala escolari- zacién del alurmnade gitane y 2 infivancia qua ia tendo en este proceso uns escuela intercultural e inclusive Conviene destacar antes de empezar que ambos aspectas tie- nen mucho que ver entre si. Porque elyalargo camino dela edu cacién intercultural en Espafia sitia sus comiencos, justamente, en la excolarizacién generalizada dela comunidad gitana, por la década de loz 80 del siglo pasado. Y fue la refiexién sobre la diferencia cultural gitana que debia conciderarce en la educacién instimucionalizada la que dio lugar a los zeminarios, grupos de trabajo y publicaciones que utlizaron, por primera ves el término intercutural para adjetivar sus propustas. Desde entonces han pasado ya mds de wer décadasyy han creck docuantitativa y cualitativamente las debates: [a consideraciin cultural del fendmeno migratoria, la diverstad sociocultural espafiala los fendmenes de homogeneizacién cultural. la sur jn de terminologia que diferenciara los enfoques de lor afles, paradbjicamante, la comunida a perdido presencia en al debate taérco yal tiempo, también ha decrecido su eve relative en propuestar practica: (experiencias, materiales curiculares, unidades didcticas_} Ahora bien, hoy, con mayory major perspectiva, pademos cons Tatar qué species ayudaron a conformar y caracterzar una ropuesta educativa intercultural para todos lor alunos y jalumnas y cudies han ayudade, en particular, al pueblo gitana, Xavier Lluch Aauly ahora nadie cuca ya de que ia e=cuela dal siglo XI debe aftacr un nuevo objet as propos: educa para vivir en sacedades plurals, diversas, multeuiurales. No se discute ya, al menos retfricamente, la necesidad de reconocer la diversi. dad cultural yde prequntarse por el modo en que ésta debe ser wratada decd una perspeciva educa Ahora bien, si todo el munda habla de multicuturalad (y bo hace desde posiciones ideolégicas y politicas diversas, incuso ‘amtagGnicas), no e: posible que todo el mundo hable de fo mis- mo. 0, al menos, que todo el mundo pretenda el mismo proyec- tw social y educative para el watamiento de la diversidad cultu- ral. Por lo tanto, conviene apresurarse a analiza {y denunciar en a case) el enfoque idealégico desde el cual se realizan las Aone de tmstirae: cn Gtores/ Revise 31 a Edacoci ntrcaltral y Plo Gitano propuestas, no sea que, bajo Ia rettrica politicamente comecta dl diccurso, se escondan les modelos asimiladares de toda la Vida (Hannoun, 1992). Peso es que ni'siquiera estamos de aeuerdo en is consideracién (que merece tal diversidad cultural. Son muchas lo: que, abier- ‘tamente @ de manera encubierta, respadan la tesis de que la diversidad cultural, la multiculturalidad, © pesjudical, motivo de conflict, amenaza para la cohesiGn social. Soflalemos pues un primer punta de partida: no sélo mo hay consenso con respecto a la interculturalidad (en tanto que pro- yerto social y politica) sino que tampoco hay acuerdo en.cuanto ala de la muiticuituralidad (en tanto que caracte- riatica de nuestra: cociedades). Nuestras sociedades son multiculturales, cert. Pero tamibién Joes que nunca fueron tan iguales. Nunca en Ia historia hubo tal cartidad de productos cuiturales que, atravesando toda: las fronteras del planeta, establecieran precios modas de diver- ‘re, de vest, de comprar, de relacionarse, exo es, eatles de Vida, cultura. El debate dels globalizacién, ademas de su mani- fiesta dimensin econémica, pone en evidencia cmo nuestras, Sociedade: se ven afectadas por parecida: influencias de prés- tamo e interaccién cultural y coma a menudo estas devienen procesos de uniformizacin cultural (Berger, 2002; Gimeno, 2002: Giroux y McClaren, 1998; Wamier, 2007: Verdi, 2003). Este e un procesp que afecta a todos los grupos culturales pre- sentes en un contaxto social peo, de manera peculiar, 2 los ‘grupos minoritario: ye minorizados. Para el caro dela-cammuni- dad oitans corwiene tenerio especiaimente en cuenta ya que, 3 menudo, los proceces de cambio cultural que ha protaganizado no se derivan necesariamente de Ia intaraccién grupo 2 grupo, sina de estas ots agentes de cambio de carscter global Consequentemente, e nacesario recorsiderar el concepto de “contexto cultural” y entender que ahora est somatido a inflvencise que van maz alli del dmbito de lo local Y 33, al proceso de enculturacion se encuentra mediade por poderaso mecanismas de difusion de productos culurales que les hacen llegar a todos los fincones del planeta. ‘enemas pues planteado el debate de la multiculturaidad social desde esta aparente paradoja. Por una parte, la cons- tatacién de la diversidad cuitural como una caracteistica con caeciente importancia en nuestra sociedad. For otra, Jos Fené- menos de globalirsci6n econémica social que, entre otras con- secuencias, aceleran los procesos de homogeneizacién cultural 2110 lao y ancho del planets En mi opinién, una propuesta adecuada de edueacién itercul- tural debe partir del andlisis de acta doble vertiente. Y asi sus objetives de educar para Vivir en contextas heterogéneas, crear cohesién social desde |a pluraidad, construir comunidad desde la diversdad 2 identitaris, deben entendere inceita: en ee conteae complejo y contradiceorio. La educacién intercultural, por tanto, no es la educacién para “los diferentes”. sean estas oitanas inmigrantes, estranjeros. Ni-siquiera es la adic sucesiva de todo lo anterior; la aten- Gan especiica de las diversas necesidades (culturales @ no) de los grupas-en presencia, identificades como "diferentes". La educacién intercultural debe huirde una concepcion este cha, focalizada 2 la detecctin y atencién de exta “diversidad”. spor alcantrario, una propuesta global: pretende, por encima de todo, cer una eiucacién de calidad ara todos, que haga de la diversidad y de Is desigualdad el centro de gravedad de sus propuestas. si entendid, la educacién intercultural deberia encargarse de: Organizar experiencias de socializacién basadas en valo res de igualdad,reciprocidad, cooperacion, integracign. Usilzar Ia divesiad cultural como instrumento de ‘aprendizaje social. Dotar ales alunos de destrezas de andlisi,valoracion y critica de Ia cultura Educar en ol compromizo conara el uco de la diferencia y la diversidad como Factores de discriminaci6n y/o de desigualdad. acacia treaty Poche Gitano Educar desde una perspectiva intercuitural debe ayudar, al fin, a que las personas sean capaces de entender “el valor y el ‘sentido de los infiujs explicites o atemes que estd recibiendo fen su desarrollo, como consecuencia de su partipacion en la ‘compleja vida cultural de su comunidad” (Pérez A, 2000.18). Para entenderta ac, la educacion intercultural debe apoyarse ‘en te: premisas fundamentales: una concepcéa diversa y com- pleja de [a diversidad cufmural, una comprensién cambiante:y ‘adaptative de la cultura y Ia apuesta por aprecior Ia realidad social y cultural coma un valer pesitivo, scocacnde Erashortecon Citones Revct mt31