Está en la página 1de 2

SEMINARIO “LITERATURA Y GUERRA”, PROF.

LAURA ESTRIN 2018

DECLARACIÓN MINNESOTA: VERDADES Y HECHOS EN EL


CINE DOCUMENTAL

Por Werner Herzog.

1. Por defecto de declaración el así llamado Cinema Verité está desprovisto


de verdad. Alcanza una verdad meramente superficial; la verdad de los
contadores.
2. Una figura representativa del movimiento Cinema Verité declaró públicamente
que la verdad puede ser fácilmente encontrada al tomar una cámara e intentar
ser honesto. Se asemeja al vigilante nocturno de la Corte Suprema que repudia
la cantidad de leyes escritas y procedimientos legales. “Para mí”, dice él, “sólo
tendría que haber una sola ley: los tipos malos deben ir a la cárcel”.
Desafortunadamente, en parte tiene razón, para muchos, la mayoría del tiempo.
3. El movimiento Cinema Verité confunde hechos y verdad, y así ara sólo piedras.
Aun así, algunas veces los hechos tienen un extraño y bizarro poder que hace
que su verdad inherente parezca increíble.
4. Los hechos crean normas y la verdad iluminación. (De la obra a la lectura, a la
teoría, a la crítica).
5. Hay estratos más profundos de verdad dentro del cine, y existe algo así como
una verdad última, estática y poética. Es misteriosa y esquiva, y puede ser
alcanzada únicamente a través de la creación, la imaginación y la estilización.
6. Los realizadores del movimiento Cinema Verité se asemejan a turistas que
toman fotografías entre antiguas ruinas de hechos.
7. El turismo es un pecado, y el viajar a pie una virtud.
8. Cada año en primavera grandes cantidades de personas sobre motos de nieve
atraviesan la fina capa de hielo de los lagos de Minnesota y mueren ahogadas.
La presión aumenta sobre el nuevo gobernador para que se implemente una
ley de protección. Él, ex luchador y guardaespaldas, tiene la única respuesta
sabia ante esto: “No se puede legislar la estupidez.”
9. El guante se declara arrojado.
10. La Luna es aburrida (algunos parecen que escriben en la luna…). La Madre
Naturaleza no llama, no te habla, aunque los glaciares eventualmente se tiran
pedos. Y no te pongas a escuchar la Canción de la Vida.
11. Deberíamos estar agradecidos de que el Universo, allá afuera, no conozca una
sola sonrisa.

1
SEMINARIO “LITERATURA Y GUERRA”, PROF. LAURA ESTRIN 2018

12. La vida en los océanos debe ser un absoluto infierno. Un inframundo sin piedad
de peligro permanente e inmediato. Un lugar tan infernal que durante la
evolución algunas especies, incluido el ser humano, se arrastraron y huyeron
hacia algún pequeño continente de tierra firme, donde las Lecciones de la
Oscuridad continúan.

Walker Art Center.


Minneapolis, Minnesota.
30 de Abril de 1999.

Traducción por Santiago Martínez Cartier y Amalia Infante.