Está en la página 1de 77
PSICODRAMA BIPERSONAL: SU TECNICA, SU TERAPEUTA Y SU PACIENTE ROSA CUKIER AGRADECIMIENTOS ‘A Nelson, querido compafiero que sostiene y estimula mis busquedas. ‘A mis hijas Karina y Vivian, por convivir razonablemente bien con esta madre inguieta, que siempre esté partiendo para algin lugar, y a mi hijo Renato, con el que discuti mucho, pero al final consiguié ensefiarme a manejar el computador. jUstedes son regalos que la vida me dio! A Guerry, también sobre el computador. jQué buen profesor que eres! A mis amigos, Sonia Marmelsztejn, Doroty Abramovich, Gisela Pires Castanho, Luis Falivene, Pedro Mascarhenas y Wilson Castelo de Almeida, por haber leido y dado valiosas contribuciones para este libro y, sobre todo, por estimularme para seguir adelante. A todos los compafieros de la SOPSP - Sociedad de Psicodrama de Sao Paulo -, a mis grupos de supervision y auto-dirigido con el Dr. Bustos, y al GEM - Grupo de Estudios de Moreno - jme gusta mucho intercambiar ideas y discutir psicodrama con ustedes! A algunos profesionales de nuestra area psico-afin, que conversaron gentilmente conmigo y me facilitaron datos historicos y técnicos que necesitaba: Antonio Carlos M. Godoy, José Roberto Wolf, Selma Ciumai, Vera Konigsberger... (Un fuerte muchas gracias! iQUE NINITA COMPLICADA! Dentro de mi vive una nifia herida. ~iPobrecital-diran todos-,Qué le pas6? -Mi padre fue asi, mi madre hizo aquéllo... Pero lo cierto es, que Rosa me acepté. La miro con piedad, {con tanta faltal, jtan lorosa! Me parece tan fragil la pobrecita, que me aproximo protectora ofreciéndole un refugio. -Podré defenderme?-me pregunta, jno permitiré que nadie me lastime? ~Su lealtad y su complicidad me tiene que prometer, inescrupulosamente dentro de usted, hasta que la muerte nos separe. No escucho la palabra muerte, hago menor el peso del compromiso propuesto. ‘Sélo oigo la suave entonacién de su voz. El pequefio-por favor-de su pedido, con la seguridad de que su dolor es muy profundo. Lo que fuera una répida aceptacién, se convirtié en un pacto Me transformo en ella, Ahora su dolor es mio también iSufre la madre y sufre la nifial j/TERAPEUTAS!...;pueden darme su bienvenida? Pasan los afios, yo cada vez mas cerca de ella, casi no consigo respirar. iEs muy exigente! Cuando amenazo con dejarla, cambia el disfraz, y consigue que me acerque nuevamente Me hace entrar en confusiones, y puede ser una pobre nifia otra vez. ‘Ablanda mi corazén y le permito vivir en él Soy esclava de esta niffa, ella es la que dirige {Cuando acabara?